Reseña: El Hombre Montaña, de Gauthier y Fléchais

El-hombre-montañaExisten álbumes para perderse sobre todo en sus evocadoras ilustraciones. Historias llenas de sueños y de otras realidades lejos de ésta…; a la vez tan lejos, a la vez tan cerca.

De una sentada he tenido el gusto de devorar esta joya del cómic francés, esta bella historia llena de metáforas hacia el amor fraternal y la fantasía. El paso o abandono del mundo infantil hacia la dureza de la vida como persona mayor. Afrontar la pérdida de un ser querido siempre es algo complejo, duro y cuando eres joven, inusitado. Cada persona reacciona de una forma distinta y cada situación es un mundo, pero tenemos que estar ahí, saber ponernos firmes ante tal prueba y cruzar el puente del dolor y el “hasta pronto”.

A ello te enseña, o te prepara, El Hombre Montaña, de Severine Gauthier y Amélie Fléchais. El mérito de su obra es doble pues aparte de contar con ilustraciones dignas de lienzos en los mejores museos del noveno arte, cuenta también con un breve guion que con muy poco, dice mucho.

El Hombre Montaña no es sino otra joya para leer/poseer en una estantería donde brille la Fantasía en todo su esplendor. Y para ello Norma Editorial nos trae este pequeño diamante del otro lado de los Pirineos. Una chulada de obra en la que podremos ver como el apoyo y la comprensión ante situaciones (por no decir la peor situación a la que El-hombre-montana03nos sometemos algún día), y hacerle frente.

Gauthier y Fléchais nos traen una onírica fábula de una calidad exquisita sobre la aceptación de la muerte. Un argumento poquísimas veces tratado en historias ilustradas que bien pudieran atraer a los niños en un principio, pero cuyo álbum, dibujos y guion delatan que es un titulo que está justo en esa raya que delimita lo adulto de lo infantil. Pero no está de más que ese mismo adulto, el más ilustrado lector que se precie, use con su descendiente esta obra para que descubra “el hecho” a través de una bellísima alegoría.

Allí es donde encontraréis el agua más pura.

En El Hombre Montaña se cuenta la historia de un intrépido pequeño y su abuelo a los que le encanta viajar. Juntos han recorrido mil y una aventuras, el mundo entero, sitios dignos del mejor relato fantástico, pero los obstáculos son cada vez peores, más dificultosos para el abuelo, más incomprensibles para el niño. El abuelo no puede seguir. Las montañas han ido creciendo durante toda su vida sobre su espalda y se han vuelto cada vez más pesadas. Ni siquiera el viento le puede ayudar…, o eso es lo que cuentan. Pero su nieto no se rinde y emprenderá una nueva búsqueda e El-hombre-montana00irá en busca del viento más intenso, aquel tan vigoroso, tan capaz, que dicen que es capaz de ignorar el peso de las grandes montañas…

El argumento es muy chulo. El desenlace también. Una historia en la que sus breves palabras parecen escogidas con palillos chinos. Seleccionadas con un gusto exquisito lleno de ternura. Muestra el paso de los años a través de bellísimas ilustraciones, como nada que haya leído hasta ahora. Casi puedes escuchar el viento recorriendo los páramos y en los altos fríos de montaña. Las bandadas de pájaros que no ayudan, los animales y sus comentarios sarcásticos trasladan perfectamente los problemas y los dañinos comentarios que nos hacen cuando más necesitamos de apoyo. Trazos suaves, figuras y colores indefinidos; páginas, cuadros llenos de detalles que evocan al texto. Algunas de las páginas poseen cierto “don” por el cual no habrá lector que no intente acariciar la hoja y relajarse mientras lee El Hombre Montaña.

Como os decía, unas muy dignas ilustraciones que abordaran la mente de pequeños con bellas imágenes y dulces ensoñaciones, pero que atravesarán la mirada de los adultos para El-hombre-montana04permanecer por siempre. Un relato crudo cuando percibes de verdad el trasfondo que quiere mostrar. Así que la fábula está servida. La fuerza luchadora de la juventud, los achaques de la edad del fatigado cuerpo del anciano, las enormes montañas como jorobas, una aventura digna de la mejores estudios cinematográficos para una posible versión animada. Todos los halagos son pocos para este argumento que pondrá los vellos de punta en su colofón, al fuerte, o le desprenderá una lagrimilla al más sensible. Un texto que muestra bonitas formas de ver la vida acompañando el sentimentalismo que nos gobierna en ciertos momentos, cuando llega lo que nunca pensamos que puede llegar.

No me gusta recordaros que sólo se es niño una vez. En ustedes está alargar ese tiempo de disfrute junto a vuestros seres queridos. Ayuda sobre manera leer historias así.

Reseña: Sección Ocho, de Garth Ennis y John McCrea

seccionochoPor mucho que queramos no elegir titulos sólo por autores, es un ímpetu casi irrefrenable en el mundo literato, y sobre el cómic, quieras o no, terminas intentado leer todo de aquel guionista (o ilustrador, of course) que te gusta. Sin embargo, cuando es demasiado tarde, empiezas a oír cierta vocecilla que dice: «Me da igual. De este tío. Haga lo que haga. Lo quiero todo… Voy dejarle una balda sólo para él en mi cómicteca». Es así. Y no soy ni el primero ni el último que tiene un terreno largo y ancho en sus estanterías (sin derecho a especulación), un lugar dedicado a las obras de Garth Ennis. Porque lo vale. Y por que quizás sea el autor con el que más me he descojonado. Y eso no tiene precio.

Sección Ocho puede ser uno de sus titulos más esperados en esta nueva avalancha de obras nuevas y clásicas que ECC Ediciones está trayendo al aficionado español. Uso y disfrute. Obras nuevas como esta que incluso no tienen ni un año publicación respecto a su publicación en USA. Mi consejo: píllalo ya porque esto volará. Nunca mejor dicho.

seccionocho00Garth Ennis y John McCrea son los culpables de hacernos vivir este “sufrimiento” de historia, en la que traen al nuevo Universo DC, un ataque a propósito, una brutal y entretenida idea, un concepto por años latente; un terrible grupo de personajes que sin ir a ninguna parte, te llevan de la mano con la triste realidad que les rodea. La escritura de Ennis en su punto culmen. Donde se mueve como pez en el agua, pues aunque algunos crean que leer a Ennis siempre es motivo de partirse la caja, se equivocan. Tiene obras serias, guiones donde demuestra que también vale para el thriller, el cómic bélico histórico en especial, e incluso lo tocante a lo que historias de amor se refiere. Auqnue muy cierto es que notas que no es el mismo, que no está en su salsa, que si destaca por su descaro, sus palabras y situaciones “en plata”, fue por algo. No lo hace mal pero con el cómic de humor negro y sangrante como este está sublime.

seccionocho01Tenemos entonces Sección Ocho en un TPB llevadero y económico, que recopila los seis númeritos USA, donde a través del borrachuzo superhéroe Sixpack tienes el agobio constante de que el mundo corre grave peligro y que necesita que Sección Ocho, el mejor supergrupo de la historia, se reuna para hacer frente al ataque. Pero con el pequeño detalle de que casi todos sus antiguos miembros murieron, así que todo se reduce a encontrar de nuevo a ocho insensatos para fundar un nuevo retén para el Mal que está por venir.

Sixpack, el líder botella-de-vino-en-mano-rota alinea a El Del Gancho, un tipo con un arpón que te recordará quién es todos los días de tu vida. A Vísceras, un ser aberrante que se resume a eso: vísceras al aire libre de un cuerpo. Bueno Excelente, un tipo en gabardina y calzoncillos con una cara de pervertido que no puede con ella. Manitas, un corpulento trabajador con un taladro que le sale del mentón. Baytor, otra monstruosa alma que es todo boca y Soldaperros cuyo traje…

Mas, ¿habéis contado siete como yo? ¿Y el octavo? A falta de pan, buenas son tortas. Sixpack tiene la genial idea de proponer a un grande, a uno de los maravillosos de esto, entrar en el grupo. Y es así seccionocho02como se desarrolla la historia. Una apasionante e intrepida busqueda del octavo miembro, donde no se le hará ascos a nadie. Green Lantern, Batman, Detective Marciano, Wonder Woman, Superman…, todos tendrán la oportunidad de intentar pertenecer al mejor súpergrupo de la historia. Por lo menos, el más decidido… O tampoco eso.

Un Ennis desatado, un guión donde hace lo que mejor sabe hacer. Deconstruir escenas e ideas en lugar de crear historias completas. Una trama con un impulso, un eje central tan fino como el papel, pero con una enorme atracción por intentar deducir cómo terminará. Y eso que sabes que te dejará con el culo al aire.

Ennis así, da miedo. Cuando la censura está tan lejos de él, sabes que te la va a meter doblada. Y lo hace. Además de apoyarse en el divertido dibujo de McCrea para la ocasión. Y de suscitar ambos, una serie de homenajes e indirectas al mundo del cómic superheróico de lo más dañino.

seccionocho03Sixpack está luchando para mantener lo que queda de su equipo en conjunto. Soldaperros ha ido en busca de su pasado, mientras que los recién casados Bueno Excelente y Vísceras tratan con algunos problemas de fidelidad. Pero, ¿todo es lo que parece? ¿O se quiere decir algo más? ¿De verdad creen que Sección Ocho ha nacido para salvar al mundo? En menudas manos estamos.

Reseña: Batman. Black and White. Volumen 2, de VVAA

batman-black-and-white2Batman: Black and White. Volumen 2 ofrece otra sólida colección de historias cortas relativas a las aventuras, desventuras y tragedia del Caballero Oscuro en sí mismo. Toda una galeria de one-shots de la mano de los grandes talentos del cómic-book americano. En mi amada USA, muchas son las opiniones que marcan esta antología como un “debes-poseer”. Y no sólo para el fan acérrimo de Batman sino para cualquiera que se sienta fácilmente seducido por las tramas de género negro (nunca mejor dicho) o detectivescas, donde la mafia y la corrupción estén a la orden del día.

Ya conocéis entre que lugares oscuros bate sus alas el Hombre Murciélago, me imagino.

E insisto, este, y por supuesto el volumen uno que publicó ECC Ediciones meses atrás; hay que tenerlo más por lo que supone que por ser seguidor o no del personaje. Aunque sí te mola Batman lo disfrutarás al cien por cien, no te quepa duda. Estamos hablando de una extensa antología de tramas breves, un compendio que prorróga el ansia dejado por el volumen anterior.

batman-black-and-white2_02Relatos con una máxima: el Blanco y Negro.

Con una alineación de autores de los que da incluso reparo hablar por lo buenos que son. En especial, con este segundo volumen, gozaréis del don del dios Gene Colan, el grandioso Chris Claremont, uno de nuestros estandartes en campo estadounidense como es José Luis García-López, el escritor de Terror Harlan Ellison, el icónico Dave Gibbons, el trazo único de Jim Lee, la particularidad de Paul Pope, el querido ya por muchos Brian Azzarello, Eduardo Risso, el glorioso Alex Ross, el siempre recomendable Tim Sale o mi amado patrio Jordi Bernet…, entre otros.

Pero hay más. Aunque, ¿hace falta decir más?

Diré más. Recuerdo como se comentaba en el prólogo que se incluye en el primer  volumen, como uno de los editores hace referencia a lo aprensivos que estaban todos a la hora de recoger una antología en blanco y negro de un personaje tan mítico. Todo hasta que se unió al proyecto Scott Peterson y ahí comenzó el “desvarío” y las buenas ideas. La musa había abierto su batín. Si en el anterior tomo se presentaban veinte relatos con algunas grandísimas historias dignas para el recuerdo como La cacería, del maestro Joe Kubert. Aquí viene otro achuchón más.

batman-black-and-white2_03Veintiún relatos comprenden Batman: Black and White. Volumen 2 donde una vez más encontramos argumentos muy variados y como toda antología; unos mejores y otros no tan originales. Aunque bastante llevaderos y amenos, donde no sólo estamos expuestos al mito de Batman, sino también a la versión de cada escritor o dibujante distinto. Y a cada paso, una nueva variedad o forma de pensar donde debiera (o no) meter el hocico el orejas picudas.

Para mí, aquí lo bordan cuatro magníficos guiones por encima de todo como son Estudio Práctico, de Paul Dini con un siemprebatman-black-and-white2_04 sorprendente dibujo de Alex Ross. El acertijo, de Walter Simmonson. El Bandido en Blanco y Negro, de Dave Gibbons (donde él se lo guisa y se lo come todo), y Dinero Falso, de Harlan Ellison. Aun así, encontraréis historias de Warren Ellis, Paul Pope, Alan Grant, aparte de los ya mencionados. Y dibujazos (quizás lo mejor de todo en su conjunto), de John Byrne (con guion también) y el creepyriano y objeto de lienzo trabajo de Enrique Breccia.

Las historias muchas. Geniales. Rarunas. Cortas. Y por ello no es bueno, ni me gusta, desvelar demasiados argumentos para su máximo disfrute. Pero sí diré que degustaréis tramas donde se brinda por voces desde el Más Allá, asesinatos inesperados de gente conocida para el Señor Oscuro, la siempre tensión sexual de una Catwoman muy pop-up con un objetivo muy siniestro, una curiosa aclaración del Joker sobre el suceso más batman-black-and-white2_01doloroso en la vida de Bruce Wayne, una desatada Harley Queen en su proceso de “recuperar” lo que le pertenece, o una historia macabra, gótica y sugerente como pocas en ¿El Fin del Murciélago…?

Otro tomo reluciente en su oscuridad y su negrura. Una enorme variedad de bastantes estilos. Una obra que completa y a su vez expande más ideas al anterior volumen. Un lujo de autores, un tomo en cartoné con unas páginas sobre la biografia de cada autor como colofón.

Averigua por qué esta obra se alzó con el Premio Eisner 2003 al Mejor Álbum Recopilatorio…, y sabrás que el mundo es simple. Hay buenos. Malos. Y luego están las historias en Blanco y Negro por las que abogaré siempre. Entre tanto talento, no hay sitio para los grises.

Reseña: El Ala Rota, de Antonio Altarriba y Kim

elalarotaEl ansia de leer buenas historias no decae. Creo que nunca lo hará mientras vaya encontrando tanto bueno en estos tiempos que corren. Y el vello de punta cuando se trata de autores patrios, esos mismos que despuntan con tan buenos trabajos. Por ello, todo aquel que a estas alturas se haya topado con los trabajos de Antonio Altarriba tales como El Arte de Volar o mi preferida, uno de los iconos del cómic de género negro de mi cómicteca, Yo, asesino (http://cronicasliterarias.com/2015/01/07/resena-yo-asesino-de-antonio-altarriba-y-keko/), sabrá de lo que hablo.

Antonio Altarriba es básicamente un maestro de esto. Aunque quizás se haya decidido por este camino un poco tarde. Estoy seguro que a estas alturas pudiera llevar ya una larga de obras maestras del cómic (al menos, de cómic costumbrista) en su haber; y seguro estoy que con un buen porcentaje de aciertos entre ellos. Un autor que se confiesa guionista con incapacidad, quizá un desequilibrio entre cabeza y manos a la hora de desarrollar sus historias y que dice no saber realizar las imágenes que le vienen a la mente en un orden lógico, cronólogico, etc… (Me siento tan identificado). Para compensarlo, también confiesa que siempre anda buscando dibujantes, fotógrafos, pintores…, a los que recurrir para hacer “realidad” sus historias.

elalarota02Lo dicho: un grande.

No es muy descabellado decir que El Ala Rota es una segunda parte de una posible autobiografía de Antonio Altarriba, la cual comenzara a desarrollarse en 2011 con El Arte de Volar, donde se cuenta el funesto final de su padre. Pero al igual que en aquella obra, Altarriba consigue llevarnos con su trama a la gris y pobre parte de la historia de la sociedad española en el Siglo XX. La parte enferma de ese siglo para nosotros, la dura y amarga vida en una España que intentaba levantar cabeza pero cuyas afrentas de múltiples formas de pensar así como la religión, y la fragilidad de un sistema que sólo beneficiaba al rico y humillaba al pobre; convertía la tierra de conejos en un infierno para muchos. La odiosa miseria de los vencidos y el acechante poder de los favoritos al Régimen. Malos tiempos para la lírica, donde el señor Altarriba nos hace un fotorretrato de la época esta vez con la historia de su madre.

elalarota03En El Ala Rota se cuenta que cuando Petra nació, su madre muere en el parto. Su padre la considera responsable de la muerte de su amada esposa y trata de matarla. Pero Florentina, la hermana mayor de su padre, logra arrebatársela y separarla de la ira asesina de su hermano. Herida en un brazo, la niña es enviada a casa de un primo lejano donde desarrollará gran parte de su vida, atosigada por las secuelas de un ataque tan angustioso.

Pero hay más.

Algún tiempo después, Petra finalmente consigue llegar a donde su padre hace vida. El tipo se ha vuelto un hombre de provecho: goza de varios trabajos, pero su verdadera pasión es escribir obras de teatro. El perdón eterno del hijo cuando se hace mayor, gobierna a Petra y se hace cargo de su padre, a pesar de su brutalidad. ICULT COMIC EL ALA ROTA ANTONIO ALTARRIBA KIMSe convierte en una chica muy hermosa y comienza a atraer la atención de los hombres. Durante ese tiempo el país de Franco aplasta a los adversarios del Régimen, no sólo a Republicanos, sino también aquellos que quieren un retorno de la monarquía. Llega la muerte del padre y Petra sale del pueblo para convertirse en institutriz de un acaudalado hogar y es allí, en un entorno que parece hostil pero que para nada lo acaba siendo, donde entra al servicio de la familia del Capitán General de Zaragoza, Juan Bautista Sánchez, un militar con una opinión muy libre de lo que “está haciendo” Franco con el país. Época, donde Petra conoce a su futuro marido Antonio Altarriba, y se enamora de él para dar paso a un nuevo tramo de su vida…

Cuenta el autor que en El Arte de Volar había contado la vida de su padre, el cual se suicidó a los 90 elalarota05años. Y no mucho después se dijo: «¿Y tu madre? ¿Qué hay de ella? ¿No llevó una vida quizás más tremenda, quizás más potente y con derecho de ser trasladada a papel?». Así es como nació la idea de El Ala Rota. Un curioso y triste pero también bello retrato femenino de lo que fueron aquellos años para la servidumbre, el opresor y el ofendido en este país de machitos insensatos.

Norma Editorial vuelve a hacer lo que mejor sabe hacer. Traernos una obra nacional en formato espléndido para leer, y gustoso de poseer. Un titulazo que no me cabe duda que optará a bastantes premios y es desde ya serio candidato a Premio Nacional del Cómic de este año. Y no es para menos.

Reseña: Tristán e Isolda, de Eilhart Von Oberg y Gottfried Von Strassbrurg

tristneisoldaEilhart Von Oberg fue un poeta alemán de finales del Siglo XII. Se le conoce exclusivamente por su glorioso romance escrito, la fabulosa Tristán e Isolda. De todos los escritos, el más antiguo que sobrevive en su versión original y completa, y en cualquier idioma. El nombre de Tristán procede de la rama común o primitiva de la leyenda. Más conocido a través de su original lengua normanda como Béroul Tristán. Por ello, se cree que el autor consiguió una fuerte inspiración o adaptó parte de su trabajo de alguna fuente francesa, ya que la utilización de Béroul como nombre y otros fragmentos de su versión así lo dan a comprender.

Tristán e Isolda es un relato muy popular. Una bellísima historia de amor al nivel de Romeo y Julieta, de Shakesperare, aunque se podría decir que al no contar con un creativo de renombre mundial, el relato no ha tenido la misma repercusión que la obra del inglés. Sin embargo, cuenta como una de los máximos estandartes de la poesía medieval francesa. Y como todo lo medieval, y todo lo bueno y atractivo, se le atribuyen cientos de comparaciones y fuentes inspiradoras. La más acérrima, se piensa que proviene de una leyenda celta aunque le sigue de cerca también la historia persa del Siglo XI, de Vis y Ramin.

A su vez, Tristán e Isolda se ha convertido en un romance de influencia para obras posteriores. Como buena historia de amor cuenta con el trasfondo de tragedia y con cantidad de numerosas fuentes y variaciones. El argumento en sí, se centra en el amor adúltero entre el caballero Tristán Cornish (Tristram) y la princesa irlandesa Isolda. Siendo anterior, el reflejo y la comparación con el romance artúrico de Lancelot y Ginebra, está servido. Se hace inevitable, pues dicha trama tuvo un impacto sustancial en el arte occidental. La idea del amor romántico y la literatura publicada desde que apareció por primera vez en el Siglo XII (si bien los detalles de la historia difieren de un autor a otro), refleja una estructura general de la trama casi idéntica.

A Gottfried Von Strassburg le pertenece también una versión de Tristán e Isolda. La que más me gusta a mí con diferencia. La obra de Gottfried es considerada, junto a Parzival de Wolfram Von Eschenbach y el mundialmente conocido Cantar de los Nibelungos, como una de las grandes obras maestras de la narrativa altomedieval alemana.

Su trabajo y no otro es el que tomó como inspiración Richard Wagner para realizar su ópera de Tristán e Isolda.

Algunos episodios y detalles que aparecen en algunas versiones, Oberg las altera o las omite por completo. Como soy un lector que ama los detalles y si alguien hace un juramento, no sólo quiero saber qué está haciendo sino por qué lo hace…, me decanto más por la versión de Von Strassburg. Además que mola descubrir escenas de Tristán que no han sobrevivido a los fragmentos conocidos franceses, y que te llevan a una notable conclusión sobre el personaje.

Indispensable se hace entonces (si no lo era ya) hacerse con este titulazo que todo el mundo debiera leer al menos una vez en la vida. Ediciones Siruela saca esta nueva edición que contiene las vesiones de Eilhart Von Oberg así como la de Gottfried Von Strassburg, todo en un buen tomito con el que podrás sacar conclusiones por ti mismo. El volumen incluye además una sección de Notas al final, maravillosamente documentadas, que abrirán tus ojos a todo lo que en un principio parece una historia llana pero que rápido se observa que había mucho tras ella.

No obstante, la versión de Eilhart von Oberg resulta una pieza clave para reconstruir fielmente una de las novelas de amor más originales y complejas de la literatura universal. La de Gottfried Von Strassburg constituye una visión del mundo global, codificada en sus aspectos filosóficos y teológicos, y a través del culto y la pasión erótica desarrolla diversas concepciones místicas medievales. Donde al tratarse estos temas de forma tan natural (sí, lo son, no se os olvide) más de cerca; obviamente gozó de numerosas polémicas y necias interpretaciones que, lejos de producir un consenso entre los estudiosos, no hacen sino sugerir la inagotable vigencia que anima a esta historia de extraña e intensa belleza, a plantear un buen debate o discusión a media tarde, con té o café en mano.

Reseña: El Rock y Yo, de Joe Sacco

elrockyyoDe un modo no muy directo, me enseñaron a ser agradecido. Y ese ramal educativo sirve para mucho más de lo que significa en un principio pues no deja de ser un fiel reflejo de lo que sería no descartar nada en la vida. ¿Por ejemplo? El cine independiente o el cómic indie (que aquí lo llaman independiente) y que a primera vista echa para atrás a las mentes cerradas y conservadoras. En definitiva, ser “abierto de miras”, virtud que te hará sabio y apuntador concreto y objetivo cuando la situación lo requiera.

Así es como llego a leer grandes joyitas que no tienen todo el alcance o la repercusión que debieran. Obras de Charles Burns, Robert Crumb o al que hoy me debo, el siempre recomendable Joe Sacco. Títulos que debemos dar gracias a Ediciones La Cúpula por ponérnoslas en el mercado. La cadena de los gustos exquisitos es fina…, pero vigorosa.

Joe Sacco (1960) es un dibujante y periodista maltés que se gradua en Periodismo por la Universidad de Oregon y en 1983 obtiene su primer trabajo profesional como dibujante. En 1986 se traslada a Los Ángeles, donde trabaja en la editorial independiente Fantagraphics Press y entre 1988 y 1992 viaja por todo el mundo y publica seis números de su propio comic-book, Yahoo. De su estancia en Israel nace Palestina, una obra que sentó los nuevos estándares del cómic como medio documental, pero también es autor de Gorazde: Zona segura o Historias de Bosnia, donde pasa revista a la guerra de guerrillas y su política elrockyyo02sarcástica.

Ya lo conocemos. El Rock y Yo no es la primera obra de este interesante autor que hoy reseñamos, aunque aquí nos demuestre una faceta muy distinta. Es más, El Rock y Yo parece ser una confesión muy íntima hecha cómic. Tal vez, a modo expiar sus pecados. Sacco siempre quiso ser estrella del rock, soñaba con dinero, glamour y chicas. Sobre todo, chicas. Todo esto y más manifiesta en el prólogo. Así descubrimos que trabajó como corresponsal gráfico en la gira de unos amigos rockeros por algunas ciudades europeas en los 90s. Ciudades entre las que destaca por encima de todo, la por entonces emergente, medio hippie-medio punk-medio mod, la multicolor Berlín. Pero también Amsterdam, París, Barcelona, Roma o Madrid. De todas esas vivencias surge una idea, un compendio de historias vividas durante la gira, todo cubierto con viñetas, guiños al lector que vivió aquellos años y personajes muy característicos.

En busca de la credibilidad, es la primera historia donde se nos presenta a su amigo Gerry, lider de la banda y protagonista de la principal trama del cómic. Un tipo que necesita asesoramiento pues en el mundo del rock elrockyyo03como en otros muchos, aunque la mona se vista de seda…, mona debe parecer. Un relato con la juventud como trasfondo en el que el propio Sacco actúa de protagonista. Me tocó la patata esta historia por haber vivido casi lo mismo durante una época de mi vida…

La siguiente historia, Así que quieres conocer a una rock’n’roll star libera tensiones a cascoporro por encontrarnos con viñetas rebeldes por doquier cargadas de crítica pura sobre la gente que ha decidido dedicar su vida al mundo del espectáculo. Retrato de un hombre joven como tal es algo parecido pero mucho más corto. Los Stones y yoSufriendo por los Stones es lo que más me ha gustado de esta antología ilustrada. Diría que es la raíz de donde partió llevar esta idea al papel. Trata los verdaderos sentimientos que tiene Sacco por este mundillo, hecho que se refleja en comportamiento y éxito de sus añorados Rollings Stones.

Cierra este curioso tomito El blues chungo, donde Sacco da lo mejor de sí como cronista de una historia en los pueblos de la América profunda.

elrockyyo05El Rock y Yo es diferente. La típica “ida de olla” de un autor que se sale aquí de los patrones por los que se le conoce. La diferencia es grande. Aquí predomina el humor y las obras de Sacco no se caracterizan precisamente por eso. Sacco es un autor que trata de manera muy profesional todo lo que hace, de forma imparcial los conflictos internacionales que nos rodean actualmente.

Con El Rock y Yo tuve la sensación de estar sentado frente al autor en una cafetería. Y después de un buen rato de soltar politiqueo (y tal vez tras tomarnos un gin tonic), oírlo hablar y sincerarse de lo que pudo ser para él quizás el mejor camino a tomar en su vida.

Joyita de Ediciones La Cúpula.

Reseña: Soda Integral 1, de Philippe Tome y Luc Warnant

sodaintegral1Fue a principios de los 80s cuando la revista Spirou sufrió casi una ruptura cuando los jefes de redacción comenzaron a tener problemas entre ellos y hubo bastantes cambios de autor entre las series más destacadas. Un nuevo idealista había surgido entre ellos, alguien con un espíritu renovador que empezó a incorporar series con otros “estilos”. Es casi inevitable de hablar de Soda sin comentar este movimiento renovador de la historieta humorística francobelga.

Soda es una serie policíaca a la vez que tierna y violenta. Sorprende su seriedad en calidad de género negro pese a su dibujo humorístico. El protagonista es David Solomon –más conocido por su acrónimo Soda–, un curioso tipo con una doble vida como policía en Nueva York. Vive con su madre aunque esta piensa que su hijo es sacerdote, como ella siempre quiso. Los dos primeros arcos argumentales de esta serie contaban con tan sólo once páginas y cada uno fueron publicados en la revista Spirou en 1986. Después de aquel genial inicio, empezaron a llegar albumnes, éxito tras éxito. En especial: Ha muerto un ángel, Cartas a Satán, No Matarás y Dios murió anoche; con los que comienza este primer integral que trae calentito-calentito la siempre recomendable Editorial Ponent Mon.

sodaintegral1_02El padre de Solomon era sheriff en Providence. Cuando David llega a Nueva York se une a la policía pero en sus cartas le dice a su preocupada madre que se ha hecho cura, ya que le prometió que jamás tendría una profesión tan peligrosa como la de su padre. Por lo que cuando su viuda madre se traslada con él, se ve obligado a mantener el engaño con el temor de que la verdad le causaría seguramente un ataque al corazón. Hecho que le crea cantidad de problemas, y muchas ocasiones en las que Soda, casi derrotado por las circunstancias, casi resuelve decirle la verdad.

Soda es una serie con muchas virtudes. Si te atreves con ella, vas a vivir muy de cerca la vida un policía en sodaintegral1_04Manhattan. Se toca lo que supone en aquellos lares la religión, en particular el cristianismo. Y la muerte se puede decir que es omnipresente en cada álbum. Violencia urbana, la ruptura entre el mundo real y ciertas apariencias, especialmente a través de la dualidad del personaje. Su propia madre contradiciendo con su modo de ver a la policía, desmitificando el mundo del film de suspense y mostrando la línea borrosa que siempre existió entre el Bien y el Mal. Seguir a un tipo extraño que vende droga y cuyos movimientos parecen llevar a algo más grande. Caer rendido ante los extraños pasos de la siempre necesaria en este género, la dichosa ”femme fatale” que da misterio al guion. Liberar tensiones contemplando como la cagan una y otra vez los insensatos policías de a pie de la Gran Manzana. Persecuciones y tiros por doquier pero también el enfrentamiento contra un capo que parece conocer su doble vida y que atenta contra la de un verdadero sacerdote…

…, gente inocente herida, giros de tuerca en el guion con personajes que creías intocables, la muerte siempre a un paso. Soda te absorbe, se vuelve un personaje ambiguo y entrañable con cada historia. Un thriller apasionante. Un concepto genial. Una serie mítica de la que solo pudiste a hablar a los buenos entendidos del mejor cómic. Personajes secundarios que brillan por sí mismos como el Capitán de policía Pronzini, que a menudo lleva a sus mascotas a la oficina, acto que provoca las bromas de los demás oficiales. El sargento Babs, cuyos conocimientos de informática suelen serles muy útiles a Soda para uso de información. Martha, ama de casa y sodaintegral1_05mujer de Babs, feroz madre de cinco hijos, a la que Babs es infiel a menudo. La guapísima oficial Linda Tchaikowsky, socia de Soda en la lucha contra la delincuencia, a la que recoge y deja en en su casa cada día, siempre que alguno de los dos no acabe en el hospital… Y bastantes más. Personajes que hacen rico al personaje principal así como a cada uno de los arcos argumentales.

La idea de Soda nació a finales de los 80s cuando Philippe Tome, tras viajar a la ciudad que nunca duerme, para documentarse para la historieta de Spirou en Nueva York, vio que en aquel genial entorno había una inspiración grande y la capacidad para crear muchos personajes más. Regresó con una idea apenas elaborada de guión de lo que acabaría siendo Soda, como explicó en algunas entrevistas. «Con Soda, por primera vez, yo era completamente libre, en una ciudad que rebosa ese sentimiento, no me sentía atraído por el realismo de aquellos años. Pero me gustaba esa credibilidad de la que hacían gala autores como Greg o Tillieux, capaces de hacer existir a sodaintegral1_06personajes poco exuberantes en historias donde había humor y tensión», añade.

El creador gráfico de esta joyita del cómic europeo fue Luc Warnant, un belga que en el segundo álbum de la serie potenció definitivamente ese lado más sombrío del personaje, y que en mi opinión le da una terrible credibilidad a cada uno de sus actos. Un deleite de album el llamado Cartas a Satanás. Mas, reitero que por su dibujo Soda puede engañar. Quién imagine un cómic humorístico francobelga muy similar a la cuna del cómic español, se equivoca. Hay clichés, por supuesto, historias que están directamente labradas para un público mayoritario. Pero el lector de novela negra, thrillers o historias detectivescas, sufrirá una evocación constante a esas historias que ama y con cada página tendrá “tensión”. Soda es para ellos. Para mí, por supuesto. Me alegra saber que la serie da al menos para un par de integrales más.

Ganas, muchas.

Reseña: Spiderman. Hasta que las estrellas se congelen (Marvel Saga), de J. Michael Straczynski y Romita Jr.

spiderman_marvelsaga2Marvel Saga es el formato ideal para muchos cómics. Espero que prospere a otras colecciones clásicas o a recuperar. Económico, cualitativo, lo que muchos lectores estaban esperando. Una nueva colección chula, en tapa dura o cartoné, una edición muy cuidada, similar en formato a los Marvel Deluxe y con una calidad interior parecida a los 100% Marvel. El Spiderman, de Straczynski y Alias, de Brian Michael Bendis (comicazo en el que está inspirado la serie Jessica Jones) fueron los elegidos para abrir esta colección, a la que le deparo larga vida y extensa en variedad de titulos.

Ese es mi deseo.

Después de haber alucinado bastante con este reinicio de Spiderman. Ese mismo que le valiera a muchos para mirar con otros ojos a Parker pero también para sacar al personaje del pozo sin fondo en el que se había metido; mola ver que el paso de los años no le ha provocado ningún rasguño a la serie del polaco. Se ha hablado de su enorme calidad, por lo que supuso el resucitar al personaje de un modo que sin duda era una metáfora. Pero en definitiva, el Spiderman de Straczynski es el claro ejemplo de cómic completo. Pasar de ahí ya es complicado.

Un autor que se hizo nombre a partir de aquí pero que tenía en su haber grandes títulos (donde yo lo descubrí), joyitas como Midnight Nation, donde junto a Gary Frank se marcaron un tebeazo de armas tomar. spiderman_straczynski00Su inicio fue muy bueno, muy prometedor, introducía novedades a cualquier cosa movible como cualquiera con el don emergente en el mundo literario y artístico. Tal vez, por ser también una especie de inicio lo que tomó a llevar a Spiderman, rescata aquellas virtudez de la “primera llegada”. Trata a Peter de forma diferente, lo dota de un entorno rico, popular y maduro; hecho que va subiendo número a número hasta llegar a la conversación con Tia May. Escena sencillamente magistral. Y a partir de ahí, una montaña rusa de vaivenes del personaje, balanceándose entre cierta cantidad de ramales argumentales que no tienes ni idea de en qué depararán.

Spiderman: Hasta que las estrellas se congelen abre con un número que pone los vellos de punta. Una portada totalmente en negro, luto total, para un día terrible para el 99% del globo, un día que nunca olvidaremos los que vivimos de algún modo el horrible atentado del 11-S. Todos sabemos donde estábamos ese día. Un día donde se fueron a pique muchos sueños, la seguridad total que muchos creían posible dejó de existir. Cientos de almas se esfumaron. Y mis amadas torres gemelas…. spiderman_straczynski04Número que se resume en la frase certera de una chica que huye y le dice a Spiderman: «¿Cómo habéis podido dejar que pasara?».

Le sigue el ascenso a esa montaña rusa, valga la redundancia, desde que Parker se encuentra con Morlun por primera vez hasta la lucha final que termina en Vuelta a casa. Soltando el mínimo de spoilers pero los necesarios para hablar algo del tomo, aquí Tía May acaba de descubrir que Peter es Spiderman. Spiderman busca a Doctor Extraño para el asesoramiento sobre la forma de derrotar a un villano que se hace llamar Shade y que acaba de entrar por un plano astral. Peter sigue sufriendo del punto muerto en el que se encuentra su relación con Mary Jane, la cual continua su carrera de modelo recordando muy poco a su ex. Pero los problemas van en cola y suman como si de algo gratuito se tratara. Spiderman lucha contra el Doctor Octopus y otro villano que roba su tecnología con ánimo de lucro. Deparando todo en un final evocador y en familia. Un buen cierre de tomo, la verdad.

Straczynski llamó la atención de Marvel Comics y fue contratado en exclusividad para escribir The Amazing Spider-Man en 2001. Ganó un premio Eisner con ello, presentó nuevos villanos como Morlun. Escribió el spiderman_straczynski02famoso número negro del 11-S que antes comentaba. Su trabajo en Spiderman duró casi ocho años y se acompañó de grandes del cómic como John Romita Jr., Mike Deodato Jr. y Ron Garney para sus proyectos. Su carrera con el arácnido terminó con One More Day, del cual nade tiene un buen recuerdo.

Nada vive eternamente. Aunque todo se resume a que las balas con el personaje se gastaron. Nada bueno es eterno. Pero poco después empezó a hacerlo bien con Thor, mi adorada Silver Surfer: Requiem, en Los Cuatro Fantásticos o Escuadrón Supremo.

De cualquier manera, mientras dure lo bueno, disfruta, como dice la canción. Me quedo con este Spiderman antes que muchos otros post-dosmiles. Entretenido, ideas interesantes y mamporros constantes contra villanos peligrosos a los que parar con urgencia. Diversión, acción y buenos diálogos…, es decir lo que siempre busqué en mi vecino favorito.

Reseña: Providence. El Miedo Que Acecha, de Alan Moore y Jacen Burrows

providenceFiel a su estilo cada vez más compacto, Alan Moore, de vez en cuando, nos hace sentir vivos con una nueva obra. Y muchos damos gracias por que su afán por lo esoterico, lo mágico, pero en definitiva su amor por Lovecraft o Los Mitos…, nunca decaiga. De ese modo, los aficionados al cómic de Terror y seguidores de Alan Moore (pues aunque no lo endioses, los hechos son los hechos), nos viene perfecto que se siga abogando por él y nos publiquen por estos lares joyitas como Providence. Aparte, es muy listo en otros aspectos, sabe buscar un dibujante ideal para lo que crea. Su pareja artística Jacen Burrows, aquí hace una labor encomiable para dar mayor empuje al maestro. Providence se presenta entonces como una obra cuidada donde Moore deconstruye todos los conceptos de Lovecraft, para reinventarlo dentro de un marco minuciosamente investigado dentro de la corta pero intensa historia norteamericana. Usando obras anteriores como The Courtyard y Neonomicón, para completarla.

Providence: El miedo que acecha comienza en 1919 combinando las visiones del momento sobre la intolerancia racial y sexual que define la época en la costa este de los Estados Unidos. Pronto encuentras relación a personajes de Los Mitos… como de otros personajes que han protagonizado relatos del famoso Círculo de Lovecraft. El propio protagonista de la historia, el tal Robert Black, que sin duda es un homenaje a Robert Blake, que a su vez Lovecraft lo providence05creara en base a su amigo, el escritor de Terror, Robert Bloch.

Robert Black ha visto las grietas de la realidad y sentido el tacto frío de lo sobrenatural. Los horrores que se encuentran bajo la superficie de nuestro mundo material comienzan a inundar su conciencia y su control mental. Su cordura pierde fuerza cuando… Moore, desde muy pronto, empieza a profundizar con este guion en las obras de Lovecraft. Páginas repletas de referencias, comenzando con el homenaje a la trama del relato Aire Frío, de Lovecraft, donde un hombre visita a un médico cuyo apartamento se mantiene a altas temperaturas de congelación.

Robert, trabaja en el periódico Herald y necesita encontrar una historia para escribir con el fin de llenar página y media. Recordando la leyenda de cómo el libro Sous Le Monde supuestamente volvió loco a sus lectores, calcula que sería una buenísima historia en la que hacer hincapié. Para más inri, se dice que Sous Le Monde inspiró a Robert W. Chambers para escribir El Rey de Amarillo, otro texto de resultados catastróficos. Es entonces cuando Robert decide entrevistar a un médico que escribió un ensayo sobre Sous Le Monde y aquí comienzan a desvelarse los misterios insanos.

La forma en que Alan Moore lleva la trama está extremadamente bien elaborada. Es cierto que sigue los mismo patrones que en From Hell, es decir, narración escrita+cómic y viceversa. Y que también acude a su ya característica forma de contar sucesos anexos al guion con noticias de diarios o titulares periodísticos. Pero providence04mientras esta formula funcione para asemejar un caso sobrenatural a uno real, yo aplaudo. Ya se le vieron estos comienzos con Watchmen, aunque dado los años y que en ciertas obras siguió elaborándolo, en Providence parece un poco más refinado; tal como exige una obra basada en una ambientación victoriana.

Mi gusto por el trabajo de Moore varía mucho y quizás lo que algunos alaban yo lo detesto. Y viceversa (vaya, hoy tengo día de “viceversas”). Para mí Alan Moore es un escritor de fantástico frustrado. Tomó el rumbo del cómic cuando en realidad su «psí» interior siempre deseó ser literato. Dicen que todos tenemos una profesión para la que hemos nacido pero que un porcentaje muy alto ni se acerca a lo que quiere, y que lo busca en forma de hobby. Una teoría muy válida para mí. En definitiva, me encontré disfrutando bastante de este tomo que acaba de publicar Panini Cómics por contener todo lo que pido. Personajes originales, Moore haciendo un trabajo original que parte de algunas de las mejores historias leídas del género de Terror, un trabajo fácil de digerir y menos impulsado por ese ego suyo del que hace alegato durante estos últimos años…

La respiración del protagonista de la providence02historia casi se puede sentir.

Providence. El miedo acecha comprende los números de #1 al #4 de la serie que viera la luz en USA en mayo de 2015 hasta el día de hoy. O sea, un obra calentita-calentita que llega a nuestras manos, un tomo de enorme calidad en cartoné y precio genial, por lo que supone y engloba. Historia de la  que se espera de todo por el “in crecendo” que propone.

Teniendo en cuenta que lo mío por encima de todo es el género de Terror (de lo que más he bebido desde que tengo uso de razón), Providence es para mí es uno de los mejores trabajos que he leído de Moore desde hace mucho. Los aficionados de ese estilo envolvente y minucioso que es capaz de crear el chamán de largo pelazo, están de enhorabuena.

Reseña: Media Guerra (El Mar Quebrado 3), de Joe Abercrombie

mediaguerraAbercrombie es un escritor engañoso. Después de haber escrito media docena de novelas de Fantasía, se maneja entre una categoría nueva…, ¿cómo decirlo? Tiene que haber una palabra… Moderna o antigua… Antigua o moderna… ¡Sí! ¡Eso es!. ¡Abercrombie escribe para viejóvenes! Su prosa camina entre paisajes y letanías montañosas sin complejos masivos, narrativa para jóvenes y adultos, todo en conjunto, en un mismo bloque. Con el objetivo de una experiencia mucho más estricta, menos irregular y más accesible para todo aquel que decida darle una oportunidad para opinar por si mismo.

Sus dos primeros libros de la Trilogía del Mar Quebrado me parecen una excelente elección para descubrir esta teoría que propongo. Medio Rey (http://cronicasliterarias.com/2016/04/17/resena-medio-rey-de-joe-abercrombie/), una aventura rolera por encima de todo, con un grupo de personajes con un fin en común donde a priori, Yarvi, el hijo menor del rey y lisiado, se ha comprometido a recuperar el trono que nunca quiso. O Medio Mundo (http://cronicasliterarias.com/2015/10/26/resena-medio-mundo-el-mar-quebrado-2-de-joe-abercrombie/) donde se cambian las tornas y uno de los personajes principales del nuevo grupo, Thorn Bathu, una joven prefiere aprender el arte de la espada antes que meterse en el mundillo de las féminas, y se ve en un lío después de haber matado a un alumno en un trágico accidente y es condenada a muerte…

Ambos grandes títulos que completan, sin duda, esta novela que proponemos hoy. Una idea a priori simple pero que ha dado para mucho en el mundo de la Fantasía. Joe Abercrombie lanza la propuesta de nuevo y yo, como muchos a estas alturas, estoy ahí para leerla. Los que venimos gustosos de su anterior obra, los que necesitamos cada poco de un pelotazo de Fantasía para nuestro pecho vacío ante tanta mediocridad, ESTAMOS AHÍ PARA LEERLA. En mi opinión, un titulo que se diferencia enormemente de sus dos novelas anteriores, ya que en las pasadas notabas claramente la construcción, la toma de impulso, apilando cajas, preparando un sendero curvilíneo para llegar a toda velocidad a este punto y deparar en…

En una guerra que no tiene desperdicio. Una guerra sin límites. Ya en Medio Mundo, la novela nos abandonaba en un inminente estado de guerra. La abuela Wexen tratando de quemar a todos los traidores, convertirlos en cenizas y criar a un ejército lo suficientemente grande como para hacer frente a lo que se le viene encima. El mayor ejercito que se ha visto desde que los elfos se enfrentaran a Dios. Y encabezando esta campaña el brillante Yilling, un hombre que solo adora la muerte. En Media Guerra volvemos a tener un gran elenco de personajes. La princesa Skara, el ministro Koll y la dura guerrera Raith. La primera novela tenía a Yarvi como único punto de vista, la segunda saltaba de alma en alma, ahora ya no vemos a través de esas perspectivas y se agradece pues le hubiera quedado a Abercrombie un fin de trilogía demasiado extenso. Aquí el personaje más notable es la princesa Skara que ha perdido a su hogar y a su familia pero cuyos feroces guerreros Yilling y Raith, han sido asignados para protegerla, crecer y adaptarse junto a ella a lo que está por venir.

Obviamente, al ser Media Guerra el fin de una trilogía fantástica, una buena parte de la trama consiste en secuencias de batalla (para mí, la mejor virtud de Abercrombie), escaramuzas y “operaciones tormenta”. Las escenas de acción son fluidas, tan afiladas y bien descritas que tienes la sensación de estar viviendo una épica película con Dolby Surround. Es fácil quedar atrapado en una repetición de escenas de lucha, y no querer soltar el libro aunque te estén llamando al móvil. Se emplea una amplia gama de armas aquí. Abercrombie siempre utiliza el terreno para ganar ventaja, y al borde de almenas desmoronadas, vais a vivir grandes enfrentamientos, duelos dignos de recuerdo.

El movimiento… Wow! Como usa este hombre “el movimiento”. Además, es directo, ameno, no hay un lenguaje pseudo-complicado en el argumento del que abusan en demasía otras novelas fantásticas que te sacan a veces de lo verdaderamente importante. Y otra, esta trilogía mantiene un fuerte sentido de la ambigüedad moral. Incluso este colofón es tremendamente poderoso en ese sentido. Abercrombie pinta un escenario rico, detallado e inolvidable.

Con estas premisas, ¿quién no quiere vivir una aventura y quitarse ese ansia inusitada de leer un buena trilogía fantástica en la que perderte con grandes personajes y alejarte de la triste realidad, nada épica, que vivimos?