Reseña: Predicador. Historia Antigua, de Garth Ennis y Steve Dillon

predicadorIVPredicador: Historia Antigua continúa en el plan del volumen anterior (http://cronicasliterarias.com/2015/05/19/resena-predicador-orgullosos-americanos-de-garth-ennis-y-steve-dillon/). Sigue la búsqueda por parte del más chulo y guaperas de la historia, Jesse Custer, pero también se va engordando la historia general de todos los personajes accediendo a la vida particular de cada uno. Comienza entonces el tomo con la genial historia de la procedencia de El Santo de los Asesinos. Una vaquero temible, un demonio que solo piensa en matar. Un personaje sobre el que ya reconoció Stephen King en su día que se inspiró para el comienzo de su saga de novelas de la Torre Oscura. Una serie de números geniales sobre el western. La dura vida de El Santo de los Asesinos y el por qué de tanto odio hacia los demás.

Predicador es una serie de cómics creada por el escritor Garth Ennis y a los lápices Steve Dillon. Fue publicada por el exitoso sello estadounidense de cómics Vértigo (DC Comics), con portadas pintadas por Glenn Fabry. Una tremenda acción (como hacía años que no leía en ningún cómic) te traslada al argumento predicadorIV_01desde la primera página de forma magistral. La historia de Jesse Custer, un predicador del pequeño pueblo de Annville, Texas, que fue poseído accidentalmente por una criatura sobrenatural llamada Génesis mientras daba misa. Mató a toda su congregación y quemó su propia iglesia. Génesis es el ente descendiente, el producto no autorizado de un ángel y un demonio. Se compone de pura bondad y una maldad inconmensurable…, en otras palabras, Jesse Custer, unido a Génesis, puede haberse convertido en el ser más poderoso en el conjunto de la existencia de la vida. Custer, impulsado por un fuerte sentido de odio, va en un viaje a través de USA para rendir cuentas a Dios, que abandonó el Cielo en el momento que Génesis nació y por su culpa hizo lo que hizo. Al viaje de Custer se une su antigua novia Tulip O’Hare, así como un vampiro irlandés, un crápula llamado Cassidy.

Si el título del tomo es Historia Antigua, se debe lo dicho: comprende números que tratan narraciones pasadas de personajes que forman parte de la epopeya. El siguiente guión trata los comienzos Un día en la vida de Caraculo, el tío más feo que aparece en la saga pero con un verdadero cabrón como padre, el sheriff del predicadorIV_02condado. Aquí se cuenta como antes de esa horrible cara, fue también un chico normal. Con una madre alcohólica y un padre que lo hartaba a ostias cada vez que podía por no seguir sus pasos. Un chico que amaba que a Kurt Cobain y cuyo mejor amigo sufrió, como él, aquella terrible pérdida del creador del Grunge. Juntos emprenden la última marcha con diferentes resultados…

Ahora, cojonuda, brillante y mortal la ultima historia de esto tomo. ¿Sobre quién? Sobre Los chavalotes. Los dos secuaces que usaba la abuela de Caster para hacer el Mal. Dos tíos que sólo quieren dinero, follar y sobrevivir en la selva de los cajúnes. Un lugar lleno de pescadores, maleantes, en los bajos fondos al sur del estado de Luisiana. Lugar donde han influido notablemente las grandes apuestas extravagantes. Jody, por ejemplo, contra un gorila de doscientos kilos. No obstante, una chica bonita y su protector aparecen huyendo de algo, cerca de allí. Jody y su compinche harán por “ayudarles”.

predicadorIV_03Un viaje que toma unos derroteros inesperados. Una batalla sin cuartel contra las fuerzas de una sociedad secreta. Aunque Predicador: Historia Antigua, es un tomo para el descanso. Para obtener información valiosa de los personajes que Custer ya ha puesto en su sitio o va a poner de algún modo.

Nada es lo que parece ser. Algunas veces lo es tan de cerca, que te impacta en la cara. My friends, se me acaban los calificativos para recomendar esta enorme e indispensable serie que es Predicador.

Reseña: Muerdeuñas, de Williamson, Henderson, Guzowski, Hill y Levin

muerdeuñasCon premisas cada vez más interesantes van aterrizando en nuestro país cómics (“sin pijamas”) cuya temática atraen bastante y cuyas ideas son grandes originalidades nunca vistas.

El caso de Muerdeuñas es un claro ejemplo de lo que digo, y si bien, estos cómics americanos parecen estar hechos directamente para su trasvase a la gran pantalla; siempre podremos disfrutar de ellos gracias a su pronta publicación gracias, en este caso, a Norma Editorial, que es una de las que aplica el buen ojo a todo lo que sale al otro del charco para pescarlos a tiempo.

Con los brazos abiertos acojo argumentos como el de Muerdeuñas. El pueblo de Buckaroo, Oregón, es la cuna de ni más ni menos que dieciséis asesinos en serie hasta la fecha y el agente Carroll está decidido a descubrir por qué. La sheriff de Buckaroo, un agente de la NSA con un turbio pasado y el último y más notorio de los carniceros de Buckaroo, es un grupo que se forma de pronto con un único propósito…

muerdeuñas01El crimen asentado en un solo lugar. Un pueblo que parece alejado del mundanal ruido donde sombras por doquier y gente en aparente normalidad deja detalles de lo que son capaces de hacer por poco que tengas un altercado con ellos. Una pauta a tener en cuenta: bueno o malo, cualquier pueblerino de esta zona, tiene o tuvo un familiar catalogado, encerrado o muerto como asesino en serie.

Personas con un pasado a obviar. Un morbo truculento por parte de algunos. Una cuna de nada más y nada menos que dieciséis asesinos en serie. El más reciente de los cuales ha sido puesto en libertad. Muerdeuñas. Una trama, una ambientación que recuerda a películas chulas que te absorben tan solo con el entorno. Un pueblo, una maldición y gente de un lado para otro. El dibujo tiene un nivel bueno y un coloreado que ayuda bastante a conseguir esa oscuridad constante de una trama que lo necesita.

muerdeuñas02Un primer tomo lleno de giros que revela también shocks reales. La historia de un asesino en especial que se va revelando con el paso de las páginas. Todo el mundo tiene una conexión con Muerdeuñas…, aunque no parece ser él quién está acabando con todo lo que le rodea. Un agente del FBI llamado Carroll se obsesiona con el origen de este macabro personaje y se traslada al pueblo de Buckaroo, decidido a descubrir el impulso que lleva a la gente de este pueblo a hacer el Mal. Carroll comienza a indagar hasta que… desaparece. Antes, reclama la ayuda de un antiguo compañero de la agencia NSA llamado Finch. Este tipo, que se encuentra en horas bajas, decide ayudar a su amigo, antes de seguir con su triste vida. Finch se planta en el pueblo y entonces se topa con enigmas que llevan a otros enigmas.

Joshua Williamson vive en Portland, Oregón. Su carrera como escritor de cómics viene pisando fuerte desde 2007, cuando elaboró una serie de libros para muerdeuñas03Shadowline. También ha tenido opción con algunas de sus obras para televisión. De sus obras, la más conocida hasta el momento es Ghosted, la cual sigue dando que hablar.

Al dibujo le acompaña Mike Anderson en esta magnifica andadura juntos que es Muerdeuñas.  El color bien aplicado de Adam Guzowski ayuda sobremanera en un primer tomo que deja con infinitas ganas de más.

Sí, así exactamente. con ganas de mucho más. Así te deja pues un terrible «cliffhanger» te dejará con el culo torcido hacia el final de la obra.

Reseña: Casey Ruggles, de Warren Tufts

caseyGracias a editoriales como la del amigo Manuel Caldas, se pueden seguir consiguiendo estas joyitas del cómic de tiempos atrás. Una vez más, una gran alegría al ver que se puede tener entre tus manos a nada más y nada menos que Casey Ruggles, en una genial edición a tamaño apaisado con las que vibrar con las grandes ilustraciones de Warren Tufts.

Casey Ruggles es un cómic occidental escrito y dibujado por Warren Tufts que funcionó desde 1949 hasta 1954. La tira de domingo fue lanzada por primera vez el 22 de mayo 1949. Tufts es un dibujante poco conocido en España del que hasta la fecha existían dos volúmenes de B.O y un material recientemente publicado por EPSON scanner imageManuel de Caldas: la serie completa de Lance publicada en cuatro volúmenes. Pero ahora nuevamente podemos gozar de más material de este genial autor. Warren Tufts es un dibujante que sigue un estilo similar al de Harold Foster en cuanto a composiciones de páginas. Otro buen dibujante.

Casey Ruggles es un aventurero del Viejo Oeste en California durante la fiebre del oro. Un ex sargento del ejército de los Estados Unidos, que se va encontrando con diferentes personajes a lo largo de sus contingencias. Gente como Kit Caron, William G. Fargo, Millard Fillmore, Jean Lafitte y Henry Wells. Como ya dije, el cómic se ambienta en el oeste americano y la serie tiene comienzo en el periodo inmediatamente posterior al final de la Guerra de Secesión.

La tira de periódico de Casey Ruggles utiliza motivos y escenarios occidentales para completar una amplia gama de historias que van desde dramas, acción, hilos casey01de comedia e incluso alguna que otra historia de terror ocasional. El héroe, un sargento dinámico, ex de la caballería y en algún momento U.S. Marshall se dirige a California para encontrar fortuna. Este fue el motor narrativo durante toda la época de Tufts.

Un ilustrador fenomenalmente talentoso. Un buen narrador. Lamentablemente comenzó su carrera en las tiras de periódico poco antes de que el momento estuviera dando paso gradualmente a la era de la televisión. Había estado trabajando escasos años antes en la época dorada de la aventura pero ahora llegaba tarde al estrellato.

Comics Club Pacific recogió muchos de esto clásicos perdidos en la década de los 80s. Ahí los conocí yo. Y por eso no hago sino mencionar el gran valor que tiene que este titulo vea de nuevo la luz. Una pequeña joya apasionante e informativa, irónica en ocasiones pero con grandes tintes de clasicismo del bueno de nuestro amado noveno arte y sumado al western.

Intriga e infalibilidad humana. La existencia pura y dura del colonialismo. Gusto por aquellas grandes tramas de acción que recuerdan a las mejores películas de John casey02Ford o Raoul Walsh. Casey Ruggles gusta por todo. Un perfecto material a la altura de los grandes del género como Tex o Blueberry. Cassey Ruggles no cae en el tópico de indio malo, hombre blanco bueno. Tufts aborda el tema de un modo racional y realista. Tufts no duda en denunciar el genocidio cometido por el gobierno americano contra los nativos del norte.

Tufts tuvo otra pasión en su vida. Construir sus propios aviones. En 1982, mientras pilotaba uno, se estrelló y nos dejó para siempre.

Reseña: Fragmentos del mal, de Junji Ito

fragmentosdelmalGrande Junji Ito.

Jamás pensé que el mejor Terror actual lo iba a leer en manga.

Hace unos cuantos años, muchos quedamos huérfanos de Terror japonés. De buen Terror. Después de grandes películas que asombraron al mundo como The Ring, Dark Water, Ju-On: La Maldición, Pulse o The Eye, muchos de nosotros queríamos más. Mucho más. Pero apenas llegó. Si acaso nombrar a la editorial Mondadori que publicó el libro original del autor de The Ring. Libro por cierto que recomiendo bastante pues tiene diferente final a la película. A lo que íbamos: teníamos a un autor que emergía, un posible sustituto (en parte) de la extensa obra del vanagloriado Stephen King…, nuevas ideas, aterradoras, excelentes. Pero no llegó más. Nadie trajo nada más del país del Sol Naciente. No teníamos nada a excepción de la famosa antología clásica de Kwaidan, publicada en varias editoriales.

Ahora con Junji Ito tengo de nuevo esperanza. Gracias a ECC Ediciones se va publicando su obra cada poco. Es manga sí, pero sus historias son dignas de un buen film. Gyo (http://cronicasliterarias.com/2014/12/26/resena-gyo-de-junji-ito/), fragmentosdelmal02argumento de horror en esencia, ya me gustó. Un manga que dio mucho que hablar en su día. Tadashi y Kaori están tomando unas vacaciones en las hermosas costas de Okinawa cuando de repente son atacados por un pez con patas de araña dentro de su propia casa. Pronto todos los pueblos costeros sucumbirán al horror…

Ahora llega Fragmentos del mal, sin duda, un titulo donde Ito se hace fuerte. En el relato corto. Aunque parezca increíble, es capaz de contar una historia en viñetas, en corta narración, que llena, que gusta, que cumple expectativas. Que tiene todos los elementos para satisfacer al lector constante del mejor género de todos.

Lo que siempre me ha atraído de los mangas han sido sus originales argumentos. El manga, para mí, en un porcentaje muy alto, es siempre un guión que parte de una premisa muy original. La mayoría son historias atrayentes. Fragmentos del mal es eso en su totalidad.

fragmentosdelmal04Recopila historias como Futón, donde una chica llega a casa y encuentra a su pareja escondido bajo un futón pues si sale de allí abajo, un alma en pena se lo llevará. Espectros de madera, donde una chica aparece de la nada en una casa muy antigua destinada al turismo, solicitando a los dueños su deseo de quedarse a vivir con ellos. Tomio y el jersey rojo de cuello alto, cuenta la extraña historia de un chico que no puede separar las manos de su cabeza. Una separación lenta, historia de fantasmas muy pero que muy original. Miss Disección, relato macabro con extraño toque que alterará tú tranquilidad. El ave negra, relato en el que un chico perdido en la montaña recibirá para siempre la extraña visita de un ser alado. Magami Nanakuse, cuento sobre una escritora de bestsellers y sus extraños rituales. Y como colofón La mujer que susurra, cuento digno del mejor cine de terror japonés.

Podría deciros que me encantó muchísimo El ave negra o Una separación lenta. fragmentosdelmal05Pero sinceramente, he alucinado con todos. Desde ya, fan número de Junji Ito. Lo quiero leer todo-todo de esta mangaka. He dicho siempre que el terror japonés hay que considerarlo aparte. Tiene un no-sé-qué especial que llega al alma. Una forma de narrar lo extraño tan diferente (quizás sea eso), que acongoja. Catalogarlo como el mejor horror escrito, ya es hora. Junji Ito me ha dejado perplejo una vez más. Nadie debería perderse este tomito recién publicado.

Reseña: Nido de pesadillas, de Lisa Tuttle

nido-de-pesadillasHay gente que sigue creyendo que el género de Terror es una tierra de fantasía adolescente, obsesionada con los extremos de la vida, el jugueteo con la integridad física, la locura y el miedo, el sexo y la muerte. ¿Hasta dónde puede ir el escritor?, siempre me he preguntado. ¿Hasta dónde, sin que el lector sea intimidado tanto que decida dejar la lectura o determine que lo que lee es basura sin sentido? Si me permiten un consejo, sigan buscando. Este tema no es diferente a los demás. Es dar con lo que te gusta. Lo que te va. Donde te sientes a gusto, con lo que está expresión pueda significar dentro del género de Terror, por supuesto.

Y encontrarán maravillas literarias.

Lisa Tuttle es de esas autores ocultas en gran parte por los escritores de bestsellers. Y aunque con este calificativo todos los caminos llevan a Stephen King, si “siguen buscando”, encontrarán a mucha gente que escribe historias buenísimas. Algunos más famosos, otros menos en nuestro país, pero muchos dignos de mención. Otro tema es Lisa Tuttle. Autora, cuyos escritos no consiguieron cruzar el charco cuando en aquella época dorada del género, otros muchos lo hicieron. Pero nunca es tarde si la dicha es buena. Créanme que alucinaran con lo bien que escribe esta mujer, y cuyos temas tratados, son elaborados de tal forma que te teletransportan al mejor género, aquel que tocó el cielo allá por los 80s.

Lisa Tuttle Gracia (1952, Houston, Texas) es una autora de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror, que ha publicado más de una docena de novelas, siete colecciones de cuentos, y varios títulos de no ficción, incluyendo un libro de referencia sobre el feminismo en 1986. También ha editado varias antologías y libros reseñados para varias publicaciones. Tuttle ganó el Premio John W. Campbell como Mejor Escritor Novel en 1974. Recibió el Premio Nebula en 1982 al Mejor Cuento con La flauta de hueso. Y el Premio BSFA en 1989 por el relato corto In Translation. A algunos os sonará su nombre por ser quien escribió junto a George R.R. Martin, Refugio del Viento (http://cronicasliterarias.com/2015/04/08/resena-refugio-del-viento-de-lisa-tuttle-y-george-r-r-martin/).

Nido de pesadillas es una antología que muchos deseábamos leer desde hace años. Un libro de relatos indispensable para todo amante del género. Otro punto que se marca a su favor la editorial Fabulas de Albión. Una imaginación extraordinaria, una prosa hermosísima… como dice George R. R. Martin. Sensibilidad clara que toca la fibra. Amigos, amantes, madres y niños, historias recogidas que te pondrán los pelos de punta donde todos los relatos parecen coexistir en un mundo acogedor, hogareño… que de pronto se tambalea.

Sus protagonistas son brillantes. Un escritor masculino de género pulp. Personajes femeninos defectuosos, miedosos, reales, que pueblan escenarios de terror con finales de tramas llenos de horror. Tuttle practica “castigos” a sus personajes para que se enfrenten a su realidad. Entornos impredecibles con flechas de lo sobrenatural, lo inexplicable, lo siniestro. Nido de bichos comienza el libro. Una historia sencilla espeluznante donde el deterioro urbano tiene mucho que ver. Tía May vive en una casa junto al mar en ruinas. Elena, su sobrina, va a ayudarla. Pero un ser deleznable, pálido como la arena, baila con cautela en el fondo de las tuberías… Hamburguesa de carne de muñeca, habla de una pareja que vive episodios desagradables en una “propiedad comunitaria”.

Uno de los temas que más me gusta leer son los que exploran la vida de los escritores. Por eso mola cantidad Volando a Bizancio, un tipo viviendo su particular de infierno.

Recorriendo el laberinto, en el que un marido y su mujer son testigos de un ritual pagano aparentemente inofensivo. El señor de los caballos, La otra madre y La memoria de la madera, en los que los niños son los encargados de deshacer mitos antiguos. Cuando te necesita un amigo, cuenta el anhelo del compañerismo y comprensión y lo que supone perder todo esto con el paso de los años.

Otro de mis favoritos es Sun City. Una historia que ya fuera elegida por Ramsey Campbell para una de sus famosas antologías. Horror puro. Nora trabaja en el turno de noche de la recepción del hotel, trata de dejar a su marido, así como un acontecimiento horrible que fue testigo en su luna de miel en México…

Así hasta completar una lista de 13 grandiosos relatos. Magníficos narraciones cortas que llevan de cabeza a mis dorados años 80s. La colección termina con una historia titulada El nido, en la que dos hermanas adultas compran una casa juntas, el techo de los cuales tiene un agujero grande, mal cubierto, donde…

Lisa Tuttle siempre mereció un hueco entre los grandes. Me encantaría leer alguna novela suya. Por favor, editores, pónganse a ello. Tuttle es una maestra del género, tiene la fórmula, hace que muchos autores hagan aguas al compararse con ella.

Reseña: Mascotas, de VVAA

mascotasAl margen de todas las reseñas que he escrito para esta web, esta ha sido mi primera incursión en el mundo de la Literatura. El bueno de Athman, que es quien maneja el cotarro de la editorial La Pastilla Roja, me encargó hacer el prólogo para esta antología y no pude rechazar su oferta. Desde aquel momento dejé de ser virgen en este mundillo donde es tan complicado salir a flote, no digamos mantenerse. Triunfar son ya palabras mayores, sobre todo viendo como está el percal. De los doce autores que colaboran en esta compilación, alguno bien podría hacerse un hueco en un futuro, aunque, siendo honesto, el tema es más complicado de lo que parece. ¿Por qué? Bueno, en primer lugar porque el relato es un formato en vías de extinción, algo incompresible a mi entender; y en segundo orden, porque los escritores son nacionales. Sí, aún en los tiempos que corren, y después de todo lo que hemos visto, hay quienes siguen haciendo caso omiso de nuestros productos y prefieren buscar en el mercado internacional, siempre más fiable para muchos. Y, ojo, no digo que yo no lo haga, pero no hago la vista gorda ante lo que tengo a la vista. ¡¡¡El producto nacional también me chifla!!! ¿Por qué un Pedro Sánchez, por poner un ejemplo, no puede ser tan buen o mejor escritor que un tal señor J. P. Smith? Después, si me permiten seguir con mi ideología, el lector español, es un lector conformista, hablando siempre en términos generales. No se ofendan y permítanme explicarme antes de hacer saltar la alarma. Esto se debe a que, si hemos de elegir un autor patrio, antes tenemos que haber oído hablar de él: en radio, televisión, periódicos o cualquier medio que haga captar nuestra atención. Aquí nos equivocamos. Si se arriesga, se descubren autores que nos van a dar muchas alegrías. Así he conocido a muchos de ellos, a pelo, sin que nadie me hiciera ninguna carta de presentación. A mí, y en este caso nunca me he mordido la lengua, me pareció patética la parafernalia que se montó detrás de la novela Inferno, de Dan Brown. ¿En serio piensan que su novela estuvo custodiada por no sé cuántos guardas de seguridad en una sala privada que para entrar era necesario averiguar la combinación de varias puertas antes de acceder a dicho lugar? Permítanme expresarme: Pa-té-ti-co. Este autor no necesita presentación, ya es muy bueno en este oficio para tener que hacer semejante truco literario. Esto no era más que puro marketing. La magia está en las letras, señores, no en cómo te quieren vender la moto. Y punto. Sé que hay escritores con mayor nombre que jamás hubieran permitido que su editorial hiciese algo semejante.

Volviendo al tema del autor español y al cuento, he de decir que he leído mucho de ambas cosas. Me ha gustado mucho esta antología porque contiene un denominador común: que todos los relatos se basan en el tema de las mascotas. Esto supone un acierto, pues muchos de los que hemos leídos cientos y cientos de relatos, en alguna ocasión nos hemos preguntado dónde está compilada tal historia. Mascotas, al tratarse de historias sobre animales, no nos supondrá una ardua tarea si alguna vez queremos volver a leer esa historia que tanto nos gustó.

Creo que ha llegado el momento de presentarles a los protagonistas de todo esto, sin más demora, les dejo con un breve resumen de los cuentos de esta recomendada antología.

Ana Vivancos- Arrakis

Una familia se va a veranear al bosque y el niño encuentra una oruga que se rebela contra él por tenerla de mascota…

Lorena Raven – Nocte

Neithan ha encontrado un hurón herido y decide cuidarlo. Pero es olvidadizo y el hurón tomará represalias…

David Rozas – Manolito

Paquita, una popular actriz de los años 60-70 trae un loro desde Cuba, un ejemplar muy celoso de los hombres, tan celoso que odia a Jon San Martín, el actor de moda del momento del cine español, quien mantiene un affair con Paquita…

José Manuel Durán Martínez – Los huevos de Catalina

Raquel quiere una mascota, pero a su madre no le gustan ni los perros ni los gatos, tampoco ningún animal sucio. Por eso, Daniel le ha comprado una tortuga en una librería, cuyo dueño le advierte de que no debe dejar que los huevos se reproduzcan…

Sergio R. Alarte – El gato tigre

Luci está pasando unos días con su padre y la pareja de este último. Cierto día, ve como un gato atrapa una gaviota y la devora. Después de varios días, su padre observa que el felino es un gato tigre y su comportamiento no es nada apacible…

Marina Dal Molin- Cuando las aves cantan

Un cuervo aparece todas las mañanas en la ventana de la protagonista, un día le da de comer y de beber, la gente no le gusta el sonido de las aves…

Néstor Allende – Pwottohtoh

Josema y Aguirre no se llevan bien desde el colegio.  Para colmo, Aguirre se ha casado con la hermana de  Josema, que ahora es un serio candidato a la presidencia del gobierno español. Harto de soportar sus cabronadas, Aguirre le regala un perro sin que este lo sepa, un can adorable que obedece todo lo que le dicen…

Rain Cross – Nueces

Randall regala a su hermana Amanda una ardilla por su cumpleaños. Él también ha adquirido una en la tienda china. Poco tiempo después sus casas se han puesto patas arriba y se dan cuenta, demasiado tarde de que las  ardillas están endemoniadas…

Judith Bosch – El pollito Pío

Juan Porter ha matado a su madre y habla con un  esqueleto en una finca alejada de la civilización. Lo que ignora Juan es que su madre se está reencarnando en un animal para poder llegar hasta él y cumplir con su venganza. Cierto día, una gallina llama su puerta…

Ricardo Corazón de León- Cotton

Verónica recibe un gato llamado Cotton de su hermana. Viene de Guinea, donde un mono ha sido sacrificado por tratarse de un ser demoníaco. El alma del ser viaja en el gato…

Bea Magaña – Urd

Una araña ha sido diseñada para activarse y crecer mediante un mecanismo, así podrá matar a muchas personas. Un cuento que me ha recordado al excelente El increíble hombre menguante.

Dani Gutiérrez – Rufus

Damian tiene catorce años y le da miedo ir al granero de su granja a ver a Rufus, un perro que tiene su misma edad y que le atacó el día que nació, dejándole una  cicatriz en la cabeza. Cierto día encuentra un informe sobre la verdadera historia del incidente y se hace el enfermo para no acudir al día de la siega y poder  conocer a Rufus, su hermano gemelo…

Reseña: El mal camino, de Mikel Santiago

el-mal-camino-mikel-santiagoNo conocía a Mikel Santiago (Bilbao, 1975) antes de enfrentarme a El mal camino pero tengo claro, tras haber cerrado la última página, que buscaré su anterior novela, La última noche en Tremore Beach y estaré atento a todo lo que publique de aquí en adelante. Así de satisfecho he quedado con la lectura de esta novela, así de mucho me ha gustado, así de buena me ha parecido. Sin temor a equivocarme, en lo que va de año, y llevamos cinco meses ya, es la mejor novela que he leído.

¿De qué va El mal camino? Sin desvelar demasiado, la novela sigue a un escritor de éxito que se ha mudado a vivir con su mujer y su hija a un pequeño pueblo del sur de Francia. Allí vive también el mejor amigo del protagonista, un cantante famoso que, una noche volviendo de tomar unas copas, atropella a alguien en la carretera. Después se da a la fuga. Y un poco más adelante se da cuenta de lo que ha hecho y regresa para ver si el hombre al que atropelló está muerto o no… solo para descubrir que no hay cuerpo ni rastro alguno de que allí haya habido un atropello.

Y así, desde ahí, se va desarrollando el mal camino que da título al libro (aunque el título no referencia al recorrido de la novela, en realidad), una trama hilvanada con maestría, con un tempo medido con perfección y una recta final agotadora, de esas que te hacen querer avanzar más deprisa de lo que tus ojos son capaces de leer.

He leído en la contraportada que alguien compara a Mikel Santiago con Stephen King. En parte me parece una comparación mal ejecutada, puesto que puede invitar al lector a esperar algo que la novela no da. No hay terror en estas páginas (hay algún pasaje más oscuro, sobre todo los que tienen que ver con un par de sueños del protagonista, que no pasan de ser cinco o seis páginas), porque El mal camino es ante todo un libro de misterio, un buen thriller de los que, de ser llevado al cine, mostrarían muchas sombras y pocas luces. Sin embargo, hay algo en lo que sí se puede comparar a Santiago con el Rey del Terror: la capacidad para dotar de vida a los personajes en apenas unas líneas. Vida y personalidad. Y un trasfondo con sus zonas blancas y negras y muchos grises. Lo cierto es que los dos personajes protagonistas, Bert y Chucks, están tan bien descritos que es fácil sentirles cercanos, comprender sus dudas, sus miedos, sus obsesiones.

Yo no cambiaría ni una coma en lo que respecta a la trama. El ritmo al que se desenvuelve me parece perfecto, el más adecuado; va metiéndote poco a poco en harina, dándote a conocer personajes y lugares al mismo tiempo que la historia del atropello se vuelve cada vez más irreal, señalando como culpable a la locura de Chucks, y mostrándote que pudiera existir otro camino, uno que como lector sabes que existe y que despacio, como en las buenas películas de suspense, iremos adentrándonos de la mano de Bert.

Una delicia de libro. Sinceramente. Otra de las frases de contraportada dice algo con lo que, ahora, no puedo estar más de acuerdo: Lanzaos a leer a Mikel Santiago como si no hubiera mañana.

Reseña: Zona peligrosa. Serie Jack Reacher, de Lee Child

zona_peligrosaTengo un problema lector inevitable. Una persona que lee mucho en poco tiempo debe saber saborear cada instante porque ese instante es el más corto de los que se hallan en el Universo. Por mucho que quieras abarcar hay novedades que siempre pasas por alto. Quizás no en el primer momento de su salida, pero al postergarla por otras lecturas o motivos, al final, cae en el olvido… hasta que esa lectura vuelve a “llamarte”. Ahí está la señal de que debes leerla sí o sí, porque te va a molar. En este caso, Zona peligrosa, de Lee Chile.

El comienzo. El primero de la serie de Jack Reacher. El bueno. Los inicios del personaje emblemático llevado al cine por Tom Cruise. Jack Reacher. Una de las razones por las que las novelas de este personaje son tan enormemente populares (fuera, y poco a poco dentro de este país) es porque Child escribe formidablemente bien. Pocos novelistas pueden igualar el poder de enganche de sus escenas de acción. Una elegante y poderosa escritura que te mantiene en vilo desde la primera página hasta el final. Ya lo verás, si te atreves.

Lee Child es el pseudónimo en realidad de Jim Grant, un escritor británico de thrillers cuya obra se centra en el personaje de Jack Reacher. Una carrera de Derecho y varios años de trabajo en TV antes de escribir su opera prima Zona peligrosa, cuyo éxito provocaría que se trasladara a USA y dedicara tiempo completo a escribir.

Jack Reacher es un solitario que se busca a sí mismo. Con abrumadora decencia, siempre entra en acción. Reacher siempre va después de lo que es bueno y justo. Es expolicía, militar, un ejército de un solo hombre. La mayoría de los combatientes del crimen de ficción se adhieren a su propio entorno, aunque Reacher viaja sin cesar. En autostop, o en autobús, prefiere estar tras mujeres y hombres malvados donde quiera que vaya.

Zona peligrosa es un remolque cargado de suspense. Ya desde la primera escena, donde Reacher, son comerlo ni beberlo, se ve inmerso en un apuro con la policía en una cafetería; ves que está novela es puro movimiento. Considerado una especie de vagabundo que logra meterse en todo tipo de problemas, comienza la trama. Un hombre al que le gusta ir al grano. Declaraciones concisas. Rara vez se alborota o se intimida. Reacher, cansado de su vida regimentada y militar decide probar la libertad. El camino abierto. Quiere ir donde le plazca, ver el país, y no quedar atado a nada. Su único contacto estable es su banco, su pensión militar que le llega por correo. Pero nada de esto parece fácil. Llega a Margrave. Parece uno de esos pueblos apacibles donde nunca pasa nada. Pero tarda menos de una hora en comprobar que las apariencias engañan. Siendo detenido mientras desayunaba, Reacher, el único forastero, va a ser acusado de asesinato. Ciertos indicios se acumulan en su contra. Un músico fallecido llamado Blind Blake por el que le inculpan. Su plan es mirar alrededor, obtener la verdad sobre Blake, encontrar una salida… Y no parece nada fácil.

Jack Reacher es un personaje violento, vengativo, de pocas palabras y con un sentido del honor y de la justicia que ralla en lo «naif». Mola tela. Tiene un sistema de valores que determina pronto quién debe morir y quién debe ser perdonado. Y eso engancha.

Zona peligrosa es un pedazo de debut. Una novela apetitosa de leer y que no quieres que acabe. Pero termina. Aunque no desesperen, gracias RBA-Serie Negra podemos degustar más títulos de este gran y fílmico personaje.

Reseña: El murciélago, de Jo Nesbø

elmurcielagoSi hay un autor de novela negra que ahora mismo está en la cumbre ese es Jo Nesbø. Cada titulo un bestseller, cada novela, una indispensable a leer. ¿Películas de sus obras? Una de momento. Cosa que no entiendo porque sus obras son cien por cien adaptables al cine de acción y policíaco. Me hace gracia, porque físicamente el autor tiene un aire a Jason Statham, y este tipo es sin duda, digno actor afín a las historias que escribe el noruego.

Jo Nesbø (1960) es un escritor y músico noruego, líder y cantante del grupo musical de rock Di Derre. En 1997 publicó su primera novela negra Flaggermusmannen (El murciélago), que inaugura la serie del inspector Harry Hole y que fue galardonada con el Premio Riverton a la mejor novela negra noruega, y el premio Glassnøkkelen a la mejor novela negra de los países nórdicos.

Hoy, gracias el sello Roja&Negra de Penguin Random House, podemos disfrutar nuevamente de esta su primera novela. Una segunda edición en poco tiempo. 25 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo. Tantas almas no pueden estar equivocadas.

El murciélago se centra en un policía noruego llamado, que es enviado a Sydney por la Dirección de la Policía Real de Noruega, para servir como agregado para la investigación de la policía australiana sobre el asesinato de una joven; una celebridad noruega, Inger Holter, que residía en Australia. Nada más llegar todo son contratiempos. Desde su llegada al aeropuerto empiezan las grandes diferencias. El clima, la temperatura, el medio ambiente, las culturas de Oslo y Sydney totalmente opuestas…

Harry conoce a Andrew Kensington, un aborigen australiano y detective de homicidios de la policía de Sydney. El que será su socio nominal en la investigación. Hole se informa bien y encuentra que el cuerpo de la señorita Holter fue hallado en las escarpaduras costeras de unos acantilados al norte de la ciudad. La policía cree que fue violada antes de su muerte. El cuerpo fue troceado severamente durante su caída por culpa de los acantilados, así que el ADN del asaltante parece haber desaparecido.

En principio, el novio de Inger, Evans Blanca, se plantea como sospechoso. Le informan que Evans viajó a Australia con su madre divorciada en la década de los 70s y finalmente, se convirtió en capo de la droga local de Nimbin. A través de su inserción en el mundo de las drogas, ya todo lo que llevó a cabo es digno de contar, de tener en cuenta para el departamento de policía. Harry y Andrew visitan también el hotel Albury en Oxford Street, el pub Sydney, donde Inger Holter trabajó como camarera. Una vez allí, Harry se encuentra con Birgitta Enquist, un sueco, poco profesional, que por lo visto tuvo una cita con la chica muerta. Birgitta es un tipo raro, extraño como él solo, que achaca sus errores y su alcoholismo a cuando causó un accidente en Oslo, donde murió su colega y dejó a un joven paralizado de por vida.

Otro para la lista.

Y así sucesivamente.

Hole se embarca en una investigación  en un elenco de personajes, todos y cada uno, joyitas de la sociedad actual. Un torneo de boxeo, el inspector jefe Larry Wadkins, un hombre entusiasta, pero arrogante, que lleva los registros de violación. Una pelea visceral. Otto Rechtnagel, un payaso homosexual que frecuentaba el Albury y conocía bien a Inger. Otro asociado, Sergei Lebie. Un pequeño alijo de jeringas utilizadas, la desaparición de Birgitta…

Todo un infierno de tramas que distraen al lector para llevarlo a un desenlace vertiginoso, y me atrevo a decir, altamente digno de los maestros del género. Una novela fresca, chula y adictiva. Después de varios libros, no lo dejo, soy un lector constante de Jo Nesbø.

Reseña: Disforia, de David Jasso

disforia¡¡¡Bravo!!! ¡¡¡ Lo ha vuelto a hacer!!!

Y eso que, a estas alturas de la película, ya no debería sorprenderme. David Jasso es a día de hoy el autor nacional que más me sigue sorprendiendo. Si te gusta el terror psicológico y aún no has leído nada suyo, no sabes lo que te estás perdiendo. El escritor zaragozano escribe novelas donde el peligro y la emoción se reparten por igual y tiene, además, la capacidad de provocar que tu ritmo cardiaco aumente hasta unas peligrosas 180 pulsaciones por minuto. El placer que provoca leer cualquiera de las pesadillas con las que nos deleita no tiene límites. Describe a la perfección situaciones comunes y les da una y otra vuelta de tuerca. Es, como digo, un perfeccionista de la descripción, se toma su tiempo en narrar un pasaje hasta que te retuerces en tu sillón, inquieto, deseando llegar al desenlace. Sus obras son como unas vacaciones nocturnas en un lugar que crees conocer. Piensas que te encuentras a salvo y… ¡zas!, te atraparon.  Desearás despertar. Suplicarás estar sedado, incluso ansiarás no pertenecer a este mundo.

Esa es, precisamente, su intención: asustarte. ¡Y lo consigue! ¡Y de qué manera! Con situaciones que podrían pasarte en la vida real. Sudas la gota gorda con cada párrafo. Un temblor aquí, un grito allá. No hay un solo minuto de respiro. La adrenalina se dispara conforme avanzas en la lectura… Esto solo está a la altura de unos pocos: de los más grandes.

La novela Disforia está dividida en dos partes. En la primera de ellas, una misteriosa llamada al timbre de la puerta de un alejado apartamento mantendrá al lector en vilo durante más de cien páginas. ¿Cómo puede una situación tan simple provocar tanto pavor? No lo sé. No tengo la respuesta, pero lo hace, créeme. Y en la segunda, la angustia se traslada al habitáculo de un coche accidentado, donde se encuentran un hombre maniatado, una mujer atrapada de cintura para abajo entre amasijos de hierros y una niña pequeña de dos años y medio. Todo esto en un clima nevado. Una imagen desoladora que destrozaría la moral a cualquiera. Los nervios a flor de piel… ¡una vez más! Y entre toda esta angustia, el autor nos narra breves intermedios, como si de una película se tratara. Pequeños flashbacks que nos ayudarán a comprender mejor la historia y por los que iremos atando cabos.

En una entrevista que David Jasso me concedió para una conocida revista literaria, el autor afirmaba que “…apenas surgirán autores nuevos de repercusión y solo habrá chispazos de fenómenos puntuales”. Por su originalidad, él debería pasar a formar parte de esa lista de fenómenos. No es cumplido, es lo que siento. Siento cierta tristeza al saber que muchos lectores optarán por la lectura de un escritor internacional y omita a este pedazo de autor (con mayúsculas). Insisto: no sabéis lo que os perdéis.

Un último apunte, antes de dar por concluida esta reseña. Me alegra saber que la editorial Valdemar haya sido la encargada de la publicación de Disforia. Ojalá que todo vaya bien y se acuerden de otras novelas de este mismo autor que ya están descatalogadas. La portada, por obra del genial ilustrador, Daniel Expósito, es un plus extra para esta maravilla de libro.

Hace apenas unos minutos que he concluido la novela y, al igual que me ha pasado con otras obras del autor como La silla, Día de perros, Abismos y Vidas infinitas, Disforia tendrá más de una lectura.

Gracias, maestro. Permíteme mandarte un aplauso virtual. ¡¡¡Bravo!!! ¡¡¡Lo volviste a hacer!!!