Archive for Satori Ediciones

Reseña: 47 Ronin, de Tamenaga Shunsui. Edición Especial con Grabados de Utagawa Kumiyoshi

47roninUna oda al bien, a la indulgencia, al honor por encima de todo. La vida no vale nada sin honor, sin unos principios, un ronin no era un tipo cualquiera. Anteponía su vida por las costumbres, si se tenía que ir al “otro lado” lo haría como un verdadero señor y excepcionalmente por su maestro.

Algo dentro de mí, quería que me gustara 47 Ronin. Y dicho esto, me maravilló. Ideal para mostrar a alguien que haya dejado de creer en la fidelidad del hombre, de un caballero honrado hasta el final de sus días… No podía faltar en Satori Ediciones la mejor edición hasta la fecha de 47 Ronin, de Tamenaga Shunsui (1790-1844), célebre escritor del periodo Edo al que se considera el Charles Dickens o Walter Scott nipón. Una obra inspirada en el hecho real acaecido en 1703, la crónica de una larga venganza perpetuada por unos fieles samuráis, los 47 que ejecutan la rotura, el rencor de vengar la injusta muerte de su daimio (señor feudal).

La historia de los 47 Ronin es muy conocida por aquellos amantes de la lectura trascendental o fans del arte japonés. Para el mundo ilustrado en general. Nos presenta al Señor Asano, un daimio que fue convocado al palacio del Shogun y rápidamente se encontró, sin comerlo ni beberlo, inmerso en intrigas de corte y política. Las cosas van rápidamente de mal en peor y Asano se encuentra en una situación precaria. En un simple capítulo suficiente de apertura, el lector se da cuenta perfectamente de que el «soborno», siempre ha acompañando al hombre desde el principio de los tiempos. Y hace que Kira, uno de los altos cargos del Shogun, le pida dinero a Asano por uno de los actos naturales a los que puede acceder cualquier señor. Dado que Asano no accede a lo que intenta la sabandija de Kira, éste lo va maltratando psicológicamente hasta que estalla y arremete contra él. Una de las leyes del shogunato dice que no se puede blandir la espada dentro de palacio y mucho menos usarla contra alguien de la corte. Así que Asano es castigado por la ofensa y lo obligan a cometer seppuku, o para que lo entendáis mejor: hacerse el hara-kiri. Sin embargo, un compañero sabía lo que sucedía y siendo testigo, avisa al palacio de Asano en su ciudad y a sus hombres. El Shogun va a confiscar todas las tierras y a deshacer el reino de Asano. Sus samuráis, en especial el jefe de ellos, no se quedaran quietos.

Piensan limpiar el nombre de su señor.

Satori Ediciones se marca un enorme tanto, publicando de nuevo esta obra pero incluyendo en dicho tomo la colección de grabados ilustrados del gran Utagawa Kumiyoshi a todo color. Una edición indispensable para los amantes de la obra. Una más, pero una diferente, épica, ilustrativa y esencial. Uno los relatos más conocidos (si no el que más) de la historia japonesa. La leyenda de los 47 Ronin y su épica misión para vengar a su malogrado maestro ha traspasado los limites de la conciencia humana. Narrada una y otra vez a través de los años, esta leyenda llega por fin en un gloriosa edición a nuestras librerías. Un formato perfecto para una historia épica e inspiradora. Una trama que recordarás muy de vez en cuando, que te fustigarás por no haber sabido de ella antes. Aunque dudo que seáis tan ceporros como yo que ni siquiera había visto el famoso film de Hiroshi Inagaki de 1962 (no el actual de Keanu Reaves, La leyenda del samurái que poco tiene que ver).

La historia de los leales samuráis de Ako. 47 Ronin es la crónica magistral de la gesta más célebre de la historia japonesa, un episodio que ha conformado la peculiar identidad del País del Sol Naciente generación tras generación. Más que el relato de una venganza, 47 Ronin se ha convertido en leyenda nacional japonesa pues en ella se condensan los valores que han dado forma a la figura del “verdadero japonés”, descendiente de aquellos grandes samuráis.

Una novela de aventuras, trágica y emocionante, que combina el exotismo nipón con pinceladas de los grandes autores clásicos occidentales de la época.

Reseña: Dark Water, de Koji Suzuki

DarkWaterVibrar, lo que se dice vibrar con un libro de Terror, fue con The Ring de Koji Suzuki. Y mira que lo cogí con recelo pues, ¿después de una maravillosa película de horror que iba a cambiar que no fuera esa niña de pelo largo saliendo del pozo? ¿Qué iba a aportar nuevo? Aun hoy en día doy gracias por ser aquella una época en la que me dio por leer libros basados en películas; acababa de leer La princesa prometida y después de alucinar con la diferencia entre film y libro, todo era superado en todo tipo de detalles… ¡Y catapúm! The Ring (libro) fue comparable o incluso mucho mejor. Teníamos una película japonesa con un final, la hollywoodiense con otro y, ¡un libro con otro! Era un perfecto thriller con terror muy sugerente, con un miedo atmosférico tras una investigación a contrarreloj para salvar la vida del protagonista y de aquellos que, como él, vieron posteriormente la maldita cinta. Era genial. El final del libro no lo cuento. Comentaros que lo publicó Mondadori y creo que ya es muy difícil de encontrar. Pero lo más importante es que me demostró que Koji Suzuki, el considerado Stephen King de Japón (una comparación odiosa en la mayoría de los casos), ese autor me había engatusado desde la primera página hasta el final. ¡Un autor oriental! Desarrollando con gran maestría argumental todo el proceso de indagación para dilucidar el sortilegio que se proponía. Y alucinado, empecé a buscar más obras del autor en español, y no había, y me apesadumbré.

Años después, ahora, todo era cuestión de tiempo: Satori Ediciones publica Dark Water. Una antología de relatos del autor en la que se incluye otra historia que también tuvo película, incluso traducida a nuestro idioma; otra indispensable del mejor momento cinéfilo de terror oriental que vivimos allá por entonces. Una de mis favoritas.

La primera historia incluida aquí, Agua que se agita, puede ser la más sobrenatural de todas. Pero Suzuki ordeña y le da un sentido extraño a las palabras para que guste y mucho. La verdad horrible (aunque en realidad nunca se probó) de una historia escalofriante que fue real en cierto modo. Una incursión con referencias a que se relatará más adelante, El barco a la deriva, donde se encuentra un yate flotando inexplicablemente desierto en medio del océano.

Afortunadamente, la mayoría de las historias posteriores están más centradas, teniendo una base de lo que pudiera (o no) ser real. Así, Isla solitaria nos cuenta sobre el fantasma de un ser llamado Yukari Nakazawa, en una isla donde nadie había puesto un pie durante una década…El agujero, a mi entender, es donde ya empieza a brillar de nuevo Koji Suzuki. Un relato que trae la verdadera violencia hacia el lector, todo cuando desde el asiento de atrás contemplas las relaciones desagradables a la que juega la familia Inagaki. Pero una vez más, las semillas sutiles que Suzuki plantea te llevan a comer la fruta más venenosa. Y lo peor es que estás muy cerca de sentirte contaminado con los personajes que crea Suzuki.

Esa sensación se ve reforzada en Un crucero de ensueño, una pesadilla que sucede cuando el protagonista se compromete a escuchar el discurso vanagloriado de un conocido de la escuela secundaria que no has visto desde hace muchos años. Como os sugería antes, El barco a la deriva, cuenta algo tan espeluznante como surrealista. La acuarela, da un golpe de efecto a una idea bastante inteligente en torno a una representación teatral. El bosque en el fondo del mar se centra en una extraña claustrofobia, mientras que Prólogo y Epílogo (relatos con este “motivo” con los que el autor juega al principio y final del volumen) enmarcan muy bien lo que sería toda esta colección historias.

No deseo contar mucho más. Hay que disfrutarlo. El uso del agua, un goteo en el techo, un escenario, una fuga, las inundaciones en las historias anteriores, un bonito contraste con las historias de mar de fondo… Koji Suzuki muestra en Dark Water algo que puede sorprender a los lectores de The Ring. No hay tregua lógica en los elementos de horror que se proponen. Incluso se abusa más de la ciencia ficción, diría yo. Pero no me cabe duda de que estamos ante una antología indispensable en la mejor biblioteca de Terror que se precie. Estamos ante lo que sería las Historias de fantasmas de anticuario, de M. R. James, o una evocación a lo que pretende Clive Barker con sus Libros de sangre. La comparación con King, ya os digo que nula.

Libro totalmente recomendable. Antología de las que no se olvidan. Un articulo maravilloso incluido al final del siempre instruido Jesús Palacios, especialista en horror oriental. Un lugar donde Suzuki permite al lector absorber el mensaje de modo desagradable y luego beber ese brebaje para consumirlo por dentro. Cuanto más razonas, más te pierdes en el desvarío. Cuando los hombres ahogados hablan, cuando las aguas subterráneas corren podridas por el corazón de la ciudad, cuando los muertos nos recuerdan una y otra vez que pronto estarán de nuestra mano…

Suzuki tiene el don de las escenas escalofriantes. Y es allí, en esa horror-zone, donde te amenaza constantemente hasta que cierras el libro.