Archive for noviembre 2012

Reseña: Pingüino. Dolor y prejuicio, de Gregg Hurwitz, Szymon Kudranski y Kalisz

Desde siempre, El Pingüino es de los enemigos de Batman que menos me han interesado. Pese a conocer bastante bien su existencia, sus labores dentro del mundo del crimen, sus escasos enfrentamientos en el cuerpo a cuerpo, nunca me pareció un villano digno de alguien como El Caballero Oscuro.

No obstante, gracias al invento de los spin-off por parte de las editoriales, realmente estoy descubriendo cosas, cosas que dañan mi anclada opinión. Pues es de todos conocido que saber poco sobre la vida de alguien, no ayuda a adorarlo o entenderlo, sino mas bien todo lo contrario.

Fue por eso que cuando conocí de la publicación de Dolor y Prejuicio en el catálogo de novedades de ECC Ediciones (DC Cómics), supe que era el momento de darle una oportunidad a este tipo porque si algo quiero ahora es dar una segunda oportunidad a los que nunca se las he dado. Y así, cuando algo es bueno, las sorpresas que me llevo son mayores…

Dolor y Prejuicio cuenta los primeros pasos de un pequeño niño de apellido Cobblepot, con una apariencia en principio normal pero con una nariz que lo cambia todo, que lo vuelve totalmente feo. Una madre que quiere quererlo junto a un padre egoísta que lo odia desde que ve por primera vez su rostro. Una madre que lo intenta pero que poco puede atender. Sin embargo, el pequeño Cobblepot lo entiende y por eso la quiere. Pero por lo demás… Con el paso del tiempo vamos encontrando una historia cruel sobre la discriminación y como se va creando poco a poco un villano conocido como Pingüino. Un joven que amaba el mundo de las aves, que las estudia y que por su modus operandi tan parecido a él, decide adoptar el apodo del pájaro del famoso del Polo Sur. Cuando llega a ser adulto, el amor por el dinero y por las piedrecillas brillantes, hace que se decante por el mundo del crimen, donde encaja a las mil maravillas y donde sus planes normalmente salen bien, siempre que ningún chapucero vestido de negro con juguetitos se meta por medio. ¿Qué ocurre? Que como dijo alguien: “en este mundo todos tenemos una media naranja. Solo hay que encontrarlo”. E increíblemente. Pingüino la encuentra. Una chica ciega pero dulce como el algodón de azúcar, la cual, desea una cita con un hombre tan caballeroso como él.

Bill Finger y Bob Kane crearon al personaje en la época dorada de los cómics. Pero la oportunidad actual la han tenido un equipo creativo que me ha dejado un muy buen sabor de boca: Gregg Hurwitz al guión, Kudranski al dibujo y Kalisz como entintador. Kudranski, que se está convirtiendo en un aclamado ilustrador dentro del universo de Batman (aunque lleva adelante también la serie de regular de Spawn), resulta ser un tipo muy sencillo que consigue bastante con sus dibujos efectistas y portadas evocadoras. Si sumamos que la edición de ECC Ediciones es en tapa dura y tiene un precio bastante asequible… todo apunta a un spin-off indispensable de los que hay que tener.

Porque ahora lo entiendo. Ahora entiendo que este villano haga lo que hace. Entiendo que esté frustrado. Que odie estar solo, y pese a todo, tenga recuerdos de su madre, la única persona que lo ha querido en su vida. En definitiva, Dolor y Prejuicio es un estudio del personaje pero también es filosofía de la vida. Generalmente, el estudio de los villanos, son más interesantes que los de los superhéroes. Al menos, la mayoría de las veces son vidas que se adaptan más a la realidad. Porque son debilidad, son odio, son verdad, son, sobre todo, venganza. Por eso cuando ellos gritan su más famosa frase: ¡¡Me vengaré!! Y los conocemos profundamente y sabemos por lo que han pasado…

Muchos gritamos a la par con ellos.

Reseña: Hijo del fuego, de Sherrilyn Kenyon

Es el segundo libro que me leo de esta serie, La Liga, y debo decir que me ha sorprendido descubrir que está a la misma altura que el primero. Tienen tanta fuerza estas historias, con unos personajes tan bien definidos, y con una compleja personalidad, que te sientes atraída irremediablemente hacia ellos. Tanta pasión no puede pasar desapercibida para el lector. Aparte de pasártelo “pipa” con la historia que envuelve a los protagonistas. Una historia que les hace correr mil aventuras poniendo su vida en peligro muchas veces.

Y una de las cosas que más me han llamado la atención es la empatía que he sentido por los dos protagonistas. Es como si ahora, recordando la historia, los tuviera delante de mí viéndolo tan claramente como si fueran reales. Muchas veces os he dicho que cuando un libro me hace SENTIR, ya me tiene ganada. Y a este le ha costado bien poco ganarme. Desde el principio mismo de la historia y sin dejarme descansar, hasta acabar en la última página. Es tanta la acción que se desarrolla a lo largo del libro que es imposible no entrar totalmente en la historia y estar desconectada mientras transcurre.

Shahara es una importante y peligrosa rastreadora de asesinos. Ha llevado una dura vida y cuida de sus otros tres hermanos que no paran de meterse en líos. Precisamente cuando una de sus hermanas se mete en uno bastante feo, Shahara no duda en ir tras un peligroso y malvado asesino buscado por todos, Syn. El encuentro entre estos personajes es explosivo y sus vidas cambian, poco a poco, hacia un final imprevisible. Complicando mucho las cosas cuando la pasión y el amor empiezan a calar entre ellos. Eso y un conocimiento más a fondo de la personalidad de cada uno, descubriendo que las cosas no son para nada como parece, hace que los planes de Shahara empiecen a cambiar y que la fría personalidad de Syn, tan atormentado por el pasado, empiece a resquebrajarse debido a Shahara. Un peligroso viaje por salvar sus vidas que puede llevarles a su destrucción o su salvación y descubrir que a pesar del dolor y los miedos, existe algo que puede transformarlos para siempre.

Apasionante, quizás es una de las palabras que pueda definir la historia que se cuenta en este libro. Para nada te dejará indiferente y sentirás mil cosas al lado de sus protagonistas. Si leíste el primer volumen de esta serie, no debes perderte este. Y por supuesto que voy a por el tercero.

Romanticismo y acción. Una fórmula que en esta historia se convierte en un tandem ganador.

Reseña: Conan Rey. La ciudad escarlata, de Truman, Giorello y José Villarrubia

Algunos estamos de enhorabuena, algunos damos gracias, porque de nuevo estamos viviendo un buen momento del cómic. El noveno arte está aportando tan buenas historias otra vez que todos los ojos (sobre todo, los del cine) están puestos en ellos. Ocurre lo mismo con las editoriales – las grandes- a las cuales agradecemos también esa gran labor que aportan al aficionado con la ayuda para conseguir esas grandes cosas que llegan desde el otro lado del charco.

Con tanta revuelta, los grandes personajes, también suben, siempre y cuando se atavíen de buenos guionistas, como este caso, donde regresamos a las aventuras del más famoso cimmerio de todos los tiempos. Personaje de cómic, novelas y cine que otra vez está de moda. ¿La culpa? La revisitación que se han dignado a hacerle desde la casa de las ideas donde se están elaborando nuevas ediciones de sus historias y a la vez reediciones con nuevos dibujantes del material clásico que muchos adoramos. Todo para que, el personaje creado por Robert E. Howard para la revista Weird Tales: Conan, vuelva a la cumbre.

Conan Rey: La ciudadela escarlata, gira en torno a la etapa del personaje como rey de Aquilonia, en un tomo que recoge los cuatro números de la miniserie de Dark Horse –King Conan: The Scarlet Citadel–, con un encomiable guión de Timothy Truman, y un dibujo de Tomás Giorello que en mi opinión, gustará bastante al nuevo público.

En La ciudadela escarlata, Conan Rey responde a la pregunta de uno de sus juglares el cual alaba la tranquilidad del reino de Aquilonia. Comentario que desestima el rey y que hace que quiera contarle a ese joven escriba y aprendiz de humorista como consiguió arrebatarle el reino al maligno hechicero Tsotha-lanti, que quiso invadirlo no hace mucho y casi acabó con la vida de tantos de sus compatriotas. La historia comienza con el conocido aventurero encerrado en unas terroríficas mazmorras de la fortaleza escarlata, donde Conan se enfrentará a un montón de nuevos retos, enemigos poderosos y luchará por llegar a tiempo a la invasión que está sufriendo su tierra…

Esta maravillosa adaptación al cómic de las emocionantes y atemporales historias de Conan escritas por Robert E. Howard incluye una enriquecedora introducción de Truman y una galería de bocetos y dibujos de Giorello y de Darick Robertson. En esencia, La ciudadela escarlata es también la adaptación al cómic de otro famoso relato del escritor tejano, que se corresponde con la segunda aparición de Conan en la revista Weird Tales de 1933.

Conan Rey: La ciudadela escarlata es una aventura de más de cien páginas a un precio más que asequible. Es inspiradora, recomendable para los amantes del género y me atrevo a decir que también para aquellos que desean ambientar a lo grande sus partidas de rol.

«¿Cómo? Ah sí, es verdad. Hay rumores de que Schwarzenegger va a llevarlo al cine ahora que está viejo y…».

Estas novedades que llegan a nuestras librerías, actualizadas, en una época que tanto nos gusta recrearnos con ambientaciones medievales y luchas por doquier… renueva la confianza de quienes amamos las buenas historias. Porque resulta que las buenas, buenas de verdad, ahora están llegando en formato cómic.

Reseña: Orgullo y prejuicio, de Jane Austen

“Es una verdad universalmente aceptada que un hombre soltero en posesión de una notable fortuna necesita una esposa”. Con esta frase se abre una de las novelas románticas (aunque, francamente, se trata de una obra que va mucho más allá de lo que hoy en día se considera como tal) más populares de todos los tiempos. Cuando está a punto de cumplirse el bicentenario de la publicación de Orgullo y prejuicio, una nueva edición conmemorativa de Austral me ha permitido reencontrarme con la exquisita prosa de la inmortal Jane Austen, una autora por la que siento una profunda admiración y cuyas historias, en mi opinión, mantienen una frescura sorprendente a pesar del tiempo transcurrido desde que fueran escritas.

Para quien no conozca el argumento de la novela, diré que narra las peripecias de las cinco hermanas Bennet: la adorable y bondadosa Jane, la sensata y encantadora Elizabeth, la pedante Mary, la inmadura Catherine y la pueril e irresponsable Lydia. Todas ellas viven con un padre taciturno y excéntrico y una madre insoportable, fuente continua de situaciones bochornosas. Cuando en las vidas de los Bennet se crucen el apuesto y encantador señor Bingley y su amigo, el altanero y desagradable señor Darcy, ambos dueños de considerables fortunas, surgirán con rapidez afectos (entre Jane y Bingley) y antipatías (entre Elizabeth y Darcy) que, a lo largo de una novela que se lee en un suspiro, depararán más de una sorpresa al encandilado lector.

No sólo destacan en Orgullo y prejuicio sus personajes principales, caracterizados con una notable habilidad por una joven Austen dotada de un talento innegable. También aparecen en la novela abundantes secundarios que, como en el caso del repelente señor Collins, dejan una huella permanente en la memoria y cobran una vida que se prolonga más allá de las páginas de la novela.

Todo en este primer libro de Jane Austen se nos presenta con un estilo exquisito pero no recargado. Las alegrías y desventuras protagonizadas por los Bennet y el resto de personajes siguen fascinando en la actualidad a millones de enamorados de la obra de la genial autora británica. La ironía que exudan algunas de las reflexiones que podemos leer en la novela, junto con la crítica más que vigente en la actualidad a determinados comportamientos humanos, contribuyen a que siga siendo una historia a la cual no cuesta nada atribuir el adjetivo “moderna”.

Como atractivo extra, la edición de Austral que comentamos (en tapa dura y con un tamaño muy  manejable) se acompaña con una versión remasterizada en DVD de la miniserie televisiva que rodó la BBC en 1995, protagonizada por unos inmensos Jennifer Ehle y Colin Firth como Elizabeth y Darcy. Se trata de una adaptación excelente en todos los sentidos, fiel traslación a la pequeña pantalla de la novela y realizada con la calidad a la que la televisión británica nos tiene acostumbrados.

Así, por un precio más que ajustado, podemos disfrutar de manera consecutiva o simultánea con la lectura y el visionado de una historia cautivadora e inolvidable. Si quien está leyendo estas líneas todavía no conoce Orgullo y prejuicio, tiene ahora la oportunidad de sumergirse en un mundo delicioso al que estoy convencido acabará por regresar de cuando en cuando. Y, por supuesto, si le gusta tanto como imagino, hará bien en conseguir las otras cinco novelas surgidas de la pluma de Jane Austen, todas excelentes y muy recomendables.

Reseña: Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness

Una novedad que no puede pasar desapercibida por los amantes de ese tan desangelado género llamado Terror. Del que pretendemos algunos ir picando poco a poco de cada editorial cada vez que se tercia. Un monstruo viene a verme ha sido una de las sorpresas que nos ha regalado DeBolsillo para este fin de año después de otras lecturas muy jugosas.

Un monstruo viene a verme es una obrita de arte por continente y contenido. A partir de una idea original de Siobahn Dowd, que murió antes de poder plasmar toda la historia en papel, Patrick Ness ha elaborado una historia que os pondrá los vellos de punta. Todo esto acompañado de unas ilustraciones asombrosas y mega ambientadoras del genial Jim Kay.

En Un monstruo viene a verme se narra la vida de Conor, un niño que sufre unas pesadillas horribles por las noches, las cuales deparan en un monstruo, un monstruo que a partir de entonces vendrá a verle… Un tejo que siempre ha estado en su jardín parece ser el cuerpo que alberga tal ser. Pero Conor no teme al monstruo, lo que verdaderamente teme, es la enfermedad que está destrozando la vida de su madre y porque no, la suya. Conor tiene que lidiar entonces con cantidad de situaciones que están haciendo de su vida un infierno: están los enfrentamientos con los matones de la escuela, la visita de su odiosa abuela que no le deja vivir en paz y la visita cumplidora de un padre que vive con su otra mujer e hijos en USA. Pero el tejo, el monstruo que viene a verle, quiere algo de él, algo que no puede dar cualquiera. De hecho, nadie es capaz de darlo en su situación. Ni siquiera un adulto. El miedo, el temor a lo que tiene que enfrentarse en breve, va a romper con todo. Y Conor luchará como nadie por esquivarlo…

Una historia que por su planteamiento (el prota es un niño…) puede parecer de corte juvenil, pero ni mucho menos, pues de Conor brota una madurez tremenda. Algo que en mi opinión está súper conseguido. Algunos niños de hoy en día, asombran con sus comportamientos.

Patrick Ness ha intentado honrar a Siobhan Dowd. Pero Patrick ha elaborado una historia que cuesta comentar con los demás. La historia navega entre el momento que vivimos más duro en nuestras vidas y la fantasía que siempre nos acompaña y que algunos no saben ver. Lo que ha hecho Patrick Ness es complicado, pues no es fácil coger el guión de otro y darle vida, pero intentando ser lo más fiel a los escritos del compañero, se puede decir que lo ha conseguido y con un notable alto. Podéis comprobarlo y comentármelo, si queréis. Porque esta historia es para compartir. Estamos todos en el mismo barco, lo queramos o no.

Esta novela puede sacaros alguna lágrima. Depende de “vuestra” historia. En esta historia se plantea una realidad abrumadora. Tanto que duele. El mal está representado en una enfermedad que ciertamente está acabando con las posibilidades de que el ser humano esté más tiempo en el terreno. Con un lenguaje sencillo, Patrick Ness nos pone en situación y nos coloca dentro de una historia que sabemos que nos marcará y que la recordaremos por siempre.

Porque el mal del que os hablo ha venido para quedarse. Y cuando el monstruo viene a vernos… MALO.

El leopardo y la montaña, lo nuevo de Wallace Breem

El inglés Charles Sandeman comanda una unidad de milicia local en Waziristán, en los confines del Imperio británico. Contra todo pronóstico, el experimento de reclutar elementos de las tribus pastunes para mantener el orden en la frontera ha sido un éxito, especialmente al lograr la cooperación de wazires y mahsuds, notoriamente poco fiables y dados a las rencillas.

El lugar es la Frontera Noroccidental de la India británica, donde el Imperio choca periódicamente con Afganistán. Los administradores imperiales imponen la paz mediante una juiciosa combinación de sobornos, conocimiento de las costumbres locales y flema inglesa.

Pero la situación es precaria. Cuando el emir de Kabul proclama la yihad, comienza La Tercera Guerra Afgana. Los enemigos del Imperio buscan sumar a las tribus pastunes a su causa. Sandeman y sus oficiales desearían quedarse y luchar, pero reciben la humillante orden de retirarse. Con razón, Sandeman piensa que tal cosa significará el fin de su milicia, pues en cuanto los lugareños vean que los británicos se retiran, llenarán el vacío de poder. Pero peor que eso es la amenaza constante de que sus hombres deserten en masa, y que la milicia se descomponga a lo largo de las líneas tribales. Sandeman y sus oficiales tendrán que hacer uso de todo su ingenio y todo su profesionalismo para retirarse ordenadamente, en una agónica acción de retaguardia sobre un terreno adverso y rodeados por tribus hostiles.

«Wallace Breem pertenece a la breve lista de escritores cuya obra eleva la ficción histórica más allá del género y la sitúa al nivel de la mejor literatura de cualquier clase y de cualquier periodo».

Steven Pressfield, autor de Puertas de fuego

Reseña: Las voces de las hormigas, de Ramón Cerdá

Pregunta: ¿Creéis en el Más Allá? Yo solo diré que estoy abierta a cualquier opción y que quizás, aunque no lo veamos, algo puede haber. Porque esta historia tiene que ver mucho con ese tema. Psicofonías misteriosas que pueden cambiar la vida de las personas, espíritus terribles que siguen persiguiéndonos en nuestros sueños, profundos remordimientos que destruyen nuestra vida, injusticias, pasión, venganza, terror, fe… Hay tantos sentimientos que se mezclan en esta increíble historia…

Es la segunda obra que leo de este autor y he de decir que su libro me ha vuelto a sorprender muy, muy gratamente. Consigue atrapar al lector en sus historias, hacerle dudar, preguntarse, exclamar. Ha sido un viaje apasionante por estas páginas y después de acabarla, la historia no termina ahí, cuando cierras la última página del libro, si no que sigue contigo. Es una novela con tantos matices: novela negra, de terror, misterio… Y tantas historias que se van mezclando pero que todas tienen un punto de unión.

También es una novela de denuncia contra la prisión preventiva. Imaginad que una persona que no consigue una fianza debe permanecer en la cárcel a la espera de juicio. Y si ese juicio se alarga pueden pasar años en ella siendo inocente. ¿Quién nos devuelve ese tiempo perdido?

En Las voces de las hormigas, un hombre inocente es condenado a veinte años de cárcel por asesinato., El juez del caso, presa de remordimientos pues dudaba de su culpabilidad, deja una prometedora carrera para trasladarse a un juzgado más tranquilo. Hasta que un día, en una de las casetes de un juicio sin importancia, se cree escuchar una psicofonía que declara la inocencia del preso. A partir de ese momento, la vida de varias personas empieza a cambiar por completo. El juez, destrozado por su adicción a las drogas, decide enfrentarse a sus antiguos demonios. Un joven periodista ve la oportunidad de su vida al recibir la filtración de la psicofonía. Un policía corrupto debe zanjar un grave problema. Un hombre al que sus remordimientos empiezan a ir pesándole cada día más. La esperanza de demostrarse la inocencia del convicto o la férrea convicción de la inocencia de este por parte de uno de sus hijos.

Y más historias que van dando forma a una poderosa mezcla donde la desesperación unida a la imaginación hace que un increíble desenlace afecte de forma fulminante a los protagonistas de esta historia. ¿Puede cambiarse el destino de las personas? Realidad unida a la ficción. Llegar a creer una historia que resulta totalmente increíble, ese es uno de los méritos de esta novela. Porque puedes creer o no, pero nunca te dejará indiferente. Si quieres vivir una historia apasionante, misteriosa, oscura, real y que te abre las puertas de un mundo aún desconocido para la mayoría, esta historia no te las debes perder. Y puedo volver a afirmarlo: Fan total del señor Cerdá.

Por cierto, que imagino que te puedes estar preguntando: ¿Qué tienen que ver las hormigas en toda esta historia? Pues mucho más de lo que piensas.

Reseña: Dexter. El asesino exquisito, de Jeff Lindsay

Dexter Morgan acaba de ser padre, y parece decidido a abandonar su inocente costumbre de matar criminales para dedicarse en cuerpo y alma a cambiar pañales. Sin embargo, convertirse en un padre ejemplar no va a ser tarea fácil. Por un lado, nuestro experto en salpicaduras de sangre favorito se verá envuelto junto a su hermana Deborah en una investigación que les enfrentará a una banda de caníbales, liderada al parecer por el hijo de uno de los hombres más poderosos de Miami. Por otro lado, el regreso a la vida de Dexter de cierta persona a la que creía muerta amenazará su idílica vida familiar. ¿Será capaz el bueno de Dex de mantener a raya al Oscuro Pasajero?

A Jeff Lindsay le tocó el gordo cuando, en 2004, publicó Dexter: El Oscuro Pasajero. El original protagonista de la novela se convirtió con rapidez en uno de los psicópatas más queridos de la literatura moderna, casi a la altura del mítico Hannibal Lecter, y Lindsay no tardó demasiado en ofrecernos nuevas entregas de una saga que, con ciertos altibajos, ha mantenido una calidad notable libro tras libro. Y no hay que olvidar que, en 2007, la extraordinaria cadena de televisión norteamericana HBO inició la emisión de una serie que, si bien comenzó adaptando con una cierta fidelidad sus fuentes literarias, no tardó en desvincularse de las novelas para ofrecernos nuevas historias, que, en ocasiones, superan ampliamente a las surgidas de la imaginación del autor afincado en Miami.

En Dexter: El asesino exquisito los seguidores de las andanzas de Dexter Morgan se encontrarán con un personaje cada vez más humano y vulnerable. Al decidir desterrar a lo más profundo de su interior al Oscuro Pasajero que ha guiado sus pasos desde hace tanto tiempo, Dex comenzará a sentirse cada vez más como un hombre normal, capaz de experimentar emociones que le eran desconocidas y que, en su mayor parte, tienen su origen en la adoración que siente por la recién nacida Lily Anne. No obstante, humanizarse supone una pérdida de capacidades, de modo que nuestro protagonista se verá envuelto en diversas situaciones peliagudas que antaño podría haber evitado con facilidad.

Pero no sólo evoluciona el amigo Dex. Su hermana, que parece estar más rara de lo habitual, guarda una impactante sorpresa que conocemos al final de la novela. Y Cody y Astor, sus hijastros con tendencias homicidas, parecen cada vez más dispuestos a seguir los pasos de su padrastro quien, tras decidir dejar atrás sus particular hobby, tendrá que esforzarse para evitar que ambos niños se conviertan en versiones de sí mismo.

Dexter: El asesino exquisito demuestra, sin lugar a dudas, que Jeff Lindsay sigue en plena forma. La novela se lee de un tirón, como todas las anteriores, y acaba de tal modo que nos deja anhelando la continuación (ya editada en los Estados Unidos y titulada Double Dexter).

Quien todavía no haya leído ninguna de las novelas protagonizadas por Dexter Morgan, sin duda quedará enganchado a la serie al concluir este libro. Y quien ya sea fan, disfrutará al reencontrarse con unos personajes que ya forman parte de esa inmensa familia ficticia de entes literarios que pululan por nuestra memoria. Cuanto menos, así ha sido en mi caso.

Reseña: Pepe, de Carlos Giménez

Muchos de los que entienden de cómic nacional están de acuerdo en que el mejor dibujante que nos queda en este país en activo es Carlos Giménez. Carlos nació en Madrid, allá por 1941 y los entendidos lo conocen como El Maestro. Carlos Giménez es un historietista patrio que ha llegado tan lejos en su carrera como todo aquel dibujante pretendería en su carrera. Además, ha sido premiado en innumerables ocasiones.

En su trabajo, Carlos ha abordado los más variados géneros con unos resultados muy buenos. Es el creador de obras tan conocidas como Dani Futuro, España Una, Grande y Libre, Barrio, Érase una Vez en el Futuro, Los Profesionales, Bandolero, Historias de Sexo y Chapuza, o sus dos obras más reconocidas por encima de todas: Paracuellos y Hom.

Panini Cómics ahora nos trae su nueva obra. Una gran noticia que para nosotros no iba a pasar desapercibida, como buenos amantes de los cómics que somos.

Pepe es la primera entrega de una obra en curso. Un tomo repleto de viñetas completamente sentimentales que nos hará recordar nuestra niñez, nuestros sueños por ser alguien y como a veces los sueños se cumplen y a veces no. Pepe cuenta la vida de José González, que fue famoso por ilustrar cuerpos de mujeres como nadie y que en el culmen de su carrera creó un personaje inmortal como fue la genial Vampirella. Pepe es cúmulo de anécdotas sin solución en lo que debió ser la vida de José González. Son historias dispares y que se acercan muy mucho a la figura de su amigo y compañero. En definitiva, anécdotas contadas por él mismo sobre su juventud pero que nos hacen sonreír con cada página porque la realidad de lo que se muestra llega al lector como insuflado, y hace que se identifique bastante con lo que atormenta a Pepe. En Pepe se advierte la sensibilidad de la calle. Desde el principio, ya vas viendo qué se cocía en el Barrio Chino barcelonés, como ya hiciera Carlos en Barrio o 36-39. Entretanto, vamos difrutando con cantidad de situaciones divertidas como largas sesiones en la peluquería, Pepe intentando ligar en la discoteca, o como se enfrentaba a los capullos de por entonces por no querer darle un cigarro.

Se está poniendo muy de moda el cómic autobiográfico (el llamado “slice of life”) en algunas colecciones. Giménez parece haberse sumado a ello. Es cierto, que los años nos hacen recordar nuestra juventud muy a menudo, y en este caso, nos ha venido bien porque “aquellos primeros años” del maestro fueron los mejores. Giménez muestra ahora un dibujo más suelto y ceñido a la viñeta. Ahora sus ilustraciones gozan de una mayor fuerza y es por eso que algunos empiezan ya a catalogar al autor como el Eisner español. En mi opinión vamos tarde, pues un autor que mima cada detalle y que es capaz de conseguir que de sus personajes brote un calor asombrosamente humano… Ya me diréis.

Carlos Giménez es el autor de culto por excelencia en nuestro país. Si fueramos otros, es decir, si este país fuera un país agradecido, Carlos sería muchísimo más conocido a nivel nacional y las entrevistas en los medios con él serían constantes. Incluso los niños que ahora tenemos en la escuela lo conocerían. Como no es el caso, y muchos de nosotros aún estamos a tiempo de remediar eso, sigamos creyendo en los grandes.

Amigos, Carlos Giménez, es un grande.

Reseña: La hora del mar, de Carlos Sisí

Cuando los océanos del planeta amanecen cubiertos de peces muertos, mil y una conjeturas tratarán de explicar una situación que algunos interpretan como una señal. Una señal, sí, que quizás la Tierra nos envía para poner de manifiesto que ya está harta de soportar el maltrato al que los seres humanos la sometemos. Sin embargo, a pesar de la gravedad de tan extraño suceso, nadie podría imaginar que iba a ser el preludio de una amenaza sin precedentes que pondrá a prueba a la humanidad en su conjunto. El mar se ha rebelado, y de él surgirá un horror de proporciones inimaginables. Un horror que podría suponer la extinción de la raza que se ha considerado desde hace milenios dueña y señora del planeta.

En nuestro país tenemos la suerte de contar con una legión de excelentes autores que nos han ofrecido magníficas novelas de temática zombi. Entre tanto escritor con talento, no obstante, hay dos nombres que destacan por sendas trilogías que han cosechado un éxito arrollador: Manel Loureiro (“padre” del género con su Apocalipsis Z) y Carlos Sisí (bestseller absoluto gracias a su saga Los caminantes). Ambos narradores se lo deben todo (o casi) a los muertos vivientes, pero cualquier autor que se precie suele mostrarse reacio al encasillamiento, y acostumbra a aventurarse por tierras inexploradas para evitar que se le asigne tal o cual etiqueta.

Tras cerrar su popular saga con Los caminantes: Hades nebula, Carlos Sisí  publicó en formato electrónico Edén interrumpido, una novela corta intensa y claustrofóbica que ya reseñamos en su día en Crónicas literarias. Y ahora, como clara muestra de que su talento no se circunscribe en exclusiva al ámbito de los cadáveres ambulantes, nos trae de la mano de Minotauro La hora del mar, una novela que consigue combinar una serie de interesantes reflexiones sobre nuestro mundo (y lo que estamos haciendo con él) con una sucesión de escenas impactantes vividas por un grupo de personajes tan carismáticos como, en determinados casos, ciertamente enigmáticos.

La acción se reparte por diversas localizaciones, incluidos los Estados Unidos, una nación en apariencia todopoderosa cuyo inmenso poderío militar resulta insuficiente para hacer frente a lo que surge de las profundidades marinas. Que el más potente ejército del planeta encuentre la horma de su zapato en algo cuyo origen es biológico resulta irónico y, al mismo tiempo, francamente inquietante. Y demuestra que, por mucho que pensemos que ocupamos el lugar de mayor relevancia planetaria, nuestra supuesta supremacía puede venirse abajo con una facilidad alarmante.

En la páginas de La hora del mar encontrará el lector numerosas sorpresas que no conviene desvelar en estas líneas, pues ir descubriéndolas poco a poco es uno de los muchos alicientes que convierten la lectura de esta novela en una experiencia inolvidable. Quienes ya conocen la prosa ágil y vigorosa de Carlos Sisí se reencontrarán con un autor en plena forma que se confirma como una de las voces literarias más a tener en cuenta de la literatura fantástica española. Resulta prácticamente imposible despegar los ojos de una historia que atrapa desde la primera línea y se devora con esa pena que provoca ver que cada vez nos quedan menos páginas que disfrutar.

Se trata, en definitiva, de un libro recomendable para todo aficionado a la buena narrativa de evasión. Y si resulta ser seguidor de comunicadores del misterio como el difunto (y llorado) Doctor Jiménez del Oso o el incombustible Iker Jiménez, puedo asegurarle que La hora del mar contiene numerosas referencias que provocarán más de un asentimiento involuntario y más de una sonrisa cómplice.