Archive for Misterio

Reseña: Susurros Extraños, de Víctor Sáenz Barrón

Hay un lugar donde a veces se oyen y se ven cosas que no parecen ser de este mundo. Un espacio que permite acceder a otra dimensión. Un sitio que hace que tengas algo en común con todos los que han estado y estarán allí. Una vez esa fina línea se traspase, ya no serán los mismos, ellos cambiarán. Sus ojos han recibido el vacío sin forma donde el terror es tangible. Ese lado tras esa dimensión es real para aquellos que han estado allí. Una visita a ese mundo inferior hace cuestionar la realidad. Los marca. Todos aquellos que han viajado a ese punto reconocen el toque de locura que luego perdura. Algunas llamadas nunca debieran ser escuchadas.

Pedro es un arquitecto al que al nacer diseñaron su ADN. Ahora, felizmente casado con Sara y padre de un niño de ocho años, ha creado el edificio azul para vivir con su familia. Lo que su mujer no sabe es que la casa nunca la construyó para ellos. Ecos que suenan lejanos, cánticos vocalizados por extrañas gargantas, una silueta oscura sin ojos acecha el interior de la casa mientras esos susurros extraños exigen ser escuchados. El arquitecto desea comunicarse con esos seres. Sara, alarmada de las cosas extrañas que hace su marido, buscará ayuda médica, eso será un error que les supondrá acabar huyendo al otro lado. Años más tarde, Clara, una agente inmobiliaria, intentará vender esa casa ya con fama de embrujada. También caerá bajo el embrujo de la llamada. Pero eso no terminará con ella…

Víctor Sáenz Barrón narra una historia de una energía inteligente sin forma definida que intenta invadirnos desde otra dimensión. Han encontrado un portal para entrar en nuestro mundo, pero necesitan a los humanos para abrir esa puerta y para eso jugarán con la psicología humana prometiéndoles lo que tanto anhelan. Nos sitúa en una población española en la cual unas corporaciones financieras controlan la economía del lugar, haciendo con eso un alegato contra la privatización. Las mujeres tienen un papel casi de heroínas, pasan de ser amas de casa o trabajadoras normales a mujeres de acción. Parece una historia de terror, tiene muchos de sus componentes, no faltan rituales con sangre, presencias inquietantes y una niebla que cuando aparece ya intuiremos que algo malo va a ocurrir. Pero según vas leyendo te das cuenta de que los primeros personajes asumen la situación, las voces han hablado con ellos y saben quiénes son y lo que quieren. La parte más terrorífica llegará en los últimos capítulos del libro.

La historia en sí es buena, pero le falta cierto pulso narrativo por parte del autor. Siempre lo he dicho: no es sencillo plasmar en papel lo que creas en tu cabeza. Así que vamos a darle tiempo y a esperar futuros trabajos más redondos, porque maneras no le faltan. Un libro sobre otra dimensión que no utiliza extraños seres de otros planetas, sino la manipulación y la mentira para llegar a nosotros. Planteándote con ello, el deber conocernos bastante bien para utilizar ese método. Un final que, como ya dije anteriormente, será lo más terrorífico de todo. Si os gustan está clase de historias, es vuestro libro.

Reseña: Un Invitado Inesperado, de Shari Lapena

Los huéspedes van llegando al encantador y remoto hotel en las montañas llamado Mitchell’s Inn. Cada uno de ellos se encuentra allí por motivos diferentes, pero todos esperan que ese fin de semana de tranquilidad suponga un cambio positivo en sus vidas. Una violenta tormenta de nieve los dejará aislados. Entonces descubrirán el primer cadáver, y la horrible verdad saldrá a la luz: tienen a un asesino entre ellos y no hay escapatoria.

Me gustan las novelas de misterio, esa clase de novela en la que debes buscar quién es el asesino. Cuando leí en la portada del libro estas palabras: “Historia policiaca con un delicioso sabor a Agatha Christie”, lo primero que me vino a la cabeza es que era un buen reclamo poner el nombre de esa maravillosa escritora para atraer lectores. ¿Pero sabéis qué? Después de terminar el libro, estoy de acuerdo. Agatha Christie perfectamente habría podido escribir este libro.

Shari Lapena escribió Un Invitado Inesperado con un estilo de intriga muy a lo Agatha. Buscando lo inesperado. Más moderno, eso sí. Los tiempos han cambiado, los personajes se parecen más a nosotros mismos, sus problemas personales son perfectamente los que podríamos tener cualquiera de nosotros. Los fans del misterio y de Agatha Christie estarán encantados de leer este libro. Un libro que te atrapará desde la primera página y os tendrá haciendo conjeturas en cuanto a quién está tras todo este misterio.

Un thriller dosificado que no abruma, alimenta la tensión lo suficiente como para manteneros enganchados. Ninguna prisa por llegar al desenlace. La intriga se teje con habilidad a lo largo de la trama de una manera que os dejará satisfechos. Sabe jugar bien con el lector, crea unos personajes creíbles tratándolos con respeto en todos los niveles morales a pesar de lo oscuro de algunos de ellos. Una trama impecable y un fondo detectivesco moderno creará una lectura emocionante. Pero no es una novela de esas que se usan para relajarse de la lectura de otros libros que necesitan más concentración. En verdad, vais a leer algo con una calidad digna. Me sorprendieron las últimas páginas del libro porque vi lo equivocadas que estaban mis propias conjeturas. Un final resuelto, sin prisas con un toque bien calculado. Yo, desde luego no habría predicho nada de eso. Si buscas un thriller entretenido que te lleve a buscar al asesino, desde luego, este es tu libro.

Reseña: Annabelle, de Lina Bengtsdotter

Annabelle es el libro debut por el que obtuvo el prestigioso premio Crimetime Specsavers la escritora Lina Bengtsdotter. Con este novela se inicia la serie protagonizada por Charlie Lager del Departamento de Operaciones Nacionales en Estocolmo. La historia transcurre en Gullspáng, un pueblo pequeño del interior de Suecia, ya sabéis de esos pueblos en los que no suele pasar nada. Yo he vivido toda mi vida en un lugar así. Allí tus pasos por muy largos que sean acaban regresando al punto de partida…

Charlie Lager y su compañero Anders Bratt son enviados para ayudar a esclarecer la desaparición en una calurosa noche de verano de la joven Annabelle Roos, de diecisiete años. Eso no les va hacer mucha gracia a los policías locales que ven con malos ojos la llegada de los agentes de Estocolmo. Al misterio de la desaparición se une el drama de dos amigas preadolescentes llamadas Alice y Rose. Ambas vienen de familias desestructuradas, pero no será hasta el final que sabremos el enigma que las enlaza con toda la trama. La novela Annabelle se anuncia como un thriller policiaco destacando el buen hacer de la autora en ese campo con bastante dosis de realidad, aunque según vas leyendo te das cuenta que tiene bastante más de drama familiar. La propia Charlie Lager tiene sus propios secretos personales, ella vivió ahí en Gullspáng con su madre alcohólica. Y no sólo deberá esclarecer la desaparición, también tendrá que cerrar sus heridas personales. Será como un viaje en el tiempo hallando sus propias respuestas mientras el caso se va complicando. Al ser el primer libro de la serie, la autora se toma su tiempo en que conozcamos a la detective para dejar clara su personalidad en los siguientes libros. Haciendo con esto que el trabajo policial a veces pase a un segundo plano.

Deciros que Gullspáng es donde originalmente se crió Lina Bengtsdotter. Con ello en cierta manera utiliza a la detective para explorar su pueblo natal haciendo con ello varias críticas: la decadencia de la zona rural sueca, el alcoholismo, el desprecio de los habitantes de Estocolmo hacia las zonas más pobres, la inmigración y un guiño hacia el auge de la ultraderecha en Suecia. Impresiona también la calidad narrativa para ser el primer escrito de Lina Bengtsdotter. Usa una prosa tranquila sin apenas palabras duras. Todo ocurriría en un ambiente bastante lúgubre en un pueblo casi fantasma dando la sensación que el resto de los habitantes esconden algo. Hay giros sorprendentes, personajes masculinos bajo sospecha, aunque el misterio se moverá más hacia el pasado que en la propia investigación. Una búsqueda donde la autora nos irá mostrando lo que en verdad ocurrió. Con ese final que lo conectará todo dejando las heridas un poco más cerradas.

No es un libro más de policías suecos y crímenes por resolver, este libro lo he encontrado increíblemente bien escrito para narrarnos un tema ya muchas otras veces contado por otros autores. Sin embargo, lo recomiendo.

Reseña: La Muerte del Comendador (Libro 2), de Haruki Murakami

El esperado desenlace por fin. El retratista, personaje principal, sigue en la casa de las montañas llena de objetos misteriosos. Lo más curioso es una pintura titulada La Muerte del Comendador. Mientras busca respuestas a varios misterios que envuelven su entorno, un vecino le pide pintar el retrato de una joven y extraña estudiante llamada Marie. Así se detuvo la primera parte del libro…

En esta segunda parte, cuando ella no regresa a casa de la escuela, él se lanza en su búsqueda. Angustiado por ese nuevo misterio se hará más preguntas comenzando con ello un viaje que se hace más profundo que la propia búsqueda de Marie. En el centro de todo esto sigue el misterioso cuadro. ¿Quién es ese hombre que no tiene rostro? Página a página recibimos respuestas que caen como pinceladas, revelando gradualmente la imagen completa. A menudo, el viaje es lo que importa, no el destino. Haruki Murakami otra vez nos salpica con la soledad, el dolor, el aislamiento y ese vacío que la creatividad puede dejar en el alma. Pero sobre todo con la búsqueda de uno mismo.

Al igual que antes, la casa sigue siendo vital en la historia, con sus registros antiguos, los enigmas son parte de la estructura al igual que las tablas y clavos que la construyen. La pintura de Don Giovanni se trasformará en pura magia sobrenatural cuando arroje a sus personajes y estos se materialicen. De nuevo el protagonista se encontrará entre sueños obsesivos, mundos del otro lado y la realidad. Los recuerdos serán la base de toda la novela, aunque su narrativa puede llegar a cargar de tan detalle. Sin embargo, la intriga se dosifica de manera extraordinaria haciendo la lectura amena. Algunos personajes importantes del primer libro van perdiendo interés en este segundo volumen, pero todo quedará bien atado, al menos lo más interesante y seguirán los guiños a citas musicales.

El autor en las páginas de este libro pone en duda la necesidad de creer. ¿Cuál es el propósito de la creencia? ¿Es para ocultar el miedo bajo la retórica de barrer la suciedad escondiéndola bajo la alfombra? La necesidad de creer en algo, de estar tras una pancarta, puede justificar nuestras acciones y dar a las masas alguna excusa por la que vivir. Murakami establece argumentos tanto de identidad como de política contra un telón de fondo de las cuestiones más fundamentales.

Un libro extraño, fascinante, con mucho más erotismo que el anterior. Muy “japonés”, monoteísta, cuyas escenas sobrenaturales ponen la piel de gallina. Al final, la decisión que tome nuestro protagonista no es sorprendente, pero tal vez nos afecte más de lo que queremos admitir. No hay ninguna epifanía, lo aceptaremos sin protestar, al igual que aceptamos esa paz que llega con el silencio. No puedo hacer otra cosa que recomendar ambos libros.

Reseña: La Hija del Relojero, de Kate Morton

Me encantó la portada del libro cuando la vi. Esa fotografía en sepia de una joven muy hermosa. Al verla, me llevó a pensar en el pasado, en los que ya no están entre nosotros. Por que todos tuvieron una vida que al no ser contada quedará siempre en el olvido…

En el verano de 1862, un grupo de jóvenes artistas viaja a Birchwood Manor, una casa de campo en Berkshire. Tienen un plan: vivir los siguientes meses recluidos y dejarse llevar por su inspiración y creatividad. Sin embargo, algo saldrá mal. Dos invitados inesperados. Dos secretos guardados en el tiempo. Un disparo en la oscuridad. Un siglo y medio después, Elodie Winslow, una joven archivista de Londres, descubre una cartera de cuero que contiene dos objetos sin relación aparente; una fotografía en sepia de una mujer de gran belleza con un vestido victoriano y el cuaderno de bocetos de un artista en el que hay un dibujo de una casa de dos tejados en el recodo de un río. La misma casa que ella recordaba del cuento que le contaba su madre.

Narrada en varias voces, nos sorprenderá la voz de un fantasma que cuenta parte de su vida a través de diferentes personajes. De lo que nos cuenta ese ser, sabremos del pasado de Edward Radcliffe y la propia Birdie Bell. Viajaremos en el tiempo para saber de un asesinato, un misterio, un robo, una reflexión sobre el arte, la verdad y el paso de unas vidas que dejaron huella. ¿Puede existir un amor tan poderoso que alguien se volviera loco al perderlo? Elodie nos traerá el ahora en busca de respuestas. Puede ser que la forma escrita tan pausada y llena de detalles, os de la sensación que es una novela lenta. Pero a mí me encantan los detalles (hasta los más pequeños) y esto gusta dentro de la paciencia de seguir un libro. El no tener prisa. Ni tú leyéndolo, ni en el de su autora al escribirlo. Esto hace que el misterio en si vaya perdiendo fuerza, imponiéndose la narración desde el pasado hasta el presente, eso sí.

Un libro lleno de secretos donde la escritora va dejando pequeños enigmas que luego van encajando a la perfección. Una increíble nostalgia por el pasado envolverá toda la historia, junto a mentiras y traiciones. Poco a poco, entenderéis que es la casa, junto al paso del tiempo, lo más importante. Donde Kate Morton trabajará lo mejor de la novela. Donde crea personajes de distintas épocas y sus situaciones, un todo perfecto en el que no escapa un detalle como en nuestra memoria.

Birchwood Manor, esa hermosa casa de campo, nos irá desvelando su propia personalidad a través de sus antiguos habitantes. Como toda casa antigua que arrastra una tragedia, tendrá su momento de terror. Las consecuencias, las superaciones personales, el tener claro lo que deseas en la vida, la familia, los perjuicios y sobre todo las apariencias, os harán reflexionar de la manera en que unas vidas dejarán su impronta en otras personas e incluso en unas paredes.

Alternando la narración en varios hilos temporales atrapara al lector donde el arte es un elemento muy importante, aunque tampoco faltarán alusiones literarias. Escrita con una ternura envolvente, bella y fluida, el fantasma escuchará ese silencio. El tiempo lo sepulta todo, ya nadie recuerda su verdadero nombre. Nadie conoce los sucesos de aquel verano. Ahora es el momento: Edward y Lily fueron amantes condenados. Dicen que los talismanes más poderosos son las historias que contamos.

Reseña: La Boca del Diablo, de Teo Palacios

labocadeldiablo¿Qué vendría a ser la superstición? En cierta ocasión, un amigo me dijo: «Es lo peor del ser humano, le lleva a cometer los mayores horrores conocidos en nombre de algo que no existe».

Gran Armada de 1588. Felipe II quería hacer una expedición de castigo contra Inglaterra por sus intromisiones en la guerra de Flandes. Se diseñaron varios planes que no terminaban de convencer y al final el monarca como jefe del ejército se decantó por uno, la jefatura de la parte naval correspondía al Marqués de Santa Cruz, uno de nuestros almirantes más laureados con numerosas e importantísimas victorias en su haber. Desgraciadamente murió antes de llevar a cabo tal encargo, así que el Rey decidió nombrar como jefe de la Armada al Duque de Medina Sidonia que no era un experto en este tipo de misiones, como él mismo dejó claro. El plan era llevar los barcos de transporte de tropas desde la Península hasta los puertos de Flandes en manos españolas, donde los tercios bajo el mando de Alejandro de Farnesio, pasarían a Inglaterra para arrasarla. Los ingleses se dedicaron a implorar a Dios por su salvación. La Armada cumplió su misión sin grandes contratiempos. No perdió más que un barco o dos en combate. Llegó al puerto indicado y mandó mensajes a Farnesio, pero éste no estaba preparado. La Armada por el cambio de estación para navegar tenían que volver y no podían hacerlo por la ruta de llegada por las corrientes así que no quedaba más remedio que rodear las Islas Británicas. Ahí es donde con las tormentas y las corrientes encallaron. Se fueron a pique una decena o más de barcos. La mayoría de barcos y personas volvieron y fue una hazaña que quedo en nada.

Por supuesto, los ingleses pensaron que era una señal divina.

Esto que estáis leyendo sería un resumen de lo que aconteció con la Gran Armada de 1588. El libro que vais a leer empieza con Baltasar de Zúñiga, un personaje muy importante de la maquinaria diplomática de los Austrias, entre Felipe II hasta los comienzos del reinado de Felipe IV. Junto a su escolta Juan Lobo, serán de los primeros en arribar a costas españolas para informar al Rey del desastre. Entre datos y nombres históricos reales nos adentramos en otra historia ficticia de horror.

Unos meses más tarde, Juan Lobo recibe una nueva misión a manos de Baltasar. Deberá ser el escolta de dos inquisidores. Llegó un rumor de que en una villa española llamada Casarrubios del Monte, se instaló el terror. Sus habitantes cuentan que brujas y demonios se apoderaron del lugar. Ya han desaparecido tres mujeres…

La Boca del Diablo es un relato histórico terriblemente exacto de lo que fue nuestro Siglo XVI. El autor dejará al lector luchando contra la superstición, mientras buscan las respuestas al misterio. La lógica y la razón huyen dentro de esta historia poblada de miedos y hombres que ponen senderos falsos hacia la verdad. Los que siguen a desentrañar este misterio, Juan Lobo y los dos inquisidores, deberán tratar de determinar lo que es real y lo que no, en un mundo donde la superstición manda. Fray Gonzalo y Fray Bernardo son lados opuestos de la misma moneda. Uno se inclina hacia lo sobrenatural y espiritual, mientras que el otro usa el sentido común y la prudencia. Están en desacuerdo entre sí durante la investigación en un pueblo donde espera el terror en las esquinas y las personas se apresuran para evitar las sombras.

Las calles de Casarrubios se vuelven reales para el lector gracias a la precisión vívida del autor en La Boca del Diablo. Teo Palacios maneja el delicado equilibrio de la información con maestría. Más que una novela histórica, para mí es misterio; donde Fray Bernardo tiene un aire a Guillermo de Baskerville (monje de El Nombre de la Rosa), al igual que él cree que sin una explicación racional el mal puede tener muchas formas.

Situada en el Siglo XVI, los fans de las novelas históricas no quedarán decepcionados. Tampoco los del mundo sobrenatural ya que ciertos hechos no tendrán explicación. Como las desapariciones suceden antes que lleguen los tres protagonistas, eso le quita bastante intriga. Aunque las dotes detectivescas de uno de los inquisidores te atrapan hasta el final del libro. Además de unos buenos diálogos y una narrativa bien labrada, con datos históricos precisos que no cansan al lector.

Ya sabéis el dicho: «La mayor de las herejías es no creer en el Diablo…”.

Reseña: El Príncipe de los Prodigios, de Victoria Álvarez

elprincipedelosprodigiosEl Príncipe de los Prodigios es la segunda parte de la trilogía que comenzó con La Ciudad de las Sombras (anteriormente reseñada). Deciros que no pasa nada si directamente habéis comprado este segundo volumen, ya que puede leerse sin conocerse el anterior. Pero (sí, siempre hay un pero) os recomiendo, cuando termines este ejemplar, empezar el otro, ya que las esencias de sus perfumes orientales siguen ahí de una forma u otra.

Tiene el mismo comienzo: con la escriba Ruth escribiendo la biografía de Helena. No puedo evitar visualizar a nuestra autora Victoria Álvarez como si de una Scheherezade se tratase. No se juega el cuello, pero nosotros sí estamos esperando que alguien ponga un cuento en nuestra vida rutinaria para que, aunque sea por un corto instante, nos deje soñar con otros lugares. Lo único que tenemos que hacer es pasar páginas. Así que poneos cómodos, dejaos llevar por una nueva historia cuyo comienzo es: «Imagina que empieza a caer nieve negra del cielo…».

1924. Una joven Helena Lennox acompaña a sus padres a la ciudad de Nápoles para colaborar en una excavación arqueológica pompeyana. Una desconocida le entrega un amuleto de protección con una advertencia: La ciudad no es segura, los ángeles ya no velan por nosotros. La familia Lennox se relacionará con una princesa solitaria, un pariente inesperado y un viejo amigo perseguido por la mala suerte. Mientras tanto, unos horribles crímenes están atemorizando la ciudad. Las víctimas son chicas jóvenes sin ningún elemento en común. Entonces sabremos del Príncipe de los Prodigios, un intrigante alquimista. Según cuenta la leyenda, ideó una carroza que se desplazaba sobre el agua, un carbón que no se consumía… y un brebaje capaz de despertar a aquellos atrapados en un sueño profundo.

Quienes sí hayáis leído La Ciudad de las Sombras entenderéis que esto último será el misterio que Helena necesita conocer.

Está segunda parte se lee sobre una base sólida del anterior. Puedo decir que en la forma escrita supera al otro libro. Mejor narrado y con un vocabulario más trabajado. Aunque ya estamos familiarizados con la familia Lennox, en esta ocasión la historia recaerá más en su padre que en la propia Helena. A ella la sentiremos más madura, se nota el peso sobre sus hombros de la otra experiencia que vivió. Sabremos más del pasado de su padre y sus amistades. La autora de nuevo nos maravilla con todo lo que rodea al ambiente de la novela, haciendo que la inmersión total valga absolutamente la pena. Dándole una muy creíble vida a la ciudad de Viena. Desde la arquitectura y el arte, hasta las minucias aparentemente insignificantes nos recreará una ciudad en cada matiz para que podamos visitarla desde la comodidad de nuestra silla de lectura.

No solo vamos a leer aventuras. Como buena novela de misterio habrá asesinatos y aquí de nuevo alabo el trabajo de la autora. Entiende que la gente muere si la atacan…, eso hace que todo lo ocurrido sea más realista. Por eso, no os encariñéis mucho con un personaje. También nos sumergirá en el misterioso mundo de la alquimia y los extraordinarios inventos. Todo muy bien narrado y atado. Los personajes son inmejorables. Así que poco más puedo deciros sin destapar la trama. Ah eso sí, alabar una vez más la portada del libro, los adornos de los principios de los capítulos y las ilustraciones de Lehanan Aida.

Un maravilloso libro, una segunda parte que supera con creces a la primera, pero sobre todo, aplaudir la increíble evolución de la escritora a la hora de escribirlo. Con un final cerrado, llegaremos a la última página, aunque tal vez no lo sea tanto, sigo sintiendo el perfume embriagador de la India cuando lo cerré. A la espera de la tercera historia, esperando de nuevo a Victoria Álvarez, nuestra particular Scheherezade.

Reseña: La Ciudad de las Sombras, de Victoria Álvarez

laciudaddelassombrasOctubre de 1985. Ruth, una joven bibliógrafa, se desplazará a Egipto para entrevistarse con la octogenaria Helena Lennox, de la cual está escribiendo su biografía. Mientras contemplan las hermosas vistas del Nilo, le narrará una increíble historia…

Viajaremos al pasado, a una India de los años 20; exótica y llena de peligros, cuando Helena era una adolescente inglesa de diecisiete años. Sus padres deben abandonar Londres para viajar a la India, donde unos compañeros arqueólogos han desaparecido en la misteriosa ciudad fantasma de Bhangarh. El espíritu aventurero de Helena hará que siga sus pasos días después y a escondidas.

La autenticidad de este libro es asombrosa. La autora ha realizado una investigación en profundidad dándole vida a la India para los lectores. Captura los matices sutiles como el olor, la textura y el tono. “Un mercado de flores, tantas que daban la impresión de estar brotando directamente de la tierra”. El esplendor en el que se envolverá nuestra protagonista, le hará creer que es un personaje de leyenda atrapada en un cuento de Las Mil y Una Noches. Mezquitas que parecen alcanzar el cielo. Entre callejuelas estrechas, pasadizos, especias, alfombras y sedas conocerá al príncipe Arshad en su palacio de ensueño. Sabrá sobre la escalofriante leyenda que esconde la ciudad fantasma de Bhangarh… Gracias a las increíbles descripciones de la autora, podemos ser transportados a este lugar exótico y experimentarlo tal como es. En lo bueno y en lo malo. Ya que en ningún momento olvida la miseria junto a un sistema de castas que llevan a la gran mayoría de personas a la discriminación. Recordad que por entonces luchaban por la independencia de los ingleses mientras tenían sus enfrentamientos con los indios musulmanes.

Mentiras y traiciones formarán parte del misterio sin dejar de lado su punto romántico: nos encontramos con un libro juvenil de aventuras en el cual Helena y su amigo Miles se comportan acorde a su edad y sus miedos. No esperéis diálogos increíbles, son chicos jóvenes, Victoria Álvarez entendió que debía estar a su altura y hacerlos lo más realistas posibles, dentro de la personalidad de cada uno. Helena, por ejemplo, es aventurera, descarada, respondona, se siente en cierta forma dueña de su propio destino, eso hará que sus diálogos vayan acordes con ella.

Escrito con una prosa que rebosa naturalidad, pero destacando la gran ambientación creada alrededor de la historia, giros inesperados os sorprenderán. Os quedaréis con ganas de saber más cosas de la India y sus costumbres. El libro en sí es tan bello como la historia. Una obra de arte dentro y fuera con ilustraciones de Lehanan Aida. Hermosa encuadernación en relieve que hace de esta historia un verdadero tesoro en todos los niveles. ¿El final? Seguirá con el misterio ya que es el primer libro de una trilogía.

Abrid sus páginas, perdeos entre ellas, perseguid el rastro del perfume de magnolias y esperad la continuación. Mientras tanto, soñad con palacios, ciudades perdidas, mujeres valientes y príncipes.

Reseña: La Vampira de Venecia, de Lorenzo Fernández Bueno

cubierta_La vampira de Venecia_011018_LOGO2.inddPara escribir su thriller, el autor se basa en un hallazgo real que un equipo de antropólogos localizó en Viena, sobre un supuesto entierro ritual de una mujer a la que se acusó de vampira. El escenario de esta historia de misterio tiene su propia personalidad distintiva, con calles estrechas y oscuras donde un ambiente lúgubre y tenebroso acompaña a nuestro principal protagonista Maurizio Roncalli, joven antropólogo que trabaja para la policía republicana.

El profesor Adriano Toscanelli, junto a su equipo, desentierran en la isla de Venecia a un grupo de apestados que inexplicablemente no fueron quemados como se hacía en el protocolo de esos casos.  Entre todos ellos hallaron un cráneo de mujer bien conservado. En el interior de la boca había un ladrillo de gran tamaño. Mitos que se remontan miles de años atrás cuentan que así se mataba a los no muertos. Alguien borró una inscripción que se encontraba en el cráneo. Mauricio será llamado por el profesor Adriano para formar parte de la investigación.

La novela nos adentrará en tres épocas diferentes. La primera será en la actualidad con el enigma que envuelve a Mauricio. Un hombre con un pasado tortuoso del que apenas recuerda nada, aunque poco a poco, su mente va acercándose a la verdad… En la segunda, nos adentraremos en el siglo XVIII. Mediante unos diarios de un médico militar sabremos de una misteriosa epidemia en la Europa del este. (Estos escritos son auténticos, no inventados por el autor). Leeremos unos hechos documentados.

Siglo XVI, el Papa Sixto V, de todos los Papas, el más desconocido, tenebroso y oscuro. Tenía un miedo ancestral a la muerte rodeándose de nigromantes, alquimistas, magos. Cada una de estas épocas aportará una nueva intriga en la que el Papa Sixto V tendrá un papel muy importante.

Ya habréis entendido que no es una novela típica de vampiros. No hay castillo, no hay capas, lobos, lunas llenas, ni niebla. Ni siquiera aparecerá un carruaje. Aunque en toda la novela el autor dejará constancia de la fascinación que tiene por el tema del vampirismo. Es una novela con un misterio que empezó muchos siglos atrás y quedó escrito en unos diarios. Una búsqueda que nunca tendrá fin. Porque tú, sí tú, quien está leyendo esto, ¿qué haríais por no morir? ¿Por no desaparecer de este mundo como si nunca hubieras existido? Una novela donde todo parece acelerarse para que el lector no tenga tregua, pero no por ello busca el autor un final precipitado. La novela culmina magníficamente.

Le introdujeron a una mujer viva un ladrillo en la boca, desencajándole la mandíbula. La prensa se refería a ella como «La Vampira de Venecia». Pero no os equivoquéis, esto es solo una parte de un misterio mucho mayor donde la iglesia juega un papel que cierto día empezó un Papa…

Lorenzo Fernández Bueno nos deja así un libro entre lo histórico y la ficción. La realidad y el misterio. Manejando con un vocabulario sencillo, tres lugares de los cuales se nota la documentación que llevó a cabo para escribirlo. Sin tregua, nos llevará de un sitio a otro a cuestionarnos por qué o quién. Cuando la respuesta siempre estuvo ahí. Desde el principio.

Reseña: Sabotaje, de Arturo Pérez Reverte

SabotassdsdjeEs difícil ponerte a reseñar una novela cuando todavía te duele hasta el alma de lo que te has reído en algunas partes, sobre todo en los diálogos. Dicen que lo más difícil en esta vida es hacer reír a alguien con una historia, pues, puñetas, estuve a nada de que me diera algo serio, jajajaja, qué trabajo hizo Arturo Pérez Reverte, qué trabajo. Pero mejor será empezar con la sinopsis del libro:

Mayo de 1937. La Guerra Civil sigue su sangriento curso en España. Una doble misión llevará al guaperas y seductor agente del servicio de espionaje franquista Lorenzo Falcó a París. Allí bajo el alias Ignacio Gazán, simpatizante de la República y coleccionista de arte, deberá cumplir una doble misión: una con el intelectual comunista Leo Bayard, y la otra sabotear el cuadro que en esos momentos está pintando Pablo Picasso para la Exposición Universal en la que la República pretende conseguir apoyo internacional. Empieza ya de forma brutal con los diálogos con el Almirante, por que si algo hay que destacar de la novela, serán los diálogos. Falcó en estado puro:

— Por supuesto, comunista y torero… Todos en mi país los somos, cuando no tenemos una guerra en la que ocuparnos -suele responder.

No es una historia de la Guerra Civil española, es una novela negra que se desenvuelve en el ambiente del conflicto bélico que se vivió. Falcó no es ningún asesino, trabaja para quien le paga y le hubiera dado igual que fuera un bando u otro, él tenía muy claro que ganara quien ganara, el desastre estaba asegurado. Se moverá por París, conocida como la ciudad de la luz, paseando por las tranquilas orillas del Sena nos dejará esa rara sensación de que sus habitantes estaban seguros que nos les alcanzaría lo que en esos momentos sucedía en Alemania. Por lo general, llegan a creer que no va a suceder nada mientras se está armando un desastre a su alrededor. Falcó conocerá a intelectuales que hablan mucho y hacen poco o nada, lo que se suele llamar revolucionarios de salón, intelectuales haciendo ver como que dirigen el conflicto cuando no es así, al fin y al cabo, como bien me dijo un amigo mío una vez, a la guerra van los tontos y los obligados. Y estos ni una cosa ni la otra. En la novela aparecen personajes de entonces, algunos tan importantes como Marlene Dietrich, Picasso y alguien con el nombre falso de Gatewood, aunque no sé para qué le puso ese nombre ya que cuando se refiere a él como escritor americano que huele alcohol ya me lo vi venir, jejeje, un creído chulo que iba de matón y no tenía ni media hostia, y a mí sus novelas ni fu ni fa. Será épica la escena en el baño con Falcó, sí, olé y olé.

Al principio, comenté que lo mejor son los diálogos, la conversación que tiene con Pablo Picasso a solas con el cuadro, madre mía, me reí tanto, pero tanto, que pensaba que se me paraba el corazón. Hacía años que no me reía así. Y es que… jajaj, es verdad, que se pongan todos como quieran, pero más allá de que fue un encargo y de que lo han idealizado, a mí me hubiera pasado como al Falcó, lo hubiera mirado más espantada que otra cosa. Esa charla con Picasso es maravillosa, impagable, solo por ese pasaje ya amo a Reverte para los restos.

Una novela negra de espionaje, dos misiones que llevar a cabo con una guerra de fondo donde todo es negocio: armas y cambios de favores. Un autor valiente que sin contar mucho, lo dice todo. Sabiendo que aquello que tiene que ver con la Guerra Civil esta magnificado, escondido bajo un manto de manipulación y propaganda, y tal vez sea por eso que es un tema tan difícil de tratar. Con Sabotaje pone fin a la trilogía a lo grande. Con el que para mí es su mejor libro. Lo he disfrutado tanto que lo voy a volver a leer, aunque terminé de nuevo en el suelo por la risa.

Dejó una gran historia de espías, si tú quieres buscar ahí antiguos fantasmas es tú problema, el autor simplemente escribió una de las mejores novelas negras que he leído nunca. Escrita de forma soberbia, no falta ningún elemento: espionaje, mensajes cifrados, el improvisar y saber captar esos pequeños detalles que son la diferencia entre seguir vivo o morir. Lorenzo Falcó aplastará un cigarrillo bajo la suela de su zapato y nos dejará por ahora mientras camina con una cartera bajo el brazo guardando un secreto. Solo puedo aplaudir la novela, solo puedo reverenciar la gran pluma de Reverte y el maravilloso personaje que creó para deleite de nosotros los lectores.