Archive for Alfaguara

Reseña: SIDI. Un Relato de Frontera, de Arturo Pérez-Reverte

SIDI es la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte donde cierto narrador nos relata en forma de aventura lo que pudo ser la vida durante el exilio del gran general Rodrigo Díaz de Vivar. Un hombre que desde que nació estuvo destinado a la guerra. Aquí lo conoceremos como Ruy Díaz o SIDI…

De la vida del Cid y de su época nos ha llegado poca información. Por lo tanto, estamos ante una obra donde se juntan hechos reales, ficticios y mucha leyenda. Y aunque los diálogos obviamente son inventados en verdad bien podría haber ocurrido así. He disfrutado a rabiar sus conversaciones con el Conde de Barcelona al que el Cid hizo prisionero en dos ocasiones. El autor nos sitúa al comienzo en la frontera del río Duero. Debemos recordar que la Reconquista se hizo por líneas y durante un tiempo siguió más o menos el camino de dicho río. Allí, en tierra de nadie, se encuentra nuestro protagonista junto a noventa y siete hombres unidos a él por vínculos familiares o de vasallaje. Aunque todavía queda mucho para acabar siendo legendario y heróico, ya por entonces era conocido y temido. Los burgueses de Agorbe le habían pagado para que persiguiera una partida mora.

Entretanto, sus recuerdos van hacia un pasado difícil de olvidar. Sabremos de cuándo Alfonso VI fue alzado rey. Dicen que el Cid le obligó a jurar que no había tenido nada que ver en el asesinato de su hermano por tres veces en Santa Gadea. De ahí el rencor del nuevo rey y el destierro. Por supuesto, eso son cosas de los cantares de entonces. Su memoria también traerá de vuelta al rey al que más unido estuvo, Sancho III. Y cómo no, momentos para su propia mujer Doña Jimena y sus dos hijas Elvira y Sol. Sigue el relato en la época en que estuvo al servicio del régulo de la taifa de Zaragoza, al-Mutámid. Podremos leer una historia muy emotiva de un soldado capturado. Continuará con una batalla donde comprenderemos por qué era considerado el mejor táctico-bélico de su tiempo. También asimilaremos que al final ni rey, ni reinos, uno acaba luchando sólo por su vida y que una batalla a veces se pierde si uno mismo la da por perdída.

Mucho se ha dicho sobre que el Cid fue simplemente un mercenario. Yo digo que no es verdad. Y el autor prácticamente piensa lo mismo. Cosa que me agrada, todo hay que decirlo. No veo un mercenario. Estaba en el exilio con su mesnada, ¿qué iba hacer? Mercenario hubiera sido si se hubiera desnaturalizado de su rey para irse a luchar con otros. Pero él abogaba por el exilio. Tenía decisión, iniciativa y capacidad militar sobrada. No necesitaba de rey ni de nadie, lo demás vino por sí solo. Pero lo que Arturo Pérez Reverte quiere contarnos por encima de todo esto es, que fueron hombres fuertes y valientes. Que aunque lucían sus cuerpos entumecidos y llenos de cortes, sus caras no eran amargas. Al igual que el pico de la montaña reconfigurado por los glaciares y el viento, estos hombres aceptaron, se adaptaron y persistieron ante la lucha y las adversidades. Sabían íntimamente cómo la muerte paga las deudas en su totalidad. A veces, era la única forma de salir de debajo de ella. Se santiguaban con las manos ásperas, ante la comida y la batalla. Eran hombres crueles porque la vida era cruel. Nada de esto les impidió ser ellos mismos. Dicen que nadie muere con dignidad, pero estos hombres sabían morir con honor.

Me ha encantado, maravillado, emocionado, si alguna vez llegué a imaginármelo en persona, es tal y como lo contó Pérez-Reverte. Ambicioso, duro, compasivo, pero sobre todo fiel a los suyos. Jamás rompería su vínculo ni se enfrentaría al rey de Castilla. Eso dice mucho ya en esos tiempos.

Hay libros que no necesitarían ni ser comentados. Éste es uno de ellos. Una historia tremendamente bien escrita. Mis palabras sobran. Las del autor están ahí para vosotros. Un final inolvidable. Una vez más escribo que más que recomendarlo, exijo leerlo.

Reseña: La Señal, de Maxime Chattam

Una familia abandona Nueva York para llevar a sus vidas más tranquilidad en Mahingan Falls. Pueblo lleno de leyendas con un monte llamado Wendigo. La granja que han comprado para vivir, conoce el olor de la muerte de alguno de sus anteriores inquilinos. Hace muchos años fue la casa de una mujer condenada por bruja en los juicios de Salem…

Ante todo dejar claro que no vais a leer ningún thriller. Estáis ante un libro de terror paranormal. Toda la historia ocurrirá en un recóndito pueblo de Nueva Inglaterra (USA). No es casualidad que ese sea el lugar, nuestro autor bebió de las historias de Stephen King y Lovecraft, queriendo traer lo sobrenatural donde esto despertó. Para mí tiene sentido. ¿Para que inventar más lugares malditos si estos ya existen? Cuando lees Maine o Arkham entre nuestros protagonistas, sientes como te va subiendo un sudor frío por la espalda. Tal vez no ocurrió nada todavía, pero no puedes evitar ese escalofrío. Entonces llegaran los tentáculos, el lenguaje singular que ya no se pronuncia; y basándose en un sustento de terror clásico, combina lo moderno junto al horror que no se ve, y crea una historia única. Nos transporta a nuestros miedos más primitivos y la curiosidad que nos causa ese Más Allá.

La Señal es ese tipo de libro del que tenemos miedo de pasar las páginas, por temor a lo que pueda surgir. Por que no hay mayor abominación sobrenatural que sentir presencias, la respiración de alguien sobre los protagonistas, ese instante de verdadero terror cuando se giran encontrando solo el gran vacío. Están solos. La muerte puede llegar en cualquier momento y de la manera más inesperada. Maxime Chattam es artista con el miedo, ocultando la belleza que puede tener el bosque, dejándonos solo lo macabro. Este libro trae un oscuro pasajero con él, oculto entre las páginas. A medida que nuestros ojos se deslizan sobre los párrafos, podemos sentir el Mal. Un toque de ciencia ficción con la radio. Violento, macabro, escenas de muertes imposibles de olvidar, los gritos de alguien siendo despedazado, la interminable tortura usando una cuchilla de afeitar, sufrimientos que no se pueden soportar… Mientras todo el mundo está ocupado, la sombra crece. Lo inexplicable cae sobre Mahingan Falls. La oscuridad se asienta. Voces malditas traerán el dolor. Una casa embrujada. Unos chavales que entraron en un campo de maíz avivando algo con su intromisión. El horror ha comenzado.

Chattam nos sitúa en ese triángulo maldito que existe en la literatura de terror. Habla sobre un sitio rodeado de bosques, barrancos…, sin que lo sepan sus habitantes, es una forma de retenerlos. Pero serán ciertas situaciones narrativas lo que más nos acercará a lo aterrador. ¿Por qué llamamos «maestros» solo a unos pocos escritores? Detrás de ellos llegaron y llegarán otros. Este libro es un claro ejemplo. Algunos podrán llamarlo plagio, pero no lo es, lo que hizo este escritor fue utilizar lo que sabe que más miedo nos causa y nos lo trae de vuelta con sus palabras. Esa pandilla de chicos, sí, os recordará a algo pero también otros estados espeluznantes. Por eso, maestros hay pocos y escritores muchos. Y hace guiños a ciertas películas. Una vez aclarado eso, regreso a la novela:

Casi setecientas páginas. Mi mayor inquietud era que hubiera mucha paja alargándose por alargar. Yo no la sentí así.  Es verdad que repite escenas creando momentos que hace la novela menos entretenida, pero por lo demás vi correcto que se extendiera haciendo que no tengas esa sensación que todo llega de la nada.  Desde un principio, ocurren muchas cosas y las escenas sangrientas son de una crudeza impresionante. Los chicos entienden que deben luchar contra una fuerza antigua, sus padres hurgan en el pasado, el teniente Ethan no da crédito a un pueblo que comienza a despertarse con muertos y desaparecidos. Todo estará conectado. Un libro absolutamente aterrador con un escritor que rinde homenaje a los Maestros. Así que para ser justa debo decir, que siendo como es una novela que exalta el trabajo de esos autores consagrados, os aviso que estamos ante una de las mejores novelas de horror paranormal que he leído. El Mal existe. Los monstruos existen. ¿Pero dónde nacen? Aquí tal vez halléis la respuesta. La Señal está ahí. Preparada para ser escuchada.

Una gozada, un disfrute, vale cada céntimo que paguéis por tener este libro. Lo recomiendo a rabiar.

Reseña: La Historia Interminable, de Michael Ende

Hoy toca reivindicar un clásico de la literatura fantástica, uno de los títulos que me hicieron amarla, una de las pocas obras a las que vuelvo cada no mucho. Os cuento: yo no soy de esos que alardean haberla descubierto, de esos que despotrican sobre casi todo acontecimiento friki de nuestra niñez y ahora resulta que todos son muy sofisticados… La Historia Interminable es una de esas grandes historias que primero descubrí en el cine y de la que quise saber más acercándome al libro. Para descubrir una vez más que la novela es mucho mejor.

Michael Ende (1929-1995) es de esos pocos escritores (no inglés y no norteamericano), que consiguió traspasar fronteras con sus libros cuando aún era muy difícil hacerlo. El escritor de libros infantiles más exitoso de la Alemania de posguerra. Pero fue criticado por llenar las cabezas de los niños con historias escapistas y de fantasía en lugar de confrontarlos con el realismo social y estos ataques le hirieron tanto que se mudó a Roma. Escribió treinta libros, y sus obras de más éxito son Momo y La Historia Interminable, el indispensable libro del que os hablo hoy. Una edición que en ningún hogar-lector debiera faltar y que gracias a Editorial Alfaguara sigue disponible en librerías a día de hoy.

Los elementos que hicieron que la película fuera única y lo siga siendo actualmente para mí (soy un Papá pesado que se la pongo a mis hijos cada poco); esos mismos elementos, son principalmente los que se abordan en la novela. Aunque sólo en la primera mitad. Cosa que me sorprendió bastante pues, cuando leí el libro por primera vez me dio mucho ilusión saber que me quedaban todo un mundo por descubrir. Un niño, Bastian Balthazar Bux, es perseguido por los matones de su colegio hasta que por casualidad le hacen entrar en una extraña librería donde se encuentra con el rudo señor Koreander. Después de una conversación no muy agradable, Bastian roba el libro que ese hombre leía. La Historia Interminable. La trama luego fluctúa entre Bastian escondido en un ático del cole y el relato de Atreyu, un joven cazador elegido para una búsqueda, una importante misión, salvar al mundo de Fantasía, pues su gobernante, la misteriosa Emperatriz Infantil, sufre una indescriptible enfermedad asociada con la invasión de esa Nada que hace estragos haciendo desaparecer ciertos pueblos de Fantasía.

Me sorprendió también, cuán fiel al libro era la película al menos en sus inicios. Con la excepción de unos pocos monstruos que sospecho fueron cortados por razones de presupuesto. Pero encantado al ver que en el libro se revela una Fantasía magnífica toda llena de detalles, apreciando conversaciones, o mejor dicho, partes de conversaciones que en el film no se dan, pero aclaran bastante la idea que Ende propone. Un ejemplo: en la confrontación de Atreyu con Gmork el Lobo, cuando este le revela que la Nada no es simplemente apatía humana y pérdida de interés por los hechos fantásticos, sino que todo aquello que consume, el desgarre, sólo es un fiel reflejo del verdadero comportamiento humano. Un mundo creado por nosotros de mentiras y engaños, que los poderosos usan a lo largo de la historia para subvertir creencias en las mentes de los más débiles. ¡Toma ya! Una mensaje más que real.

También aprecié otros momentos diferentes que por supuesto en la peli ni se mencionan. Los indicios de que Gmork es libre de viajar entre Fantasía y el mundo humano, ya que hay poderes interesados en la destrucción total de Fantasía; puntos diferentes que me han hecho amar la historia, amar el libro hasta el punto de no ser capaz de olvidar ciertas conversaciones por mucho que pase el tiempo. El lenguaje y las descripciones breves, como a mí me gustan. Descripciones muy al estilo de cuento de hadas de las tierras y criaturas fantásticas que ciertos alemanes del siglo XIX eran capaces de aportar… Una segunda mitad del libro radicalmente diferente. Tierras maravillosamente creadas y amenazadoras, ¡y con Bastian de protagonista! Explorando giros secundarios como ver a Bastian ganando un concurso de armas con una espada mágica o creando con su don finales felices para los más pequeños. En resumen, visualizo con frecuencia que Fantasía se transforma en dos visiones que tuvo Ende, dos ideas separadas unidas en un mismo libro: El tratamiento despectivo de lo fantástico por esas personas que se nombran a sí mismas maduras o adultas, y la poca voluntad para el cumplimiento de deseos y propósitos.

Indudablemente, La Historia Interminable es un clásico digan lo que digan. Si es cierto que la primera parte del libro tiene una fuerza y una calidad asombrosa y que en la segunda desciende. Pero creo que esto es culpa de haber visto la peli antes; ya que va a tiro hecho y solo recoge lo épico. Aun así, una recomendación donde el consejo “indispensable de leer” se queda corto. Una joya.

Reseña: Sabotaje, de Arturo Pérez Reverte

SabotassdsdjeEs difícil ponerte a reseñar una novela cuando todavía te duele hasta el alma de lo que te has reído en algunas partes, sobre todo en los diálogos. Dicen que lo más difícil en esta vida es hacer reír a alguien con una historia, pues, puñetas, estuve a nada de que me diera algo serio, jajajaja, qué trabajo hizo Arturo Pérez Reverte, qué trabajo. Pero mejor será empezar con la sinopsis del libro:

Mayo de 1937. La Guerra Civil sigue su sangriento curso en España. Una doble misión llevará al guaperas y seductor agente del servicio de espionaje franquista Lorenzo Falcó a París. Allí bajo el alias Ignacio Gazán, simpatizante de la República y coleccionista de arte, deberá cumplir una doble misión: una con el intelectual comunista Leo Bayard, y la otra sabotear el cuadro que en esos momentos está pintando Pablo Picasso para la Exposición Universal en la que la República pretende conseguir apoyo internacional. Empieza ya de forma brutal con los diálogos con el Almirante, por que si algo hay que destacar de la novela, serán los diálogos. Falcó en estado puro:

— Por supuesto, comunista y torero… Todos en mi país los somos, cuando no tenemos una guerra en la que ocuparnos -suele responder.

No es una historia de la Guerra Civil española, es una novela negra que se desenvuelve en el ambiente del conflicto bélico que se vivió. Falcó no es ningún asesino, trabaja para quien le paga y le hubiera dado igual que fuera un bando u otro, él tenía muy claro que ganara quien ganara, el desastre estaba asegurado. Se moverá por París, conocida como la ciudad de la luz, paseando por las tranquilas orillas del Sena nos dejará esa rara sensación de que sus habitantes estaban seguros que nos les alcanzaría lo que en esos momentos sucedía en Alemania. Por lo general, llegan a creer que no va a suceder nada mientras se está armando un desastre a su alrededor. Falcó conocerá a intelectuales que hablan mucho y hacen poco o nada, lo que se suele llamar revolucionarios de salón, intelectuales haciendo ver como que dirigen el conflicto cuando no es así, al fin y al cabo, como bien me dijo un amigo mío una vez, a la guerra van los tontos y los obligados. Y estos ni una cosa ni la otra. En la novela aparecen personajes de entonces, algunos tan importantes como Marlene Dietrich, Picasso y alguien con el nombre falso de Gatewood, aunque no sé para qué le puso ese nombre ya que cuando se refiere a él como escritor americano que huele alcohol ya me lo vi venir, jejeje, un creído chulo que iba de matón y no tenía ni media hostia, y a mí sus novelas ni fu ni fa. Será épica la escena en el baño con Falcó, sí, olé y olé.

Al principio, comenté que lo mejor son los diálogos, la conversación que tiene con Pablo Picasso a solas con el cuadro, madre mía, me reí tanto, pero tanto, que pensaba que se me paraba el corazón. Hacía años que no me reía así. Y es que… jajaj, es verdad, que se pongan todos como quieran, pero más allá de que fue un encargo y de que lo han idealizado, a mí me hubiera pasado como al Falcó, lo hubiera mirado más espantada que otra cosa. Esa charla con Picasso es maravillosa, impagable, solo por ese pasaje ya amo a Reverte para los restos.

Una novela negra de espionaje, dos misiones que llevar a cabo con una guerra de fondo donde todo es negocio: armas y cambios de favores. Un autor valiente que sin contar mucho, lo dice todo. Sabiendo que aquello que tiene que ver con la Guerra Civil esta magnificado, escondido bajo un manto de manipulación y propaganda, y tal vez sea por eso que es un tema tan difícil de tratar. Con Sabotaje pone fin a la trilogía a lo grande. Con el que para mí es su mejor libro. Lo he disfrutado tanto que lo voy a volver a leer, aunque terminé de nuevo en el suelo por la risa.

Dejó una gran historia de espías, si tú quieres buscar ahí antiguos fantasmas es tú problema, el autor simplemente escribió una de las mejores novelas negras que he leído nunca. Escrita de forma soberbia, no falta ningún elemento: espionaje, mensajes cifrados, el improvisar y saber captar esos pequeños detalles que son la diferencia entre seguir vivo o morir. Lorenzo Falcó aplastará un cigarrillo bajo la suela de su zapato y nos dejará por ahora mientras camina con una cartera bajo el brazo guardando un secreto. Solo puedo aplaudir la novela, solo puedo reverenciar la gran pluma de Reverte y el maravilloso personaje que creó para deleite de nosotros los lectores.

Reseña: La Casa del Reloj en la Pared, de John Bellairs

La-casa-del-reloj-en-la-paredLa historia empezará en el año mil novecientos cuarenta y ocho, una cálida y ventosa noche estival. Lewis, un niño que se acaba de quedar huérfano, va camino de un pueblo en el estado de Michigan. Allí vive su tío Jonathan en una mansión muy peculiar. Nada más llegar le presentará a su buena vecina la señora Zimmermann, que se encuentra escuchando junto a una de las paredes de la grandiosa casa. Su tío le hablará de un extraño misterio y el tic-tac de un reloj. Pero Lewis es un niño obeso y algo patoso que por conseguir la amistad del chico más popular del colegio despertará lo que debía continuar oculto.

Vais a leer una historia para escapar de la realidad. Creo que en sí no es tanto que esté escrito para gente más joven, sino el que no esté escrito para adultos lo que nos atraerá. Al menos, conmigo lo hizo. El recuerdo de la infancia, la nostalgia de cuando leemos cuentos sin violaciones, crímenes atroces… Regresaremos al olor de galletas de chocolate recién horneadas magos, brujas, hechizos, el extravagante comportamiento de algunos de sus protagonistas nos irán metiendo en el mundo de la magia. La casa tenebrosa del tío con sus pasadizos secretos, la grandiosa biblioteca, espejos que reflejan sitios lejanos y exóticos. ¿Quién no desea perderse unas horas ahí y salir de la rutina?

Estos libros se escriben para eso. Y este logra su objetivo. Libros de nigromancia, pentagramas, un bastón mágico coronado por una bola de cristal en la que, de vez en cuando, parece verse un extraño castillo en miniatura; la magia blanca luchará contra la magia negra, ¿qué clase de libro de magos sería si no hubiera esta lucha?

El bien contra el mal, la luz contra la oscuridad, los vivos contra los muertos… Escrito con un lenguaje suave, con los sobresaltos justos para no perder interés en el relato, la trama se verá muy pronto. No será así con el desenlace, llevándonos a un final cerrado…, pero abierto a otras posibles aventuras de los protagonistas.

Me ha gustado, me lo he pasado bien y como siempre digo, ese debe ser el fin de cualquier novela. Por cierto, es el libro en el que se basa la película La casa del reloj en la pared, de Cate Blanchett y Jack Black, producida por Steven Spielberg, que ahora veréis en anuncios constantemente hasta su estreno. No sé cómo será la película, pero sí puedo deciros que vale la pena antes leer el libro y dejar que las horas pasen buscando el origen del enigmático tic-tac de un reloj que nadie sabe dónde se esconde.

Reseña: Los Perros Duros No Bailan, de Arturo Pérez-Reverte

losperrosdurosnohablanCuando me llegó el libro (regalo de un amigo) lo primero que hice fue escribirle un privado preguntándole «¿Voy a sufrir leyéndolo?» Soy una gran amante de los animales, sé que las personas deben tener prioridad, pero muchas veces se buscan sus propios problemas, los animales no, ellos sufren por lo que les hicieron otros. Al ver la portada con ese perro mirando, pensé no lo voy a leer si voy a pasarlo mal. No quería terminar hecha una magdalena. Mi amigo me respondió que no era de sufrir. Una hermosa historia, te gustará. Así que me puse a ello.

Para empezar, comentaré por si hay algún despistado que el título es en sí un homenaje a la novela Los tipos duros no bailan, de Norman Mailer. Narrado en primera persona nuestro perro protagonista llamado Negro (un perro mezcla de mastín español y fila brasileño) nos contará, bueno sería mejor poner, nos ladrará; en lenguaje humano toda la novela. Dos de sus mejores amigos perrunos (Teo y Boris el Guapo) han desaparecido, nunca llegaron a sus casas. Negro es ya perro viejo curtido en desolladeros donde fue luchador en peleas de perros. Se teme lo peor. Todavía no logró expulsar sus propios demonios. Hay momentos en los que muerde el aire recordando tiempos que no logra olvidar.  En sí lo veremos como un ex-boxeador: los mismos síntomas de cansancio y pérdidas de memoria. Desoyendo consejos de otro de sus buenos amigos perrunos llamado Agilulfo, perro filosofador por lo que aprendió junto a su amo amigo de los libros, decide ir en busca de ellos.

Una novela negra con perros como protagonistas. Sabremos de lealtad, no conozco nada más leal que un perro, ese animal que nunca te traiciona ni te abandona, irá contigo hasta el fin del mundo.  Su compañerismo, sus códigos de honor como animales gregarios. Recordemos que estamos ante la pluma de Pérez-Reverte, si conocéis sus obras no vais a poder evitar ver a Alatriste en Negro con esa valentía, sus luchas en la vida, ese amigo de sus amigos, aunque también he de decir que le vi un poco de Falcó en el modo de relatar el carácter de las perras. Esto os encantará, yo lo disfruté a rabiar.

Mientras busca a sus amigos (siempre prudente con el miedo en el cuerpo de no ser atrapado por la perrera) se encontrará por el camino otros perros, entre ellos unos neo-nazis con muy malas pulgas y un perro de la raza teckel llamado Mórtimer… Por favor, ese chucho es una pasada. Escuchará historias ya conocidas por todos, de abandonos, intentos de ahorcamiento por parte de sus antiguos amos … Al principio dije que tenía miedo de sufrir, y no, no se sufre. Si hubiera sido así, no hubiera podido leerlo. Pero la parte de las luchas de perros sí me provocó un nudo en el estómago. Todo lo que sabemos que es real, acaba mordiendo fuerte. Esos trozos los leí con tristeza y apesadumbrada. Una historia tan hermosa, autentica, llena de amistad y lealtad; con Negro haciendo cierto el dicho «Un buen amigo es aquel que te ladra y tú respondes, ¿dónde quieres que lo enterremos?».

Un final muy certero que deja una sonrisa en rostro y en el alma. Os la recomiendo. 

Reseña: Eva, de Arturo Pérez Reverte

evaMarzo de 1937. Mientras la Guerra Civil sigue su trágico curso, una nueva misión lleva a Lorenzo Falcó hasta Tánger, turbulenta encrucijada de espías, tráficos ilícitos y conspiraciones, con el encargo de conseguir que el capitán de un barco cargado con oro del Banco de España cambie de bandera. Espías nacionales, republicanos y soviéticos, hombres y mujeres, se enfrentan en una guerra oscura y sucia en la que acabarán regresando peligrosos fantasmas del pasado.

Para mí, superó con creces su primer libro Falcó. Narrado con esa maestría que caracteriza a Reverte, nos lleva de vuelta a aquella guerra civil. Me gusta como lo escribió contándolo todo desde un punto de vista yo diría que neutral. Mezclando realidad histórica con ficción, no es una novela sobre la Guerra Civil, es una historia de espionaje, luchas, muertes, traiciones y lealtades que salvan vidas. Os dará cierta sensación que el personaje Falcó es una especie de James Bond (capaz de matar un espía, limpiarse los restos de sangre y al momento acostarse con una vedette portuguesa) pero no lo es. Él trabaja para quien le paga sin llegar a ser un mercenario, pero no le tiembla el pulso a la hora de rebanar un cuello con una navaja o pegarte un tiro, él sabe perfectamente que un asesino muerto es un asesino menos del que preocuparse.

En está ocasion se encuentra de nuevo con Eva Neretva, la cual ya conocimos en su primer libro. Esa mujer de la cual ella misma diria: «No me tengas por una de esas burguesitas perdidas entre las filas obreras. Soy una agente soviética, y tus criminales jefes fascistas podrían pedirte cuentas».

Aunque hay bastante ficción, nuestro autor intenta verlo todo desde los ojos de un espectador, no es el típico autor que te cuenta la historia como todos estos que lo hacen dependiendo de, en que bando luchó su abuelo. Para que entendáis lo que quiero decir, en uno de los diálogos, alguien le dice que simpatiza con los republicanos, Falcó responde que a él le da igual quién gane la guerra porque gane quien gane de ahí saldrá un dictador. Parece ser que el autor conoce a los clásicos grecorromanos porque esa frase recuerda a la conocida de un senador romano cuando la guerra civil entre Pompeyo y César que lo único que estaban haciendo era elegir dictador…

Me gusta los puntos de vista tan neutrales, ni para un sitio ni para otro, y eso parece que no, pero es muy dificil a la hora de tocar este tema y pretender que guste a todos. Para eso se inventó al mejor personaje que podia hacerlo: guapo, encantador de mujeres… Pero ojo, es de los que devueleven los golpes. Vengan de donde vengan, la lucha con Eva será épica. Que sea mujer no tiene importancia, ambos luchan por una causa. Héroes a su manera, uno ganándose la vida, la otra creyendo en su lema y de sus jefes, no esperéis mucho romanticismo. No estaba la cosa para esos asuntos.

Lo mejor del libro es sin duda alguna la habilidad que tiene para las negociaciones con ambos capitanes de los barcos, diálogos fantásticos… Diálogos dentro de una historia de ficción, que bien podrían haber sido reales. Con un final y un ambiente que no sé el motivo pero me recordó a la película Casablanca. Un libro que se lee solo, se disfruta y se intuyen muchas cosas que al autor deja caer como quien no quiere la cosa. Oro, nacionales, republicanos, soviéticos y esa ciudad Tánger con hermosos atardeceres mirando al mar.

Reseña: Pesadilla antes de Navidad, de Tim Burton

pesadillaantesdenavidadPara nosotros, sin lugar a dudas, el libro por excelencia para leer esta noche de Halloween, es Pesadilla antes de Navidad, de Tim Burton. Acaba de ver la luz esta edición chulísima publicada por Alfaguara. Un librito, un cuento indispensable con el que no hay que dudar un sólo segundo en conseguir. Una lectura indispensable para una noche como esta. Unas últimas palabras, unas ilustraciones inquietantes y adorables a la vez, como sólo el mejor Tim Burton es capaz de idear.

En formato apaisado, maravillosito, para leer en la cama, Alfaguara (http://www.megustaleer.com/libros/pesadilla-antes-de-navidad/AL82514) y el mejor Tim Burton nos presentan la historia de Jack Skeleton, ese personaje tan característico, que ya se siente cansado de organizar festivales con calabazas, brujas y fantasmas. Sin embargo, un día un día, entre unos árboles, descubre una ciudad llena de adornos, donde están celebrando algo llamado…

¿Navidad?

¡¿Y eso qué es?!

pesadillaantesdenavidad01De pronto, se enamora. La sensación es enorme, su no corazón palpita. Enamorado de la Navidad, ¡Jack urdirá un plan para secuestrar a Papa Noel!

Murciélago, en vez de pajarita,
llevaba Skeleton, de nombre Jack.
Era delgado y alto y se aburría:
En Halloween todo era siempre igual…

Como muchos sabéis se hizo una gran película de este argumento. Pesadilla antes de Navidad se estrenó en 1993 y fue dirigida por Henry Selick y producida por el propio Burton. Fue el boom, el comienzo de verdad de Tim Burton en el cine. Era además de una película de animación, un musical con una canción ideal (This is Halloween!) para el día de hoy que aún perdura. Fue producida por Disney, después de cortar su metraje original y parte de su contenido «oscuro».

Aunque no deja de ser totalmente recomendable su visionado, sí que a muchos de vuestros hijos, los menos avezados, les puede chocar y lo peor, dar miedo. Pero así es Burton y sus obras, no os voy a descubrir nada nuevo. Lo maravilloso de lo macabro.

Fue nominada en Mejor banda sonora original en los Globos de Oro de 1994. Obtuvo una nominación al Óscar por Efectos visuales. Fue publicada en vídeo, ganándose poco a poco un público de culto. La idea original le vino mientras trabajaba como animador para Disney y vio como de una tienda quitaban la pesadillaantesdenavidad02mercancía de Halloween para ser cambiada por la de Navidad…

Por eso y más, se hace indispensable este librito. Es la forma de presentar a vuestros pequeños y miedosos mayores, el primer libro escrito e ilustrado de la mano del propio Burton. El poema que dio origen a la legendaria película Pesadilla antes de Navidad, traducido al castellano con metro y rima para reproducir la magia y el humor del original.

Un titulazo en un formato que se hacía esperar. Una obra ideal para una noche de Terror como la de hoy. Leerla junto a vuestros seres más queridos, con indispensable ambiente lúgubre, puede ser toda una experiencia. Esos seres pequeñitos y preguntones que nos rodean y siempre quieren saber más y más sobre lo aterrador de La Noche de Difuntos, ¿no?

¡Po toma!

Reseña: El Superzorro, de Roald Dahl

el-superzorroRoald Dahl no necesita mucha presentación, pues está considerado como uno de los mejores escritores del pasado siglo. Casi la totalidad de sus obras, la mayoría dedicadas al público infantil, han sido llevadas a la gran pantalla y han obtenido una gran aceptación entre el público más exigente: Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante o El fantástico señor Zorro son algunas de sus obras más laureadas e ideales para que sus hijos vayan abriéndose paso en este fascinante mundo llamado Literatura.

Pero si algo tiene el autor galés es la capacidad de escribir novelas infantiles que enganchan por igual al público adulto, así toda la familia puede disfrutar de horas de puro entretenimiento.

A decir verdad, yo he visto todas estas películas antes de leer los libros, un error que ya he cometido en más de una ocasión y que casi nunca suelo perdonarme. Y, siguiendo con mi sinceridad, El superzorro ha sido mi primera lectura de este autor.

Publicada originalmente en 1970, esta entretenida historia se lee en apenas una hora, pues consta de noventa y seis páginas. La trama se centra en una familia de zorros, donde su protagonista, el señor Zorro, ha de ingeniárselas para robarles a sus tres vecinos humanos la comida necesaria para alimentar a los suyos: pollos, patos y pavos son los suculentos animales que forman parte del manjar de esta estirpe de cánidos.

Harto de sufrir la humillación del señor Zorro, Boggis, Bunce y Bean, los tres desafortunados granjeros, deciden buscar su madriguera para intentar acabar con él y con todos los miembros de su familia. Pero los tres granjeros no contaban con la astucia del señor Zorro, quien, de manera sorprendente, consigue burlar las excavaciones de sus perseguidores y logra alcanzar la comida de manera aún más sencilla si cabe que antes de estos acontecimientos.

Durante las excavaciones, la familia del señor Zorro conocerá a otros animales subterráneos y, juntos, acordarán un plan infalible para darse un festín todos los días.

En el año 2009, Wes Andersen, director estadounidense, la adaptó a film utilizando la técnica stop-motion. En las voces que daban vida a los personajes principales, el director contó con la colaboración de George Clooney y Meryl Streep, entre otros. Pero antes ya había sido adaptado como ópera, en 1998 y como obra de teatro, en el 2001.

Al tratarse de una historia tan antigua, es de suponer que está publicada por varias editoriales. Yo he leído la que publicó Alfaguara y, pese al paso del tiempo (más de cuarenta años desde su primera publicación), les puedo asegurar que es una obra actual. Y apta para todos los públicos. ¡Que la disfruten!