Archive for Alianza Editorial

Reseña: Cara Corazón, Un Umbral, de Seanan McGuire

cada-corazon-un-umbralTampoco pedíamos tanto… Gloriosa la época de buenas publicaciones que estamos viviendo, y por ello no me canso de decirlo: ¿era mucho pedir como lectores tener a mano los más recientes Premios Stoker, Hugo, Locus, Nebula en español? Y si es posible, a poco de su publicación, el más reciente, ¿no? Nos lo merecemos. Y tanto. Como lectores y siendo el fantástico el tipo de lectura que más vende en nuestro país pese a lo que digan; nos merecemos tener disponible lo mejor de lo mejor.  Y algunas editoriales por fin se van dando cuenta y hacen ese esfuerzo.

Con un trabajo estupendo, en formato económico y con una genial calidad en tapa dura, vamos encontrando de esto que tanto pedimos en editoriales y sellos tan recomendables como la Colección Runas de la eterna Alianza Editorial. La cual va trayéndonos poco a poco joyitas del otro lado del charco como La Balada de Tom el Negro, Agentes de Dreamland o Cada Corazón, Un Umbral, la novela de Seanan McGuire que se llevó nada más y nada menos que el Hugo, Locus y Nebula en 2017.

Cada Corazón, Un Umbral es un alejamiento en realidad, de lo que suele propinar Seanan McGuire con sus escritos. Eso me dijeron. Un giro agridulce de la fantasía convencional que mora vecina en ese vecindario oscuro que llamamos Terror. Narra la historia de un lugar, de una extensión de terreno donde existe un internado para niños inusuales… La escuela que dirige Eleanor West cuenta con pequeñas almas de corazón roto. De niños expulsados del paraíso. Algunos de ellos, traumatizados por lo que experimentaron en el doloroso exterior. La mayoría de ellos esperan regresar a esos mundos individuales, de alguna manera, pero encontrando cada uno su “puerta”. Y esa puerta llega a muchos con la llegada de Nancy. Una joven que ha conseguido superar el gram trauma, el peor que existe: regresar de la tierra de los muertos. Sin embargo, poco después de su llegada, un alumno es encontrado muerto en la mansión. Y Nancy (junto a sus nuevos amigos), decide encontrar al asesino antes de que la escuela cierre o se conviertan en próximas víctimas…

Bellamente diseñado y escrito de forma muy inteligente, me sorprendió gratamente como McGuire compone la estructura de esta historia. Un cuento fantástico genialmente disfrazado de aventura recubierta de thriller, intriga y mundos fantásticos. Con personajes diversos y prosa que llega, mejor dicho, goza de esos momentos lectores en los que siente uno verdadera emoción por la lectura que tienes entre manos.

Me encantan las historias sobre portales a otros mundos. Me encanta la idea de abrir una puerta y encontrar algo inesperado en el otro lado. Pero sobre todo me motiva mucho leer e inmiscuirme en historias sobre personas o personitas sin complejos. Lo que me ha llevado a descubrir que hay más. Que hay serie, o mejor dicho, una trilogía denominada Wayward Children en la que se cuenta más de estos niños, de sus identidades, de sus anhelos y pertenencias. Bueno saberlo después de degustar los que se cuenta en Cada Corazón, Un Umbral donde el eje principal va de encontrar el lugar perfecto…

Y luego perderlo.

Bien por estas novedades. Bien por la Colección Runas una vez más. Y bien por el fantástico SIEMPRE. Evadirse motiva. Te hace diferente. Una buena lectura te pone en su sitio un hombro dislocado. Así de fuerte. Y así de placentero después de acabar el trabajo.

Reseña: La Balada de Tom El Negro, de Victor LaValle

la-balada-de-tom-el-negroPara mí no es novedad este éxito. Tras una serie de coincidencias o acontecimientos cercanos, debido a mi relación con New York City, estoy muy al tanto de lo que nace allí para con nuestro mundillo. Hace bastantes años leí Big Machine de Victor LaValle. Lo encontré nor-malito por ser respetuoso con la creatividad. Debido a esa falta de entusiasmo, realmente no seguí más los escritos del profe de la Universidad de Columbia. Pero un amigo (cada vez más cercano gracias a internet), me comentó el año pasado que tenía que leer La Balada de Tom El Negro sí o sí. A él (es más lector de cómics que de libros), se lo había recomendado otro amigo. Y al otro, otro. Y luego otro a otro, y otro… Era como una leyenda urbana: imposible de llegar a primer recomendador. ¿Y adivináis qué? Tenían razón. Por eso, después de leer esta reseña, probablemente queráis leerlo vosotros también.

En muchos aspectos, La Balada de Tom El Negro está lleno de emociones: dolor, ira y miedo. Os adelanto ya que un suceso que ocurre al final de la primera mitad de la novela se describe con tal fuerza que me perdí completamente entre emociones. Emociones que desprende el personaje y que me afectaron como lector. Una situación muy curiosa y casi estresante a la vez. En ese sentido, Charles Thomas Tester, el personaje principal, es fascinante y su desarrollo, a lo largo de esta novela corta, es coherente y llamativo. La escritura de LaValle se ha vuelto poderosa. Para nada es lo que recordaba. Aquí hay situaciones que preocupan y casi provocan el jadeo. Hay tramos de la historia en los que estuve tan inmiscuido que nada a mi alrededor me hizo preocuparme de otra cosa que no fuera saber en qué deparaba la situación que estaba “viviendo”.

Hasta entender.

Nos situamos en los famosos años 20. Charles Thomas Tester es un hombre negro que vive en el Harlem de entonces, con su padre. Tommy es un tipo desconfiado, se suele situar a la sombra del lado malvado de un trato poco fiable. ¿Ejemplo? Conseguir un libro oculto para una hechicera, quedándose la última página para que sea inútil, por lo que pueda pasar… No obstante, también anda en otros tema más de su día a día como músico. Uno de ellos, mientras transita una zona menos oscura de la bella Manhattan, un viejo blanco lo contrata para tocar la guitarra en una fiesta. La historia se narra en dos secciones, en realidad. La primera desde el punto de vista de Tommy Tester, un hombre que se gana la vida como mensajero entregando objetos mágicos en varias partes de la ciudad. La segunda, cuenta desde la perspectiva de un policía blanco llamado Malone, y aparece justo después de un impactante acto de violencia. Lo chulo es que un hombre llamado Robert Suydam aparece en ambas partes de la historia. ¿Quién? Un hechicero que puede doblegar la realidad y crear puertas a otro mundo. Tanto Tommy como Malone interactuarán con él, pero es Tommy quien usa el conocimiento arcano de Suydam para usarlo en propiedad.

Y a partir de aquí, os toca a vosotros pasarlo “bien” leyendo.

La Balada de Tom El Negro tiene cosas maravillosas. Desde temas costumbristas a fantásticos. Me gustó mucho la relación de Tommy con su padre Otis. Otis ha experimentado la injusticia racial de primera mano, y lleva una navaja de afeitar en una cadena alrededor de su cuello. Cuando se entera de que Tommy se está aventurando a salir de Harlem, le da su “amuleto”. Otro punto fuerte es que los sutiles indicios de peligro que sabe crear LaValle tanto reales como sobrenaturales, dan a la trama un extraño sentimiento de amenaza. Las sombras de seres inimaginables aparecen tras las personas, los agujeros negros se abren de la nada para tragarse a personas por completo; momentos espeluznantes. Aunque un acto de violencia inesperado y lo que sucede entonces, os va a dejar con el culo torcido…

A los fanáticos de H,P. Lovecraft os gustará saber que La Balada de Tom El Negro está basado en un relato llamado El Horror de Red Hook del maestro de Providence. Varios de los personajes cuentan con los mismos nombres. Mi recomendación es que leáis el relato antes. Pues aunque tampoco sea indispensable y los elementos en relación a Lovecraft sean sutiles; todos estos detallitos encumbran aún más una buenísima historia.

Leedlo sí o sí.

Reseña: Agentes de Dreamland, de Caitlín R. Kiernan

agentesdedreamlandLa nueva novela de Caitlin R. Kiernan ha tenido una gran acogida en nuestro país. Recién publicada por Alianza Editorial en su colección Runas, esta novela corta con tintes lovecraftianos está dando mucho que hablar. Lo principal es, que los que hemos tenido oportunidad de leer las pocas cositas que se han publicado aquí de esta autora, entendemos cierta polémica. Esa que divide a los lectores. Unos que alaban, otros que no entienden el por qué de tanto. Ya pasó con la publicación de La Joven del Agua, de la misma autora pero en Editorial Valdemar. Y es que es así, sencillo, la forma de escribir de Caitlin R. Kiernan y sus obras, o te molan, o casi que no entiendes lo que quiere decir.

Pero tengo buenas noticias, pues Agentes de Dreamland es de los argumentos mejor llevados que le he leído a Cat. Aun así, una novela difícil de revisar, descubrir nuevos senderos y piezas de la historia. Incluso los personajes que conoces al principio de la narración no sabes como se llaman hasta el final. Además, los capítulos no están en orden cronológico, aunque dentro de ellos quedas atrapado. Grandes momentos con flashbacks, situaciones curiosas y recuerdos de conversaciones pasadas. Más que una colcha de retazos o un collage o un estilo de ficción alternativo, estamos ante una explosión desordenada en la que tienes que recoger las piezas e intentar unirlas. Y cuando lo consigues, sabes que tienes ante ti una obra magistral de la literatura fantástica actual.

Agentes de Dreamland está compuesta por teóricos de la conspiración, referencias a la cultura popular, cultos al fin del mundo y porciones de tema paranormal. Todo el asunto podría explicarse bien como un caso horrible de esquizofrenia y delirios. Quizás puedes llegar a creer que realmente estamos ante el fin del mundo. Las piezas de este puzzle que nos presenta Kiernan, diría que es un juego en el que no nos corresponde a nosotros decidir qué es importante y qué no. Solo vivirlo. A lo largo de la historia, se utiliza el tarot y se establecen conexiones entre los diversos personajes involucrados (tanto directos como indirectos). ¿Significa eso que están atados a este destino? ¿O estas conexiones se dibujan porque la gente desea verlas de verdad? Los personajes en sí mismos son también arquetipos como el tarot y creo que ese es el verdadero punto de la trama. Cada uno representa algo que esperamos y su papel parece casi predestinado, pero para nada hay que entender que son planos. Incluso vais a encontrar a un mismo personaje, actuando diferente en dos escenas curiosamente escogidas para destacar. Y ahora una advertencia y una nota: Agentes de Dreamland no es libro liviano y divertido. Es oscuro. Deprime de algún modo y gotea horror sobrenatural. La nota es que alega (no es un spoiler), que hay una conexión con Lovecraft aquí. Podría decirse que se basa eternamente en esos escritos profundos que el maestro de Providence supo crear.

No obstante, entiendo ciertas críticas. Es fácil perderse al principio, incluso desechar la historia antes de “la verdad”. Pero yo que siempre me encuentro atraído por el dominio del lenguaje casi encriptado de Kiernan, decidí seguir pacientemente. Centrándome en el tono y el estilo elegante, incluso cuando no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Sinceramente, hasta la mitad de la novela no empecé a comprender. Pude sentir la trama de algún modo dentro de mí y como poco a poco la absorbía.

Agentes de Dreamland es una novela de poco más de cien páginas, curiosa, tremenda y original, cuando la terminas. Induce al dolor de cabeza, y pertenece a esa rama que demuestra que muchas buenas historias hay que disfrutarlas hasta al final. Reúne a teóricos de la conspiración, profetas y cultos del día del juicio final. Un apocalípsis lovecraftiano. Gran parte de la novela ocurre en conversaciones, reminiscencias y reflexiones sobre la corriente de la conciencia de un narrador muy poco fiable. Los personajes son todos bastante misteriosos. Parte de la diversión de la novela consiste en identificar las diversas referencias que la autora coloca a lo largo del argumento. Eso sí, el personaje de Immacolata Sexton es sencillamente brillante.

Reseña: Congreso de Futurología, de Stanislaw Lem

congresodefuturologiaSi has leído bastante CF, sabrás que numerosas son las historias en las que a las poblaciones se les ha lavado el cerebro para creer en un ideal, con frecuencia lo opuesto a lo que apreciamos. Un subgénero en sí mismo. Se han utilizado anuncios (Mercaderes del Espacio), narcóticos (Los tres estigmas de Palmer Eldritch), propaganda (We), tecnología (Un mundo feliz), emociones (The Giver), control totalitario (The Telling) y más y más. Herramientas utilizadas para torcer la mente colectiva de la sociedad en una nueva dimensión de la realidad.

Menos conocida que la mayoría de estas obras, es una joyita de novela corta de 1971 llamada Congreso de Futurología, del polaco Stanislaw Lem. Un autor al que me he ido aficionando con el paso de los años y con el paso de sus obras. Un autor que recuerdo que en mis años de instituto me costaba un mundo leer, pero el cual intentaba e intentaba, por verlo alabado en tantas revistas de Ciencia Ficción. Y ha sido así, con la edad, y después de viajar por Congreso de Futurología, Solaris, Retorno a las estrellas, La investigación (sorprendentemente de zombies) y Máscara; que regreso una vez más a esa novelita que me enganchó a él. Congreso de Futurología, disponible ahora en una edición muy llevadera de Alianza Editorial.

Ijon Tichy es un personaje recurrente en los cuentos de Stanislaw Lem. Protagonista absoluto de las recopilaciones de relatos Diarios de las Estrellas. Donde se disfrutan las hilarantes aventuras de este sorprendente astronauta, que a sus espaldas lleva las responsabilidades de su oficio. En Congreso de Futurología, Tichy es invitado a un congreso en la tropical República de Costarricania, país de ambiente convulso donde las revueltas se suceden y las autoridades parecen incapaces de mantener el orden de forma convincente. Pero eso para los futurólogos no es problema. Cómodamente instalados entre los lujos del Hilton, y convenientemente aislados de los lugareños, se disponen a exponer sus tesis en las distintas ponencias del Congreso.

Aunque la ciencia clásica es el principal interés de Tichy, empieza a percibir que las cosas se vuelven demasiado peculiares cuando bebe líquido del grifo del hotel. Las paredes se vuelven divertidas y su estado emocional toma un balance inexplicable. Aun así, se toma una pastilla y se cepilla los dientes antes de asistir a las ponencias. Ese lugar donde los asistentes al Congreso no prestan atención a la violencia en el exterior…, hasta que el lío llega a las puertas del hotel. Las bombas estallan y extrañas sustancias químicas de repente brotan en el aire. Tichy intenta escapar, pero “algo” lo impide. Sus problemas apenas acaban de comenzar.

Congreso de Futurología es una novela infinitamente imaginativa que en la tradición de Huxley y Orwell, está repleta de visiones y conceptos interesantes. La reacción de Tichy a las verdades que va encontrando, dice mucho de las intenciones de Lem. Dando el propósito a una conclusión, donde lectores y escritores (por qué no) encontrarán bastante campo ancho y ambientación para sus mentes colapsadas de tanta realidad. Por que los futurólogos de Lem no son los típicos charlatanes de medio pelo de las televisiones de madrugada, son auténticos expertos en prospección. No adivinos ni astrólogos iluminados, son científicos que especulan con las previsiones.

Stanisław Lem nació en la ciudad polaca de Lvov en 1921, en el seno de una familia de clase media. Su primera novela fue El hospital de la transfiguración, escrita en 1948 pero no publicada en Polonia hasta 1955 debido a problemas con la censura comunista. En 1951, año que publicó Los astronautas, despegó su carrera literaria y escribió a partir de ese momento, grandes novelas de CF. Esas que han hecho del polaco, un maestro indiscutible del género.

Reseña: La Saga de Hrolf Kaki, de Poul Anderson

la-saga-de-hrolf-krakiUno de los casos más extraños que me encuentro en este mundo de las publicaciones editoriales es el hecho de como una editorial que publica Ciencia Ficción, Fantasía o Terror, no mucho después, y pese a vender, termina cerrando. O abandonando el sello dedicado a los tres grandes géneros. Le sucedió a tal, le sucedió a cual…, tampoco es plan ahora de sacar nombres. Pero seguro que alguna se os viene a la cabeza.

Lo que digo es, que mientras el momento de gloria esté en alza, hay que aprovecharlo. Título que se publique, título extraño o que hace una eternidad que ve la luz; haz de pillarlo sí o sí, como entremes de caviar en un bufet. Desaparecen. En este tema, la Colección de Runas de Alianza Editorial es uno de los sellos a seguir en la actualidad. No me cabe duda. Véase publicaciones joyitas como La espada rota, de Poul Anderson (http://cronicasliterarias.com/2013/03/18/resena-la-espada-rota-de-poul-anderson/), El Kraken despierta, de John Wyndham (http://cronicasliterarias.com/2015/11/19/resena-el-kraken-despierta-de-john-wyndham/) o Los Héroes del tan de moda Abercrombie (http://cronicasliterarias.com/2012/09/20/resena-los-heroes-de-joe-abercrombie/). Saben elegir. Es obvio. Saben lo que se hacen eligiendo clásicos como Anderson y Wyndham como objetivo. Grandes autores prolíficos, magníficos títulos que curiosamente desde los 80s con la extinta Martínez Roca, se hace todo un acontecimiento encontrarlos en librerías. Así como suena. Y my friends, ¿a qué se resume esto? A que…

Por fin La Saga de Hrolf Kraki está disponible. Una novela de Fantasía del maestro fecundo Poul Anderson, que fuera publicada por primera vez en 1973. Un titulazo para los amantes de historias como La espada rota. Una obraza para los seguidores de las tramas Fantasy mezcladas con mitología nórdica. Una historia  de corte clásico, que se hace épica por momentos. En ella encontrarás leyendas fantásticas, maleficios y grandes héroes con dioses en disputa. No habla solamente del citado Hrolf Kaki, habla de su familia empezando por la historia de sus antepasados hasta llegar a su presente. Hasta él, el demacrado.

Comienza así la novela con un guerrero que debe averiguar la verdad sobre la muerte de su padre. Un guerrero llamado Helgi y su “dulce” encuentro con la hija de la reina, la bella Yrsa. Cuando Yrsa sufre la violación, ella abandona a su familia y Helgi la persigue, y el malvado pierde la vida en dicha persecución…

Pero Helgi se quedó con el niño. Tuvo un hijo llamado Hrolf y este se ha hecho un hombre de provecho. Hrolf desarrolla su propio reino y una hermandad de grandes guerreros. Hrolf tiene un gran éxito económico y suele ser siempre ganador en tiempos de guerra. Mas, un día Hrolf decide ir junto a sus hombres a visitar a su madre. Quiere saber más acerca de quién mató a su padre. El tipo que ahora hace las veces de marido de su madre, el tal Adhils, no le gusta nada, por cierto. Comienza con él un tejemaneje para poner a prueba sus fuerzas…, y en un arrebato, Yrsa le confiesa que su padre era un violador. Hrolf se enoja y se marcha con sus hombres. Pero los hombres de Hrolf antes de irse, roban el oro y las joyas más valiosas de Adhils… Un hecho perpetrado por adjuntos a Hrolf que ha molestado a los dioses y traerá duras consecuencias.

Una trama que se vuelve cada vez más interesante. Poul Anderson no se detiene en descripciones, baila y hace que te balancees en la hermosura de su prosa. En el melodrama de un cantar de gesta norteño. La situación y la tensión vigorizan cada capítulo. Facilita al lector el entendimiento del que no goza las típicas leyendas nórdicas en su origen. Poul Anderson noveliza la historia de forma maravillosa provocando que avances con ansia para su disfrute. Lo que realmente me gusta de esta historia es que un guerrero no nace, se hace, como siempre idealizan las leyendas nórdicas. Decide buscar la razón de esa espinita clavada, la muerte de su padre, lo que conlleva a un mal giro para con su eterna suerte. Un padre odioso, una mala persona, que parece perseguirle en sus genes.

La mejor escena es sin duda la batalla final entre Hrolf y…, un enemigo que está por salir. O mejor dicho, por forjarse. Un final intenso, épico, muy original para la década en la que fue escrita. Hombres, elfos, dioses, semielfos, vikingos en definitiva, en un mundo de hachazos, egoísmo, y constantes enfrentamientos en la tierra del hielo. Un libro que me consta será de agrado para todo amante de la Fantasía que decida dejarse llevar una vez más por lo que propone este autor tan consagrado en USA pero apenas conocido aquí.

Un título que fue nominado al British Fantasy en 1973, pero cuyo ganador fue The King of the Swords, de Michael Moorcock. Otra saga que desearíamos ver publicada aquí. Tristemente es así, a los españolitos de a pie nos queda tanto y tan bueno por leer…

Reseña: El Kraken Despierta, de John Wyndham

el-kraken-despiertaEl hecho más aterrador que puede perseguir a un escritor es que nadie le reconozca sus grandes obras. No hablo de “reconocer” en el sentido de dar mérito, más bien del caso de ser un autor prolífico, de ser el creativo responsable de enormes títulos de renombre que han transcendido gracias al boca a boca, o desde no hace mucho tiempo, a modo de películas chulas… Y-NO-SER-RECONOCIDO.

Esta y no otra, my friends, es la maldición que arrastra John Wyndham.

John Wyndham (1903-1969), fue un escritor de ciencia ficción, fantasía y terror cuya mayoría de obras se centraban en entornos apocalípticos. Wyndham nació en el pueblo de Dorridge, cerca de Knowle en las West Midlands de Inglaterra. Después de salir de la escuela, Wyndham intentó varias carreras, incluyendo Agricultura, Derecho, Arte Comercial y Publicidad, pero sobre todo se basó en una previsión de su familia. Con el tiempo volvió a escribir por dinero, vendía fácilmente relatos fantásticos para las famosas revistas de CF estadounidenses del momento. Aunque también escribía para publicaciones con temática de detectives.

Uno de los autores más prolíficos que ha dado el mundo anglosajón.

El Kraken Despierta es una apocalíptica novela de CF, la cual publicó Wyndham con el nombre de Michael Joseph para el Reino Unido en 1953. Se publicó en USA en el mismo año con el título De entre las profundidades. Una obra que hace singular referencia al soneto de Alfred Tennyson, El Kraken, que obviamente trata sobre el famoso monstruo marino del folclore escandinavo.

La novela describe la escalada de fases de lo que parece ser una invasión de la Tierra por alienígenas. Un hecho aterrador nunca visto, según lo dicho a través de los ojos de Mike Watson, que trabaja para la compañía de radiodifusión inglesa EBC, con su esposa y co-reportera Phyllis. Un papel importante en la historia también juega el profesor Alastair Bocker, un personaje vital, más claro de mente y con visión de futuro, ideal para este tipo de situaciones donde la desesperación y las crisis en desarrollo, puede hundir al más pintado.

Mike y Phyllis son testigos de varios acontecimientos importantes de la que parece ser una invasión extraterrestre. Un acontecimiento que se va desarrollando en varias fases, de hecho, lleva años llevándose a cabo y la mayor parte de la humanidad no se da de cuenta de que está siendo invadida. La primera fase, se centra en objetos caídos al océano desde el espacio exterior. Mike y Phyllis llegan a ver la caída de cinco extraños meteoros, desde el barco en el que están navegando en su Luna de Miel. La fase dos: destrucción de armamento terráqueo y la tres: destrucción de los casquetes polares; llevan a la desesperación, la tragedia y lo que ahora sí, parece ser el fin de la humanidad. Alienígenas que vienen de un gigante de gas, seres acostumbrados a situaciones extremas y ambientes hostiles que no dudan en aplastar sin miramientos a una persona.

Como dice en el libro el protagonista, el libro pretende demostrar que una invasión alienígena de la Tierra podría tomar una forma muy diferente a la mostrada en La guerra de los mundos, de H.G. Wells. Obra que consiguió una considerable atención del público cuando fue publicada.

El Kraken Despierta tiene una curiosidad como pocos libros tienen. Hay dos finales diferentes, dependiendo del origen impreso del libro: la versión inglesa o americana. Sólo os puedo decir que la edición del Reino Unido es la menos sombría. En vosotros está averiguar cual aporta esta nueva edición que lanza al mercado Alianza Editorial en un formato llevadero ideal para degustar en cualquier sitio.

Una obra genial, recomendable, del gran autor de El día de los trífidos, Las crisálidas, Los cuclillos de Midwich (que tuvo su film como El pueblo de los malditos), o la genial Chocky, centrada en los aterradores poderes de un niño súper inteligente.

Pido por favor, sigan publicando joyitas de John Wyndham, Wanderers of Time, por ejemplo, una colección de cinco historias publicadas originalmente en revistas de los años 30s. Una entre tantas obras que los lectores de este país aún no hemos podido disfrutar del poco-reconocido señor Wyndham. Sigamos manteniendo a un autor súper original en la mente lectora actual. No pido tanto.

Reseña: Raylan, de Elmore Leonard

RaylanRetorno a Elmore Leonard con su novela Raylan publicada por Alianza Editorial. En un ensayo que apareció en The New York Times en 2001, Elmore Leonard enumeró sus 10 reglas de la escritura, pero todas ellas quedaban resumida con un anexo, la regla número 11 que lo resumía todo:«Si lo que escribo suena como en mi cabeza, trabajo resuelto». Una regla excelente que a muchos de los que nos dedicamos a esto nos puede molar y mucho. Pues en definitiva eso es lo que deseamos conseguir, ¿no? Con rapidez extrema antes de que se largen las musas por la gatera…

El “uso adecuado” del lenguaje callejero es marca comercial de Leonard. Un consagrado autor, estilista de la literatura ligera, de paso, que vota por el movimiento hacia delante de la narración tan pronto como se precie. Aceleración narrativa y verbos ayudando, sistema que usa como pocos. Por el manejo del lenguaje, Leonard es un escritor que cala pronto en el lector aunque sea un recién llegado a su obra. Sin embargo, el orden y uso de sus argumentos puede tomar un poco de tiempo en aceptar la prosa y permitir que sus ideas ahonden en ti. Dependerá mucho de lo que estés andado en novela negra.

Raylan fue publicada por primera vez en 2012. Fue el último trabajo de Elmore Leonard antes de su muerte en 2013. La novela se basa en la serie de televisión Justified, que fue a su vez basada en el relato de Leonard Fire in the Hole. El carácter de Raylan Givens, que apareció en ese cuento, así como en las novelas de Pronto y Riding the Rap fue extraído de esa semilla. Pero Raylan no es una secuela directa de cualquiera de estas novelas, ni es una secuela directa de la serie de televisión. Elementos de ambas traman se cambian: Boyd Crowder, que murió en Fire in the Hole, pero sigue vivo en Justified, aquí deambula de un lado para otro y es uno de los personajes más importantes de Raylan.

Por otro lado, los personajes originales de Justified como Dickie y Coover Bennett son en cierta forma reutilizados, como Dickie y Coover Crowe. Sí que varias líneas argumentales del final de Raylann fueron adaptados por los guionistas de Justified en episodios de la tercera temporada. En el episodio Piensa como el barro.

¿Aún no he dicho que Justified es altamente recomendable? La televisión dio al escritor estadounidense las satisfacciones que Hollywood no consiguió dar. Lo que verdaderamente retrata a los personajes literarios del maestro es cómo hablan y eso es la mejor carne para la caja de tonta.

En Raylan, el agente judicial Raylan Givens es un hombre de pocas palabras, conocido por su sombrero vaquero y su facilidad para desenfundar. Su debilidad son las mujeres a las que dedica sus mejores modales, busca siempre ambientes mujeriegos pero no encuentra siempre precisamente lo mejor del género femenino. Mientas sigue la pista de un conocido narcotraficante, víctima de una red que extorsiona y trafica con órganos, Raylan se topa con Layla, una enfermera cuya ética profesional la dejó una veintena de años atrás. Carol Conlan, una abogada al servicio de una compañía minera cuya falta de escrúpulos le lleva mucho más allá de la ley en su negociación con los trabajadores, es otra de las opciones. Además de Jackie Nevada, una estudiante que frecuenta las partidas ilegales de póquer. De lo más atractivo son las tres atracadoras de banco que trabajan para Delroy Lewis, el dueño de un garito que ha jurado matar a Raylan después de que lo encerrara en el pasado.

Raylan, el agente que ha dado vida a la famosa serie de televisión Justified, ganadora del premio Emy, se enfrenta aquí a despiadados traficantes de órganos que harán lo posible para seguir delinquiendo. Mineros que luchan por una vida saludable se acoplan. Timbas ilegales que… ¿cuándo no lo son? Corredores de apuestas, criadores de caballos, plantaciones de marihuana, delincuentes sin el Raylan_nycmenor rasgo de humanidad y mujeres fatales, indispensables en cualquier novela negra.

Raylan Givens es un mariscal en esa zona de USA donde se conocen los sombreros vaqueros y el gatillo fácil. ¿Buenos modales? Los días de fiesta. Cuando el reloj despierta, Givens mata a tiros. Esto suena triste, y lo es. Pero no tanto cuando te enteras de lo que ha hecho ese traficante de drogas con tal de vender su mercancía. Personajes que ruedan de escena en escena. Acción a raudales. No se encuentran hombres como Raylan todos los días.

Reseña: Los cantos de Maldoror, del Conde de Lautréamont

loscantosdemaldororNunca digas que no a una obra que por su extrañeza atrae. Años llevo escuchando hablar en programas de radio, podcasts, artículos y reseñas de Los cantos de Maldoror. Tuve un profesor que alababa la obra y que sentenció algo muy curioso, en su afán de traspasar a sus alumnos de quince o dieciséis años, el amor por la lectura: «Maldoror es puro éxtasis, una lectura diferente, insana, con la que casi abandonas la cordura». La gente rió. Yo me encogí de hombros y arrugué el entrecejo…, por hacer algo. ¿Qué quiso decir exactamente aquel profesor de Filosofía?

Se me grabó a fuego.

Los cantos de Maldoror son un conjunto de seis cantos poéticos publicados por primera vez en 1869. Una obra de Isidore Ducasse, más conocido por su pseudónimo de Conde de Lautrémont, considerado el gran renovador de la poesía francesa del siglo XIX. Sin duda, una obra entre las más atípicas y sorprendentes de la literatura.

Los cantos que forman el libro son obra de un hombre de veintidós años al que la muerte se llevará apenas un año más tarde. Los ecos de estas páginas irán aumentando a lo largo del siglo XX, en particular por el impulso de André Breton, que vio en este libro «la expresión de una revelación total que parece exceder las posibilidades humanas».

Los sentimientos que despierta una obra tan extraña como ésta, son difíciles de describir. La dificultad del texto, metafórico en extremo y de una personalidad en ocasiones opaca, desprende una “aura” que absorbe y obliga a seguir leyendo. Hace que su lectura se torne a ratos una verdadera osadía. Te sientes como un niño de mente inocente que está vislumbrando algo prohibido, pero que no lo sabe a ciencia cierta. Lo que sí comprende es que no debería estar en ese sitio, en ese momento.

Maldoror, ser sobrehumano, arcángel del Mal, lucha bajo diferentes formas contra el Creador, a menudo ridiculizado como Dios en el burdel. Comete asesinatos en los que evidencia su sadismo y perversión. En la versión de 1868, una de las primeras escenas se refiere un diálogo con Dazet (un amigo del colegio, de Tarbes, cuyo nombre será suprimido en las siguientes ediciones), que nos deja ver, claramente que, por debajo de la ficción, subyace un sustrato biográfico.

Expresando el mundo épico en el que se desarrollan estos actos extremos, los objetos y animales hablan, las metamorfosis se multiplican, está permitido el énfasis y el gigantismo de los personajes. Pero una ironía constante avisa al lector, le obliga a tomar distancia. A partir del cuarto canto ya no es posible obviar esta contradicción, sus vampíricas frases dominan la sustancia del poema. La novela final utiliza el estilo rocambolesco y, más concretamente, el folletín que abundaba por entonces en las publicaciones de grandes tiradas.

El adolescente Mervyn, seducido por Maldoror, será inútilmente protegido por Dios y sus emisarios morfoseados en animales. Una última escena grandiosa lo ve proyectado desde la conocida Columna Vendôme hasta la cúpula del Panteón, donde todo es gobernado por angustias sentimentales. La figura de ese Maldoror cruel y tímido, asesino de ángeles y vírgenes, es algo que como lector nunca olvidarás. Sobre todo, porque es espejo y ejemplo del ser humano. Tan vil como misericordioso cuando el sufrimiento está presente.

Los cantos de Maldoror es una creación hermosa, delirante y grotesca, suma de todos los vicios y virtudes de la especie a la que pertenecemos. Un libro que Alianza Editorial tiene en catálogo. Una obra a degustar con suma calma y paciencia, con la mente realmente abierta a cualquier cosa.

Un libro impactante, siempre teniendo presente que Los cantos de Maldoror no están en sintonía con nuestra época. En mi opinión, una obra maestra del horror y la ironía. Maldoror y su mundo son fascinantes. Nada me hace más feliz que recomendar este abismo.

Reseña: Cuentos de los Viudos Negros, de Isaac Asimov

cuentosdelosviudosnegrosCuando creías que ya lo habías visto todo, vas y te enteras de que Isaac Asimov, el gran divulgador científico y escritor de maravillosos relatos de Ciencia Ficción, también tuvo una faceta como escritor de relatos de Misterio. El ingenio y la erudición, la capacidad de deducción y un fino humor también tienen lugar en estas narraciones. El autor de una de las mejores historias que he leído en mi vida, Estoy en Puertomarte sin Hilda, vuelve a sorprenderme a pesar de los años. Cuentos de los Viudos Negros es una colección de cuentos de misterio del escritor estadounidense Isaac Asimov, donde desarrolla un club ficticio cuyos componentes son viudos, y cuya reunión tiene su fuerza en tomar parte de algunos casos extraños como agentes detectivescos. Cuentos de los Viudos Negros fue publicado por primera vez en tapa dura por Doubleday en junio de 1974. La edición desde entonces ha sido traducida a varios idiomas.

Alianza Editorial acaba de publicar en formato bolsillo este indispensable ejemplar. Una edición muy llevadera para degustar en cualquier parte. Como os decía, la base central de estos argumentos son los misterios descubiertos (o no) por los Viudos Negros. Un club literario de comedor de los que realmente existieron muy pocos, pero donde se incluyen The Inkilings donde se personaban J.R.R. Tolkien o C.S. Lewis, por ejemplo.

Esta edición recoge doce relatos del maestro. Una nueva reimpresión y un homenaje a la famosa revista de misterio Ellery Queen´s Magazine de la que muchos autores aprendieron; incluido Asimov, que le dedica aquí la introducción (como siempre incluso las introducciones del maestro son ya indispensables). Muchos de estos cuentos fueron publicados en la famosa revista. Ejemplares que poseo unos cuantos, donde muchos relatos son gloria bendita del género.

En Cuentos de los Viudos Negros, cada historia trata sobre el conocimiento de los miembros del club de casos y sus trivialidades. En cada trama se mantiene el escenario, los protagonistas y una cierta cronología. Los Viudos Negros es un club privado de seis amigos con un nivel cultural aceptable que se reúnen una vez al mes para charlar, beber y comer en un restaurante que reservan para tal fin. Tienen unas normas claras, que a muchos sorprenderá. Y también un singular camarero que les sirve.

En La risita adquisitiva (1972), Anderson y Jackson tienen un peculiar negocio: la adquisición de todo tipo de objetos de valor que luego revenden. Anderson, fundador original del negocio, es un tiburón de los negocios. La peculiaridad de Jackson es la honradez. No pegan nada uno con el otro. Después de unos años deciden separar el trabajo… y surge el problema. Relato muy pero que muy original en su resolución.

Relatos como Q de quimera (1972), ¡Adelante, librillo! (1972), El factor obvio (1973), ¿Miss qué? (1973), La curiosa omisión (1974), son las típicas historias de misterio con pregunta retórica brillante que costará desvelar al lector.

En Mañanita del domingo (1973), unos drogadictos asesinaron a la hermana de uno de los Viudos Negros unos años atrás. La policía cerró el caso pero cantidad de conclusiones se pasaron por alto. Relato de 10. De mis favoritos del libro.

En cuentos como El dedo indicador (1973), Yankee Doodle fue a la ciudad (1974) o Fuera de su vista (1973), se magnifican las grandes agencias y sus devaneos para evitar la autoridad con una ganancia económica como fin. Casos también magistralmente propuestos.

La Ellery Queen’s Mystery Magazine cambió algunos de estos títulos para su publicación, aun así, se volvieron a recuperar para esta antología. Las historias también con frecuencia vienen con epílogos del propio Asimov. Un tipo muy controlador pero cuyos detalles engrandecen más al propio relato. Aunque a estas alturas ya he leído bastantes cosas de él, nunca me consideré gran fan de Isaac Asimov. Sin embargo, no hay que ser muy listo para saber que estamos ante uno de los grandes maestros de la literatura de ficción. ¿Qué ocurre entonces? Pues que conocer de esta nueva faceta (para mí) del autor, ha provocado que lo suba un peldaño más del podium (debe existir uno más, ¿no?) de donde suelen estar los números 1.

Reseña: Un tipo implacable, de Elmore Leonard

untipoimplacableNos encontramos en la década de los treinta, en el estado de Oklahoma, donde la ley seca es perseguida y duramente castigada para quienes la infringen. Podría decirse que esta es una novela acerca de un triángulo, el de sus tres protagonistas y dentro de él se desarrollan conflictos que entrelazan sus historias, sus vidas, sus pasados y, ahora, también sus futuros. Además, en el interior de esa figura, también disfrutaremos de otras aventuras propias del género: asesinatos, prostitutas de lujo, bares de carretera, atracadores de bancos…, y de fondo, como no podía ser de otra manera, las mejores bandas de jazz del momento, un estilo musical que tan bien compagina con este género literario y que crea un aliciente especial durante la lectura. Si te gustan este tipo de historias verás pasar las páginas a velocidad desenfrenada. Cuatrocientas páginas y dos días me llevaron leerlas. Esto habla mucho y muy bien de Un tipo implacable, de Elmore Leonard.

Para empezar, tenemos a Carl Webster, el poli duro, hijo de un veterano de guerra cubano y descendiente de los Creek, lo que en su día fue una tribu india. Su sangre fría lo hace ser un respetado miembro del cuerpo. A sus veintiún años ha acabado con la vida de Emmett Long mediante un certero disparo a más de trescientos metros. Emmet era un conocido atracador de bancos que cierto día, durante la infancia de Carl, le robó a éste su helado de melocotón. La prensa, quien no duda en tildar a Carl como un rencoroso sin escrúpulos, apuesta a que el móvil del disparo que fulminó a Emmet fue más bien un acto de venganza personal en lugar de un asunto laboral…

El otro personaje principal de Un tipo implacable es Jack Belmont, el hijo de Oris Belmont, un millonario que preside el NMD Gas & Oil, ubicado en la ciudad de Tulsa.

Jack es todo un conquistador y ladrón de bancos. En cuanto su padre le corta el grifo, le pega fuego a una de las refinerías y chantajea  a su padre con informar a su madre acerca de sus numerosas infidelidades. Jack Belmont es un hombre dispuesto a convertirse en el “enemigo público número 1” de Estados Unidos. Y sus planes no han hecho más que comenzar…

Y por último, pero no menos importante, tenemos a Tony Antonelli, un ambicioso periodista dispuesto a sacar todo el jugo posible a sus historias y conseguir la primera plana en el True Detective (nada que ver con la serie, por si os lo preguntáis), la revista para la que trabaja…

Elmore Leonard está considerado como uno de los mejores autores de novela negra en Estados Unidos en la actualidad. Pese a saber todo esto, no había leído nada suyo hasta la fecha. Y ahora sé el por qué de esta mención tan especial. He empezado con una de sus obras más conocidas, publicada en el año 2005 por Alianza Editorial y ha sido todo un acierto, os lo aseguro. Creo, no estoy seguro, de que las aventuras de Carl Webster no han hecho más que comenzar, habrá nuevos casos, nuevas fascinantes aventuras y nuevos e increíbles personajes. Las seguiré de cerca, a estas y a las demás obras de un escritor que, aunque he conocido más tarde de lo que me hubiera gustado, ya ha entrado en mi lista de preferidos de novela negra. ¡¡¡Léanla, please!!!