Archive for Fantástico

Reseña: Tiempo Extraño, de Joe Hill

tiempoextrañoNocturna Ediciones nos mantiene al tanto. De esas editoriales a las que hay que mirar de reojo cada poco, en especial, si eres ese amante del género de Terror inquieto por saber cuando y donde saldrá la próxima joyita. Unos meses atrás di en Twitter con la esperada noticia de un nuevo titulo publicado en breve y en español del siempre elegante Joe Hill. Un buen tocho con un toque muy especial, pues Tiempo Extraño no es una sola historia sino cuatro novelas cortas recogidas en un solo volumen. Un buen cúmulo de sensaciones disponibles para los que seguimos con tanta pasión lo que sale en nuestro idioma de este hombre…, secuelas renovadas del legado de su padre. Pues a nadie le sorprenderá saber a estas alturas que Joe Hill es el hijo pequeño de Stephen King (aquel rubito que salía en Creepshow) y bueno, ya sabéis cuanto de responsabilidad recae sobre ti al tener un progenitor de tal calibre, dedicarse a escribir el mismo género e intentar hacerlo bien.

Joe Hill abre la puerta al cementerio de sucesos con Instantánea (Snapshot), una misteriosa historia que gira alrededor de una cámara Polaroid. ¿La asociáis ya directamente a El Perro de la Polaroid de papá King? No hombre, esperad. Aunque es normal, al principio pensé lo mismo, me preocupaba que Hill copiara a su padre. Pero Hill tiene una buena historia que contarnos y hace lo que tiene que hacer. Ambientada en Cupertino (California), en 1988, y la relación entre Michael Figlione, un adolescente y uno de sus cuidadores, un vecino anciano que navega en la angustioso progreso del Alzheimer; un buen día cuenta que está tratando de evitar al Hombre de la Polaroid. Y los demás asumen que es uno de los muchos delirios de su mente debilitada. Y adivinen qué. Sí que hay un Hombre de la Polaroid: un tipo con muy mal genio que conduce un Cadillac y va tomando instantáneas de la gente para robar sus recuerdos.

En la mejor tradición de la historias de horror: un niño, mayores alrededor que no le hacen caso y un encuentro. Y la idea de deshacerse de un monstruo que habita entre nosotros. Mucho más que una historia típica del siempre temido Hombre del Saco.

Cargado (Loaded) aborda la obsesión favorita de la mayoría de los residentes en USA por un ídolo verdadero como son… ¡las armas! Nos lleva a St. Possenti, Florida, en 1993, con una escena y noticias muy familiares a día de hoy: un joven negro asesinado a tiros por la policía, por haber confundido un estuche de CDs que tiene en la mano, con un arma. Veinte años después, en 2012, un crimen pasional cometido en un centro comercial por una mujer armada, un altercado, un lío de cojones, cuando el vigilante de seguridad del centro comercial, actúa sin comprender e interviene matando a más personas que la asesina original. Incluido al único testigo que podría arrojar sobre lo ocurrido. Pero curiosamente el vigilante es alabado como héroe en la prensa local. Aunque hay reportero detrás (amigo del joven asesinado en 1993) que empieza a descubrir que los elementos de su historia no suman.

Un final sorprendente, aunque no debiera ser así.

En el Aire (Aloft) abre con un desarrollo muy interesante. Para mí la historia más original del libro. Comienza con un paracaidista llamado Aubrey que realiza su primer salto…, y de alguna manera cae sobre una nube totalmente sólida que soporta su peso a seis mil pies sobre el suelo. Cuando Aubrey trata de entender este fenómeno inexplicable y encuentra una manera de escapar, descubre que la nube es en realidad hipersensible y está ansiosa por complacerlo…

Una historia que termina de manera conmovedora. Un buen ejemplo de la habilidad de Hill para usar fenómenos fantásticos con la intención de explorar la humanidad de sus personajes.

Lluvia (Rain) cierra la antología y mola ver que la trama tiene una perfecta relación con Fuego (The Fireman), gran novela de Hill, publicada también por Nocturna Ediciones y por supuesto, ya reseñada por nosotros. A groso modo, Lluvia funciona en una escala similar. Una mañana, en Boulder (Colorado), una masa de nubes y truenos irrumpe en los cielos y lo que se vierte no es agua sino un diluvio de agujas, tan afiladas e impulsadas que arrancan la carne de los huesos, destruyen la maquinaria y arruinan todas las estructuras, excepto las más resistentes. Cientos de teorías científicas intentan buscar una lógica a esta pesadilla meteorológica y Hill alinea su historia con todos los escenarios de pesadilla extrapolados en las noticias contemporáneas sobre las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global – ¡Alguien ha descubierto cómo envenenar el cielo! -; pero después del torbellino de respuestas inconclusas, el autor decreta el mejor testimonio posible sobre la resistencia y adaptabilidad de nuestra especie cuando se enfrentan a las condiciones más duras.

Es la única historia cuyo alcance y desarrollo, te hace sentir más como una novela que como un relato.

Tiempo Extraño es la última oferta de Joe Hill en nuestro país. Aquí se recogen cuatro novelas unidas por el tema del clima (a veces de manera muy sutil, otras más sutilmente), el caso es que Hill pese a no tocar aquí el tipo de Terror que más me gusta; lo sigue haciendo bastante bien. Une el fantástico, personajes y situaciones reales en un todo. Por supuesto, vale la pena el viaje.

Reseña: Todos los Pájaros del Cielo, de Charlie Jane Anders

Todos-los-pájarosIncluso entre las novedades que van saliendo cada mes, los que leemos muy asiduamente sabemos, que hay que estar atentos a todas las editoriales (sí, a todas-todas) pues van saliendo cada tanto ciertas joyitas indispensables de leer. Quitando ese par de editoriales mega-enormes a nivel internacional que casi copan el mercado con tanta publicación mensual, existen otras editoriales que si buscas asoman cabeza con títulos la mar de interesantes. Además, de un gran trabajo de rescate editorial detrás. Trayéndonos obritas (para el amante del fantástico, sobre todo) de las que pienso manteneros al tanto.

No son moco de pavo. Insólita Editorial publicaba hace un par de meses, una de las mejores novelas del 2016 en USA, una narración que se llevaba el Premio Locus y Nebula nada más y nada menos al siguiente año. Todos los Pájaros del Cielo, de Charlie Jane Anders, explora las relaciones entre humanos, naturaleza, con especial atención a las máquinas. Lealtades y engaños de las que ninguno puede escapar. Para mí, una bolsa de caramelos narrativos con un más de una sorpresita. Anders nos lleva al mundo de dos protagonistas infantiles muy diferentes. Pero complementarios. Patricia se describe en un momento dado como un bicho raro antisocial. También como alguien con una dulzura ilimitada hacia las personas cuando la necesitan. Es una niña solitaria, cuyos intentos de salvar a un pájaro herido despiertan habilidades mágicas que nunca supo que tenía. Dicho encuentro le descubre el don de poder comunicarse con los animales. ¿Un regalo?

El prodigioso Laurence, por su parte, es un geek. Un friki de los ordenadores que no para de desarrollar sistemas nuevos gracias a su gran inventiva en la codificación. Su primer logro es una máquina del tiempo capaz de saltar hacia delante durante dos segundos. Lo que le permite dejar atrás la realidad brevemente y reaparecer después. Una “comodidad” para un alma inquieta que promete prosperar. En la escuela secundaria, Patricia es catalogada de bruja. Pero su mundo muta cuando su corazón la arrastra a una relación que ninguna bola de cristal podría haber previsto. Se encuentra con Laurence, el cual, literalmente rompe su máquina del tiempo al toparse con ella. En el proceso, ella abre una eternidad de posibles futuros. Patricia está intrigada por Laurence porque realmente puede afectar el mundo físico que la rodea con sus máquinas. Junto a él, puede dejar de sentirse impotente, puede liberar sus poderes telequinéticos y soltar todo eso que bulle dentro de ella…

Mientras tanto, un asesino de nombre bíblico tiene una visión. Un hombre y una mujer destruirán el mundo, llevaran a todos a una guerra sin cuartel entre ciencia y magia. Este triángulo de héroes y némesis hacen vida muy cerca, pero sus vidas se separarán (por el momento) hasta un encuentro después de los años. Un momento crucial.

Contaba la autora en una entrevista que quería elaborar una historia centrada en la relación en la que la magia y la ciencia representan dos formas diferentes de ver el mundo. Utilizó entonces el absurdo inspirador de muchas de las novelas de Douglas Adams y Kurt Vonnegut. La mayor influencia, sin embargo, fue probablemente Doris Lessing, cuyas novelas de los años 60 y 70 combinan algunos criterios realmente mordaces de la naturaleza humana y ese uso audaz de ideas especulativas. Una solución que se ve reflejada en el rompecabezas que desentraña la autora al final de todo lo “vivido” en Todos los Pájaros del Cielo.

El carácter práctico con el que representa Charlie Jane Anders los elementos fantásticos de la historia, tanto mágicos como tecnológicos, es para mí el principal encanto de la novela. Mientras el destino trabaja su sonrisa retorcida en primer plano, la vida abre una brecha entre Patricia y Laurence, y esa cuña lleva el nombre de Rose. Un consejero malhechor, ese demonio apoyado en el hombro izquierdo de sus vidas hasta el final; donde curiosamente el humor funciona como un ungüento contra el trauma.

Es imposible leer Todos los Pájaros del Cielo sin sentirse conmovido por su loco y hermoso optimismo.

Reseña: Las Casas de los Rusos, de Robert Aickman

lacasadelosrusosRobert Fordyce Aickman (27 de junio de 1914 – 26 de febrero de 1981), escritor inglés de ficción y no ficción, conocido sobre todo por sus relatos cortos del género sobrenatural.

Siempre nos ha asustado lo desconocido. Antes de que supiéramos que el mundo era redondo, temíamos el horizonte. Los espíritus son algo que la ciencia aún no ha podido probar. Seguimos sin entender, no podemos cuantificar todavía almas y fantasmas. Estoy segura que cuando lo hagamos dejaremos de temerles. En una ocasión el escritor americano John Passarella me dijo: «Incluso aquellos que no creen realmente en el mundo paranormal, están dispuestos a dudar dentro de su incredulidad por el bien de una buena historia. No tenemos todas las respuestas sobre nuestro mundo, por lo que dejamos una puerta abierta a escenarios de “qué pasaría sí…” E incluso aquellos que creen en algo “más allá” de lo normal, reconocen que la ficción es hacer creer. De modo que en algún nivel, todos simplemente queremos una buena historia. Como lector, quieres que esa historia siga su propia lógica interna para mantener viva la ilusión».

Nuestro autor Robert Aickman narra en este libro seis historias que van desde lo sobrenatural, extraño hacia un undo fantástico. En sus personajes intenta siempre sobresaltar un rasgo para singularizarlos. Otra cosa que destacaría de su forma de escribir es que siempre deja el final abierto en sus tramas. Aickman, en este caso, digamos que se asocia con el lector para crear una historia. El escritor deja los huecos y los espacios para que el lector los complete. Cada historia será entonces tan individual como la persona que la lea, llenando los vacíos. A mi entender, una manera más íntima de contar una historia, dejando al escritor y al lector vulnerables teniendo que fiarse el uno en el otro.

La antología comienza con una verdadera joya literaria, el relato que más me gusto. La Tolvanera. Un trabajador del Comité Paranormal nos relata una historia de una casa estilo gótico conocida como Clamber Court donde viven las hermanas Brakespear. No falta ningún detalle sobre esa clase de mansiones, siempre oscuras y silenciosas, menos cuando una de las hermanas toca el piano. Nuestro protagonista vive en la incertidumbre por un extraño polvo que parece cubrir los muebles de la casa. Un polvo denso, anormal, pero que no es capaz de mantener las huellas de alguien que habite allí dentro.

Sigue el relato que da título al libro. La Casa de los Rusos. Otra maravilla escrita que empieza en una taberna con un viejo contando una increíble historia que vivió siendo joven en Finlandia. En una de las islas, un hecho del pasado abre las puertas al más allá para ser vivido de nuevo. Estamos ante otra historia de fantasmas, pero esta vez con un recuerdo sangriento.

No más resistente que una flor, es el título del tercer cuento. Un matrimonio en el cual ella se somete a un misterioso tratamiento de belleza (este punto me dejó muy fría, ya que no se explica nada de dicho tratamiento). A raíz de ese cambio, ella provocará en su marido cierto horror e incertidumbre de lo que en realidad le ocurre a su mujer. De todos los relatos el que encontré más flojo.

Llegamos a otra joya inolvidable, el titulado Ravissante.  Un relato que tiene de todo desde un aquelarre con sexo a cierta dosis de fetichismo, posesiones infernales, un perro que en realidad es otra cosa… y pinturas. Un pintor sin éxito en Bruselas conocerá a la viuda Madame A, comenzando una historia de seducción y posesión diabólica. Uno de los cuentos donde el autor deja más camino para que vuestra mente rellene. El más Aickman, diría yo.

Terminamos con Las Manchas. Stephen, un funcionario que acaba de enviudar, busca refugio en los páramos del norte de Inglaterra. En uno de sus paseos conocerá a Nell, una joven de la que nada más verla se enamorará. Pero en los páramos nada es lo que parece… La historia más de tipo fantástico de todas donde una hermosa mujer puede ser cualquier cosa en esos paisajes ingleses. Triste y sobrecogedora.

Seis relatos, unos de tantísima calidad que hacen sombra a otros que tal vez destacarían fuera de esta antología, pero que junto a esas joyas empalidecen. Una antología que recomiendo para engrandecer vuestra biblioteca.