Archive for La Biblioteca de Carfax

Reseña: Las Ratas, de James Herbert

las-ratas.jpgEs bueno, buenísimo, que de una vez se empiecen a recuperar novelas de Terror clásicas, setenteras, ochenteras y darles una oportunidad a lo nuevo moderno que vaya saliendo también, por qué no. Es importante. Muy importante. Es un género denostado por los ignorantes del tema y todo lo que hay detrás. Hasta que no profundizas, piensas que es un género creado con la única intención de hacértelo pasar mal. Y sí hay algo-bastante de ello y también hay gusto-morbo en eso. Y hay muchos best-sellers en todo ello. Muchos más. Si recurres a grandes autores del género, encuentras ciertas técnicas muy chulas para sorprenderte como pocos géneros lo hacen. Y bastante más que no voy a relatar aquí. Esto no es un ensayo sobre el género. El que le guste seguir, esos ignotos, pueden recurrir a El horror sobrenatural en la literatura de ese gran maestro que fue H.P. Lovecraft. Ahí aprenderán “algo”.

En fin. Como uno nunca pierde la esperanza. Resulta que hace unas semanas encuentro una nueva editorial que ve la luz. La Biblioteca de Carfax. Que se presenta sin pelos en la lengua (que nunca debieron crecer), como una editorial dedicada a la literatura de Terror. Que pretende acercarnos a la literatura de Terror en su conjunto, sin importar la época o el subgénero. Que publicaran títulos de autores góticos del Siglo XIX, a autores más contemporáneos, terror psicológico, cuentos de fantasmas, horror cósmico, vampiros y hombres lobos, psicópatas, gore, etc. Hay un amplio abanico en el que escoger. Ellos lo saben y yo lo sé. Y vosotros deberíais saberlo. Grandes historias muchas deseables de leer, vivir y disfrutar. De comentar con los amigos, porque insisto, el Terror se disfruta. El Terror atrae al ser humano por encima de todos los demás géneros. Le inquieta y bien escrito, toca la curiosidad de una persona de un modo que… asusta. Esa es la fuente. El susto. La pérdida del valor por un momento corto o largo. Y tiene razón La Biblioteca de Carfax en alegar que prácticamente no hay otras editoriales que tengan un hilo conductor tan directo con el género a excepción de Valdemar. Editorial dedicada al Terror muy asentada en España.

El género de Terror generalmente tiende a diluirse en los catálogos de los grandes editoriales que casi tienen miedo a presentar una novela como “de Terror”. Allá ellos. Poco sabrán de la genial fama y reconocimiento que tuvo Minotauro en su época… Digo yo. Como primer paso, La Biblioteca de Carfax abre boca con Las Ratas (1974) de James Herbert. Su primera novela publicada, una obra de arte del entrenimiento sumado con el horror. Una historia con un inicio clásico que recuerda a los films de los 80s, donde un vagabundo alcohólico yace tirado en una casa abandonada cuando de pronto una multitud de ratas, grandes como perros, lo devoran vivo. Harris, un joven profesor de arte del este de Londres nota que uno de sus estudiantes tiene un vendaje ensangrentado alrededor de su mano y empieza a interesarse por ello. Cuando pregunta qué fue lo que causó el daño, el estudiante contesta que fue atacado por una rata. Mientras tanto, una niña y su perro son asesinados por ratas gigantes, ayudados ahora por una curiosas ratas negras más pequeñas que… La madre de la niña rescata el cuerpo mutilado de su hija, pero no sin antes sufrir toda una serie de mordeduras que… Sí, mala pinta. ¿Una plaga en ciernes? Harris el profesor lleva al estudiante al hospital y ve a la madre afligida con su hija muerta. Según el médico, el número de ataques de ratas aparentemente no provocados está aumentado exageradamente y la cosa empieza a ponerse alarmante. Y tú como lector, ya sabes que sí, pues lo siguiente que lees es que un grupo de vagabundos son sacrificados por estos seres deleznables. El miedo en el cuerpo ya lo tienes pero se desata cuando lees que Harris es visitado en el trabajo por el Ministro de Salud, el Sr. Foskins, quien revela que el estudiante mordido, y todas las otras víctimas de ataques de ratas, murieron de una enfermedad misteriosa 24 horas después de ser mordidos.

Con un final apoteósico, muy ochentero por supuesto (bueno, la historia fue escrita cuando lo fue) Herbert nos deja con el culo torcido, de piedra y con la idea de posible-secuela-a-la-espera-de-escribirse…, que llegó. No he leído y sin duda, si tengo oportunidad, leeré. Es cierto que es un autor denostado en algunos mentideros y alabado en otros pero me parece que el escritor Peter James lo definió bastante bien: «Pienso que Herbert de algún modo reinventó el género y lo introdujo en el mundo moderno y estableció un punto de referencia con su escritura que muchos escritores posteriormente han intentado seguir». Ya en aquellos años teníamos al gran Stephen King con la máquina a toda potencia destrozando records por todos lados… No me cabe de duda de que Herbet era un serio candidato a intentar pillarle.

Pero cierto es, que para mí es uno de los que hay que leer. Espero que La Biblioteca de Carfax se anime a publicar más titulos pues más de una veintena cuentan en su haber. Los felicito por la iniciativa. Una que nunca debió faltar en esta tierra con un porcentaje terriblemente alto de ignotos del género de Terror.