Archive for Timun Mas

Reseña: Star Wars. Sinvergüenzas (Leyendas), de Timothy Zhan

sinverguenzasTimun Mas y Planeta Cómic publica temario para ir preparado al examen de la nueva película de Han Solo, el 24 de Mayo en cines. Preparando el hype más que nada. Gustoso de haber devorado otra historia de acción, una ideal para conocer muchos de los aspectos de uno de los personajes de la trinidad original. Y sí, en ocasiones, me llaman bicho raro. ¿Por? Por cosas como ésta: haberme leído Sinvergüenzas, de Timothy Zahn, en menos de una semana. Puedes llamar friki, weird o fanático lector a una persona por esa cuestión. O sencillamente intentar ver que lo leído lo vale. Es pura acción. Aunque por supuesto, no esperaba menos de una novela liderada por el protagonismo de tres caraduras como son Han Solo, Chewbacca y Lando Calrissian.

Los que seguís asiduamente Crónicas Literarias – Desde New York, ya sabéis que una de mis nuevas pasiones es haberme enganchado a leer toda esta nueva oleada de novelas que Timun Mas y Planeta Cómic están poniendo a disposición del aficionado. Ya he contado que nunca fui un fan acérrimo de la franquicia, pero que las nuevas pelis y cómics, me han hecho replantearme el tema. “Lo vivido” hasta ahora, me encanta. Después de unas variadas e ilusionantes novelas leidas del Universo Expandido, de momento, no encuentro piedra en el camino que me incite a dejarlo.

Los protagonistas de Zahn juntan sus talentos en Sinvergüenzas para entrar en la propiedad de un jefe de un crimen organizado. De un entorno tan hostil como son las tierras de la organización criminal Sol Negro. ¿Se puede decir y atraer tanto con tan solo una frase? En las novelas del Universo Expandido no escribe cualquiera. Si eres un aficionado a la literatura de Ciencia Ficción comprobarás que los escritores que hacen acto de presencia aquí, la mayoría, son autores de renombre fuera de la franquicia. Y dentro de este grupo de escritores está el señor Zahn. Nunca me ha decepcionado una novela de Timothy Zahn. Ya sea de Star Wars o cualquier otra novela. Un escrito del señor Zahn es sinónimo de calidad. Podemos empezar por ahí.

Sinvergüenzas está ambientada entre los eventos de Una Nueva Esperanza y El Imperio Contraataca. Liderados por Han Solo, Chewbacca y Lando Calrissian, los protagonistas de Zahn juntan sus talentos para entrar en un peligroso lugar. Dicen que hay que estar loco para infiltrarse en la fortificación de la organización criminal Sol Negro… Han Solo y su panda de granujas son algo más que insensatos, por lo que dicho plan no les atemoriza para nada. Forzar la caja fuerte más inexpugnable de toda la galaxia parece una misión curiosa para ellos. Sólo hay que rodearse de una buena panda de pícaros para eludir, engañar y vencer a matones fuertemente armados, droides asesinos y agentes imperiales; mientras se intenta el robo del siglo.

Decir algo más, podría spoilear la historia. Pero tendré cuidado. Hay planes que funcionan y planes que no. Hay agentes dobles y llamadas inesperadas. Y hay todo tipo de cosas que provocan que las películas de atraco más famosas y ciertos argumentos, los tengas en mente. Pero claro, ninguno de ellos eran divertidos en el sentido de ver entre ellos wookiees corriendo, capsulas de escape por doquier y pistolas blaster trabajando por un tubo. Sí que puede lastrar algo la abundancia de personajes. Fuera de los miembros de la Trilogía Original, reconocí algunos personajes de otros libros de Zahn, y hay enlaces significativos a otras entidades del Universo Expandido, sobre todo, a la nombrada organización criminal Sol Negro; creada para Shadows of the Empire. Tanto el equipo de atraco, como los miembros de sus diversas fuerzas enemigas son tantos en número y papel que es fácil perderse un poco. Más que nada, tener presente su rol de equipo, como el ladrón de naves o el ladrón de gatos, por ejemplo. No obstante, Zahn cuenta una historia tan trepidante, que la sacas adelante sin problemas. Intercambia lugares y piezas de manera tan efectiva, que para nada tienes que volver a leer algo, para aclararte.

Sinvergüenzas me recordó mucho a las aventuras de Han Solo, de Brian Daley. Historias que me encantan desde que las descubrí. Me gusta la idea de ver a Han y Chewie solos, independientemente de la Rebelión, sus lazos y complicaciones. Ahora que lo pienso, quizás por eso devorara la novela a un ritmo tan endiablado. Sinvergüenzas es una pieza de acción/aventura directa e independiente. Hay referencias a personajes, lugares y eventos en la lucha global de Rebeldes versus Imperio sí, pero en general, aquí el tema es otro. Un contexto divertido y ameno. Por supuesto, basado en el refrán «Quién roba a un ladrón…».

Reseña: Star Wars. La Prueba, de Troy Denning

star-wars-la-pruebaHan pasado ya unos días desde que terminé, y aún le estoy dando vueltas al final o mejor dicho, a qué temas se tratan en realidad en Star Wars: La Prueba. Aún no estoy convencido de que la última novela de Troy Denning indique realmente el retiro de Luke, Leia y Han. Al menos, espero que no. Estamos ante una novela que, a pesar de que trata sobre el trío famoso, Denning consigue crear otros hilos interesantes sobre los personajes de los que creíamos saberlo todo. Contando que además da voz a algunos personajes fascinantes como Omad Kaeg, quien difícilmente no te caerá bien pero que engreído e ingenuo, tiene gran corazón y durante toda la trama no puedes evitar imaginarlo como ese hijo que Han siempre quiso tener.

De esta nueva oleada de novelas, ediciones geniales en formato tapa semidura que está publicando en Timun Mas & Planeta Cómic gracias al momentazo que estamos viviendo, es la primera novela de Troy Denning que se publica respecto al Universo Expandido. Y espero que no sea la última. Es un autor muy considerable en USA respecto al fantástico.

Troy Denning (1958) es un autor de Fantasía y Ciencia Ficción que ha escrito más de dos docenas de novelas. Desde pequeño fue un ávido lector y cuenta que a los catorce años ya había escrito unos ochenta “notebooks” y ya comenzaba a recopilar cantidad de cartas de rechazo de las editoriales. ¿Qué provocó que no lo dejara? En su décimo octavo cumpleaños, recibió una carta de rechazo muy amable del famoso editor de CF Ben Bova, con una nota escrita que le agradecía el envío y le incitaba a seguir intentándolo. Años después, Denning se unió a TSR como diseñador de juegos y también se unió al departamento editoral, donde escribió la tercera novela en TSRs, Waterdeep, una novela que se convirtió en súper ventas del New York Times. Denning dedicó entonces su tiempo a crear novelas para los diferentes mundos de AD&D (Dark Sun, Forgotten Realms, Planescape). Pero Denning también es autor de varias novelas de Universo Expandido de Star Wars; incluyendo Invincible, el noveno y último libro de la serie Legacy of the Force, que salió en 2008 y que espero ver por estos lares. Un autor que participó también en la serie Destino de los Jedi, The New Jedi Order: Star by Star y Dark Nest Trilogy. Toda una serie de novelas hasta llegar a La Prueba (Crucible), la última que lanzó en 2013 y que hoy os traigo.

En Star Wars: La Prueba priman los personajes, y no solo el famoso trío. Os he hablado de Omad Kaeg, pero también está Dena Yos, cuya lucha interna para ejercer un sentido de libre albedrío contra el determinismo programado casi que crea una intriga interna en la novela. Hay un aura de misterio que se desarrolla a lo largo de los primeros capítulos, especialmente en lo que se refiere a quiénes son los villanos reales, que te mantiene en vilo hasta el final. Así como otros hechos destacables: la revelación de Savara Raine como Vestara Khai, el arco de la historia de Mortis que quedó sin resolver al principio, las pistas para ver si Luke realmente va a descubrir o no el hogar de los Celestiales…

Star Wars: La Prueba es un libro que en USA sufrió grandes críticas. Toca temas que para algunos fans (fanáticos obnubilados, diría yo) son casi tabúes. Si lo sabes ver, y si lo haces sin “haterismo”, te darás cuenta que la nueva novela publicada por Planeta Cómic tiene buenas cualidades. Me encanta que Han y Leia sigan fortaleciéndose después de todos estos años. Me gustan los pequeños momentos que ilustran y como de sincronizados están, cuando sabes leer entre líneas. Como os he dicho, Vestara Khai está en la trama y me sorprendió lo leal que es a sus formas Sith. Es sin duda la villana más atractiva de cuantas he visto en este universo. Star Wars: La Prueba plantea dos desafíos o ideas respecto a la Orden Jedi. Una es la idea de que casi por error se están entrenando potenciales enemigos para un futuro. La Orden Jedi de Luke ya ha hecho esto unas cuantas veces, pero aquí finalmente lo están bordando. Además, se plantea la causa de como un grupo de Maestros Jedi se pregunta si la expulsión de un candidato es una opción, o un empuje al Mal. El otro desafío Jedi proviene de su estado externo. Se espera que se repriman muchos conflictos internacionales que no hacen otra cosa que crear enfrentamientos inútiles, pero dañinos.

Creo que lo que dolió a la gente, es la falsa promoción que se hizo en USA con Star Wars: La Prueba. Se vendió como la historia en donde Han, Leia y Luke deciden finalmente retirarse. Y no es así. Diría que, a groso modo, trata sobre como la piratería regional y el empuje corporativo se convierten rápidamente en otra amenaza para todos. Para toda la galaxia.

Reseña: Star Wars. Linaje, de Claudia Gray

linaje«Por fin, una novela del Universo Expandido en la que encontrar una Leia más madura». Esto leí por ahí y me atrajo tanto que decidí retomar uno de mis nuevos hobbys: las novelas que Timun Mas y Planeta Cómic están publicando conjuntamente en esta nueva época dorada de Star Wars. Además, Linaje, que por cierto es la última que ha visto la luz de la siempre recomendable Claudia Gray, se encuentra en una posición única entre los libros de la saga. Es la primera novela que me he encontrado más cercana a El Despertar de la Fuerza que a El Retorno del Jedi. Una vuelta tremendamente conseguido, a la ambientación y trato de los personajes de las antiguas novelas del Universo Expandido. Y casi sin hacer ruido se coloca cuidadosamente dentro del nuevo universo canónico, diría yo.

Sí que es cierto que he encontrado algo raro. La estructura de la trama no está tan bien construida como en la novela debut de Claudia Gray (Star Wars: Estrellas Perdidas). No obstante, Linaje trae nuevos personajes multidimensionales y una historia sólida en una trama que alterna historia política y guión de acción y aventura. Nos encontramos que, harta de las luchas internas en el Senado Galáctico, Leia quiere renunciar a su posición. Sin embargo, algo cambia en ella cuando un grupo de mercenarios y un Senador Primario (creo que lo llaman así) demandan su atención. A su lado, el senador Ransolm Casterfo, cuya colección de artefactos imperiales complica su propia devoción por la Nueva República, es todo un personaje gris, que me ha encantado. Con muy poco, dice mucho.

Star Wars: Linaje tiene un comienzo realmente original aunque sin acción. Se habla de la dedicación a una estatua gigante a Bail Organa, un buen gancho emocional que se relaciona directamente con el tema de la relación de Leia con su padre adoptivo. Pero también con algunos aportes sobre el progenitor real Darth Vader. La trama se va complicando a medida que gradualmente se van narrando cosas sobre la historia que une la vida personal de Leia, con el clima político y el conflicto armado. Debido a que los personajes viajan de planeta en planeta con bastante frecuencia y la perspectiva cambia a diferentes grupos de personajes; como os decía al principio, vais a encontrar en Linaje una novela que tira de todas-todas al estilo antiguo de las novelas de aventuras en el espacio que los primeros relatos pretendían. O incluso lo que muchos vimos en aquellos cómics de los geniales autores como Chris Claremont, Godwin o el dios Buscema. Con esquemas bien fijados de la historia además, que hace que el elenco de personajes en su conjunto funcione bien. Incluso cuando no están juntos.

Star Wars: Linaje comparte la idea de asistir al nacimiento de la resistencia antes de El Despertar de la Fuerza. Eso se consigue. De los nuevos personajes (cada uno de los cuales tiene su propia motivación y una perspectiva poderosa), con más de uno te identificas. O tal vez con Leia, quien, como única mujer del famoso trío original, no está en el punto de mira tan a menudo como sus homólogos masculinos. Se consigue todo lo sugerido en parte por que se muestra a una Leia creíble, sensata, cuya voz suena tan precisa y cortante como lo era en sus primeras películas. Su caracterización es consistente. No hay nada nuevo sobre Leia, pero lo aclaro, tampoco es que sea necesario separarla en las novelas de su carácter principal.

Al fin y al cabo, la trama tiene que ver con la revelación: con la galaxia sopesando el heroísmo de Leia contra la villanía de su padre. También sobre el amanecer de la Resistencia y la Primera Orden. Aquí hay algunas respuestas para los fanáticos que sienten curiosidad por saber algo más sobre el desarrollo de El Despertar de la Fuerza. Como he oído cosas por ahí que no comparto, así que para los lectores que busquen alguna intriga sobre los orígenes de Ben Solo, esas dudas probablemente serán mejor atendidas en el Episodio VIII. Aunque Linaje aporta una información que es puro oro: se revela una información en particular sobre el problemático hijo de Leia, que debería proporcionar mucha conversación entre los más adeptos.

Esas almas propensas a las teorías, de las cuales muchas se vienen abajo con cada nueva película (ahí que dejar trabajar a los guionistas, amigos); aquí encontrarán también una reveladora escena final de Leia ante Vader… Una escena particularmente efectiva al final del libro.

Reseña: Consecuencias. El Fin del Imperio, de Chuck Wendig

star wars_elfindelimperioA un día de uno de los grandes estrenos fílmicos de la historia de Star Wars, os vuelvo a aportar otro cachito de este Universo Expandido que cuando no sale de la mano de Claudia Gray, lo hace de la mano de Chuck Wendig. Que todo haya vuelto a resurgir, que Star Wars esté de nuevo aquí, con nosotros, ahora, a doquiera que miremos, en mi opinión, no solo es culpa de la enorme compra-todo Disney. Tiene mucha culpa también esa tapada gestión (solo durante unos años) de toda una cantidad de autores centrados en los llamamientos de una editorial y sobre todo de una generación de fans de Star Wars, que pedían más. Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi obviamente va por otros derroteros. Pero recordad que en este mundillo, todo-todito-todo está relacionado. Y más tarde o más temprano se tirará de algún lado y se encontrarán algunas caras. Porque aunque toda esta historia se desarrolla en una galaxia muy, muy lejana, en realidad está muy, muy cerca de nosotros. No sólo por todo el material que acarrea cada nuevo film, también por la de cómics, novelas basadas en la franquicia que nunca vieron la luz o que aún no habían aterrizado aquí y que ahora lo hacen. Y que gracias a la renovada moda volvemos a tener a mano. Las culpables son las mismas. A las que hay que agradecer todo esto. Timun Mas, Planeta Cómic…, en definitiva, toda la labor editorial que está haciendo Planeta.

El Fin del Imperio es la novela final de la trilogía de Chuck Wendig que concluye la serie Consecuencias (Aftermath). En esta ocasión nos reunimos con el escuadrón de Norra Wexley mientras continúan la caza de la ex Gran Almirante Imperial Rae Sloane después de su aparente traición al final de Consecuencias: Deuda de Vida. Sin embargo, parecen no saber que Sloane estaba siendo manipulada por el sombrío Gallius Rax, ex asesor del difunto Emperador Palpatine. Y este temible enemigo está decidido a “recoger” a su antigua aliada en el planeta desierto de Jakku…

Pero un momento, retrocedamos un poco para el que aún no sepa nada. En Consecuencias, la primera novela, los dejamos en escena y junto a otros personajes como Sinjir Rath Velus, Jas Emari, Jom Barell y Mister Bones, siendo enviados a conseguir algunos objetivos imperiales a sugerencia del Almirante Ackbar. Armados con holocrones de datos que Temmin robó a su antiguo señor. Como le gusta hacer a Wendig, ya en el principio de la historia, entramos de lleno a la acción, tratando de secuestrar a un Imperial de un bastión del sindicato del crimen. Pero Norra Wexley se emperra en perseguir con desdén a la Gran Almirante Rae Sloane y resto de líderes del Imperio a través de la galaxia. Los cazados oficiales son llevados ante la justicia, pero Sloane consigue escapar, y los rebeldes la temen, ya que si hay alguien capaz de restaurar el antiguo régimen, esa es ella. Es entonces cuando la intensa búsqueda se interrumpe cuando Norra recibe una petición urgente de la Princesa Leia… Deuda de Vida era una novela mucho más eficiente que su predecesora Consecuencias. El enfoque y el propósito son más claros y gozaba de una tremenda acción.

Ahora con El Fin del Imperio llegamos al final de un trilogía que crece en importancia con el avance de las páginas. Como es el caso de muchos libros de Star Wars, la historia en El Fin del Imperio se puede dividir ordenadamente en dos. La primera mitad se centra parcialmente en los viajes de Norra y Sloane hacia Jakku, que avanzan lentamente a medida que se construye la inevitable confrontación. Y la segunda es el objeto, recapitulación y las consecuencias que ha generado la última batalla vivida.

Me entero que, Rae Sloane, uno de los personajes más fascinantes que he conocido en este Universo Expandido, en especial, en estas novelas recientemente publicadas, tiene su mayor auge aquí. La podemos encontrar en una situación muy diferente a donde leíste anteriormente; llena de ira por la dirección a la que Rax ha llevado a su amado Imperio. Otra cosa que mola bastante y que aporta esta trilogía, es la oportunidad de aprender más sobre el duro entorno del planeta Jakku. Que en mi opinión es una personaje en sí mismo. Con todos sus integrantes y algunos de los grupos que allí viven como la repugnante Niima the Hutt y sus seguidores de culto, al más puro estilo Indiana Jones y el Templo Maldito.

Algunos fanáticos pueden sentirse decepcionados al ver que Leia y Han Solo no juegan un papel importante aquí como lo hicieron en Deuda de Vida. Sin embargo, sí que tienen “su momento”. Y no dudéis que el mayor atractivo de la novela es la muy publicitada Batalla de Jakku, que deja al planeta en el estado en que lo encontramos en El Despertar de la Fuerza.

No me digáis que los patrones unidos así no molan. Es muy chulo descubrir la de semillas que Chuck Wendig planta con sus novelas y como encaja los puzzles al final. Una trilogía bastante rica en todos los aspectos.

Reseña: Leia, Princesa de Alderaan, de Claudia Gray

leia¿Os hacéis una idea? Por alguna razón Timun Mas y Planeta Cómic han decidido traernos estas novelas tan recomendables. ¿Un modo de saciar el ansia que nos gobierna a todos de ver/vivir/leer más y más cositas de Star Wars? Pues sí. Y eso que el Episodio VIII está a la vuelta de la esquina. Aun así, novelas que ayudan, ponderan, insinúan y te sitúan. Para indagar en: ¿qué hubiera pasado sí? ¿qué estará ocurriendo en…? Un todo. Novelas para adultos, para jóvenes… El eterno mal del frikismo es ver gente diciendo que nuestros gustos son cosas orientadas a jóvenes. Aunque se ve cada vez menos, es cierto, pero lo bueno de verdad: cine, libros, cómics; ese trío-tandem les está comiendo el terrreno a todos lo demás. Y sólo les queda unirse…

La princesa Leia Organa de Alderaan siempre ha sido muy consciente de su suerte. Desde la infancia, es conocida por ser adoptada como heredera de Alderaan. Es una verdad que todos en su planeta, por no mencionar el resto de la Galaxia, también conocen. Pero eso nunca ha detenido a Leia de sentirse amada, o como si fuera parte de una familia, aunque extraña. Sus padres adoptivos, el Canciller Bail Organa y la Reina Breha Organa, no han mostrado nada más que amor incondicional hacia su hija. A cambio, Leia nunca ha cuestionado realmente a sus padres biológicos, ya que tiene toda la familia que podría querer tener un niño sin padres. Y los tiene a su vera. Pero el año en que Leia cumple dieciséis años se somete a los ritos habituales de ser confirmada como heredera real (completando tres desafíos: corazón, mente y cuerpo), y todo cambia inexplicablemente. Su padre, una vez tan cariñoso y cercano a su hija, parece distraído y distante. Incluso cuando Leia está estudiando en su habitación para actuar como miembro de la asamblea juvenil del Senado. Su madre, Breha, también parece estar completamente preocupada con sus tareas como contable y siempre planea un banquete después de…, cada banquete. A menudo sin explicación ni discusión. Leia Organa nunca se ha sentido tan sola. Pero Leia es una chica pragmática y se ha propuesto mostrarle a su familia y al resto de la Galaxia que toma en serio su papel de princesa de todo un reino. De todo un planeta. Por lo que decide dar la cara ante sus desafiantes reales. Y así, con su corazón en la mano, elige ofrecer ayuda humanitaria a un planeta particularmente empobrecido por la guerra y la ocupación Imperial. Y una vez que aterriza en el planeta, se da cuenta del error cometido…

¡Santas Pascuas, qué libro! Sabes que un libro es bueno cuando empiezas a abstraerte con él. Cuando todo tu alrededor empieza a disolverse mientras lo lees en el metro, en tu sillón de lectura favorito, en realidad, en cualquier sitio y momento que se precie. Encuentras en el nuevo libro de Claudia Gray que Leia es poderosa en muchos niveles, desde la caracterización hasta su relación costumbrista con el sentido del deber. Que se convierte en un personaje que mola bastante más. Leia, Princesa de Alderaan (¡Oh, condenado Alderaan!) te sumerge en los desarrollos de una trama que nos muestran cómo Leia se involucró en la Rebelión, y a todo lo que ella tuvo que renunciar para convertirse en la mujer que más tarde derrocaría al Imperio.

Comencemos por lo obvio, maldita sea, Claudia Grey tiene una habilidad especial para la voz de este personaje. Después de leer y engancharme a estos libros con Estrellas Perdidas, estuve encantado de saber que Gray volvería con el personaje en esta novela tan esperada. Centrada, en uno de los personajes principales de la saga. Una novela que detalla el ascenso de Leia como rebelde y líder y digo más: una historia que merece un film por sí misma.

Me lo temía, Leia, Princesa de Alderaan ha cambiado mi visión del personaje. Ahora para mí ella es diferente, incluso, me paro a pensar en “todo lo que ha vivido” cuando vuelvo a visualizar las pelis. Recuerdo lo ocurrido aquí: la pérdida devastadora pre-Alderaan que marcará su desarrollo narrativo. Pienso en los libros en los que aparece, cómics y películas posteriores; y ahora entiendo ciertos comportamientos que no entendía. Cosas como leer como Leia regresa a Naboo, se une a la Reina actual y como es sabido, cae en una de las trampas más aterradoras que recuerdo en este Universo… My friends, eso sí ha sido toda una aventura.

Reseña: Star Wars. Discípulo Oscuro, de Christie Golden

starwars_discipulooscuro¿Con el paso del tiempo baja un poco el hype? Mmmm, no sé yo. Depende de como te lo montes. A los que ya amamos esto, nos gusta retroalimentarnos con más combustible, sea cual sea el ramal que se toque del Universo Expandido. Para ello, y en principio, sólo para nosotros Timun Mas y Planeta Cómic deciden seguir aportando combustible para los incondicionales fans. ¿Un modo de saciar el ansia que nos gobierna a todos a la espera del PRÓXIMO CAPÍTULO es ver/vivir/leer más y más cositas de Star Wars? Pues sí. Indagar. Una novela para adultos, para jóvenes… Tramas amenas por encima de todo y palomiteras. No sé por qué se molesta cierta gente en que se diga que Star Wars está orientado a jóvenes. ¿Acaso ellos eran ya viejos cuando nos llegó la trilogía inicial? Un mundo hecho para todo aquel que quiera sumarse a ella. No hay más palabras, señoría…

Star Wars: Discípulo Oscuro, de Christie Golden es una mirada única a dos polémicos personajes. Una historia, una exploración al crecimiento personal de una mujer y toma única y moral de la Fuerza. Pese a todo, cuando comienzas a leer, con el paso de las páginas, gozas de cierto desasosiego, percibes que algo falta (está muy bien conseguido), te hace seguir leyendo pero codiciosamente, cavando y cavando a través de las páginas para encontrarlo. La historia ha sido escrita y ambientada en la campaña de las Guerras Clon, de Katie Lucas, Dave Filoni y Matt Michnovetz. Adaptada a ese bélico entorno, Christie Golden hace una exploración sincera de la conexión de Asajj Ventress con las Hermanas de la Noche. Problemas que atenúan un poco al principio todo el problema belicoso que proponen las Guerra Clon y ofrecen una historia madura que parece entibiarse al principio…, pero solo al principio.

La novela sigue a Ventress y Vos y a un equipo de apoyo de regulares a través de una serie de misiones. Aunque con una principal en mente: la eliminación total de…, un momento, esperad, esperad, aclararé quiénes son cada uno, para los que no estéis muy al tanto. Dice la sipnosis: «En la guerra por el control de la galaxia entre los ejércitos del Lado Oscuro y la República, el antiguo maestro Jedi convertido en Lord Sith, el Conde Dooku, está empleando tácticas cada vez más brutales. Cuando Dooku ordena la masacre de una flotilla de indefensos refugiados, el Consejo Jedi comprende que no tiene más remedio que tomar acciones drásticas: perseguir a ese demonio y matarlo. Derrocar al villano. Al mismísimo Conde Dooku. Pero Dooku es escurridizo además de una presa peligrosa. Así que el Consejo toma la audaz decisión de aunar el poder de los dos lados de la Fuerza, emparejando al descarado caballero Jedi Quinlan Vos con la infame Asajj Ventress, una antigua acólita y desertora Sith… Los Jedi quieren detener a Dooku de una vez por todas, y piensan que formar a una de sus ex-alumnas para dicha misión, es la mejor manera de hacerlo.

Naturalmente, Vos y Ventress no se llevan bien al principio, pero las cosas se mantienen. Ahí es donde la novela captura gran parte de la diversión. El amor de Quinlan Vos por la Orden Jedi esplende en escenas tempranas bien descritas (Padawans excesivamente solemnes y chiquillos de cachorros Squirmy…), pero situaciones que también gustan ver como la visita de Asajj Ventress y lo incómoda que se siente en el baluarte de su viejo enemigo La República; donde la mayoría de los Jedi son opuestos a Ventress. Pero no necesariamente por su filosofía, sino por la enorme experiencia en combate que tiene. Y bueno, cada vez es más evidente la amargura de Ventress y como siente que pierde poco a poco la fuerte conexión platónica que tenía con su antiguo maestro Sith (Dooku jamás la correspondió). Y ahí precisamente se desata el momento más fuerte de la novela, ahí está realmente el resultado de una historia completamente diferente, la masacre de las Hermanas de la Noche…

Y no contaré más. Christie Golden hace también un buen trabajo con otros personajes establecidos de Star Wars. El Comandante Cody sólo aparece brevemente, pero en una escena moral que merece la pena leer. Algunos de los ganchos emocionales funcionan. Vos y Ventress no son para nada una pareja eterna pero mola ver la no y la sí relación. Christie Golden dijo en una entrevista que Discípulo Oscuro era una historia sobre personas que toman malas decisiones.

Christie Golden es una de las escritoras número uno en ventas del New York Times, con más de treinta novelas, entre las que se incluye algunas de Star Wars. Sus trabajos más mediáticos incluyen una saga vampírica, más de una docena de novelas de Star Trek y múltiples novelas de World of Warcraft y StarCraft. Sí, es de las nuestras.

Reseña: Star Wars. El Resurgir de la Fuerza Oscura (Leyendas), de Timothy Zhan

starwars_elresurgirdelafuerzaoscuraLo sigo diciendo sin miedo a nada: sin ser un fiel incondicional de Star Wars, sí que podría decir a estar alturas que a lo tonto-a lo tonto, casi que podría asegurar saber bastante más que algunos fans incondicionales. Todo revierte en estar leyendo y saboreando muchas de estas historias, la mar de entretenidas, más que los episodios I y II por ejemplo, que en definitiva comprenden el Universo Expandido. Gracias a estas nuevas ediciones de las novelas de Star Wars que Timun Mas junto a Planeta Cómic están editando cada poco…, para tener al fan puesto, cada vez más puesto en su franquicia favorita. Y ahora uno quizás ya sepa demasiado. ¿Nunca se sabe demasiado? Díselo a la que se sienta junto a ti frente a la pantalla y tiene que soportar la cantidad de comentarios “sabiondos” que salen de tu boca. Mira nena: ese tío está en ese planeta ahora pero en realidad fue un soldado imperial que lo dejó y huyó porque… Y ese wookie nada tiene que ver con Chewbacca pero tiene un gran historia detrás en una cárcel. ¿Quieres saber más? Ella ni te mira y dice: Tal vez, pero cuando acabe la peli…

Un sabiondo, o mejor dicho un tío que le gusta tanto un tema que quiere compartirlo a cada momento. En uno de esos sí que me he convertido yo. Pues mola saber cada vez más y más y recordar batallitas que sucedieron de algún modo en otra parte del universo de Star Wars. Mientras en otra parte se procede a la destrucción de la Estrella de la Muerte, por ejemplo. Obviamente el éxito de todo este nuevo resurgimiento se deduce fácil. Una franquicia tan grande debe rodearse de los mejores asesores. Tienen pasta para pagarles. Timothy Zahn (1951) es un escritor estadounidense de Ciencia Ficción, ganador del Premio Hugo a la Mejor Novela por Cascade Point. Nada de novatos. Alguien puesto en el tema. Nominado al Premio Hugo en 1983 por la novela corta Pawn’s Gambit. Y nominado de nuevo al Premio Hugo en 1985 por la novela corta Return to the Fold. Zahn ha escrito varias novelas ambientadas en el Universo Expandido de Star Wars. Un universo que aunque nunca fue considerado canónico por LucasFilm, cuando Disney compró la franquicia y todo el Universo se rearmó, sí que empezaron a tener relevancia y a ser unidos ciertos parámetros. Y todo va cuadrando de tal forma que asusta.

A la vez que mola.

Llega por fin la continuación a Heredero del Imperio, novela que fue reeditada en 2016 y que se situaba no mucho después de los sucesos ocurridos en El Retorno del Jedi. La segunda novela de la denominada “Trilogía de Thrawn” está protagonizada por los personajes clásicos y eso mola mogollón. El Resurgir de la Fuerza Oscura continúa la trama y tema introducido anteriormente donde la Nueva República se encuentra bajo ataque en todos los frentes militares y políticos. Los Nohgri siguen tratando de capturar a Leia, que eventualmente viaja a su mundo natal en un intento de hacer una especie de tregua y conquistar de nuevo la República. Embarazada de gemelos Jedi (algo que mucha gente no sabe) intentará que una poderosa raza alienígena se alíe con ellos. Y Talon Karrde y Mara Jade se encuentran a la carrera, perseguidos, ttt_dfrde base de operaciones en base de operaciones. Delta Source sigue revelando todo tipo de información sensible al Imperio, cosas conocidas sólo por aquellos que están en los niveles más altos de poder. Y al fondo, tirando de todas las cuerdas posibles de la trama, está el Gran Almirante Thrawn. El cual, tras ser derrotado en Sluis Van, continúa con su incansable búsqueda de buques capitales para apoyar a su nuevo ejército clon… Todo un argumento que me mantuvo pegado a mi sillón de lectura favorito, con un ritmo alto constante que no decae. Pude seguir lo acontecido a la derrota de Darth Vader, el Emperador y la maléfica Estrella de la Muerte. Sin embargo, lo que permanece es una frágil República nacida tras una victoria pírrica. El despiadado almirante Thrawn ha tomado el mando de los restos de la Flota Imperial y lanzado una masiva campaña con el propósito de destruir esa debilidad que queda. Una batalla ganada no decide la guerra.

Por otro lado, Han y Lando Calrissian luchan contra el tiempo para descubrir pruebas. Mientras un nuevo Jedi Oscuro, surgido de las cenizas, con un plan trazado busca hacerse con el mayor Jedi que aún anda perdido sin saber qué camino tomar. Y en el horizonte toda una flota de casi doscientos Dreadnaughts esperando ser encontrados.

Una vez más Tim Zahn ofrece una divertida aventura de Star Wars en la mejor tradición de las películas. Sabe cómo diseñar un gran hilo, lo lleva bien, de forma enérgica para que “nunca te bajes del burro”. Gracias a que el autor tiene trabajos anteriores en la franquicia, se da el lujo de establecer conexiones y cameos con lo que nos incita a regocijarnos si nos percatamos de ello. Esas mismas anécdotas que después le contamos a nuestra pareja frente a la pantalla. En cada revisionado. Y ella o él quizás, sólo quizás, querrá oír… Después de la peli.

Reseña: Star Wars. Catalizador. Una novela de Rogue One, de James Luceno

catalizador-rogue-one-james-lucenoEl universo expandido. Inconmensurable. Infinito. Inmortal. Imperecedero. Inmarcesible. Y por mucho que entidades malévolas alternas lo deseen: indestructible. Toda una saga. Una incansable obra que abarca bastante más allá de lo que su autor quiso proponer en su día. Lectores fans. Autores fans que han decidido que hay mucho más que desvelar, hallar y contar en la más inmensa saga cósmica ideada en el tercer planeta a partir del Sol. Por supuesto, hablo de Star Wars y todo lo que hay detrás. Tramas, secuelas, precuelas, spin-offs, nunca mejor dicho todo un universo dentro del Universo que no para de crecer. De expandirse. De ahí lo del Universo Expandido, ¿no? Lo he comentado en alguna ocasión: nunca fui un alto friki de Star Wars y eso que viví sus inicios en mi niñez. Pero con los años, con tanta publicidad por parte de los amigos y con un punto clave, el juego de rol que publicó en los 90s la desaparecida JOC Internacional; uno terminó por unirse de alguna forma. Desde entonces, sí que me gustaba darle un tiento a cómics y libros que de algun modo caían en mis manos. Y bueno, con el paso del tiempo, uno ya casi llega hecho un enorme friki-wars a esta nueva época que inició el Episodio VII.

Al igual que otros títulos que están viendo la luz en cómics y novelas, publicadas en nuestro país por Timun Mas/Planeta Cómic, Star Wars: Catalizador muestra mi afición a sendas aventuras alternas de las franquicias más potentes. Amo esa idea de profundizar en ciertos lugares concretos de un mundo de ambientación tan enorme, por los que nadie se pregunta. Al igual que con Luke Skywalker y las Sombras de Mindor, o Estrellas Perdidas, he encontrado una novela en toda regla de trescientas y pico páginas que se devora en un plis. Con un diseño interior fabuloso y peliculero, trama con la que pasar un tremendo rato palomitero de Ciencia Ficción, el excelente cuento precuela de ya una precuela como fue el film Rogue One; revela retos, encuentros y desencuentros que no esperaba.

James Luceno lleva a los lectores en  Star Wars: Catalizador a un viaje por las Guerras Clon de los primeros tiempos del Imperio centrándose en el pacifista Dr. Galen Erso (el padre de Jyn Erso, la heroína de Rogue One), junto al ambicioso Teniente Comandante Orson Krennic. Como protagonista de la novela, Galen (interpretado por el gran Mads Mikkelsen en la película) demuestra ser un personaje bastante más entrañable de lo que pueda parecer en el film. A pesar, del lenguaje científico denso que usa en Catalizador. Pero es el prota y como tal, te harás con su idea de ver el mundo, la idea de un brillante especialista en energía enamorado muy mucho de su familia. Y os diría que incluso me resultó carismático Krennic (ay, ese amor por los malos siempre), el cual se sienta justamente al otro lado del espectro moral e incluso resulta ser la estrella de la novela para mí. Pues encantador y peligroso en la misma medida, se da cuenta de que la investigación de Galen sobre los cristales de kyber (que los Jedi usan para alimentar sus sables láser) es vital para que la Estrella de la Muerte funcione y así pasa gran parte de la historia manipulando a su viejo amigo.

Representando el elemento criminal de la galaxia tenemos al contrabandista Has Obitt, quién está totalmente al día de las maquinaciones de Krennic. No obstante, demuestra ser un personaje también suficientemente atractivo, pero su participación en la narración…, no es ni de lejos tan fascinante como cuando sale el villano Imperial o Erso.

El autor James Luceno equilibra la historia de Galen y su descubrimiento científico con las maniobras políticas de Krennic. La primera sección de la novela tiene lugar durante las Guerras Clon y lleva al lector a la corrupta República. Son capítulos algo lentos pues añaden bastante información sobre la época; sin embargo, a medida que aprendes más sobre los orígenes de la estación de batalla, el papel de Krennic en su producción y el paisaje político que permite que el proyecto comience, junto a los desafíos que enfrenta la familia Erso, son toda una delicia. En especial, me encantó la última parte de la historia (que tendría lugar después de La Venganza de los Sith), cuando encontramos un Krennic cada vez más despiadado, dandole los últimos retoques al proyecto de la Estrella de la Muerte para su tan deseada terminación…

Luceno pinta una imagen vívida de cada lugar que nos presenta en la novela. Y ahora insisto. Hay que ser consecuentes. Star Wars: Catalizador la disfrutarás a tope sólo si has visto el film Rogue One. Puedes leerla de forma independiente, sí. Y después ver la peli, sí. Pero no será lo mismo. Te lo aseguro. Aunque sea una precuela de esa precuela, el orden ideal es el que digo. Así es como te encantará. Y te molará ver como el autor utiliza ese magnifico estilo de escritura tan orientado al detalle, con especial atención a las relaciones cambiantes entre los personajes. Y veréis como lector, como os enganchará sobre todo las dinámicas conversaciones entre Krennic y los Erso. En especial, con el paso de las páginas cuando el peligro se van acrecentando. Tanto que el nerviosismo llegó a mi estómago y tuve que acabarla en la última sentada sí o sí.

Reseña: La Noche del Cazador (El Códice de los Compañeros I), de R.A. Salvatore

lanochedelcazadorCon facilidad se puede deducir que voy alternando géneros en mis constantes lecturas. Tengo una enorme pila como la mayoría de vosotros: adelanto, retraso, vuelvo a adelantar, vuelvo a atrasar títulos… Según las ganas. Sí, en el fondo, todos parecemos sacados del mismo patrón de tela friki setentero, ochentero o noventero. De pronto me da un CHUM!, y quiero leer Ciencia Ficción, de pronto un CLAC! y quiero Terror; pocas veces me da un BAMBUIN!, y deseo leer Fantasía pero cuando me da…, menudo atracón. Y como todos, intento recurrir a los mejores, o a los que alguna vez me hicieron disfrutar de lo lindo. Sabréis de sobra (¡¡y si no a qué esperáis!!) que una de las mejores obras de Fantasía “actual” son las maravillosas sagas del elfo oscuro creadas por R.A. Salvatore. Es lógico que al tener bastante éxito y siendo Salvatore un autor tan prolífico, pues hayan brotado decenas de titulos a elegir. El elfo albino es el protagonista de su saga más larga. Drizzt Do’Urden y sus compañeros. Comprenden varios tomos que ha ido reuniendo Timun Mas en unos maravillosos Ómnibus para coleccionista; por trilogías o publicados individualmente.

Disfruté muy mucho (como todo el que conozco) con la trilogía de El Elfo Oscuro (La morada, El exilio y El refugio). Gocé bastante con la trilogía de El Valle del Viento Helado (La piedra de cristal, Ríos de plata y La gema del halfling). El Legado del Drow (El legado, Noche sin estrellas, Cerco de oscuridad y Luz en las tinieblas) me dejó algo descuadrado…, también como a gente que conozco. Las Espadas del Cazador (Los mil orcos, Los senderos de la muerte y Las dos espadas) me la salté por error pero con Transiciones (El rey orco, El rey pirata y El rey fantasma) remonté el vuelo de una manera… que me dije: «¡Bien! Salvatore no está perdido, saca joyitas de vez en cuando y tampoco es cuestión de devorarlo todo a la ligera». Pacté conmigo mismo que Neverwinter (Gauntlgrym, Neverwinter, La garra de Charon, El último umbral) sería lo siguiente pero veo que sale un nuevo titulo como La noche del cazador, me entra el hype, el primero de una saga, miro la pila…, y me pongo con él. Esta es la vida del polifriki lector, sí.

R.A. Salvatore (1959), el más joven de una familia de siete hermanos, quedó prendado durante la secundaria de El Señor de los Anillos. ¡Y quién no! Algo después, comenzó a publicar varias series de libros en el universo de Reinos Olvidados. Su personaje más importante y popular sin duda, Drizzt Do´Urden, un drow, un elfo oscuro de renombre. También es conocido Salvatore por sus novelas de La Guerra de las Galaxias y las denominadas de Guerras Demoníacas. Sigue muy activo y La noche del cazador, libro I de la futura saga El Códice de los Compañeros, lo demuestra. No es solo entretenidísimo de leer, también vuelves a dar de bruces con Drizzt y sus amigos, revisas la sociedad Drow cuando se están buscando cambiar las cosas y vuelves a Lolth… Drizzt puede haber estado tropezando en la oscuridad con Artemis y Dahlia, pero ahora parece más seguro de sí mismo con la reencarnada Cattie-Brie, Bruenor, Wulfgar y Regis. Lo dicho: tienes la sensación de estar definitivamente ante un gran regreso en forma y número. Me dijo un colega que me hubiera ayudado tener al menos leída Gauntlgrym (la primera de Neverwinter), sin embargo, Salvatore hace un gran trabajo de más o menos traer en hechos lo que se necesita, contesté. En ningún momento me perdí con lo narrado. Obviamente, si eres nuevo-nuevo en este macromundo de Dungeons & Dragons vas a perderte muchos detalles en algunos de los eventos que se suceden pero, ¿cuándo no es así? No obstante, a mí Salvatore me dio lo suficiente para entender lo que está pasando, dónde y cómo Dahlia y Artemis y su grupo llegaron a donde están, y porqué es bastante importante comprender la mayoría de sus motivaciones.

Comienza La noche del cazador con Drizzt regresando con su grupo de aventureros favorito. Comentando sus nuevas inspiraciones, las nuevas misiones…, el deseo de venganza. Básicamente, lo que realmente necesitas saber es que Dahlia le dio para el pelo a Drizzt al final de Neverwinter (¡¡qué yo no la he leído!!) y lo dejó medio muerto mientras se ponía al día con Artemis y los demás, forzándolos a un sueño de veinte años. Drizzt pasa la mayor parte del tiempo en estado comatoso mientras volvemos la vista atrás, a través de los años, y vemos a Cattie-Brie, Wulgar, Regis y Bruenor reencarnarse con todos sus viejos recuerdos y crecer de nuevo en cuerpos, con el objetivo final de volver a reunirse con Drizzt. Todo esto orquestado por la diosa Drizzt Mielikki. Así que el grupo consigue converger en un mismo punto, años más tarde y salvan la vida de Drizzt. Mientras tanto, durante los últimos cien años, los drow han estado edificando en la antigua fortaleza de Dawrven, en Gauntlgrym, como una nueva ciudad con estrechos vínculos con Menzobarranzan, lo que abriría una vacante de dicha Casa dentro de la ciudad. Varias casas de drow incluyendo a la familia gobernante de Baenre dudan de si este proyecto llegará a buen fin…

Y aquí se pone interesante La noche del cazador. Paisajes inconmensurables, aventuras miles y duelos de todo tipo. Personajes maravillosos… Bruenor Battlehammer: el rey enano de Mithrilhall que lucha por los suyos de una manera especial. Thibbledorf Pwent: el líder de la brigada Revientabuches que seguirá a su rey hasta donde sea necesario. Catti-Brie: heroína a la que la magia le afecta de un modo extraño. Jarlaxle Baenre: el excéntrico líder mercenario que siempre hace dudar al lector, si las cosas que hace, por qué o quién las hace. Ivan Bouldershoulder: el rubio enano de casco astado con cuernos de venado… El favorito de todos Drizzt Do’Urden: el bondadoso, el magnífico, el maestro, el héroe elfo oscuro y gran protagonista que tendrá que sufrir las emociones de lo que acontece mientras avanza la narración.

Entra y lee. Dudo que salgas sin querer saber más. Mucho más.

Reseña: Star Wars. Decisiones (Leyendas), de Timothy Zhan

star-wars-decisionesDecisiones tiene en su haber a Luke, Han y Leia con la Alianza Rebelde, Mara Jade, Thrawn, Pellaeon, Vader y el Emperador en el bando del Imperio; además de un peligroso jefe militar, alienígenas misteriosos y una trama que te mantiene activo hasta el final. ¿Cómo se puede criticar eso? Por una buenísima razón Timun Mas y Planeta Cómic han decidido traernos estas novelas tan recomendables del Universo Expandido. Un modo de saciar el ansia que nos gobierna a todos de ver/vivir/leer más y más cositas de Star Wars a la espera de cada película. Novelas para gente interesada e indispensables para viejóvenes amantes de la franquicia. Novelas de CF que curiosamente tienen más nivel que muchas de las que veo publicadas en la actualidad. Obras algunas bastante ricas en todos los aspectos.

¿Sabéis donde está el gran éxito de todo este nuevo resurgimiento? Es fácil. Se rodean (o tienen pasta para pagarles) a los mejores. Timothy Zahn (1951) es un escritor estadounidense de Ciencia Ficción, ganador del Premio Hugo a la Mejor Novela por Cascade Point. Nominado al Premio Hugo en 1983 por la novela corta Pawn’s Gambit. Y nominado de nuevo al Premio Hugo en 1985 por la novela corta Return to the Fold. Zahn ha escrito varias novelas ambientadas en el Universo Expandido de Star Wars y… (un momento, es de lógica pero, ¿entiendo que todo el mundo sabe lo que es el Universo Expandido, no? Lo explico: el universo expandido de Star Wars es una colección de orígenes, materiales, historias, etc., del universo de Star Wars que derivan en novelas, cómics, videojuegos, series de TV y otros medios (sin contar con las películas, sus adaptaciones escritas y radiofónicas). Aunque nunca fue considerado canónico por LucasFilm, cuando Disney compró la franquicia y todo el Universo se rearmó, sí que empezaron a tener relevancia y a ser unidos casi todos los parámetros. Muy parecido a lo que ocurrió con el Universo Marvel); bien, pues Zahn es uno de esos buenos autores que ha contribuido a dar relevancia al Universo Expandido.

Decisiones se establece tres meses después de Allegiance. Timun Mas y Planeta Cómic la trae este mes como novedad a todas las librerías. Cuenta como el destino de la Rebelión descansa después del siguiente movimiento de Luke Skywalker y hace que todos se pregunten si los rebeldes han entrado realmente en puerto seguro o en una trampa mortal. Ambientada en el tiempo entre Una nueva esperanza y El Imperio Contraataca cuenta con un joven Skywalker, Han Solo, la Princesa Leia Organa y la amada Mara Jade, meses después de la Batalla de Yavin. La Rebelión necesita desesperadamente una nueva base, así que cuando el Gobernador Ferrouz, del sector Candoras, propone una alianza ofreciendo el santuario a los Rebeldes a cambio de protección contra el señor de la guerra alienígena Nuso Esva: Luke, Leia, Han y Chewie son enviados para evaluar el acuerdo. Pero es un juego traicionero lleno de traiciones donde un comodín está esperando ser jugado…

Sin entrar mucho más en la trama para no spoilear, ¿qué puede esperar uno de Decisiones, una de las novelas más conocidas de su sello Leyendas? El flujo es muy pero que muy ameno pese a que introduce un montón de elementos por separado y pasa la primera mitad del libro dibujando cada personaje en su nuevo hogar. Sin embargo, en la segunda mitad, caes en barrena con un caos de encuentros y desencuentros sin escalas. Pura acción. Un toque con una estructura general muy similar a los films clásicos.

Zahn sabe cómo diseñar un gran hilo de Star Wars, lo lleva bien y gracias a que el autor tiene trabajos anteriores en la franquicia, se da el lujo de establecer conexiones y cameos con lo que nos incita a sonreír por lo bajini. De los tres grandes, Han Solo lleva el papel más importante en Decisiones. Vemos su encanto, ingenio e inteligencia, pero también la creatividad en momentos clave como contrabandista. También vemos su corazón de oro: la conciencia lo empuja a lo largo de un camino a regañadientes pues no está de acuerdo con la idea… Leia no tiene una parte significativa en el libro, aunque ella es protagonista en muchas de las escenas y siempre goza del papel de princesa de la que nos hacemos cargo. Luke Skywalker es serio, pero no ingenuo, sigue en su deseo de convertirse en Jedi y plenamente consciente de sus propias limitaciones.

Una vez más Tim Zahn ofrece una divertida aventura de Star Wars en la mejor tradición de las películas.