Reseña: Star Wars. Rebel Rising, de Beth Revis

Por si no lo sabéis, la trama de Rogue One ha dado como resultado varios libros. Naturalmente, con un puñado de nuevos personajes e historias por explorar. Esto no debería ser una sorpresa para nadie, si algo bueno tiene el Universo Star Wars es que se ha ido profundizando en personajes a cual más interesante. Para los fanáticos de la película –Rogue One fue una grata sorpresa y se ha convertido en una de las más queridas de la saga-, me consta que las novelas paridas después del film, no son otra cosa que ideales acompañamientos donde saber más. Explorar personajes que es muy poco probable que volvamos a ver en otras películas (Están mueeerrtooosss…). ¡Uff! ¡Spoiler! Pues no. Entiendo que si estáis leyendo esta reseña es por que ya habéis visto la peli. Y sin haberla visto, sabiendo de qué va, no hay que ser muy listo para darse cuenta cómo acabará todo.

El último lanzamiento de estas geniales novelas que Planeta Cómic está editando se llama Star Wars: Rebel Rising. Escrita por Beth Revis, una autora best-seller del New York Times, las primeras aventuras de la heroína de Rogue One, sigue a la hija de Galen Erso. Jyn (cuya mínima historia es descrita en la película), aquí descubrimos con detalle todos los pasos que se dieron en su juventud y cómo Saw Gerrera (interpretado por Forest Whitaker) la rescata, cuida y entrena. Una serie de vivencias que apenas se cuentan en la peli (¿una oportunidad perdida?) y que es bueno descubrir lo que realmente sucedió.

Sin embargo, si estáis buscando una historia feliz, os llevaréis una decepción. Jyn, su vida, todo lo que hay a su alrededor, rebosa tristeza y desesperanza. Después de todo, se trata de alguien que con sólo ocho años vio cómo asesinaban a su madre y a su padre y es secuestrada por el Imperio. Pero aunque estemos ante un drama, no quiere decir que no sea una buena lectura. Porque lo es. La autora captura muy bien la esencia de la tristeza de Jyn y traduce esto en una serie de acontecimientos interesantes que encajan de lujo en la línea de tiempo de Rogue One. Narrando la experiencia, el trato rudo del héroe, su forja, sin perder demasiado tiempo en minucias. El desarrollo de su naturaleza desafiante. Eso importa.

Además, Revis pesca bien el tono sombrío que persigue el alma de Jyn. No importa las pequeñas victorias que la chica logre, ella siente en su corazón que la felicidad está justo en la otra punta del universo a donde se encuentra. Es triste sí, pero hace que su sacrificio en Rogue One sea mucho más poderoso en retrospectiva. La autora comentó en una entrevista a la web oficial StarWars.com: «Me gustaba la forma en que pude explorar como se sentiría en la cárcel. Se me ocurrió contar gran parte de la historia con intersticiales de ella en prisión durante los meses que estuvo allí. El hecho de estar en la cárcel, para mí, fue el último punto y aparte antes de que perdiera toda esperanza».

Después de cantidad de escenas que irritaron a los fans en Star Wars: The Last Jedi, seguramente algunos quieran retomar ese toque clásico que molaban en los primeros mitos del Universo Expandido. Y ahí es donde Star Wars: Rebel Rising se convierte en plato de buen gusto. Recordando, enfatizando una vez más, que no es una historia feliz. No hay esperanza. Optimismo no hay aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *