Archive for Gigamesh

Reseña: Las estrellas, mi destino, de Alfred Bester

lasestrellasmidestinoJunto a El hombre demolido, el título que hoy os reseño forma dueto como una de las novelas muy influyentes y merecidamente famosas escritas por Alfred Bester en la década de los 50s. A partir de de ahí, ni que decir tiene que recomiendo muy mucho a cualquier fan de la Ciencia Ficción (debido a su influencia en dicho género) leer cuanto antes Las estrellas, mi destino. No me cabe ninguna duda que si esta reseña la está leyendo alguien que lee CF de toda la vida, sabe casi lo que voy a decir en cada momento. Apuesto lo que sea a que ya la ha leído. Y si por un casualidad no lo hizo, o es de esa otra parte del río que aún no la disfrutó; comentarle así bajito, ahora que no nos lee nadie, que del nombrado dueto del autor, Las estrellas, mi destino es la que sin duda ha aguantado mejor el paso del tiempo.

En los últimos años, Ediciones Gigamesh ha ido dando pasos cada vez más grandes para meterse en nuestras vidas como una de las editoriales a tener en cuenta siempre-siempre que un titulo de nuestros géneros favoritos sale a la luz. Aunque parece una editorial centrada más bien en recuperar clásicos, son esos, los necesarios que muchas librerías necesitan tener en stock. Un buen librero del fantástico necesita obras que recomendar. Y recordad que en los mejores años, suelen estar los mejores. Es obvio.

Las estrellas, mi destino tiene menos de la psicología freudiana con la que Bester estaba fascinado por aquellos años. Menos que El hombre en el castillo, quiero decir. Por eso, en este nuevo titulo de Gigamesh, encontrarás una amena novela lejos de las alegorías, de aquellas que se le ocurrían por entonces a ciertos autores y que a día de hoy contienen escenas que suenan un poco falsas. La trama es paralela y ha sido comparada con ciertas obras de renombre pero particularmente, la infiltración eventual de Foyle en la nobleza, en su búsqueda de la venganza y algunas de las complicaciones que surgen de eso, me lleva a pensar a que es muy buena historia por sí misma. Las estrellas, mi destino tiene sus propios giros y cuando la terminas, te preguntarás si Gully Foyle es uno de los antihéroes más memorables de CF. Un personaje desagradable pero extrañamente fascinante que miente, traiciona y brutaliza su camino hacia la venganza y solo adopta técnicas más sofisticadas cuando la fuerza bruta no funciona.

Las estrellas, mi destino (The Stars My Destination, 1956), también conocida como ¡Tigre, tigre! (Tiger! Tiger! en USA); cuenta la vida de un personaje llamado Gully Foyle, que comienza el libro como un hombre común y sin nada particular a tener en cuenta. Bester lo describe memorablemente con “de todos los brutos del mundo, él estaba entre los menos valiosos vivos y los más propensos a sobrevivir”. Foyle es el único superviviente de una nave espacial lisiada y casi destruida en el espacio. Sobrevive durante meses y cuando tiene la suerte de que una nave pasa cerca…, pasa de largo sin rescatarlo del naufragio. Bester nos traslada al Siglo XXV. La humanidad se ha expandido por todo el sistema solar, el capitalismo multinacional controla al individuo, y eso dispone una guerra de origen económico entre los planetas interiores y los llamados satélites exteriores. Un suceso inesperado marca una dinámica algo especial: un investigador llamado Jaunte accidentalmente se prende fuego a sí mismo, y mientras corre y solicita algo así como un extintor, un instante después aparece unos veinte metros más allá de donde estaba. Acaba de descubrir la teleportación mental. A partir de ahí, conocido el proceso como “jauntear”, se establece que usar el método tiene sus limitaciones de espacio y tiempo. Pero para eso esta Gully Foule (al que se compara por todos lados como un Conde de Montecristo de la era espacial), perdido en el espacio al ser destruida la nave en que viajaba (la Nomad) y sediento de venganza contra la que no le auxilió (la Vorga). Escapando al final de una una muerte segura, gracias a una banda de carroñeros que le hacen toda clasa se perrerías, Foule se transforma en un ser lleno de odio, un ser anodino, un imbécil que no lo es tanto debido a que cuenta con unos extraordinarios poderes paranormales.

Con esta premisa tan maravillosa, te metes en una genial historia de aventuras desenfrenada. Llena de personajes atractivos y una acción dramática maravillosa. Como bien se anuncia en la sinopsis: Las estrellas mi destino es uno de los eternos favoritos de la Ciencia Ficción. Una novela de cabecera para cada generación de lectores que ha existido desde su publicación original en los 50s. Yo añado: deberías leerla sí o sí.

Reseña: El Mundo de Hielo y Fuego, de Elio M. García Jr. y Linda Antonson

WebTarde o temprano llegaría. Algunos ya conocimos en su día el genial obra en tapa dura que Ediciones Gigamesh sacó en su día de El Mundo de Hielo y Fuego (The World of Ice & Fire). Una extraordinaria enciclopedia ilustrada de la maravillosa obra mundialmente conocida de George R.R.Martin, en especial por la serie de televisión que cada año nos mantiene en vilo la productora HBO. Elio García y Linda Antonsson, dos antologistas autorizados para relatar la historia y geografía de Poniente y Essos. Es una muy buena noticia. Vuelve a estar disponible, para todos aquellos que aún no pudieron disfrutarla o esperaban/deseaban como yo, una edición en rústica. Bastante más económica lógicamente, un perfecto regalo para esos Reyes Magos que ya están cogiendo la esquina.

Ediciones Gigamesh vuelve a publicar una edición de lo que se ha convertido en una maravillosa guía complementaria para el tan nombrado Mundo de Canción de Hielo y Fuego. Un tomaco indispensable para todo amante de esta gran saga que sin duda ha sobrescrito la literatura fantástica mundial gracias al don de ese escritor ahora súper conocido como es George R.R. Martin. Por fin hemos podido degustar esta delicia de enciclopedia; un tomo de refElmundodehieloyfuego02erencia, sin duda. Si bien puede no ser tan grueso como las novelas originales, El Mundo de Hielo y Fuego, la historia no contada de Poniente y Juego de Tronos, engloba sobre todo, una serie de interrelaciones, de árboles genealógicos, de menciones a grandes batallas y al pasado de antiguos reyes y reinos. Una gigantísima ayuda para completar en tu cabeza ciertos momentos no narrados, o narrados a medias en la literatura de George R. R. Martin. Una completa ayuda que puede ser consultada en cualquier momento de forma fácil, rápida e ilustrativa.

Una visita guiada por todo lo acontecido en presente, pasado y posibles futuros. Estamos ante un trabajo de documentación titánico que abarcElmundodehieloyfuego03a desde la Era del Amanecer hasta la Edad de los Héroes. Desde la llegada de los primeros hombres hasta el Desembarco de Aegon el Conquistador, la Danza de los Dragones y la Rebelión del Rey Robert. Un verdadero tratado elaborado a partir de todas las fuentes disponibles: libros y pergaminos de la biblioteca de la Ciudadela, canciones y tradiciones populares, textos sagrados de la Fe y el conocimiento arcano de brujos y magos.

Elio M. García Jr. y Linda Antonson se lo han currado de lo lindo. Lo chulo es que este gran proyecto se ha elaborado con la colaboración del propio R. R. Martin. Junto al maestro, dos grandes autores que han organizado toda esa información recogida en la web oficial de Westeros.org, una fuente de referencia esencial de todo lo relacionado con la genial creación del autor más conocido de nuestro époElmundodehieloyfuego04ca actual.

También aquí toda una lista de ilustraciones originales. El Mundo de Hielo y Fuego recoge todo el trabajo de compendio que no puede faltar en cualquier biblioteca que se precie. Saber (como  yo sé ahora), todo lo ocurrido en la historia de Poniente y las sobrecogedoras situaciones que se dieron en la tierra de más allá del mar Angosto y… ¡Buah, qué chulada!

Es obviamente un tomaco de 336 páginas, algo más pequeo que la ediciópn de coleccionista pero obviamente más asequible económicamente. No obstante, ideal tomaco para embarcarse en un nuevo viaje a través del mundo de Martin. Una recopilación de datos curiosa en ocasiones, pues muchos de los capítulos incluidos aquí, podrían formar en un futuro escenas-ayuda para los guiones de los libros que aún están por venir.

Así que sí. Tengo que decir que El Mundo de Hielo y Fuego es compra-regalo obligada tanto para los fans acérrimos de la adaptación de la HBO: Juego de Tronos, como para los El-mundo-de-hielo-y-fuego003lectores de las novelas publicadas de Canción de Hielo y Fuego. ¿Para puristas? Pues sí, o quizás si podéis haceros con la edición en tapa dura mejor que mejor, para que negarlo. Pero indispensable ambas dos para completistas de grandes tomos de Fantasía y bibliotecas del género más leído de todos los tiempos. Los capítulos en colores de monarcas ya desaparecidos de Poniente o los anales de los muertos me han parecido realmente brillantes. Por ejemplo, hay toda una entrada dedicada a la vida y reinado de Maegor, el Cruel. Vas a descubrir cantidad de relaciones de ciertos personajes de Juego de Tronos con reyes que existieron en realidad. Historias en la Historia. Vas a aprender. Hay pepitas de oro también, detallitos que no sabías sobre Tywin Lannister, por ejemplo. Conocerás más de su desaparecida esposa Joanna…

El-mundo-de-hielo-y-fuego-Construyendo-el-MuroEl libro contiene bellísimas ilustraciones en cada página que dejan la adaptación de HBO a un lado y tiran por un sendero de magnífico diseo gráfico. No esperes encontrar a la Daenerys Targaryen de la serie, es decir, a la actriz Emilia Clarke. Aquí los dibujos corren del lado de la Fantasy habitual y son un mero espectáculo.

Un tomo de referencia. Acude a él para completar esas lagunas de tu cerebro. Y alucinad, amigos, alucinad como yo lo he hecho.

Reseña: La Guerra de las Salamandras, de Karel Čapek

la-guerra-de-las-salamandrasGigamesh es una editorial que apuesta fuerte por el fantástico. Fuera de la Fantasía donde lo bordó trayéndonos Canción de Hielo y Fuego (Juego de Tronos para los televisivos) o el Primer Libro de Lankhmar (¡¡parece que por fin ya viene el siguiente!!); fuera de ahí, se puede decir que es una editorial centrada en publicar Ciencia Ficción. Por un tubo, taco, tela marinera, a cascoporro, mucho-muchito… de Ciencia Ficción. Trayéndonos autores que normalmente no están en el candelero de otras editoriales. Y eso es de agradecer. En especial, cuando recupera clásicos que todo el mundo debiera vivir…, quiero decir, leer.

En la literatura de CF hay escritores para todos los gustos. Los hay multipremiados por toda una carrera, los hay reconocidos tan solo por una obra en especial, pero también autores que escribieron una historia, tuvieron una idea un día, lo bordaron y ahí se quedaron. En mi opinión la CF es un género de selección. Es decir, sólo si sabes seleccionar bien, te molará el género hasta el fin de tus días. ¿Qué quiero decir en definitiva? Que de tu elección depende. Son situaciones, momentos, serendipias que suceden o no. Como por ejemplo la última novela de Karel Čapek, La Guerra de las Salamandras, la cual fue completada por su esposa y publicada en 1941 como The Cheat, y que gracias a ello ha llegado a nuestros días un autor al que me he sentido muy cercano recientemente. Pero la mejor forma de que esta novela checa de 1936 encuentre a sus lectores es simplemente describir la trama. Así de fácil. Original como ella sola.

En un rincón aislado de los Mares del Sur, un capitán holandés descubre una especie desconocida de tritón nadando en las aguas poco profundas de una ensenada que los lugareños siempre han evitado. Cuando el capitán atraca en una isla vecina, los tritones parecen fascinados por él y extrañamente descifran sus señales. Esos anfibios que miden casi un metro de alto, tienen una estructura similar a la de los niños, y cuando están en tierra caminan sobre sus patas traseras. Según las instrucciones del capitán, los tritones son famosos por extraer perlas de las ostras, incluso se dice que esas criaturas usan una cuchilla para abrir sus propias conchas. No obstante, a pesar de estas habilidades, los tritones han permanecido atrapados en la ensenada durante incontables siglos, por lo que no pueden nadar en océano abierto y su población se mantiene bajo control por los tiburones que acuden con regularidad a devorarlos.

Es entonces cuando se le ocurre un plan al capitán, basado tanto en la codicia como en lo que a él le parece compasión. Con la ayuda de un industrial checo, el capitán comienza a sacar a los tritones de su ensenada utilizando un tanque en su bote. Él los extiende a otros bajíos locales donde pueden prosperar sin ser molestados. A cambio, los tritones recogen las perlas que los buzos humanos no han podido alcanzar. Pero sin visitas posibles de tiburones, los tritones se multiplican a un ritmo sorprendente (una hembra puede liberar cientos de huevos viables) y pronto, como era de esperar, una súper población descontrolada representa un peligro para esos que nos hacemos llamar humanos…

Decidme que este genial relato recuperado por Gigamesh no es original pese a sus más de setenta años. La Guerra de las Salamandras es una novela satírica que se detiene en las repercusiones del hombre sobre el medio que le rodea. El daño a Gaia que representamos y las referencias al mal que el ser humano trajo al planeta azul desde que encontró “la razón”. Colonialismo, comercio de esclavos, explotación laboral, producción capitalista, fascismo e incluso nacionalismo. Todo representado por unas salamandras inteligentes que a su modo intentarán cambiar lo que les rodea.

A ver si ellas pueden.

Reseña: Mundo Infierno, de Philip José Farmer

mundo-infiernoHace años que empecé a leer Ciencia Ficción. Aunque me considero por encima de todo amante de la literatura de Terror (cuánta más clásica mejor), la CF es sin duda mi segundo género favorito. Así que muy pronto empecé a indagar en aquella época dorada que brotó en USA y que duró bastantes años, desde los 50s a los 70s. Podías encontrar títulos que aún a día de hoy resplandecen. Obviamente, otros muchos caen empicado. Es lo malo de la CF, un género que juega con un futuro argumentístico a menudo donde es difícil acertar con el paso del tiempo.

Me metí de lleno en lo bueno. Leí y leo mucho bueno. Voy directo a no equivocarme. Algo en inglés aunque sin duda busco y buscaba en español. El nuestro, sinceramente es un país que no se podía quejar en aquellos años en cuanto a publicaciones. Gracias a grandes como Martínez Roca, Nova, Bruguera, Ultramar o Ediciones Dronte que publicaba la famosa revista Nueva Dimensión; podíamos acceder a grandes joyitas del género. En mi caso, con las recopilaciones de Premios Hugo y Nebula, descubrí a muchos autores grandes y buenos, mucho más allá de Asimov. Algunos con mucha morralla en su haber, otros pocos títulos publicados pero excelentes, y otros con obras sencillas aunque contaban con un gran titulo al que todo el mundo hacía referencia. Por ejemplo, Philip José Farmer, conocido sobre todo como el creador de la saga Mundo del Río (Riverworld); una obra muy original de la que guardo muy gratos recuerdos.

Un autor que rápidamente consigue crédito para ser uno de los grandes amos de la Ciencia Ficción americana. Tanto en su carrera, como en tu corazón. Es por eso que Ediciones Gigamesh ha dado de lleno en la diana con esta publicación. Una pequeña obra -apenas tiene ciento y pico páginas- a rescatar del autor. Una novela corta que fue publicada originalmente en 1964, con una premisa que quizás muchos hayamos pensado antes pero que nunca nos atrevimos a plasmar en papel. O no. Tampoco somos tan listos. Una idea que explora de modo objetivo lo que sucede antes de que las almas habiten los cuerpos humanos, y cómo se crean. Y aunque esplenda algo de estoicismo así a priori, me encuentro con una interesante trama, entretenida, con una amplia gama de temas que van desde la aventura, el sexo…, hasta la filosofía.

Mundo Infierno (Inside Outside) es un lugar oscuro, apartado, construido en el pasado por una raza que… Bueno, tranquilo… A ver, Jack Cull (un juego de palabras de la palabra “chacal”) se encuentra en un lugar extraño llamado Infierno. Una enorme esfera con un sol en el centro cuya población consiste en seres humanos y demonios, fallecidos. Los seres humanos cuentan con los mismos pensamientos y cuerpos que cuando murieron. Pero ya no hay enfermedad o hambre. Y las muertes se invierten en cuestión de horas. Curiosamente, hay terremotos frecuentes y poco a poco Jack se da cuenta que los seres humanos han tomado el control de Infierno y han reemplazado la inscripción tradicional (imaginada por Dante y escrita en italiano): “Abandonad toda esperanza”. Por una nueva escrita en hebreo: “Nunca perdáis la esperanza”. Como se puede ver, se trata de un infierno muy particular, donde no existe más dolor que el no saber a dónde conduce una existencia vacía. Donde la gente que muere resucita al poco tiempo en idénticas condiciones. Donde los demonios son ahora esclavos de los seres humanos… Pero, ¿los terremotos constantes quieren decir algo? Un mundo en crisis. Jack Cull, en compañía de Phyllis, la cruel mujer que lo abandonó, y Fyodor, el constante fantaseador que busca a toda costa a su Redentor; se ven sumergidos en una alucinante expedición buscando el por qué de su existencia en dicho lugar.

Philip José Farmer, un consagrado con cantidad de premios en su haber, nos dejó en 2009. Un maestro del género, capaz de conseguir finales inquietantes, como pocos he leído. Dejar con ganas de más. Mucho más. A veces no es bueno dejar que el lector piense mucho. Que se quede mirando el horizonte después de leer una obra. Que intente componer lo sucedido en su mente. No es bueno. Se sale del camino real y desvaría. Y entonces: ¿Mundo Infierno es sátira? Muy probablemente. ¿Contiene una advertencia? Diría que sí.

Llena de horror los corazones más imperturbables.

Reseña: Futuros Perdidos, de Lisa Tuttle

futuros perdidosComo si de un juego de mayorías se tratara, encontrar una buena novela sobre un tema específico suele requiere  mucho de tu parte. E influye para tu buen adquirimiento que sea una novela corta, breve, que vaya directa al grano. Ya que pedimos: bien escrita, que enganche y sea digna de recuerdo. Si se cumple todo, ni que decir tiene que estamos ante una muy buena novela. ¿Y sabéis qué mola? Que no sea de un autor súper conocido y que casi nadie te la haya recomendado. Que sea todo un descubrimiento.

(Miras alrededor, unos se encaminan hacia sus trabajos, a llevar al niño a la academia y otros beben en el bar como si no hubiera un mañana. Y tú te dices: pedazo de historia que acabo de leer y quizás ninguno de estos ilusos la disfrute nunca).

La sensación de encontrar un tesoro en el lugar menos esperado. Nunca pierdas la esperanza. Hay tesoros para ti. Sólo hay que buscarlos…, e incluso algunos son tan para ti que te llegaran de alguna manera. Todo lo que digo no es sino una metáfora de mi relación con Lisa Tuttle. Una autora cuyos libros por fin empiezan a ver la luz en nuestro país, una autora que lo merece y mucho. Es de esas autoras ocultas en gran parte por los escritores de bestsellers. Y aunque con este calificativo todos los caminos llevan a Stephen King, si buscáis un poco daréis con escritores buenísimas cuyas obras tienen mucho que decir. Autores dignos de mención. Cuyos escritos no consiguieron cruzar el charco cuando en aquella época dorada del género, otros muchos lo hicieron. Y como nunca es tarde si la dicha es buena, créanme que alucinaran con lo bien que escribe esta señora

Ya Ediciones Nevsky nos trajo Nido de pesadillas, una antología que muchos deseábamos leer desde hacía años. Y ahora Gigamesh nos publica esta joyita que es Futuros Perdidos. «Una imaginación extraordinaria, una prosa hermosísima…», como dice su eterno compañero George R. R. Martin.

Sensibilidad clara que toca la fibra, añado yo. Futuros Perdidos es la historia de Clare Beckett, la cual se encuentra saltando de una realidad alternativa a la siguiente a través de un torbellino de vidas diferentes que ella podría haber llevado. Las realidades alternativas son también, en cierto sentido, los sueños en los que Clare no puede saber si la vida actual que vive es un sueño o una realidad. Soltera, acomodada a una vida monótona, arrastra las cicatrices de una mala decisión en el pasado. Su presente se encuentra falto de un auténtico propósito de futuro. Dotada para las matemáticas, carrera que no llegó a cursar pese a que le hubiese encantado, y conocedora por tanto de la teoría cuántica de realidades paralelas, sueña con poder escapar a un mundo mejor. Y así vive situaciones reales y curiosas que son auténticas vidas alternativas. Sin embargo, todo se trunca, empieza a torcerse cuando una pregunta le acecha: ¿y si todo eso que ve, vive y siente no son del todo verdad? ¿Realmente está viajando a dimensiones paralelas o todo se resume a que está perdiendo el norte?

Aparte de la curiosa trama que conforma Futuros Perdidos, en serio, lo que de verdad me asombra de Lisa Tuttle, es lo bien que escribe. Y pese a que esta novela no es parte tanto del género de Terror como cabría esperar, es quizás suspense mezclado con Ciencia Ficción; no deja de obtener una prosa altamente elaborada, como parece que tiene todo lo que toca Tuttle. Relatos que son todo un gustazo de leer.

Lisa Tuttle pinta aquí un cuadro de confusas e imágenes febriles. Una sensación parecida a cuando estás ante un lienzo abstracto o cubista, más bien, donde perderte fácilmente entre sueño y realidad. ¿Diferenciarlos? La autora mete en ese lío a la protagonista pero también en cierto modo al lector. Transmite. Trasciende. Realidades paralelas a las que muchos hemos acudido en pensamientos vagos. ¿Qué hubiera sido de mi vida si…? ¿Dónde estaría yo ahora…? El dolor de Clare es tan abundante hacia el final de la novela que al igual que ella, quieres que finalice. Que se aclare la situación.

Una lectura genial. Fluida como pocas. Me declaro fan total de la señora Tuttle.

Reseña: La Tierra Permanece, de George R. Stewart

La Tierra PermaneceMucho se ha dicho sobre cuales son las mejores novelas apocalípticas escritas hasta el momento. Demasiadas referencias (y yo soy un amante de ellas) a las novelas de zombies. Es un semigénero crítico con muchos aspectos diversos aunque algunos piensen que siempre es lo mismo. Para nada lo es. Mucho se puede rascar de ellas, lleven implementadas o no, algún ingrediente externo como son los muertos vivientes, enfermedades extremas, invasiones extraterrestres o seres del inframundo resurgiendo o sublevándose de una vez por todas… Y aquí se emplea la razón básica que rige el mundo: «En la sencillez, está la belleza». ¿O no es ya aterrador que todo nuestro mundo, todo lo que hemos creado hasta ahora, se vaya al garete y tengamos que empezar de nuevo?

La Tierra Permanece es por antonomasia la biblia de este subgénero. Una de las novelas de cabecera de todo aquel que se sienta amante de este bosquejo de la Ciencia Ficción derrotista. Una novela escrita en 1949, los mejores años del género, la década de los 50s de nuestro amado pero pasado Siglo XX.

El escritor estadounidense George R. Stewart narra la historia de la caída de la civilización tal como se conocía, debido a una enfermedad mortal en la que apenas se indaga, para su posterior renacimiento. Con uno de los mejores comienzos leídos, La Tierra Permanece (titulo basado en la cita de Eclesiastés 1,4: «Generación va y generación viene; más la Tierra siempre permanece»); empieza en Berkley, California, con Isherwood Williams debatiéndose entre la vida y la muerte debido a la picadura de una serpiente durante una excursión a las montañas.

La lectura de La Tierra Permanece resulta del todo recomendable para todo amante del género pero también para cualquier lector que se precie. En mi opinión, es un libro digno de constante análisis incluso para una buena clase de Literatura. Lo tiene todo: es un libro de aventuras, de grandes viajes, de buenos y malos, una narración catastrofista que se basa en la caída constante y puesta en pie del ser humano ante la adversidad. Evitar la extinción a toda costa. Algo que a cualquier animal salvaje le puede resultar banal pues para ellos es pan de cada día. Así, vivimos junto a Williams, el planteamiento de una epidemia virulenta y letal que solo afecta a unos pocos. El desmoronamiento de la sociedad. Los hospitales han seguido funcionando hasta el último segundo. Pero enfermos, médicos y enfermeras cayeron al poco. No ha habido tiempo para desbandadas, ni pillaje, todo ha quedado intacto, ordenado, congelado en el tiempo. Lo bueno (y en esto también es precursora La Tierra Permanece) es que Isherwood Williams, protagonista y narrador, tiene una sólida preparación científica y lo que no, lo aprende o recuerda con facilidad. Un tío notablemente inteligente al lado de los supervivientes que va encontrando. Por ello, en principio es carne de líder, líder de tribu, líder de las almas perdidas que no saben dar un palo al agua para sobrevivir.

Sin duda, el entorno ha vuelto a esos años de nuestro pasado en los que nos juntábamos y necesitábamos en comunidad. No mucho más aventajados que los trogloditas que se agolpaban unos con otros para darse calor. Y es entonces…, cuando llega el momento de venirse arriba. El momento de resurgir. Volver a establecer “lo que se había logrado”, en la medida de lo posible. Echar a andar lo básico. Así es como se van acumulando los problemas. Saber hacer que arranque un generador, que afloren las verduras en el huerto, las semillas del sembrado, que arranque un generador sin gasoil… Pese a los esfuerzos de Ish, la pequeña tribu no parece adaptarse y todo son problemas.

La Tierra Permanece ganó el primer Premio Internacional de Fantasía en 1951. Fue incluida en la lista de los mejores historias de Ciencia Ficción de todos los tiempos alcanzando uno de los más altos puestos, mención otorgada en la revista Locus Magazine de 1987 y 1998, respectivamente. En noviembre de 1950, fue adaptada como serial radiofónica para el programa de la CBS, con John Dehner. Una obra donde cantidad de personajes conocerás. Pero pocos tan atrayentes como Ish y su capacidad de levantarse tras cada tropiezo.

La Tierra Permanece es una de las grandísimas obras que ha parido el hombre. Sosegada, notable, con una ambientación tremebunda. La pueden leer (y se sentirán dichosos por ello) todos y cada uno de los que pretendan leer una novela de las que se rememoran durante toda una vida.

Reseña: Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes, de Richard Matheson

pesadillaa20000pies00Dos años después, aunque siempre merece la pena la espera para un segundo tomo recopilatorio de un consagrado autor del fantástico como es el maravilloso Richard Matheson.

Las historias de este volumen llamado originalmente Collected Stories, fueron utilizadas por el propio autor de tal modo que tuvieron un orden cronológico de lectura tal y como fueron publicadas. Dice sobre Pesadilla a veinte mil pies: «Cuando escribí por primera vez la historia eran veinte páginas. Me gustó lo que va de su oficina, de tomar un taxi e ir al aeropuerto. El protagonista estaba analizando su matrimonio, ¿su vida? Todo. No recuerdo si fue deseo mío, o de uno de los editores, el cual me preguntó si podía contar la historia desde antes. Y ¡BANG! Lo puse en el avión y partió de allí». Pesadilla a veinte mil pies, es sin duda, uno de los megahits del autor. Más si cabe, después de ser llevada a lo visual en un capitulo en la memorable serie de los 60s, Twilight Zone. Convirtiéndose así en uno de los diamantes en bruto, entre joyitas, que trae la antología que reseño hoy.

El segundo volumen, más caviar del bueno empaquetado en el mismo formato que el anterior volumen. Si Nacido de hombre y mujer y otros relatos espeluznantes (http://cronicasliterarias.com/2014/05/15/resena-nacido-de-hombre-y-mujer-y-otros-relatos-espeluznantes-de-richard-matheson/),  recogía los primeros trabajos de Matheson y abarcaba solo los primeros cinco años de iniciación; Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos…, compila escritos a lo largo de los siguientes diecisiete años. Es decir, entre 1955 y 1971. Tal vez su época de esplendor profesional, más que por sus ideas, lo que supuso para él encontrar tantos caminos abiertos dentro de casi cualquier tema que tocaba. Su carrera como guionista en esta época despegaba a toda velocidad.

Como aclaró en su día Neil Gaiman, muchos conocéis sus historias aunque no lo sepáis. No sabéis claramanete que surgen del don del maestro Matheson de aquellos años buenos de miedo, años grandes de un autor que insistía en inquietarnos creando hechos básicos a priori, en los que los personajes, por su forma de comportarse, bien pudiera ser secundarios de un telefilm. Aunque es ellos a los que le ocurre lo maravilloso, sublime o en muchas ocasiones, inexplicable. Cualquier sinónimo de suspense altera sus vidas con un simple encuentro. Una visión nocturna en el jardín o un telefono de juguete con el que juega un niño que echa de menos a su abuela recientemente fallecida.

Collected Stories es un volumen reeditado continuamente en USA. Me consta que un porcentaje muy alto del fan del fantástico cuenta con él en su biblioteca. imagino que lo mira de reojo, y de vez en cuando lo pilla para leer una de estas joyitas y sigue sonriéndose a sí mismo, pensando: «Lo tengo». Desde Rod Serling, Corman y Fisher, pasando por el mismísimo Hitchcock, Spielberg o el creador de Mad Max, George Miller, confiesan haber leido y devorado esta antología que tanto apoyo de inspiración ha dado para cine y televisión. pesadillaa20000piesCollected Stories es la reunión de 86 historias cortas Richard Matheson, que en nuestro país ha sido publicado en dos sendos tomos por Ediciones Gigamesh.

Este segundo cierra el recopilatorio en español en una edición que completa con menciones a la anterior. Y es así literalmente pues las propias portadas de ambas coordinan y forman un todo al juntarlas. Obvio es que no debes tener una sin la otra. Aunque está claro que los relatos puedes degustarlos independientemente.

Descubrí a Matheson allá por los 80s. Años gloriosos que siempre alabaré. Años cumbre para cine, televisión, literatura fantástica, cómics y música. La pregunta era: ¿En qué buena antología de Terror, Ciencia Ficción o Fantasía no estaba su nombre? Curiosamente los primeros relatos que leí del maestro se encuentran todos recogidos en este volumen que reseño hoy… Creo recordar que la primera historia que leí del maestro fue el primero que leí fue La Casi Difunta, historia que ya me dejó con el culo torcido y eso que cuenta con tan solo dos páginas. Pero del que no pretendo revelar nada. Siempre fui un amante de las antologías de relatos de Terror así que he visto/leído de todo. Pero por entonces, aquel relato basado en una funeraria, todavía no me impactó demasiado como para reparar en el autor. Me ocurrió lo que dice Gaiman, había leído Grillos sin saber que era de él. Había visto la película de Spielberg, El Diablo sobre Ruedas, basado en su relato Duelo (el relato que cierra esta antología), y mientras lo hacía, me preguntaba: «¿Dónde he visto yo esa historia antes?». Pero el relato que hizo que me fijara en su nombre, que lo apuntara, y que empezara a buscar más cosas de él, y alucinar con todo un universo nuevo que se me abría por delante; el primer relato con el que aluciné fue con Los hijos de Noah (Los hijos de Noé exactamente aparecía en aquella antología de Martínez Roca). El planteamiento era simple: un turista en automóvil, Ketchum, que recorre la costa de Nueva Inglaterra (un lugar gótico donde los haya en la imaginería estadounidense). Llega de noche al pueblo de Zachry (Población: 67 habitantes), conduce a 50km/h en un lugar donde sólo se puede ir a 15, es detenido por la policía local y arrestado y puesto en un calabozo a la espera de ser juzgado. Todas esas advertencias de “forastero que se mete en líos en un pueblo desconocido, cuyos habitantes son siempre hoscos y poco amistosos”, surgen de aquí. (¿Eh? ¿Verdad, Stephen King?). El relato te muestra rápidamente que se cumplen las peores expectativas. Un final sorpresa brutal, tremendo, inesperado. Es el único relato del que os hablaré en profundidad. Pues lo recordaré toda mi vida. Sobre todo, cuando viajo en coche por vías interurbanas.

Matheson escribió una Introducción profundamente reveladora para la colección. Al igual que en el volumen uno, cada relato, al final de cada historia, contiene un propio comentario de Matheson así como aclaraciones de las adaptaciones en cine o televisión que ha sufrido dicho argumento. Cada historia también aparece con su fecha de publicación original y lugar de publicación. Es decir, obraza completa a más no poder.

Reseña: Los Impostores, de Alfred Bester

Bill, héroe galáctico - Generación XEn la literatura de Ciencia Ficción hay escritores para todos los gustos, de todos los tipos y colores. Los hay multipremiados por toda una carrera, los hay reconocidos tan solo por una obra en especial pero también autores que escribieron una historia, tuvieron una idea un día, lo bordaron, pero ahí se quedaron… En mi opinión la CF es un género de selección. Es decir, sólo si sabes seleccionar bien, te molará el género hasta el fin de tus días. ¿Qué quiero decir en definitiva? Que “de tu elección” depende. Pues lo mismo es un tipo literatura que te puede molar una barbaridad, que puedes dar con un par de títulos malos y echar por tierra toda una serie de obras que (en serio) re pueden llegar a cambiar la vida.

Y otro caso que se da, es que hay autores súper reconocidos por una obra en especial, pero cuya obra es tan potente, que eclipsa a todas las demás que escribió. En este hueco de Teorías Vagas de J.J. Castillo metería yo a Alfred Bester. Un multipremiado autor influyente de la Ciencia Ficción norteamericana. Un tipo que consiguiera encumbrarse con el Premio Hugo a Mejor Novela, por su obra El hombre demolido. Pero fueron más títulos los que desarrolló y los que a fueron capaces de seguirlo de cerca (con esto me refiero a cada vez que sonaban las campanas y un titulo era publicado aquí), aquellos que confiamos en que “hay algo más allá”; se nos recompensó con chuladas como Los Impostores. Una comedia de intriga en clave espacial a caballo entre el sarcasmo y el ingenio de enrevesar un argumento para que no sepas donde terminará la bala.

Aunque a muchos nos gustaría echarle la reprimenda a Gigamesh por su poca constancia con títulos, sí que es cierto que cuando lanza un nuevo titulo, se hace casi un manjar. Y entonces tenemos que callarnos. Gigamesh publica cada poco, obras que son joyitas.

Los Impostores fue la sexta novela de Alfred Bester y yo diría que la última. Fue escrita en 1981. El protagonista es Rogue Winter, Rey de los Comandos de Maori. Su amante es la hermosa Demi Jeroux quien ha sido secuestrada por el villano demoníaco Manchu Duque de la Muerte. Rogue debe buscar por todo el Sistema Solar para encontrar a la desaparecida Demi, desde el Paraíso de los Placeres Carnales hasta las sangrientas cámaras de tortura de Triton.

Una atrevida odisea ambientada en el siglo XXVII donde Winter tendrán que vivir los más inesperados peligros. Dejarlo todo por encontrar a una titánida polimorfa amante que solloza en alguna estrella lejana. Enfrentarse a una secta japochina que pone en jaque el futuro de nuestro Sistema Solar.

Cada nueva novela de Bester que leo supone una conmoción en mis gustos. Sí que es cierto que hay que acercarse a estas historias sabiendo lo que es y cuando fueron escritas. Los Impostores es una novela vívida y vertiginosa dotada de una fascinante intensidad. Marcada por un ritmo endiablado. Corta. Lo que se conoce en cómic como un ”one-shot”. Un enorme gran fuego artificial, un cañón disparado en mitad del Universo. Un argumento que entusiasmará a los fans de Bester, y al que sepa lo que quiere, al menos, introducirá en el mundo de CF de serie B. Aquel en el que tantos autores deseaban perderse de vez en cuando después de escribir con tanta tecnicidad para caer bien al público en general.

Alfred Bester (1913-1987) fue escritor, guionista de televisión y radio, editor de revistas de CF en USA y guionista de cómics. Tuvo algo de éxito en todos estos campos, se le recuerda, sobre todo, por su Premio Hugo en 1953. El autor de CF y Terror, Harry Harrison escribió: “Alfred Bester fue uno de los pocos escritores que inventaron la CF moderna”.

Poco antes de su muerte, la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América (SFWA) nombraron a Bester como su 9º Gran Maestro, título póstumo adjudicado en 1988. El Salón de la Fama de la Fantasía y la Ciencia Ficción lo introdujo en 2001.

Reseña: Esencia Oscura, de Tim Powers

esencia_oscuraCon Esencia Oscura (The Drawing of the Dark) continúa Ediciones Gigamesh, después de sufrir desaliento y aventuras a las puertas de la muerte entre piratas fantasmas y marineros zombies con En costas extrañas (http://cronicasliterarias.com/2014/04/16/resena-en-costas-extranas-de-tim-powers/). De degustar macabros momentos entre famosos victorianos de la época con Ocúltame entre las sombras (http://cronicasliterarias.com/2014/08/19/resena-ocultame-entre-las-sombras-de-tim-powers/) y de gozar con cada perla que contiene su antología Tiempo de sembrar piedras (http://cronicasliterarias.com/2014/11/29/resena-tiempo-de-sembrar-piedras-de-tim-powers/).

Ahora un nuevo titulo ha ocupado mis recientes noches de invierno.

Advertiros que Tim Powers nunca decepciona. Ya era hora que se fuera recuperando su obra por estos lares. Grandes momentos editoriales estamos viviendo sí, pero muy importantes deben ser los títulos a publicar o caeremos nuevamente en la desidia. Pero bien, estamos bien, todo lo que pensamos que nunca llegaría al país de lo conejos, parece que se está recuperando. Y el que no tiró la toalla como yo, ahora tiene para disfrutar de lo lindo.

Esencia Oscura es una novela de fantasía histórica publicada por primera vez en ese bonito año que fue 1979. El año del la historia, 1529, y Brian Duffy, un soldado mercenario irlandés cansado del mundo, es contratado en Venecia por el misterioso Aureliano para ir a Viena a trabajar en el Zimmerman Inn, antiguo monasterio y fábrica de cebada actual de la famosa cerveza Herzwesten. Mientras tanto, el ejército turco otomano, bajo el mando del sultán Solimán I, ha alcanzado su posición más avanzada en su marcha hacia Europa, y está preparado para emprender el asedio a Viena. Con el ejército turco viaja un increíble personaje, el gran visir Ibrahim, un mago que tiene la intención de utilizar hechizos terribles para terminar pronto con ese estado de sitio. Pero Brian Duffy pasó un tiempo en Viena hace años, y en su regreso, aún le cuesta dormirse con los recuerdos de eventos pasados. Tanto que, tiene visiones de criaturas míticas y de ser emboscado por personas oscuras y monstruos demoníacos. En Viena, Duffy se reencuentra con Epiphany Vogel, una ex novia y su padre Gustav, que está trabajando en una pintura que llaman “La muerte de San Miguel Arcángel”…

Todo en esta historia parece estar relacionada de un modo extraño. Todo, parece ser la sipnosis de un tremendo y apoteósico encuentro donde la fantasía de monstruos del averno se cruzarán con el mundo del hombre curiosamente ahora que empieza a ser civilizado en el Viejo Continente.

Y así es. Powers vuelve a crear un gran argumento haciendo lo que mejor saber hacer: coger un escenario histórico, uno de sufrimiento popular, de personajes famosos que pasearon en el tiempo, y mezclarlo todo con un compendio de seres fantásticos con lo que acabar una historia épica.

Tim Powers es un autor que no defrauda. Esencia Oscura no deja de ser una excelente elección para esta época navideña en la que, por lo menos a mí, me tira leer y vivir argumentos Fantasy. Una joya que, sin haber perdido nada de su brillo de trama ochentera y genial, parece pasear a lo largo del paso del tiempo como una bella señorita pelirroja de ojos oscuros y paraguas con cuchillo oculto.

Una novela de aventuras con un extraño sabor que no sabes definir. Un novela casi coral (por no tener un tamaño muy extenso) en la que como siempre hace Tim, introduce un elenco de personajes (el Rey Pescador , el mago Merlín o el fantasma de Finn MacCool y bastantes más) con los que sentirte en un mundo fantástico pero inteligencia suprema.

Antiguos vikingos en su camino a Ragnarok, compañías de mercenarios suizos, legiones de soldados turcos, espías, magos, criadas, demonios y mucho más. Y todo en un libro de trescientas páginas. En la historia todo el mundo quiere una muestra de la cerveza Herzwesten y claro me dio sed, así que tuve irme al bar a terminarlo.

¡La ambientación fue tremenda!

Reseña: Stalker. Picnic Extraterrestre, de Arkady y Boris Strugatski

PicnicExtraterrestreLa Ciencia Ficción europea es una parte del género hacia la cual no muchos lectores de los países de habla inglesa llegan jamás. Por no hablar de las encantadoras tramas que se crean en la Europa del Este. No obstante, algunos de los mejores han salido de allí. Yevgeny Zamyatin, Ivan Yefremov, y por supuesto el archiconocido Stanislaw Lem. Maestros eslavos que han elaborado grandes incursiones en la CF. Una a destacar también es la CF rusa, pero los autores que tratan el tema allí se inclinan más hacia ideas filosóficas o ideológicas; más que hacia la naturaleza del género o el entretenimiento, que a fin de cuentas, es lo que importa.

Stalker. Picnic Extraterrestre, de Arkady y Boris Strugatski es una novela comparada en ocasiones con Solaris de Stanislaw Lem, una de las más grandes obras de CF jamás escrita. Y ahora veréis por qué.

La historia se centra en la pequeña ciudad ficticia de Harmont después de lo que se conoce como La Visitación. Seres extraterrestres aparecen en la Tierra en seis lugares diferentes, de los cuales la localidad de Harmont es uno. En cada lugar aparecen un puñado de objetos extraños, líquidos y fenómenos que son difíciles de entender, incluso imposibles de explicar. Los lugares llamados “Zonas” por la ONU y otras organizaciones gubernamentales han sido acordonados para evitar saqueos y proteger a la gente de los peligros que puedan aparecer en ellos. Pues, no todo el que entra en las “Zonas” sale con vida.

Nos centramos entonces en un personaje concreto. Redrick Schuhart. Un saqueador. Uno de los pocos, lo suficientemente audaces para entrar en las “Zonas” y regresar vivo. Un infiltrado capaz de localizar los curiosos objetos y sustancias que hay dentro para después venderlos en el mercado negro. Incursiones no autorizadas que están poniendo al mundo en peligro. Por lo que, habrá que actuar.

A pesar de la pasta gansa que gana, Redrick es un hombre atormentado. Un bebedor, un jugador y derrochador, un alma perdida. Tanto tiempo en las “Zonas” ha hecho mella en su espíritu. Lleno de ansiedad, paranoia, y náuseas. La vida se separa de él y esto tendrá repercusiones para todos. Inevitablemente.

Filosófica y afectiva, las Strugatskis capturan la existencia pura de los relatos de Ciencia Ficción con Picnic Extraterrestre. Elusivamente cerebral, las flores simples, las aperturas de la mente a seres de otros planetas movidos en diferentes planos existenciales…, el mal camino elegido siempre, la autodestrucción, la caída del ser humano como ser eterno. Las preguntas que hacen reflexionar respecto a los fundamentos de la realidad, la subjetividad de la percepción y del gran misterio ontológico de la existencia.

La premisa de las “Zonas” ofrece una oportunidad inmejorable para la exploración de las ideas más intelectuales de nuestra naturaleza. Los Strugatskis aprovechan al máximo esta idea. ¿Qué pasa con aquellos que no toman medidas y sólo esperan una revelación? ¿Por qué niegan y sólo ven lo que quieren ver? El personaje de Redrick captura esta ansiedad perfectamente.

Los Strugatskis cuentan una historia directa que establece un equilibrio excelente entre el detalle y las generalidades. El broche de oro literario ocasional para enriquecer la narración. Una de las ideas principales de Picnic Extraterrestre es la subjetividad de la percepción. Es terriblemente atractivo vislumbrar como los habitantes de Harmont tratan de hacer frente a la idea de que no estamos solos en el Universo.

Stalker. Picnic Extraterrestre debe estar en la lista de lectura obligada de todo lector de CF.