Archive for Policiaco

Reseña: El misterio de la mosca dorada, de Edmund Crispin

elmisteriodelamoscadoradaEdmund Crispin (1921-1978) es el seudónimo de Bruce Montgomery. Un problema de nacimiento en las piernas le privó de poder jugar con sus compañeros de clase en cualquier disciplina deportiva. Lejos de sentirse una persona inservible, dedicó su tiempo a pasar largas horas encerrado en la biblioteca. De este modo, hoy en día está considerado como uno de los autores de novelas detectivescas más importantes del siglo XX.

Su particular modo de enfocar los casos lo han catapultado a lo más alto de este género. La mayoría de sus casos se centran en habitaciones cerradas donde se ha cometido un asesinato, también llamados “locked room misteries”. Es aquí donde el británico se desenvuelve con especial soltura. Su personaje más popular es el profesor Gervase Fen, un aficionado a las novelas detectivescas y La mosca dorada es su primer caso.

Edmund Crispin es mundialmente conocido por su obra La juguetería errante, considerada como una de las cumbres de la Edad Dorada de la novela de detectives inglesa, y donde el rol protagónico también recae en Gervase Fen. Este singular personaje es capaz de poner en entredicho la efectividad de toda una flota de detectives que sigue las pistas del caso en cuestión. Su “modus operandi” y su peculiar sentido para resolver los casos, de manera rápida y efectiva, deja a todos los presentes boquiabiertos.

En La mosca dorada, la cuarta novela publicada por la editorial Impedimenta sobre la saga de Gervase Fen, el profesor resuelve el misterioso asesinato de una joven actriz de teatro en apenas unas cuantas conversaciones pero, para bien del lector, mantiene la intriga hasta el capítulo final de la novela.

Yo mismo, tal vez emulando un poco al señor Fen, he investigado sobre esta obra y me ha sorprendido (decepcionado sería la palabra adecuada) la poca puntuación que recibe esta novela magníficamente confeccionada. Tal vez esta circunstancia sea debido al hecho de que, en ocasiones, pueda parecer un poco lenta, pero presiento que es algo que el señor Crispin hizo a propósito, para dar mayor suspense. A mí, por supuesto, me ha dejado con la boca abierta. Ya espero con muchas ganas Holy disorders, título original del siguiente caso que también será publicado por Impedimenta en algún momento, como ya ha anunciado la editorial.

“El tren con destino a Oxford está a punto de hacer su entrada. En los próximos días, la ciudad se convertirá en un cotilleo debido a la llegada de una nueva compañía de teatro que tiene previsto actuar en la localidad. Un contratiempo está a punto de suceder a los pocos días de empezar los ensayos: la joven Yseut, una actriz mediocre y dada a mantener aventuras con muchos hombres, va a ser asesinada en el hotel donde se hospeda. Todo apunta a que el asesino es alguien conocido pero, dado a que tiene tantos enemigos debido a sus constantes idilios amorosos, ¿quién podrá ser el autor del crimen? ¿Se trata de un ajuste de cuentas? ¿Un crimen pasional? ¿O caso es el dinero el motivo de tal atrocidad? Un profesor de Literatura y Lengua Inglesa de la Universidad de Oxford llamado Gervase Fen se pondrá al frente de una investigación que traerá más de un dolor de cabeza a las autoridades competentes. Un aficionado a la novela de detectives es quien será el encargado de resolver, en apenas unos minutos, al autor del crimen, el cual no será desvelado hasta el último capítulo de esta fascinante obra…”

Reseña: Los tres evangelistas, de Fred Vargas

lostresevangelistasExisten grandes autores que para el público no-nato lector pasan de tapadillo. Autores que no alcanzan “el nombre” como para salir publicitado en la caja tonta y que en países extraños como el nuestro, sólo puedan gozar de la mínima publicidad del boca a boca… en internet. Una de ellas es Fred Vargas. Una genial autora, maestra en todo lo que escribe, que el lector asiduo conocerá, sobre todo, si es entendido en novela policíaca.

Fred Vargas, seudónimo de Frédérique Audoin-Rouzeau (1957), es una escritora francesa, autora de cantidad de novelas policiacas de gran renombre en el globo. Escogió el seudónimo de “Vargas”, por el personaje de María Vargas, interpretado por la actriz Ava Gardner en La condesa descalza. Fred, arqueóloga e historiadora de formación, recibió el premio del “Festival de Cognac” en 1986 por su primera novela.

Desde entonces, ha creado grandes personajes como el comisario Adamsberg, personaje principal en la mayoría de sus novelas. Aunque Adrien Danglard, inspector metódico de saber enciclopédico, adjunto al anterior; divorciado, padre de cinco hijos y gran consumidor de vino blanco y cerveza, es otro de sus personajes más emblemáticos.

No obstante, los tres tipos a seguir, los que gozan de protagonismo en este titulo de hoy, son los apodados Los tres evangelistas. Marc Vandoosler, “San Marcos”: hombre de familia durante el día, medievalista por la noche, le encanta llevar pesados anillos de plata. Lucien Devernois, apodado “San Lucas”: historiador, especialista en la I Guerra Mundial, utiliza al hablar muchas expresiones de esa guerra. Un personaje inspirado en el hermano de la autora. Y el último, aunque no menos importante: Mathias Delamarre, apodado “San Matías”, arqueólogo, especialista en Prehistoria. A menudo, pasea en sandalias y rara vez va vestido decentemente.

Menuda cantidad de años de experiencia comprenden, ¿no?

Siruela Editorial, encargada de traernos todas estas joyitas que son los textos de la Vargas, publica así un genial tomo que comprende la denominada trilogía de Los tres evangelistas. Recogido en un solo volumen y a un precio genial para la cantidad de diversión lectora que contiene.

Estos tres personajes, apodados los evangelistas viven en la misma casa. Cada morador ocupa un piso entero, determinado en función de la época que estudia. En Que se levanten los muertos (Debout les morts, 1995- Ediciones Siruela 2005), una mañana, la cantante Sophia Simeonidis descubre en su jardín, un árbol que nunca ha visto antes. Ella se pregunta sobre su origen y está preocupada, sin embargo, su marido le es indiferente. Se dirige a sus vecinos un tanto atípicos para comprobar si las raíces de que el árbol haya aparecido allí de buenas a primeras, pueda significar algo. Los tres evangelistas son esos tipos raros que viven enfrente. Por lo pronto, no hay motivo de preocupación, no, hasta que Sophia desaparece…

Más allá a la derecha (Un peu plus loin sur la droite, 1996 – Ediciones Siruela 2006), es la primera aparición del personaje Kehlweiler. El cual descubre un fragmento de hueso humano entre los excrementos de un perro mientras vigila la ventana del sobrino de un diputado. Con el apoyo de los evangelistas el caso empieza a convertirse en algo cada vez más extraño y más… escatológico.

Sin hogar ni lugar (Sans feu ni lieu, 1997- Ediciones Siruela 2007), cuenta nuevamente con Kehlweiler, apodado el “alemán”. Es el tercer caso de la serie (y espero que no el último). Una bestia salvaje ha matado ya dos mujeres jóvenes en Paris. Al parecer, algún loco con unas tijeras. El joven discapacitado Clèment Vauquer busca refugio en casa de Marthe, la anciana exprostituta amiga de Kehlweiler, que de pequeño le atendió como una madre. El depredador anda suelto, y las teorías de “todos los buenos” apuntan al lugar más sencillo. Pero, ¿de verdad es un caso tan fácil? Antecedentes de sufrimiento mental. Una historia que no dejará indiferente a nadie.

Las historias de Fred Vargas son siempre sorprendentes. Tienen un comienzo arrollador donde una nimiedad, cualquier suceso del día a día, se puede convertir en un caso de lo más extraño. Los diálogos de sus personajes están llenos de sarcasmos y de grandes evocaciones al paso de los años por gente que una vez vivió la vida a tope. Otros, son simples lacayos del destino diario.

Leer a Fred Vargas es siempre recomendable. Cantidad de premios tiene en su haber. Ya es hora de que vayáis descubriéndola. Los tres evangelistas es un modo ideal de empezar con tramas que os tendrán atrapado/a de principio a fin. Y eso, con la cantidad de obras sin sentido que se publican hoy en día, es decir bastante.

Reseña: El murmullo, de Milo J. Krmpotić

elmurmulloMilo J. Krmpotić, es redactor jefe de la revista Qué leer, colaborador de medios como Fotogramas o Go Mag y las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana, y escritor de siete novelas, la última, la que ahora se presenta. Este autor es más conocido por su obra Las tres balas de Boris Bardin, novela policíaca, ganadora del premio NoTodo.com a la mejor novela del año 2010 y finalista del Memorial Silverio Cañada 2011 de la Semana Negra de Gijón a la mejor ópera prima criminal.

Esta es una novela difícil de reseñar, muy difícil, la verdad, por su ambigüedad. En ella se nos presenta el secuestro de una joven con una narración compleja que puede no resultar agradable para alguno. Personalmente he llegado a sentirme completamente perdido entre las páginas, sin llegar a comprender bien lo que pasaba. Supongo que es un efecto metaliterario en el que el autor nos intenta mezclar lo real con lo imaginario, para entender la sensación de pérdida de la joven. Por otro lado, tenemos a una periodista que “tiene” una relación con la hermana de la desaparecida. En su historia también hay una ambigüedad entre lo real y lo ficticio donde ni siquiera al final conseguiremos comprender cuál es la verdad de toda la novela, pues el autor deja al lector elegir la que prefiera. Nos encontramos por lo tanto con una novela interpretable.

Los personajes están bien desarrollados. Quizá el secuestrador el que menos, pues en la obra no encontraremos un motivo que le haya llevado a hacerlo ni una explicación, solo un secuestro. Y siempre con el juego realidad/ficción que tanto parece gustarle al autor.

En una entrevista de asturias24 se le hace una pregunta muy importante sobre la obra.

«Uno de los aspectos más interesantes de El murmullo es esa ambigüedad entre lo objetivo y lo subjetivo. Lo fantástico y lo normal… ¿Dónde empieza y dónde acaba lo real en tu novela?».

Su respuesta es clara:

«Eso lo debe decidir el lector, cada lector en particular. Obviamente, no llego al nivel de excelencia técnica de James, porque Otra vuelta de tuerca es una maquinaria perfecta en su uso del punto de vista. Aspiraba a que tanto el lector afín a lo realista como el lector amigo de lo sobrenatural salieran del libro siendo capaces de justificar su apuesta por una u otra explicación. Ante una misma experiencia… llamémosla extraña, dos personas pueden reaccionar con dos percepciones radicalmente opuestas. Cuestión de subjetividades. Para Gloria, los espectros son reales. Para otros personajes, no. Yo quería respetarlos a todos, aunque me consta que he dejado alguna rendija, sobre todo una en clave de “locked room mystery”, por la que se me puede acusar de tirar más hacia un lado que hacia el otro».

Su idea sobre hacer una obra diferente es clara, pues no llega a ser policíaca pero tiene ese halo de misterio.

La portada es magnífica y solo con verla pone los pelos de punta, pero las ilustraciones interiores quizá queden atrás respecto a la cubierta, aunque la técnica del dibujo pega mucho con el texto.

Por último volveré a la entrevista anteriormente mencionada para decir que el autor parece que está dispuesto a trabajar en una segunda parte:

«Por un lado, cada una de mis novelas tiende a ser bastante diferente respecto a las que la precedieron. Por otro, hace poco sentí que estos personajes tenían cosas que decir todavía y escribí una docena de páginas esbozándolas. Veremos, no tiene sentido cerrarse puertas a uno mismo».

El murmullo es una novela interesante, experimental en ciertos puntos, y como ya he repetido en varias ocasiones, ambigua.

Reseña: El gran desierto, de James Ellroy

elgrandesiertoBienvenido a Los Ángeles, el día de Año Nuevo, primer día de 1950, la madrugada que marca la mitad del siglo y con un descubrimiento macabro en West Hollywood: un cadáver masculino, los ojos arrancados, el cuerpo plagado de extrañas marcas de mordiscos, los genitales mutilados. El adjunto Danny Upshaw, aún no tiene treinta años, pero ya vive con ganas de demostrar su habilidad y talento como detective de la LAPD. Así que soborna a un juez de instrucción para que pueda examinar el cuerpo por sí mismo…, y comienza un caso que le abrirá la mente a un amplio mundo de depravación, corrupción, venganza y muerte.

Muertes por doquier.

Feliz Año Nuevo y Bienvenidos al Infierno. Oh sí, esta es la novela que más veces me ha recomendado cierto amigo mío. Una novela de James Ellroy. Del maestro. Aunque sin haber leído mucho de él, casi me atrevo a asegurar que es «la novela», para mucha gente.

Este es El gran desierto. No puedo imaginar a alguien familiarizado con la literatura policíaca contemporánea o novela negra, que no conozca a James Ellroy. Un autor que comenzó en el misterio en la década de los 80s y sigue asombrando con su trabajo a día de hoy. Y como gusta su afición por la jerga recortada, la prosa vívida, la violencia extrema (e incluso el gore), y como crea tramas complicadas, largas y docenas y docenas de personajes.

En El gran desierto, junto a Upshaw, está Mal Considine, un ayudante del fiscal, al que torturan por el hecho de que la mujer que amó era una puta nazi; y por ello su hijo significa más para él que cualquier otra cosa. Aun así, une sus fuerzas con hombres violentos, paranoicos por reventar a los comunistas que se ocultan en la gran casa Hollywood. Una de las escenas más desgarradoras de la novela es cuando él y el irlandés, el teniente Dudley Smith (el villano Dudley Smith, que aparece en más de una novela de Ellroy) interroga a un guionista y, al final, le obligan a nombrar a sus amigos como conspiradores comunistas. Ellroy demuestra en escenas como ésta, que no hay tono falso de blanco y negro, que el ambiente es tan real que casi se palpa.

Luego está Buzz Meeks, un ex-policía proxeneta de niñas menores, comprador de jueces, y mano dura de un mafioso judío llamado Mickey Cohen. Sin embargo, Buzz es el héroe de la novela. Y finalmente trabaja con Considine y Smith, tratando de arrancar de raíz a esos comunistas perversos de la industria del cine.

Sólo lo hace por dinero, está claro.

En el último tercio del libro, la narración se vuelve algo compleja y confusa, y en ocasiones me encontré a la deriva. Es un libro depurable en algunas partes. Aunque todo se arregla de forma perfecta con la explicación que viene en las páginas finales, y que por cierto, no esperaba.

Aunque no es una novela tan apasionante como Jazz Blanco, ni tan magistral como L.A. Confidential, esta novela se las arregla para asombrar y satisfacer al lector serio. Con su recreación, da en el clavo y te mete de lleno en plena década de los 50s en el profundo Hollywood. Ellroy ofrece así una visión única de los males, de un período que imaginábamos de forma inocente. Ellroy no escatima en gastos, da una patada en el culo a todo el revisionismo histórico, lugares, el lenguaje, el carácter y los hechos.

Ellroy es todo un maestro creando clímax. Entiendo que para mucha gente El gran desierto sea una de las mejores novelas que ha leído en su vida. Dicen que es la típica novela atípica de autor. Que El gran desierto no es necesariamente Ellroy, que Ellroy es bastante mejor, y yo pienso: ¿pero si aun así está a millas por delante de casi todos los otros escritores de crimen actuales?

Seguiré picoteando.

Reseña: Ciudad de fuego, de Robert Ellis

Ciudad de fuegoCiudad de fuego es una novela policial tensa, cruda y directa. Desde las primeras páginas, se nos presenta una brutal violación que deriva en asesinato y que será el centro que rodea todo cuanto acontece en la historia. Protagonizada por Lena Gamble, una agente de Homicios tan real que en ocasiones uno puede sentir que la conoce de toda la vida, una agente que desde el principio se nos presenta como intuitiva e impetuosa pero también que carga con un duro trauma desde que encontrara el cadáver de su hermano asesinado de un disparo cinco años atrás.

Poco a poco, y siguiendo en todo momento la investigación de Lena, descubrimos que existe un componente de serialidad en los actos del asesino, pero también que las cosas que parecían del pasado a veces son capaces de volver con fuerza cuando menos se lo espera uno. Y así, la novela discurre como una buena película, con una trama que no da lugar a concesiones, que no ralentiza su ritmo en ningún momento y que va in crecendo para terminar como deben terminar las buenas películas: con una traca final a la altura y un pequeño giro que a más de uno le dejará descolocado. En el mejor de los sentidos, en el de “no me lo esperaba para nada”.

En esencia, eso es Ciudad de fuego. Buenos personajes, bien elaborados, con una protagonista que roba prácticamente todas las escenas y está construida con mimo y fuerza, rodeada de un buen plantel de secundarios que se hacen querer, odiar o que cumplen su función de convertirse en sospechosos o ejercer de misterio relativo. Ah, y un villano de los que dan escalofríos y cada vez que aparecen en escena uno piensa “aquí se va a liar muy gorda”. Uno de esos villanos que se quedan en la mente grabados y que, tal vez, te hagan entreabrir un ojo cuando te vayas a dormir y toda la casa esté a oscuras.

A destacar, también, la cuidada edición que realiza Pamiés: es uno de esos libros que da gusto tener en las manos.

Si tuviera que mencionar algo que no me haya gustado, diría que en algunas presentaciones de personajes, sobre todo al principio de la novela, tuve la sensación de que Robert Ellis las hacía a desgana, como si pensara “en realidad no quiero describir a este personaje pero como se supone que debo hacerlo lo voy a hacer de golpe, en un par de párrafos toda la información, pasado y recuerdos importantes, y sigo con lo mío”.

Hubo, que recuerde, tres o cuatro personajes en los que tuve esa sensación, como si la descripción estuviera insertada ahí por estar, sin razón real, y cortando un poco la acción. Por suerte, no llega a ser molesto.

Reseña: Cómo matar a una ninfa, de Clara Peñalver

como-matar-a-una-ninfaAda Levy es una joven reportera de sesenta kilos de peso, alta, pero no demasiado robusta. Amante de la música jazz y de las motos. Piensa que a su madre le tocó la lotería dos veces. En la segunda ocasión percibió una suma cuantiosa que la permite ir de crucero por el Mediterráneo bastante a menudo, algo que la hace vivir como una reina. En la primera, y para Ada mucho más importante, fue cuando su madre decidió dejar a su padre, ya que, desde que era muy pequeña la trató como a una nulidad. Ahora, se ha dado cuenta de que su novio Nico es exactamente igual que su padre, por lo que ha decidido cortar con la relación que les une, aunque a él no le ha sentado nada bien y teme que tome represalias contra ella. Sola, sin más compañía que Rojita, su moto BMW F700GS y de su mascota, Clemente, un pez de color negro, muy feo, decide emprender una nueva vida, acompañada de la música de Mildred Bailey, Jimmy Dorsey y Miles David como telón de fondo.

El primer caso que tiene que resolver es un asunto sobre infidelidad, algo que no le lleva demasiado tiempo. Tras una serie de instantáneas con su cámara Nikon, el hombre es pillado in fraganti con una mujer de unos treinta años mayor que él y Ada da por concluida la misión para la que ha sido encomendada. Pan comido para ella.

Maria Villani, más conocida como Mari Vila, es una joven napolitana de veinticuatro años, de más de un metro ochenta, cabello castaño y ojos verdes. La diva se trasladó a Madrid acompañada de su madre con apenas quince años. Fue a esta edad cuando se inició en el mundo de la moda, cosechando grandes éxitos en las pasarelas de Cibeles y de Gaudí, y abriéndose paso en la de Londres, París o Milán. Además hizo algún que otro cameo en el cine y en la televisión, así cómo numerosas campañas de las principales marcas del momento. Mari Vila es conocida como “la dama del agua” por el diseñador Angelico Angelico, quien la tiene como su modelo ideal, de hecho algunas de sus colecciones están inspiradas en ella. Su madre, Anna, está celosa de ella pues, según dice, su carrera comenzó a decaer por culpa de su embarazo. A raíz de su nacimiento, su estrellato se vino abajo, pero ahora está dispuesta a recuperarlo, aunque sea sacando provecho del secuestro de su propia hija. Por este motivo ha contratado al detective privado Enrico, quien pone a su socia y amiga Ada en el caso.

Todos los indicios apuntan a un enfermo obsesionado con las brujas, conocido como El Asesino de la Hoguera y al que Ada Levy apoda como “Hogui”. Tras una serie de averiguaciones, conoce a José Luis Bayo, un reportero del periódico Sevilla Sucesos a quien necesita ver pues es la única persona que puede darle alguna pista sobre el psicópata…

Cómo matar a una ninfa (Ramdom House Mondadori) es una historia que une novela romántica con género policiaco y de misterio y con algún toque fantástico y que aborda temas como la muerte y la locura.

Clara Peñalver fue galardonada con el Premio Mejor escritora Novel en el Festival Imagina Málaga 2010 con su obra Sangre. Es especialista en el relato corto y licenciada en biología por la Universidad de Granada.

Reseña: Negro. Crimen en Dubai, de Alexander Copperwhite

negroSinceramente, no esperaba encontrarme con una historia como ésta. Ni pasármelo tan bien como me lo he pasado con su lectura. Me imaginaba una historia de asesinatos y detectives pero no esperaba encontrarme con un detective tan singular como el protagonista de esta historia. Singular, y al que se le coge simpatía enseguida, cosa que hace que quieras seguirlo durante el relato de este extraño y misterioso asesinato. Y él no es el único personaje singular de la historia, el pequeño protagonista que le ayuda en sus investigaciones también lo es. Añádele a esto un país lejano y exótico, un misterioso asesinato, unos cuantos sospechosos, acción, humor, y tendrás una buena mezcla.

Quizás la historia pueda parecer un tanto rocambolesca, pero ahí también reside parte de su encanto. Todo es posible en ella, ¿por qué no? El misterio y la aventura, están servidos. Otra de las cosas que me ha gustado de este libro, es uno de los temas que toca: la homosexualidad en este país. Un tema tabú y perseguido. Pero aquí se muestra con ternura. ¿Y quién no ha querido vivir alguna vez una historia apasionante en un exótico y desconocido país? Pues, este es mi caso. Quizás por ello haya disfrutado tanto entre sus páginas, y me haya sentido como protagonista por un rato de la misma.

Francisco Valiente es un chico sin oficio ni beneficio. Vive con su madre, y es un gran aficionado a internet. Empujado por su madre, decide empezar a trabajar, y no se le ocurre otra cosa que crear una empresa de detectives. Y cual no será su sorpresa, cuando recibe un misterioso encargo: debe trasladarse a Dubai e investigar el misterioso asesinato de un español allí. Sin mucho tiempo, Francisco se encuentra en ese extraño país haciéndose pasar por detective. Pero sus sorpresas no acaban ahí, pues descubre que ha sido contratado por un jovencísimo y rico niño que quiere descubrir quién ha sido el asesino, y ganar esta especie de “carrera” a sus hermanos, que también han contratado a otros detectives para solucionar dicho caso. Entre los dos empezarán su investigación, enfrentándose a peligros y adentrándose en un mundo oscuro en ese país, donde la homosexualidad es un delito perseguido. Una carrera contrarreloj donde Francisco tendrá que utilizar el ingenio y determinación que le caracterizan para descubrir al asesino de este pasional crimen que se ha producido en un lujosísimo hotel de Dubai.

¿Serán capaces de descubrir qué ocurrió aquella noche en esa habitación de hotel teniendo todo en contra? Y lo más importante: ¿estaréis preparados para descubrir qué ocurrió realmente?

¿Sensación que te queda cuando llegas a la última página de este libro? Que me he quedado con ganas de más y que en el fondo deseo que esta no sea la última historia de este joven detective.

Novela llena de contrastes. Una especie de choque entre dos culturas muy diferentes. Pero que pueden llegar a compenetrarse muy bien. Y no os penséis que adivinaréis el desenlace de este caso desde el principio, para nada. Porque aquí nada es lo que parece, y una sorpresa puede aguardar siempre a la vuelta de la esquina.

Reseña: Crimen en la colina, de Carlo Flamigni

En todas las partes del mundo, en cualquier rincón del planeta, por muy desconocido que nos resulte, hay disputas entre familias que dan lugar a unos sucesos de violencia que terminan en tragedia y con rencores que se transmiten de generación en generación y que de vez en cuando hacen saltar alguna chispa entre los afectados a tan complicada e irremediable situación. Y es así como da inicio Crimen en la colina, narrando el turbulento pasado que tuvo lugar en la familia Casadei, cuyo protagonista es Primo, un escritor apodado Terzo casado con Maria, una inmigrante china con quien comparte dos hijas: las gemelas Beatrice y Berenice. Junto a Pavolone, su guardaespaldas y Proverbio, alguien que le socorrió hace tiempo cuando las cosas iban mal en su vida, componen el rol protagónico principal de esta novela policíaca.

Como dije, esto es solo el comienzo de la historia, pues la verdadera trama donde la novela va ganando enteros a medida que vamos avanzando en la lectura, es la sucesión de unos escalofriantes asesinatos que están teniendo lugar en el pequeño pueblo del escritor. El asesino parece cebarse en los niños de la localidad adonde Primo Casadei ha decidido volver después de varias décadas sin pisar ese suelo para que su hija Beatrice se recupere de una tuberculosis. Cuando la pequeña sufre el intento de rapto de este maníaco, el escritor decide investigar por su cuenta, aunque a veces con la estimable ayuda del subcomisario Macbetto. No hay que quitarles el ojo a la larga lista de personajes secundarios que se nombran en esta obra: el aparej. Adamo, el padre Vittorio, el padre Michele, el conde Campi, el maestro, el pintor, el veterinario, el médico, el farmacéutico…, pues todos ellos serán los principales sospechosos en ***. Llama la atención el hecho de que no se facilite el nombre del pueblo ni de los lugares que lo componen, Carlo Flamigni lo deja a elección del lector con unos asteriscos, de esto modo cada le da su nombre particular, crea su propia historia en su propio entorno. Tan sólo se sabe que se halla ubicado en la región de la Romaña, que a su vez está situada en la provincia de Rávena. Hay que destacar la manera en la que Carlo Flamigni separa estas dos historias, la del pasado de Primo y la del presente, para obtener un resultado final formidable.

Le he dado la oportunidad a un escritor italiano, (no recuerdo si he leído algo que se haya escrito antes en ese país), y tengo que decir que para mi leer esta novela ha sido un gran descubrimiento y eso que Carlo lleva mucho tiempo escribiendo cuentos y novelas policíacas y que en el 2011 recibió el premio Sarantini precisamente por esta novela, primera entrega de esta serie protagonizada por la familia Casadei. La editorial Siruela tiene previsto publicar la siguiente, que llevará por título Sentido común y que un servidor la espera como agua de mayo.

A la hora de elegir una novela, siempre me he guiado por lo típico: ir a lo seguro, elegir la obra de un autor reconocido. Desde hace ya un tiempo, me llevo “arriesgando” con nuevos autores (o al menos desconocidos para mi) y estoy disfrutando con ello. Desde luego a Carlo Flamigni voy a tenerlo muy en cuenta en sus próximas publicaciones. Muy grata sorpresa.

Reseña: Tom Z Stone. Let it be, de Joe Álamo

Recién acabo de terminar de leer Tom Z Stone. Let it be, y me resulta imposible no pensar en el próximo caso del entrañable investigador privado. Tan efectivo en los casos como el propio Sherlock Holmes, pero dotado de muchísimo humor en sus diálogos.

Humor negro, del bueno, tanto que en ocasiones tuve que hacer una pausa en la lectura y prepararme para reírme con la siguiente ocurrencia de, a mi juicio, uno de los mejores personajes creados del género en este país: Tom Z Stone. No quiero olvidar a Mati, tan ingeniosa como el propio Tom, a veces incluso más.

Sí, probablemente, la creación de los personajes sea lo más destacado de esta novela, pero no es lo único. El gusto que tiene el autor Joe Álamo en la narración es exquisito, roza la perfección. En todo momento sabe mantener entretenido al lector, mantiene el ritmo adecuado, ni muy lento, ni muy rápido, deja que todo siga su curso y eso se agradece.

Otro acierto por parte del autor es que no es necesario haber leído el anterior volúmen, aunque yo lo recomendaría, pues algunos personajes de la primera entrega se repiten en la historia. Por gustarme, me gustan hasta los guiños a los Beatles y a Humphrey Bogart, entre otros. ¡Un libro excelente! ¡Enhorabuena!

El nuevo caso de Tom Z Stone es atrapar a BMV, un reanimado que controla una droga llamada “Lázaro”. El comisario Garrido ha trazado un plan, pero para ello, Tom deberá unirse a Gregorio Espinosa, más conocido como “El Sanguinario”, un peligroso delincuente con quien tuvo serias disputas en el pasado y con quien deberá recorrer los barrios más peligrosos de la ciudad…

Reseña: Expediente 64, de Jussi Adler-Olsen

Creo que de todas las historias que he leído sobre el Departamento Q, esta es la más terrorífica. Y por un solo motivo: está inspirada en un hecho espeluznante que pasó en Dinamarca. Porque si creéis que lo que hicieron los nazis con los judíos es único, os equivocáis. En esta ocasión, no se habla de campos de concentración, no, aquí se trata de una supuesta cárcel para mujeres “descarriadas”, donde se practicaban abortos no consentidos y esterilizaciones.

Esta historia es la más espeluznante, hombres que se creen superiores, jugando a ser dioses. Y como los anteriores casos de Carl Mork y su equipo, no me ha decepcionado. Ya son viejos conocidos. Me gusta saber como les sigue yendo en sus vidas o descubrir sus oscuros secretos, que también los tienen. Sí, lo reconozco: soy una cotilla.

No veáis lo mal que lo he pasado. Aunque debería estar acostumbrada, siempre es difícil ver en peligro de muerte a alguno de tus personajes literarios favoritos. La venganza, como uno de los ejes centrales de la historia. Que en este caso, queda más que justificada cuando volvemos al pasado a recordar los horrores que han vivido algunos de los protagonistas. Una venganza elaborada meticulosamente y, en teoría, sin dar lugar a los fallos. Pero, a veces, la vida juega con nosotros a un macabro juego en el que estamos en sus manos.

En Expediente 64, el Departamento Q, debe enfrentarse a uno de sus casos más sórdidos y espeluznantes hasta el momento, la desaparición de varias personas, en principio sin ningún nexo en común, se convierte en el inicio del descubrimiento de una trama oculta y perversa, que lleva muchos años en funcionamiento. Carl y sus ayudantes, deberán enfrentarse a gente muy poderosa y malvada, que volverá a poner en muy serio peligro la vida de todos, mientras Carl intentará seguir averiguando qué ocultan Assad y Rose. La historia actual se mezcla con la historia antigua la cual esconde un capítulo oscuro sucedido en Dinamarca. ¿Podrán ser capaces Carl y su equipo de volver a salir victoriosos de una aventura tan peligrosa?

Si eres seguidor o seguidora de esta saga, no creo que os tenga que convencer de su calidad. Y si aún no te has decidido a “hincarle el diente”, no sabes lo que te pierdes, si lo tuyo es la novela policíaca. Increíble la mezcla de ficción y realidad. Tan unidas, que sería imposible distinguir una de la otra. No dudes, que estarás en tensión durante toda la historia que, como siempre, guarda grandes sorpresas.