Archive for ECC Ediciones (DC Cómics)

Reseña: Batman. Origen, de Scott Snyder, Greg Capullo, Fernando Pasarín, Greg Pak y Chris Sprouse

Batman: Origen reúne una sucesión de historias comprendidas dentro del nuevo universo del Caballero Oscuro centradas en realidad, en un solo villano en común. El Acertijo. De hecho, diría que (yo que jamás fui mucho de este villano) es dónde más me ha gustado como personaje. Ver de lo que es capaz y como de una forma inteligente (ahora sí) se muestra ante el orejas picudas. Además, el entorno creado, la ambientación que usan como marco todas las historias, parecen haber figurado siempre en un mismo volumen tal como ECC Ediciones la presenta en este nuevo ejemplar de Batman Saga; estos nuevos tomos de franja frontal amarilla que centran una idea, un todo, una colección de buen ver con la que El Caballero Oscuro celebra este mismo 2019 sus ochenta años de existencia.

Cantidad de cómics con una sola idea. Derrotar a El Acertijo de una vez por todas. Batman: Origen reúne las series de Batman #24-#25, Action Comics #25, Batgirl #25, Batwing #25, Batwoman #25, Birds of Prey #25, Catwoman #25, Detective Comics #25, The Flash #25, Green Arrow #25, Green Lantern Corps #25, Nightwing #25 y Red Hood #25 USA. ¿Pero qué pasa aquí con tanto #25? ¿Algo que ver con lo que se cuenta? Algo hay. En realidad, el arco argumental que todos y cada uno de los números confrontan fue el llamado Año Cero (Zero Year), que se iniciara dentro de Los New 52. La que es para mí la última gran serie regular de Batman, por ejemplo. Con un Scott Snyder y Greg Capullo dándolo todo.

Esta increíble historia comienza con el Caballero Oscuro siguiendo el rastro de la Red Hood Gang (una banda de criminales que rotan los nombres de sus líderes con el fin de proteger sus verdaderas identidades) y su misterioso líder. Detectando de ellos temibles secretos y una gran sorpresa que cambiará el curso del arco argumental llamado Año Cero (retomado aquí otra vez). Y por supuesto, la vida de Batman y la de los que le rodean. Pero aquí se alcanza un nuevo nivel cuando El Acertijo consigue someter a la ciudad de Gotham City a una oscuridad total. Un apagón que se extiende además a otros títulos, afectando a superhéroes de todo el Universo DC.

Aquí vais a ver sufrir a Batman de lo lindo, pero también a todos los demás, cada uno de ellos afectados por el hundimiento de Gotham City. Previamente, Snyder mostró a un Bruce Wayne que acababa de regresar recientemente a la ciudad, el cual aún no se había convertido en Batman. Sin embargo, había comenzado su carrera en la lucha contra el crimen y uno de los primeros objetivos de Bruce fue la Red Hood Gang. Y eso friends, se paga con el tiempo. Bruce se vuelve a involucrar en la Red Hood Gang, para ver que estos dementes tienen intención de secuestrar un dirigible perteneciente a El Pingüino. De paso robar varias armas procedentes de industrias Wayne, las cuales modifican para hacerlas más letales. Y se van sucediendo tramas. Una tras otra. Los Capuchas Rojas haciendo negocios con Philip Kane, la casa mansión Wayne donde espera Alfred explotando a causa de una bomba que la banda coloca para darle la bienvenida a la ciudad, una paliza a la víctima golpeada hasta casi matarlo… Además, aquí se cuenta algo muy interesante. Se comenta la idea principal de la que surge la inspiración para crear dicha banda criminal. Pero a su vez deciden secuestrar al joven millonario, el líder se dispone a matar a Bruce, un final de infarto con persecución, peleas, explosiones… Un tomo tope guay.

Scott Snyder (All-Star Batman), Greg Capullo (Noches Oscuras: Metal), Fernando Pasarín (Liga de la Justicia), Greg Pak (Batman/Superman) o Chris Sprouse (Tom Strong). Autores top para una trama inolvidable. Recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales con las que DC Cómics (y ECC Ediciones aquí) dan la oportunidad a nuevos lectores de descubrir o redescubrir sus mejores últimos momentos en formato cómic.

Grandes arcos argumentales de un personaje que raras veces decepciona.

Reseña: Batman. R.I.P., de Grant Morrison, Tony S. Daniel y VVAA

Hace unas semanas os decía que El Guante Negro era el preámbulo a esa época donde Grant Morrison ponía rumbo firme a su definitiva etapa con el Caballero Oscuro. Bien, pues el punto central llega con Batman R.I.P; todo lo que el escocés propuso en su día para el orejas picudas. Un tomo que ya ha contado con varias ediciones en nuestro país y de las que por lo que sé, todas han ido súper bien en ventas. Algo querrá decir. Así que era obvio que tuviera su lugar en la colección vigente Batman Saga; estos nuevos tomos de franja frontal amarilla que centran una idea, un todo, una colección de buen ver con la que El Caballero Oscuro celebra este mismo 2019 sus ochenta años de existencia. Recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales con las que DC Cómics (y ECC Ediciones en nuestro país) dan la oportunidad a nuevos lectores de descubrir o redescubrir sus mejores arcos. Las mejores aventuras del que es sin duda, el superhéroe más molón.

Para comenzar, diré que el arte en general, es bastante bueno. Cantidad de detalles y buen color. Viéndolo con otros ojos, Batman R.I.P. es exactamente lo que uno esperaría de un cómic moderno, actual y no creado hace diez años. Dicho esto, que no tiene porqué ser malo, uno se centra particularmente en la trama que es lo que aquí brilla especialmente. El tomo abre y vemos a Batman y Robin en plena acción sobre Gotham City. En una oscura y premonitoria noche de declaraciones, Batman exclama que ambos nunca morirán. Lo que deja a uno estupefacto. Declaración espeluznante que puede sorprender y pone en tensión, pues tras muchos años en esto, es obvio que lo peor va a llegar en breve. Y así es. Pasamos entonces a un Bruce Wayne sobre Jezebel Jet, ambos besándose a medio traje. Algo que alarma a todos. Jet sabe todo sobre Batman y parece que Bruce confía mucho en ella. Incluso ha estado en la Baticueva y sabe una proporción considerable de todo lo que está aconteciendo (el Club de Héroes fue invitado a pasar un fin de semana de relax, un visitante inesperado cae sobre ellos, el cuartel general de la policía de Gotham intranquilo por “ese Batman” que mata polis, la reciente resurrección de Ra’s al Ghul…), y la introducción de Damien en toda esta locura, ejerce una fuerte presión sobre algunas relaciones. Sabiendo cómo va el universo de Batman, sabes que nada va a terminar bien. Y no toma mucho tiempo verlo. Jezebel Jet comienza a… Y entonces, Bruce cayendo en espiral. Diálogos tensos. Es todo bastante extraño. ¿No es sorpredente que ella esté con los malos todo el tiempo? Vencer a Alfred. Romper lo poco que queda firme en la psique de Bruce.

Una historia devastadora que pondrá a los lectores al límite. La enfermedad mental de la que todos huímos. A la que todos tememos. Tim Drake obligado a desempeñar un papel independiente. Batman, que no recuerda quién es. Los favoritos de los fans, Dick Grayson y Damien, en peligro. Sufriremos por saber qué les deparará el destino. Morrison provoca muy bien que la máxima R.I.P no se nos vaya de la cabeza. ¿Cuáles son los siguientes? ¿Serán asesinados también?

Uno de los puntos fuertes de Batman como personaje (para mí el que más), son esa gran colección de villanos que le secundan. Lo que supone además, una buena cantidad de aventuras para la Batfamilia. Grant Morrison debió fijarse en ello por que en Batman R.I.P. esto esplende. Especialmente, una tremenda Jezebel Jet en el ojo del huracán. Que además convierte en una de las partes más notables de la obra. Habréis notado entonces que comento poco de la historia principal. ¿Es ovio que que Batman R.I.P. es un cómic para disfrutar por vosotros mismos, no? La crítica en general se quejó de un mal final tras las expectativas que el cómic llega a alcanzar. Sinceramente, yo también esperaba más. Pero que duda cabe que Batman R.I.P. es una historia a disfrutar en el “durante”.

Un tomo decisivo, una dramática historia. Una nueva y completa edición que no solo incluye el relato principal (Batman #676-#681 USA), sino también varios episodios relacionados directamente con la trama como los dos de Extremaunción (#682 y #683), la primera parte de R.I.P.: El Capítulo Perdido (#701) e incluso un par de entregas de la serie de Robin (#175 y #176).

Indispensable.

Reseña: Aquaman. Inframundo, de Dan Abnett y Stjepan Šejić

Hoy uno ideal para estas calores que nos azotan… El guionista principal de Aquaman en Renacimiento, Dan Abnett, junto con el dibujante Stjepan Šejić, saca a todos del agua en Aquaman: Inframundo. Conocido por varios de sus trabajos en DC Comics y Marvel, Dan Abnett también es famoso por sus novelas dentro de la franquicia Warhammer. Tiene el don. Y lo demuestra con sus tramas en Aquaman: Inframundo recurriendo a algunos de los elementos más importantes del personaje y su mitología, pero además aporta historias convincentes que hierven con potencial. Brinda a los lectores una razón para amar al personaje y su atractiva ciudad de Atlantis.

Aquaman: Inframundo es sin duda, una oportunidad de entrar al mundo de este icono DC. ECC Ediciones publica en tomo recopilatorio este arco argumental súper entretenido. En mi opinión, un logro grandioso para el medio donde presenta a sus fans lo que sin duda es una aventura submarina inolvidable. Una historia que se desarrolló en los números del #25 al #30 de la nueva serie regular. Pero, ¿de qué trata, te preguntas?

Aquaman: Inframundo explora el reinado del Rey Rath en Atlantis, mientras que el Viejo Rey se presume muerto. A medida que surgen rumores de los rincones más oscuros del mar sobre un posible impostor, el clima dentro del reino hierve de impaciencia por saber. Al decretar la conjuración de un campo de fuerza tecno-mágico atlante para proteger la ciudad de amenazas externas, se nota una segregación absoluta dentro de la famosa civilización subacuática. Sin embargo, los rumores sobre la supervivencia del ex rey Arthur llegan a la superficie. Y a Mera (de luto y exiliada, la esposa del Viejo Rey), esos rumores le dan fuerza para hacer cualquier cosa con tal de reunirse con su amor perdido…

Una trama que trata una sublevación inminente, aunque lo más importante es que invita a una reflexión sobre las cualidades necesarias para ser rey; aventurándose también en una mirada más cercana a las comunidades marginadas y los problemas subyacentes de corrupción y prejuicio que rigen dentro de una poderosa ciudad. Dan Abnett toca las notas correctas en Aquaman: Inframundo. Hay muchos personajes recurrentes de la historia del héroe integrados en este arco, pero no se les arroja sin contexto y caracterización compleja. La introducción de un misterioso y silencioso aliado es un regalo para los fans, ya que este personaje nació con encanto y encarna intriga.

Con una excelente recapitulación de eventos pasados perfectamente entrelazados en la narrativa, la historia fluye con un ritmo perfecto y te lleva fácilmente a dicho mundo. Una historia que aborda heroísmo y marginación, ya que refleja las alianzas y amenazas actuales dentro del reino atlántico. Y con un final que provoca escalofríos, que genera desesperación en el lector.

Mucho que alabar en este trabajo.

Reseña: Batman. El Reinado del Terror, de Mike W. Barr y José Luís García-López

Aventuritas cortas que uno lee en nada y dejan con ganas de más, también las hay en el mundo del Caballero Oscuro. Cerradas además y que como en Batman: El Reinado del Terror, uno desearía que se expandieran de algún modo. ¿Qué ocurre? Que hablamos de un Elseworlds, el denominado aquí Otros Mundos, ese sello alternativo creado por DC Cómics y que trae a nuestro país ECC Ediciones entre sus variadas publicaciones. Lugar donde descubrir historias la mar de interesantes, donde tienen cabida además tramas que pudieron ser y no fueron, en épocas que pudieron ser y no fueron, con personajes que…, bueno, para algunos, que nos cuenten algo nuevo sobre personajes que una vez vivieron aventuras alternativas o se quedaron a un soplido de convertirse en un personaje totalmente diferente a lo que son ahora; nos mola.

Se finiquitan en un solo volumen. Es fácil, cuando alguien me dice que quiere leer algo diferente sobre Superman, Wonder Woman o Batman, y tiendo a aconsejarles un Otros Mundos. Les saco uno de mi cómicteca, y tan solo el saber sobre qué tratan, los atrapa.

En Batman: El Reinado del Terror nos topamos con un Bruce Wayne como hombre de honor en el país vecino durante la época de la Revolución Francesa. Asqueado por lo que le ocurre a la tierra que ama, es un caballero que se disfraza de murciélago para liberar a inocentes de la guillotina, o la Cuchilla de la Muerte como la llamaban los lugareños de entonces. Bruce se ve obligado a actuar entonces contra un genio de la estrategia como es Hervé Deinte (Dos Caras), un tipo asustado por la guerra hasta que revela su identidad. En uno de sus enfrentamientos Batman muy cerca de la muerte, es rescatado por un extraño ser disfrazado que…

A partir de ahí, todo son intrigas a descubrir…

Además, en Batman: El Reinado del Terror, el equipo creativo hace un trabajo sobresaliente en bastantes aspectos. Mike W. Barr crea un guión chulo y nuestro paisano José Luís García-López como siempre lo borda, con un dibujazo ideal para la época que se propone. El entorno creado, recrea una verdadera aventura pulp que labra un What if…?, atractivo como poco.

Historias genuinamente llamativas y que avanzan a buen ritmo. Lo mínimo que yo le pido a un cómic.

Reseña: Wonder Woman y la Liga de la Justicia Oscura. La Hora Bruja, de James Tynion IV, Jesús Merino y VVAA

En apenas dos meses, la noche lo gobernará todo, el viento silbará en los aleros, las ramas de los árboles caerán desnudas y en forma de garras, y la niebla dará paso a la luna llena para ir revelando una inminente y gélida ventisca… Entonces, será el momento perfecto para un crossover atrevido y perturbador como es La Hora Bruja. Donde poder saber de (si no la conocéis aún) la Liga de la Justicia Oscura.

En La Hora Bruja encontraréis un guión, una ambientación, donde James Tynion IV nos lleva al final de un dramático primer arco. Pues, cuando nos reunimos con ellos, la Liga de la Justicia Oscura todavía se está recuperando del mal enfrentado en los eventos del volumen anterior. Intentan recomponerse para ser de nuevo un equipo a tener en cuenta. Se hallan retenidos en el sótano del Salón de la Justicia.

Es raro que un gran evento aterrice en una serie de esta forma, pero me gustó el hecho de que, de buenas a primeras, se arme la marimorena. Alimentar rápidamente la emoción que uno busca en esta época de querer pensar poco, y abrir rápidamente posibilidades a historias futuras. Constantine, Zatanna, el Detective Chimp tendrán como refuerzo a una Wonder Woman desatada, en un volumen que recopila al completo el cruce entre las series originales del nuevo universo de Wonder Woman y Justice League Dark. Dónde sabremos que, mucho antes de convertirse en Chica Maravilla, cuando era la única niña de Isla Paraíso, Diana recibió la marca de Hécate, Diosa de la Brujería. Y sin ser consciente de lo ocurrido, el problema nos devuelve a la actualidad (donde terminó el flashback anterior), con Diana huyendo de las brujas a través de los bosques de Themyscira. Una voz poética, imparcial y evocadora narrada como solo Tinion IV sabe hacer.

El presagio y la narración de la trama ayudan a construir una Hécate como una amenaza muy digna. Indudablemente poderosa, es sin duda la atracción de la historia. Su discurso sobrecogedor me recuerda a Encantadora en el film de Escuadrón Suicida, inmersa en un total desdén contra la humanidad.

James Tynion IV (Batman: Detective Comics), Jesús Merino (Astro City), Álvaro Martínez (Batman Eterno) y Emanuela Lupacchino (Starfire). El dibujo del crossover tiene altibajos pero siempre con una media, en general, alta. Aunque el trabajo de Merino no es tan espeluznante o gótico como el de Martínez Bueno, sí sabe representar el mundo en el que vivimos la aventura. Hécate, la diosa bruja de la magia, siempre supo que llegaría un día en que los monstruos de los que robó su magia regresarían. Ahora debe activar a los demás brujos, almas de las cuales usurpaba reservas de poder. ¿Y cuál es el más poderoso de todos? ¡Wonder Woman!

Un evento en cinco partes que reescribirá el futuro de los héroes mágicos de DC. Un genial acercamiento al mundo de la Liga de la Justicia Oscura con excepcional atención al detalle. Esto es La Hora Bruja.

Reseña: Batman. El Guante Negro, de Grant Morrison, J.H. Williams III, Tony S. Daniel y Ryan Benjamin

A los buenos seguidores de Batman no les descubriré nada si les digo que la primera etapa de Grant Morrison con el orejas picudas merece mucho la pena. Los acontecimientos que en su conjunto se llamaron Batman R.I.P. además, es un claro ejemplo de comienzo, nudo y desenlace adictivos que en definitiva, es lo mínimo que uno exige a un buen cómic de superhéroes. Batman: El Guante Negro es el primer tomo de lo comentado y ECC Ediciones acaba de lanzarlo dentro de su nueva colección o recopilación de frontal superior amarillo. Si sois lectores asiduos de nuestra web de reseñas, sabréis que lo he comentado varias veces. Pero por si alguien se pregunta a qué vienen estos nuevos tomos, ha de saber que corresponden a la colección denominada Batman Saga; ediciones que centran una idea, un todo, en el que El Caballero Oscuro celebra este mismo 2019 sus ochenta años de existencia. Recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales. Así que DC Cómics (y ECC en nuestro país) dan la oportunidad a muchos lectores de descubrir o redescubrir al superhéroe más molón y más seguido por todos los viejóvenes lectores.

Batman: El Guante Negro es el preámbulo a Batman R.I.P., donde Morrison puso rumbo firme a su definitiva etapa con el Caballero Oscuro. Un tomito que contiene los números #667-#669, #672-#675 USA, que en su día siguieran la serie regular de Batman. Los tres primeros números es un arco argumental de aventuras total. La Isla del Señor Mayhew. Donde el Club de Héroes es invitado a pasar un fin de semana de relax, buena comida y buenas charlas. No obstante, un visitante inesperado tiene otros planes para dicha reunión. Todos: Batman, Robin y el resto del Club de Héroes atrapados y a merced de un loco en la isla de Mister Mayhew, muy a lo Ágata Christie. Y así quedas atrapado. Con el primer número. En una isla repleta de elaboradas trampas mortales. E incluso cuando el villano detrás de toda la trama comienza a explicar sus motivos retorcidos.

El cuartel general de la policía de Gotham está intranquilo. Cierto Batman ha comenzado a matar policías. Mientras tanto, Jim Gordon cuenta su historia y ofrece un premio: la vida de ese Caballero Oscuro a cambio de las vidas de sus compañeros policías. Y es que tras la reciente resurrección de Ra’s al Ghul, el cuerpo del verdadero Batman yace en coma, más cerca de la muerte que de otra cosa. Y en el proceso, su mente delirante viaja a una aventura decisiva para un joven Bruce Wayne; la incansable búsqueda del asesino de sus padres. Un relato en retrospectiva que retoma un ritual que cambiará su vida para siempre.

El magistral J.H. Williams III (Promethea, Sandman: Obertura) pone ilustraciones a esta trama, junto a un genial equipo que cuenta con Tony S. Daniel (Escuadrón Suicida) y Ryan Benjamin (La Odisea de las Amazonas), para completar un dibujo inconmensurable en este principio del fin de Grant Morrison con el personaje.

Reseña: Superpoderes, de Jack Kirby, Paul Kupperberg y VVAA

Volver a una época pasada, a los dignísimos 80s y disfrutar del poder imaginativo de uno de los más grandes maestros del noveno arte como fue Jack Kirby. El dios de las sagas cósmicas, el rey de los súper poderosos de la viñeta, un señor adelantando a su época, maestro creador de mitologías modernas en formato cómic. Sus propias mitologías, abultadas de personajes megapotentes, omniscientes, ángeles del Bien y del Mal. No os voy a descubrir nada nuevo. Sabemos del poderío y desarrollo y de sus excitantes visiones. Y si no, sólo tenéis que acercaros a El Cuarto Mundo, ahora que ECC Ediciones aún las tiene disponibles en unos geniales formatos. Un clásico indispensable.

Como gran creador también tuvo sus devaneos. Aventuras alternativas, ideas geniales donde someter a los más poderosos superhéroes de DC. Historias que al menos yo no conocía y que uno agradece mucho que se recuperen de vez en cuando. Miniseries como Superpoderes que ven la luz ahora en recopilatorios de esos que nos gustan tanto llevar bajo del brazo en esta época de lecturas circunstanciales. Un tomo como el que os reseño hoy que recopila íntegramente la segunda serie limitada Super Powers (1985), con la que Jack Kirby se despidió a lo grande de DC.Y cuya acción transcurre después del último volumen de El Cuarto Mundo.

Darkseid y sus seguidores Desaad, Kalibak y compañía buscan huir de Apokolips, ahora que el planeta ha sido liberado del gobierno tiránico de Darkseid (la historia hace referencia a la novela gráfica de Jack Kirby: Perros Hambrientos), mientras tanto, la Liga de la Justicia se reúne para investigar la llegada a la Tierra de unos extraños ovnis. Por otro lado, Hawkman, Red Tornado, Green Arrow y algunos más, viajan a los cuatro rincones de poder de nuestro planeta para destruir las vainas alienígenas que envió Darkseid. Pues están echando raíces.

El equipo de Superpoderes luchará contra Kalibak mientras Aquaman y Detective Marciano siguen atrapados en otro tiempo, donde fueron enviados a la época del Rey Arturo por la alimaña Desaad. Green Lantern, Doctor Destino, Wonder Woman y otros luchan contra Mantis, el increíblemente poderoso aliado de Darkseid. Y viajando a través del planeta azul, a través de lineas temporales, la lucha no cesará. Teniendo que enfrentarse a monstruosidades reanimadas que os dejarán estupefactos como las conocidas estatuas de la Isla de Pascua…

Dimensiones extrañas, lineas temporales, épicas batallas, Superpoderes es otra muestra del don ingenioso del Rey Kirby. Aunque en esta obra sólo sea propietario del dibujo, ya que hablamos de un guión de Paul Kupperberg, guionista de cómis y tiras de prensa y ex-editor de DC. No obstante, la idea central desprende una poderosa fragancia a lo que de la mente de Kirby brotaba. Autores top, consagrados para toda la eternidad, un Kirby reinventando el género de superhéroes con sus famosas sagas macro-cósmicas. Un tomito maravilloso que se devora en nada y que deja un genial sabor de boca. Por supuesto, ECC Ediciones recuperando joyitas que nunca nos debieron faltar a los amantes del mejor cómic clásico de superhéroes.

Reseña: Batman. Las 10 Noches de la Bestia, de Jim Starlin, Jim Aparo y Mike DeCarlo

El equipo creativo de Batman de finales de los 80s, Jim Starlin, Jim Aparo y Mike DeCarlo, son conocidos, sobre todo, por matar a Jason Todd tras la solicitud de la mayoría de lectores en el inconmensurable arco La Muerte de la Familia. Pero además de esa historia fundamental, también dirigieron algunos de los mejores y más memorables relatos de los cruzados con capa de esa época. Uno de esos arcos más destacados fue Las 10 Noches de la Bestia, una trama que fue publicada por primera vez en la serie regular de Batman entre los números #417 y #420. Ideal y especial por introducir un nuevo enemigo mortal que reflejaba los acontecimientos políticos de la vida real que tuvieron lugar a finales de los ochenta. Y si esto te puede parecer un tema anticuado, espérate a saber y verás como destaca incluso a día de hoy (como buena historia inmortal) mezclando esa efectiva y emocionante interrelación de géneros.

El principal antagonista de Las 10 Noches de la Bestia es un asesino soviético físicamente mejorado llamado Anatoli Knyazev, apodado la KGBestia. Este «terminator» llega a la ciudad de Gotham con la tarea de ejecutar a varios agentes del gobierno estadounidense debido a la Iniciativa de Defensa Estratégica (Strategic Defense Initiative, SDI ), el sistema denominado como «La Guerra de las Galaxias». Jim Gordon y el Departamento de Policía de Gotham se enteran de esto por un embajador soviético que les asegura que Knyazev viene con muy malas intenciones, y tanto el FBI como la CIA tienen la tarea de ayudarlos a proteger a los agentes que va a atacar la KGBestia. El “dúo dinámico” ofrece rápidamente sus servicios para ayudar a detener el plan de asesinato ruso, a pesar de las protestas del agente principal del FBI a cargo del caso. Pero el número de víctimas sigue ascendiendo, por lo que el Caballero Oscuro comienza a sospechar que hay un topo entregando información a la KGBestia. Knyazev demuestra ser un formidable camarada para Batman, tanto física como mentalmente, así que el mejor detective del mundo se ve obligado a impulsar sus habilidades deductivas y de lucha para obtener una ventaja sobre su enemigo mortal.

Las 10 Noches de la Bestia se debe leer como algo muy alternativo a las epopeyas cósmicas por las que es súper famoso Jim Starlin. En asuntos así, es como muestra su notable versatilidad como narrador. Contando además en este completo volumen que publica ECC Ediciones con el arte icónico de Jim Aparo y Mike DeCarlo. Los cuales crean visualmente un vibrante y emocionante entorno de oscurantismo respecto al guión ideado. Ambos nos brindan una serie de escenas de acción representativas del mejor Batman de los 80s. Mas, un arco que al igual que muchas de las mejores historias del orejas picudas, emplea por igual las habilidades del cruzado de la capa tanto como detective, como de experto luchador. Y como luchador experto, se ve obligado a usar tanto su intelecto como su físico para frustrar los planes de la KGBestia; un ruso potente, como los de antes, un tipo con el que sin duda hay que evitar el enfrentamiento directo (muy al estilo del malo-maluto de la 3T de Strangers Things, sí).

La historia es definitivamente un producto de su tiempo, y aunque a día de hoy el tema no es tan profético como lo era en 1987, cuando se publicó por primera vez, fue más que atemorizador para los lectores y paisanos que por momentos temían una invasión rusa o una cabeza nuclear sobrevolando en dirección a ellos. Un guion muy del momento y realista. Más aceptable para un lector moderno, que ver al Joker apareciendo con un atuendo iraní en una historia que vendría años más tarde, por ejemplo. Como medio estadounidense que soy, os aseguro que el miedo a los cosacos siberianos, a su dureza, presteza e inteligencia, nunca se fue del todo.

Las 10 Noches de la Bestia cuenta con héroes disfrazados, villanos indestructibles, un paso por delante a los cómics en general de la época. Uno de los mejores Bat-relatos más importantes también. A tan solo un paso de La Broma Asesina y El Regreso del Caballero Oscuro.

Reseña: Batman e Hijo, de Grant Morrison, Andy Kubert, John Ostrander, J.H. Williams III y Paul Dini

Muchos sabíamos que Grant Morrison lo podría hacer bien casi con cualquier superhéroe con el que se pusiera, aunque en estos también sabemos que los fans intransigentes de toda la vida serían reacios a los cambios. No obstante, DC como compañía necesita reinventarse constantemente y bueno, la frescura es buen contendiente para las mentes calientes y cerradas. Este sinuoso camino de pensamientos subjetivos me lleva a un tomo recién publicado por ECC Ediciones que nadie debería perderse. Obvio además, si estás siguiendo la colección de franja amarilla en tapa dura que ECC lanza denominada Batman Saga (donde centrar una idea, un todo, en el que el Caballero Oscuro celebra sus ochenta años de existencia). Pero más obvio si de verdad quieres leer algo diferente sobre el orejas picudas con un maestro como Morrison a los guiones, y otro genio a los dibujos como Andy Kubert.

«Con el arco argumental Batman e Hijo asistimos a la llegada de Grant Morrison a la colección americana, que implicaría múltiples hitos de indiscutible repercusión para la trayectoria del principal héroe de Gotham: el descubrimiento de su paternidad, la ofensiva orquestada por Talia al Ghul… Y todo esto y más, solamente en el primer volumen». Ya la sinopsis editorial deja una buena semilla en nosotros para querer catarlo. Pero siempre se puede contar más. Estamos ante el inicio de una etapa duradera y emocionante que desde sus comienzos es temeraria y se identifica pronto con un Morrison que venía con la idea trastocar un legado casi impenetrable. En resumidas cuentas, la etapa de Morrison coincidió con una intención de cambio para el personaje tras Crisis Infinitas (DC pretendía rebajar un poco esa faceta oscura que había puesto de moda Frank Miller en los 80s) y como iremos viendo a continuación, Morrison comienza con un Batman diferente; entretenido, con elemento novedosos, aunque poco a poco, la cosa se iría complicando…

Un comienzo trepidante: Bruce Wayne asiste a una gala benéfica en Londres donde todo deparará en un enorme enfrentamiento contra un ejército de Manbats con el resultado de que Talia Al Ghul reaparezca para presentarle a su hijo, un tal Damian Wayne… El dolor de barriga está servido. Damian llega para exigir ser Robin, y si para ello tiene que arrebatárselo a Tim Drake, no dudará en hacerlo. Batman, siendo consciente que estamos ante un niño que no ha tenido una correcta educación (ha sido criado entre un enjambre de asesinos), interviene. Aunque los demás empiecen a ver en él una permisividad que antes no tuvo con sus otros pupilos. Pero hay más. La trama abre con un ataque del Joker que Batman frustra. ¿Una vez más? No. Es sólo la presentación de algo que está por venir. Involucrado con un relato (sí, relato en prosa) que se aporta en el siguiente número aunque con ilustraciones de John Van Fleet. Dejándonos un todo, una historia de Batman, Joker y Harley Quinn que profundiza muy bien en la psicología de los personajes.

Se abre una nueva era para el Hombre Murciélago que empezó a fraguarse en Los New 52, la célebre etapa que afectó a todo el Universo DC. Con dos episodios soberbios que se recopilan aquí como un prólogo. Saltos al futuro, tramas intrincadas de género negro, acción y escenas inéditas donde ver una faceta inusitada del Caballero Oscuro. Toda una declaración de intenciones que Morrison va plantando y que provocan en el lector un terrible curiosidad. Como esos Archivos Negros. Un concepto muy interesante que se mencionan aquí y que probablemente conoceremos del todo en el siguiente volumen.

Batman e Hijo deja con ganas de más. Y de hecho, hay más. Con la vuelta del Bruce Wayne al entorno público, el creador del maravilloso Animal Man dándolo todo y Andy Kubert (X-Men), John Ostrander (Escuadrón Suicida), J.H. Williams III (Promethea) y Paul Dini (Batman: Amor Loco) a los lápices; si has leído hasta aquí, sin duda, querrás más.

Y LO SABES.

Reseña: Batman. Grotesk, de John Ostrander y Tom Mandrake

Batman: Grotesk es un mini tomito en tapa dura que recoge uno de los arcos argumentales más curiosos de la serie regular de Batman. ECC Ediciones acaba de lanzarlo dentro de su nueva colección o recopilación de frontal superior amarillo, como la llamo yo. Si alguien se pregunta a qué vienen estos nuevos tomos, ha de saber que corresponden a la colección denominada Batman Saga; ediciones que centran una idea, un todo, en el que El Caballero Oscuro está celebrando en 2019 sus ochenta años de existencia. Es así que DC Cómics (y ECC en nuestro país) dan la oportunidad a muchos lectores de descubrir (o redescubrir), al superhéroe más molón, en especial, para viejóvenes lectores. De vuelta a la aventura, Grotesk empieza con un suspense tremendo: unos policías recibiendo una llamada sobre extraños ruidos en el exterior, para salir y encontrar a un hombre en llamas que pide un «¡Por favor, matadme!». A partir de entonces, todo el mundo tratará de averiguar de dónde venía ese tipo. Mientras tanto, en su vuelto nocturno, Batman se topa con un tipo que se llama a sí mismo Grotesk. El Caballero Oscuro sabe que ha matado a varias personas, así que decide acabar con él…

Encontramos en Batman: Grotesk una historia de calidad escrita por John Ostrander con el maravilloso arte de Tom Mandrake. Dicho guión fue publicado originalmente entre los números #659 y #662 de la serie regular. Los primeros números de 2007. Algo debió ocurrir con Grant Morrison (guionista encargado del momento), pues DC coló esta historia de cuatro número con otros autores en mitad de secuencia, pues la historia sigue al Batman e Hijo, primer guión de Morrison como escritor habitual de la serie de Batman. La historia se interrumpe con Grotesk.

A lo que vamos, las portadas de Grotesk no atraen. Simples y decir nada. Pero os aseguro que lo que encontraréis en el interior, lo cambia todo. Una historia de Ostrander bastante profunda en el que todo se centra en Grotesk, el nombre que se le ha dado al asesino que ataca a personas en Gotham City. La ciudad está bajo una fuerte tormenta de invierno cuando Grotesk ataca, cuerpos desollados, sangre y pieles en las aceras… Batman y la policía luchan por encontrar conexión entre las víctimas. El orejas picudas sigue a Amina Franklin. Su hermano murió recientemente. Pero sospecha que ella no cuenta toda la verdad sobre el suceso. Vemos así que hay matones molestando a Amina, insistiendo en que se les devuelve la pasta que su hermano les debía cuando Batman la rescata para descubrir que hay un tema oculto detrás. Un proyecto en el que hermano de Amina estaba trabajando. Donde la robótica y la cibernética, disputas entre cirujanos rivales y mafiosos rusos y japoneses tienen mucho que decir.

Un regreso al caos, a la locura, a la desazón, y a los objetivos personales por encima de todo. Incluso de la propia familia. Una serie de extraños asesinatos que se caracterizan por lo cruento. Un buen debut de John Ostrander y Tom Mandrake intentando hacerse hueco entre los muchos autores que han tratado al Caballero Oscuro. Una historia repleta de giros y tensión que no deja descansar a Bruce Wayne, ni a los lectores, hasta la última página, como bien asegura su sinopsis.

Un guión que se recoge en la recomendable colección Batman Saga, que es en esencia, la recuperación de toda la trayectoria moderna del protector de Gotham. Unos tomos donde apreciar las características principales en las que se mueve el Caballero Oscuro de pocos años atrás hasta el día de hoy.