Archive for abril 2015

Reseña: Injustice. Gods among us: Año Uno, de VVAA

injusticeEste cómic es un caso especial.

Injustice. Gods Among Us: Año Uno comenzó como un videojuego publicado por Warner Bros Interactive. El juego es protagonizado por varios héroes y villanos del Universo DC. Su historia se ubica en un universo alternativo, donde Superman sufre demasiado y cambia, de forma radical, su forma de ver las cosas. Un nuevo orden mundial llamado el Régimen…

Para que se comprendiera mejor la historia del juego, se comenzó a publicar una serie de cómics, que servirían a los usuarios como precuela. Este primer tomo fue publicado en formato físico y digital en 2013. Los guionistas confirmaron que, dado el éxito, al final publicarían toda la trama junta en una novela gráfica. Las primeras semanas no fue un gran impacto, pero para cuando salió el videojuego, ya lideraba las listas de ventas en medio mundo.

Todo finalizó con el llamado Año Uno.

Pero lo que más ha molado de esta historia tan actual es la viabilidad de un proyecto sin precedentes. Preguntas, máximas como: ¿en un cómic pueden héroes y villanos ser libres de matar/asesinar en una batalla? Un lado más oscuro y sangriento se percibe en Injustice. Gods Among Us: Año Uno, lo que se vuelve un tipo de cómic adulto, muy alejado de las versiones más comerciales. Historia injustice05alternativa o no, aquí disfrutas por su naturalidad, o mejor dicho, por encontrar “realidad” en un enfrentamiento entre seres que gozan de mucho, mucho poder. Su publicación significó que en el mercado USA, el número de años para su lectura mutó de 13 a 16 años, e incluso se censuraron ciertos momentos del cómic y videojuego por ver escenas tan específicas como el Joker disparando en la cabeza a un perdedor…

En Injustice. Gods Among Us: Año Uno encuentras a un Hombre de Acero en el momento mas feliz de su vida, el cual quiere compartir esas buenas noticias con Batman. Pero los momentos trágicos están a la vuelta de la esquina con un Joker que hace aparición para momentos claves, pero más que nada, sangrientos. El enemigo mas mortífero de Batman realiza una visita sorpresa a Metrópolis, y así comienza la decadencia de Superman. Cantidad de víctimas corren peligro, injustice02muertes por doquier, seres indefensos ante la maldad en la Tierra en forma de mimo o payaso desatado… Los trágicos acontecimientos que están a punto de desarrollarse cambiarán el curso de la historia de los héroes del Universo DC. Una bomba arrasa Metrópolis, la amante eterna de Superman es una más de los cientos asesinados; a raíz de la horrorosa tragedia que parece no irse, Superman va perdiendo la paciencia y comienza a tomar las decisiones más difíciles a las que jamás se ha enfrentado. Los demás superhéroes intentan mediar porque saben que el Hombre de Acero hundido puede ser irrefrenable. Green Arrow se ofrece para una aventura en solitario. Green Lantern tampoco tiene suerte. Wonder Woman intenta comprender a su amor platónico. Aún recuperándose de la destrucción de Metrópolis, las noticias de un país devastado por la guerra crean un punto de inflexión para el Hombre de Acero, así que decide tomar un papel más activo, de hecho, el más activo que puede tomar un líder. Convertirse en dictador.

Lo que acarrea decenas de muertes más.

injustice01Muy buena colección. Me encantó la historia de Superman y la bicicleta. Ese sí es Superman, y no miro a nadie, a ningún director de cine… Es una serie que demuestra lo ficticios que pueden llegar a ser los demás cómics. Una serie que parece estar centrada en un personaje pero que en realidad afecta a prácticamente todo el Universo DC.

¿Cuáles son las claves del éxito de Injustice: Gods Among Us? Hacer que cada capítulo sea conclusivo, que nadie quede insatisfecho, pues una sorpresa tras otra jamás puede dejar descontento a nadie.

Reseña: Las flores no sangran, de Alexis Ravelo

las-flores-no-sangranDecíamos ayer que Alexis Ravelo venía pisando con fuerza en el género negro. Si con La última tumba (EDAF, 2013) se alzó con el Premio Ciudad de Getafe de Novela Negra, con La estrategia del pequinés (Alrevés, 2013) ganó el prestigioso Premio Hammett que otorga la Semana Negra de Gijón. Ahora, ese desconocido escritor se ha convertido en referente y sus novelas son esperadas con entusiasmo por mucha gente, entre la que me incluyo.

Con Las flores no sangran (Alrevés, 2015) retomamos al Ravelo del pequinés, en una obra coral, con grupos de criminales y delitos imposibles. Ambientada en esa Gran Canaria que tan bien conoce, nos narra la preparación, desarrollo y desenlace de un secuestro exprés, tal y como dice la sinopsis de contraportada, “el delito más idiota que se puede cometer en una isla”. Más estúpido todavía si quienes lo idean son unos rateros de poca monta acostumbrados a timos rápidos y tirones a viejas. Y mucho más peligroso si a quien secuestran es a la hija de un testaferro de la mafia con los medios necesarios para plantarles cara.

Bajo esta premisa Ravelo desarrolla una obra con muchos matices. El más destacable es la humanidad de todos los personajes. Aquí no hay buenos y malos. Es una partida de ajedrez donde cuentan más los errores que los aciertos. El lector llega a sentir simpatía por los “malos”, sufrir por los “buenos”, y al final darse cuenta de que todo es una escala de grises donde cada cual juzgará a qué bando apoya. Desde la primera página ya se nos avisa que no todos los personajes llegarán con vida al final del libro. Lo que no sabes es la cantidad de muertos que habrá, ni cuando caerán, por qué razón o por qué mano. Aquí Ravelo se muestra como un buen trilero, mostrando las cartas pero sorprendiendo en sus giros. Siguiendo con la parábola del ajedrez, en esta partida el autor sacrifica a la reina y a los dos alfiles solo para hace un jaque suicida. Y, sinceramente, es una jugada divertidísima.

Algo que a estas alturas no deberían sorprender al lector habitual de Ravelo, pero que aún así a mí me sigue fascinando, es su increíble pulso narrativo. Esta novela está diseñada para leerse al ritmo que le lector pida. Ravelo no usa trucos baratos para dar dinamismo a su historia. Habrá quien la lea de forma pausada y quien la devore en dos sentadas. Y eso es magia, amigos. A destacar también la cuidada edición de Alrevés, quien cada vez mima más los lanzamientos.

Una excelente novela de Alexis Ravelo, ideal para quienes no lo hayan descubierto todavía y se quieran iniciar, e imprescindible para aquellos que ya lo conozcan. Una vez llegada a la última página uno se pregunta dónde está el límite de este autor. Lo importante es que tenemos a un excelente narrador en las filas de la novela negra y que aún tiene muchas batallas que contar.

Reseña: La escena del crimen, de Ed Brubaker, Michael Lark y Sean Phillips

laescenadelcrimenSumando joyita tras joyita en el mundo del noveno arte, Planeta Cómic sigue publicando obras indispensables para nuestra estantería. Ojo: títulos de temática adulta y muy fílmicas algunas. Y no hablo de «pijameo», sino de grandes tramas de género negro o policíaco, y para colmo, del mejor autor estadounidense de este género en este mismo momento que os hablo.

Ya muchos conoceréis a Ed Brubaker, imagino. Garantía de que vas a leer un guión de calidad en un porcentaje muy alto. Pero si no le conocéis…

Ed Brubaker (1966) es un guionista estadounidense ganador del Premio Eisner. Nació en Maryland y es especialmente conocido por su trabajo como guionista de cómics en títulos como Batman, Daredevil y X-Men…, eso dice internet.

Pero lo que dice este que viste y calza es, que Brubaker está en la cumbre del mundo del cómic por historias como Lowlife, The Fall, Gotham Central, Sleeper, Criminal (http://cronicasliterarias.com/2013/12/13/resena-criminal-integral-1-de-ed-brubaker-y-sean-philipps/), Capitán América: Soldado de invierno laescenadelcrimen05(http://cronicasliterarias.com/2014/04/02/resena-capitan-america-soldado-de-invierno-de-ed-brubaker-steve-epting/) y por supuesto, La escena del crimen. Es decir, por ser uno de los encargados de revitalizar el cómic de género negro en el mercado del cómic en el que ahora nos movemos.

La escena del crimen, es sobre todo, una nueva edición que proporciona una buenísima oportunidad de disfrutar una obra temprana de Brubaker, Michael Lark y Sean Phillips. Un misterio sólido y una buenísima lectura que te mantendrá enganchado de principio a fin.

laescenadelcrimen04Un joven detective privado se ve involucrado casi sin quererlo en un caso de una chica desaparecida y se frustra bastante. Nada de lo que encuentra, encaja. Brubaker presenta un héroe roto que trata de recoger los pedazos de vida de otras personas con distintos grados de éxito. A lo largo del “paseo”, todo el mundo parece estar “jugando” en esta historia llena de terribles secuelas.

Unos personajes bien desarrollados, y un diálogo real al máximo. En ningún momento encuentras a Brubaker como escritor novel pese a que, cuando escribió La escena del crimen, casi lo era.

El investigador privado Jack Herriman ha visto demasiados cadáveres, pero esa es la maldición familiar, porque su tío es el más famoso fotógrafo de escenas del crimen desde Weegee. Recuperándose de un caso, Jack se introduce en una trama de sectas hippies con un tenebroso pasado, personas heridas hasta el fin de sus días, y delitos sexuales que conducen directamente a lo peor del ser humano.

Tenemos gracias a Planeta Cómic, nuevamente en las librerías una maestra del cómic de detectives.

Además, pasen, vean y disfruten del arte de Michael Lark, el cual retrotrae al lector con sus dibujos al cómic más original. Unas expresiones faciales fuertes, ideales para un drama criminal con personajes, acciones y reacciones brillantes.

Michael laescenadelcrimen02Lark y Sean Philipps, son un tandem perfecto para la ilustración. Lark, sobre todo, es el ilustrador ideal para las historias oscuras y pergeñadas de Brubaker. Y a su vez el trabajo de Phillips con su entintado.

La escena del crimen es en definitiva, un cómic, un tomo que no te debes perder. Un titulo que llevaba tiempo descatalogado en este país. Para mí, un genial comienzo del mejor guionista de cómics estadounidense actual.

Reseña: Soldado de fortuna. Las aventuras de Konrad Stark, de Alexiz Brito

soldadodefortunaHa sido una pena leer esta novela de aventuras en tan poco tiempo. Reconozco que me he precipitado en la lectura y debí de racionarme los capítulos para que su sabor, si cabe, hubiera sido más intenso. Por esta razón le aconsejo, estimado lector, que si tiene pensado iniciar esta novela, lo haga con calma y no cometa el mismo error que un servidor. Soldado de fortuna merece leerse como si de una antología se tratara, pues narra, en catorce capítulos, divididos en tres partes cada uno, las aventuras de Konrad Stark, un sajón amante del riesgo y de las mujeres. Un hombre pragmático acostumbrado a lidiar en las batallas más peligrosas y salir triunfante de las mismas.

Un hombre que no conoce el miedo y que prefiere ganarse la vida entre fraudes y saqueos antes que partirse la espalda trabajando para cualquier aprovechado de turno por un mísero sueldo y obligado a trabajar de sol a sol. Cansado de alistarse en el ejército, Konrad prefiere librar batallas por su propia cuenta y ganarse la vida con ello, aunque su fuerte temperamento le va a dar algún que otro quebradero de cabeza en más de una ocasión. Por suerte, o por desgracia para aquellos que son sus enemigos, al final de cada capítulo el sajón consigue consumar su venganza con quienes les ha perjudicado.

Todo esto tiene lugar en una Europa de principios del siglo XIX, entre 1804 y 1815, en un continente asediado por las tropas de Napoleón Bonaparte, el enemigo acérrimo de nuestro intrépido aventurero.

Alexis Brito Delgado ha creado un personaje que me ha recordado mucho a Miguel Strogoff, de Julio Verne y Gualterio Malatesta, de Arturo Pérez Reverte. Mezclen las heroicidades del primero con la mala uva del segundo y el resultado será Konrad Stark, aunque con más desparpajo, porque a Konrad no le hacen callar ni debajo del agua, razón por la que siempre se ve metido en más de una revuelta. Pero, en el fondo, el sajón es un conquistador, siempre acude en defensa de aquellas mujeres que se encuentran en peligro y consigue tener un breve idilio que logra acrecentar su reputación.

Además de las batallas y las mujeres, Konrad también es amante de las tabernas y, al finalizar el día, siempre encuentra un motivo para terminar en una noche de juergas entre alcohol y misteriosas damas que calienten su lecho.

Esta es la segunda novela que leo de este autor y me encanta su estilo narrativo. No son historias retorcidas, más bien siguen una senda “simple”, pero solo es lo que parece en un primer momento, en breve te das cuenta de que transmiten mucha fuerza, emociones y diálogos muy llevaderos. Para mí, este es el secreto de que la química funcione en el caso de Alexis. Se nota que lleva muchos años en esto y lo demuestra en cada párrafo: ameno, directo… sin tabúes.

Soldado de fortuna. Las aventuras de Konrad Stark engancha desde la primera página. Da pena llegar al final, siempre quieres enrolarte en otra viaje más y vivir otra de sus aventuras… pero lo bueno dura poco. Creo recordar que iba a ser una trilogía y me consta que muchos lectores han pedido la continuación. Desde hoy, me incluyo en la lista de fans del señor Stark. Espero tener noticias suyas muy pronto y contárselas a todos.

Reseña: ¡Viven! La tragedia de los Andes, de Piers Paul Read

vivenEl jueves 12 de octubre de 1972, un avión Fairchild F-227 de la Fuerza Aérea Uruguaya despegó de Montevideo con destino a Santiago de Chile. Quince de los cuarenta y cinco pasajeros que se hallaban a bordo, pertenecían a un equipo de rugby de dicho país, el resto pertenecían a familias acomodadas, muchos de ellos familiares que acompañaban a los deportistas en vísperas de un importante partido, más los dos tripulantes. Todos ellos viajaban a la capital chilena con un propósito… Y todos ellos eran inconscientes de que jamás llegarían a su destino.

Desde un principio el vuelo fue mal, pues se vieron obligados a aterrizar en la ciudad de Mendoza debido a las malas condiciones climatológicas que se presentaban en los Andes. Cuando, al día siguiente, reanudaron el vuelo, un error de cálculo del piloto resultó mortal para casi todos ellos. Creyendo estar sobrevolando la ciudad de Curicó, el piloto inicia el descenso y poco después impacta el ala derecha contra una de las altas montañas de los Andes, cortando la cola a su paso. Momentos después se parte el ala izquierda y una de las hojas de la hélice rasga el fuselaje antes de caer. Sin alas y sin cola, el aparato desciende a gran velocidad hasta un profundo valle, donde se desliza entre gritos de pánico y desesperación de los pasajeros hasta que después de un periodo eterno, logra detenerse por completo. Treinta y dos de las cuarenta y cinco personas han logrado sobrevivir al impacto, pero no todas llegarán a ver un nuevo día, unas por las heridas que habían sufrido tras el accidente, otras por las bajas temperaturas y la escasez de ropa que llevaban a unos 3500 metros de altitud, entre el volcán Tinguiririca, en Chile, y el Cerro Sosneado, en Argentina.

Ocho días de constantes búsquedas de expedicionarios chilenos y argentinos no dan su fruto, pese a que varios aviones pasan por el lugar de la catástrofe, el hecho de que el avión siniestrado tuviese el techo blanco dificultó la tarea de rescate.

Para los supervivientes comienza entonces un calvario del que todos hemos oído hablar. Casi sin comida, una onza de chocolate y un pequeño vaso de vino es su alimentación diaria, y casi sin fuerzas, toman la determinación de recurrir a la antropofagia.

Y, si el destino aún no les había sido aciago, una noche, mientras duermen, una avalancha acaba con la vida de varios de ellos.

Conforme pasa el tiempo, y en vistas de que no van a ser rescatados, los supervivientes optan por salir por su propio pie de tan inhóspito lugar. Cuando comience el deshielo, calculan que sobre el 15 de noviembre, tres de los dieciséis hombres que aún siguen con vida retarán a unas de las montañas más grandes del planeta, si bien uno de ellos tiene que volver a los restos del avión por el bien de la expedición.

Más de dos meses después que tuviera lugar la tragedia, y después de más de diez días de intensas caminatas, los dos hombres llegan a un río y ven a un hombre…

He aquí el claro ejemplo de que la esperanza es lo último que se pierde y de que la voluntad del ser humano supera límites insospechados. He visto la película un millar de veces, he leído la novela un par de ellas y sigue emocionándome esta historia. Es un drama que pone los pelos de punta, sobre todo porque sabes que está basado en hechos reales. Es una historia que conmueve e invita a reflexionar y no apta para corazones sensibles. Basta con escuchar los testimonios de los protagonistas que de vez en cuando aparecen en televisión y te das cuenta de que la experiencia ha marcado sus vidas. Sus voces pausadas, sus miradas, como si estuvieran ausentes, como si sus ojos aún estuvieran atrapados en la nieve de los Andes… ¿Cuántas veces hemos adorado a héroes de plástico? Todas las personas que tuvieron que pasar por semejante trauma, todos y cada uno de ellos, son los auténticos héroes. Desde Crónicas Literarias mi respeto y admiración hacia todos ellos.

Reseña: Los Invisibles, de Grant Morrison

losinvisiblesLos Invisibles, de Grant Morrison es uno de esos extraños casos en los que un autor, de pronto, se sale de su concha de tortuga y publica algo no muy dado a su estilo.

A principios de los 90s, el guionista escocés estaba en una buena racha, habiendo escrito Animal Man y Doom Patrol, así como la indispensable Arkham Asylum, empezaba a ser un tipo inevitable a estar en las mejores estanterías de cómics. Empezó así su oportunidad de hacer una serie propia, una llamada que llegó con el sello Vertigo de DC, el cual que pronunció las palabras mágicas.

Los Invisibles es una serie de cómics books que fue publicada entre 1994 y el año 2000. Creada y escrita por Morrison tuvieron en ella participación una buena cantidad de dibujantes. Aunque Grant Morrison escribió todos los números, Los Invisibles nunca estuvo a cargo de un equipo fijo, pues se pretendía que cada arco argumental fuese ilustrado por un dibujante diferente.

Una genial idea.

Pero lo más destacable es su trama, sin duda, los casos vividos por una célula llamada The Invisible College, una organización secreta que lucha contra la opresión física y psíquica usando los viajes en el tiempo, la magia, la meditación losinvisiles_03aunque también, si no se puede evitar, la violencia. El equipo tiene como líder a King Mob que en este primer tomo rescata a Dane McGowan, un adolescente problemático y conflictivo que canaliza su rabia a través de enormes actos vandálicos, los cuales le llevan a ser ingresado en el correccional Harmony House. La idea de King Mob, obviamente, es que McGowan entre en esa organización clandestina que ahora mismo hace frente a una guerra sin igual, ese grupo llamado Los Invisibles; un súper grupo heho para derrocar a unos enemigos especiales. Una especie de dioses alienígenas que ya han esclavizado a la mayoría de la raza humana sin que nadie se percate.

Lord Fanny, un chamán brasileño, Boy, un antiguo policía del Departamento de Nueva York, Ragged Robin, una telépata con pasado misterioso y Jack Frost, un gamberro juvenil de Liverpool que podría ser el próximo Buda, son los seleccionados para luchar contra esos temibles seres en potencia.

losinvisiles_02Tratar de resumir la trama de Los Invisibles es un caso perdido. Morrison afirma que gran parte de la historia vino a él después de una experiencia metafísica en Katmandú. Él decidió incorporar su experiencia (que a veces se asemeja a una abducción extraterrestre por contener seres del espacio tridimensional) e introducir todo lo posible en una trama para una buena historia. Un guión que para él se convertiría en un sistema de administración de conocimiento esotérico, un hechizo diseñado para cambiar a los lectores para mejor, unos cómics para el recuerdo.

A medida que la historia avanza, la naturaleza de la batalla cambia. Ahí sientes que Los Invisibles es un guión un tanto especial. Al menos, una trama diferente que rara vez hayas leído antes. Una configuración algo extraña que pretende que el losinvisiles_04lector le de vueltas al coco como cuando vimos por primera vez el film Matrix.

Los seres humanos necesitamos ser rescatados. Nuestras presiones, nuestro día a día lleno de estrés y otras muchas cosas, nos hacen pensar que somos presos de… ALGO. Los Invisibles trata este argumento en el cual muchas veces pensamos. Nosotros hemos conocido el Apocalipsis…, y somos nosotros. Nadie nos quitará nunca la preocupación de… ¿Y todo esto? ¿Alguien no los inculcó?

Reseña: La llave del destino, de Glenn Cooper

la-llave-del-destinoLe tenía ganas a esta novela desde hace tiempo. Para empezar, cualquier cosa que mencione la fuente de la vida eterna en su sinopsis o frase promocional, ya me captura. Pero es que además el nombre de Glenn Cooper parece asociado a buenos ratos de entretenimiento, escritor de aventuras para tenerte pegado al sillón y disfrutando de algo no demasiado exigente pero sí sumamente entretenido. Me apetecía algo así, de no pensar demasiado, así que La llave del destino me venía como anillo al dedo.

Bien, si uno busca el equivalente literario a esas películas que mezclan la intriga con la acción y una trama poco exigente pero absorbente, desde luego que la elección está bien hecha. Cooper parece manejar con soltura las claves del entretenimiento, inicia la novela con la clásica secuencia que despierta suspicacias y abre el interés del lector, prosigue presentando un objeto sobre el que versará la trama, y a continuación, y sin entretenerse, nos empieza a presentar a los personajes protagonistas.

Los personajes están dibujados como suelen estarlo en esta clase de películas: por encima y adentrándose tan solo donde el autor considera que es necesario. Apenas unos esbozos de su pasado, dándole importancia a aquello que afectará a la trama en algún momento, con personalidades reconocibles y fácilmente asumibles por el lector, dejando claro desde el principio quién es un villano de despacho, quién el aventurero vividor que vive arrepentido por haber dejado escapar a su gran amor, y suma y sigue. Personajes fáciles, pero reconocibles entre sí, que facilitan y están al servicio de la trama.

¿Y la trama? Pues da lo que uno espera, las dosis de intriga, misterio, aventuras, historia y muerte que se necesitan. En general, además, Cooper demuestra ser conocedor de los tiempos, sabe cuándo conviene asestar un golpe en el estómago al lector, cuándo distraerle con algo banal y cuando arrollarle con información de interés. Todo para que este, el interés, no decaiga. Y sí, he dicho en general, porque lo cierto es que, tras hacer las presentaciones necesarias de personajes, trama y lugares, Cooper se enreda un poco demasiado con las partes técnicas de la parte arqueológica. Como si quisiera plasmar todo lo que se ha documentado. Y no llega a ser aburrido porque está bien rodeado de otros menesteres que sí captan al lector, pero en relación con el resto esas partes resultan más pesadas.

Como curiosidad: la trama ocurre en el presente y se mueve a raíz del descubrimiento de un manuscrito, en las primeras páginas, escrito por un monje del siglo X. En al menos cuatro ocasiones la novela viaja al pasado, hasta la época en que vivió ese monje, para narrarnos los sucesos que hacen que dicho manuscrito sea de vital importancia. Y a medida que avanza la trama, presente y siglo X se entremezclarán también con una trama ocurrida en la época de los Neandertales, y con un pequeño asunto ocurrido en la Segunda Guerra Mundial. Pequeños saltos en el tiempo que, al principio desubican pero acaban volviéndose tan interesantes como la trama principal.

Lo dicho, una novela divertida y entretenida, de fácil lectura, para cuando os apetezca no pensar demasiado.

Reseña: El Reino de la Noche, de William Hope Hodgson

elreinodelanocheAl final del tiempo, en el crepúsculo de la larga historia de las civilizaciones humanas, la Pirámide se alza como el último baluarte de los últimos humanos. Y ella es el faro y el bastión, el mausoleo y la ciudadela… El Reino de la Noche, un indispensable del mejor género de Terror escrito, la crónica de las edades del horror de la no-vida, la historia de una odisea y de un desesperado amor.

William Hope Hodgson (1877-1918) fue un autor inglés que produjo un número cuantioso de obras que consistieron en ensayos, cuentos y novelas, los cuales abarcaron diversos géneros; aunque por encima de todos el horror y la literatura fantástica brillaron. Hodgson aprovechó su experiencia previa en mar abierto para brindar mayor detalle a sus relatos. Grandes narraciones cortas emergieron entonces, pero también novelas como La casa en el confín de la Tierra, Los botes del Glenn Carrig o Los piratas fantasmas, todas súper recomendables, así como cualquier antología que contenga un cuento suyo (para mí, el mejor La voz en la noche). Pero, ¿cómo empezó a ser conocido? Su cuarta novela, El Reino de la Noche, lo destapó al mundo…

Horrores que se sustentan en misterios oceánicos. Escenarios que describe Hodgson de forma fascinante, emprendiendo arriesgados y largos viajes hacia ninguna parte, hacia lugares que nadie ha explorado, o si lo han hecho no han vuelto para contarlo. ¿Qué puede haber peor que algo tan desconocido como el mar?

Su última novela publicada El Reino de la Noche. Apareció en 1912. Un texto de 200.000 palabras que parece ser el resultado del trabajo de varios años. Hodgson también trabajó en una versión de este texto en forma de novela corta (20.000 palabras), la cual es conocida como El sueño de X. Pero lógicamente como se disfruta la obra es conociéndola al detalle. En 1912 también, Hodgson se casó con Betty Farnworth, y se fueron a vivir a Francia, pero al estallar la guerra en Europa, regresaron a Inglaterra. Hodgson se unió a un grupo de estudio al comienzo de la I Guerra Mundial. Lo solicitaron para temas marítimos pero se negó dada sus “extrañas” vividas experiencias. Cuenta un obituario, el cual era reimpresión de un recorte de periódico, que Hodgson había guiado a un grupo de Suboficiales a encontrar resguardo tras recibir un ataque de fuego enemigo, y ya jamás se volvió a saber de él.

El comienzo de El Reino de la Noche establece en el marco a un caballero del siglo XVII, de luto por la muerte de su amada, Lady Mirdath, que fallece al dar a luz. Empieza entonces a tener visiones de un futuro lejano en el que se reúne con almas, y ve el mundo a través de los ojos de una encarnación futura. El Sol ha salido y la Tierra está iluminada sólo por el resplandor del vulcanismo residual. Los últimos millones de la raza humana se reúnen en una pirámide metálica gigantesca, con casi ocho kilómetros de altura – el último reducto, bajo el asedio de las fuerzas desconocidas y poderosas de la oscuridad -; frenados por un Círculo de energía. Durante miles de años, vastas formas de vida se encuentran en el mismo lugar, seres mutantes por doquier, Vigilantes que han esperado en la oscuridad cerca de la pirámide para concretar su plan. Se piensa que están esperando el momento inevitable en que el poder del Círculo finalmente debilita y muere. Otros seres se han visto en la oscuridad del Más Allá, algunos de origen desconocido, y otros que una vez pudieron haber sido humanos. Salir de la protección del Círculo significa la muerte casi segura, o peor aún una auténtica destrucción del alma. Pero lo que el protagonista está a punto de descubrir, es que en aquel lugar de inmunda locura, todo el mundo puede establecer contacto con las mentes de los habitantes de otros mundos…

Esta novela fue subtitulada A Love Tale, pero para nada lo es. Sí que tienes la sensación  de estar leyendo una buena novela lovecraftiana en todo momento. Aparece por ejemplo el término “Abhuman” que es utilizado por Hodgson para hablar de varias especies diferentes de seres inteligentes que evolucionaron a partir de nosotros. Todo en un final con un enorme potencial narrativo, desbordante imaginación e inundado de situaciones inquietantes.

La cita es muy fácil: leer a Hodgson siempre-siempre es muy recomendable.

Reseña: Batman & Superman. Leyendas de los Mejores del Mundo, de Walter Simonson y Daniel Brereton

Leyendas-de-los-mejores-del-mundoUna historia de equipo, de tandem, de pesadillas sobre almas condenadas y postradas a la redención donde son participes El Hombre Acero y siempre aclamado Caballero Oscuro. Juntos una vez más para detener a un poderoso enemigo, un antiguo demonio avenido directamente del Infierno de las brumas.

Walter Simonson (1942), un dibujante y guionista estadounidense de sobras conocido, en especial por su trabajazo con el personaje Thor en Marvel, indispensable ese tomito llamado Bill Rayos Beta. Aunque sus inicios fueron en DC Comics en colecciones como Weird War Tales y en Detective Comics.

Por otro lado, tenemos a Daniel Brereton (1965) otro autor que destaca en trabajos para DC. Concretamente en obras como Batman: Thrillkiller, JLA: Seven Caskets o esta misma Batman & Superman: Leyendas de los Mejores del Mundo.

Es lindo ver tomos de este estilo. Historias geniales (y que vemos publicadas en muy contados casos), donde los grandes héroes del cómic dejan de lado sus constantes y perecederas aventuras en la ciudad y pasan a vivir otro tipo de lances muy atrayentes, sobre todo, por ser colocados fuera de su entorno. La gran Leyendas-de-los-mejores-del-mundo04mayoría de estos off-topics (sí se les puede llamar así), contienen relatos ajenos a sus series regulares y os aseguro que hay un porcentaje muy alto de calidad y de buenas ideas en este tipo de proyectos. Está claro: no tienen junto a su cogote, la fuerza opresora de una editora, pendiente de que nadie se extralimita con lo que sus personajes vips puedan o no hacer.

Batman & Superman: Leyendas de los Mejores del Mundo es una historia de Terror llena de folklore escocés. Demonios por doquier y encantamientos de pesadilla. El Infierno en la Tierra, instalado en un decorado familiarizado con el Mal al que la gente de las ciudades no estamos familiarizados. Cuando profundizamos en el ambiente de las conocidas Highlands, presenciamos a una joven descubriendo un Leyendas-de-los-mejores-del-mundo05extraño libro lleno de hechizos. Como es obvio (aunque no para ella), cuando la chica insiste en leerlo despierta a un Mal ancestral.

Mejor dicho: trae de vuelta a un ser maligno llamado Tulio el condenado. El cual a su vez resucita a la bruja Silver Banshee con el fin de hacer frente a una enemiga llamada Blaze. Pero aun así siguen necesitando ayuda, una fuerza grande que les de impulso en su proyecto degenerativo…, así que alguien propone atraer a esa famosa figura llamada Superman, pues de todos es conocido que, aparte de la kriptonita, también es vulnerable a la magia…

¿Cómo entra Batman en la trama? Tendrán que averiguarlo. Las peores pesadillas de ambos afloran en esta historia.

Leyendas-de-los-mejores-del-mundo03El fin de la cordura, sombras chinescas que matan a lo inesperado, bellas y curiosas ilustraciones pintadas por Brereton que acojonan más, cuanto a mayor tamaño. Al igual que Alex Ross, sus dibujos cobran vida con cada pincelada, y aunque su trabajo no llega al nivel personificado del maestro Ross, sí que consigue expresiones faciales y grandes coloridos que aportan ese tono desmesurado de irracionalidad que siempre aparece cuando dejamos de lado lo natural para adentrarnos en lo macabro. En ese terreno fácil para el siempre déspota Ángel Caído.

No es alimento para el pensamiento, pero seguro que Batman & Superman: Leyendas de los Mejores del Mundo es una fiesta para sus ojos.

Reseña: El Caminante, de Jiro Taniguchi

elcaminanteJiro Taniguchi es un autor que tuvo la voluntad (o la suerte), de no caer en el serial manga largo de capítulos interminables. Sus personajes son atractivos, enternecedores y muy pero que muy reales. Taniguchi elabora siempre proyectos concretos y tomos conclusivos. Trabaja mucho en historias cotidianas que acercan al lector como si en vez de leer, estuvieran oyendo una noticia, un rumor o un cotilleo sobre alguien que existió o actualmente vive en la calle de atrás.

Jiro Taniguchi (1947) es uno de los mejores novelistas gráficos que hay en Japón. Y lo demuestra con Cielos Radiantes, El Sabueso o su evocadora El Caminante. Empezó  a trabajar como asistente del dibujante Kyota Ishikawa. Debutó en el mundo del manga con Kareta Heya (La habitación ronca), publicado en 1970. De 1976 a 1979 publicó, junto con el guionista Sekigawa, Ciudad sin defensa, El viento del oeste es blanco y Lindo 3. De 1984 a 1991, Taniguchi y Sekigawa produjeron los cinco volúmenes de Botchan no Jidai (La época de Botchan). En los años 90 tocó el cielo con El almanaque de mi padre (http://cronicasliterarias.com/2013/10/30/resena-el-almanaque-de-mi-padre-de-jiro-taniguchi/). Taniguchi ha ganado varios premios por su trabajo. En Francia está super bien considerado. Un gran maestro de este arte.

elcaminante05Gracias a la editorial Ponent Mon podemos seguir disfrutando de la obra de Jiro Taniguchi. Casi mes a mes, una novedad asoma en nuestras librerías. Ahora, El Caminante en una edición definitiva. Una obra indispensable para soñadores, poetas lectores, amantes de lo cotidiano, gente capaz de ver belleza en lo natural.

En nuestro alrededor.

Como dice su sipnosis: «Hoy en día, ¿quién se toma el tiempo de trepar a un árbol para recuperar un juguete extraviado? ¿De quedarse mirando volar a los pájaros, de saltar los charcos después de una lluvia? ¿O de bajar a la playa para devolver una concha?».

elcaminante04El Caminante nos invita a acompañarle en sus paseos, a menudo, tranquilos y solitarios, y disfrutar de los placeres que procuran sus andanzas por su barrio. Un hombre sin preocupación que ve belleza en la tranquilidad de un paseo después del trabajo. Que se preocupa de pararse a escuchar el viento cuando mece la copa de los árboles. Que brinda por una esposa comprensiva que no hace preguntas. Un hombre que no corre cuando llueve, sino que le gusta sentir las gotas sobre su rostro…

El Caminante está cansado y desea un baño caliente, lo disfruta, nada de prisas. Momentos intensos y emocionales. Lágrimas. La tristeza y desesperación de sendas inesperadas y bosques que hablan si decides escucharlos. Como colofón, un secreto guardado, un hombre que desea salir adelante pese a ser azotado por la mayor tristeza que un ser humano pueda sentir. La soledad.

elcaminante03Es decir, el mejor Taniguchi. El Caminante recuerda mucho a las grandes obras de grandes autores como Hemingway, García Márquez o incluso el muy actual Murakami. Entre ellos, la desesperanza, el despeje del odio y el arrope del saber vivir, cambiar la vida a mejor.

Taniguchi teje brillantemente una historia donde la magia surge de lo mundano. Una aventura cuyo héroe es una persona sin preocupaciones sentada en el césped de un parque. Un respiro. Un instante. Una pausa. Un cobijo. Un remanso de paz.  Un refugio. Un escenario. Un cruce de caminos. El Caminante te lo da.