Reseña: Negalyod, de Vincent Perriot

Es buena señal que un álbum que ha gustado mucho en el cómic europeo a finales de 2018 llegue Norma Editorial y tan solo unos meses después, nos lo publique en español. En un mundo donde la globalización va siendo cada vez mayor, viene siendo más y más importante para los que nos gusta estar al día sobre libros, pelis y cómics; que por ejemplo, obras como Negalyod se puedan disfrutar fácilmente. Pues, ¿a quién no le gusta ser uno de los primeros en disfrutar de lo mejor?

La Ciencia Ficción bien hecha en el mundo del noveno arte es toda una delicia. Negalyod es un ejemplo curioso además, pues además de contar con una buena idea, el autor revelación Vincent Perriot nos ofrece una apasionante fábula política en la que conviven con maestría las referencias a clásicos western como Blueberry o grandes de la CF visual como la saga fílmica de Mad Max. Así lo atestigua la sinopsis editorial, y creo que casi no se podría definir mejor.

Negalyod cuenta como lo que queda de humanidad sobrevive reunido alrededor de los nodos de la red planetaria de acueductos. Aquí es donde el agua necesaria para la vida es transportada y distribuida. En otros lugares, el desierto se extiende hasta donde el ojo puede ver y solo unos pocos pastores se atreven a enfrentarse a las llanuras y el Sol. Llegará una tragedia, la matanza de su rebaño, para que Jarri Tchepalt se atreva a aventurarse en esos agregados urbanos donde la mayoría de la gente (sobreviviente) hace vida. Pero Jarri no va de visita, ni siquiera por subsistencia, Jarri va a vengarse de los que mataron a sus animales…

Hace bastante tiempo que los 80 vuelven a estar de moda, no sólo en los cómics. Sobre todo, en temática para cine y series de televisión. Vincent Perriot propone toda una “ochentada” en Negalyod y muchos sabemos que bien conseguido, es un pelotazo. Mola. Aunque Negalyod no deja de ser un thriller futurista, muestra espectáculo, y se nota a leguas (en viñetas y giros argumentales) que es todo un homenaje a la mejor década friki de la historia. De hecho, el trasfondo es perfecto, el camino, la búsqueda, a aventura…, contamos aquí con emocionantes escenas y unos decorados sublimes. Ciudades en decadencia, naturaleza demacrada, monumentos evocadores, el diseñador ha utilizado toda inspiración y hace un homenaje impresionante a cantidad de buenas obras apocalípticas.

La Red controla el agua. La Red controla a los humanos. Jarri Tchepalt tendrá que enfrentarse a La Red, esa malvada organización que controla con mano de hierro el destino de la humanidad. Un poco de Mad Max, un poco de western a lo Jeremiah Johnson y un buen revoltijo de ingredientes Moebius para cerrar el paquete. Los amantes de las referencias estarán encantados de encontrar algunos detalles. ¡Además, hay dinosaurios! Clichés que afortunadamente para el lector, el autor los maneja con eficiencia y un cierto dominio. Las escenas en el desierto se alternan con las de la ciudad. Algo más de doscientas páginas sumergido en un mundo post-apocalíptico codeándonos con humanos en declive, dinosaurios, barcos, robots e inteligencia artificial por un tubo. Una historia que desafía el lugar del hombre en relación con sus semejantes, en un mundo en crisis que necesita más del esfuerzo mutuo de sus anfitriones para sobrevivir, que la guerra entre las diferentes clases sociales.

Potente, tenso y de gran riqueza estética. De las obras que no me atrevo a contaros casi nada para que la disfrutéis al máximo. ¿Estamos ante un álbum-blockbuster de los que se disfrutan de una sentada? ¿Alguien ya ha acuñado ese término? Por que sin duda Negalyod lo es. Un álbum-blockbuster totalmente recomendable y palomitero. Como para perdérselo.

Reseña: WildC.A.T.S (Integral), de Jim Lee

La verdad es que sorprende el saber que el primer número de WildC.A.T.S se publicó en 1992, viendo la calidad gráfica que atesora. Podría ser perfectamente un tipo de serie ilustrada hoy mismo o dentro de diez años si me lo permitís, y nadie con conocimiento lo dudaría. Y lo curioso es que todo comenzó con Alan Moore, resurrector de series muertas, como los WildC.A.T.S; un grupo de superhéroes encuadrado en el Universo Wildstorm, que fue el sello original de la recién creada editorial independiente Image Comics. Pero Jim Lee es el verdadero artífice aquí, no obstante, y por si alguien no lo conociera aún, Lee es un ilustrador y guionista coreano-estadounidense, que saltó a la fama con títulos de Marvel como los X-Men en los años 90. Pero más conocida es su faceta de co-creador del sello Wildstorm de Image Comics, pues en 1992 Jim Lee dejó Marvel Comics junto a Todd McFarlane, Jim Valentino, Marc Silvestri y Rob Liefeld para formar Image Comics. Donde lanzaron toda una serie de títulos exitosos, entre ellos WildC.A.T.S. y Gen13 como los más punteros. Cómics del Universo Wildstorm que al poco fueron criticados por su alto uso de la violencia, sexualidad y su preferencia por el arte en lugar de la historia. Pero a los que éramos jóvenes en los 90 nos encantaban. Las altas ventas le dieron la razón a Lee y posteriormente vendió el sello a DC, donde actuó como Director Editorial y donde es desde 2010, coeditor de DC Cómics.

Estamos de enhorabuena si editoriales como ECC Ediciones empiezan a publicar los famosos ABSOLUTE que se publican de ciertos autores y títulos en USA. Ahora, toda la carrera en los WildC.A.T.S de Jim Lee, recopilados por primera vez en un solo volumen. Un buen tocho de aventuras con la continuidad bien elaborada, mezclando la serie regular WildC.A.T.S: Covert Action Teams con el famoso arco Instinto Asesino y los eventos que dieron lugar a WorldStorm. Es decir, la etapa completa de Jim Lee (Batman: Silencio, Superman: Por el mañana, entre otras muchas) al frente de WildC.A.T.S. Un volumen imprescindible que además incluye bocetos, diseños conceptuales, portadas alternativas, guiones y el ya mítico crossover WildC.A.T.S./X-Men: The Silver Age.

¿Y qué encontramos? Pues caña noventera de la buena. Un diminuto hombre sin hogar se despierta un día y se da cuenta de que en realidad es un señor de la guerra alienígena inmortal que ha estado en guerra durante milenios. Jacob Marlowe forma el escuadrón súper-humano secreto conocido como WildC.A.T.s. La idea, luchar contra las hordas daemonitas. A medida que la historia se desarrolla, cada vez más “jugadores” se sienten atraídos hacia el juego. El escenario está listo para la batalla final por el futuro de la humanidad. Convertidos en la última línea de defensa de la humanidad, Spartan, Maul, Zealot, Grifter, Warblade y Void intentarán salvar al mundo de la inminente invasión. No obstante, el ser llamado El Cabal anhela capturar a una mujer joven que posea la virtud de ver la verdadera forma de los daemonitas. Y los daemonitas empiezan a sospechar que esta señorita de algún modo podría ser capaz de destruirlos. Desafortunadamente para ellos, los WildC.A.T.S también van detrás de esta joven a la que llaman Voodoo. Necesitan ese poder en el bando de los buenos. Las dos facciones convergen en el lugar donde trabaja la chica, un bar de striptease cerca de Washington, y ahí comienza la batalla… La primera. Pues esto no ha hecho más que empezar y aunque en la primera emergen victoriosos los WildC.A.T.S, incluso ganando nuevos miembros para la contienda (un tipo que es capaz de detonarse a sí mismo, arrasando todo a su alrededor); como os decía, esto es solo el principio.

Y como contaba el maestro Sun Tzu en su gran manual El Arte de la Guerra: «Ganar una batalla, ni mucho menos es ganar la guerra». De hecho, alego yo, no es nada bueno ganar la primera si se pierden gran cantidad de bajas. Las victorias pírricas no son nada aconsejables. Ya andas en desventaja y recuperarse se hace duro.

Los WildC.A.T.S, de Jim Lee en un único tomo. Una volumen que esperaba ver hace tiempo por estos lares. Para mí, la mejor serie del Universo WildStorm. Un buen cómic y tomaco de superhéroes con el que disfrutar del buen pijameo. Cierto que el dibujo supera en mucho al guión, pero eso no quiere decir (en este caso) que la idea, el argumento propuesto, no mole. Quién no soñó alguna vez con dibujar como Jim Lee…

Reseña: El Secreto de la Ventriloquia, de Jon Padgett

Elegido Mejor Libro de Ficción 2016 por Rue Morgue Magazine.

Ganador del Golden Ghoul Award for Fiction en 2016.

Jon Padgett, aparte de escritor, es ventrílocuo profesional. Aunque según dice el libro, no practicante. ¿Qué más nos da que no lo sea? Sabe de ese mundo desde pequeño, somos nosotros los que deberemos comprender. Después de cerrar el libro entendí que un muñeco de ventriloquia es como tener una casa vacía con la puerta abierta. Cada vez que la traspasemos, nos vamos a preguntar si alguien se ha mudado. Observaremos las ventanas vacías al igual que si estudiáramos los ojos de cristal de uno de esos muñecos. Buscamos la vida y esperamos no ver nada. Padgett es un escritor estadounidense impregnado de la rica cultura de Nueva Orleans, donde reside. Su primer libro de cuentos, El Secreto de la Ventriloquia, refleja el pozo insondable de la experiencia de su mundo diario. Con estas siete historias más una obra teatral de un acto y una meditación guiada para experimentar el horror de la existencia consciente, nos adentrará en un lugar donde la realidad no es sólida. Pudiendo emigrar a nuevas formas tan fácilmente como cambia una oruga a mariposa.

En El Secreto de la Ventriloquia, el lector se establecerá en un viaje de terror retorcido y oscuro, pues para algo dicho autor es estudioso de la obra del maestro Thomas Ligotti. Historias que están conectadas, y aunque alguna no tiene ese fondo sobrenatural, su fundamento es el mismo. Algunos de estos relatos se moverán en torno al arte y la ciencia de los ventrílocuos. Padgett aporta un nuevo grado de terror, de eso no tengáis ninguna duda, no es el horror tradicional, es un nivel más profundo, que en cierta forma violenta nuestra manera de entender la realidad.

Cuentos extraños, algunos basados en hechos reales, como un hermano buscando venganza. ¿Acaso el asesinato no acaba siendo algo necesario si con ello te salva la vida? En el pantano cubierto solo hay una norma que debes cumplir y dice así: NO TOCAR. Pero ¿qué es lo que no debes tocar? Qué importa eso en realidad, porque es un viaje que no te puedes perder… Un hombre limpiando el suelo de su cama encontrará una cinta adhesiva colgada de su somier. De allí dentro sacará las hojas de un diario que narran un terror inconcebible. Un muñeco revelará su propio ser en veinte simples pasos. Un desastre medioambiental donde los muertos chillan. Y más historias que no debo revelaros porque para los que buscáis solo una historia de miedo, estas historias os confundirán. Pues el trabajo de Padgett, aparte del horror, es para aquellos que buscan el misterio de la existencia, el dolor y la aceptación. Hay mucha angustia en todos ellos pues nuestro autor pone de relieve una realidad escalofriante explorando la búsqueda de toda la humanidad que comparte con el todo, para llevar a los fragmentos de la psique un patrón coherente. Y lo que vamos a encontrarnos es un intento desesperado por alcanzar esta misma unidad. Bien podría decirnos que, de libros como éste, es donde nacen las más escalofriantes pesadillas humanas.

Una portada inquietante de Pablo Caballo, que sabe captar con ella lo que encontraréis en el interior. Un libro al que no le hacen justicia mis palabras, donde las ilustraciones y su encuadernación terminan por rematar una joya. Solo puedo aplaudirlo e inclinarme ante este gran escritor.

Reseña: American Gods. Sombras, de Neil Gaiman, P. Craig Russell, Scott Hampton y VVAA

Con el ansia de saber más, de querer más, uno recurre a casi todo. Si para colmo toda una serie de factores buenos se dan, se hace indispensable en este caso para mí, leer una obra que encima viene de la mano de un autor como Neil Gaiman. El mismo autor principal de la idea en novela que secundado por otros grandes autores de cómic como Craig P. Russell y Scott Hampton, sacan adelante un titulo de tal calibre. En fin, que era inevitable que yo quisiera tener/leer sí o sí American Gods: Sombras.

Planeta Cómic acaba de publicar esta recopilación de la miniserie a la que se llamó en primer lugar American Gods: Sombras. Tomo recopilatorio del primer arco que adapta al cómic la famosa novela de Gaiman. Una historia que en su día se hiciera con los más prestigiosos premios de género como el Hugo, Stoker, Locus, World Fantasy y Nebula. Ahí es nada. Los mejores premios de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror a nivel mundial. Además, de ser convertida a serie de televisión por el canal Starz, la cual hace tiempo que se puede ver por estos lares. Alucinante, es una palabra que define bastante bien a esta historia. Lo supe cuando leí la novela, cuando visioné la serie de TV y ahora que he disfrutado con este arco argumental pasado a novela gráfica.

Para los que no sepáis nada: Sombra Moon acaba de salir de la cárcel, solo para descubrir que su esposa ha muerto. Desolado y sin saber a dónde ir, se encuentra con el misterioso Mr. Wednesday, quien lo contrata para que le sirva de guardaespaldas. Empujando a un poco creyente Sombra a un mundo gobernado por lo sobrenatural, donde los fantasmas del pasado regresan y una guerra inminente entre dioses antiguos y nuevos parece a punto de estallar; y junto a ese enigmático viejo señor Wednesday, irán teniendo toda una serie de encuentros y desencuentros con seres en apariencia humanos, los cuales bajo su piel cuentan con algo más que eso.

Después de un extraño encuentro con su esposa muerta, Sombra Moon está ansioso por huir de Eagle Point y dejar atrás su pasado. En Chicago, se le presenta a una familia excéntrica que parece ser una parte clave de los misteriosos planes del Sr. Wednesday. Una noche mientras duerme, Sombra se despierta con la visita de una de las tres hermanas. Zorya Polunochnaya. El Consejo de las Hermanas de la Medianoche es etéreo y extraño, pero vital… Y Sombra parece no saber separar la realidad del mundo de los sueños ya. Hecho que se convierte en un problema. Los fenómenos inexplicables que está viviendo, uno tras otro, afectan a Sombra Moon en este tan duro viaje por toda Norteamérica. Se cuenta además con cierta atracción surrealista al viaje en carretera de la que uno empieza a no poder desengancharse. Nancy y el carrusel más grande del mundo, Mr. Wednesday intentando reunir a sus amigos dioses para luchar, Sombra secuestrado e interrogado por unos violentos Hombres de Negro, un bosque aparentemente desidioso donde un ave parlante le da consejo de con quién debe hablar… Junto al protagonista, estás a punto de conocer a los dioses más extraños hasta el momento de los que hayas oído hablar jamás.

American Gods: Sombras recopila los nueve primeros números de la serie que Planeta Cómic cerrará en tres tomos. Contiene además bocetos, diseños de personajes y cubiertas de, entre otros, David Mack, Glenn Fabry, Becky Cloonan, Skottie Young, Fábio Moon y Dave McKean. Es decir, calidad ilustrada por los cuatro costados. La publicación de la novela American Gods fue un boom cuando llegó a las librerías por primera vez. Alabada por la crítica, la última novela de éxito del genial guionista de cómics Neil Gaiman, se convirtió en poco tiempo en un reclamo para leer, y poder regresar así, a una maravillosa historia de fantasía inmiscuida en el mundo real.

Un genial reflejo, quizás actualizado, de lo que fuera su genial serie, la gloriosa y eterna Sandman. Historias que nos marcaron de por vida.

Reseña: Rapaces, de Jean Dufaux y Enrico Marini

Ganas-ganitas-ganas, llevaba tiempo sin leer una buena historia de vampiros. Tenía mono de sangre. Con este tiempo primaveral (en serio, no me preguntéis por qué) a mi mente vienen grandes historias de vampiros con las que he disfrutado: El Misterio de Salem´s Lot, Carmilla, la saga de 30 Días de Noche, El Sueño del Fevre, La Familia Vurdalak, Uno para el camino… Retomar Drácula, sin embargo, me lo pide más el cuerpo en invierno. Con frío y mantita. Lo que os decía es que he disfrutado y disfruto de una buena historia de vampiros desde que de muy niño leyera El Pequeño Vampiro, un muy suculento terror para infantiles. El “efecto llamada” que algunas historias tienen y que tu cerebro se relame por que sabe que te gustará. Pues eso, que desvarío, que tenía mono hace tiempo de chupasangres bien hechos y con ideas originales, a ser posible. Me llega así la noticia de un integral inminente, de una obra de la que poco sabía, en formato cómic pero que dos grandes autores del cómic europeo que sigo como Dufaux y Marini elaboran. Rapaces. Norma Editorial con la calidad que le precede, edita como novedad este mes un magnifico integral de la serie que en su día contara con cuatro álbumes. Ya estaba calentando el sitio…

…, pues el señor Dufaux menos inspirado nunca es malo. Y los dibujos de Marini suelen ser excelentes. La misma portada lo confirma. Me introduzco entonces, lo tengo entre mis manos y asumo que los rapaces son unos superhombres que viven entre la gente, que un par de hermanos y hermanas se comprometen a eliminarlos. La inspectora Lenore me lleva y heroínas súper sexys y ese glamour vampírico que tiene que tener una buena obra de sangre empezando con una trama que engancha, giros argumentales apropiados, un buen rato de lectura. Y sólo hablo del principio. Y es que el inicio ya es una verdadera genialidad. Y como me dijeron que es una obra que no se debe dejar enfriar demasiado, continué.

La historia sucede en Estados Unidos, en nuestro tiempo. Lenore y su ayudante están investigando los asesinatos, todos cometidos de manera idéntica, y la pista más importante qes sólo la intuición de lo que creen que está pasando. Pero hay algo más. Leonor descubre cosas sospechosas sobre su compañero, aunque ambos se niegan a aceptar esa supuesta extraña red…. Hasta que encuentran el rastro de Barnes, que parece estar en el ajo. Y se confirma pues esos seres rapaces andan detrás de él. Es entonces cuando entra un personaje nuevo llamado Aznar (que me encanta), un joven que se siente responsable de defender a los vampiros que se sienten amenazados.

Vampiros sedientos de carnicería, Drago y su hermana Camilla quieren vengar el asesinato de su padre Don Molina y así exterminar a los de su especie que preferían esclavizar a la especie humana en lugar de desangrarlos. Empezamos a saber la verdadera trama, el mal, la venganza que a cada personaje de Rapaces gobierna. Grandes cazas perpetradas a lo largo de la historia. En los continentes del sur. ¿Debemos asegurar su supervivencia? Los humanos son ignorantes, codiciosos, egoístas, y apestan, pero su historia es interesante. Por lo tanto, se aprueba una ley para proteger a la raza humana. Pero, ¿quién demonios hace caso a lo impuesto?. “Porque vuestro Reino se acaba”.

Spiaggi desubicado. La Ciudad de los Niños, donde todos los pequeños se han refugiado bajo tierra pues se dice que el Devorador solo se nutre de carne joven. Aznar Akeba al que se le ordena destruir a los de su misma raza (con un dato que os dejará de piedra). La rapaz Camilla siendo herida por primera vez en su no vida. Siempre enamorado de Lenore, Spiaggi pone sus trampas. Refugiados en un edificio abandonado, parece que rodeados por Spiaggi y sus hombres, los rapaces no tienen escapatoria. Pero tú y yo sabemos que esto no acabará bien. Nada es tan fácil. Ningun bicho se deja atrapar fácilmente cuando se encuentra encerrado…

Diferentes entornos magníficamente ilustrados, el siniestro Nueva York y sus edificios en ruinas de las afueras, galerías abandonadas y catedrales góticas. Un toque de erotismo, un toque de humor negro, historias de vampiros que cazan más por placer que por necesidad, la belleza de la sangre glacial azul y roja flotando en cada página. Los personajes y el ambiente siguen siendo especiales casi en cada álbum.

Rapaces cuenta con excelentes combinaciones de colores que ayudan a captar nuestra atención, historia que nos absorbe aislándonos del exterior. Múltiples giros. Creo que en tan solo dos páginas empecé a disfrutar ya de la trama. Un genial Marini, dibujos cautivadores y una historia que no tienes ni idea en qué deparará. Norma Editorial reúne en una lujosa edición los cuatro álbumes de la mítica serie escrita por Jean Dufaux e ilustrada por Enrico Marini.

Una historia magnífica que no da tiempo a relajarse.

Reseña: Batman. Prólogo a la Caída del Caballero Oscuro, de Doug Moench, Chuck Dixon y Jim Amparo

Hubo un antes y se avisó. Pero está bien ver que al final se publican estos números anteriores a lo que La Caída del Caballero Oscuro Volumen 1 propuso. Un Volumen 0 que avise en su tiempo que era necesario tener porque en él se desarrollan varias intenciones que en el ejemplar que hoy os reseño se revelan.

Batman: Prólogo a la Caída del Caballero Oscuro recopila los números anteriores a esta popular saga de los 90 que Doug Moench (Batman: Lo invisible, entre otras), Chuck Dixon (Batgirl: Año Uno, entre otras) y Jim Aparo (Batman: Una Muerte en la Familia, entre muchas), dinamitaron en dos series regulares (Batman #484-#491 y Detective Comics #654-#658) para que poco después se lanzará un genial arco al completo que daría mucho que hablar entre los fans.

Y aquí está. Con el contenido que aporta, este prólogo es el comienzo de esa vuelta de tuerca a un Caballero Oscuro que soportaba a sus espaldas ser la cabecera DC más leída del momento. Años difíciles en los que unos rompedores equipos creativos propusieron matar a Superman, por ejemplo. Por lo que millones de lectores ponían entonces sus ojos en el Caballero Oscuro. Entonces sí, se convertía en el personaje más leído y había que tener mil ojos para no defraudar a los lectores. Sólo quedaba uno. Un tremendo estrés para todos. Y con cierto camuflaje y tramas integradas de unas series con otras, se salió adelante. Y tanto que se salió. Pasaron por La Caída del Caballero Oscuro algunos de los guionistas y dibujantes más grandes que ha tenido el mundo del cómic jamás. Calidad de la buena. Y si no, escuchad, escuchad…

Máscara Negra regresa y la lía parda. Busca recuperar su antiguo puesto como jefe de la mafia de Gotham. Pero los dones mafiosos que cubrieron su puesto mientras estaba encerrado en Arkham tienen algo que decir. Las miradas apuntan a Lucius Fox. Batman intenta salvarlo pero queda atrapado en la guarida de Máscara Negra. Obsesionado por encontrarlo antes de que todo se vaya a pique, el orejas picudas da con un brutal asesino que también lo busca. Hay un contrato en vigor que muy pocos conocen…, donde están implicados también el comisario James Gordon, Azrael, Robin, el Acertijo, Killer Croc…

Y aunque Batman está agotado: ¡No hay paz para los malvados! Sucesos que desembocan en un tremendo encuentro en el lugar donde mayor Mal reside. Un desbordado Arkham Asylum.

Entrelazando los números de ambas series para seguir un orden correcto de la historia, ECC Ediciones hace una labor genial para que podamos disfrutar de lo bueno. Todo lo contrario a lo que se hacía tiempo atrás en los que uno mismo tenía que hacer un trabajo de investigación para poder seguir la continuidad. Por lo que Batman: Prólogo a la Caída del Caballero Oscuro se me antoja un volumen indispensable para la colección. En especial, si ya contáis con volúmenes posteriores, o si deseáis saber por donde empezar esta genial trama.

Un complemento (anterior) que quizás no teníais ni idea que podría llegar, donde comprobar ciertos detalles que se comentan en las miniseries que formaron un todo en la denominada Knightfall original, que vendría después donde nacería el crucial villano llamado Bane, creado por Doug Moench, Chuck Dixon y Graham Nolan. Un villano que desde que nace, atormentaría a Batman para siempre. Vengeance of Bane, donde se revela el origen de este temible enemigo del orejas picudas y que se puede leer en el siguiente volumen; así lo demuestra.

Reseña: Jenny Finn, de Mike Mignola, Troy Nixey, Dave Stewart y Farel Dalrymple

El Mignolaverso es un mundo cada vez más grande donde caben historias de horror lovecraftianas de todo tipo. Lo que el maestro es capaz de hacer, la originalidad que va creando en casi cada historia, es lo que le da al rey, lo que es del rey. Y una cosa que no me explico (a no ser que se reúna con ellos, los entreviste y hasta que vea que no están totalmente inspirados para con el mundo que propone), es como con cada co-guionista, con cada ilustrador que se junta, consigue trasladarles lo que quiere. Con tramas, con dibujos y colores, que casi no se diferencian de una trama a otra. Se consigue un todo. Una genial idea donde podemos centrar toda la atención sin problemas en lo que Mignola propone en su nuevo guión.

Su cómplice en este lúgubre mundo es Troy Nixey. Con el que transmite desde la primera página una historia muy propia de un capitulo de Penny Dreadful. Pues en ambos, los monstruos caminan a plena luz del día, algunos fácilmente reconocibles por las virtudes y los actos de los ignorantes, donde nuestro protagonista Joe (un buenazo, un tipo bastante simpático, lleno de buenas intenciones), poco cuadra en una tumultuosa ciudad donde los asesinatos de prostitutas, enfermedades nauseabundas, peces que saben decir ¡MUERTE!, y malogradas mediums que hacen sesiones espiritistas para que los espíritus de los asesinados; se expliquen.

Un horror de ciudad… Jenny Finn es una historia de Terror. Desde los muelles de la ciudad, hasta la otra punta, una cepa virulenta parece ir expandiéndose de vecino en vecino a base de verrugas, escamas y ventosas pulperas que se abren paso en cada brazo, en cada rostro. Barrios pobres en los que transita la enigmática Jenny Finn: una niña que vino del mar, que ha sido vista en compañía de un muerto, que ofrece consuelo a mendigos, ancianos y enfermos de los que brotan tentáculos y que camina entre la muchedumbre llamando la atención de nuestro protagonista “normal” Joe. Aunque pronto Joe dejará las comodidades de una taberna, para ir enmarañándose cada vez más en asuntos inexplicables, incluidos los males del hombre y una mayor amenaza que se desliza sobre las calles empedradas de la ciudad.

Jenny Finn es una miniserie de cuatro numeritos que Norma Editorial (donde debéis acudir para deleitaros con historias de Mignola, sin duda), nos trae como siempre recogida en un solo volumen y en tapa dura. Ideal para juntar con obras maravillosas que no me canso de recomendar como las series Baltimore, Caza de Brujas, Bogavante Johnson o Joe Golem. Sin contar las indispensables colecciones integrales de Hellboy y A.I.D.P. que ya deberíais tener.

Troy Nixey aparte de colaborar en el guión, también proporciona ilustraciones en los primeros números. Dave Stewart colorea esta fantástica historia de Mike Mignola, publicada originalmente en blanco y negro donde Farel Dalrymple culmina la trama en el cuarto número con un final abierto de los que molan. Aunque siendo sincero, tuve que leer toda la historia una segunda vez para comprender ciertas cosas que antes había pasado por alto. Hecho que influenció mi experiencia pasando mi opinión de “pero-qué-diablos-he-leído” a “qué-chulada-¿no?”.

Mike Mignola, el gran cerebro tras la franquicia de Hellboy, siempre ha amado una buena historia de Terror, al igual que este que os escribe. Sé que Mignola empezó a trabajar con Nixey en la historia de Jenny Finn en 1999. En estos veinte años han publicado una extensa obra pero Finn era de esas historias guardadas en el cajón que arañaban la madera por ver la luz. A los que escribimos, nos ocurre bastante. Hay tramas que parecen tener opinión y son ellas mismas las que deciden cuando salir. Susurran a nuestros cerebros para que volvamos a pensar en ellas y por tanto ser retomadas para ser paridas de una vez…

Dark Horse Comics finalmente relanzó la historia al otro lado del charco y Norma Editorial lo hace aquí. Una plaga extraña acechando Londres, tentáculos grotescos y piel de pez abriéndose paso en las personas. Enfermos que explotan en horripilantes montones de sangre y tentáculos. Un asesino matando prostitutas. La gente buscando un chivo expiatorio… Una historia de horror clásica que no debes perderte. Por lo que pueda pasar.

Reseña: Conan (Integral), de Brian Wood y VVAA

El Conan de Brian Wood se caracteriza por englobar un tipo de cómic compensado. Un todo en uno. Por eso, el hermoso tomo integral que acaba de publicar Planeta Cómic se me antoja un volumen palomitero para esta primavera que comienza e incita a lecturas entretenidas, ilustradas con un arte muy actual y saboreable todo de una vez doquiera que lo lleves. Aunque mi consejo eterno es que estas maravillas no deben degustarse sin descanso. Se saborea mejor metiéndote en vena cada poco unos cuantos números de espadeo, muerte y destrucción.

Este integral de casi seiscientas páginas a color más cubiertas, contiene la traducción de los comics-books originales Conan the Barbarian del #1 al #25 publicados en USA por Dark Horse Comics. Es decir, la serie al completo. Donde encontramos una nueva adaptación de la gran historia por antonomasia de Robert E. Howard, La Reina de la Costa Negra, como trama principal. En la que Conan le da la espalda al mundo civilizado y se lanza al mar junto a Bêlit, la reina pirata, estableciendo así un relato épico cargado de romance, terror y violencia. Una historia genial, indispensable de leer si aún no la conoces. Una historia de Espada y Brujería con una buena dosis de aventuras náuticas, disfrutable y definida por cantidad de fans como la mejor trama de Conan. No obstante, estamos hablando quizás de un Conan que muchos de vosotros no tenéis en mente. Otra visión. Otro punto de vista. Con un cuerpecito muy a lo Elric de Melniboné, de Michael Moorcock, Wood junto a su equipo nos presenta a un Conan El Bárbaro diferente. Os aseguro que es toda una experiencia ponerse con el personaje y ver como cada autor lo encamina de una forma distina. Aunque es la primera vez que me encuentro con alguien que le cambia el físico.

Brian Wood puede ser el guionista de la última nueva hornada de Dark Horse que más está gustando. A un solo paso de consagrarse como uno de los grandes autores del nuevo milenio, os enamoraréis de su trabajo especialmente con la serie de vikingos Northlanders. Pero sí que es cierto que el estilo de escritura de Brian Wood puede ser el que mejor evoque la sensación de las historias originales del cimmerio. Un Conan como nunca se había visto, combinando las mejores aventuras con uno de los equipos creativos más dinámicos del mundo del cómic. Brian Wood y Becky Cloonan presentando una nueva versión, ideal para nuevos lectores.

Me interesó mucho la idea de leer un Conan tan joven. Primero, sus devaneos por Messantia, y luego su breve introducción a la tripulación del Argus, un barco comercial que opera en la Costa Negra. Donde la mayor intriga se centra en como Conan se topa con el Capitán Tito y de como asume posiciones en la nave; y una vez que entra en escena, la historia coge un ritmo tremendo y nos lleva a un final realmente fantástico.

La mejor novela larga llevada al cómic. Con la muerte a un paso, rabia y deseo se mezclan en una orgía de matanzas cuando el bárbaro y la reina pirata se vislumbran por primera vez. Al oír que un impostor cometía atrocidades en su nombre, Conan regresa a Cimmeria para enfrentarse al maldito. Pero ahora es Bêlit quien está fuera de lugar. Conan y Bêlit, amados y odiados, en todo lo largo y ancho de la Costa Negra, con barcos amenazantes fantasmales siguiéndolos. Con una horrible carga que amenaza con destruir todo lo que han construido juntos. Bajo el calor del sol shemita, Conan liderando una redada suicida en el fuerte en Ramah En Ram, mientras que Bêlit encabeza una revuelta interior. Bêlit enloqueciendo a Conan con celos. Una retorcida orden religiosa señalando a los paganos Conan y Bêlit, que huyen con una reliquia de un valor inconmensurable. Conan perdiendo sin remedio una batalla contra una aberración oscura de tamaño inimaginable, sin nada por lo que vivir, la esperanza se desvanece, hasta que…

El arte de Becky Cloonan es de categoría. Le da una destreza a Conan nunca vista. Los colores de Dave Stewart, geniales. Contrastan muy bien con el resto de las viñetas. Pero tenemos más autores de renombre en el proyecto como Paul Azaceta (Amazing Spider-Man, A.I.D.P.) y Mirko Colak. Todo un volumen que gusta leer, tener y admirar en biblioteca. Gran recopilatorio.

Reseña: El Poder de Warlock. La Saga de la Contratierra, de Roy Thomas, Friedrich y Kane

Fue a principios de los 60 cuando por fin se liberó en USA toda una gran variedad de libres pensamientos, imaginaciones y grandes sueños, que desembocaron en el mundo del cómic. De donde surgieron cantidad de jóvenes promesas de rumbo incierto que terminaron por ser guionistas, autores y dibujantes de cómics. Los objetivos eran sorprender al lector constantemente y esta era una de las premisas de Roy Thomas, guionista, editor y culpable de Warlock; además de la introducción de Conan en el mundo de los cómics entre otras muchas virtudes. Pero Thomas quiso intentarlo con superhéroes también y tuvo una idea original: crearía una historia que bailara al son de la obra más famosa del momento, el film musical Jesucristo Superstar. Roy Thomas formó equipo con el dibujante Gil Kane y recuperaron un personaje antiguo creado por Stan Lee y Jack Kirby y se pusieron al tema. Y es ahora, marzo de 2019, cuando Panini Cómics vuelve a poner el candelero dicho proyecto. La recuperación de una de las grandes obras del cómic.

El Poder de Warlock: La Saga de la Contratierra llegó en los 70s. Narra los comienzos del personaje y su nueva introducción al Universo Marvel con historias audaces que nos llevan a aquellos buenos momentos con los que alucinábamos en su día. El comienzo viene de la mano de El Alto Evolucionador, un ente, un Dios, que surca el espacio en su nave espacial con un proyecto en mente: crear una Tierra ideal en el que reine la bondad de sus seres. Un nuevo mundo fuera de toda maldad en el que prospere la vida y él pueda vislumbrar como es posible que el bien exista en soledad. Para ello con un trozo de roca de la Tierra original, a partir de ahí, forma la Contratierra, la cual ubica en el Sistema Solar, justo al otro lado el Sol, para que jamás pueda saber de ella nadie y crezca independiente y feliz. El Alto Evolucionador cuida de ella desde sus comienzos, vela en cada momento para que no surjan seres humanos que ideen grandes guerras, no a los conflictos que deparen catástrofes. Todo debe ser bondad y bienestar… Pero mientras traza su plan, El Alto Evolucionador encuentra un trozo de membrana espacial flotando y la recoge. Cuando sus potentes aparatos la examinan, encuentran a un ser dentro que empieza a hablar. Se llama a sí mismo Él. Reconoce haber estado en la Tierra, donde algunos le llamaron Adam Warlock. El Alto Evolucionador, viendo su paz interior, decide contarle su plan sobre la creación de una Contratierra. A Warlock le gusta la idea pero tiene muchas preguntas. Muchísimas. El Alto Evolucionador decide seguir adelante, y del trozo de roca crea la Contratierra, pero entonces aparece un ser que no recordaba, El Hombre Bestia, también creado por él y el cual le odia por hacerlo. El Hombre Bestia ataca la nave, Warlock no puede salir de la membrana aún, y en la lucha con su creador, El Hombre Bestia escapa para hacerle daño donde más duele a su padre: se instalará en la Contratierra y esparcirá por allí a sus esbirros y dotará de Mal un mundo que aún nadie conoce. Un mundo hasta el momento ideal, sin males, pero también sin superhéroes…

Warlock es un personaje que tuvo su origen en la Tierra, a finales de los 60, en la colección de Los 4 Fantásticos. La nueva colección de Warlock acabó en 1976, pero Jim Starlin, el guionista que lo llevó a la cumbre a Él y a todo a lo que acaba en… Infinito; fue cerrando grandes argumentos intergalácticos e incluso creó (y sigue creando) novelas gráficas conclusivas. Quería asegurarse que ningún autor siguiera escribiendo acerca de Warlock y Thanos. Sus dos grandes creaciones por excelencia.

El Poder de Warlock: La Saga de la Contratierra es de esos cómics indispensables que todo amante del pijameo debería tener. Como poco, leer. Releerlo cada año como muchos hacemos. Una saga indispensable por muchas razones. La principal es que se hacen cantidad de referencias a ella (aún a día de hoy) en colecciones de Thor, Hulk, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores… Una historia que parte de la idea principal de que hemos sido creados por un ente superior de otro planeta y, ¿quién puede levantar la mano y decir que no ha pensado en ello alguna vez?

Una idea original que hace que te plantees ciertas cosas. El Hombre-Bestia apareció en la Contratierra y les fastidió el plan, por lo que: ¿es inevitable un mundo sin maldad? La recuperación de un conjunto de cómics geniales. El resultado es un volumen tan interesante como original. Imposible perdérselo.

Reseña: El Mundo Encantado de Castilla y León, de Jesús Callejo y Tomás Hijo

Dentro de mi afición a lo paranormal, uno de los primeros periodistas que seguí fue a Jesús Callejo cuando junto a Bruno Cardeñosa y otros colaboradores, hacían el gran programa de radio creado por el maestro radiofónico Juan Antonio Cebrián. De hecho, me encantaban sus secciones en particular. Asesor editorial de la revista Historia de Iberia Vieja, Callejo es también investigador y escritor en activo que propone temas la mar de interesantes en sus más de veinte libros publicados, de los que me enamoraron: Duendes, Hadas, Gnomos, La España Extraña, Viajes inexplicables: levitaciones, saltos en el tiempo, raptos de hadas y teletransportes sobrenaturales, pero sobre todo, el indispensable Seres y lugares en los que usted no cree. Identificándome con él en el amor por los seres fantásticos y seres de leyenda, decidme amigos, ¿cómo no iba a estar súper interesado en hacerme con este titulo que acaba de editar el Museo Etnográfico de Castilla y León?

Pero seamos sinceros. Llegué a este volumen transitando otro sendero. Amante como soy también de las buenas ilustraciones, esas que dejan poso cuando las miras, es de lógica seguir en redes sociales al gran Tomás Hijo; ilustrador y grabador, que ya cuenta haber diseñado más de cincuenta libros para las principales editoriales españolas y participa regularmente en exposiciones en Europa y Estados Unidos. Con una obra que ha formado parte de colecciones particulares de Guillermo del Toro, Steve Purcell, Richard Taylor y Mike Mignola, entre otros, enseña Ilustración en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca. Y tiene lo más importante. Tiene el don (se pueden contar con los dedos de una mano quién lo tiene), de saber ilustrar esos “momentos de la Tierra Media” de Tolkien. Con un estilo muy particular, impactan. Ni que decir tiene que en mi hogar varios lienzos suyos cuelgan…

Bien, pues estos dos maestros han sido unidos por el Museo Etnográfico de Castilla y León para condensar toda su magia en un Compendio de Monstruos (así me gusta llamarlo, a lo rolero), vagón de casi una cuarentena de seres de leyenda que habitan o habitaron en la mente de los castellano-leoneses desde que las abuelas de nuestras abuelas tienen memoria. Sí, nuestras abuelas también, porque ya sabéis como es esto, de algún modo, las leyendas perviven en el ser humano, pasan de una generación a otra y tienen el don de la ubicación. Es decir, el mismo espectro, el mismo monstruo, el mismo miedo, sólo cambia de nombre en la mayoría de los casos. El mismo temor, con el mismo trasfondo, suele cruzar fronteras. Por lo que no os debiera extrañar que una leyenda castellano-leonesa, andaluza, irlandesa o sueca…, tengan bastantes cosas en común.

En El Mundo Encantado de Castilla y León sabremos de la curiosa historia de Zequiel en Valladolid, el Lobishome de Zamora, El Cuélebre de Faedo en León o de El Hombrón de Soria. Por exponer algunas que más me han sorprendido. Pero hay más. Mucho más. Impactantes como Los Cucurrumachos, festividad de Ávila donde se evoca al Mal, fiesta que estuvo prohibida durante la dictadura pero que se siguió haciendo en lugares secretos. O súper fantásticas como la vida de un cíclope llamado El Moro de Carpurias o inspiradoras de novelas como lo que se cuenta en El Ojaranco, La Anjana, La Reina Quilama o La Huéspeda de Ánimas. Una volumen genial. Una delicia. Relatos inquietantes, curiosos casos e incluso humorísticos algunos que debieron suceder. O la mente de aquellos nuestros ancestros daban para mucho.

El tiempo no está perdido, permanece, siempre que el recuerdo avive la llama. Una maravilla para nuestro deleite, una maravilla a los ojos creada por dos grandes del fantástico de nuestro país. Como dije en RRSS: un amante de las leyendas y compendios de monstruos jamás debería perdérselo.