Archive for Terror

Reseña: La Oscuridad Innombrable, de T.E. Grau

laoscuridadinnombrableSigo descubriendo cositas muy interesantes entre las novedades que se van publicando cada mes. Editoriales descubro a la vez y con obras muy atractivas interesantes para los que amamos el género de Terror por encima de todo. Dilatando Mentes es considerada la primera editorial creada de género fantástico en Alicante. Con ellos, vemos que vamos a tener tarea. Llegan títulos muy interesantes. Un ejemplo de su ideal, de su pensamiento de expansión editora es haber publicado una obra tan curiosa como es La Oscuridad Innombrable, de T. E. Grau. La que fuera obra finalista de los Premios Shirley Jackson de 2015 a la Mejor Antología. Año que por cierto se llevó el premio El Bazar de los Malos Sueños, del gran Stephen King. Ahí es nada. No obstante, por supuesto, eso no quiere decir que las demás antologías no fueran como mínimo destacables. Y a las pruebas me remito:

La Oscuridad Innombrable estrena para mí (y para todo aquel que se decida a ponerse delante) una nueva voz a tener muy en cuenta en la literatura fantástica contemporánea. Entre lo poco destacable que se publica de terror actual, de los libros que molan, sin duda, tenéis que tener en cuenta desde ya, el volumen y antología de relatos La Oscuridad Innombrable. Una recopilación de maldades, casos extraños y susurros fantasmales al estilo de pulps clásicos como Lovecraft, Bradbury o Clark Ashton Smith. Ideas originales mezcladas con la narración ingeniosa del autor, que asegura su puesto con cada escrito dentro del horror literario que propone.

Como todas las grandes historias, lo que realmente resuena en esta antología son los personajes. Siendo normal por su brevedad, y con la menor historia de fondo posible, los personajes parecen sobresalir en estas historias. Parecen reales, comprensivos, frecuentemente trágicos y tan inmensamente simpáticos que no puedes evitar preocuparte por ellos… Y alegrarte de no estar en su situación. Y por lo que he podido ver los personajes que mejor se les da escribir a Grau son los niños. Un buen ejemplo de esto es Alden, el protagonista de El Gran Chapuzón de Gordinflón (Tubby´s Big Swim); o Emily de Estrellita donde estás (Twinkle, Twinkle), una niña que busca a su difunta madre en las estrellas. Ambas historias son trágicas, dolorosamente tristes y plagadas de la emoción cruda que parece a aportar este autor a todos sus cuentos. Además del desarrollo del personaje y las imágenes, otra gran fortaleza que Grau aporta a la página es un control increíble del ritmo. Se toma su tiempo donde lo necesita, alimentando fragmentos de historias de fondo, y te lanza cohetes como un murciélago del infierno. Dejándote sin otra opción que agarrarte fuerte y disfrutar del viaje. Un viaje que pasa demasiado rápido.

Al igual que con la historia de apertura, la historia final La Misión (The Mission), es una historia extraordinariamente sólida. Situada en los días inmediatamente posteriores a la Guerra Civil estadounidense. Al principio parece ser un western sencillo, pero rápidamente da un giro hacia lo extraño, demostrando de nuevo cuán versátil y original puede ser el trabajo elaborado de este autor. Una muestra excelente de su lenguaje colorido y poético, y de su prosa hermosa.

Para una colección debut, La Oscuridad Innombrable tuvo una salida impresionante desde su lanzamiento. Aparte de su nominación al prestigioso premio, fue nombrada también finalista a Mejor Antología del This Is Horror y obtuvo el Premio Dark Muse 2015 en la misma categoría. Pero quiero deciros que hay una buena razón para tanto elogio: el trasfondo y hedor que desprenden estos argumentos a Lovecraft y Bradbury. Reúne catorce cuentos macabros de lo raro y extraño, sugerentes algunos de tal manera que arañan el sistema nervioso con una facilidad que asusta. En general, todos los relatos mantienen un buen nivel pero para mí, el encanto especial se lo lleva de todas-todas la historia que abre el libro. El Gran Chapuzón de Gordinflón es una historia oscura, triste, a veces humorística, de un niño solitario en busca de la mascota perfecta. Con esa historia, Grau demuestra su destreza literaria y agudo ingenio ya en el misma puerta de entrada. Aunque también me gustó mucho Exiliado (Expat), en la que un hombre se despierta en un apartamento extraño con un cadáver en el suelo y sin ningún recuerdo de cómo llegó allí. O Cervezas y Lombrices, una historia muy corta pero extremadamente efectiva.

T.E. Grau tiene una forma de escribir maravillosa. Es un autor al que desde ahora vigilaré de cerca. Su último libro I am the river, está dando mucho que hablar. Pero antes de despedirme no puedo dejar pasar la ocasión de alabar la edición maravillosa que Dilatando Mentes, en su Linea Rara Avis, ha publicado. La Oscuridad Innombrable es en realidad un completo manual el cual contiene junto a los relatos: artículos, ilustraciones, ¡un poster!, pero también pequeñas biografías e imágenes de los grandes referentes del género.

Recomendable al máximo.

Reseña: Agentes de Dreamland, de Caitlín R. Kiernan

agentesdedreamlandLa nueva novela de Caitlin R. Kiernan ha tenido una gran acogida en nuestro país. Recién publicada por Alianza Editorial en su colección Runas, esta novela corta con tintes lovecraftianos está dando mucho que hablar. Lo principal es, que los que hemos tenido oportunidad de leer las pocas cositas que se han publicado aquí de esta autora, entendemos cierta polémica. Esa que divide a los lectores. Unos que alaban, otros que no entienden el por qué de tanto. Ya pasó con la publicación de La Joven del Agua, de la misma autora pero en Editorial Valdemar. Y es que es así, sencillo, la forma de escribir de Caitlin R. Kiernan y sus obras, o te molan, o casi que no entiendes lo que quiere decir.

Pero tengo buenas noticias, pues Agentes de Dreamland es de los argumentos mejor llevados que le he leído a Cat. Aun así, una novela difícil de revisar, descubrir nuevos senderos y piezas de la historia. Incluso los personajes que conoces al principio de la narración no sabes como se llaman hasta el final. Además, los capítulos no están en orden cronológico, aunque dentro de ellos quedas atrapado. Grandes momentos con flashbacks, situaciones curiosas y recuerdos de conversaciones pasadas. Más que una colcha de retazos o un collage o un estilo de ficción alternativo, estamos ante una explosión desordenada en la que tienes que recoger las piezas e intentar unirlas. Y cuando lo consigues, sabes que tienes ante ti una obra magistral de la literatura fantástica actual.

Agentes de Dreamland está compuesta por teóricos de la conspiración, referencias a la cultura popular, cultos al fin del mundo y porciones de tema paranormal. Todo el asunto podría explicarse bien como un caso horrible de esquizofrenia y delirios. Quizás puedes llegar a creer que realmente estamos ante el fin del mundo. Las piezas de este puzzle que nos presenta Kiernan, diría que es un juego en el que no nos corresponde a nosotros decidir qué es importante y qué no. Solo vivirlo. A lo largo de la historia, se utiliza el tarot y se establecen conexiones entre los diversos personajes involucrados (tanto directos como indirectos). ¿Significa eso que están atados a este destino? ¿O estas conexiones se dibujan porque la gente desea verlas de verdad? Los personajes en sí mismos son también arquetipos como el tarot y creo que ese es el verdadero punto de la trama. Cada uno representa algo que esperamos y su papel parece casi predestinado, pero para nada hay que entender que son planos. Incluso vais a encontrar a un mismo personaje, actuando diferente en dos escenas curiosamente escogidas para destacar. Y ahora una advertencia y una nota: Agentes de Dreamland no es libro liviano y divertido. Es oscuro. Deprime de algún modo y gotea horror sobrenatural. La nota es que alega (no es un spoiler), que hay una conexión con Lovecraft aquí. Podría decirse que se basa eternamente en esos escritos profundos que el maestro de Providence supo crear.

No obstante, entiendo ciertas críticas. Es fácil perderse al principio, incluso desechar la historia antes de “la verdad”. Pero yo que siempre me encuentro atraído por el dominio del lenguaje casi encriptado de Kiernan, decidí seguir pacientemente. Centrándome en el tono y el estilo elegante, incluso cuando no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Sinceramente, hasta la mitad de la novela no empecé a comprender. Pude sentir la trama de algún modo dentro de mí y como poco a poco la absorbía.

Agentes de Dreamland es una novela de poco más de cien páginas, curiosa, tremenda y original, cuando la terminas. Induce al dolor de cabeza, y pertenece a esa rama que demuestra que muchas buenas historias hay que disfrutarlas hasta al final. Reúne a teóricos de la conspiración, profetas y cultos del día del juicio final. Un apocalípsis lovecraftiano. Gran parte de la novela ocurre en conversaciones, reminiscencias y reflexiones sobre la corriente de la conciencia de un narrador muy poco fiable. Los personajes son todos bastante misteriosos. Parte de la diversión de la novela consiste en identificar las diversas referencias que la autora coloca a lo largo del argumento. Eso sí, el personaje de Immacolata Sexton es sencillamente brillante.

Reseña: Cero, de Kathe Koja

CeroEl tema ni mejora, ni desmejora. Sencillamente por que mejorar lo hecho hasta ahora por La Biblioteca de Carfax trayendo al aficionado o publicando casi un titulo mensual de misterio o Terror… ¿Quién mejora eso? Ya cuesta, y aunque siempre se puede exigir más, hay que aclarar como amantes del género, que somos casi desde que nacimos; que esta nueva editorial con muy poco, está haciendo una labor encomiable sacando para el aficionado, trayendo a nuestro idioma (¡lo necesitábamos!) grandes títulos del mejor género de todos. Ese que te despierta, te revuelve en tu asiento, ese mismo que provoca que cuando hay silencio eterno en la lectura hace que mires con recelo a ese rincón de la casa, un lugar en el que antes no habías reparado.

Lo curioso del tema es que están trayendo a nuestro idioma títulos o antologías del género inéditos o descatalogados hace tiempo (¡Y ya está anunciada la siguiente!). Pero sobre todo, inéditos. De ahí su necesidad. Además, de que algunas son primeras novelas (y por tanto, con las que dieron el salto); autores que han sido galardonados con los grandes premios americanos o ingleses de la literatura fantástica como pueden ser el Hugo, el Locus, el Britisth Award y por supuesto, el grande entre los grandes el Premio Bram Stoker, que se le otorga el mejor libro de Terror del año en USA. Con ello, me encuentro con una nueva atracción de la editorial y acto seguido me puse al tajo. Una novela llamada Cero (The Cipher, 1991), de una tal Kathe Koja, con un argumento la mar de atractivo.

Kathe Koja (1960) es una escritora estadounidense, conocida especialmente por sus libros de ficción especulativa para adultos y jóvenes. Su trilogía histórica Under the poppy y una biografía ficticia de Christopher Marlowe, la hicieron entrar en el mundillo de todas-todas. Por supuesto, también haber ganado el Premio Bram Stoker y Premio Locus a Mejor Primera Novela con Cero; el titulo que hoy os reseño. Que también fue nominada para el Premio Philip K Dick ese mismo año, por cierto.

Cero tiene un par de líneas en su sinopsis que ya con eso atrapa. Nicholas y su amiga Nakota descubren un día un agujero negro en una de las salas abandonadas del edificio de almacenamiento donde trabajan. Lo bautizan como Ojo Negro. Todos sabemos que si le ponemos nombre a algo, empezamos a sentir cariño o atracción sobre ello. Como si fuera nuestro. La pareja se dispone a ver qué sucede si dejan caer varios objetos dentro del agujero. Despertando “su apetito”. Con insectos, un ratón o… una mano humana que regresa violentamente bien recompuesta…

La siguiente ocurrencia es introducir una videocámara de las del curro en el agujero, para registrar lo que quiera que haya dentro. Las imágenes de la cinta de vídeo que recuperan son fascinantes. Pero algo empieza a no cuadrar. Lo que Nic ve es diferente de la visión de los demás. Sin embargo, para Nakota el hoyo significa cambio, porque todo lo que se deja caer en el Ojo Negro emerge transformado, si es que alguna vez vuelve. Dándole vueltas al coco sobre el Ojo Negro, llega a afirmar que Nicholas es el único que puede hacer que esas extrañas cosas sucedan a su alrededor. Pero no tienen ni idea en realidad. No son científicos. Nicholas trabaja en la tienda de video, y es un poeta aspirante que ya no aspira. Nakota es una camarera que es demasiado grosera y contestona como para trabajar en trabajos más serios. Mas, incluso los que se consideran a sí mismos perdedores, son curiosos como para realizar “experimentos”, después de ver las mutaciones que surgen del Ojo Negro. Para Nicholas, el agujero es un fenómeno que lo obliga a enfrentar su vida miserable y sin rumbo. Pero solo Nicholas y su cascarrabias medio novia Nakota son conscientes de esta aparente deformación del continuo espacio-tiempo. Y sólo ellos parecen ser protagonistas de la tragedia que está por venir…

En unas setenta páginas, la novela cambia de rumbo y te deja con el culo torcido. Como lector esperaba lo típico, y nada típico sucede aquí. Koja ha creado personajes creíbles que están desesperados por el entretenimiento y la salvación. Dando vida a una poderosa primera novela que es tan estimulante como aterradora.

Reseña: Tiempos Oscuros, de John Connolly

portada_tiempos-oscuros_john-connolly_201801111603Cuando tanta ficción policial contemporánea, por hábilmente que esté escrita, tiene un fuerte parecido familiar con la última novela policial que leíste; es particularmente estimulante encontrarse con un escritor original que no se parece a nada de aquello. Es más, Connolly casi que apenas se parece a sus anteriores novelas en lo actual. Y eso, que hablo de John Connolly y su ya tremendo ciclo de novelas del detective Charlie Parker. Aquellos que conocen el género del crimen, son muy conscientes de que Connolly como autor es algo singular. Escritor irlandés que establece sus libros en la costa más fría e inspiradora de USA, la sensibilidad literaria de Connolly está más cerca de la fantasía oscura o novela de terror que el mundo de Raymond Chandler; aunque para mí el detective de Connolly (Charlie ‘Bird’ Parker), es un descendiente directo de Philip Marlowe, incluso comparte su nombre con el gran saxofonista de jazz… En definitva, lo que digo es que aunque Connolly no lo reconoce abiertamente (¿vendería menos por ello?), para mí esta serie de novelas se sitúan dentro del género de Terror. Al más puro estilo de los escritores victorianos clásicos del género donde una investigación sirve para enfrentarse al Mal, sí. Pero Terror.

A lo largo de los años, los libros de Parker han sido notablemente consistentes, sin apenas un fracaso para mi. Aunque algunos están escritos más intensamente que otros, lo digo ya, y con paso firme, para mí Tiempos Oscuros, es uno de los mejores logros del escritor. Aunque sí tengo que achacarle que para una historia así quizás no eran necesarias unas desalentadoras casi 500 páginas. ¿Qué pasó con la concisa novela de detectives? ¿Aún hoy en día se sigue pagando por página en USA y no me he enterado? En Tiempos Oscuros tenemos a un personaje central. Un hombre común. Jerome Burnel está obligado a llevar miles de dólares en diamantes casi siempre encima. Los maneja por trabajo. Joyerías. Y no pasa nada, habitualmente va armado, aunque sí que es algo receloso a la hora de usarlas. Pero entonces el azar altera irrevocablemente su vida cuando se encuentra con un dúo de asesinos malintencionados que intentan atraparle en una estación de servicio. Al acabar con ellos, además salva vidas inocentes y sin darse cuenta se transforma en un héroe. Jerome se irrita por esta nueva percepción de sí mismo. No lo merece. Sobre todo, cuando empieza a descubrir cuán rápido se puede destruir una reputación cuando es arrestado por posesión de pornografía infantil…

La vida de Jerome Burnel se hunde en la miseria. Su matrimonio y sus negocios colapsan y comienza una condena de cárcel de pesadilla en la que es torturado y violado por el espantoso Harpur Griffin. Finalmente liberado, un hombre roto, contacta a Charlie Parker, pues se siente perseguido y sabe que morirá en breve ahora que está libre. Desesperado por demostrar que hubo un complot contra él, pide ayuda a Charlie Parker. Hay una extraña comunidad detrás de todo. Tienen su base tras unas ruinas en la lejanía de los campos. Burnel es capturado y ante tanto delirio, Parker tiene que recurrir a la ayuda de sus amigos Ángel y Louis para intentar resolver el caso. Dicha comunidad oscura se hace llamar The Cut. Adoran al Rey Muerto. De hecho, el propio The Cut, que es un área del condado de Plassey en Charleston, es desde hace tiempo uno de los elementos, una de la principales atracciones que Charlie Parker pretendía investigar por los rumores que acontecen sobre ella.

Connolly siempre ha sido bueno en la evocación de una trama para con un lugar. Pero con The Cut, esta comunidad semi-secta autocontenida, que casi existe fuera del tiempo, el tema mola. La trama se vuelve particularmente llamativa. No sé a vosotros pero a mí me encantaron desde siempre las tramas oscuras donde unos descerebrados adoran a dioses no bendecidos y extraños de otros mundos. Incluso en el léxico de Connolly de una América fantasmagórica y de pesadilla, este es un tema recurrente y por eso sea uno de mis autores preferidos en este momento y no me pierdo ni una novedad del maestro. Tusquets Editores nos brinda cada poco sus éxitos en librerías.

John Connolly vuelve a hacerlo. Habrá otras novelas que me gusten más, otras menos, pero el mínimo que le exijo siempre lo sobrepasa. Desde una narrativa a medio camino entre el Terror y el género negro, me atrapa hasta la extenuación lectora. Mediante otros géneros utiliza el argumento del Terror como un escenario capaz de albergar misterio. Si no desea etiquetas, se lo permito, que lo llame como quiera. Para mí, es lo que es. Escritor de mi género favorito. El mejor de todos. El único que te inquieta y hace que mires a donde antes no habías mirado. ¿Y ese ruido? Parece que algo se mueve allí, ¿no? “Ese” género.

Reseña: Nameless, de Grant Morrison, Chris Burnham, Nathan Fairbairn y Simon Bowland

namelessSi soy sincero, probablemente debería comenzar esta reseña diciendo que nunca he sido un gran admirador de Grant Morrison. Me ha gustado parte de su trabajo, especialmente Arkham Asylum y su carrera en en la JLA para DC, y aunque aprecio sus intentos de hacer cómics inteligentes y literarios, en su mayor parte, su trabajo siempre me ha dejado un poco de frío porque… Venga, estáis conmigo, ¿no? Es un tío raro. Pero no raro de forma externa como Alan Moore, el cual para mí es todo lo contrario. Morrison quizás es de los guionistas más rarunos que te puedes encontrar cuando se sale de los cánones de la serie que pretende guionizar. Es decir, cuando una historia parte de él y no tiene que centrarse en franquicias ya creadas, el tío idea unas tramas que al que no lo conocen, como poco le deja el culo torcido. Algo había oído, pero como soy capaz de leer, de probarlo todo, lo intenté con Nameless, y por fin encontré, en lo weird, algo que me gustó de este genio inglés del noveno arte.

nameless00Nameless, es una nueva novela gráfica de Image Comics (o llamadla serie si queréis), por que tengo que decir que Norma Editorial ha tenido la genial idea de recopilar los primeros seis números en formato tapa dura y así es como lo presenta en nuestro país. Lo merece. No sólo por los numerosos fans de Grant Morrison que hay en nuestro país. Sino por que recoger así la historia en un solo tomo, para con nuestra cómicteca, es cuanto menos gustoso de ver. ¿Y qué es Nameless? Un historia deliberada y obtusa que media entre la Ciencia Ficción y el Terror. Un enfoque surrealista, lo que se llama a día de hoy una morrisona en toda regla, vamos.

En su forma más cruda, Nameless es la historia de un estafador sin nombre que, gracias a su experiencia en todo lo esotérico, es invitado a unirse a una misión espacial para destruir un asteroide que avanza sin miramientos en su curso demoledor contra la Tierra. Pero este es solo el nivel superficial de la trama. Bajo ella hay cazadores de recompensas reptilianos, cabezas cercenadas, visiones apocalípticas y constantes referencias a la cábala y los qliphoth del hermetismo judío.

nameless02Diría más, la trama en general se desarrolla en una especie de lógica de los sueños, que se mueve constantemente hacia atrás y hacia delante en el tiempo, y gran parte de la historia se deja al libre albedrío interpretativo del lector. Invitando a múltiples interpretaciones  en ocasiones. Y eso sé que a los pocos imaginativos no gustará. Pero sí a los que nos sobran ideas y nos gusta plasmarla de vez en cuando en papel. Estos detalles son los que para mi hacen a Nameless tan efectivo. Aunque los cómics de Morrison a menudo tienen finales inconclusos, esta es la primera vez que realmente vale la pena, ya que la lógica absurda de la historia crea algo genuinamente de pesadilla e inquietante. Pensad que hubiera pasado si Alicia en el país de las maravillas hubiese sido escrita por Aleister Crowley. Aunque Lewis Carroll también se las traía…

nameless01Un astrónomo mata a su familia, luego a sí mismo, dejando una advertencia críptica. Una curiosa dama persigue a sus víctimas a través de pesadillas. Un conspirador de multimillonarios futuristas recluta a un estafador oculto conocido como Nameless para una misión desesperada. El asteroide malévolo Xibalba agrieta el universo en su curso de colisión contra la Tierra. Pero nada es lo que parece: está a punto de comenzar un aterrador experimento inhumano. Abandona toda esperanza y experimenta el máximo horror como lector, pues en una antigua base lunar de los USA, mantenida en secreto desde la Guerra Fría, una terrible llave desbloquea una caja antigua y dicen que redacta un último plan para salvar a la humanidad. O para encajarla en un infierno infinito de pesadillas.

A menudo se consiguen algunas cosas y otras se vuelven terriblemente hostiles. ¿Qué es esa caja? ¿De verdad, es una destructora de almas, puerta a una inmensa red de túneles en el asteroide? ¿Qué nameless03maldades esperan allí? ¿Serán ciertos los sueños/pesadillas? Los lectores que buscan una narrativa sencilla no la encontrarán aquí. Pero lo que sí os aseguro es que lo que se cuenta en Nameless difícilmente se os borrara del subconsciente. Cuando terminé, inmediatamente comencé a leerlo nuevamente desde el principio. Y de alguien que no se considera seguidor de Morrison, no puedo pensar en mejor cumplido.

Reseña: Bellas Durmientes, de Owen King y Stephen King

bellas-durmientesSiempre que un fan se entera de que el Tito King anda metido en un proyecto, es normal que se interese por él. Un maestro del Terror del que está todo dicho ya. Un dios de la mejor literatura de todas y que aún a su edad no para, pero es que por no parar, no para de innovar. Incluso si decide participar como coautor junto a su hijo escritor menos conocido de los dos como es Owen King. En Bellas Durmientes (Sleeping Beauties), el mejor escritor de Terror de todos los tiempos colabora con su hijo en esta historia épica y “colorida” sobre una pandemia mundial, donde el de Maine se adapta y sigue mostrando un vigor juvenil que no había visto en años.

El virus Aurora es una pandemia que cae sobre el mundo como un dulce hechizo de cuento de hadas. Aunque visto así en realidad, de dulce tiene poco… Ese mal sella a las mujeres dentro de capullos fibrosos y deja a los hombres en un estado de desorden mental. Hay disturbios fuera de la Casa Blanca, guerras apocalípticas de pandillas en las calles de Chicago…, y mientras tanto, en Dooling, West Virginia, la batalla de los sexos se reduce a una justa entre Clinton Norcross, un acosado psiquiatra de la prisión, y Evie Black, una joven con poderes sobrenaturales, encarcelada por el asesinato de un par de cocineros de metanfetamina. Pero entre estas desdichas en las que se centra el argumento, el reloj sigue corriendo, el final está cerca y sin embargo, Clinton y Evie siguen encerrados en su disputa de: los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. “Podríamos seguir así para siempre”, Evie suspira móvil en mano.

Él dice, ella relata. Ella comenta, él replica. La historia más antigua del universo. Bellas Durmientes ha sido para mí una experiencia lectora diferente. Contiene tema apocalíptico (he leído bastantes) y personajes en los que crees que se desarrollará una trama filosófica de “estamos solos y si lo estamos es por algo”; pero no es así. Y lo que me pone nervioso es saber quién de los dos autores mete ciertas cosas en la trama, un drama alegórico que en ocasiones no me pega nada con King padre. Tiene su Terror sí, y en ocasiones de pronto salta a uno diferente. ¡Una ensalada con personajes curiosos, trama adornada con salpicaduras de ketchup arterial que mola!

Mujeres que andan durmiendo, maldecidas, que no deben ser molestadas. Si destrozas el capullo o vaina (por que no cabe duda de que en ocasiones la historia recuerda a La invasión de los Ultracuerpos) las hembras despiertan como zombies, o posiblemente como ángeles de la venganza, e inmediatamente comienzan a asesinar a sus esposos e hijos. Evie, a quien muchos llaman “el ángel negro”, claramente considera esta respuesta como una especie de venganza cósmica. Incluso puede ser que ella esté tirando de las cuerdas desde lejos sin saberlo…

Los devotos de la familia King entre los que me encuentro (aunque nunca he leído nada de mamá Tabitha King), encontrarán ecos familiares aquí. También argumentos comunes como una comunidad aislada viéndose agrietada por lo que acontece al mundo. Un lugar que se vuelve de todo menos agradable. Si conoces bien la obra de King, muchos trabajos te vendrán a la mente mientras lees Bellas Durmientes. El más obvio, con pandemia mundial incluida, la genial Apocalípsis (The Stand). Para muchos de mis amigos, posiblemente el trabajo más grande del genio de Maine. A ellos no me cabe ninguna duda de que les encantará Bellas Durmientes. El abundante grupo de víctimas y sobrevivientes recuerda bastante a lo que uno encuentra en Apocalípsis, la verdad. Y también tiene ese punto álgido, que mola bastante, cuando afortunadamente varios de estos personajes se separan de la manada: Clinton es nuestro héroe imperfecto del hombre nuevo, que lucha por salvar su matrimonio y ver como su esposa, Lila, se auto-administra de cafeína y cocaína en un vano intento de mantenerse despierta. Luego, cuando Lila se hunde, su puesto es ocupado por Frank Geary, un antiguo oficial de control de plagas con un temperamento desencadenante. Geary está decidido a salvar a su hija y con razón, cree que Evie Black es la clave… Y así toda una serie de interrelaciones que te enganchan y provocan que no quieras parar de leer.

El hechizo que a King hizo grande.

Bellas Durmientes es una buena historia que no me cabe duda que tendrá película en no mucho tiempo. Pero como novela tiene problemas similares a ciertas novelas tocho del Tito King. Tienes que conseguir entrar y no despistarte, o dejar mucho tiempo entre lectura y lectura, para no perderte con tanto personaje. Llega a proporcionar un glosario extenso de los habitantes de Dooling (incluye varios cónyuges y primos, panaderos y mecánicos, junto con “un zorro común, entre los cuatro y seis años de edad), cantidad de personajes que pueden asustar al no lector constante. Pero ojalá esos fueran todos los problemas de las novelas de ochocientas páginas que hoy visitan el mercado. El factor bueno para el lector debe ser el tempo. Y aquí se marca bastante bien. Bellas Durmientes es terriblemente satisfactorio durante su vertiginosa primera mitad, mientras la crisis se afianza, antes de que el equipaje alegórico se acumule. Luego, se mantiene con escenas, unas más impactantes que otras, hasta el final.

Uno de los dones de Stephen King como escritor es su dominio del medio en los pequeños pueblos estadounidenses y el trato entre la clase obrera típica de estos lares. Para Bellas Durmientes, todo esto parece susurrado al oído de su hijo Owen. Queda así una colaboración más que destacable, ideal para volver a disfrutar de una trama interesante para el amante del fantástico.

Reseña: La Cámara Verde, de Martine Desjardins

lacamaraverdeCada casa tiene sus secretos, cada mansión, cada hogar con vigas que han soportado decenas de años… Estas no dejan de ser frases que atraen, por que sabemos que hay mucha verdad, muchas mentiras tras cada casa, y centenarias, aún más. Y son mansiones clásicas, con sus pequeños escondrijos, con sus pequeños gruñidos o quebrantos en la noche…, pues ni que decir tiene que el toque gótico ya lo tenemos. Como amante de este subgénero de la intriga o el Terror, a muchos, historias como La Cámara Verde, de Martine Desjardins que ha publicado recientemente la siempre recomendable Editorial Impedimenta; con detalles así; les va a satisfacer de todas-todas.

Ahora podemos poner un nuevo nombre junto a Scrooge, Seraphin y Harpagon en nuestro universo literario: el de la familia Delorme. La vida de sus miembros, todos más antipáticos que los demás, así como su universo oscuro y roto, se presentan en la truculenta novela que os reseño hoy. En casa de los Delorme, cada minuto vivido se hace por ahorrar dinero: no hay renovación en la casa, migajas de comida en la mesa, ropa demasiado pequeña y gastada, lavados una vez al mes, etc. El objetivo: mantener intacta la montaña de dinero que se encuentra en el sótano de la casa. Es fácil pensar que los Delormes son adoradores de esa riqueza metálica que a muchos trastorna; el padre, Prosper, ha transformado una habitación de la casa en un templo en dólares. Dedica su tiempo a su tesoro y a su diaria oración, un Padre Nuestro con palabras cambiadas y adaptadas para con su bien preciado.

La historia gira en realidad en torno a una habitación en esa determinada casa construida por Louis-Dollard Delorme, una mansión gótica situada en Mont-Royal, a las afueras de Montreal. Este tipo es despreciable, un “encantador” patriarca. Durante la construcción de esta casa, imaginó una habitación central, ubicada en los cimientos del edificio, una bóveda blindada, pintada con el color venerable del dinero que para él tiene un olor. Un olor a santo. Ochenta años más tarde, después de un período suntuoso cuando esta casa tenía una arquitectura muy bancaria, dos mujeres, durante un ataque, descubren en esta habitación verde, el cadáver de una mujer momificada con un ladrillo en la boca….

Comienza entonces, esta historia completamente loca, de una casa que nos cuenta acerca de sus habitantes, sus vicios y sus raras cualidades, sus hábitos y sus fallos humanos. Sí, lo que escucháis. En La Cámara Verde cada página es una sorpresa, cada elemento revelado me dejó a cada cual peor. Obviamente, esta casa tiene más que solo un par de orejas; ella nos habla, nos explica y revela los secretos mejor guardados de esta dinastía familiar que dedican sus días a ganar dinero y a contarlo en las noches. Cuando el día ha sido fructífero, sí que pueden tomar una taza de agua caliente.

El punto de inflexión lo pone la llegada a la casa de una hermosa señorita llamada Penny Sterling. Una chica que viene para alquilar una habitación y se mudará para hacer vida junto al séquito de la familia Delorme. Ella provoca el interés ($$$) de la familia, porque ella inventa un juego que…, bueno, para no spoilear más, digamos que todo está configurado para que “se arregle” un matrimonio de conveniencia. ¡Más $$$!. Este detalle y las odas a la miseria de la familia Delorme, son en mi opinión el atractivo de la novela. Exempli gratia: ¿Un helado? Para qué, podemos lamer otra cosa. ¿Comprar pan rallado? Claro, si tienes el material básico que más necesitas. ¡Prueba el aroma de un buen bistec o carne a la parrilla! ¡Lo más rentable es olerlo! ¡Especialmente, si gozas de una nariz fina! En resumen, aventuras de una familia que te hará sonreír e incluso a veces, reír a carcajadas. Martine Desjardins posee un sentido del humor negro, surrealista, que sabe a caramelo de flan. Cada personaje de esta familia te ofrece algo, tanto en número como en su humanidad… monetaria. Delorme el abuelo, el padre y el hijo, las tres niñas mayores, Morula, Blastula y Gastrula, todos los personajes han sido tejidos hábilmente por la autora. Aunque mi personaje favorito es la “hermosa” Estelle, la querida esposa de Louis-Dollard.Y cuando sepáis de ella, sabréis por qué.

Con su quinta novela, Martine Desjardins nos transporta a un universo que es tan realista como poco convencional. Además aporta el misterio gótico de esa mujer momificada, de la cual nos llevamos toda la novela queriendo saber más. Desjardins dio el salto a la fama en 1997 con su primera novela, Le Cercle de Clara. Su novela fantástica Maleficium (2009), le granjeó el Premio Jacques-Brossard de Ciencia Ficción y Fantasía, galardón que ha obtenido de nuevo en 2017 gracias a La Cámara Verde. Considerada su mejor obra hasta el momento.

Martine Desjardins. Quiero saber más de ella.

Reseña: Esposas Prohibidas de Siervos Sin Rostro en la Mansión Secreta de la Noche del Aciago Deseo, de Neil Gaiman y Shane Oakley

esposasprohibidasElogiar a Neil Gaiman es como darle al Rey Midas un ladrillo de oro por su cumpleaños. Incluso sus “malas” cosas son mejores que la media, y es por eso que proclamar que Esposas Prohibidas de Siervos Sin Rostro en la Mansión Secreta de la Noche del Aciago Deseo es una diversión desgarradora; no debería llevar a ninguna mandíbula hasta el suelo. Sí amigos, visualmente y de forma evocadora, la versión en cómic que en su día editó Dark Horse Cómics y que acaba de publicar Planeta Cómic, ésta misma que os reseño hoy, es una toda una delicia ilustrativa…

…, hasta en su título irónico.

Trasladando el relato corto de Gaiman de hace una década, a la vida animada, Esposas Prohibidas de Siervos Sin Rostro en la Mansión Secreta de la Noche del Aciago Deseo cuenta la historia persistentemente trágica de un esposasprohibidas01autor que intenta capturar la verdadera esencia de un mundo cotidiano de castillos embrujados, maldiciones de sangre y pájaros que hablan sobre siniestros deseos. En otras palabras, nos lleva como lectores a entender lo que la Fantasía significaría para un personaje que vive dentro de una novela de… fantasía. Un cálido abrazo de parodia para una noche oscura y tormentosa.

A los que conocíamos el relato, ya sabíamos que Gaiman está en su momento más juguetón aquí. Estira la idea más allá de su punto de ruptura sin dejar que se alargue. ¿Por qué? Por que siempre hay un nuevo e inquietante fantasma tras la fantasía oscura de los lugares góticos y tenebrosos. Esos mismos espíritus que están al acecho en cada esquina mohosa, mientras que en la más alta torre sigue “sufriendo” por trasladarlo al papel, el desaliñado escribano y carismático completo en soledad.

Si el concepto que traslada Gaiman en Esposas Prohibidas de Siervos Sin Rostro en la Mansión Secreta de la Noche del Aciago Deseo es como una brisa fresca en un cementerio viviente, la obra de arte, las ilustraciones esposasprohibidas00que aporta Shane Oakley; son una escalofriante mano helada en tu espalda en una noche gélida. Aporta terror visual. Cada página es excepcional, tejiendo entre múltiples realidades (real, ficticia y ficción real) con estilos atractivos e independientes. Aparece una naturaleza propia de antología de cuentos perversos en la narrativa principal. Encuadernada en un castillo y cargada de plumas, que anclará los males idiotas y agitados del escritor al presentarlos formalmente.

Así que la parodia terrorífica funciona porque Oakley evita la caricatura en la obra de arte que sale de sus manos (Gaiman ya provoca que esté presente en la narración). En el otro lado del espejo del autor, Oakley utiliza el impresionismo irregular y el sombreado tenue para crear el tipo de imágenes notables que te hacen reacio a pasar la página. Es hermoso y quimérico, rogando ser estudiado y apreciado nuevamente cuando la historia llega a su fin. El arte que encontramos en este ligero volumen, agrega un concepto alegre, honrando esposasprohibidas03tanto el amoroso despliegue de la fantasía gótica como los cuentos que la engendraron.

Aseguraría sin temor a equivocarme que la verdadera estrella en Esposas Prohibidas de Siervos Sin Rostro en la Mansión Secreta de la Noche del Aciago Deseo son las ilustraciones que aporta. Aquí Oakley encumbra a Gaiman. Y no hay ningún temor en decirlo. Es maravilloso ver esta encantadora historia como una plataforma para el talento de pesadilla que los pinceles de Oakley son capaces de conseguir.

Reseña: No mires ahora y otros relatos, de Daphne Du Maurier

no-mires-ahora-y-otros-relatosExisten en la historia de la literatura autores no muy conocidos por su nombre pero con obras tremendamente importantes y reconocidas aunque sea en el mundo del cine. Una curiosidad que no deja de ser curiosa, valga la redundancia, pues de forma indirecta estos mismos nos hacen llegar sus obras así como el gusto por aquella literatura escondida. Un ejemplo claro de esto es Alfred Hitchcock y su amor por la obra de Daphne Du Maurier, Una escritora inglesa de principios de principios del siglo XX, la típica niña de familia adinerada cuya pasión por la lectura le hizo dar el siguiente paso y convertirse en creativa, especialmente, de algunas obras más que destacables de las cuales en cuanto empiece a mencionarlas, más de uno se sorprenderá.

No sin antes, comentar que uno de mis gustos por el cine me lleva directamente a este tema. Donde el “Inspirado en…”, “Basado o Inspirado en la obra de…”; es uno de los lugares donde más se centran mis ojos cuando empiezo o termino de ver un film. Particularidad que me ha llevado a descubrir más de una sorpresita que guardaré por siempre en mis memorias. Algunos dirán: ¿eres capaz de leer libro después de haber visto el film o la serie? Sí, nunca me molestó. Tanto ir en una dirección como en otra, no me molesta, y se descubren muy buenos detalles en ciertas historias pues se pueden contar con los dedos de la mano los guionistas que copian el libro tal cual. En fin, todos estos comentarios a lo abuelo cebolleta para deciros como supe de Daphne Du Maurier. Muchos ya lo habréis pensado. Pues sí, gracias a Hitchcock y su genial película de Los Pájaros fui corriendo en su día a buscar el relato en el que estaba basado y me topé con esta autora…, y la obsesión de Hitchcock por ella. ¿Por qué? Pude leer que ya había adaptado obras anteriores como Posada Jamaica (1939), que la autora no había quedado contenta con ella y lo volvió a intentar con otras películas que sí llegaron a la cumbre. Los Pájaros como acabo de anunciar, por ejemplo, y la genial y mejor novela Rebeca.

Mis ojos se abrieron muy mucho cuando me enteré que la editorial La Biblioteca de Carfax, un ejemplo de editorial nueva con buen gusto que se va consolidando a cada paso, con cada publicación, después de traer Las ratas, Sweeny Todd, Experimental Film, Relatos Sombríos, de Edith Nesbit, El Carruaje Fantasma…, títulos más que interesantes; ahora publica una pequeña colección de cuentos de Du Maurier, llamada No mires ahora y otros relatos. Una recopilación de cinco relatos de la autora inglesa, una joya de libro muy a tener en cuenta.

No mires ahora (un relato adaptado al cine en 1973 por Nicolas Roeg con el título en español de Amenaza en la sombra), habla sobre la ciudad de Venecia, esa misma que tanto atrae a escritores por sus tan conocidas historias que alberga entre tanta calleja y puente, donde Du Maurier toca el suspense en sus más altas cotas, en mi opinión. Un matrimonio, sentado en la terraza de un bar de Venecia retoma un antiguo juego que disfrutaban en común tiempo atrás. Mirar a otras personas sentadas en el bar y comenzar a inventar una historia acerca de ellas… Hasta que dan con dos extrañas ancianas que empiezan a hablarles de su pequeña hija muerta.

El manzano es un deleite para el karma interior. Gira en torno a un hombre que acaba de enviudar de una esposa que no amó.

No después de medianoche, me encantó. Una historia donde un profesor de primaria en vacaciones viaja a Creta con la finalidad de encontrar a esas musas que todo autor necesita. Su afán por la pintura le lleva a una cabaña de un complejo hotelero en el que el anterior ocupante fue encontrado muerto en la playa…

Hay variedad de motivos y líneas argumentales, y el terror o el suspense provienen de distintas raíces y eso Daphne lo ejemplifica muy bien. Como En el estanque o Las lentes azules, donde por ejemplo incorpora elementos de Ciencia Ficción, con un tono falsamente ligero de cuento infantil. Los cuentos que componen esta antología, representan el talento joven de una mujer que llegaría no solo a ser una de las autoras más leídas del planeta para los interesados en la verdadera literatura de suspense, thriller, terror, o como queráis llamarlo los críticos. En lo que sí estamos todos de acuerdo es que leer a Du Maurier es toda una experiencia.

Reseña: El Monstruo, de Alan Moore, Heinzl, Jesús Redondo y VVAA

el_monstruoScream! era una revista-cómic británica semanal de poco más de treinta páginas, editada por Ghastly McNasty, que duró solo quince números antes de fusionarse con The Eagle en 1984. Los primeros dos números de Scream! venía con regalos gratis pegados a sus cubiertas (algo no tan conocido por la época). Al ser una revista con la idea general de tratar el cómic de Terror, ya podéis imaginar el tipo de presentes que traía: unos colmillos de plástico a lo Drácula, una araña de goma, un llavero que era un dedo ensangrentado cortado, un ojo blandito a la vez que repugnante…; cosas que molaban muy mucho a niños y amantes del Terror de aquellos años, entre los que por supuesto me encontraba.

el_monstruo00Las historias a tratar en el magazine, por que sin duda empezaron a llamarse así, y los hubo de muchos tipos y colores según al país que te fueras (¡el género de Terror se puso de moda!), no fueron historias banales. Los mejores autores del momento se sentían intrigados y deseosos por aparecer en tales revistas. En el caso de Scream!, en dichos quinces números, se incluyeron unas series recomendables así como historias cortas muy dignas. Y con autores que a día de hoy se consideran casi dioses del noveno arte. Los títulos que fueron seriados en dicha revista fueron: The Dracula File, The Thirteenth Floor y El Monstruo, esta maravillosa historia que os reseño hoy.

El Monstruo es una terrorífica historia surgida de las páginas de Scream! que queda recopilada, en su totalidad y por primera vez, en este tomo que edita ECC Ediciones. Una historia de terror que en primera instancia, y sin duda, traslada al ojeador al tema Frankestein. Eso no lo voy a negar. No obstante, debido al gran guionista que hay detrás (el grande de Northampton), también hay similitudes con El Jorobado de Notre Dame; una trama que paso a paso suma valores la mires por donde la el_monstruo01mires. Un guión protagonizado por una peculiar pareja formada por Kenny Corman y su tio Terry. Kenny es un chico de doce años y Terry es un hombre cuya deformidad física y retraso mental lo convierten en lo que el resto del mundo tiende (o tendía) a llamar con facilidad… un monstruo. Una aberración de la naturaleza. Pero lo trágico viene desde el principio, cuando vemos como el pequeño queda huérfano en circunstancias catastróficas y debe a partir de ahora, enfrentarse al mundo solo. O lo que es peor, acompañado de su tío Terry como adulto más cercano…

El relato empieza como una clásica serie de Terror, con un enorme poder de enganche, gracias al enorme monstruo de guionista que tiene detrás. Ni que decir tiene que el aislamiento ha convertido al tío Terry es un ser inadaptado que apenas puede controlar su fuerte temperamento y fuerza animal. Este hecho es el que principalmente creará problemas a los dos. Una historia de vida y situación, que poco después, se transforma en una búsqueda, una quest, una carrera trepidante alrededor de un mundo xenófobo, despreciativo, tan monstruoso como el peor de los humanos. Capítulos muy el_monstruo03breves pero con unos cliffhangers tremendamente conseguidos.

Y ahora viene lo fuerte. No voy a decir que molara o mole la historia por ser quién son. O sí, no lo sé. Pero Dios, no me digáis que no suma a vuestro hype el saber que El Monstruo fue creado iniacialemente por Alan Moore (Watchmen) y Heinzl (Doomlord). Una trama que cuenta además con historias adicionales de John Wagner (Button Man), Alan Grant (Batman) y Jesús Redondo (Return to Armageddon). Ahí es nada. Moore, Wagner y Grant. Tres pilares indispensables del noveno arte.

el_monstruo02El Monstruo es de esas historias que te hacen plantearte la máxima de: ¿El monstruo nace o se hace? Con un dibujo maravilloso tanto de Heinzl como de Redondo y casi doscientas páginas; ahora convertido en un tomo genial, El Monstruo que edita ECC Ediciones, es de esas joyitas que de vez en cuando saca dicha editorial y que a muchos nos deja totalmente sorprendidos por que jamás pensábamos ver una edición de este tipo en este país. A estas alturas, con la calidad de la edición que lleva y en la actualidad. En este caso se ha recopilado solo la historia de El Monstruo, pero por favor, por todos los dioses antiguos y nuevos; traigan más de esto. Más tomitos así. Al menos, The Dracula File y The Thirteenth Floor. ¡Lo que resta de la conocida revista Scream!