Archive for Cazador de Ratas

Reseña: Sombras en la Caverna, de Manuel Amaro Parrado

Un libro imposible de olvidar digno de ser recordado cuando toque premiar lo mejor escrito en español. Lleno de frases sublimes, mimado y trabajado más allá de la calidad que suelo encontrar. Soy reseñadora de libros, pero ante todo lectora. Sé lo importante que son los principios, es lo primero que procesamos, de ello muchas veces depende el seguir leyendo. Apenas llevaba unas pocas páginas leídas, entendí que la historia en sí iba a ser más importante que todo el contexto. Cuando lo terminé supe que debía estar en las listas de libros más recomendados. Por que nuestro autor aparte de escritor es un buen conocedor de la cultura clásica y su obra no contiene los errores de otras ni sus faltas de lógica argumentales. Pero si algo me maravilló, y aplaudí a rabiar, fue el momento en que comprendí cómo nos va narrando los hechos sólo para nosotros, sin tomar él partido en nada, simplemente escribe descubriéndonos ese mundo creado para los lectores.

Sí, amo los libros que se escriben para ser leídos.

Manuel Amaro Parrado nos sitúa en una isla que se apartó del mundo hace ya doscientos años. Se sostiene dentro de un sistema esclavista formando parte de un engranaje donde se le asigna a cada persona una posición. Sin ninguna libertad, van reduciendo al individuo. Un rayo de esperanza comienza a anidar en sus habitantes más desfavorecidos cuando un «terrorista» conocido por el alias de Madre se rebela ante el sistema impuesto. Fauno Rohen deberá descubrir quién se esconde detrás de esa rebeldía y mantener el equilibrio que hasta ahora les ha funcionado. Pero su pasado vuelve a él para colorear el presente, tras conocer a un niño llamado Lander que despertará recuerdos duros que creía olvidados.

Los personajes de este libro se sienten reales, gracias a la cuidadosa elaboración del autor. Fauno, Hermes y Lander son los tres protagonistas principales, aportando su forma de vida, sueños y miedos. Las fuerzas de sus personalidades llevarán el peso de la historia. Que un escritor sepa crear personas que viven y respiran en la mente del lector, es acercarse a un tipo de divinidad. Fauno, un ser solitario, sin ninguna duda es el más trabajado con todo lo bueno y lo malo. Por otro lado, profundo, sensible, no es un libro de acción ni sus giros son sorpresivos. Tampoco llega a tocar ninguna polémica, aunque siempre os perseguirá un régimen que en ningún momento se nombra. Su forma de narrar me recordó a la de antaño, cuando se escribía para dejar un escrito perdurable en el tiempo. Tenemos así, una doctrina utópica que nos recuerda a ciertos comportamientos de campos de concentración donde unos explotaban a otros y éstos a la vez por supervivencia robaban al que estaba igual o peor que ellos. «Homo homini lupus». El hombre es un lobo para el hombre, es el mensaje que nos deja Manuel Amaro.

No estáis ante una novela única, toda ella se construyó de pequeños mundos que van engrandeciendo la historia principal. Magnifica portada de Miguel Ángel Cáceres que supo encarnar lo que el autor quiso contar. «El trabajo os hará libres», es el cartel metálico que recibía a los judíos en el campo de exterminio de Auschwitz. A su vez, años más tarde, una paráfrasis del mismo la usaría el Che Guevara para su campo de trabajo para homosexuales. Podéis haceros una idea de la tremenda frase que Manuel usó. Y no es para menos, él no desea que simplemente leáis, quiere que penséis, dudéis, desea remover conciencias. ¿Quién es el terrorista conocido como Madre? Todo será desvelado. Palabras escritas llenas de esperanza que nos empujan a valorar la vida y a luchar por ella. Porque da igual lo que nos digan, no estamos mejor bajo el amparo de nadie, aunque fracasemos, aunque muramos de hambre, hagámoslo siempre libres. Un libro es un portal donde pasando páginas somos transportados a otros mundos. No tocamos los mundos por los que pasamos, pero dejan su marca en nuestra alma y nos convierten en personas más sabias.

Os puedo asegurar que Sombras en la caverna consigue eso con su lectura. Sí, sí y sí, lo recomiendo. Otro libro que ya forma parte de lo mejor que he leído este año. Que sea superado, lo veo muy difícil.

Reseña: El Jardín de Marta, de Toni Cifuentes

Cuando tuve este libro entre mis manos deseé más que nunca poder tener un jardín con un hermoso árbol frondoso. Sentarme, dejando reposar mi espalda en su tronco y leer allí junto a él. También me hubiera encantado tener hijos pequeños para enseñarles la bonita portada del libro y decirles, “voy a contaros un cuento increíble”. Pero ninguna de esas dos cosas es posible, así que comienzo a escribir para vosotros, mis amigos lectores: sí, estoy aquí para que sepáis de un jardín lleno de flores en medio de una gigantesca y gris ciudad y de un mundo contaminado y enfermo. Una hermosa fábula de misterio y fantasía donde hay mensajes profundos incrustados dentro de ella. Toni Cifuentes demuestra que la bondad sigue dentro de nosotros, incluso cuando ésta se halla enterrada bajo nuestros instintos humanos. Para ello creó unos personajes tan reales que estoy segura de que les acabaréis poniendo rostro y nombre porque todos conocemos a personas así. Es sencillo identificarse con ellos, sobre todo, con la protagonista Marta, ya que en algún momento de nuestra vida hubo alguien que quiso engañarnos o nos trató injustamente. Pero, ¿quién es Marta? ¿Cuántos años tiene? ¿Por qué tiene las últimas plantas y árboles de la Tierra? Oh, pero lo mejor es su corazón tan puro, que os romperá el vuestro cuando la veáis derrotada.

Érase una vez la mayor empresa del mundo donde trabajaban Señor Uno, Señor Dos (que solo pensaban en trabajar y trabajar) y Señor Tres que una vez soñó con ser astronauta. Sin ellos saberlo, en ese enorme edificio bajando y bajando por unas antiguas escaleras, se llegaba al Jardín de Marta, un lugar vivo que existía para recordadles de dónde vienen y hacia dónde van. Nuestro autor desea que no olvidemos en esta historia desgarradora lo que sientes cuando te echan del lugar que amas. La envolvió en magia tal vez para no hacerla tan dura, pero aun así viviréis el dolor. Dejó una pregunta que a mí personalmente me llegó muy adentro y dice así: ¿Quién protege al hombre del hombre? Por que Marta es alguien muy, muy especial, que no espera salvarse ella sola, busca con esperanza salvarnos a nosotros.

Un cuento maravilloso que vais a vivir y, si sois de sentimientos a flor de piel, vais hasta llorarlo. Érase una vez un escritor español llamado Toni Cifuentes que sabía que los lectores sufriríamos con su historia, pero sonrió mientras escribía el final al recordarnos que no importa cuán oscura sea la noche, el amanecer volverá mientras lo esperemos. Me encantó, la viví, la lloré y dejé escapar un gran suspiro de felicidad leyendo el fin del cuento. Ahora os tocará leerlo y darme la razón o no. Sí, sí y sí, lo recomiendo.

Reseña: Duende, de Ramón San Miguel Coca

El Niño del Duende es un guitarrista flamenco cuyo arte ha llegado hasta oídos de la reina Maria Cristina. Félix Camporreal, ex empresario y agente, viaja desde Madrid a Sevilla junto a un amigo pintor para escuchar sonar esa guitarra. Cuál no será su sorpresa al reconocer en el artista a Paquito de Cádiz, al que conoció seis años atrás cuando era uno de tantos guitarristas vulgares. ¿Qué milagro transformó al guitarrista? ¿Por qué le acompaña cuando actúa una extraña caja de madera con relieves y agujeros? El ex-empresario no duda en encontrase con Paquito para saber qué misterio hay detrás de tanto arte y éste le cuenta una increíble historia…

Nuestro autor mezcla una historia del siglo XIX con Ciencia Ficción usando un lenguaje apropiado al ambiente de la novela y a cada personaje. Captura el espíritu festivo del flamenco como si lo que transmitiese al espectador traspasara el tiempo. Atrapa momentos, destila su esencia para luego transferirlo a nosotros, los lectores. Con una exactitud histórica, cuidando cada detalle logra llevarnos a un fondo de tristeza y miedo. Usando los dejes y giros andaluces, aplaudir aquí al escritor que sin ser andaluz dejó un gran trabajo escrito de la manera de hablar andaluza. Narra un cuento que bien podría haber formado parte de esas antiguas leyendas españolas, donde no falta una especie de pacto, ni esa gitana dispuesta a todo por su hombre.

El arte flamenco deja paso a extrañas pesadillas de mundos y seres incomprensibles que sufrirán los protagonistas muy a lo Lovecraft. Entre cuerdas de guitarras que hablan de tragedias y esa añoranza infinita que queda después de la pérdida, seremos conscientes que en el universo podemos no estar solos. Ramón San Miguel envolviéndolo todo en una atmósfera melancólica, nos irá poco a poco acercando a la tragedia.

Una amistad más allá de razas, escrita con una sensibilidad a flor de piel. Un universo que tal vez no sólo contenga horror, también puede esconder seres maravillosos. Estoy convencida de que cuando terminéis de leer esta novela corta más de uno saldrá a contemplar el cielo nocturno y buscará allí, entre las estrellas, una luz extraña que brille esa noche más que cualquier otra.

Os recomiendo mucho esta historia.

Reseña: Anoche soñé con Glenn Gould, de Nieves Abarca

¿Un libro de poemas de una autora que ha tratado en sus otras obras su interés por lo criminal? Eso me llamó mucho la atención. Luego el nombre de uno de los grandes pianistas del siglo XX. Glenn Gould, sobre todo se centró en la obra de Bach. Sus versiones de las Variaciones Goldberg o las Suites son muy conocidas. Era una persona extraña, tocaba sentado en una silla vieja con el rostro a la altura del teclado mientras tarareaba la pieza que estaba ejecutando. Fue uno de los grandes del piano.

El título del libro sale del principio de este poema:

Quiero recordar que soñé con Glenn Gould.

Creo que soñé,

no me acuerdo demasiado bien, lo siento.

Soñé que jamás había existido.

Que sus grabaciones eran falsas,

sus murmullos, su locura.

Esa singularidad la tendrá también nuestra autora en su corto libro de poemas. Nieves Abarca no tiene temor de explorar los recovecos del miedo. Ella lo estudia como un científico, fijando las muestras bajo un cristal para su visualización. Toma nota de la información, la viscosidad de la sangre, la intensidad del sufrimiento, la soledad, la venganza y al hacerlo, se lleva el elemento del miedo de ellos. El lector lo visualiza todo de otra manera. La muerte y el sufrimiento no son nada que temer más que meros elementos de la condición humana. Es en nuestra aceptación donde la poeta nos da una nueva profundidad de la experiencia. Estos poemas llegan a la oscuridad horrible que tememos en nuestro interior. Con ellos captamos mejor el sufrimiento reflejando en muchos de ellos estados de ánimo. Nos damos cuenta de que los monstruos han estado con nosotros todo el tiempo. Ellos permanecen en el interior de nuestra mente.

Es un simple libro de poemas. No tiene otro objetivo. Su autora en sí no parece buscar nada, solo escribir unos hermosos y tétricos poemas envueltos entre referencias musicales y del mundo del cine. En algunos versos usa un tono bíblico que recuerda a las profecías apocalípticas. También guiños al sexo y cuentos populares, pero siempre con ese fondo tan melancólico y siniestro. Dentro de esa oscuridad se puede admirar la belleza narrativa, hay versos que parecen no encajar, pero es lo que los hace especiales. Con un vocabulario culto os irá atrapando en lo que es verdaderamente importante: que sintáis la misma emoción que siente ella.

Mis manos,

El color. Es rojo.

Rojo bermellón. Rojo escarlata,

Rojo Carmesí.

Es rojo Chanel.

¿No es hermoso?

Me ha gustado, me ha gustado mucho. Y sí, lo encontré bello, elegante. Cuando un autor tiene algo que contarnos da igual en qué forma lo haga. Verso,prosa, poema, relato, fábula…

Reseña: Cántico por un Alma, de Virginia Pérez de la Puente

Ya no quedaba nada de la antigua reina Eanwa. De aquel lugar que antaño fuera el corazón del mundo, solo permanecía un circulo de rocas torcidas que gritaban de miedo y de dolor. Un niño sentado en el centro del circulo las escuchaba, sabía que muy pronto acabaría hablando la lengua de las piedras, de los árboles, de la tierra, del agua y el fuego y del aire. Cuenta una leyenda que los milenios de sombra, de sangre y de muerte terminarán con la llegada del Anunciado. Derrotará a la Dama negra devolviendo la luz y liberando a los annuyim. Saeth, Señor de Cralewand, el siervo más leal de la oscuridad, que vive en la torre de piedra negra, tiene la intención de que eso no se cumpla terminando con la vida del que fue su mejor amigo. Tres mil años lleva dominando la Dama de Negro. Nadie la ha visto nunca. Saeth es el único que dice escuchar su voz. Ya nada es igual desde la caída de los nueve. El continente de Eanwa se prepara para la lucha y proteger a aquel que según la profecía deberá salvarlos.

Los acontecimientos, el argumento y los personajes encajan a la perfección en ese mundo concebido sin hacer tambalear el realismo creado. La ambientación se encuentra en un tiempo muy parecido a la Edad Media, cuando los hombres luchaban con espadas, acompañado de una dosis de poderes especiales. Un lugar realista que convence, en el que todavía se cree en leyendas y profecías. Yo, como lectora me identifiqué perfectamente con la trama. Entendiendo las motivaciones de los personajes. El Elegido llevará casi como un castigo su propia profecía. Venganza, honor y lealtad tendrán el mismo peso en esta historia. Recuerdos que endurecen el corazón, voces que atormentan y no deberían ser escuchadas. Espadas que tiñen de sangre el lugar donde una vez se sintió lo más parecido a la felicidad. Dos hombres entre la luz y la oscuridad, pero son ellas las que siguen guardando el conocimiento, las que recuerdan, las que no olvidan.

Nuestra autora narra de una forma muy inteligente y con una tremenda madurez. Dejará trozos de una belleza literaria digna de las mejores escritoras. Hay una escena sexual que dice así: “No fue lento, ni bonito, ni digno de una canción”. Ese es el arte de cautivar con palabras. Buceando en el pasado entenderemos que la memoria puede ser traicionera. Cuando la vida es generosa con alguien dejando al otro sin aplausos. Mujeres guerreras, valientes, respetadas por los hombres. La diferencia entre creerse dueño y ser, en realidad, esclavo. Todo ello mientras vamos conociendo personajes, más o menos importantes, pero muy bien definidos. Con un trasfondo detallado digno del mejor libro de Fantasía. Diálogos brillantes que dejan trozos llenos de misterio: “Vigilamos la oscuridad para no dejar de ver la luz”.

Setecientas veintitrés páginas dan para mucho. Pero algo no encaja cuando en los primeros capítulos ya parece todo resuelto. ¿Qué esconde la autora? Alianzas, aires de guerra, coronas teñidas de sangre, juegos de poder que comenzaron muchos milenios atrás, enigmas, sacrificios; todo vale para hacernos creer que somos nosotros los lectores quienes dominamos su historia. Pero nada más lejos de la realidad.

Un gran libro de Fantasía. Sigo diciendo que en España se escriben cosas increíbles.

Reseña: Yo Soy Aquel, de Alicia Pérez Gil

yosoyaquelAunque este relato corto de Terror no se encuentra incluido en la antología Españapunk de Cazador de Ratas, sí se publicó aparte en formato bolsillo. La canción de Raphael (Yo soy aquel) es la que su autora eligió para narrarnos esta historia. Marina es la protagonista. Debo decir que en las primeras páginas simpatizo con ella, aunque ya se veía que lo macabro forma aparte de su existencia. Le gustan los Brincos y no le agradan las canciones en inglés por no entender las letras, je, lo mismo me pasaba a mí hace años.

Huye de su reflejo, algo se esconde tras él, la acosa, la persigue, cada noche. Tanto es su tormento que ha contratado a unos pintores para que le cierren las puertas con pintura negra. En su cabeza siempre resuena el ruido de unos cristales estrellándose contra el suelo. Seguiremos sus pasos por Carabanchel a finales de octubre. Entre otros menesteres, una de sus ideas es visitar a su amiga Bonifacia.

Un buen escritor de Terror debe saber cómo crear miedo con lo que él o ella no le dice. Alicia Pérez entiende esa parte narrándola a la perfección. Es lo desconocido que trae el miedo. El ruido en el pasillo, un misterioso golpe…, estas cosas no tienen explicación. Por que de Marina sabremos muy poco; nuestra autora resiste la tentación de dar a conocer todos sus secretos. Caminaremos por sus calles, sentiremos la confusión de Marina ante hechos y personas que no terminan de encajar, como si de un mundo onírico se tratase. Con este corto entenderemos que el Terror también se encuentra en aquello que no comprendemos. Que da igual que no sea noche profunda mientras lo que tememos siga con nosotros. Jugará con lo sencillo, un vestido, unos zapatos, con tal de no tener que darnos un exceso de explicación de lo que en realidad le está ocurriendo a la protagonista. Con ello alentará nuestra curiosidad y el misterio.

Todo el desenlace llega en las últimas páginas, en la casa a la que acude de visita. Intuiremos ya algunas cosas mucho antes, aunque nosotros mismos nos negaremos a creer que sea así. ¿Por qué huye de todo lo que refleja? ¿Qué la persigue? Una pena que se haya quedado en una narración tan corta, estoy segura de que hubiera dado para un libro muy interesante. Aunque sí os diré a partir de hoy que ya no volveré a escuchar Yo soy aquel sin que se me pongan los pelos como escarpias. Recordad la canción:

Yo soy aquel,
que cada noche te persigue,
yo soy aquel,
que por quererte ya no vive,
el que te espera…

Recordad.