Archive for junio 2014

Reseña: La tristeza del Samurái, de Víctor del Árbol

LA TRISTEZA DEL SAMURAITengo un amigo que trabaja de vigilante de seguridad en una discoteca. Su jornada es de diez de la noche a 8 de la mañana. Una vez le pregunté cómo aguantaba despierto tantas horas. Me dijo que el truco para no dormir es tener miedo o estar cabreado. Así el cuerpo no se relaja y el sueño no llega.

Ira y terror. La combinación de los insomnes. Quizá por eso apenas pude pegar ojo mientras leía La tristeza del Samurái (Alrevés, 2011), la excelente novela de Víctor del Árbol.

Es un libro que se basa en dos premisas. La primera es que la vida es muy larga. De niño a adulto hay muchos cambios. El hijo de una familia humilde nacido en la primera década del siglo XX puede ser un cabrón integral a mediados de los 40, y llegar a diputado en los 80. O el hijo de un maestro de provincias se puede convertir en policía. La vida da muchas vueltas, y seguirá dándolas una vez mueran todos.

La segunda hipótesis que propone esta novela es que la vida, además, puede ser muy puta. Pero muy, muy hija de puta. Un marido puede condenar a muerte a su esposa, o mandar a su hijo diez años a un gulag, o secuestrar a una adolescente, o mandar a un inocente a la cárcel. Víctor del Árbol es inmisericorde con sus personajes. Llegas a cabrearte de verdad con lo que les ocurre, y sientes su dolor como propio.

La historia posee la fuerza suficiente para valerse por sí misma, pero quizá el punto fuerte es la forma de presentarla. El concepto de “novela coral” toma una nueva dimensión en este libro. Comenzando por un prefacio que nos cuenta el final último de la novela, el autor salta de una época a otra, presentando personajes en aparente desorden, pero en realidad se trata de un caos muy medido. Así, mostrando pequeñas piezas del puzle, el lector se va formando una idea del conjunto, y no es hasta bien avanzada la narración cuando puede ver el cuadro completo tras haber disfrutado de los detalles.

La tristeza del samurái es una novela ambiciosa que trasciende al centrarse en el dolor de las personas, no en la magnificencia de los hechos acontecidos. Así, una ejecución en una cantera desemboca en un incendio en un manicomio y en el golpe de estado del 23F. Pero esa epopeya queda empequeñecida por el retrato minucioso de cada uno de sus protagonistas, que van entrando y saliendo de la narración y que son los que realmente marcan la diferencia.

Superventas en Francia, traducido a varios idiomas, recomendado por María Dueñas. No pierdan de vista a Víctor del Árbol, que promete emociones duras en cada nueva novela.

Reseña: Supervivientes, de James Wesley Rawles

SupervivientesMe hice con este libro porque la sinopsis me pareció interesante. No sabía que era una secuela hasta que abrí el libro y lo leí en la primera página. Por suerte, el propio autor se encarga de asegurar en esa primera página que no se trata de una secuela al uso, que se puede leer sin haber leído la primera parte (Patriotas, también en España por La Factoría de Ideas) y que de hecho lo que se narra en Supervivientes tiene lugar de manera paralela a lo que se narra en la primera parte.

Me puse a ello y, por suerte porque de lo contrario me habría fastidiado bastante, puedo asegurar que el autor tiene razón. En ningún momento he sentido que me faltaba información o que había algo que no me estaban contando. Al contrario, la sensación es de estar leyendo algo autónomo.

¿De qué va Supervivientes? Para empezar, nos plantea una crisis económica, llamada en el libro “La escasez”, que deja en bragas a la que estamos viviendo e incluso a la gran depresión del 29. Los mercados colapsan, las monedas se devalúan hasta el punto de perder valor, y el mundo se sume en el caos cuando el mundo tal y como lo conocemos deja de existir. A partir de esa base, James Wesley Rawles nos presenta un reparto de personajes coral y nos va desgranando la historia poco a poco.

A pesar de que el abanico de personajes es amplio, todos tienen una cosa en común: son supervivientes, la clase de personas que lograrían subsistir si el escenario terrible que nos plantea la novela llegase a ocurrir. Gente con capacidad de liderazgo, con habilidades o conocimientos únicos y útiles, gente con el don de la anticipación (de los que se abastecen de víveres y combustible cuando ven peligrar su modo de vida)… en definitiva, el autor no está interesado en contarnos la historia de aquellos que caerían víctimas del hambre, el frío, los saqueos y los disturbios. A poco que uno investigue quién es el autor, comprenderá por qué. Al parecer, James Wesley Rawles es conocido por haber escrito una guía de supervivencia, por llevar un blog con millones de seguidores donde habla de eso mismo, y tres novelas de ficción que también tocan el tema.

De entre toda la maraña de personajes del libro, destaco el viaje que realiza Andrew Laine desde Afganistán (donde está destinado con el Ejército) en su intento por reunirse con su mujer en Estados Unidos. Un viaje no exento de penurias, dificultado por la crisis de combustible y la decadencia del mundo. También me ha gustado mucho la historia de “la reina de las semillas”, sin la acción y el agobio de la historia de Andrew Laine pero con énfasis en esa idea de “la anticipación” de la que he hablado antes. En un mundo al borde del colapso, aquel que sea capaz de encontrar aquello que todo el mundo querrá para hacer trueques con ello, será el más rico. Los tres huérfanos Phelps me parecía una línea argumental muy interesante cuando el autor la plantea y te presenta a esos personajes, pero por desgracia se diluye muy rápido en otra de las tramas. Podría citar algunos personajes más, que me gustaron más o menos, pero me voy a quedar con el más llamativo:

Ignacio García, el líder de “La Fuerza”, un grupo paramilitar que se dedica a robar, masacrar y torturar a quien sea necesario para conseguir aquello que necesitan para subsistir. Lo cierto es que el personaje es brutal, que es una trama con mucha fuerza y que cada vez que sale roba la atención a lo que fuera que estuviera contando antes. El único pero es que no sale mucho, apenas tiene cuatro o cinco intervenciones en la historia, pero como digo, es de lo mejor de la novela.

La trama es interesante, como veís, y lo cierto es que le hace a uno reflexionar ante lo poco preparados que estamos para hacer frente a cualquier desastre económico o de cualquier tipo. No es una novela de terror pero resulta aterradora por cuanto que lo que cuenta resulta demasiado creíble. En más de una ocasión me he encontrado evadiéndome de la lectura y ensimismado dándole vueltas a lo difícil que lo tendría yo si “La escasez” ocurriera en realidad. A dónde iría. Con quién me juntaría…

No es oro todo lo que reluce. La forma de contar la novela puede que eche a algunos lectores para atrás. En ocasiones parece que uno está leyendo un libro de historia, con datos y rutas y tips de supervivencia, y no una historia de ficción. Además, se nota que el autor es detallista hasta el límite porque menciona todo tipo de siglas armamentísticas, militares o de comunicaciones, puntualiza mucha información que no resulta relevante y que contribuye a esa sensación de estar leyendo un panfleto o incluso un libro de instrucciones. Por suerte, la trama avanza sin parar y no da tregua al lector. Y si en algún momento sientes que estás entrando en un momento de calma no te preocupes… ahí están Ignacio García y “La Fuerza” para eliminar esa sensación.

Reseña: Crisis en Tierras Infinitas, de Marv Wolfman y George Pérez

crisis_tierras_infinitasFue en plena década de los 80s, cuando a alguien se le encendió una lucecita percatándose del cacao-maravillao que había liado entonces con todos los personajes y tramas en DC Cómics. Para entonces publicaban cómics sobre todo para niños, y a los peques casi les daba igual encontrarse en un cómic, a Batman y Robin, para después leer otro en donde Robin llevaba muerto años. Lo mismo ocurría con las primas de Superman, donde podías ver en una trama a Supergirl y en otras a Powergirl. Había un desaguisado enorme: podíamos llegar a leer incluso que en un argumento Superman era un novato aspirante a periodista y en otro tomo dirigía incluso un periódico con otro nombre. O encontrarnos a dos Flash distintos…

Marvel no tenía ese problema, era una editorial más reciente y desde un principio se concentró en que todos sus personajes, de algún modo, convivieran en el mismo universo. Así que DC tuvo que hacer algo… Y se llamó Crisis en Tierras Infinitas. Una saga en la que se explica el porqué de todos esos desencuentros. En mi opinión, una colección brillantemente elaborada que cierra todos los frentes, y lo mejor, sin tirar por tierra todo lo anterior.

Una saga que cumple ahora treinta años.

crisis_tierras_infinitas_06

Cuando yo empecé en estos de los cómics, George Pérez, era uno de los artistas cómicos más prolíficos del mercado. Aun así era capaz de realizar imágenes inquietantes y desgarradoras como la misma portada de este tomo. Superman sostiene el cuerpo inerte de una Supergirl ensangrentada mientras que el Superman de una tierra paralela sostiene al de Wonder Woman en la misma postura. Inconmensurable. En 1984, las riendas de esta macrosaga las tomaron Marv Wolfman y George Pérez. El proyecto de un CAMBIO estaba en sus manos. Y lo sacaron adelante con maestría.

crisis_tierras_infinitas_04

El primer precedente fue una historia clásica del segundo Flash (Barry Allen) en la que viajaba a un universo paralelo donde conocía a la versión original del personaje (Jay Garrick). Pero Crisis en Tierras Infinitas comienza en Tierra-3, hogar del Sindicato del Crimen, que es destruida, junto a todo su universo, por una gigantesca ola de antimateria. En medio de la destrucción aparece Pariah, un hombre que no puede morir y que es transportado contra su voluntad de un universo a otro para ver su destrucción sin poder hacer nada al respecto. Pero en medio del caos, Lex Luthor, que en esta realidad es un héroe, y su esposa Lois colocan a su hijo Alexander en un prototipo de una nave espacial capaz de viajar entre dimensiones, con lo cual sobrevive a la destrucción de su mundo. Estos eventos establecen una semejanza deliberada con el clásico origen de Superman, ¿no creen? No obstante, la destrucción de la Tierra es vista a distancia por Monitor y su ayudante Lyla, quienes intentan detenerla. Siguiendo instrucciones de Monitor, Lyla se transforma en Harbinger, divide su ser en muchas partes y comienza a reunir a diversos héroes y villanos: Solovar, Dawnstar, Firebrand, Blue Beetle, Arión, Psico-Pirata, Firestorm, Killer Frost, Superman de Tierra-2, Obsidian, Green Lantern (John Stewart), Psimon, Dr. Polaris, Cyborg y Geoforce; y los reúne en el satélite de Monitor.

crisis_tierras_infinitas_02

En la Tierra, mientras tanto, comienzan a tener lugar anomalías temporales, y Batman se sorprende al ver en medio de una pelea con Joker, a un “fantasma” de Flash, que pide desesperadamente ayuda y luego se desintegra. Monitor colocó varias torres en diversos mundos y épocas, enviando a quienes reclutó, a protegerlas. Superman, Solovar y Dawnstar defienden la torre ubicada en el futuro que habita Kamandi. Cada grupo de superhéroes se encarga de una torre pues todas están siendo atacadas por unas misteriosas sombras. Se recluta entonces a un grupo de los héroes más poderosos: los dos Superman, Wonder Woman (de Tierra-1), Supergirl, Firestorm, el Detective Marciano, Capitán Marvel, Lady Quark, Captain Atom, el Rayo, Jade, Green Lantern (de Tierra-2), Mon-El, Wildfire y Dr. Light, con los cuales entran al universo negativo. crisis_tierras_infinitas_03Comienza a desencadenarse aquí una hecatombe de acontecimientos que marcará un antes y un después en todo el universo DC.

Y muy pocos saldrán bien parados.

Este universo combina aspectos de todas las tierras, y aparte tiene su propia historia. Con el renacimiento de todo, los eventos de la Crisis quedaron borrados de la historia, y sólo los conocen quienes estuvieron en el principio del tiempo, y fuera de dicha reestructuración. Muchos de ellos se convierten ahora en paradojas, ya que en la nueva tierra nunca existieron.

Las consecuencias de Crisis en Tierras Infinitas fue que se crearon nuevos personajes y muchos otros murieron. Quedó un único universo basado principalmente en los 5 principales. Los demás fueron borrados por completo. crisis_tierras_infinitas_05Aunque algunos personajes tuvieron cambios mínimos, otros cambiaron completamente, llegando incluso a reescribirse completamente su historia. Comercialmente supuso una ingente labor de renovación y actualización de planteamientos, argumentos y personajes, cerrando la brecha que desde los 60s separaba a la editorial de su principal rival.

El tomo que acaba de publicar ECC Ediciones recopila una tremenda saga cuya finalidad era la de unificar todas estas Tierras y agrupar personajes en un mismo universo. Una edición maravillosa hecha para el amante del buen cómic de superhéroes. Indispensable, para el seguidor de DC. Una catástrofe de consecuencias cósmicas que todo buen entendedor de tramas debería conocer. ¡Las fuentes! Leer Crisis en Tierras Infinitas es recurrir a las fuentes. Al big bang de todo lo que ocurre hoy en día en el denominado Universo DC.

Reseña: La Cosa del Pantano, de Alan Moore, Stephen Bissette y John Totleben

lacosadelpantanoUno de los mejores acontecimientos de los dorados años ochenta en el mundo del cómic fue el resurgir de La Cosa del Pantano. Personaje creado por el gran Bernie Wrightson pero encumbrado por un joven Alan Moore lleno de ideas.

La primera aparición de La Cosa del Pantano fue en una historia corta que se publicó en el número 92 de House of Secrets (1971). Esta historia estaba ambientada a principios del siglo XX, y se centraba en el científico Alex Olsen. Éste era asesinado en una explosión por su colega Damian Ridge, que planeaba casarse luego con la esposa de Olsen, Linda. La historia fue un éxito, llegando a ser el bestseller del mes para la compañía. Por ello, los responsables de DC ofrecieron a Wein y Wrighston iniciar una serie regular, pero los dos autores declinaron la oferta.

Tras unos intentos desafortunados de recuperar al personaje, Alan Moore fue rescatado de las islas británicas para llevar adelante la serie a partir del número #20, iniciando así la época considerada como la más gloriosa del personaje. Es exactamente ésta época de la que os voy a hablar pues ECC Ediciones la acaba de recuperar en unos tomos chulísimos que recopilan nada más y nada menos que ocho números. Los números grapa que se publicaron allá por los ochenta y la cual, tras ver el conjunto de la colección, podemos decir que estamos ante la mejor edición publicada en nuestro país.

lacosadelpantano_02

Lo primero que hizo Alan Moore fue redefinir el origen del personaje. Por eso escribió La lección de anatomía, número brillantemente labrado en la que los “asesinos” del monstruo de Louisiana le encargan a Jason Woodrue, El Hombre Florónico, que le haga una autopsia a la criatura muerta tras los disparos. Woodrue descubre que los órganos de Holland son inútiles, y está desconcertado. Leyendo sobre un experimento con gusanos en el que se les había dado de comer restos de otro que podía cruzar un laberinto y se habían hecho más inteligentes, se da cuenta de todo. Aquí es donde Alan Moore muestra sus “poderes”, y junto a los artistas Steve Bissette y John Totleben, hacen que todo parezca increíblemente espeluznante y hermoso.

lacosadelpantano_03

Los otros personajes importantes de esta mini saga son Abigail Cable (anteriormente Abigail Arcane), Matt Cable (marido de Abby, con capacidad para las alucinaciones después de un accidente de coche), y más tarde, La Liga de la Justicia que se ven totalmente sorprendidos por todo lo que concierne a El Hombre Florónico y su «delirium tremens». Pues Woodrue ha declarado al mundo “la venganza de la hierba”.

lacosadelpantano_06

Aunque algunos lectores tienden ahora a pensar en Alan Moore como un tío majareta y con cierto desprecio al trabajo comiquero que se hace hoy en día, no debemos olvidar quién fue y lo que consiguió cuando llegó a USA; inyectando al noveno arte (al de superhéroes, sobre todo) ideas renovadas. Moore entró y fue atando cabos sueltos de todo lo que se había dicho antes sobre La Cosa del Pantano. Para mí, eso es lo que brilla constantemente en estos cómics. La idea original se centra, y crea un nuevo personaje casi sin tocarlo. Y sin tocarlo no significa que no lo matara, que lo hizo (y aquí podréis verlo), sino que en su regreso ya vemos que es una forma totalmente diferente de ver al Gigante Verde y… lo que siente.

lacosadelpantano_07Volver a leer estos cómics en ediciones nuevas me revitaliza. Son historias reimpresas de un modo que merecen. La Cosa del Pantano de Alan Moore es uno de Los Indispensables a tener en nuestra estantería. ¿Por qué? Porque sus historias dan mal rollo. Es un terror extraño el que provoca, aunque más tarde creara también sagas que abordan la Fantasía y la Ciencia Ficción.

La Cosa del Pantano fue para Moore su campo de pruebas. Su pista americana. A través de ella, nos hace ver que el mundo no tiene en consideración alguna la naturaleza, que es un ser egoísta y que sólo piensa en el presente. Y si hay cabezas nucleares apuntándonos eso no tiene nada de malo… ¿no?

lacosadelpantano_05Esta idea de reimprimir todas las historias de Moore me parece genial. De esta maravilla se puede pasar uno hablando horas y horas. Ya lo dice Ramsey Campbell en el prólogo: «Esta Cosa del Pantano se encuentra entre las mejores obras de terror contemporáneas».

Las historias que engloban a este tomo es la parte principal de la llamada American Gothic. La saga extensa de la etapa Moore y donde por lo que sé, en breve entra en escena John Constantine por temas de brujerías en los pantanos. Y esa friends es precisamente la pega que tengo: me han dejado en medio de una ciénaga, a la espera de más, y no puedo esperar más, sin leer algo nuevo de este brillante cómic. Ahora estoy hypeado y solo pienso en verde… Esto es un horror.

Reseña: Tríptico del desamparo, de Pablo Di Marco

tripticodeldesamparoLas claves de esta novela están en la consistencia de sus personajes principales, que no dan nunca nada por perdido. Sus respectivos esfuerzos son los que hacen que vuelvan a encontrarse tantos años después, a tantos kilómetros de distancia, porque, al fin y al cabo, Irene y Rafael siempre se han estado en el recuerdo el uno del otro desde el momento en el que se conocieron y tuvieron, pese a la diferencia de edad, un pequeño idilio amoroso que ni tan siquiera el tiempo pudo borrar. Y en esta actitud colectiva se basa esta novela contemporánea titulada Tríptico del desamparo, en la confianza depositada entre los dos protagonistas de la misma, a pesar del terreno que dista entre ambos, no hay obstáculos que puedan interceptar el mutuo respeto que se profesan.

Y otra de las claves está en su ambiente, una atmósfera cargada de nostalgia que recuerda a grandes clásicos de la literatura latinoamericana. Tríptico del desamparo es una ruta iniciada en la Buenos Aires de la década de los setenta y culmina, tres décadas después, por una fascinante Venecia tan agonizante como sus personajes en los inicios del siglo XXI. Y todo este largo recorrido se adhiere al paladar del lector. Un sabor impregnado de recuerdos, de vivas sensaciones, de recuerdos, de infortunios, de reconciliaciones…, porque así es la novela que se alzó con el Premio Internacional de Novela José Eustasio Rivera en el 2012 y que ahora pone a tu disposición Palabras de Agua.

Pero, sobre todo, porque  Tríptico del desamparo es una novela inolvidable, una armonía perfecta de diálogos con gusto argentino al que solo le faltó música para acompañar tan bello ambiente. Lo que menos me gustó fue terminar la lectura.

Tengo que decir que me gustan mucho las novelas de la “Colección Manhattan” de la editorial Palabras de agua, pues, hasta la fecha me han garantizado ambientes fascinantes. Como me pasó, por ejemplo, con Donde acaban los mapas, de Ana Belén Rodríguez Patiño. Pues bien, ahora lo he vuelto a vivir con esta obra de Pablo Di Marco, un autor que consiguió el XXI Certamen Literario Ategua en el 2010 en España, con su novela Las horas derramadas.

“Irene Vidi es una escritora y traductora argentina de reconocido éxito literario que está pasando una mala racha emocional. De su fracaso matrimonial solo ha conseguido concebir un hijo problemático y ha decidido poner punto y final a su situación. Para cumplir con su cometido planea mudarse a Venecia, donde vive su hermana Tina. Dejar atrás Buenos Aires parece su mejor opción: vender el piso, deshacerse del mobiliario y entregar su última traducción a la editorial es cuanto le queda por hacer para iniciar una nueva vida. Cierto día, mientras visita el cementerio, se encuentra con Rafael Leone, un joven de veintiséis años cuyo pasado está envuelto en serios problemas de conducta, hasta que comenzó a trabajar como repartidor de periódicos para el diario El mundo. Casi sin quererlo, Irene empieza a sentir cierta atracción por el joven seductor y retrasa su mudanza a Venecia…”

El balance de esta lectura ha sido muy positivo: he conocido un par de personajes muy buenos, he cruzado el charco bajo una atmósfera enternecedora, he sido, abreviando,  partícipe de una experiencia inolvidable. Y ahora, te invito a que formes parte de ella. ¿A qué esperas para enrolarte en este viaje?

Reseña: El Superzorro, de Roald Dahl

el-superzorroRoald Dahl no necesita mucha presentación, pues está considerado como uno de los mejores escritores del pasado siglo. Casi la totalidad de sus obras, la mayoría dedicadas al público infantil, han sido llevadas a la gran pantalla y han obtenido una gran aceptación entre el público más exigente: Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante o El fantástico señor Zorro son algunas de sus obras más laureadas e ideales para que sus hijos vayan abriéndose paso en este fascinante mundo llamado Literatura.

Pero si algo tiene el autor galés es la capacidad de escribir novelas infantiles que enganchan por igual al público adulto, así toda la familia puede disfrutar de horas de puro entretenimiento.

A decir verdad, yo he visto todas estas películas antes de leer los libros, un error que ya he cometido en más de una ocasión y que casi nunca suelo perdonarme. Y, siguiendo con mi sinceridad, El superzorro ha sido mi primera lectura de este autor.

Publicada originalmente en 1970, esta entretenida historia se lee en apenas una hora, pues consta de noventa y seis páginas. La trama se centra en una familia de zorros, donde su protagonista, el señor Zorro, ha de ingeniárselas para robarles a sus tres vecinos humanos la comida necesaria para alimentar a los suyos: pollos, patos y pavos son los suculentos animales que forman parte del manjar de esta estirpe de cánidos.

Harto de sufrir la humillación del señor Zorro, Boggis, Bunce y Bean, los tres desafortunados granjeros, deciden buscar su madriguera para intentar acabar con él y con todos los miembros de su familia. Pero los tres granjeros no contaban con la astucia del señor Zorro, quien, de manera sorprendente, consigue burlar las excavaciones de sus perseguidores y logra alcanzar la comida de manera aún más sencilla si cabe que antes de estos acontecimientos.

Durante las excavaciones, la familia del señor Zorro conocerá a otros animales subterráneos y, juntos, acordarán un plan infalible para darse un festín todos los días.

En el año 2009, Wes Andersen, director estadounidense, la adaptó a film utilizando la técnica stop-motion. En las voces que daban vida a los personajes principales, el director contó con la colaboración de George Clooney y Meryl Streep, entre otros. Pero antes ya había sido adaptado como ópera, en 1998 y como obra de teatro, en el 2001.

Al tratarse de una historia tan antigua, es de suponer que está publicada por varias editoriales. Yo he leído la que publicó Alfaguara y, pese al paso del tiempo (más de cuarenta años desde su primera publicación), les puedo asegurar que es una obra actual. Y apta para todos los públicos. ¡Que la disfruten!

Reseña: Seraphim 266613336WINGS, de Satoshi Kon y Mamoru Oshii

seraphimSeraphim 266613336WINGS, es el título de un manga sin terminar del desaparecido Satoshi Kon (Perfect Blue, Tokyo Godfathers, Paprika), con historia de Mamoru Oshii (Patlabor II, Ghost In The Shell).

El cómic se publicó por primera vez como un Tankobon (un volumen recopilatorio) a principios de 2011; después de la muerte prematura de Kon en 2010. Fue entonces (como suele pasar) cuando hubo un aumento e interés por sus trabajos anteriores.

La trama corre a cargo de Mamoru Oshii, pero encontramos aquí temas recurrentes de Satoshi Kon: la conexión frágil entre el mundo de los sueños y la realidad, la fascinación habitual de Oshii con temas bíblicos. Lógicamente el título del manga se refiere a los ángeles de la orden.

seraphim_03

Seraphim 266613336WINGS, se sitúa en un mundo post-apocalíptico y devastado por Tenshi-Byo (El ángel de la enfermedad), el cual ha diezmado a la población mundial. Para desentrañar la causa de esta enfermedad mortal, una joven llamada Sera debe viajar hasta el corazón de Asia junto a un grupo de hombres, cada cual con cierto poder para la búsqueda. Los llamados Tres Reyes Magos se embarcan con ella en un viaje del que muy pocos saldrán bien parados. En un entorno donde las aves tienen mucho que ver, enemigos y conspiraciones les esperan en el camino también.

seraphim_04

La calidad del arte en Seraphim 266613336WINGS es asombrosamente alta y detallada. Tened en cuenta que estamos hablando de un ex aprendiz del gran Katsuhiro Otomo. El estilo de dibujo de Kon tiene un parecido inconfundible con su mentor, además de que sus composiciones son muy cinematográficas y las escenas de acción están cargadas de poderosa energía como hacía tremendamente bien Otomo.

seraphim_05

Intento mantener más de un ojo en las licencias y derechos de historietas japonesas, aunque estén basados puramente en la Ciencia Ficción. Manga y CF son dos círculos en los que aún me considero novato, pero no por eso les doy de lado. Porque si alguien tiene ideas originales en este mundo creativo son los autores de manga. La idea principal de sus obras siempre son geniales, independientemente de su desarrollo. Miren como Tom Cruise es listo y ha llevado al cine la genial Al filo del mañana, basada en el manga All you need is kill.

seraphim_02Planeta DeAgostini Cómics ha publicado esta obra. Un tomo único y llevadero con una historia diferente a la que no estamos acostumbrados. Lo bueno es que la editorial ha conseguido hacerse con varios títulos mangas de autores conocidos, y las publicaran en breve como ediciones integrales. Obras a las que estar atentos.

Además de ser un aclamado director, guionista y animador, conocido por películas como Perfect Blue y Paprika, Satoshi Kon también era discípulo de nada menos que Katsuhiro Otomo, mundialmente conocido por su obra Akira. Recordad también que Mamoru Oshii es el responsable de la fantástica Ghost in the Shell.

Kon falleció el 24 de agosto de 2010 mientras se encontraba trabajando en su quinto largometraje, Yume Miru Kikai. Dejó obras brillantes como Seraphim 266613336WINGS. Obras para la posteridad.

Reseña: Ignota, de VVAA

IgnotaNo suelo leer antologías de relatos, la verdad. Me gustan las historias largas y suelo remolonear cuando tengo un libro de historias cortas delante. Pero bueno, a veces hago la excepción. Ni siquiera se debe a que yo participe en este libro, porque hay antologías en las que aparezco que aún no he terminado de leer. En fin, si algo me llamó la atención del proyecto Ignota era la calidad de los nombres que participaban. Calidad y diversidad, porque tan pronto nos encontramos en los créditos con autores consagrados e internacionales como Lisa Tuttle o Ian Watson, autores patrios de pata negra como David Mateo, y algún autor menos conocido en el panorama literario.

Juan de Dios Garduño, el hombre detrás de la coordinación de este proyecto, me pidió que me uniera a él. Lo hice sin dudarlo porque pensaba que estar en medio de semejante elenco era un orgullo en sí. Y además había un germen de historia en mi cabeza, susurrándome al oído que quería ser contada.

Bien, dejaré aparte Modelo inferno, que es mi relato, por aquello de no hablar sobre mí mismo. Respecto al resto de Ignota, lo primero que tengo que decir es que me sorprende la inmensa calidad de los relatos que se incluyen en el interior de esta antología. Pero doy un paso más allá y añado que me sorprende, positivamente, que el nivel de los autores nacionales me haya parecido superior al de los internacionales. Con una excepción, uno de los mejores relatos del libro y probablemente el más surrealista que he leído en mucho tiempo, que pertenece a Lauren Beukes y que lleva por título Unathi contra las bolas de pelo. Aún intento digerir semejante maravilla ida de olla.

También incluye ciertas dosis de surrealismo (aunque más en la línea de Lewis Carroll que en la línea vete-a-saber-qué-demonios del relato de Beukes) el relato de Francisco Miguel Espinosa, Calalini. Indescriptible, pero tan visual que uno piensa que podría estar allí. Sea donde sea eso. Recientemente leí (y reseñé en Crónicas literarias) su novela Cabeza de ciervo. Leído este relato, ya os lo digo, tengo ganas de buscar sus anteriores obras y sumergirme en sus líneas.

Si tengo que elegir mis relatos favoritos de la antología (venga, va, no diré el mío) supongo que serían, en este orden: Dentro de la casita, de David Mateo, un relato soberbio que nos ofrece una visión distinta del cuento de Hansel y Gretel, muchísimo más tétrico que el que todos conocemos y más… no, me callo, descubridlo vosotros; Unathi contra las bolas de pelo, de Lauren Beukes; Polybius, de Angel Luis Sucasas, al que siempre he considerado un narrador de primera y que lo vuelve a demostrar en un relato dividido en dos partes, una primera que me parece una joya, además de un homenaje espléndido a la vida de los ochenta y en particular a la película Tron, y una segunda que está narrada de forma magistral y le da a la historia un cierre necesario (me considero más fan de la primera parte, eso sí); y en cuarto lugar diría que Calalini, de Francisco Miguel Espinosa.

El relato de Lisa Tuttle está bien, narrado con una mano firme y correcta, aunque es tal vez el menos espectacular de toda la antología. Como inicio, sin embargo, creo que es adecuado. La Biblia en sangre, el relato de Ian Watson, me parece el cierre perfecto para esta antología. Los relatos de Yago Pena Alonso e Isabel Camblor son interesantes y ambos están narrados con tiento. Y yo, por mi parte, no conseguí pasar por el aro en los relatos de Samantha Lee (demasiado facilón para mi gusto) y de Fernando Cámara (en este caso por una cuestión de ambientación, en una época y con un costumbrismo con el que me cuesta conectar, aunque reconozco que es un buen narrador y que domina los diálogos y las pequeñas cosas cotidianas que hacen creíble un escrito, pero no fui capaz de engancharme con él).

Pero es que eso no es todo con Ignota. Juan de Dios Garduño nos presenta la antología con un prólogo que es una aventura en sí mismo y que vale la pena leer prestando atención.

Dejáos seducir por Ignota. No os vais a arrepentir.

Reseña: Depredador. Ruega a los cielos, de John Arcudi y Javier Saltares

DEPREDADORLa creación de las franquicias de Aliens y Predators fue algo enorme. Claro, hay un cine, también videojuegos, juguetes y modelos y réplicas de tamaño natural y, sí, las novelas.

Pero también existen los cómics, que en mi opinión algunos rozan el nivel de las películas. Unas franquicias llevadas de forma muy digna, porque si los proyectos cuentan con gente implicada y aman su trabajo, muy pocas cosas pueden salir mal.

Lo que diferencia a Aliens de Predators es la acción. Aunque los aliens cuando aparecen, todo adopta también un ritmo vertiginoso, cada vez que en una historia aparecen predators, empieza una caza, una huida, vivir o morir, patadas en el culo…

Y aunque los guionistas de ambas franquicias se dieron cuenta pronto de que ambos seres podrían pertenecer perfectamente a la misma línea paralela de tiempo; también podrían vivir el uno sin la apariencia del otro.

DEPREDADOR_04

Depredador. Ruega a los cielos. La atención del mundo se centra dolorosamente en una brutal guerra civil en uno de los países africanos y tercer mundista. Pero en medio del terror y la carnicería, donde las grandes naciones e intereses poderosos compiten por la posición y la ventaja, existen otros seres rondando el lugar. Seres que inician otra pelea, aunque nadie sabe lo que buscan. La sangre hace estragos en las sombras. Dos tribus de las estrellas en guerra han elegido los campos de exterminio de la Tierra para competir y erradicar al clan enemigo. . . y todos los que se interponen entre ellos son meras dianas. Cada uno es presa del otro, nadie sabe lo que ocurre, si te disparan, disparas, fuego por simpatía, que lo llaman.

DEPREDADOR_05

Depredador. Ruega a los cielos, es un cómic de tiros, balazos, cañonazos por doquier. Donde la supervivencia es un mito.

No hace ni un mes que Aleta Ediciones publicó Aliens. Más que humanos, otra joyita a cargo de John Arcudi, un guionista que parece haber vuelto con grandes ideas para estas dos franquicias, a los que adoradores de las películas nos tienen un tanto olvidados.

Depredador. Ruega a los cielos, cuenta con el dibujo de Javier Saltares y el talento excepcional de Raymond Swanland. Nos lleva de nuevo al lugar más tradicional: La guerra en las calles de una Sudáfrica desgarrada. Otro tipo de jungla, ¿no?

DEPREDADOR_03Thorpe y Briggs parecen ser los personajes protagonistas. Dos muescas en cada bala. Thorpe lleva una pequeña empresa de seguridad para coches. Briggs es su enlace en el ejército. De la breve visión que tenemos de su pasado, de algunos encuentros entre el ejército y Thorpe, ya queda poca operatividad. No quiero que penséis que este tomo sólo aporta tiros y no hay una trama en Depredador. Ruega a los cielos. Todo tiene su aquel. Arcudi prepara sus guiones a conciencia. No suele hacer cómics de tres al cuarto. Eso sí, los cómics como Depredador. Ruega a los cielos aportan sobre todo acción. Es como vivir la última media hora del primer film, aquel Depredador, con Schwarzenegger corriendo por su vida.

Thorpe sabe acercarse a los depredadores y mata algunos porque es un hombre de guerra, un tío preparado. Pero la cuestión es cuanto puede aguantar, y como disminuye la moral. Da la sensación de que los predators se están divirtiendo. Recuerden que estos seres se pueden fusionar con el entorno y eso da muchísima ventaja en la guerra.

Nuevamente, Arcudi logró escribir una historia trepidante que deja con ganas de más.

Reseña: Los cinco frascos, de M.R. James

loscincofrascosLlega a nuestro país una obra inédita e imprescindible del mejor escritor de Terror de todos los tiempos. Editorial Berenice, la responsable de traernos este diamante pequeñito a modo de novela. Los cinco frascos, de M.R. James, una obra concebida como regalo para su pupila de doce años, Jane MacBryde, donde M.R. James aborda el género fantástico juvenil. Ese género tan confuso en sus manos, cuya extrañeza hace que sientas, como mínimo, inquietud.

Hubo un momento en que parecía casi de rigor, para los señores académicos de la noble pluma, escribir para niños. Lewis Carroll, J.R.R. Tolkien y C. S. Lewis estaban en la palestra. Fueran cuales fuesen sus motivos: individuales, simple entretenimiento e incluso para su uso y disfrute; salieron obras brillantes de todos ellos. Carroll nos deslumbró con sus ingeniosos juegos de palabras y su ilógica, Lewis utilizaba descaradamente su obra de ficción para promulgar sus creencias cristianas y Tolkien creó de una pequeña novela, un mundo lleno de una gran variedad de lenguas y costumbres. Sí friends, Oxford era un hervidero de entretenimiento para el amante de la lectura.

Uno de ellos, fue también M.R. James, cuya deliciosa novela infantil, Los cinco frascos, parece algo más que inexplicable que tantos editores hayan pasado por alto esta obra. Ya sea por el motivo que fuere, es imposible no decir; de cualquier manera, que esta edición es una buena oportunidad para leer una obra poco conocida de James. Pero encantadora como pocas.

Los cinco frascos, narra la historia de un paseante bastante sabio que recibe susurros y murmullos de un arroyo y que le lleva a perseguirlos por ciertos derroteros para al final desenterrar una extraña caja. Después de todo un viaje lleno de cuestiones, encuentra envueltos cinco frascos que contienen ungüentos con efectos mágicos. Cada vez que los usa le dan poderes especiales, por ejemplo, uno de ellos, una vez ingerido, es capaz de comprender las extrañas conversaciones de los búhos o las divertidísimas divagaciones de un gato. James muestra un giro verdaderamente lírico en cada frase. Su protagonista corre en busca de esa idea, la magia necesaria, la poesía pura. Entonces llegan a colación las hadas y su poder y… hasta ahí puedo leer.

Este relato hizo las delicias de H.P. Lovecraft quien definió esta historia como “una deliciosa fantasía juvenil llena de presagios espectrales”. ¿Es recurrente acudir a Lovecraft con cada buena historia de Terror? Sí. Mientras haya pruebas de su veracidad.

M.R. James era un gran conocedor del folclore del Reino Unido. “No podía dejar fuera de esta novela a ciertos seres y objetos fabulosos de su rica tradición oral, como la fuente parlante o la planta que guía mediante sueños y visiones a quien la ingiere”.

¿Los cinco frascos es una lectura para niños? Sí. Pero para esos niños que ahora tienen treinta y tantos y que tienen una base mágica de lectura. Niños y adultos que aman la obra de E. Nesbit y Puck, o Rudyard Kipling, o Robert Louis Stevenson, o Julio Verne y tantos otros. ¿Es usted un niño de aquellos? ¿Quiere volver a perderse por esas lejanas tierras donde sólo importa el próximo encuentro con algo grande, aberrante y nada razonable? ¿Es usted ese niño?