Reseña: El murmullo, de Milo J. Krmpotić

elmurmulloMilo J. Krmpotić, es redactor jefe de la revista Qué leer, colaborador de medios como Fotogramas o Go Mag y las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana, y escritor de siete novelas, la última, la que ahora se presenta. Este autor es más conocido por su obra Las tres balas de Boris Bardin, novela policíaca, ganadora del premio NoTodo.com a la mejor novela del año 2010 y finalista del Memorial Silverio Cañada 2011 de la Semana Negra de Gijón a la mejor ópera prima criminal.

Esta es una novela difícil de reseñar, muy difícil, la verdad, por su ambigüedad. En ella se nos presenta el secuestro de una joven con una narración compleja que puede no resultar agradable para alguno. Personalmente he llegado a sentirme completamente perdido entre las páginas, sin llegar a comprender bien lo que pasaba. Supongo que es un efecto metaliterario en el que el autor nos intenta mezclar lo real con lo imaginario, para entender la sensación de pérdida de la joven. Por otro lado, tenemos a una periodista que “tiene” una relación con la hermana de la desaparecida. En su historia también hay una ambigüedad entre lo real y lo ficticio donde ni siquiera al final conseguiremos comprender cuál es la verdad de toda la novela, pues el autor deja al lector elegir la que prefiera. Nos encontramos por lo tanto con una novela interpretable.

Los personajes están bien desarrollados. Quizá el secuestrador el que menos, pues en la obra no encontraremos un motivo que le haya llevado a hacerlo ni una explicación, solo un secuestro. Y siempre con el juego realidad/ficción que tanto parece gustarle al autor.

En una entrevista de asturias24 se le hace una pregunta muy importante sobre la obra.

«Uno de los aspectos más interesantes de El murmullo es esa ambigüedad entre lo objetivo y lo subjetivo. Lo fantástico y lo normal… ¿Dónde empieza y dónde acaba lo real en tu novela?».

Su respuesta es clara:

«Eso lo debe decidir el lector, cada lector en particular. Obviamente, no llego al nivel de excelencia técnica de James, porque Otra vuelta de tuerca es una maquinaria perfecta en su uso del punto de vista. Aspiraba a que tanto el lector afín a lo realista como el lector amigo de lo sobrenatural salieran del libro siendo capaces de justificar su apuesta por una u otra explicación. Ante una misma experiencia… llamémosla extraña, dos personas pueden reaccionar con dos percepciones radicalmente opuestas. Cuestión de subjetividades. Para Gloria, los espectros son reales. Para otros personajes, no. Yo quería respetarlos a todos, aunque me consta que he dejado alguna rendija, sobre todo una en clave de “locked room mystery”, por la que se me puede acusar de tirar más hacia un lado que hacia el otro».

Su idea sobre hacer una obra diferente es clara, pues no llega a ser policíaca pero tiene ese halo de misterio.

La portada es magnífica y solo con verla pone los pelos de punta, pero las ilustraciones interiores quizá queden atrás respecto a la cubierta, aunque la técnica del dibujo pega mucho con el texto.

Por último volveré a la entrevista anteriormente mencionada para decir que el autor parece que está dispuesto a trabajar en una segunda parte:

«Por un lado, cada una de mis novelas tiende a ser bastante diferente respecto a las que la precedieron. Por otro, hace poco sentí que estos personajes tenían cosas que decir todavía y escribí una docena de páginas esbozándolas. Veremos, no tiene sentido cerrarse puertas a uno mismo».

El murmullo es una novela interesante, experimental en ciertos puntos, y como ya he repetido en varias ocasiones, ambigua.

Reseña: Doctor Extraño. La caída de los vampiros, de Roger Stern, Green, Smith, Nowlan y Leialoha

lacaidadelosvampirosSi buscas, encuentras. Tenía ganas de leer algo sobre Drácula en cómic. Inocente yo, caminaba por la calle como un iluso, y sin saber que Drácula y Doctor Extraño tenían en conjunto una minisaga llamada La caída de los vampiros, donde ambos se enfrentaban. Ya sabéis, el hype por las nubes.

Una sucesión de historias que nos adentran en la zona más oscura y mágica del Universo Marvel. El Dr. Extraño como un todo, Drácula algo inferior (teoría que no comparto), aunque una trama muy gustosa de leer y atractiva por la cantidad de hechos extraños que viven los personajes. Sin duda, un ciclo argumental que significó un auténtico punto de inflexión en la existencia de los vampiros en el entorno creado por La Casa de las Ideas.

El detalle original como siempre: si aparece un villano intergaláctico que quiere destruir el Universo, superhéroes de la talla de Estela Plateada o Los 4 Fantásticos intentarán detenerlo. Si aparece un Dios enfurecido, entonces Thor pasa a la acción. Si unos ladrones roban un banco en las siniestras calles de Manhattan, Spiderman o Daredevil se pondrán manos a la obra… Así que, ¿quién se encargará de retener a esas criaturas del Infierno y a su Amo y Señor? Doctor Extraño. En el que se considera uno de sus mejores arcos argumentales. La caída de los vampiros, se desarrolló en Doctor Stange Vol.2 nº 56-62 USA, y está guionizado por el fantástico Roger Stern y dibujado por Dan Green, Paul Smith, Kevin Nowlan y Steve Leialoha.

lacaidadelosvampiros04

Pero la cosa no comienza así como así. Va lenta, el Mal se bate despacio. El tomo comienza con un episodio especialmente significativo donde el propio Dr. Extraño nos relata su origen como Señor de las Artes Místicas. A partir de ahí, la historia se adentra por terrenos pantanosos de magia negra… Y la resurrección de Drácula se erige como la gran amenaza a batir. Otro detalle que surge, es un libro de poder inconmensurable para su poseedor. El llamado Darkhold. Un ejemplar mágico que en malas manos puede suponer el Fin de Todas las Cosas. Aunque en buenas, puede borrar a todos los vampiros de la faz de la Tierra.

lacaidadelosvampiros02Una serie de personajes comprenden estos números. Algunos, grandes arquetipos del género de Terror. El Doctor Extraño contará con la ayuda de Blade, el cazador de vampiros. Hannibal King, detective privado y vampiro también que sigue las pistas de Drácula desde que un vampiro decidiera “cambiar” su vida para siempre (personaje que aparece en el Blade 3, interpretado por Ryan Reynolds.) Pero dado que el libro está resguardado en una famosa mansión, también darán auxilio la Bruja Escarlata y la Capitana Marvel, dos de las componentes más poderosas de Los Vengadores.

Algunos momentos épicos, un reclamo curioso como es el comentario de Drácula sobre su miedo a que pueda aparecer Thor, del que salió mal parado después de su último enfrentamiento. Hecho que, como fan acérrimo del Rey de los Vampiros, no me gustó nada, ni sabía que hubiera ocurrido. Indagaré.

Stern controlaba los diálogos como pocos guionistas de cómics sabían hacerlo. El arte de Dan Green, funciona bien y brilla para el lado del Rey de los Vampiros con todo un entorno de Terror a lo Carpenter cuando cientos de dementes acosan la mansión de Los Vengadores.

lacaidadelosvampiros03Una minisaga que no conocía. Un descubrimiento de los que hacen mella. Ahora quiero más. Estos tomos Marvel Gold de Panini Cómics son geniales. Hasta el precio es alucinante para las grandes historias que podemos encontrar en la colección. El amante del género de Terror (y no os hablo solo de cómics) que no haya leído La caída de los vampiros, está claro lo qué le sucede, ¿no?

Camina por la calle como un iluso.

Reseña: Danza de Dragones, de George R. R. Martin

Danza_de_DragonesY ahora en mitad del invierno… «Se acerca el invierno», ya sabéis. Bueno, finalmente sucedió. Llegué al final de este largo camino…, de momento. Conseguí leer el último volumen publicando en nuestro país por Ediciones Gigamesh: gran labor, grandes obras de CF y Fantasía, un millón de gracias por traer a nuestro idioma esta gran obra, esta narrativa que marcará a toda una generación de lectores.

George R. R. Martin. ¿El nuevo J. R. R. Tolkien? ¿Son comparables dichas obras, se deben desafiar unas a otras? Para nada. Basta ya de comparaciones. Disfrutad de cada una, sumergirse en cada historia: espadazos, muertes, actos heroicos, épica, grandes batallas, personajes para el recuerdo, identidades en las que reflejarse…, todo eso y más aportan. No desvelo nada diciendo que Canción de Hielo y Fuego es la gran saga de nuestro tiempo. La serie de TV ha abierto muchos campos pero todos aquellos que hemos vivido los libros, hemos vivido, hemos sentido los vellos como escarpias una veintena de veces más. Y leyendo, que no es poco.

Si usted recuerda como yo, aquel día cuando comenzó su viaje por esta saga, cuando aquella bendita hora usted abrió la primera página de Juego de Tronos y pensó en todo, menos en lo bien que lo iba a pasar con estos tomacos. Como (al igual que yo) dijo para sí: «Muy bueno tiene que ser para que no deje de lado tal ladrillo de páginas…»; cuando comprobó que todo esto eran suposiciones banales y llega hoy hasta aquí, frente a Danza de Dragones, cinco tomacos después, y dice:: «¿Qué puede ir mal? Ya he sobrevivido a cantidad de muertes inesperadas, giros argumentales interesantes, personajes ingeniosos y ocurrentes (¡¡Tyrion Rey!!), desapariciones fatales, desenlaces trágicos, personajes inmortales por un día, actos deshonrosos de palacio… ¿Qué puede ir mal, si lo he pasado en grande cantidad de veces y no me arrepiento de nada? Por que cuando abres uno de estos libros sabes que sólo queda diversión e ir desvelando incógnitas.

Y eso precisamente, es Danza de Dragones. Este título es, en sí mismo, una buena lectura; aunque todavía tengo un poso extraño después de haber leído tan rápidamente un libro tan extenso. No tengo problemas, sé que es una saga que voy a releer con el tiempo. Cuyas ideas quedarán más claras.

Me gustó mucho la trama central, así como la mayoría de personajes nuevos que se incluyen (tienen su aquel incluso esos terribles populares de la Isla de Hierro). Para ser honesto, apenas puedo recordar lo que sucede realmente después de casi 1.200 páginas. Todo lo que sé es, que ahora hay dos Targaryen vivos y eso me encanta. Y que Daenerys ya no es el reclamo más fuerte para el Trono de Hierro. También sé que Jon Nieve puede o no puede estar vivo. Que Jon (Hielo) y Daenerys (Fuego) van a verse las caras. Nuevas incógnitas como una nueva teoría sobre la paternidad de Jon. Mola la nueva princesa de Dorne, mucho mejor que el antiguo príncipe…, donde va a parar. Danza de Dragones en realidad un compendio de situaciones que complementan las piezas sueltas de Festín de Cuervos. Cuando cada libro se compromete a algo, por ejemplo, Juego de Tronos cubría la vida de los personajes entre Invernalia, Desembarco del Rey y Poniente. Danza de Dragones dedica tiempo a la historia de los personajes en el frío norte y va intercalando detallitos arriba y abajo, así como en las Nueve Ciudades Libres: Jon Nieve, Davos Seaworth, El Aspirante del Hierro que mantiene castillos en el Norte, el dragón de la reina Daenerys Targaryen, el exiliado Tyrion Lannister; pero también otras nuevas personalidades como El Hombre del Mercader, El Caballero Perdido, El Hijo del Viento, El Cambiacapas, El Derrocador de Reyes, El Guardia de la Reina o el Domador de Dragones.

Como en los dos últimos libros, llegan nuevos personajes con sus propios puntos de vista, y a través de sus ojos vivimos historias interrelacionadas que avivan el fuego que resurge de las brasas. Para mí, esta es la punta del iceberg, el secreto del éxito de Canción de Hielo y Fuego. Difícil, muy difícil, crear cantidad de personajes, usar cada capítulo para uno diferente y que sean totalmente independientes y creíbles. Aquí, en este punto, Martin ha brillado por encima de todos los autores que he leído en toda mi lectora vida. Se sitúa dentro de decenas de identidades y les da vida. Los emancipa con su genialidad.

En Danza de Dragones la batalla principal se encuentra nuevamente tras las paredes de Desembarco del Rey. Mientas que el carácter intrigante de Quentyn Martell, príncipe de Dorne, parece retener un poco la trama —una especie de estratagema del autor para promover la tensión—, llega un lanzado y renovado Jon Nieve como Comandante de la Guardia de la Noche, que releva a su invitado Rey Stannis, y se lleva como regalito a la sacerdotisa roja. La tensión que fluye en el Muro no decae.

Si lo pienso bien, después de lo leído, compruebo que Danza de Dragones es donde se cumple un porcentaje alto de las profecías que se dieron al principio. Jon y Daenerys acaban en el mismo lugar en el que estaban al final de Juego de Tronos. Arya Stark resurge como poder optativo a recuperar la Casa Stark. Y la breve mención a la evolución del pequeño Rickon Stark, se vuelve más que intrigante.

Danza de Dragones es un punto de inflexión. El comienzo del fin. Incluso el epílogo, que está contado por un tal Kevan Lannister, está repleto de suspense y contubernio. Te dejará desesperado. Querrás más. Más invierno, más veces dicho ese lema de los Stark, ya sabéis. Ediciones Gigamesh. George R. R. Martin. Por favor, ya: Vientos de invierno.

Danza de Dragones. Otro regalazo ideal para estas fechas.

Reseña: Retrofuturismos, Antología Steampunk, de VVAA

RetrofuturismosA mediados de octubre el sello Fábulas de Albión decidió volver al Steampunk con la segunda antología de retrofuturismos. Desconozco cómo quedó la primera antología, pero he de decir que esta segunda me ha dejado un buen sabor de boca. La antología se abre con un relato de Félix J. Palma, autor más conocido por su trilogía victoriana publicada en 2008 y terminada este mismo año. La princesa del centro de la Tierra, es un relato bastante denso con una premisa interesante pero con un final que no me ha terminado de convencer. Supongo que porque es una historia inédita que ocurre, pero no se cuenta, en su segunda novela de la trilogía.

Continuamos con La cicloteca de BubbleLon, relato de Sofía Rhei muy bien escrito y con una de las mejores historias de la antología. Y es que cuando un relato empieza así: “Alguien debería inventar algún tipo de descarga eléctrica que pudiera transmitirse a distancia, utilizando como vehículo la intensidad de la mirada…”, sabes que el relato va a continuar mejor. El relato nos presenta un mundo distópico, donde los libros se imprimen en el acto y las palabras, si se pierden no pueden volver a recuperarse.

Seguimos con Biocronografía del salto lateral: el teorema de Aub, escrito por Guillermo Zapata Romero que nos lleva a la guerra civil española. Un relato con dosis de historia. Con artistas conocidos, como Dalí o Buñuel entre otros. Paradojas, agujeros de gusano, saltos laterales. Líneas temporales paralelas con la temática Steampunk que nos proporciona esta antología. Este es otro de los necesarios para darle un buen toque a la antología.

El avance hasta ahora es muy interesante y el cuarto relato no es para menos. Laura Fernández nos sorprende con Aborrecer a Lester J. Murray, un relato sobre un dirigible inteligente que da conversación a aquel que lo compra. Más allá de recordar recoger a los niños o decir si el conductor se ha pasado de parada, este aparato nos desquiciará hasta que queramos abandonarlo. No todos los días se conoce a un robot/automóvil con afán de escritor.

Gigantes, de Rubén Sánchez Trigos, nos lleva a España para presentarnos un parque de atracciones encabezado por el mismísimo George Méliès, con invenciones del gran Lovecraft y un crimen. Un relato, una carta de despedida, quizá una explicación para saber por qué nuestro protagonista hizo lo que hizo. ¿Lo hizo? Por ello nos encontramos con una historia con toques dramáticos, misteriosos y la temática de la antología que no nos puede faltar.

Cristina Jurado nos presenta en El pastor, un relato de vampiros bastante denso donde no he podido observar la temática principal de la antología, siendo más fantástico. Un relato de difícil comprensión, en mi opinión no muy bien explicado.

Aquí remonta la antología que tiene un pequeño bajón con el anterior relato, pues Jesús Cañadas sabe muy bien cómo atraernos con su relato llamado Tiros a la barriga, otro de los mejores de la antología. El relato empieza de una manera algo extraña llegando a un punto de no retorno donde lo raro se convierte en una genialidad. Es un relato muy intenso y emotivo, aunque creo que podría haberse sacado algo más de la temática. Creo que este y el de Sofía Rhei podrían extenderse y formar cada uno un relato largo/novela muy interesantes.

Noemí Sabugal crea un relato policíaco que cambiando algunos detalles puede pasar del Steampunk al Cyberpunk. Berlín Mechanical Men, tiene un interesante punto final, pero quizá peca de extenso. Tiene una buena premisa, pero una continuación que puede llegar a hacerse pesada. La crítica viene implícita en este relato.

¿Queréis saber cómo sería la hora del té con un sombrerero loco mecánico? Pues Alfredo Álamo nos lo enseña en El óxido del sombrerero. Un relato Steampunk al uso, muchos engranajes y no demasiada historia. No es de los más originales.

Aquí comienza un poco una espiral descendente en la antología y es lo que pasa cuando se dejan los mejores relatos al principio. Por supuesto hay excepciones. No es el caso de Carne contra el metal, de Rafael Marín. El relato más corto de la antología, y poco más se puede decir.

El Manco, de Rocío Tizón nos enseña otra historia policíaca. Una investigación de asesinatos con un final evidente.

Aquí vuelve a remontar, después de tres relatos que no dicen demasiado. Y Luis Guallar lo sabe hacer muy bien con Como dentro de un reloj. Una historia intensa, algo densa, esta vez en el buen sentido, e inquietante. Terror con sabor Steampunk, creo que una buena mezcla.

Los hijos de Saturno, es otro buen relato escrito por Sergui Lifante. Una buena idea sobre una máquina que proporciona buenos sueños –no he podido dejar de pensar en Origen en determinados puntos-. Una historia extraña en algunas partes de la narración, pero con un final muy interesante que deja con la boca abierta.

Seguimos ahora con Prey’s Moon de Joseph M. Remesar que nos muestra una idea interesante en un principio, aunque también evidente. Más terror en este caso, pero a diferencia de Luis, el Steampunk lo guarda un poco –mucho- para enseñarnos un relato de licántropos.

La antología finaliza con un relato escrito a cuatro manos entre Ángel Luis Sucasas y Francisco Miguel Espinosa, Las manos que construyeron América. Otro relato histórico interesante, con un final digno, pero con el steampunk en segundo plano.

La edición está cuidada en cuanto a una letra normal se refiere. La portada es estupenda y es una “continuación” de la primera antología. En conclusión, una antología digna y con relatos muy interesantes y variados. Recomendada si quieres tu dosis de Steampunk diaria.

Reseña: Hiperbórea y otros mundos perdidos, de Clark Ashton Smith

HyperboreaDa gusto ver como hay una editorial que mira por nosotros. Editorial Valdemar sigue al pie del cañón deleitándonos una vez más con cada nueva publicación de estos diamantes en brutos que conforman el sello Valdemar Gótica. Libros para el recuerdo, joyas para las mejores librerías que se precien, textos perdidos que contienen hechos extraños, dimensiones paralelas o inexploradas en las que perderse y seres abominables por doquier. Quién tenga ya en su colección más de un título sabe a lo que me refiero. Por que sinceramente, no creo que ningún lector tengo un sólo ejemplar del sello Gótica. Quién tiene uno, sea el titulo que sea, quiere más. Repite.

Como indispensable es para el buen lector un autor de género como Clark Ashton Smith. Su Zothique (ya reseñado aquí) y ahora Hiperbórea y otros mundos perdidos: una serie de historias cortas que tienen lugar en el entorno prehistórico ficticio de Hiperbórea. Un ciclo, un entorno donde Smith va de la mano con unos importantes amigos escritores. Me refiero a nada más y nada menos que H.P. Lovecraft y Robert E. Howard y sus obras vinculadas a este universo.

Lovecraft escribió a Smith en una carta fechada en 1929: “No debo retrasar al expresar mi alegría delirante poco menos que en el cuento de Satampra Zeiros (cuento incluido aquí), sitio de una atmósfera que puedo ver y sentir y oler la selva alrededor de inmemoriales congregados, que estoy seguro que deben estar enterrados hoy en el hielo glacial cerca de Olathoe, en la tierra de Lomar”. Poco después, Lovecraft incluiría al primigenio Tsathoggua de Smith en su relato El Montículo.

Hiperbórea y otros mundos perdidos mezcla horror cósmico con una buena ambientación en una Edad de Hierro. Añadiendo como tormento para sus seres vivos una inminente Era Glacial que amenaza con acabar con toda la vida en el continente hiperbóreo. Una gran cantidad de otras deidades desempeñan papeles importantes en el ciclo; el más importante el dios-sapo Tsathoggua, que mora en el monte Voormithadreth. Otro dios “encantador” es Yhoundeh. Ciudades delirantes como Uzuldaroum y Commorión. La Caverna de Arquetipos. Ciudadanos casi eternos como Athammaus, Eibon, Satampra Zeiros o la Sibila Blanca de Polarion. Hiperbórea es un continente legendario en el Ártico, antes de que se encontrara abrumado por el avance de las capas de hielo del Pleistoceno. Hiperbórea era cálido y fértil con exuberantes selvas habitadas por los últimos restos de los dinosaurios. Una raza de bípedos-yeti conocidas como los Voormi poblaban Hiperbórea, pero fueron eliminados por los primero hombres que llegaron desde el sur.

Los primeros pobladores de Hiperbórea adoraron al dios-sapo Tsathoggua, más tarde, se decantaron por deidades más convencionales como Yhoundeh, la diosa alce. La Puerta de Saturno es el dulce relato donde se narra como Yhoundeh era la deidad adorada en los últimos días de Hiperbórea. Los sacerdotes de Yhoundeh también prohibieron el culto de Tsathoggua, y sus inquisidores castigaban a los herejes. En La historia de Satampra Zeiros, Smith cuenta que Uzuldaroum se convirtió en la capital de Hiperbórea después de que los primeros hombres dejaran Commorión. Fue el último núcleo de población en Hiperbórea antes de que los glaciares arrasaran el continente. Los siete Geases, son una serie aterradora de picos de ébano, en los que se cree se ocultan cantidad de laberintos y túneles ocultos. Las montañas Eiglofianas cruzan el centro del continente hiperbóreo, con un rango que se extiende al sur y otra al este.

Y’quaa es la morada de Abhoth, la Fuente del Deseo. Está conectada indirectamente con la Caverna de los Arquetipos. Atlach-Nacha se originó aquí. Y’quaa podría ser el verdadero hogar del enigmático Ubbo-Sathla. La Caverna de los Arquetipos es una vasta entraña en la tierra habitada por los arquetipos espectrales de los inicios de la vida en la Tierra… Los Voormis son humanoides de piel cubierta de color y tres dedos. Ellos habitaban bajo tierra y adoran al dios Tsathoggua. Después fueron eliminados por otros pobladores. Los Gnophkehs son caníbales humanoides que antes eran residentes de Hiperbórea antes de ser conducido a Lomar por los Voormis. Fueron conducidos al exilio en los desechos frígidos de Polarion, donde posteriormente fueron invadidos por las gentes de Zobna. Descritos como cubiertos de gruesa piel, pelo enmarañado con grandes orejas protuberantes y narices proboscidios, sobreviven y adoran al Gran Viejo Rhan-Tegoth e Ithaqua…

Hiperbórea y otros mundos perdidos es un genial compendio que recrea un mundo que fue y que ya no es. Físicamente, una antología de dieciséis relatos que inspiraron a maestros como Lovecraft y Howard y otros tantos, pero que enmarcaron a Clark Ashton Smith como uno de los maestros escritores pensantes con dones absolutos de Creador de Mundos. Una virtud terrenal que muy pocos han tenido.

Hiperbórea y otros mundos perdidos es otro indispensable. No me gusta contar demasiado de un libro de relatos tan bueno. En nada, puedo «spoilear» mucho. Este libro hay que disfrutarlo. ¿Mi recomendación? Todos los relatos tienen “su cosa”. ¿Mis preferidos? El demonio de hielo, El morador del abismo y Las mujeres flor, por lo que suponen.

Genial traducción de Marta Lila Murillo, como siempre. Evocadora introducción de Jesús Palacios, una vez más. LIBRO JOYA. Diamante en bruto.

Regalazo para estas fechas.

Reseña: La Cosa del Pantano #3, de Alan Moore, Stephen Bissette y John Totleben

lacosadelpantano3Alan Moore fue rescatado de las islas británicas para llevar adelante una de las mejores series de Terror escritas en cómic de todos los tiempos. ECC Ediciones recupera ahora esta genial etapa, unos tomitos ideales para la gran obra que tenemos en mano. Seis tomos que tener en la estantería, cada cual con una joya dentro.

Uno de los mejores acontecimientos de los dorados 80s en el mundo del cómic fue el resurgir de La Cosa del Pantano. Personaje creado por el gran Bernie Wrightson pero encumbrado por un joven Alan Moore lleno de ideas. Tras unos intentos desafortunados de leer esta colección, ahora parece que puedo llevarla a cabo…, y deleitarme con un cómic que lo tiene todo: buenos dibujos, buen colorista y un guión inconmensurablemente bueno.

La Cosa del Pantano #3 es un tomo especial. Encontramos aquí un Alan Moore más asentado con el personaje. Con un control total de lo que “siente” o pudiera sentir esa gran masa de musgo que es el Ser. Este tercer volumen vuelve a contener 8 números y comienza con la saga de Los periódicos de Nukeface, donde La Cosa del Pantano presenciará y sufrirá una terrible enfermedad que supura todo lo Verde.

lacosadelpantano3_02¿Recordáis lo que acabo de decir que cada tomo contiene un diamante dentro? En Patrones de crecimiento aparece. Sí, aquí es donde aparece por primera vez en toda su historia el personaje de John Constantine. Un tipo de extraño con extrañas misiones para La Cosa del Pantano, que con los años se ha revalorizado una cosa mala.

Aguas tranquilas y Cuentos de pescadores, otras historias maravillosas, con un centro, un todo, un pueblo con una maldición. Un lugar, cuya gente no abandonó por cabezonería, sus casas cuando las compuertas de la presa se abrieron para crear el pantano. Lo que no sabían era el Mal que se haría con sus almas al morir ahogados en esa tierra de podredumbre.

Otro encargo de Constantine.

Como uno más es La maldición, y lo que supone para La Cosa del Pantano enfrentarse a una mujer desquiciada por todo lo que le rodea, el día a día, y por esa acojonante maldición que sufren las hembras… una vez al mes. Este guión me recordó mucho a una novelita y guión posterior de Stephen King. No sé cual se escribió antes. Sospechoso. Pero no voy a decir el titulo para no spoilear el final de la historia.

El tomo se cierra con lo que es en mi opinión la mejor trama leída hasta el momento. Y eso que el nivel hasta aquí es ya muy alto. Me refiero a Cambio sureño y Frutos extraños, o mejor dicho, el «American Gothic» en estado puro. Constantine le va dando a La Cosa del Pantano notitas escritas con el nombre de lugares. Se supone que en dicho sitio ocurrirá algo atroz que debe evitar. La lacosadelpantano3_01última que le dio decía, nada más y nada menos, que LOUISIANA; donde se establece su hogar…, una casa vieja…, gente de Hollywood allí para rodar una película…, trapos sucios y mal estar para todo el que se acerca…, algo del subsuelo que va a por ellos… ¡Una gozada!

Tras las vivencias de Los periódicos de Nukeface, La Cosa del Pantano ha desarrollado el poder de deshacerse y volver a renacer en cualquier lugar del mundo donde haya verde. Es un poder que le aterrorizada por la idea de un no-poder-regresar, pero tan vital para salvar vidas que se hace indispensable. Después de acabar con cada amenaza se lo vuelve a plantear. Pero sigue ahí, aparece de vez en cuando ese tipo, Constantine, que parece conocerle de toda la vida. Intrigas que habrás que desvelar.

Continúa esta saga, clásico de los cómics y que fue una de las obras que colocó, con el tiempo, a Alan Moore en el panteón de grandes guionistas de este medio. Si habéis comprado este tercer volumen ya estáis muy lejos de la civilización, rodeados de vegetación y sonidos extraños. Tal vez nunca logréis salir del pantano, pero mientras estéis allí, disfrutad del viaje. Terror en estado puro. Nunca me cansaré de decirlo.

Reseña: L´Amour, de Joann Sfar y Jardel

LAmourJoann Sfar (1971), es un prolífico dibujante y guionista de cómic, conocido especialmente por ser co-escritor de los numerosos álbumes de la serie La Mazmorra. Es también uno de los principales representantes de lo que en Francia se ha dado en llamar la «Nouvelle Bande Desinne». Este ciudadano francés, de Niza, a diferencia de cuantos piensan que el cómic es una ocupación para gentes sin más capacidad que la de dibujar y que se han instalado cómodamente en la pereza, se define así mismo como un chico nervioso al que los libros le ayudan. Es capaz de crear en un solo año 12 álbumes, a los que se añaden diferentes incursiones en el cine o la literatura.

Es creador de grandes personajes como son El gato del Rabino o Le Petit Vampire, una obra que muchos deseábamos que llegara a España, después de su exposición en el Salón de Angoulême. No obstante, gracias a la Editorial Fulgencio Pimentel tenemos entre manos otro de sus grandes personajes en tomo de continuación de su exitoso número 1, Vampir.

vampir_portadaVampir, o Grand Vampire en el original, es una de las series de Sfar con más álbumes en el mercado —siete—, y aunque se publicaron entre 2001 y 2005, en España, permanecía inédita hasta ahora. Estos tomos, completan la colección, son geniales. El dibujo es encantador, atractivo y gracioso por parte de Jardel. Ideal para estos tiempos que corren. Además, se presenta en tapa dura como se merece, una gran colección de aventuras sobre personajes que molan mucho. Hoy reseñamos L´Amour, el segundo tomo, que correspondería del #5 al #7 del original.

L´Amour está lleno de personajes encantadores, de los que quieres saber más y más, con el paso de las páginas. Muchos son monstruos sobrenaturales, otros jóvenes, chicas sobre todo, muy de hoy en día. Dudan, se molestan pero sobre todo, se enamoran. Y ahí es donde reside el valor gráfico y argumental de Vampir y L´Amour. Fernand es un vampiro clásico a lo nosferatu, pero también es un hombre de su tiempo y… también el yo adulto de la serie Pequeño Vampir.

LAmour02Encontramos otros personajes muy guays también (y participantes en otros cómics del autor) como: el Inspector Mazock, el carismático Profesor Bell o El Golem. Sfar es uno de esos autores que le gusta usar un universo compartido. Cuentan que Vampir (el primer tomo, aún no lo he leído) es divertidísimo, pero este segundo (que se puede leer independientemente) consta de diálogos antológicos, y brilla por sí mismo también.

La obra de Sfar toca temas muy diversos, vinculados a las preocupaciones personales del autor: la virilidad, la feminidad, Dios, el arte, la política, la historia, la filosofía, la literatura, el cine, las culturas de los países que visita, la música…

LAmour03En L´Amour concluyen –por el momento– las aventuras amorosas de Vampir y el resto de personajes sobrenaturales que lo rodean. ¿Existe el amor después de la muerte? Aun más, ¿existe el amor antes de la muerte? Estas y otras preguntas son abordadas por Joann Sfar y Jardel en esta fábula moderna sobre lo humano y lo inhumano, los rigores del amor y las servidumbres del deseo. L’Amour (¿El amor sin amor?) persigue las aventuras sexuales del vampiro Fernand y el resto de personajes sobrenaturales que revolotean a su alrededor como polillas frenéticas alrededor de una bombilla. En L´Amour, Joann Sfar dobla la apuesta de Vampir, e introduce en la historia, nuevos y carismáticos personajes.

Con estos cómics disfrutas la vida, las buenas sensaciones y el gusto por la lectura. Sonríes en derredor mientras lees, aunque sabes que estás sólo en un parque sentado y nadie te mira. El particular universo que encontramos en L´Amour hace querer más, más historias, más buenos momentos, más de esas sonrisas en derredor.

Reseña: Green Arrow. Vértigo, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino

Green Arrow VértigoEn su misión. Obtener más respuestas sobre los hechos que rodean a la muerte de su padre y de su patrimonio, Oliver Queen ha seguido las instrucciones del Mago, y viaja a la pequeña nación de Europa del Este llamada Vlatava. Allí, se cruza con el gobernante de la nación, el Conde Vértigo, sobreviviendo a duras penas por escapar de aquel agujero en el culo del mundo donde también se encontró con el enigmático Shado

Fuera de todos los últimos títulos publicados por DC, Green Arrow: Vertigo es probablemente uno de los que os pueda a llegar a emocionar de verdad, como los cómics de antaño. Estos tomitos en rústica tan asequibles que ECC Ediciones está publicando para nosotros en nuestro país, contienen aventuras esperanzadoras y bastante atractivas sobre el implacable personaje defensor de los buenos modales.

El equipo creativo de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino brillan sobre todo en estos «one-shot», en los que no suelen defraudar. Son historias verosímiles, que van directas al grano y en la que no sientes que puedas estar leyendo cualquier extensión de una serie regular. Si leyendo Green Arrow: Vertigo estáis esperando algunos atar cabos con algun arco argumental o esperáis cualquier capacidad de continuación, están muy equivocados. Lo bueno de estas ediciones en rústicas recopilatorias es que vas a leer una trama de de principio a fin y vas a terminar saciado como si acabases de ver una película.

Green Arrow Vértigo 02Después tenéis al Conde Vértigo. Del que primero encontraréis una idea visual de su terrible pasado. Descubriendo así, un villano interesante en su creación, y con ello dicen que se responden a algunas de las preguntas que los lectores tenían hasta el momento. Este Conde Vertigo viene con un carácter renovado, mientras que todavía deja algunos misterios para que reflexionemos.

La historia del personaje, en lugar de ser una historia tipo flashback, te muestra directamente como llega a Vancouver, Canadá, por un asunto importante antes de ir a poner sus asuntos al día con Green Arrow. Este intrigante guión llena al lector, es bastante atractivo desde el principio; Lemire y Sorrentino te envían junto a los personajes a un viejo edificio abandonado donde claramente se va a dar un momento importante en la vida de nuestro héroe.

Pienso que lo que aquí se propone con esa “dulce” relación entre ambos personajes, funciona muy bien. Todo suma. Junto al experimento que le concede sus poderes (aunque aún no estoy seguro de porqué se le dieron exactamente “esos poderes”), tiene bastante sentido toda la trama cuando con su historia visualizas como el Conde Vértigo se ha convertido en el tipo de ser que es.

Green Arrow Vértigo 03Otra razón de porqué se disfruta mucho de Green Arrow: Vertigo es el arte de Sorrentino. Cada edición de Green Arrow por Sorrentino sorprende. Siempre encontraras algunas imágenes reales en el cómic, algunos momentos impresionantes (como cuando el Conde Vértigo desata sus poderes), o grandes viñetas donde la fuerza a base de golpes esplende.

Si no has estado leyendo nada del personaje desde hace tiempo, o siempre te llamó la atención pero nunca te pusiste con él, ahora tienes una buena oportunidad. Green Arrow: Vertigo es una de ellas. Posiblemente, te sientas atraído después de ver esa notable serie de TV que hay en antena. Pues echa un vistazo entonces a tomitos como éste. Lo pasarás bien.

Reseña: La expedición, de Stephen King

laexpedicionEn 1985, King publicó una antología de relatos que vino a España en forma de cuatro libros recopilatorios, a saber: Historias fantásticas”, La niebla, Dos historias para no dormir y La expedición, que es el libro del que vamos a hablar hoy.

Por lo general no soy muy fan de los relatos cortos, me gustan más las historias largas, pero King es King y últimamente estoy encontrándole el gusto a estas pequeñas joyitas que en veinte páginas, cuentan una historia más intensa que algunas novelas de trescientas.

Antes de entrar con la reseña, hay que saber que en 2011 el libro tuvo una ampliación. Dos historias para no dormir, era una pequeña antología inédita con dos relatos La balsa y Nona, que acabó por meterse en La expedición en el año mencionado.

Así que entremos a destripar un poco los relatos por orden de aparición.

En primer lugar nos encontramos con el relato que le da nombre a esta rica antología; La expedición. Un buen relato de Ciencia Ficción, donde un padre explica a sus hijos el descubrimiento de los desplazamientos espacio temporales para evitar que se asusten por el viaje que tienen que realizar en ese momento. Poca ciencia ficción de King he leído, pero este es sin duda el mejor de sus relatos de ese estilo. Muy interesante, buenas explicaciones –poco científicas eso sí- y un giro final asombroso. Sin duda el mejor relato de la antología. Empezamos muy bien.

En segundo lugar nos encontramos con Superviviente. Típico relato de un hombre que sobrevive a un accidente de avión en una pequeña isla. En este caso, el superviviente escribe un diario y eso es lo que se puede leer exclusivamente. Un poco de pasado como presentación del personaje y un presente narrado de una manera muy dura con una premisa ¿Hasta qué punto el paciente puede soportar un shock traumático? ¿Hasta qué punto el paciente quiere sobrevivir?

En la tercera posición nos encontramos con Abuela, un relato que ya tiene su propia adaptación cinematográfica con el título Mercy. Esta es una historia de terror clásico de brujas, pero con ese toque diferente de la casa. En determinados momentos no he podido evitar pensar en las películas de Insidious. La historia es interesante, pero al explicarse mucho lo que pasa en el presente, dejan pocas explicaciones para el pasado. No me quejo porque no se entienda, se comprende perfectamente, sino porque me parece más interesante lo que no cuenta y podría haberse contado que lo que acaba por explicarse.

La balada del proyectil flexible; último lugar para las ediciones anteriores al 2011 y antepenúltimo para las ediciones posteriores. Y ahora que los veo así, los dos juntos no sabría cuál elegir como mejor relato, si el primero o este. Me encantan las historias que tengan un estilo psicológico en su interior y esta lo desborda. El relato trata sobre un editor que cuenta la historia de cómo perdió la cabeza, no tras leer un manuscrito, sino después de hablar con el autor de este. Una historia que te hace perder un poco la cordura y un final que hace que te plantees quién está loco y si de verdad lo está. La ambigüedad en temas de locura me encanta y en este relato es espectacular.

La balsa. El problema de insertar dos relatos después de varios años, es que rompes la estructura original y en este caso han quedado dos relatos algo mediocres al final de una antología bastante buena. En este caso tenemos a dos chicos y dos chicas que se van con el coche hasta una playa donde hay una balsa, tras acabar sus vacaciones. En el agua encontrarán algo que no les dejará escapar. Es el relato más gore de la antología, eso sí.

Nona, el último y más flojo de todos, para mi gusto. Personalmente no me ha dicho demasiado, aunque tiene un final interesante, tiene su toque gore y a su vez su toque psicológico. Trata sobre un chico que conoce a una mujer llamada Nona y se escapa con ella. Y hasta ahí puedo leer.

La verdad es que la antología es bastante buena y los dos últimos relatos no es que sean malos, es que están colocados detrás del mejor relato y eso afecta a la manera en que se leen. Salvando la posición, queda una antología variada, con ciencia ficción, terror clásico, psicológico, gore o violento y horror primitivo que para fans de King no defraudará en absoluto, y para alguien que guste de los relatos cortos de terror, probablemente disfrute.

Reseña: La corona de hielo, de Terry Pratchett

lacoronadehieloTerry Pratchett (1948) es un escritor británico de Fantasía y de Ciencia Ficción con millones de seguidores en todo el mundo. Sus obras más conocidas corresponden a la serie Mundodisco (Discworld); pero además ha escrito novelas juveniles, relatos cortos y ha colaborado en la redacción de guiones para las adaptaciones televisivas de sus novelas. Con más de 40 millones de libros vendidos en todo el mundo, es el segundo autor fantástico con más ventas después de la afortunada autora de Harry Potter, J.K. Rowling.

En 1986 se publicó La luz fantástica, el primer libro de la saga. No sólo se abría aquí ese mundo maravilloso en el que tanto se profundizaría después; sino también toda una serie de personajes carismáticos y un entorno de Fantasía de los más originales conocido.

Sobre Mundodisco, hay ya alrededor de cuarenta novelas escritas. Encontrarás mucha variedad en ellas pero sobre todo humor, un humor británico que sólo conoce el que se ha atrevido con Pratchett alguna vez. Sé de buena tinta que mucha gente que lee literatura fantástica escucha la palabra “humor” y huye del británico, pero eso sólo es porque no lo han probado. El que lo hace, repite y poco después, otra cucharada más. Yo puedo haber leído unas veintitantas novelas y os puedo decir que ninguna me ha decepcionado. Y no me considero fan acérrimo del autor aunque lo alabo porque es maravilloso todo lo creado.

La corona de hielo es la penúltima novela publicada en español por Debolsillo. Por que esa es otra, no todas han sido traducidas aún. Disfruté con El color de la magia, me sorprendí con Ritos iguales, me encantó ver a La Muerte como personaje en Mort, ¡Guardias! ¿Guardias?, ¿un grupo de enano en pos de un dragón? Me partí de risa. ¿La saga de las brujas con Brujas de viaje, Un sombrero lleno de cielo, Me vestiré de Medianoche y ahora La corona de hielo? Encantadoras. ¿Independientes y con ideas muy originales como Dioses menores, Ronda de noche, Los pequeños hombres libres, El Atlético Invisible o Regimiento monstruoso? Geniales.

Perdonadme, solo tengo buenas palabras para las historias de esta saga. No es para menos.

La corona de hielo (Wintersmith) es una historia a la que en principio se ha catalogado para lectores más jóvenes… pero ya os digo yo que no. Es de las clásicas, de las nuestras, con personajes jóvenes adultos, niñas y brujas y una comedia como poco interesante. Tiffany Aching (un personaje conocido si has leído antes otras novelas de este ramal), ahora tiene 13 años, y está entrenando con sus amigas las brujas. Un día el Espíritu de Invierno se queda prendado de ella. Y comienza un cortejo dulce y frío como una bola de nieve en la nuca… por la mañana temprano. Tiffany se siente atraída a la danza y se une. Rosas de hielo e icebergs, un ente que se declara mediante avalanchas… jajajja. Tiffany, encantada con alguien tan atento con ella, no sabe que el Espíritu de Invierno la ha confundido con la Dama de Verano. Está encantado con ella, desconcertado por su presencia. Las brujas mayores, incluyendo Yaya Ceravieja y Tata Ogg, descubren que el Espíritu de Invierno se está portando de un modo extraño. Levantan una ceja. La otra no pueden porque tienen demasiado de pelo en esa parte de la cara (este es el tipo de humor de Pratchett). La cuestión es que Tiffany está desarrollando ciertos poderes que parecen darle la razón a ese ente que nadie sabe que desea en realidad…

Un libro de Pratchett que recibió críticas muy positivas. Una sátira sobre la adolescencia y la credulidad de la gente común. La reelaboración del mito de Orfeo en una mezcla de Fantasía, elaborada por un Creador que posiblemente cueste que volvamos a tener. El maestro Terry Pratchett.