Warning: include_once(/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362

Warning: include_once(): Failed opening '/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.3') in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362
La Biblioteca de Carfax | Crónicas Literarias

Archive for La Biblioteca de Carfax

Reseña: Historias Extrañas, de Rosa Mulholland

Muy de vez en cuando, este cuerpo necesita Terror. En cualquiera de sus divisiones y/o en cualquiera de sus formatos, ne-ce-si-ta Terror. Creo que van unas cuantas veces ya, las que os he recomendado la editorial La Biblioteca de Carfax para ello. Lugar donde tienen sitio novelas y antologías fantásticas y aterradoras donde en lo psicológico, el suspense y sobre todo, en lo gótico, están al pie del cañón. Donde encontrar buenas joyitas, algunas inéditas en nuestro idioma. Y escritores por descubrir. Decide entonces este cuerpo deleitarse con su novedad Historias Extrañas, de Rosa Mulholland. Escritora que me sonaba, pero a la que priori, no conocía. Bien, pues resulta que una vez más, un amante de los relatos y antologías como es este cuerpo, encuentra en Historias Extrañas un mini volumen con una alta calidad en tramas. Una aparición fantasmal como portada; rodeada de un negro-azul intenso, un rostro oculto por las sombras cuyas manos portan lo que parece ser una carta inacabada… Después de devorar en apenas cuatro sentadas las cinco historias que contiene la obra, he podido percibir que las historias de Rosa Mulholland son buenos ejemplos de lo que suelo llamar paranormal romántica victoriana.

Una escritora inmersa en la cultura literaria de su tiempo que consigue trascenderla. Hubo bastantes escritores del siglo XIX que alternaron sus escritos con los tan de moda cuentos de chimenea o de ficción sobrenatural, pero Mulholland parece dar un paso más allá y un buen ejemplo son los relatos recopilados aquí. Donde el máximo exponente es El Fantasma del Rath. Un melodrama escénico con un protagonista llamado Capitán John Thunder, el cual recibe una visión fantasmal de una gran injusticia cometida contra una familia noble, la cual, él mismo se encargará de “corregir”. El mejor relato, sin duda. Eventos pasados magistralmente descritos y lo borda con la recreación. Sin embargo, la primera historia que encontramos es El Organista Maldito de Hurly Burly. Un título bastante alegre para una historia triste. Una pareja de ancianos irlandeses lamentando la muerte de su único hijo, un hijo que pasó a mejor vida tras una travesuras fatales, pero cuando una pequeña niña italiana aparece en su casa y dice haber sido enviada por su hijo muerto, quedan desconcertados… Por el contrario, El Espectro de Wildwood Chase es una pequeña historia con un final feliz. Un joven inlés en su retiro vislumbra a una hermosa niña por la noche, que reconoce de un retrato datado siglos atrás y… Mulholland en su forma más juguetona, se burla del nosotros con una agradable historia de fantasmas con explicación racional… Más o menos.

Una Extraña Historia de Amor trata una versión interesante del tema del artista atormentado. Hilda es una chica austriaca, encantadora y talentosa que sacrifica su salud para que esposo artista avance en su carrera. La reencarnación en nombre del amor no es tan horrible como equivocada. Pero Mulholland también basa fuertemente sus escritos en su herencia irlandesa. Y los de la tierra de conejos sabemos que esto es evocador. Le da a dichas historias una dimensión extra, tanto para el lector sureño que desea/ama/añora los verdes y frescos campos bajo montañas frías; como para los del norte que se sienten bastante cercanas a ellas. El crepúsculo celta a un paso. Un buen ejemplo es No Tomar Antes de Dormir, relato que marca la pauta y el ritmo del volumen (cerrándolo también) con un amargado propietario desposeído de sus pertenencias. Aunque en un complot bien construido que involucra brujería, el protagonista logrará salirse con la suya. Con trágicas consecuencias para todos, por supuesto.

Mullholland me recordó bastante a la magnífica Daphne Du Marier (Rebeca, Los Pájaros, Bésame otra vez, forastero, Los Parásitos). El significado original de romántico, peligroso, gótico, extraño, todo esto además de momentos inquietantes que vivir en estas tardes oscuras de octubre que nos sobrevuelan. Historias Extrañas, de Rosa Mulholland, ideal para deleitarse en el inminente Halloween.

Reseña: Joyride, de Jack Ketchum

Creo que no soy el único a reivindicar más títulos de Jack Ketchum en nuestro país. Por supuesto, que soy otro de los que se enamoró de su literatura tras La Chica de al Lado que publicó en su día La Factoría de Ideas. Incluso conseguí leer algo más que se publicó en español y en otra editorial. Una novela corta llamada Al Otro Lado del Río. Me dejó todo loco; sangrienta a tope, un buen argumento para película de Rob Zombie… Bien, pues poco más había en nuestro país del genio de Nueva Jersey, el cual antes de dedicarse a escribir fue actor, profesor, agente literario, comercial maderero y camarero. Una novela llamado Al Acecho, que nunca encontré, quizás tampoco he leído. Lo que sí puedo asegurar es que muchos de sus titulos aún no están en el idioma de Cervantes. Y eso duele. Pues permítanme decirles que su novela La Chica de al Lado es una de las novelas de Terror más brutales e intensas que he leído. Y he leído muchíiiiisimo Terror en mis casi cinco décadas. Por eso me emocioné mucho-bastante cuando me enteré que las chicas de La Biblioteca de Carfax (maravillosa editorial, ya consolidada entre los fans del Terror en nuestro país), traía como novedad de junio Joyride. Una nueva novela del recientemente desaparecido Jack Ketchum, ya que el maestro nos dejó a principios del año pasado en 2018.

Por ello, estaba emocionado de ponerme rápidamente con esta novedad. Joyride es la historia de Carole y su amante Lee. Tras los cuales un imponente ex marido de Carole no los deja en paz. Y sin importar cómo la acosó, o en algunos casos la atacó violentamente y la violó, parece que siempre se suele salir con la suya. Así que Lee y Carole toman la decisión de intentar lograr el asesinato perfecto. Y todo les hubiera ido de perlas si un barman llamado Wayne no estuviera en el bosque observándolos… Como consecuencia, tras pasar un rato en su bar, Wayne decide enviarles un mensajito: no por dinero, sino para reavivar la emoción del asesinato, esa sensación placentera, en un viaje en carretera digno de la mejor road-movie con horror integrado.

Supongo que os lo imagináis, pero si no, os cuento que Ketchum tiene una excelente reputación dentro del género de Terror en USA. No le hace falta llevar el típico letrerito recomendado de Stephen King, aunque por supuesto el maestro lo alaba y de sus últimos títulos me consta que cuenta con declaraciones hiperbólicas por parte de dios de Maine. Una de las que le leí y me encantó fue: «No dormirás hasta Navidad si lees este libro». O que no debes abrir dicha novela a menos que quieras desaparecer de este mundo esa misma noche… Wow! Pasando a Joyride, la trama central es tan simple como terrorífica. Digna de los mejores cómics de la EC, Tales from the Crypt, Creepy…, etc. La trama central de Joyride se va estirando un poco pero al partir (esencialmente) cuando ambos van a parar al bar del siniestro asesino en serie al día siguiente, sus diálogos, la tensión y el «in crescendo» pone los vellos de punta.

Lo peor, lo más terrorífico siempre sucede muy rápido y Ketchum sabe trasladar esto a su trama. El cavilar sobre lo sucedido y como salir de ello después se ralentizará. Como creo que también Ketchum era maestro en eso, pues antes de que te achantes, mete otra tensión en el argumento y los pone en la carretera. Casi hace que te olvides de lo básico: ¿Por qué no ir a la policía? Antes de que comience el plan de chantaje principal, el punto de vista de la novela cambia al policía que había estado siguiendo al ex marido de Carole. Más tensión. Desde su punto de vista, es donde digerimos la horrible historia del matrimonio de Carole. Y esta es la parte más horrible de la novela. Por que cuando Ketchum se pone duro… Ufff.

Sin recompensa, no hay venganza. Joyride es el Mal tras el Mal. Personajes creíbles y una historia que da miedo por lo convincente y posible a sucedernos en cualquier momento. Con cierto aire a la película de Brad Pitt, Kalifornia, la cual no me extrañaría que Jack Ketchum tuviera algo que ver aunque fue realizada dos años antes de publicarse esta novela. Me queda un titulo que se disfruta, que pone tus nervios a flor de piel si en breve haces escala en un bar de carretera o similar. Joyride es otra novela más con Terror del bueno que se marca la hasta ahora súper recomendable colección de La Biblioteca de Carfax.

Reseña: La Máscara de la Muerte y Otras Historias, de H.D. Everett

La Máscara de la Muerte y otras historias es una pequeña antología publicada por primera vez en 1920 por Philip Allan & Co. Uno de los pocos libros en los que la señora Everett no aparece con el sobrenombre de Theo Douglas. También es la última novedad de La Biblioteca de Carfax, la siempre recomendable editorial de estas chicas tan amantes del mejor género de Terror. Os lo confieso: un libro extremadamente raro que ahora se encuentra disponible. Y lo llamo así por identidad; no recuerdo haber visto nunca en nuestro idioma a alguien apostando por esta autora de la que se sabe muy poco. En su país al menos, Philip Allan editó en 1932 dos relatos de los que se encuentran aquí; el que da titulo al libro y La Cortina Carmesí. Por mis datos, ambos se incluyeron en Creeps Omnibus, una antología donde los recuperaba en 1935. Y es que la mayoría de los cuentos de señora Everett quedaron descatalogados de una forma u otra hasta que en 1995 apareció un enorme tomo publicado por Ghost Story Press, que es lo más reciente donde se podían encontrar… Hasta ahora.

Sobre la autora: Henrietta Dorothy Everett (1851-1923), comenzó a despuntar a la edad de cuarenta y cuatro años. Durante los siguientes veinticinco -entre 1896 a 1920-, aparecieron veintidós libros de un tal Theo Douglas, publicados por diecisiete editoriales diferentes, los cuales hasta que no fue un “buen momento”, no fue revelada su verdadera identidad. Trece años antes de su muerte, H.D. Everett empezó a ser reconocida.

Relatos aquí que dan muy mal rollo. Así catalogo dicha antología. En La Máscara de la Muerte, la moribunda Gloriana, le pide a su esposo que le haga una promesa: una vez que muera, él deberá cubrirle el rostro con un pañuelo en particular. Unos días después de su muerte, justo antes de que el enterrador cierre el ataúd, el caballero cumple los deseos de su esposa. A partir de ahí: sobresaltos. Uff. El otro relato que destaca por encima de todos es La Cortina Carmesí. Coincido totalmente con Philip Allan en que son las dos puntas de lanza de la autora en la narración breve. Aunque tampoco están mal los otros que aquí se aportan. En La Cortina Carmesí, Ronald McEwan, de dieciséis años, va a pasar unos días con su tío el reverendo Sylvanus Applegarth. Sus dos primos, burlándose de su procedencia en las Highlands donde se cree fervientemente en fantasmas, lo llevan a visitar una casa abandonada que se dice embrujada. Exactamente, un gran ventanal de un primer piso, con vistas al jardín, protegido con una enorme cortina roja y descolorida, ahí dicen que se aparece. Regresan pasada la medianoche, y los tres niños obtienen más de lo que esperaban. Un relato que te puede marcar o asustar bastante, dependiendo de cuándo y dónde lo leas.

De los nueve relatos recogidos aquí, me gustaron mucho también Los Dedos de una Mano, donde dos tías solteronas, Sara y Grace, se hacen cargo de sus sobrinos Dick y Nancy, durante unas vacaciones mientras su padre viaje a la India. Es en una casita de retiro junto al mar, donde vivirán una intrigante historia con una garra que se dedica a dejarles mensajes en clave: «PELIGRO», «MARCHAOS», «SALID DE AQUÍ»… Uff, no digo nada y os lo digo todo.

Y La Bruja del Agua que cuenta como las hermanas de Robert Larcomb se sienten decepcionadas cuando “el niño” se casa con Freda, una mujer de poca fortuna, que da a luz a un bebé que no sobrevive, y que sufre una enfermedad grave. Mary, la narradora, acepta a regañadientes quedarse con Freda, mientras Robert se va de caza. En su ausencia, vivirá los momentos más terroríficos de su vida: extraños goteos, noticias de una vaca recientemente ahogada, un médico demasiado cariñoso o una leyenda local sobre una mujer blanca que fue enterrada en una encrucijada cercana… Una variada cantidad de ingredientes que la autora aúna de forma magnífica al final.

Aunque ambientadas predominantemente a principios del Siglo XX, las historias de H.D. Everett tienen un estilo cercano a las grandes escritoras de época victoriana como Amelia B. Edwards, J. H. Riddell o Mary Elizabeth Braddon. En mi opinión, una autora a sumar entre las indispensables escritoras que siempre deben estar disponibles en la mejor Biblioteca de Terror que se precie. Calentando el sitio estáis, si aún no tenéis esta antología.

Reseña: La Máscara de la Muerte y Otras Historias, de H.D. Everett

Henrietta Dorothy Everett es una autora casi desconocida que escribió entre el final de la época victoriana y principios del Siglo XX. En esencia, desde aquellos principios literarios hasta ahora, ha cambiado muy poco la manera de escribir por eso vais a encontrar una forma de narrar moderna con un ambiente de fondo que os sonará familiar. Muchos de sus relatos están ambientados en Escocia y otros hablan del trauma causado por la I Guerra Mundial. Esta antología conecta lo mundano con la clásica historia de fantasmas.

Empezaréis leyendo el relato que da título al libro La Máscara de la Muerte. No es casualidad que sea el primero, la editorial apostó por el relato más inquietante. El viudo Tom Enderby le cuenta a su amigo al calor del hogar una espantosa historia de la última voluntad de su mujer antes de morir. Debía cubrir su rostro con un misterioso pañuelo. Un pañuelo que se acoplaba a su cara como una máscara. Pronto descubrirá de lo terrible que puede ser su difunta esposa… El libro consta de nueve relatos. En cada uno de ellos el Terror se vivirá de forma diferente. No siempre se buscará una venganza, en Los Dedos de una Mano sabremos de aparecidos que se materializan con cierta forma de garra, para trasmitir una advertencia escrita. Algunas veces no traerán el miedo, o más bien dejarán a su paso la tristeza y la desesperanza de como ocurrió, como por ejemplo el cuento titulado El Teléfono. Ernest Carrigton un capitán de permiso de la I guerra Mundial en Inglaterra, pondrá todo su empeño en buscar a su novia. En su desespero gritará su nombre Isabeau: ¿Dónde estás? Y ese teléfono sonará.

Los fantasmas pueden ser el deseo inconsciente de aquello que se perdió. El Pequeño Fantasma de Anne cuenta como un matrimonio pasa las vacaciones en lo que parece ser una casa encantada. Una niña de seis años se les aparecerá sin que haya una explicación para ello. Pero es que cuando amamos demasiado la muerte puede ésta no ser el final. La Cortina Carmesí narra la historia de otra casa embrujada. Tres adolescentes vivirán la peor experiencia de su vida. Veinte años más tarde uno de ellos se hospedará en la misma vivienda sin saber que es la misma de la que en su día vieron salir lo antinatural. ¿Qué más? Apariciones que ayudan a caminantes solitarios. No faltará tampoco el folclore escocés de la famosa Dama Blanca. Casi terminando nos deleitaremos con una leyenda de gaiteros que recuerda a lo que aquí conocemos como La Santa Compaña. Finaliza el libro con el relato La Pared Susurrante. Una especie de susurro tendrá que ver con un dicho el cual cuenta que si alguien del clan de los Lovell ve al niño pues…

El espiritismo y el estudio de las paraciencias se había popularizado mucho en la época en la que se escribieron estos relatos. Nuestra autora nos dejará ante diferentes tipos de apariciones que leeremos con el corazón encogido ya que sentiremos la mortalidad marchitando a los personajes. Los fantasmas nos recuerdan que esta pérdida es inevitable para todos. La mayoría de los relatos están escritos en primera persona dándole con eso mucha más fuerza a las historias. Es curioso, pero al terminar de leer y cerrar el libro, cuando me puse a pensar en todo lo que había leído, fue entonces cuando un escalofrio recorrió todo mi cuerpo. Una nueva joya de libro a tener en cuenta de la ya indispensable editorial La Biblioteca de Carfax.

Reseña: El Pescador, de John Langan

el-pescador«No me llaméis Abraham: llamadme Abe…». Así empieza la historia que vais a leer, novela ganadora del premio Bram Stoker 2016. El mayor premio mundial que una historia de Terror puede ganar.

El Pescador, dejará huella en vosotros. De eso no tengo ninguna duda. Al igual que el cebo que flota en el agua, la historia utiliza el inocente acto de pescar para adentrarnos en los temas más oscuros de la experiencia humana, pintando la imagen del sufrimiento mortal a través de la magia, el folclore y el misterio. Con una refinada prosa, John Langan hunde el gancho y mantiene la línea tensa página tras página hasta ir acercándonos al horror de lo desconocido.

Los personajes resuenan en la mente como si fueran carne y hueso, con una melancolía sosegada sobre aquello que se perdió y se echa de menos. Abe y Dan, han encontrado en la pesca la forma de evadirse del sufrimiento que viven tras perder ambos a sus mujeres y, en el caso de Dan, también a sus hijos. En busca de los mejores sitios para pescar al norte del estado de Nueva York, entre los bosques alrededor de Woodstock, sabrán de la leyenda del arroyo del holandés. Una leyenda de un hombre que llegó cabalgando desde el oeste, vestido de negro, en cuyas ruedas del carro destacaban unos símbolos jeroglíficos.

Al principio, sería conocido como El Visitante, luego como El Pescador. Todo aquel que termine relacionándose con él olerá a flores podridas, carne putrefacta y hablará la lengua de los muertos.

Una historia de amistad, pérdidas y sufrimiento. No aceptar la soledad que queda después de que te arrebaten lo que más amas. No es una historia de maldad, aunque salgan monstruos hambrientos de océanos negros. No podréis en sí culpar a nadie por mucho horror que leáis, quién somos nosotros para juzgar a aquel que desea volver a vivir la felicidad que perdió, eligiendo la condenación eterna alejándose de todo lo conocido. Perder el alma entregando el último aliento de vida, aunque eso le lleve a vivir en un lugar de tinieblas y aguas negras. Buscando en ellas, lo que ese océano esconde. Ciudades, cielos con otras constelaciones desconocidas en nuestro mundo. Cañas de pescar que en realidad son cuerdas trenzadas con anzuelos. Un mar más allá del horizonte del mundo que conocemos con profundidades inconcebibles… Allí os espera El Pescador.

La trama de El Pescador es simplemente extraordinaria. Mezcla el dolor humano junto a lugares imposibles. La Biblioteca de Cafrax acertó de nuevo publicando esta novedad. Sí, los lectores españoles merecíamos leer esta maravilla traducida. Entre novela moderna y un toque antiguo muy parecido a como narraba el escritor Robert E. Howard, sobre mares tenebrosos y mundos ocultos.

Dos protagonistas principales que afrontan el horror cada uno a su manera, sabiendo el precio que pagarán. Un pescador que ya pagó el suyo más allá de toda esperanza. Sin ninguna duda, recomendable esta joya literaria.

Reseña: Sweeney Todd. El Collar de Perlas, de James Malcolm Rymer y Thomas Peckett Prest

sweeneytoddTal vez os suene de una famosa película y musical, pero yo voy hablaros del libro. Antes de ser una novela, la historia que vais a leer se publicaba por entregas en la Inglaterra de mediados del siglo XIX. En el año de nuestro señor 1785, Sweeney Todd, el barbero de la calle Fleet abría su barbería con un curioso pareado:

«Un afeitado rápido por un penique,

no hallará a nadie que lo replique».

Vais a leer una historia de misterio con cierta dosis de horror. No esperéis pasar miedo, como ya dije más arriba, se publicaba por capítulos por lo tanto estaba destinada en sí a todos los públicos. Los autores intentaban acabar cada episodio dejando dudas e intrigas, de esta forma se garantizaban público fiel que siguiera la historia… Vosotros lectores tendréis la misma sensación al finalizar cada capitulo.

Sweeney Todd: El Collar de Perlas, es una famosa novela del pasado que regresa de nuevo de la mano de la editorial La Biblioteca de Carfax que se dedica a editar verdaderas joyas literarias olvidadas. Una novela que siendo del Siglo XIX parece moderna, por ello su lectura se me hizo fácil. Además, su traducción por parte de la editorial es magnífica, sobresaliente, me ha dejado gratamente impresionada.

Como ya dije antes quiero hablaros del libro. Comienza con la descripción del barbero Sweeney Todd, personaje principal. Pronto lo odiaremos, sus creadores quieren que lo odiéis desde un principio, está claro que no desean que simpaticéis con él. Nada más empezar sabremos de lo grotesco de sus formas humanas y de la negrura de su alma.

Algo ocurre en esa barbería, algunos que entran por un buen afeitado desaparecen sin dejar rastro. Todo parece irle bien a nuestro barbero hasta que un día llega un viajero que viene de la India con un collar de perlas. Su desaparición hará que tanto su prometida Johanna como su amigo el coronel Jeffrey investiguen por separado qué pudo haberle ocurrido y la última pista que tienen es la barbería. Por lo tanto cada historia está unida a la otra como si fuera un engranaje: el misterio del barbero, la desaparición del joven y otras tramas menores pero no por ello menos importantes pues cada nuevo personaje estará ligado al desenlace de la trama. Y dentro de todo este entramado, sabremos de la señora Lovett y su famosa pastelería de pasteles de carne y su curiosa amistad con el barbero.

Una novela que se lee de una sentada por la comodidad con que fue escrita. Donde no faltan las críticas a las clases sociales sobre todo a las más bajas. Debemos tener en cuenta que se vendía por entregas y a un penique, directa para los más fieles lectores. Los autores se recrean en lo que era el pillaje y los robos de ese tiempo; por esas callejuelas estrechas londinenses que nos recuerdan al nacimiento de otro mítico asesino que llegaría unos años más tarde.

Horror, manicomios y misterios que de vez en cuando dejan paso a situaciones divertidas con un cura ganando la historia en diálogos muy irónicos . Secretos que poco a poco irán viendo la luz según nos acerquemos al final donde todo acabará revelándose para que esos lectores semanales quedaran satisfechos y vosotros ahora también. Yo he disfrutado leyendo esta joya literaria, no puedo hacer otra cosa que recomendar esta grata lectura traducida con gran precisión al castellano. La historia de un barbero que no caía bien a sus vecinos pero del cual siempre comentaban que era un tipo cordial.

Reseña: El Rostro en el Espejo y Otros Relatos Góticos, de Mary Elizabeth Braddon

el-rostro-en-el-espejo-y-otros-relatos-goticosAlgo que llevo muy dentro, en lo más profundo y que amo dentro de todo tipo de literatura, son las antologías de relatos. Las “Collected Stories” como dicen mis paisanos en USA. En Fantasía y Terror he leído historias mediocres, de usar y tirar, pero cierto es que lo que más recuerdo haber disfrutado son grandes tramas de las que de vez en cuando me vienen a la mente bastantes, en especial, cuando tengo una conversación con alguien sobre el Terror. El último ejemplar con el que he disfrutado bastante es con la nueva joyita de la ya consolidada en mi corazón editorial La Biblioteca de Carfax. Opté de nuevo por hacer lo que más gusta en tema libros: pillar una buena antología de Terror y abrirme a todas las expectativas.

El caso es que no recordaba haber leído nada de Mary Elizabeth Braddon. Después de tantas recopilaciones de relatos, probablemente habré leído algún relato suyo. Pero recordar, no recordaba su nombre. Y eso que estamos hablando de una autora que por “ingredientes” contiene todo lo que hay que tener para que me atraiga: nacida en la Inglaterra victoriana, de familia pudiente y altos mimbres políticos, con tiempo para viajar y escribir de forma prolífica, que despunta por una novela sensacionalista muy conocida en la época (El Secreto de Lady Audley); y a partir de ahí, se dedica por enteros a escribir. ¿El Secreto de Lady Audley? Una obra con la que ganó reconocimiento y fortuna y que ha sido editada desde entonces y adaptada al teatro, el cine y la televisión.

El Rostro en el Espejo y Otros Relatos Góticos es una pequeña selección de seis relatos de la autora. Me da que lo suficiente para percibir el nivel de calidad y los toques sensitivos que Mary Elizabeth Braddon fue capaz de aportar a la literatura de Terror. Una escritora por lo visto recordada entre las fanáticos de la ficción extraña por su famoso relato At Chrighton Abbey, que aquí curiosamente no aparece. Aunque al ser una historia navideña, no pega mucho de momento y quizás la veamos en una próxima reopilación.

Pero sí que hay joyitas como La Buena Lady Ducayne, una reelaboración de Braddon del mito de los vampiros, utilizando el conocimiento médico de la época victoriana en lugar de lo sobrenatural (y su escalofriante uso). Y hay más y bueno. La Sombra en la Esquina, utiliza el racionalismo para tratar de explicar una presencia fantasmal en una casa. ¿Con éxito? Merece la pena descubrirlo por uno mismo. Me encantó por lo trascendente El Visitante de Eveline; la historia de dos primos que pelean hasta la muerte por una mujer, y el perdedor jura perseguir a quien lo mata en su mayor momento de felicidad. Un caso de «Regresaré y te atormentaré cuando menos lo esperes”. Con un final triste, por cierto. Y poco más contaré para no spoilear. El Rostro en el Espejo habla de una pareja de recién casados. Los Monroe. Que se mudan a una antigua mansión de Yorkshire y después de diversos sucesos y dada su indiferencia ante lo paranormal, deciden iniciar una cacería de fantasmas. La soberbia no es buena compañera, amigos.

Ella habla de Lota, una joven que acaba de heredar una villa en el sur de Italia. Un lugar al que irse a despejar su mente pese a que todo el mundo le aconseja que no lo haga. Y Su Última Aparición es el sexto relato y último que leí. Advertiros que una manía que tengo es leer los cuentos de un tomo según me llamen la atención sus títulos. Así que veréis que el orden de reseña no es el que trae el libro precisamente. Paranoias de uno… En fin, Su Última Aparición habla de los sueños funestos de una joven actriz de teatro que lucha por el amor y el trabajo. Por salir viva de la soledad que provoca la fama. Una historia maravillosa, digna de film.

El Rostro en el Espejo y Otros Relatos Góticos es en realidad un ejemplar excelente como introducción a las fantásticas obras de Mary Elizabeth Braddon. Pero también un titulo más, que sirve como bienvenida o introducción a los grandes títulos de los que goza ya La Biblioteca de Carfax.

Reseña: Cero, de Kathe Koja

CeroEl tema ni mejora, ni desmejora. Sencillamente por que mejorar lo hecho hasta ahora por La Biblioteca de Carfax trayendo al aficionado o publicando casi un titulo mensual de misterio o Terror… ¿Quién mejora eso? Ya cuesta, y aunque siempre se puede exigir más, hay que aclarar como amantes del género, que somos casi desde que nacimos; que esta nueva editorial con muy poco, está haciendo una labor encomiable sacando para el aficionado, trayendo a nuestro idioma (¡lo necesitábamos!) grandes títulos del mejor género de todos. Ese que te despierta, te revuelve en tu asiento, ese mismo que provoca que cuando hay silencio eterno en la lectura hace que mires con recelo a ese rincón de la casa, un lugar en el que antes no habías reparado.

Lo curioso del tema es que están trayendo a nuestro idioma títulos o antologías del género inéditos o descatalogados hace tiempo (¡Y ya está anunciada la siguiente!). Pero sobre todo, inéditos. De ahí su necesidad. Además, de que algunas son primeras novelas (y por tanto, con las que dieron el salto); autores que han sido galardonados con los grandes premios americanos o ingleses de la literatura fantástica como pueden ser el Hugo, el Locus, el Britisth Award y por supuesto, el grande entre los grandes el Premio Bram Stoker, que se le otorga el mejor libro de Terror del año en USA. Con ello, me encuentro con una nueva atracción de la editorial y acto seguido me puse al tajo. Una novela llamada Cero (The Cipher, 1991), de una tal Kathe Koja, con un argumento la mar de atractivo.

Kathe Koja (1960) es una escritora estadounidense, conocida especialmente por sus libros de ficción especulativa para adultos y jóvenes. Su trilogía histórica Under the poppy y una biografía ficticia de Christopher Marlowe, la hicieron entrar en el mundillo de todas-todas. Por supuesto, también haber ganado el Premio Bram Stoker y Premio Locus a Mejor Primera Novela con Cero; el titulo que hoy os reseño. Que también fue nominada para el Premio Philip K Dick ese mismo año, por cierto.

Cero tiene un par de líneas en su sinopsis que ya con eso atrapa. Nicholas y su amiga Nakota descubren un día un agujero negro en una de las salas abandonadas del edificio de almacenamiento donde trabajan. Lo bautizan como Ojo Negro. Todos sabemos que si le ponemos nombre a algo, empezamos a sentir cariño o atracción sobre ello. Como si fuera nuestro. La pareja se dispone a ver qué sucede si dejan caer varios objetos dentro del agujero. Despertando “su apetito”. Con insectos, un ratón o… una mano humana que regresa violentamente bien recompuesta…

La siguiente ocurrencia es introducir una videocámara de las del curro en el agujero, para registrar lo que quiera que haya dentro. Las imágenes de la cinta de vídeo que recuperan son fascinantes. Pero algo empieza a no cuadrar. Lo que Nic ve es diferente de la visión de los demás. Sin embargo, para Nakota el hoyo significa cambio, porque todo lo que se deja caer en el Ojo Negro emerge transformado, si es que alguna vez vuelve. Dándole vueltas al coco sobre el Ojo Negro, llega a afirmar que Nicholas es el único que puede hacer que esas extrañas cosas sucedan a su alrededor. Pero no tienen ni idea en realidad. No son científicos. Nicholas trabaja en la tienda de video, y es un poeta aspirante que ya no aspira. Nakota es una camarera que es demasiado grosera y contestona como para trabajar en trabajos más serios. Mas, incluso los que se consideran a sí mismos perdedores, son curiosos como para realizar «experimentos», después de ver las mutaciones que surgen del Ojo Negro. Para Nicholas, el agujero es un fenómeno que lo obliga a enfrentar su vida miserable y sin rumbo. Pero solo Nicholas y su cascarrabias medio novia Nakota son conscientes de esta aparente deformación del continuo espacio-tiempo. Y sólo ellos parecen ser protagonistas de la tragedia que está por venir…

En unas setenta páginas, la novela cambia de rumbo y te deja con el culo torcido. Como lector esperaba lo típico, y nada típico sucede aquí. Koja ha creado personajes creíbles que están desesperados por el entretenimiento y la salvación. Dando vida a una poderosa primera novela que es tan estimulante como aterradora.

Reseña: No mires ahora y otros relatos, de Daphne Du Maurier

no-mires-ahora-y-otros-relatosExisten en la historia de la literatura autores no muy conocidos por su nombre pero con obras tremendamente importantes y reconocidas aunque sea en el mundo del cine. Una curiosidad que no deja de ser curiosa, valga la redundancia, pues de forma indirecta estos mismos nos hacen llegar sus obras así como el gusto por aquella literatura escondida. Un ejemplo claro de esto es Alfred Hitchcock y su amor por la obra de Daphne Du Maurier, Una escritora inglesa de principios de principios del siglo XX, la típica niña de familia adinerada cuya pasión por la lectura le hizo dar el siguiente paso y convertirse en creativa, especialmente, de algunas obras más que destacables de las cuales en cuanto empiece a mencionarlas, más de uno se sorprenderá.

No sin antes, comentar que uno de mis gustos por el cine me lleva directamente a este tema. Donde el «Inspirado en…», «Basado o Inspirado en la obra de…»; es uno de los lugares donde más se centran mis ojos cuando empiezo o termino de ver un film. Particularidad que me ha llevado a descubrir más de una sorpresita que guardaré por siempre en mis memorias. Algunos dirán: ¿eres capaz de leer libro después de haber visto el film o la serie? Sí, nunca me molestó. Tanto ir en una dirección como en otra, no me molesta, y se descubren muy buenos detalles en ciertas historias pues se pueden contar con los dedos de la mano los guionistas que copian el libro tal cual. En fin, todos estos comentarios a lo abuelo cebolleta para deciros como supe de Daphne Du Maurier. Muchos ya lo habréis pensado. Pues sí, gracias a Hitchcock y su genial película de Los Pájaros fui corriendo en su día a buscar el relato en el que estaba basado y me topé con esta autora…, y la obsesión de Hitchcock por ella. ¿Por qué? Pude leer que ya había adaptado obras anteriores como Posada Jamaica (1939), que la autora no había quedado contenta con ella y lo volvió a intentar con otras películas que sí llegaron a la cumbre. Los Pájaros como acabo de anunciar, por ejemplo, y la genial y mejor novela Rebeca.

Mis ojos se abrieron muy mucho cuando me enteré que la editorial La Biblioteca de Carfax, un ejemplo de editorial nueva con buen gusto que se va consolidando a cada paso, con cada publicación, después de traer Las ratas, Sweeny Todd, Experimental Film, Relatos Sombríos, de Edith Nesbit, El Carruaje Fantasma…, títulos más que interesantes; ahora publica una pequeña colección de cuentos de Du Maurier, llamada No mires ahora y otros relatos. Una recopilación de cinco relatos de la autora inglesa, una joya de libro muy a tener en cuenta.

No mires ahora (un relato adaptado al cine en 1973 por Nicolas Roeg con el título en español de Amenaza en la sombra), habla sobre la ciudad de Venecia, esa misma que tanto atrae a escritores por sus tan conocidas historias que alberga entre tanta calleja y puente, donde Du Maurier toca el suspense en sus más altas cotas, en mi opinión. Un matrimonio, sentado en la terraza de un bar de Venecia retoma un antiguo juego que disfrutaban en común tiempo atrás. Mirar a otras personas sentadas en el bar y comenzar a inventar una historia acerca de ellas… Hasta que dan con dos extrañas ancianas que empiezan a hablarles de su pequeña hija muerta.

El manzano es un deleite para el karma interior. Gira en torno a un hombre que acaba de enviudar de una esposa que no amó.

No después de medianoche, me encantó. Una historia donde un profesor de primaria en vacaciones viaja a Creta con la finalidad de encontrar a esas musas que todo autor necesita. Su afán por la pintura le lleva a una cabaña de un complejo hotelero en el que el anterior ocupante fue encontrado muerto en la playa…

Hay variedad de motivos y líneas argumentales, y el terror o el suspense provienen de distintas raíces y eso Daphne lo ejemplifica muy bien. Como En el estanque o Las lentes azules, donde por ejemplo incorpora elementos de Ciencia Ficción, con un tono falsamente ligero de cuento infantil. Los cuentos que componen esta antología, representan el talento joven de una mujer que llegaría no solo a ser una de las autoras más leídas del planeta para los interesados en la verdadera literatura de suspense, thriller, terror, o como queráis llamarlo los críticos. En lo que sí estamos todos de acuerdo es que leer a Du Maurier es toda una experiencia.

Reseña: El Carruaje Fantasma y otras historias sobrenaturales, de Amelia B. Edwards

el-carruaje-fantasma-y-otras-historias-sobrenaturalesMi género favorito pide leerse con la llegada del frío. La inspiración está en las nieblas, el aumento de horas de oscuridad y las calles vacías. El Terror leído se engrandece con cada novela, con cada relato, casi cualquier hora de este frío que nos acomete es buena para leer… si hace frío. Y es gracias a ciertas editoriales que están despuntando (o algunas ya consagradas que deben saber sobre el frío) que es ahora cuando sacan no solo títulos referentes al género, sino también obras inéditas. Obras inéditas y buenas a estas alturas en un país que todavía no ha decidido que en el miedo, el terror, horror y otros derivados; en el susto también está el gusto. El ser humano se activa cuando uno siente miedo, nuestros sentidos se agudizan y nuestros ojos se abren aún más. Independientemente de la edad que tengamos. Eso no puede ser malo.

La Biblioteca de Carfax es un ejemplo de editorial que se va consolidando a cada paso. En mi corazón ya lo hizo casi en sus inicios. Tiene lo que hay que tener. Las ratas, Sweeny Todd, Experimental Film, Relatos Sombríos, de Edith Nesbit… Títulos más que interesantes, inéditos y Premios Bram Stoker. De lo que andamos bastante necesitados por estos lares. Y ahora, una vez más, otro título interesante. El Carruaje Fantasma y otras historias sobrenaturales, de Amelia B. Edwards. Una antología con los relatos más inquietantes que he leído en mucho tiempo.

Amelia Ann Blanford Edwards (1831-1892), también conocida como Amelia B. Edwards, fue una novelista inglesa, periodista, viajera y egiptóloga. Sus trabajos literarios más exitosos fueron historias sobrenaturales como la incluida aquí, su popular historia El Carruaje Fantasma (1864). Pero también gustaron mucho sus novelas Barbara’s History (1864) y Lord Brackenbury (1880). Y el cuaderno de viaje Mil Millas al Nilo (1877), que describe su viaje de 1873 a 1874 por el río Nilo. Un trabajo que tuvo bastante repercusión entre la crítica del momento. Edwards, fue educada en casa por su madre y mostró ser una gran promesa como escritora a edad temprana. Publicó su primer poema a los siete años, su primera historia a los doce, y procedió a publicar una variedad de poesía, historias y artículos en un gran número de revistas. En su prosa se nota su experiencia. Es una verdadera delicia leerla, la verdad.

Las historias de fantasmas que propone Edwards se han recopilado en ediciones sueltas de editoriales extintas pero al menos que yo recuerde, nunca en un sólo volumen. Ni en una edición tan llevadera. Las ediciones de Carfax, con esas portadas tan sugerentes, tienen ese diseño especial que buscan nuestras bibliotecas y nuestro amor por el mejor género de todos. Son siete los cuentos que recoge, todos y cada uno de ellos diferentes entre sí pero con temas más que sugerentes. En El Carruaje Fantasma, un tipo perdido en los bosques, acude desesperado tras el paso de un viejo hombre que lo lleva a una mansión de un curioso hombre de ciencias. Una noche en los confines de la Selva Negra cuenta la historia de dos amigos que se enfrentan al ataque de unos asesinos, mientras son acosados durante su estancia en una cabaña rural. En el confesionario es una de mis preferidas. Un peregrino que tras su largo camino se enfrenta a la aparición de un sacerdote asesinado.

Me gustó también mucho Una misión peligrosa, por la veracidad que hay tras el argumento. Un relato bélico donde se cuentan las apariciones de compañías enteras de soldados fantasmas transitando por lugares inesperados. El expreso de las cuatro y cuarto es una de esas historias detectivescas que sólo los ingleses saben hacer bien. Una trama de investigación con algo de horror, que cuenta la historia de un importante ejecutivo ferroviario huido con el dinero de todos.

La historia de Salomé cuenta una bella historia de amor, de esas que están por encima de la vida y la muerte… Pero otro relato digno del recuerdo para mí, por lo que me afecta de forma particular, es El paso Nuevo, donde nos encontramos a dos amigos de excursión por las montañas suizas, los cuales dan con una extraña aparición que les advierte de algo muy malo que se les viene encima.

Una genial y recomendable antología. Me ha encantado como amante de las tramas de muertos a destiempo que soy. Lo mejor del Terror literario siempre llega con el frío.