Archive for Terror

Reseña: Drácula, de Bram Stoker, Roy Thomas, Mike Mignola y John Nyberg

Tan de enhorabuena estamos que en el mundo del cómic en nuestro país, casi todos los meses hay una editorial que nos da una alegría. Para mí, para mis gustos y para todo amante del género de Terror que se precie, Norma Editorial este mes de mayo se lleva la palma al reeditarnos por fin (¡después de veinte años!) la joya en formato cómic del Drácula, de Francis Ford Coppola, genial film que vio la luz en 1992. Cierto es, que sabemos que llegaría tarde o temprano. Pero los años han ido pasando y muchos veíamos que no. Problemas legales y demás, no llegaba. Y viendo las grandes cantidades que se barajaban en el mercado de segunda mano o mejor dicho especulación, uno llegaba a pensar ya que quizás jamás lo llegaría a tener.

Pero aquí está, friends. Disponible nuevamente y por el momento, en librerías. Sé que muchos estáis calentando el sitio por pillarlo. Una edición oscura, maravillosa y aterciopelada (a lo integral de Hellboy), una magnifica adaptación que en su día llevaran a la viñeta dos grandes como son Roy Thomas y Mike Mignola. Adaptación al noveno arte que maravilló a crítica y público, y originalmente publicada como una miniserie de cuatro números en 1993 por Topps, esta adaptación de Drácula, de Bram Stoker ha estado durante mucho tiempo en las listas de deseos de los fans. La visión del Drácula, de Francis Ford Coppola es más una historia de amor. que el horror gótico que rebosa la novela de Stoker. Sin embargo, la película es visualmente impresionante y en su mayor parte muy bien interpretada por todo el elenco actoral (cuentan que Coppola los instó a casi aprenderse la novela de memoria y a hacer varias sesiones de mesas redondas para comentarla). Y como tal, Mignola y Roy Thomas crearon poco después esta versión en cómic que de forma muy similar es una fiesta para los ojos. Después de librar una sangrienta cruzada contra los turcos, un noble valaco del siglo XV llamado Vlad Dracul, regresa a casa y encuentra que su esposa se suicidó luego de recibir noticias falsas de su muerte en el campo de batalla. La Iglesia condena el suicidio de Elisabeta como un pecado mortal y, con furia, Vlad Dracul renuncia a la iglesia y jura que si su esposa es condenada a arder en el infierno, entonces él también lo hará.

La sangre es la vida, y será mía.

Cuatrocientos años después, Jonathan Harker es enviado a Transilvania para ayudar a un misterioso Conde a comprar propiedades en Inglaterra y aprender todo lo que pueda sobre la sociedad británica y sus costumbres. Sin embargo, Harker pronto descubre la verdadera naturaleza del Conde y los horrores que habitan en su antiguo castillo. Abandonando al desafortunado abogado a merced de sus sirvientas vampiras, el ahora revitalizado Conde viaja a Inglaterra, donde centra su atención en Lucy. Hasta que conoce a su mejor amiga Mina (novia de Harker), la cual ve como una reencarnación de su amor perdido hace tanto tiempo. Ante tanto caos de sangre y deseo carnal, el experto profesor Van Helsing se rodea de un equipo de señores aristócratas para combatir a ese ser demoníaco presentado ante la noche como Drácula. Y salvar el alma de Mina en el proceso…

Un tema a tener en cuenta es que la película de Coppola, para nada es la obra de arte escrita por Bram Stoker. Aunque están muy logradas todas las escenas que toca. Y este cómic que os reseño hoy es un fiel reflejo del film a su vez. Para el cómic, Roy Thomas consigue escribir un guión que traslada de forma genial los ciento veinte minutos de la película en viñetas que llegan a algo más de cien páginas. Ahí es donde brilla. Mike Mignola (mi guionista favorito) aquí lleva el dibujo. Mignola puede crear las imágenes más increíbles con muy pocos detalles y sombras. Aunque lo que más me gusta de su lado ilustrador, no es tanto sus personajes sino el paisaje, el ambiente en sombras que crea. Realmente impresionante las sensaciones que provoca con tan poco. Además, John Nyberg entinta esta historia y hace que los lápices de Mignola cobren vida de una manera hermosa.

Ciertos temas legales han impedido su reedición en los últimos veinte años, convirtiendo la obra en leyenda y las copias existentes en preciados tesoros. Repito: vuelve a estar DISPONIBLE. Cierto y verdad que estas reseñas se hacen solas. Me siento ante la hoja en blanco y tan gustoso es hablar de una joyita así que solo tengo que abrir la puerta a mi subconsciente y dejar que los halagos fluyan hasta mis dedos, dedos-teclas, teclas-ordenador. No hay crítica alguna. Gracias a Norma Editorial por esta propuesta. Gracias a Thomas y Mignola por llevar a una novela grafica las mismas sensaciones que me provocó el film en su día, cuando la vi a solas, en un cine que ya no existe. No encontraréis critica alguna aquí como jamás encontraréis malas palabras en alguien que reseña un diamante de esos que te dejan con la boca abierta de tan solo mirarlo.

Reseña: Vlad Drácula, de Roy Thomas y Esteban Maroto

Otra de las joyitas que ha publicado Planeta Cómic en el presente mes es Vlad Drácula, de los maestros Roy Thomas y Esteban Maroto. Como ya os comentaba en la reseña de Creepshow, otra de las chuladas editadas con especial atención al amante del cómic y género de Terror, en general. Lo más increíble de todo es como a día de hoy, una nueva historia sobre Drácula, una historia que muchos nos sabemos de peh a pah, manida en ocasiones y cuyas diferentes versiones suelen ser chusta, resulta que aún se pueden seguir encontrando detallitos interesantes en algunas obras diferentes, y eso que os hablo de un cómic de los años 90.

Tres grapas que Planeta Cómic ahora publica de forma íntegra, en tapa dura, en un volumen al que sólo se le podría achacar un defecto: el color. Por que esto se publicó originalmente en color. No obstante, el editor de Planeta (ese al que le agradecemos los rescates de títulos así) añade una Nota al principio donde aclara que dicha edición se ha llevado a cabo desde una restauración directa de los originales del maestro Esteban Maroto. Por lo que se concurre en dos temas: los originales obviamente están en blanco y negro, hecho que repercute en una mayor calidad de los grabados. Y que según comenta hay tres páginas perdidas de esos originales por lo que se ha recurrido al escaneo para poder presentar la obra al completo. Y no pasa nada. Se dice, se aclara y se disfruta igual. Siendo sinceros, hasta Transilvania llegamos…

A lo que vamos: Vlad Drácula es una vez más una inclinación del maestro Roy Thomas por combinar historia, ficción y una obra imperecedera. Y lo hace otra vez, bien. Metiendo detalles chulos como os decía como por ejemplo que Vlad era el segundo hijo de tres hermanos, para después enfatizar en el conflicto cristiano/musulmán que desgarró Europa en el siglo XV creando un portentoso drama sazonado de grandes y épicos conflictos a los que Maroto pone imagen. Lienzos más bien. Vlad Drácula es una obra directa, sencilla, que aporta muy buenos datos e ilustraciones a la archiconocida historia del chupasangres más famoso de todos los tiempos. En un primer lugar, se nos cuenta la infancia y un temprano reinado de Vlad el Empalador, después se nos lleva a la guerra que dicho monarca tuvo que acometer contra invasores turcos, la construcción del castillo Drácula y el descenso de Vlad hacia los dominios de la máxima crueldad. Para dedicarnos un cierre con los últimos días del Empalador y el oscuro relato de su origen vampírico.

Vlad Drácula (Vlad the Impaler) vio la luz por primera vez en 1992, poco después de que la editorial Topps lanzara una miniserie adaptando la película Drácula, de Bram Stoker. Todo un bombazo que gustó mucho en especial a seguidores de Mike Mignola (una obra que por cierto Norma Editorial acaba de anunciar su reedición), pero Vlad Drácula fue reimpreso en 1995 como The Drácula Chronicles cuando Marvel tuvo un atracón de vampiros con su línea Midnight Sons, incluyendo NightStalkers, Morbius, una nueva miniserie de Blade así como reimpresiones de todos los cruces de Drácula con los X-Men , Silver Surfer, Spider-Man y Dr Strange, entre otros.

Ahora es Planeta Cómic quien publica esta versión del legendario vampiro. Historia a la que deberíais echar un vistazo, pues leer a Roy Thomas y vislumbrar lo que Esteban Maroto es capaz de hacer con el carboncillo no es ninguna nimiedad. Como os comentaba, con detalles muy interesantes que gustan. Os pondré un poco de sangre-miel en los labios: Se explican por qué el «histórico» Drácula, que todavía está en su tumba, es tan diferente a las muchas encarnaciones posteriores que hemos visto en la cultura pop vampírica… ¡A tope!

Reseña: Rojo, de Carlos Sisí

Estamos ante una gran historia de vampiros, una trilogía que dará mucho que hablar. Un Carlos Sisí con gran madurez narrativa ya digna de los buenos escritores os llevará al auténtico mundo vampírico. En una base militar de los Estados Unidos una vampira poderosa de la raza más antigua de los vampiros, llamada Alexia, se escapará de su encierro provocando un apocalípsis vampírico. Tres protagonistas principales lucharán contra la plaga para sobrevivir. Sonia, una policía; Jimmy, un chaval de trece años (que sabe bastante sobre vampiros) y Jared, un tocapelotas que no consiente que nadie le joda la vida. ¿Creéis que tolerará que lo hagan unos chupasangres? Pero tampoco perdáis de vista a Pip. Sin duda alguna vais a leer un ambiente apocalíptico vampírico donde parte de los USA ha caído ya en su poder.

Nuestro autor trabajó un magnífico libro tanto en historia como en la parte escrita. Lo que en verdad se le aplaude es el control absoluto que ha tenido en todo momento. Encontró los personajes perfectos, no creáis que eso es fácil. Ese Jimmy de trece años, una edad ideal. No hubiera colado esa otra manía que tienen muchos autores que emplean niños de diez o menos años y los hacen con una inteligencia casi de hombres maduros. Por cierto, tiene mucho de Carlos ese chaval, mucho. A partir de ahí lo demás parece que lo haya escrito desde una sabiduría innata de ese mundo sobrenatural. Unos vampiros con una jerarquía que hasta yo le encuentro no solo lógica, es que estoy segura que de existir los vampiros serían como los de Sisí. Por eso me admira este libro, siguió unos razonamientos que asustan. Claro que debe haber unos vampiros más poderosos que otros, por supuesto, que según se alejen de los más puros y ancianos el vampiro será más torpe, más con un comportamiento animal, sí señor. Este hombre no solo escribe, piensa lo que escribe. No, no te dejan un hilito de sangre en el cuello alimentándose, te desgarran el cuello, con bocas enormes, bestiales, tienen hambre. ¿Acaso no comemos así nosotros, mordiendo la carne con todos nuestros dientes? Vampiros lejos de lo que conocemos de Stoker, pero no porque nuestro autor haya querido, sino porque su historia es ahora, en la actualidad. No podemos esperar que se comporten como si los siglos no pasaran también para ellos.

Mentes antiguas junto a otros que caminan a cuatro patas, pues hasta en este mundo existen los esclavos. Humanos que resucitan después de ser mordidos, humanos separados para ganado. Vampiros que salen de las alcantarillas, que mueren con el sol, pero no se ven afectados por lo sagrado. Tiene sentido, si hoy en día casi nadie cree en una religión, ¿por qué le tendrían que afectarles algo que muchos de nosotros ya dejamos de creer? No vamos a verlos salir de ataúdes, se esconden en lugares que usamos, en sótanos, en cualquier sitio donde no llegue la luz del sol, aunque algunos…

Decapitaciones, mutilación, ensañamiento, sangre, pero sangre de verdad a chorros, a borbotones. Un ejército impotente ante unos monstruos que se expanden como una plaga. Pero repito, lo que de verdad pone la piel de gallina es el dominio de Carlos Sisí. Cada detalle. Tanto es así que hay momentos en que al más arcaico lo trata con respeto. Incluso el olor que usó para identificarlos creará para mí un principio de esos seres.Hace muchos años una amiga me dijo sobre los vampiros: si existimos nosotros, si hay millones de seres vivos en el planeta, ¿por qué no pueden existir ellos? Si durante tantos milenios nos han dejado escritos para advertirnos ¿no será por algún motivo? Pues fijaos, este razonamiento tan simple, nuestro escritor en cierta forma llegó a él, y eso dice mucho del modo que dejó este libro escrito. Vampiros que visten como nosotros, escenas increíblemente descritas. Protagonistas que no se rinden y siguen su lucha ante un plan de unos seres antiguos que desconocen. Recordad que los vampiros nunca duermen para siempre. Y un final estratégicamente creado para seguir el siguiente de la saga: Fundación.

¿Recomiendo este libro? Siiiiiiiií, es de lo mejor que he leído en muchos años sobre vampiros. Quiero felicitar al autor, felicitarlo mucho.

Reseña: La Primera Vez que vi un Fantasma, de Solange Rodríguez Pappe

Algunos no creen en fantasmas, y sin embargo, se quedan paralizados escuchando a un narrador de cuentos. A la luz del día se burlan pero por la noche creen. En este libro de Solange Rodríguez, no hay negación de lo sobrenatural. Los fantasmas respiran en su oído a medida que escribe. Son espíritus que susurran vuestros nombres mientras os ayudan con sus dedos helados a pasar una nueva página para recordaros dónde estabais leyendo. Estos fantasmas no gimen en edificios abandonados. Son activos y participan en el mundo. Ellos están muertos, pero no han dejado de estar. Estamos ante unos relatos (quince en total), donde uno de ellos da título al libro. La autora es ecuatoriana y narra algunas de sus historias con ese fondo de la América latina en la que se mezcla el olor de la sangre con fragancias de flores exóticas y especias. Sus cuentos son perturbadores, extraños, de una extensión de varias páginas a tan solo una, pero todos ellos ocultan miedos personales. Son tan terroríficos como fantásticos. Los fantasmas que atraviesan este libro habitan en un viejo hotel de carretera o en el cuerpo de una gata embarazada, se enredan en una trenza atada por una cinta azul, explotan con estruendo en el aire y se ocultan entre los dientes de una minúscula mujer desnuda. No os dejéis llevar por el título, aparte de presencias incorpóreas, también los recuerdos martirizarán a los personajes, por que más allá de la muerte también las pesadillas los atormentan.

Cuando tenía diez años, mi padre mató a alguien. Fantasmas que más que respuestas buscan no ser olvidados. El Paladar. Un hotel cuyo tapizado recuerda al de Overlook de El Resplandor, ahora necesita público para probar una cocina tradicional ancestral…

Ella puede ser cualquier cosa cuando tiene hambre. Pequeñas mujercitas que habitan bajo un sofá. Espejos que no hacen justicia a los muertos. Un hotel, una pistola ¿Quién es tan ingenuo para contratar a un chiquillo de asesino? «¿Es cierto que en este hotel hay un fantasma?». Venganzas, dramas, lo sobrenatural, de la mano de nuestra autora con una prosa macabra, con finales que no siempre están cerrados para llevar al lector a imaginarse por sí mismo esa locura. En todos ellos tendréis esa extraña sensación, esa angustia de que va a ocurrir alguna cosa horrible, y como lectores no podréis hacer nada salvo acallar el grito que nace de vuestra garganta. La autora es consciente de lo que puede perturbaros, llevándoos allí con mucha astucia porque su fin con estos cuentos es atormentar al lector, y puedo deciros con toda tranquilidad que lo consigue.

Siempre lo he dicho, hay escritoras que no necesitan gritar que lo son, somos los lectores los que llegamos a ellas, cuando hay calidad de sobra todo acaba llegando a nuestras manos. La Primera Vez que vi un Fantasma es esa clase de libro con el que, tras cerrarlo, no dudamos de la calidad de lo escrito. Con una visión única que traduce lo mundano en lo fantástico. Solange, nos dejó un libro que nos perseguirá en sueños mucho después de que el libro lo hayáis terminado. Sí, lo recomiendo.

Reseña: La Llamada de Cthulhu (Ilustrado), de H.P. Lovecraft y François Baranger

Grandes ediciones atractivas a los ojos. Lienzos fantásticos para con nuestros gustos. Obras geniales en ediciones diferentes y rara vez reeditables para mostrar y vislumbrar de vez en cuando; pero también esas mismas que tienen desencuentros con nuestras bibliotecas. ¿Problema? Su enorme tamaño. Teniendo claro que el contenido es bueno, entonces nos vamos a la balanza: ¿enormes y atractivas ya que son ilustradas o pequeñas e insignificantes dónde el ojo no disfruta del todo? Supongo que estaremos todos de acuerdo en que una ilustración goza de más brío cuanto mayor es su tamaño. Luego estará bien o mal dibujada, gustará o no gustará el estilo, pero caballo grande ande o no ande, ¿no?

La Llamada de Cthulhu inaugura la nueva colección Ilustrados Minotauro. Por lo visto adaptará relatos clásicos en formato álbum ilustrado. En mi opinión, una genial idea pues si algo se hace de este modo, en solitario como que se queda cojo. Lo explico: no es lo mismo tener esta maravilla (encontrarle el sitio adecuado) en nuestra biblioteca y que permanezca ahí al margen mirando de soslayo a sus hermanos pequeños. No es lo mismo que complementarlo con toda una serie de obras, relatos indispensables de leer cada poco, como es el caso del título que os reseño hoy. El Gran Cthulhu, el ser más aberrante, majestuoso, poderoso y terrorífico de esos seres llamados Primigenios (The Great Old Ones) que habitaron la Tierra una vez, mucho antes de que la humanidad apareciera, ahora mediante ciertos seres humanos tienen intentos presentes por recuperarla. El Gran Cthulhu. Un ser siempre presente en la literatura de Lovecraft, alrededor del cual creó toda una mitología de horror contando con personajes científicos, detectives, adoradores y toda clase de casos extraños con los años 20 del pasado siglo como telón de fondo. Emitiendo esa decadencia, caos primordial y pesimismo del que dicen que Lovecraft gozó en vida. El espacio-tiempo entrelazado y una delga linea rozando la locura.

Con este relato, Lovecraft escribe en los años venite una de las historias más famosas de la literatura fantástica americana. Cthulhu, el Gran Antiguo, que sueña y espera en el fondo de los negros abismos oceánicos, se convertirá por sí solo en el símbolo de todo el universo que crea el autor de Providence. Decidme ahora que amante de la literatura de Terror no ha leído alguna vez a Lovecrafto si me apuras, algo referenciado, pues muchos autores siguieron su línea, lo homenajean, incluso en la actualidad. No existe. Un autor con muchos más amantes que detractores, aunque su obra goza del reconocimiento de todos. François Baranger, ilustrador reconocido por su talento para la ilustración, en especial dentro del cine y los videojuegos (Harry Potter, Furia de Titanes, La Bella y la Bestia), anda tras los lápices de esta obra ciclópea, dando visual a lo que el maestro de Providence propuso. Una obra que abre nada más y nada menos que con una introducción del gran John Howe, uno de los tres pilares ilustrativos de la obra de J.R.R. Tolkien.

La Llamada de Cthulhu es un relato con estructura de novela corta publicado por primera vez en 1928 en la revista pulp Weird Tales. Cuenta con dos tramas aunque parece que un mismo narrador da congruencia a lo que se cuenta siguiendo el orden en que él mismo va descubriendo la verdad. Comienza con la muerte de un eminente profesor de la Universidad Brown (Providence), y el estudio de unos documentos que incluyen un informe sobre un ataque perpetrado por una secta. Una investigación sobre los miembros de la secta saca a la luz algunas pistas sobre la horrorosa criatura que veneran, y que supuestamente descansa en profundo sueño en la ciudad sumergida de R´lyeh. La segunda parte de la historia empieza con el cuaderno de bitácora del primer oficial de un barco que descubre la ciudad hundida.

Después de “desayunarme” esta joyita. Uno ya no tiene remedio. Sabe que sólo volverá a esta historia en esta edición. Es lo que tiene acostumbrarse a lo bueno.

Reseña: Creepshow, de Stephen King y Bernie Wrightson

Nunca es tarde si la dicha es buena. O mejor dicho, si la lectura lo es. O mejor aún, si el sueño, si el anhelo se cumple. Ese mismo de tener entre manos algo que tanto deseaste en tu niñez. Algo que en cuanto viste, querías, que en cuanto te enteraste de que se publicaba encantado te hallas.. Y te preguntabas: ¿Y si existe? ¿Y si realmente ese cómic, del mismo modo que lo tiene el niño de la peli, existe, y yo como amante del género de Terror desde que tengo uso razón lo pudiera adquirir? El anhelo. Porque idéntico-idéntico no existía. ¿Tarde? ¿Tenerlo más de treinta años después? Da igual. Pocos pueden estar más felices que yo con un ejemplar de Creepshow entre las manos. Indispensable cómic para los amantes del género que adapta la película de George Romero Creepshow de 1982. Con el guión del rey del Terror, el maestro de muchos escritores de hoy en día, Stephen King. Y agárrense los machos, con el dibujazo del dios ilustrador de lo macabro y recientemente desaparecido Bernie Wrightson. Creador de La Cosa del Pantano y autor de tantas historias en Creepy, Batman: La Secta…, entre otras muchas. Y por supuesto, de la joya ilustrada del Frankenstein, de Mary Shelley que esperemos que alguien reedite algún día.

Planeta Cómic puede ser perfectamente la editorial que más sorpresas traiga cada no mucho al amante del cómic de Terror. Después de la indispensable colección en tapa dura de todos los Creepys y Eeries, ha publicado chuladas como Vampirella, Uzumaki o una considerable ya cantidad de obras de otro maestro guionista-ilustrador como es Richard Corben (Sombras en la Tumba, El Dios Rata, Los Espíritus de los Muertos). Imagino que alguien en dicha editorial es amante como nosotros del mejor género del mundo. Y nos quiere. Es por ello que siempre-siempre hay que tener un ojo puesto en sus novedades. Y entre las novedades de abril publican Creepshow, el cómic de Terror que adapta todas las historias de la maravillosa película de culto, una antología de miedo dirigida por George A. Romero (La noche de los muertos vivientes, creador del género zombie en el cine); y además lo hace exactamente igual a como el cómic aparecía en el film de la mano de un raro niño rubio (¿el hijo de Stephen King?) el cual anda con deseos de hacer cosas malvadas. En definitiva, un enorme tributo a mis amados cómics de la EC de los años 50, aquellos tan atacados por el Cómic Code.

Creepshow contiene cinco macabras historias de Terror puro. El Día del Padre, versa sobre una hija y los herederos de un señor rico y déspota sufrirán su «vuelta”. Cuenta con la escena más conocida de toda la franquicia: ¡¡qUiEro mI tArTAaa!! La Solitaria Muerte de Jordy Verrill, cuenta muy al estilo de la CF de la primera mitad del siglo XX, como un solitario granjero (Stephen King) sufrirá las consecuencias de un extraño meteorito caído en sus tierras. Uno de mis relatos favoritos. La Caja nos describe un misterioso tesoro oculto en una Universidad, el cual será usado para los malvados planes de alguien que no ama demasiado a su esposa. Con final muy a lo Hitchcock, otro de mis favoritos. La Marea trata sobre la venganza y el adulterio. Y de los más macabros planes que muchos urdirían para ejecutar la venganza. Genial comienzo que recuerdo haber visto en el trailer cuando era pequeño.

Y cierra el típico relato más que aterrador, repugnante, en especial para todos aquellos (¿el 98% de la población?) que no soportan el tema cucarachas. Después de leer La Invasión de las Cucarachas más de uno se rascará y mirará en lugares de vuestra casa,donde antes no habíais mirado. Solo por si acaso.

Algunos de estos ya eran cuentos previos de King. Los otros fueron escritos expresamente para el film. Un homenaje, una joyita, un éxito que dio a lugar a un Creepshow 2. Otra película de muy alto nivel terrorífico, con historias inolvidables que ojalá vean la luz también en formato cómic. Yo lo espero. Sería un sueño hecho realidad.

Reseña: Un Dios de Paredes Hambrientas, de Garrett Cook

Encerrado en yeso y pintura, mi omnipotencia reina…

Narrada en primera persona, ese Ser mezquino que se cree Dios, torturará a sus víctimas mientras os manipula a vosotros, los lectores. La sala en sombras, el armario vacío, el crujido en las escaleras… todas estas cosas las usa para controlarte. Utiliza ese miedo a su antojo, gozando, sintiendo como el frío recorre la columna vertebral y el corazón se detiene ante tanto terror. Ustedes pequeños seres mortales, seréis su entretenimiento. Él se sienta y espera aquí, en una casa hambrienta con una agenda oculta. Venid, adelante, compartiendo esa hospitalidad vais a canibalizar vuestra propia alma y beber de la desesperación. Una vez que crucéis el umbral, cuando os haya convertido en presos dentro de sus muros, abandonad toda esperanza. Seréis suyos para siempre.

Leed este libro con precaución, es lo primero que voy a deciros. Con esta historia, Garrett Cook se entrega a la depravación, a la crueldad y al horror en estado puro. Una historia de casa encantada contada desde la perspectiva de la entidad que la posee. Pensamos en casas como objetos inanimados que consiguen la personalidad a partir de los ocupantes. Chequead vuestros cerebros, olvidaos de todo lo que hayáis leído hasta ahora de mansiones poseídas. Esta casa no sólo vive, sino que tiene hambre de dolor, se agarra a las almas de las víctimas al igual que un niño tirando de las alas de una mosca, la casa busca entretenimiento a través de la tortura. Ni siquiera la muerte puede liberar a los habitantes, ya que incluso sus fantasmas se ven obligados a participar en el espectáculo macabro.

Un libro único, violento, muy descriptivo, con escenas muy realistas de sexo con tortura, llegando hasta el sadismo extremo. La casa se destaca como protagonista principal con una voz realista, escalofriante. Nuestro autor ha cruzado todos los límites con este libro, incluso yo diría que todas las leyes de la decencia conocida. Desde luego, no es apta para todos los lectores, es un libro repulsivo, con una violencia sexual que te hace sentir incómodo con los actos depravados. Aun así, tiene ese algo atrayente que te obliga a seguir leyendo. Su prosa suave tiene parte de la culpa de que no puedas dejar esa lectura incluso cuando lo que presenciamos es repulsivo. Porque él los repara de cualquier ensañamiento sexual, para que la próxima vez sea todavía peor. Espíritus encarcelados, atormentados, personas vivas, todos son manejados y utilizados por ese mal demoníaco al igual que marionetas, estando por tanto en un terror tan sobrenatural como psicológico. Pero nada es para siempre y la casa recibirá otra visita…

Este libro es peor que el Mal. Leedlo con precaución, y sobre todo no dejéis que esa maldita voz os termine influenciando. No apto para estómagos sensibles. Un tremendo libro que no sé hasta qué punto es sano tenerlo en nuestra biblioteca personal. Pero yo lo recomiendo, mucho, mucho, mucho.

Reseña: El Secreto de la Ventriloquia, de Jon Padgett

Elegido Mejor Libro de Ficción 2016 por Rue Morgue Magazine.

Ganador del Golden Ghoul Award for Fiction en 2016.

Jon Padgett, aparte de escritor, es ventrílocuo profesional. Aunque según dice el libro, no practicante. ¿Qué más nos da que no lo sea? Sabe de ese mundo desde pequeño, somos nosotros los que deberemos comprender. Después de cerrar el libro entendí que un muñeco de ventriloquia es como tener una casa vacía con la puerta abierta. Cada vez que la traspasemos, nos vamos a preguntar si alguien se ha mudado. Observaremos las ventanas vacías al igual que si estudiáramos los ojos de cristal de uno de esos muñecos. Buscamos la vida y esperamos no ver nada. Padgett es un escritor estadounidense impregnado de la rica cultura de Nueva Orleans, donde reside. Su primer libro de cuentos, El Secreto de la Ventriloquia, refleja el pozo insondable de la experiencia de su mundo diario. Con estas siete historias más una obra teatral de un acto y una meditación guiada para experimentar el horror de la existencia consciente, nos adentrará en un lugar donde la realidad no es sólida. Pudiendo emigrar a nuevas formas tan fácilmente como cambia una oruga a mariposa.

En El Secreto de la Ventriloquia, el lector se establecerá en un viaje de terror retorcido y oscuro, pues para algo dicho autor es estudioso de la obra del maestro Thomas Ligotti. Historias que están conectadas, y aunque alguna no tiene ese fondo sobrenatural, su fundamento es el mismo. Algunos de estos relatos se moverán en torno al arte y la ciencia de los ventrílocuos. Padgett aporta un nuevo grado de terror, de eso no tengáis ninguna duda, no es el horror tradicional, es un nivel más profundo, que en cierta forma violenta nuestra manera de entender la realidad.

Cuentos extraños, algunos basados en hechos reales, como un hermano buscando venganza. ¿Acaso el asesinato no acaba siendo algo necesario si con ello te salva la vida? En el pantano cubierto solo hay una norma que debes cumplir y dice así: NO TOCAR. Pero ¿qué es lo que no debes tocar? Qué importa eso en realidad, porque es un viaje que no te puedes perder… Un hombre limpiando el suelo de su cama encontrará una cinta adhesiva colgada de su somier. De allí dentro sacará las hojas de un diario que narran un terror inconcebible. Un muñeco revelará su propio ser en veinte simples pasos. Un desastre medioambiental donde los muertos chillan. Y más historias que no debo revelaros porque para los que buscáis solo una historia de miedo, estas historias os confundirán. Pues el trabajo de Padgett, aparte del horror, es para aquellos que buscan el misterio de la existencia, el dolor y la aceptación. Hay mucha angustia en todos ellos pues nuestro autor pone de relieve una realidad escalofriante explorando la búsqueda de toda la humanidad que comparte con el todo, para llevar a los fragmentos de la psique un patrón coherente. Y lo que vamos a encontrarnos es un intento desesperado por alcanzar esta misma unidad. Bien podría decirnos que, de libros como éste, es donde nacen las más escalofriantes pesadillas humanas.

Una portada inquietante de Pablo Caballo, que sabe captar con ella lo que encontraréis en el interior. Un libro al que no le hacen justicia mis palabras, donde las ilustraciones y su encuadernación terminan por rematar una joya. Solo puedo aplaudirlo e inclinarme ante este gran escritor.

Reseña: Jenny Finn, de Mike Mignola, Troy Nixey, Dave Stewart y Farel Dalrymple

El Mignolaverso es un mundo cada vez más grande donde caben historias de horror lovecraftianas de todo tipo. Lo que el maestro es capaz de hacer, la originalidad que va creando en casi cada historia, es lo que le da al rey, lo que es del rey. Y una cosa que no me explico (a no ser que se reúna con ellos, los entreviste y hasta que vea que no están totalmente inspirados para con el mundo que propone), es como con cada co-guionista, con cada ilustrador que se junta, consigue trasladarles lo que quiere. Con tramas, con dibujos y colores, que casi no se diferencian de una trama a otra. Se consigue un todo. Una genial idea donde podemos centrar toda la atención sin problemas en lo que Mignola propone en su nuevo guión.

Su cómplice en este lúgubre mundo es Troy Nixey. Con el que transmite desde la primera página una historia muy propia de un capitulo de Penny Dreadful. Pues en ambos, los monstruos caminan a plena luz del día, algunos fácilmente reconocibles por las virtudes y los actos de los ignorantes, donde nuestro protagonista Joe (un buenazo, un tipo bastante simpático, lleno de buenas intenciones), poco cuadra en una tumultuosa ciudad donde los asesinatos de prostitutas, enfermedades nauseabundas, peces que saben decir ¡MUERTE!, y malogradas mediums que hacen sesiones espiritistas para que los espíritus de los asesinados; se expliquen.

Un horror de ciudad… Jenny Finn es una historia de Terror. Desde los muelles de la ciudad, hasta la otra punta, una cepa virulenta parece ir expandiéndose de vecino en vecino a base de verrugas, escamas y ventosas pulperas que se abren paso en cada brazo, en cada rostro. Barrios pobres en los que transita la enigmática Jenny Finn: una niña que vino del mar, que ha sido vista en compañía de un muerto, que ofrece consuelo a mendigos, ancianos y enfermos de los que brotan tentáculos y que camina entre la muchedumbre llamando la atención de nuestro protagonista “normal” Joe. Aunque pronto Joe dejará las comodidades de una taberna, para ir enmarañándose cada vez más en asuntos inexplicables, incluidos los males del hombre y una mayor amenaza que se desliza sobre las calles empedradas de la ciudad.

Jenny Finn es una miniserie de cuatro numeritos que Norma Editorial (donde debéis acudir para deleitaros con historias de Mignola, sin duda), nos trae como siempre recogida en un solo volumen y en tapa dura. Ideal para juntar con obras maravillosas que no me canso de recomendar como las series Baltimore, Caza de Brujas, Bogavante Johnson o Joe Golem. Sin contar las indispensables colecciones integrales de Hellboy y A.I.D.P. que ya deberíais tener.

Troy Nixey aparte de colaborar en el guión, también proporciona ilustraciones en los primeros números. Dave Stewart colorea esta fantástica historia de Mike Mignola, publicada originalmente en blanco y negro donde Farel Dalrymple culmina la trama en el cuarto número con un final abierto de los que molan. Aunque siendo sincero, tuve que leer toda la historia una segunda vez para comprender ciertas cosas que antes había pasado por alto. Hecho que influenció mi experiencia pasando mi opinión de “pero-qué-diablos-he-leído” a “qué-chulada-¿no?».

Mike Mignola, el gran cerebro tras la franquicia de Hellboy, siempre ha amado una buena historia de Terror, al igual que este que os escribe. Sé que Mignola empezó a trabajar con Nixey en la historia de Jenny Finn en 1999. En estos veinte años han publicado una extensa obra pero Finn era de esas historias guardadas en el cajón que arañaban la madera por ver la luz. A los que escribimos, nos ocurre bastante. Hay tramas que parecen tener opinión y son ellas mismas las que deciden cuando salir. Susurran a nuestros cerebros para que volvamos a pensar en ellas y por tanto ser retomadas para ser paridas de una vez…

Dark Horse Comics finalmente relanzó la historia al otro lado del charco y Norma Editorial lo hace aquí. Una plaga extraña acechando Londres, tentáculos grotescos y piel de pez abriéndose paso en las personas. Enfermos que explotan en horripilantes montones de sangre y tentáculos. Un asesino matando prostitutas. La gente buscando un chivo expiatorio… Una historia de horror clásica que no debes perderte. Por lo que pueda pasar.

Reseña: Yūrei. Los Fantasmas de Japón, de Zack Davisson

Nuestro autor comenzará este ensayo relatando su propia historia personal de cuando vivía con su mujer en una casa encantada en Osaka. Sus vecinos les advirtieron con estas terribles palabras: Aquí hay un yūrei… Aunque Zack Davisson desde pequeño ya se sentía atraído por el mundo paranormal, fue a partir de esa vivencia que decidió investigar el origen de los fantasmas japoneses también llamados Yūrei, combinando respeto e interés por la tradición japonesa. Él cree que todo tiene un alma y ésta debe ser respetada. ¿Quién no ama una buena historia de fantasmas? Davisson no sólo nos da eso, también una mirada sobre la identidad cultural.

La palabra Yūrei está construida de dos kanji: «Yu», que significa tenue o pálido y «-rei», que significa espíritu. Ellos no son espíritus tristes por su muerte, es venganza lo que les trae de vuelta, no el amor por aquellos que han dejado atrás. Quieren hacer daño, incluso llegan a formar parte de la vida de las personas influyendo sobre ellos según han sido tratados en vida. Tienen raíces profundas en la tradición cultural. Para la gran mayoría de japoneses son reales. La forma en que Davisson describe la diferencia entre fantasmas occidentales y orientales es muy interesante. Narra de los espíritus occidentales como más pasivos, deslizándose de un lado a otro entre mundos. Los espíritus japoneses no son tan pacíficos, se enganchan a las personas o incluso a sus descendientes, creando horror y angustia entre ambos mundos. Ellos deben ser tratados con precaución, respetados y ser evitados siempre que sea posible.

En este magnífico ensayo investiga con tanta atención los detalles, que su trabajo es un activo para aquellos que buscan más información sobre este fascinante estudio de lo sobrenatural japonés. Detalla las diferencias, similitudes y conexiones entre los tipos de Yūrei y cómo aparecen en la historia, la literatura, el arte y el cine, tanto en el pasado como en el presente y su propagación por Occidente. Para ello aportará documentos históricos, leyendas, obras de la literatura japonesa donde participó igualmente la literatura china. Tampoco faltarán películas contemporáneas de terror, teatro Noh y Kabuki y tradición oral. Aquí presenta la historia única y muy completa del Yūrei en la tradición japonesa, de lo que son capaces de hacer y la manera de apaciguarlos.

Ya hacia el final del libro os encontrareis una selección de relatos Kaidan, cuentos sobre lo extraño y lo místico. Con alguno de ellos terminaréis de entender este magnífico ensayo. Aunque si bien el horror es evidente, también hay belleza y humor. Una amplia gama de emociones capturadas en cada ilustración hace que las imágenes sean dignas de ser exhibidas. Independientemente de dónde terminemos después de la muerte, este libro os apasionará.