Archive for mayo 2013

Reseña: El silencio de nuestros amigos, de Mark Long, Jim Demonakos y Nate Powell

Como lector y como autor me gusta preguntarme cosas extrañas. Una de las más recurrentes es: ¿qué otras historias sucedían (o estaban sucediendo) al mismo tiempo que ocurría algún hecho súper conocido? Es decir, ¿qué pasaba en un mal barrio de Paris mientras en Manhattan se derrumbaban las Torres Gemelas? ¿Qué le ocurría a un instructor de buceo en Las Maldivas en el mismo instante en el que un avión era secuestrado en Israel y llevado hasta Nigeria? O, ¿en qué pensaba un obrero recién caído de un andamio en Marrakech mientras al otro lado del pueblo un perro se moría de hambre? Una profesora de creación literaria que tuve me enseñó que de las preguntas más enrevesadas salen las mejores historias. Y la mayoría de las veces, no hay que tomar tanta diferencia de espacio entre los dos sucesos. En esta premisa parece estar basado el cómic que acabo de degustar. El silencio de nuestros amigos, una novela gráfica que trata el conflicto por los derechos civiles de la gente de color a finales de los 60.

Parece que vuelve a estar de moda el tema. Últimamente hemos podido ver films que han tocado de nuevo el tema racial. Tierra de las Oportunidades, Django Desencadenado, Lincoln… Bien, El silencio de nuestros amigos es un cómic de corte histórico y político que usa como referencia una cita del visionario y conocido Martin Luther King: «Al final no recordaremos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestro amigos». Mark Long se basa directamente en una historia particular, su propio padre podría ser perfectamente el reportero protagonista de la historia; hombre que miraba a la gente directamente a los ojos, sin importarle nada más que su amistad.

El silencio de nuestros amigos, sucede días antes de la muerte de Luther King. En la Avenida Wheeler se están dando ciertos problemas entre negros y blancos. Los negros han llevado a cabo una manifestación y al intervenir la policía todo se ha ido al garete: un agente ha terminado muerto y han detenido a 5 estudiantes negros en una residencia cercana, como presuntos culpables. Un día antes en una carretera que cruza el barrio, un conductor pasa a toda velocidad con su coche y golpea a una niña. El ambiente está caliente, muy caliente. En la sombra de un bando está el Ku Klux Klan, en el otro, Los Panteras Negras. El reportero protagonista grabó con su cámara como a un policía se le escapa un tiro y mata a un compañero. Ahora, su testimonio se encuentra en la espada y la pared. ¿Cómo hacer frente a una sociedad tan negativa? ¿Cómo hacer uso de la verdad sin crucificarse a sí mismo?

Una historia que invita a reflexionar hecha en cómic. De forma amena y que llega a nuestros subsconciente sin obstáculos. Los dibujos de Nate Powell (Shallow Me Whole) dan vida a la verídica historia de Mark Long. Dos bandos y un país. Matanzas y amenazas, con la ley del lado de sólo uno de los bandos. Protestas pacíficas que acaban en sangre. Una comunidad afroamericana que intenta no amilanarse y sigue reclamando derechos civiles.

El Silencio de Nuestros Amigos es una buena obra. Se lee rápidamente y muestra otra de esas historias que tocan la fibra y que nos hace preguntarnos, una vez más, hasta que punto el hombre es un lobo para el hombre.

Reseña: Abismos, de David Jasso

Cuando tienes entre tus manos una obra galardonada con el Premio Ignotus a la mejor antología del año, sabes que vas a leer algo grande. Y si descubres que, además del mencionado galardón, tres de las cinco novelas cortas (o relatos largos, si lo prefiere), incluidas en Abismos fueron, dos premiadas y una más nominada, no queda más opción que rendirte y zambullirte de lleno en la lectura. El relato que da inicio a esta antología se titula “El huevo” y resultó finalista del Premio Ignotus en el 2012.  Está basado en un hecho real, con ligeros cambios al final que te dejarán de piedra. Pero no todo acaba aquí, siguen las buenas noticias pues “La bruma”, la segunda de las historias publicadas en Abismos, fue galardonada con el Premio Liter y “La textura de tu piel”, la novela corta que cierra esta excelente antología, también se alzó con el Premio Ignotus. Tanto “El tubo”, como “El cine”, merecen mi más distinguida mención, pues no son ni mucho menos las peores novelas recopiladas en Abismos (rectifico, las menos buenas),  de hecho cuando leí las historias no sabía cuales habían sido premiadas y pensé que estas eran alguna de las agraciadas, pues también lo merecieron. Seguidamente les detallo a modo de resumen, una a una, los trabajos incluidos en ella:

El huevo

Leo es un adolescente que vive con su abuela. Recientemente ha perdido a su madre y su mayor diversión es arrojar huevos por la terraza de su domicilio a las personas que transitan por la calle, pero no siempre todo le sale como le gustaría y una de sus víctimas decide darle un escarmiento por su grosero comportamiento…

La bruma

Eduardo, completamente sedado, recorre los pasillos de un hospital en medio de una envolvente bruma. Está allí porque acaba de perder a su esposa e hija en un accidente automovilístico. Cuando conoce a Raquel, los dos deciden abandonar aquel lugar en el que se sienten prisioneros…

El tubo

La vida de una familia cambiará para siempre cuando el pequeño de la misma recibe un regalo de su fallecido padre. Se trata de un tubo que hace desaparecer todo lo que se introduce en él…

El cine

Sonia va a los servicios del cine mientras están proyectando una película llamada “La mente del muerto”. Preocupado por la tardanza de su novia, David decide ir a buscarla, golpea la puerta y al no obtener respuesta, se adentra en los aseos de señora…

La textura de tu piel

Casandra tiene un don: es capaz de atravesar objetos con tan sólo desearlo. Además es una buena chica, una joven enamorada, por eso, cuando Eduardo le pide que haga una travesura en el museo, su vida cambiará para siempre y sus actos se volverán más malévolos…

Como en todas las obras de David Jasso, viene siendo habitual un pequeño guiño a su personaje más carismático: Daniel Lonces. ¡No se pierdan el alucinante prólogo de esta antología! ¡Ojalá que David siga haciendo este tipo de cosas, a mi personalmente me encantan! No exagero si les digo que Abismos es, para mí, la mejor recopilación de novelas cortas que se han publicado en este país.

Reseña: Centauros del desierto, de Alan Le May

Menudo titulazo se ha pegado este mes Editorial Valdemar. Centauros del desierto, de Alan Le May, es la cuarta entrega de su colección Frontera, títulos algunos imprescindibles para los buenos degustadores; todas ellas, novelas llevadas al cine. ¿Lo mejor? Que son obras inéditas que jamás han visto la luz aquí. Había oído hablar de esta historia, catalogada por muchos de obra maestra; tantas alabanzas me asustaron, pero ahora que he podido vivir su trama, sé a qué se referían aquellos buenos comentarios. Es cierto que es una obra de arte pero nada complicado, la razón, muy sencilla; Centauros del desierto es obra pionera en el difícil mundo del disfraz. Los westerns siempre han sido obras disfrazadas, en mi opinión. No hay una trama básica, una base, para imponer una historia de vaqueros. Siempre todas aquellas historias, las mejores, sobre todo, en realidad, son novelas de aventuras, dramas, comedias e incluso novelas negras disfrazadas o dicho de otro modo, situadas en otro marco temporal. Centauros del desierto es una obra de suspense.

Centauros del desierto narra una terrible historia en los páramos. Los Edwards, una familia que vive alejada en las peligrosas colinas comanches, son masacrados una noche. Cuando la expedición de hombres vuelve a sus casas encuentra el terror de sus vidas hecho realidad. Pero encuentran indicios de que la pequeña Debbie ha sobrevivido aunque se la han debido llevar los indios. Comienza entonces la persecución, una búsqueda interminable por la vida del inocente. A través de la asechanza se hace palpable la actitud de lo que debió ser vivir en aquella época y en aquel lugar inhóspito. Las gentes de la Frontera, que los llamaban. Allí se mezclaban anglosajones, indios e hispanos. Durante el acecho, los días se convierten en semanas y las semanas en meses. Todo es una terrible obsesión por encontrar a la niña. Los perseguidores protagonistas, el tío de la niña y su hermano adoptivo, los únicos supervivientes de la matanza, continúan la búsqueda sin desfallecimiento. Tanto tiempo juntos, les une pero también les separa, se conocen a sí mismos. La dura vida del desierto cambia a las personas, muy pocos soportan la presión, el clima, y mucho menos cuando la desesperación por encontrar al ser perdido se infla como una nube en una tormenta. Rendirse no es una opción. Pero, ¿quién soporta tanta presión? Una búsqueda dramática que existe y existió.

El maestro John Ford convirtió esta novela en la que para muchos es la mejor película de la historia del cine. Para mí todo el mérito lo tiene un autor llamado Alan Le May. Un autor que ha novelizado unos personajes que quizás existieron. Él mismo le dedica esta novela a su abuelo que murió en la pradera y a su abuela que dejó tres hijos. Los describe con un párrafo desgarrador que dice: «Estas gentes poseían una clase de coraje que bien podría ser el mejor don de cualquier hombre; el coraje de aquellos que simplemente perseveran día tras día, poniendo todo de su parte, más allá de cualquier resistencia razonable, raras veces teniéndose como mártires, y nunca creyéndose valientes».

El nombre de Alan Le May ha quedado ineludiblemente ligado a mi mundo. Nunca me decanté por el western, nunca hasta que decidí probar y ver que había algo más tras estas historias. Grandes personajes, grandes momentos, gente que sufre y que ama la venganza como último recurso. Desde que se inició esta colección, sus títulos me llaman una cosa mala. Me he atrevido con Centauros del desierto, algo me decía que era buena y que me gustaría; pero nada aseguraba que podría aprender tanto con dicha historia. The Searchers (su título original) es una obra llena buenos momentos literarios. Sabe como poner la piel de gallina. Y eso que el único monstruo que aparece sólo tiene dos piernas.

Reseña: El asesino hipocondríaco, de Juan Jacinto Muñoz Rengel

El asesino hipocondríaco es la historia de una obsesión, de una conducta paranoica donde las situaciones en las que se verá envuelto nuestro protagonista arrancarán una sonrisa en el lector en más de una ocasión. Es, además, un homenaje a grandes ilustres escritores que pasaron por algún tipo de enfermedad durante sus vidas como Poe, Tolstói, Moliére, Kant, Proust y alguno más.

La primera novela publicada por Juan Jacinto Muñoz Rengel, si bien antes ya habían visto la luz dos antologías de relatos, de las cuales una de ellas fue galardonada con el prestigioso Premio Ignotus en el 2010, ha sido una apuesta acertada por parte de la editorial Random House Mondadori bajo el sello de Plaza & Janés, pues el éxito de esta obra fue casi inmediato, llegando a la cuarta edición en apenas unos meses después de su salida al mercado y además de cruzar el charco y llegar a países como México, Argentina, Uruguay o Chile, fue traducido al francés, al italiano, al turco y al inglés. Por si todo esto no fuera suficiente, desde hace apenas un par de meses se puede disfrutar de la novela en edición de bolsillo, para todo aquel que quiera ahorrarse unos eurillos. Algo que también me gustaría destacar es el hecho de que hayan conservado la misma portada que en la edición en duras. Para mí un gran acierto. Me encanta, dice mucho de lo que vas a encontrarte en el interior, entre sus párrafos.

“El señor M.Y. está convencido de que apenas le queda un día de vida y antes de abandonar este mundo ha de realizar un último trabajo para el que ha sido contratado: acabar con la vida de Eduardo Blaisten, pero está tan enfermo que teme que su objetivo no pueda ser cumplido. Nuestro peculiar asesino está tan debilitado que es casi un milagro para la ciencia médica el que siga con vida. Ha sido contagiado por todo tipo de enfermedades, por muy raras que parezcan, él las padece. Para el señor M.Y. seguir en este mundo es una prueba llena de obstáculos, pues a medida que va pasando el tiempo su encargo se parece más bien a una carrera contrarreloj. Su lectura te contagiará, querrás pasar de capitulo para saber qué nueva enfermedad contraerá nuestro desafortunado protagonista, te desternillarás con sus anécdotas, lamentarás y a la vez disfrutarás sus desgracias, vivirás sus peculiares ocurrencias, incluso maldecirás la mala suerte a la que está condenado y que parece seguirle a cada paso que da, pues ¿acaso ser gafe no es otra de esas raras enfermedades que tienen tanta gente?”

Si quieres divertirte a la vez que aprendes, te recomiendo la lectura de El asesino hipocondríaco, una idea tan original como adictiva que se lee en un visto y no visto. Cuando tengas dudas sobre qué leer, esta es tu novela, de esas que levantan el ánimo hasta a la persona más decaída del planeta porque, por muchas desgracias que se te puedan presentar en tu vida, te aseguro que jamás superarán a la de nuestro desventurado señor M.Y. ¡No podrás parar de reír en varios pasajes! ¡Garantizado!

Reseña: Dollar Bill, de Len Wein y Steve Rude

A veces, siendo valiente, se consiguen grandes momentos, grandes sensaciones en la vida. ¿Igual a? Igual a historias inolvidables. Cuando vi que llegaba hasta nosotros una nueva historia de los Before Watchmen, una nueva trama de aquellos superhéroes tan alejados en la historia y del que por supuesto, no sabía nada de nada; me picó la curiosidad. Yo soy de probarlo todo, sólo se vive una vez, por lo menos hay que probar las cosas antes de opinar. Así es como he conseguido leer obras que muchos ni se dignarían pero que sin duda, tontos de ellos se han perdido. Siendo sincero cuando me puse con Dollar Bill me dije: A ver cómo escapo de ésta. Y madre-del-amor-hermoso cómo me ha gustado. Aunque ahora me encuentro triste por…, bueno, esperad un poco, al final de la reseña os contaré porqué.

Bill Brady es el típico atleta americano, el típico joven cuya carrera estudiantil salía adelante gracias a los deportes. Todo le iba a las mil maravillas, hasta que un día se lesiona. Un tipo del tamaño de un ropero empotrado le pone la rodilla en un ángulo difícil de asimilar. Entonces su vida se va a pique, porque todos sus amigos marchan a la universidad y siguen prosperando. Pero él no, nunca llegaron a dársele bien los estudios… Sin embargo, no se viene abajo, viéndose guapo y con buen porte, se va a la ciudad e intenta entrar en el mundo de la interpretación y pese a que se lo curra bien para los castings; cantando, bailando y saltando como un ángel, nunca, nadie, le da la oportunidad. (Todo muy típico, ¿no? Bien, ahora viene la originalidad desmedida). Buscando un trabajo, cualquier trabajo que le aporte algo de pasta para poder comer, Bill se entera de que están realizando entrevistas de trabajo en un importante banco de la ciudad. Cuando llega, ve como los candidatos despavoridos ante la idea de aquel trabajo. Lo describen como una humillación. Nadie quiere trabajar de hombre-sponsor. A Brady no le queda otra y cuando entra al despacho se encuentra con cuatro tipos iguales, tan parecidos que podrían ser cuatrillizos, los cuales son los máximos dirigentes del banco. No quieren que haga de hombre-sponsor como se dice, lo que quieren es convertirlo en héroe, en el superhéroe, cuya imagen aparecerá como ¡Dollar Bill, el nuevo portavoz del National Bank, el nuevo luchador contra el crimen! ¡Querido cliente, guarde sus ahorros en el National Bank, el único banco que cuenta con su propio superhéroe! ¡Nadie jamás atracará sus ahorros! Bill acepta. A partir de entonces, la vida de Dollar Bill, alter ego Bill Brady, cambia de todas, todas. Gracias a sus actos y de que rocambolescamente haya salvado algunos atracos, es requerido por el grupo de superhéroes llamado Minutemen. Otros, a los que les gusta lucirse en público de un modo espectacular.

Len Wein y el dibujante Steve Rude son dos leyendas vivientes del cómic. Hay que agradecer que hayan sido muy claros y concisos. Como trabajo, tenían el beneficio (o en mi opinión, la difícil tarea) de crea un volumen único. Estamos hablando de un número único en grapa, una historia con principio y final en apenas 32 páginas. Os digo más, y os seré muy claro en esto, es un pedazo de historia que podréis degustar por tan sólo dos euros y medio. ¿Se puede pedir más?

Me ha encantado y me ha disgustado, os lo decía al principio. Sabéis más o menos porqué me moló: una historia de superhéroes a la antigua usanza en la que se te cuenta el inicio y la integración de una persona en el difícil mundo de la protección. Una peculiar historia y modo de llegar a ser lo que nunca se esperó uno, de uno mismo. Valga la redundancia. ¿Por qué estoy triste entonces? Muy fácil. Porque no continúa. Porque tiene un final tan real, que duele. Aún así, lo he disfrutado y tengo que agradecer que ECC Ediciones (DC Cómics) haya sido tan valiente de haber publicado todos los spin-offs de Before Watchmen. Si no, jamás hubiera podido dar con Dollar Bill, y jamás habría recordado que: «Lo que está abajo, permanece abajo».

Norma Editorial publica como novela gráfica el film que Jim Henson nunca realizó

Una aventura surrealista con el humor y la genialidad del creador de clásicos como Barrio Sésamo, Fraggle Rock, Cristal Oscuro y Dentro del laberinto. Entre 1967 y 1974, Jim Henson y Jerry Juhl prepararon tres versiones de un guión para un largometraje titulado Tale of Sand (Cuento de arena). Cuando trabajaba en las últimas revisiones del guión, Jim Henson empezó a trabajar en la producción de Barrio Sésamo y El Show de los Teleñecos, abandonando así el cine experimental para centrarse en los proyectos que le convertirían en un creador de renombre.

El guión de Cuento de arena, el único largometraje que Henson nunca llegó a rodar, acabó en los archivos de The Jim Henson Company. Pero, gracias al arte de Ramón K. Pérez y a la supervisión de Lisa Henson, la hija de Jim Henson, finalmente ha cobrado vida como una novela gráfica con un impacto visual a la altura del maestro que la creó.

Con el afán de mejorar lo sublime, la edición de Norma Editorial no solo es idéntica a la premiada edición original, sino que incluye el guión entero de Henson y Juhl en el que se ha basado Ramón K. Pérez para realizar esta magnífica obra. Una oportunidad única de descubrir cómo Henson plasmó en el papel sus ideas y qué decisiones tomó Pérez a la hora de realizar la adaptación al cómic.

Reseña: Infectus II, de Ángel Villán

Me encantó esta segunda parte de Infectus, diría que incluso mejor que su antecesora, pero antes de seguir, quiero dejar claro que no le será revelado nada de vital importancia en estos párrafos, procuraré ser precavido, alzaré brevemente el telón con el fin de no destriparle nada de esta novela y de que no pueda ver más de lo necesario para seguir el hilo de la narración. Si leíste la reseña sobre la primera parte publicada hace unos días en esta misma web, recordará que dejamos a Enzo buscando su propia identidad en un mundo dominado por apestosos junto con la inestimable ayuda de sus nuevos amigos: Udane, la enigmática, Belmiro, el campesino y Cora, la pequeña niña ciega. Bien, pues en esta segunda parte asistiremos a una nueva búsqueda, tan escalofriante como la anterior, llena de peligros y emociones, gratas sensaciones que nos brindan los excelentes personajes de esta obra. Enzo, (si me permite seguiré llamando así al protagonista de esta historia para no revelar su verdadera identidad), parte tras la pista de un nuevo amor. Arriesgará su vida por conseguirlo, aunque para ello deberá sortear a la marabunta de putrefactos que invaden la población y ha de enfrentarse a seres humanos aún más malvados que los zombis. Pero, al igual que en la primera parte, en Infectus II, vivirá una historia paralela a esta ansiada búsqueda amorosa por parte de Enzo, será testigo de una lucha sin cuartel que quedará grabada a fuego en su retina.

Esta segunda aventura está más enfocada a los supervivientes del drama, quienes se han unido en dos bandos: el del bien y el del mal. Por un lado está el ejército, que supuestamente pertenece al lado de la luz, liderados por el teniente Raúl León y por el otro el lado de la oscuridad, que está representado por el Quinto Sello, una secta de fanáticos religiosos que ven en el Padre Marcelo un líder espiritual fuerte y sólido, una esperanza a tanta masacre acontecida. El cura se ha ganado a un buen número de seguidores gracias a los pasajes bíblicos referentes al Apocalipsis. Los brutales actos que cometen este grupo de fieles, conocido como los Sellados, le pondrán los pelos de punta.

La narración de Infectus II prima más por el comportamiento del ser humano, sus reacciones frente a una catástrofe de esta índole, frente a un Apocalipsis, no profundiza tanto en el tema de los zombis, aunque si bien no deja de estar presente, si que lo hace un poco más en un segundo plano que la novela anterior. Personalmente creo que esto es un gran acierto por parte de su autor, Ángel Villán. Y como he dicho en varias ocasiones, me encantan este tipo de sorpresas.

Como curiosidad, y sirvan estas líneas como despedida, esta novela empezó a escribirse en un blog y debido a la gran aceptación de seguidores y comentarios que obtuvo, la editorial Séneca se fijó en ella y no dudó ni un solo instante en publicarla en papel en dos excelentes partes. Un apunte, me encanta el personaje de Belmiro, me hizo reír en multitud de ocasiones.

Reseña: La saga de los longevos. La vieja familia, de Eva García Sáenz

La corta vida de esta novela ha sido un poco inusual en cuanto al mundo literario se refiere. Lo ha sido porque primero fue publicada en edición digital y, debido a su efervescente éxito, hizo que la editorial La Esfera de los Libros se fijase en ella y decidiese publicarla en papel. Tal vez  ahora esto no sea ninguna novedad, pero les aseguro que en su momento, como dije antes, era algo fuera de lo común, algo que se salía de los parámetros conocidos hasta ese momento en la escena literaria.

La saga de los longevos (La vieja familia) fue uno de los impactos literarios del pasado año, pues se convirtió en el cuarto libro digital más vendido de su categoría en Amazon. Fueron muchas las semanas donde logró copar lo más alto de la lista de los más vendidos en la mencionada web, codeándose con grandes autores reconocidos del género, y apenas bajo de los diez primeros puestos durante muchísimo tiempo. Conforme pasaban los días, La saga de los longevos (La vieja familia), tenía cada vez mayor aceptación, hasta tal punto que mucha gente comentaba sobre la posible realización de una película, algo que hasta la fecha no está confirmado.

Pero el “boom” literario de esta obra no sólo se ha quedado en España, sino que ha rebasado nuestras fronteras, pues ha causado tanto furor que está prevista la publicación de la novela en inglés durante este año en curso. No me extrañaría que Eva García Sáenz se perfilara como una de las candidatas a mejores escritoras revelaciones del país, pues sus logros son toda una realidad. Y lo que queda por llegar, pues, de seguir así, tiene un excelente porvenir, un brillante futuro tan solo al alcance de unos pocos afortunados. Quizás lo más complicado de esta novela sea etiquetar el género literario al que pertenece. Yo lo definiría como un thriller científico, aunque también toca varios géneros como el histórico, acción, romance y un poquito de fantástico, aunque de este último, si das por hecho la longevidad de sus personajes, apenas tiene nada que ver, solo unas simples pinceladas.

Lo que les puedo asegurar es que es un libro muy entretenido, innovador, con una acertada narración de esos peculiares personajes, llenos de “vida”, y una magistral descripción de lugares actuales y del pasado. Eva realizó un soberbio trabajo de documentación de varios años antes de comenzar a escribir las primeras líneas, dejó que madurase antes de que fuese publicado. Ahora es el momento de recoger los frutos.

Aunque su apariencia es de poco más de treinta años, lo cierto es que Iago del Castillo tiene 10.300. Ha decidido investigar el gen que causa su longevidad en el Museo de Arqueología de Cantabria junto a su padre, Héctor, y a sus dos hermanos: Nagorno, nacido en Escitia, una región asiática cercana al Mar Negro, y Kyra, una mujer celta muy propensa a huir de los problemas. Esta longeva familia está condenada a vivir por toda la eternidad, acostumbrada a viajar de un lado a otro y a procurar no meterse en demasiados líos. A pesar de los peligros que conlleva, y de experiencias pasadas, Iago del Castillo se enamorará de Ariadna, una joven que ha sido contratada por el museo cántabro y que está dispuesta a aclarar el misterioso suicidio de su madre quince años atrás. Juntos vivirán un amor peligroso, demasiado para los intereses de algunos y que interferirán en las investigaciones del preciado gen de la longevidad…

Reseña: Ojos de circo, de Jesús Gordillo y Javier Martos

Adelante, pase, no tenga miedo, acceda a esta majestuosa carpa y lea una de las mayores funciones jamás escrita de este espectáculo artístico llamado literatura por cortesía de Jesús Gordillo y Javier Martos, los dos artistas de esta historia pues, aquí dentro, será partícipe de cuantos trucos se le ofrezcan en una inolvidable y apasionante experiencia. Demuestre su destreza y déjese llevar por los diversos y variados números que le brindan esta prometedora dupla. Viva, en primera persona, el hechizo al que estará sometido y no deje que otros se lo cuenten. Forme parte de esta maravillosa atracción llamada Ojos de circo, pues no necesitará hacer juegos malabares para seguir una lectura tan entretenida y práctica como esta, sin trampa ni cartón, simplemente pura magia, un apasionante espectáculo circense que no querrá perderse y que recordará durante toda su vida. Después de todo, el circo y la literatura persiguen un mismo denominador común: entretener al público.

Si bien al principio, en el prólogo, Jesús y Javier nos narran una historia con la que intuimos que finalizará la novela, no es hasta la conclusión de la misma cuando enseñan todas sus cartas. Sí, ese comodín debajo de la manga que todo buen jugador de póquer sabe cuando ha de utilizar para ganar a su adversario o, en este caso, para sorprender al lector. ¡Y de que manera! Pero por el camino se jugó una partida mucho más que interesante, muy entretenida. Destaco, (por decir algo, pues en mi opinión destacaría absolutamente todo), la narración de la incesante búsqueda de Nicholas Campbell, (el protagonista de esta historia junto a su amigo, el español Román Cruz), de nuevos talentos para su sueño: construir un circo, pero no un circo cualquiera, sino el mejor circo del mundo. Aquí es donde salen a relucir los increíbles personajes de esta novela. Es, como digo, el punto más álgido de esta lectura, aunque la prosa ya venía mostrando un equilibrio perfecto apenas desde que leí la primera estrofa.

Soy de los que piensan que para escribir una novela a cuatro manos, como es el caso de esta, los autores no sólo deben conocerse muy bien, sino que, además, el lector no debe notar una diferencia abismal entre lo que fue escrito por uno y lo que fue escrito por el otro. Eso es lo que me ocurrió con Ojos de circo, me di cuenta de que había una excelente compenetración por parte de este tándem y que me fue transmitida durante la lectura.

“Nicholas Campbell no quiere seguir con la tradición de la familia. No quiere formar parte del ejército. Pese al rechazo de sus familiares, Nicholas luchará a toda costa por alcanzar su sueño: trabajar en el circo y, si todo va bien, tener su propio espectáculo en un futuro. Pero su vida va a cambiar apenas siendo un niño de ocho años, cuando, después de un truco que el mismo practicaba, cree haber hecho desaparecer para siempre a Christina Summer, su mejor amiga… Para añadir más suspense a la novela,  los autores nos llevarán por una Europa en batalla, en plena Segunda Guerra Mundial, lo que frustra los planes circenses de Nicholas, quien parece no ver cumplidos sus sueños…”

Ojos de circo es una obra donde se librarán batallas, no sólo bélicas, sino también de amor y de odio, pero sobre todo es una novela donde la amistad predomina por encima de todo interés. Si eres de los que no crees en la magia, espera a que leas Ojos de circo. Al término de la lectura, te garantizo que cambiarás radicalmente de opinión.

Reseña: El hombre imaginado, de Nacho Becerril

Debo decir que otra vez me ha vuelto a sorprender el señor Becerril. Ya me pasó con su libro El monstruo que hay en mí y, debo decir, que con este libro de relatos se ha superado. ¿Lo mejor para mí? Aparte de pasarlo genial leyéndolos, es que NUNCA, puedes imaginar los giros o el final de la mayoría de ellos. Y siempre te dejan con la boca abierta. Para mí es genial que un libro rete a mi capacidad de sorprenderme. No sé cuantas veces me ha dejado con la boca abierta. Aunque no solo ha sido pasar miedo leyéndolos, también estos relatos te llevan a ser consciente de la grandiosidad o la maldad del ser humano. De lo frágiles que somos en muchas ocasiones. Un buen número de emociones que han hecho que pase un muy buen rato con miedo, tristeza, alegría, sorpresa y que me han hecho volver a pensar en esa maravillosa creación llamada hombre. El libro se compone de una serie de relatos separados en tres apartados: monstruos (terror), héroes (fantasía) y estrellas (ciencia-ficción).

De monstruos:

El encuentro. Tras años sin verse, dos hombres se encuentran. Uno de ellos extraño y obsesionado con los fenómenos paranormales. Ese encuentro será muy especial. No hay prisa. Un hombre descubre en un motel la agenda de un salvaje asesino en serie y vivirá un terrible encuentro con él. Dios es un cruel amante. En la U.C.I. de maternidad, una pareja conocerá una terrible historia a manos de un ser muy misterioso. El odio. Un matrimonio aparece muerto en la cocina de su casa… Ratas. Un cruel y despiadado inspector de policía, tendrá el castigo que se merece. Vlad. La historia del sanguinario asesino. Su principio y su fin. Nadie es inocente. Un agente del FBI, decide resolver el único caso que le atormenta.

De héroes:

Donde anidan los mirlos. El increíble sacrificio de dos hermanos por vencer al mal. Horda. La lucha titánica por salvar el futuro de un pueblo ante un enemigo casi indestructible. El corazón del héroe. Dos amantes, deberán enfrentarse en una terrible batalla.

De estrellas:

Se le oía cantar. La tierra debe defenderse de un cruel ataque. Descubrir una parte desconocida de la batalla, puede ser terrible. El tirano. Un juego macabro, donde las máquinas terminan tomando el control. As time goes by (El dolor no es bueno. En un mundo donde los hombres llevan injertados mecanismos neuronales y es imposible su desaparición, se produce una. Una decisión lógica. La tierra espera una invasión alienígena y confía en las máquinas para salvarse. Pero las máquinas son de una lógica aplastante… La mala hierba. Se crea una inteligencia artificial para destruir a la mayor amenaza que tiene el planeta tierra. Ante la gran expectación, esta falla. O quizás no… Mundo humano. Un grupo de comandos llega a un planeta donde una colonia ha dejado de dar señales de vida. Evolución. El origen de “Dios” y “Lucifer” en un mundo dominado totalmente por la tecnología. Invasión. ¿Puede cambiarse, la historia que siempre se repite, donde la humanidad es aniquilada?

Te guste el género que te guste, creo que te será difícil elegir un favorito entre estos relatos; donde, se refleja al hombre en toda su magnificencia y monstruosidad, donde es capaz de las más increíbles y atroces cosas. ¿Consigue entretener? Sin lugar a dudas.