Archive for ECC Ediciones (Vértigo)

Reseña: El Club de los Supervivientes, de Lauren Beukes, Halverson, Ryan Kelly y Eva De La Cruz

Somos así de ineptos. Tras el anuncio este verano sobre la desaparición de la línea Vertigo, la firma de DC Comics, que sin duda siempre ha tenido una gran relevancia por ser un sello que nos dejara obrazas como Watchmen, Predicador, Sandman, V for Vendetta, Swamp Thing, Doom Patrol, Hellblazer, etc…; y ahora que el cuerpito lo sabe, quiere leer todo-todito-todo lo que se haya editado en esta línea. Cómics que como sabréis, tocan temáticas un poco fuertes y que no son para todos los públicos. Bien, pues recuerdo que uno de mis contactos USA (de esa gente afortunada que puede ir a las Comic-Con y demás) me recomendó en su día un título de Terror, mi género favorito y tan dificil de encontrar algo de calidad. Hará unos tres años que me habló sobre El Club de los Supervivientes (Survivor’s Club). Una miniserie de nueve números que gustó mucho en la tierra de las burguers y los hot-dogs. Se había anunciado en la Comic-Con de ese año con un anuncio la mar de llamativo. Pero por circunstancias del momento, la dejé pasar. Y mira como es ese destino incauto y rencoroso que con el paso de los años vuelve a mí. Me entero que ECC Ediciones edita toda la serie en un integral en tapa dura la mar de dichoso, y tardo entre cero y nada, en hacerme con él.

Una premisa atractiva como pocas: treinta años después de que una ola de eventos paranormales azotaran al mundo en 1987, seis niños que vivieron ese infierno, se reencuentran en internet. Vuelve a haber indicios de que algo parecido podría estar sucediendo nuevamente. Con esta premisa excelente, que nos transporta a tramas dignas de las mejores pelis de los 80s, en El Club de los Supervivientes se viven hechos inexplicables, terror del bueno y se sufre con un grupo de viejóvenes que discuten sobre el origen de tanto mal. Decenas de preguntas flotan en el ambiente: ¿Cuál es la conexión entre todos ellos? ¿Por qué dicho trauma vuelve a resurgir? ¿Es posible que ellos no sean solo supervivientes, sino que hayan sido elegidos para dicho destino?

Lauren Beukes y Dave Halverson arman correctamente una historia que avanza endiabladamente bien. Por supuesto, recuerda a grandes tramas de terror con niños como IT, Un Verano Tenebroso o la más reciente serie de televisión Strangers Things. Una intriga que no deja que la historia se detenga ni por un segundo. Proporcionando mucha información rápidamente. A veces pasando por alto ciertos aspectos (¿queriendo o sin querer?) y saltando a otro punto sin ser desarrollado. Pero Beukes y Halverson no dejan respirar. Un tipo de terror que recuerda bastante a la mejor década friki de la historia. No obstante, estamos ante un cómic que no es realmente aterrador o desconcertante debido a lo apresurado que pasa todo. Pero deja poso. Un poso espeluznante que hace que tu cerebro cavile en momentos fuera de lectura sobre ciertos hechos ocurridos/leídos. Lo que provocó que quisiera leerla nuevamente para comprobar que ciertamente El Club de los Supervivientes tiene gloriosos detalles que se disfrutan mucho más cuando los descubres por ti mismo/a.

Lo mejor de lo mejor en esta serie son los dibujazos de Ryan Kelly, quien trabajara en un cómic genial, también de Vértigo, llamado Saucer Country (uno de mis favoritos), que publicara aquí en su día ECC Ediciones en dos TPBs. A la que animo por Dios, a ser recopilada en un integral para deleite del personal. Pues con Kelly las imágenes pueden llegar a ser bastante espeluznantes, desconcertantes en ciertas viñetas. Ayudado muy bien por los colores de Eva De La Cruz, que aportan una atmósfera claustrofóbica dignas del mejor Terror.

Reseña: The Kitchen, de Ollie Masters, Ming Doyle y Jordie Bellaire

La mayoría de los cómics tienden a un concepto elevado que los alimenta. Un giro que revela que los personajes viven en un mundo elevado donde los lectores no pueden predecir lo que sucederá después. Pero las reglas siguen cambiando, y así es como definimos los personajes que leemos. El elenco de Fábulas, por ejemplo, podría enfrentarse a casi cualquier cosa que se le venga encima. En cada número, la capacidad para soportar lo fantástico es uno de sus rasgos principales. Por el contrario, una de las últimas series joyitas publicadas en Vertigo, la denominada The Kitchen, se desarrolla en un mundo totalmente real y sin filtros, donde los personajes y el entorno se sienten auténticos y completos y… «podría pasarte a ti». El eje central de esta serie de ocho números es que parte de una premisa relativamente poco notable y poco a poco, saca lo mejor de ella.

ECC Ediciones publica el integral de esta serie, obra de un buen equipo creativo como son Ollie Masters, Ming Doyle y Jordie Bellaire. The Kitchen sorprende por su concepto:  una tragicomedia de género negro que…, bueno, así a priori, algo que Michael Gambon y Julie Walters podrían haber interpretado hace veinticinco años, pero con un sentido actualizado y contemporáneo. En lugar del típico joven embravecido, aquí tenemos tres mujeres muy enfurecidas, en un entorno nada seguro como fue la Hell’s Kitchen (suburbio de Manhattan en Nueva York) en la década de los 70. Hielo en los corazones y fuego en sus puños, The Kitchen promete desde la primera página.

Comenzamos con tres mujeres, todas ellas esposas de mafiosos, y con sus maridos siendo detenidos después de un ataque premeditado. Por lo que estas féminas se ven obligadas a tomar un papel proactivo en el mantenimiento de su poder. ¿Papel qué? Significa salir a la calle, cobrar deudas y mantener una autoridad sobre todas las personas que deben dinero a sus esposos. Siguiendo esta premisa, la serie se desarrolla de forma lenta, pero metódica, y casi cada nueva escena te pondrá nervioso por los acontecimientos que se van dando con el paso de las páginas. Entras en situaciones cada vez más tensas y la desesperación y frustración alcanzan cotas muy altas para dichas mujeres.

The Kitchen es género negro en estado puro. Tres mujeres obligadas a una situación difícil, donde tienen que agudizarse o ser expulsadas de la ciudad. Es tan simple como eso. Pero la historia es tratada de tal modo que quedas enganchado por saber su final. En una apertura rápida, vemos a los maridos cagándola, cárcel, ser sentenciados, un guión que transmite tremendamente bien una sensación de cansancio laboral diario que arroja sensación de vacío… Ver como gente de carácter tranquilo se convierte de la noche a la mañana en personas temibles, realistas, atractivas y con problemas a la espera. La tensión aumenta de forma lenta pero inquietante, algo que me recordó bastante al ritmo de la serie Boardwalk Empire; una comunidad que se siente apartada, agotada y desvanecida. Tres esposos desaparecidos proyectando una profunda sombra.

The Kitchen es de esas obras diferentes. Algo que perfectamente podría haber escrito Ed Brubaker, el considerado maestro del género negro en el mundo del cómic actual. Una serie que tuvo su huequito en Vértigo, con un enfoque silencioso y discreto que narra el mundo del crimen en formato cómic, algo no muy fácil de encontrar en el cómic americano de hoy en día. Ah, y por cierto, tendréis The Kitchen (La Cocina del Infierno) en cines para octubre.

Reseña: Transmetropolitan. Libro 01, de Warren Ellis, Darick Robertson y VVAA

Situado algunos siglos más allá del actual, Warren Ellis y Darick Robertson nos presentan una obra del cómic emblemática. Un titulo tan original como apabullador. Una obra que pone nuevamente en librerías ECC Ediciones, avalada con el sello Vértigo, una editorial a la cual el mundo del cómic debe mucho. Y es que Warren Ellis ha sido siempre un guionista impresionante. Pero tened muy claro que con Transmetropolitan, Ellis se catapultó al cielo de los mejores guionistas del noveno arte.

Transcurridos cinco años desde que inició su autoimpuesto retiro en las montañas, el periodista Spider Jerusalem se ve obligado a regresar a la Ciudad para cumplir el contrato firmado con la editorial Driven Press. Según los términos del acuerdo por el que recibió un suculento adelanto (del cual apenas conserva recuerdo), debe escribir dos libros más. Sin blanca y privado de acceso a los «feeds» de noticias, para poder documentarse decide retomar el ejercicio del periodismo en el diario La Palabra. Armado con un portátil y un lenguaje corrosivo, se convierte en el azote de los poderosos; denunciando abusos, mentiras de líderes religiosos, presentadores televisivos… e incluso del presidente de la nación.

Esto dice la sinopsis editorial pero hay más, mucho más. Por un precio genial, un primer volumen integral (que llegará hasta cinco) el cual comprende nada más y nada menos que los doce primeros números de la serie; se podría decir que nueve independientes más el maravilloso arco de tres números Hiélame con tu beso. Sarcasmo, ironía y humor negro a tutiplen. Cada número engancha de tal manera, a pesar de sus desvaríos, que se vuelve súper genial leerlo por primera vez y también rememorarlo. Ideal además ahora que estamos en semi-elecciones generales y constantes noticias de corrupción política. Maravilla ideada en una USA del futuro abocada a un mundo peor. Asesinatos fáciles, drogas evasivas al alcance de todos, la independencia humana y el alejamiento de la manada como ilusión; la nueva escoria. Un mundo de “haterismo” hacia lo social que hará que te identifiques totalmente con Spider Jeresulem. La falsedad continua.

Como voy a dejar de leer esta joya del cómic que es Transmetropolitan. Diferente, futurista, con mucho de actualidad pese a sus años, uno de los mil cómics que deberías leer antes de morir. ECC Ediciones empeñada en que leamos lo mejor de lo mejor reedita esta obra en magníficos integrales que en un formato así, tienen inevitablemente su hueco en cualquier cómicteca. La felicidad, los buenos tiempos del sello Vértigo, el gusto por el Mal y las cabronadas. No me canso, ni me cansaré jamás, de recomendar Transmetropolitan a todo el que quiera consejo sobre una buena lectura cañera.

Indispensable. Un fuerte volumen, no para débiles de corazón. Guiones que se mueven en un mundo cyberpunk, tan cerca de ese futuro cercano que nos espera. En palabras del gran Spider Jerusalem: «Ser un cabrón, funciona». Un enfoque salvaje, divertido, que te hace ver el poderío que tiene un periodismo bien elaborado. Divertido para nosotros, incluso cuando contemplamos como él se va deprimiendo y encabronando cada vez más.

Hablamos de una de las obras más sonadas de Warren Ellis (Planetary, otra joya), pero también un cómic de culto. Una intensa sátira sobre la sociedad y todo lo malo que va de la mano. El ser humano es dañino por naturaleza. Terrible, si pillas la metáfora.

Reseña: iZombie (Integral), de Chris Roberson, Michael Allred y Laura Allred

Si algo me tuvo entusiasmado desde niño en mis inicios con el género de Terror, desde que con unos cinco añitos viera con mi madre una noche en televisión La Noche de los Muertos Vivientes (1968), de George A. Romero; sin duda, fue el género zombie. De hecho, mi única novela publicada hasta ahora trata el tema de los muertos vivientes. Aunque de una forma muy diferente a lo que propuso-casi-impuso el film 28 días después con sus zombies rápidos e infectados, potentes corredores de los cien metros lisos, por culpa de un virus o infección. Desde entonces, he visto pero también leído mucho. Aunque algunos no lo crean, si buscas, encuentras muy buenas novelas y antologías relatos, títulos no precisamente modernos, algunos incluso bastantes más antiguos que el guión del maestro Romero. Por eso indagué e indagué y leí bastante. Tanto que, el género zombie lo siento hoy en día como un amor del pasado. Del que guardo muy gratos recuerdos pero al que quizás me da miedo volver. No obstante, con dicho tema en cómic sí me atrevo. Son historias cortas, no profundizan mucho, y bueno, seleccionando bien se encuentran cositas realmente molonas.

Fuera de la mejor serie en cómic de todos los tiempos como es Los Muertos Vivientes, de Robert Kirkman (extensa como ella sola, pero con números gloriosos en su haber), precursora de una serie que tiene miles de fans…, y cientos de detractores también; fuera de ella, se van encontrando cositas interesantes hechas con mucho “mimo”. Hoy toca recomendar una serie llamado iZombie que como poco me ha tenido entretenido toda una buena semana de tiempos muertos (nunca mejor dicho) en los que poder degustar una serie al completo ya que ha sido publicado por ECC Ediciones en formato integral. Un volumen más que llevadero y gustoso de leer en cualquier sitio.

Elaborada por el aclamado equipo creativo formado por Chris Roberson, Michael Allred y Laura Allred, iZombie recopila los veintiocho números de la serie original de Vertigo que inspiró la serie televisiva de The CW. Además de incluir un epílogo de Roberson y una sección especial de bocetos de Michael Allred, en iZombie hay algo/mucho detrás. Un trasfondo que se agradece, una historia currada y con algo más labrado que un simple virus atacando a la población. Una trama original. Aunque algunos ya sabemos que proviniendo del sello Vértigo, eso quizás se vuelve normal pues Vertigo suele ser sinónimo de calidad.

iZombie cuenta la vida de Gwen Dylan, una zombie que trabaja como sepulturera en Eugene (Oregón). Es fácil, ¿qué mejor trabajo que ese para tener cerca un suministro de alimentos listo para degustar? Su memoria se va perdiendo con el tiempo y necesita comerse un cerebro al mes más o menos o se convertirá en una de esas criaturas desbocadas de El Amanecer de los Muertos. Sin embargo, cuando come cerebros, también obtiene los recuerdos que vienen con ellos… Y esto mola. Pues estos recuerdos siempre llevarán a un misterio que Gwen tendrá que resolver.

¡Originalidad! Eso pido y eso he obtenido con esta magnífica serie. Casi treinta números que fueron desarrollados entre 2010 y 2012, y que ahora se pueden obtener en un sólo integral. Cierto es que el dibujo en ocasiones deja algo que desear. En mi opinión, es bastante característico y parece hecho adrede así con algún motivo para con la idea de la serie. No obstante, los guiones y el divertimento de cada trama hace que te acostumbres incluso en ocasiones, suavicen ciertos argumentos que se pretenden serios dentro de una serie que para nada lo es. Hay algo más que zombies aquí, fantasmas, vampiros, momias y hombres lobo-terriers. Así. Como suena. Gwen Dylan se va convirtiendo en una especie de detective, una persona muerta que comparte mente con el cerebro devorado el cual si tiene algo pendiente, la inquieta de tal modo hasta resolver dicha inquietud. Resolver el asesinato de Fred, Spot intentando mantener su secreto a salvo, Gwen creyendo saber todo sobre ser un zombie hasta dar con Amon, un ser momificado que la lleva a recorrer el misterioso sendero de la memoria mágica. Traer secretos del Antiguo Egipto al moderno Oregón. Mientras tanto, cazadores de monstruos acechando a sus amigos: Claire, la vampira, y Spot, el lobo-terrier. Así como otras tantas tramas e incluso algunos arcos argumentales largos, que harán que te pienses dos veces el lanzarte a la piscina, antes de terminar cada historia.

Como todo lo bueno, y ante la falta de ideas constantes y originales de Hollywood, obviamente, iZombie ya ha sido llevada al formato TV. Aún no he tenido tiempo de echarle un ojo y la verdad tampoco me apetece mucho. En televisión probablemente la idea general del cómic se habrá extendido a un formato juvenil humorístico tipo Disney Channel que a gente de cierta edad nos echa para atrás. Aunque ya sabéis que nunca/nunca hay que vender la piel del oso antes de cazarlo. Así que…

Reseña: Hellblazer. Especial 30 Aniversario, de VVAA

Hace un tiempo, ECC Ediciones lanzó al mercado los mejores integrales de una de las mejores series de cómics de la historia. Además de la más extensa. Hellblazer fue una serie por la que pasaron cantidad de buenos autores, algunos que no mucho después se convirtieron en maestros. Hellblazer entonces en imprescindible para cualquier amante del noveno arte que se precie. Además ECC las publicó por autor y eso dio pie a que se pudiera ver una evolución del personaje según las etapas de su vida y del lugar donde reside. No obstante, para amantes de la continuidad se puede seguir un orden de lectura cronológico siguiendo la GUIA que la editorial publicó aquí: https://www.ecccomics.com/contenidos/guia-de-lectura-hellblazer-11550.aspx

Pero sí, aunque no lo creáis, sigue habiendo gente que aún no ha leído, y apenas sabe nada, de esta maravilla de cómic. Para ellos especialmente va esta reseña, la publicación de Hellblazer: Especial 30 Aniversario que ECC Ediciones editó hace nada. Ideal para iniciarse o echar un ojo para ver si te interesa lo que tantos alabámos; un volumen que incluye la primera aparición hablada de Constantine, así como sus aventuras en el #11, #27, #41, #63, #120, #146, #229 y #240 de la serie. No es moco de pavo. Estamos hablando de un tomito de casi trescientas páginas donde encontrar a Alan Moore, Brian Azzarello, Garth Ennis, Jamie Delano, Neil Gaiman, Dave McKean, Richard Corben o Sean Philipps, entre otros grandes guionistas e ilustradores. Nueve numeritos, toda una serie de facetas del personaje que lo han convertido en uno de los más populares de la literatura gráfica. Y que te llevarán desde 1985 hasta 2008 para poder saber (entender) porqué sus cómics son tan buenos.

Comenzamos con The Saga of the Swamp Thing #37 un aclamado número de La Cosa del Pantano donde Constantine alertara a Aby de un gran peligro que está por venir. Newcastle: Un anticipo de lo que vendrá cuenta como Constantine pasea por las ruinas de lo que solía ser el antiguo Club Casanova. Al examinar un coche destrozado encuentra un brazo roto de una muñeca. Inclinándose, su mente recuerda la experiencia más angustiosa de su vida. En Abrázame, un vagabundo muerto deambula por Londres… El Principio del Fin: Hábitos Peligrosos fue el comienzo de Garth Ennis en unos números aclamados por la critica pues Constantine había luchado contra muchos males en su vida, pero nunca contra un cáncer terminal. En 40, Garth Ennis dedica un capitulo completo a remarcar que Constantine cumple cuarenta tacos. Y a pesar de que John inicialmente no espera mucho, llega a casa para ver a un grupo de viejos amigos que lo esperan para beber toda la noche. Pero también dos invitados inesperados y enojados aparecen… Buscando algo desesperadamente es una historia donde el horror del mundo real y los cómics de Hellblazer se ven borrosos. ¿Qué es la magia? ¿Qué es la ficción? Entre rejas fue el primer trabajo para la serie de uno de mis ilustradores favoritos como es Richard Corben. Una historia en cinco partes en la que John Constantine encuentra un nuevo tipo de infierno: una penitenciaría de máxima seguridad. Con un poco de ayuda de mis amigos es una historia de las inolvidables. Una trama retorcida donde Constantine se topa con una discusión entre dos hermanas gemelas que se convierte en una caza tras unos objetos misteriosos por todo Londres. Y en El mago sonriente, Constantine se encuentra recibiendo el regalo de cumpleaños más desconcertante: un recuerdo envuelto en una advertencia. El brutal hechicero africano conocido como Mako llega a la ciudad, y no hace prisioneros.

Lo dicho: un tomo ideal para una primera toma de contacto con el personaje. Con extras curiosos que atraerán al fan de siempre también como son cuatro artículos que exploran la historia de Hellblazer, junto con la primera cronología completa de la vida de John Constantine durante su longeva serie de Vertigo y sus numerosas apariciones en otros títulos. Además de la famosa introducción que hiciera Sting, el músico, actor, cantante y compositor.

Reseña: Astro City. Y al final…, de Kurt Busiek, Brent Anderson y Mike Norton

Continúo. Como dejarla. Como no continuar disfrutando de la que es para mí la mejor serie de cómic de superhéroes de toda la historia, y no me canso de decirlo. Por su genialidad, por su independencia, diferencias y originalidad con cada guión. Astro City es amigos, la mejor serie regular de cómics de superhéroes de toda la historia. Trata y trató desde su número #1 sobre las personas. Esa es su fuerza. Ese es su gancho. Astro City explora cómo las personas -gente común, héroes y/o villanos-, reaccionan a las tramas que azotan su mundo, su ciudad y alrededores. La mayor parte de las características físicas: los barrios, las calles y los negocios de la ciudad, así como otras localidades de ficción en este mundo, llevan el nombre de las personas o últimos caracteres asociados con la industria del cómic o su historia. Por ejemplo, la penitenciaría cercana, similar a la famosa Alcatraz, la denominada Biro Island, es una referencia a los cómics del creador Charles Biro, quien es conocido por una serie de cómics del reino del crimen. Y decenas de detalles así. Por eso y por muchos momentos vividos, lo tengo claro, cuando me preguntan por mi serie de cómics favorita.

Astro City me marcó desde muy pronto. Me atrajo una bellísima portada allá por finales de los 90 y sin saber qué trataba, sabía que me iba a molar. Han salido un par de ediciones desde entonces, pero ha sido ECC Ediciones en mi opinión, la que ha sabido darle el tono adecuado para el mejor disfrute: geniales tomitos en tapa dura que atrapan arcos argumentales completos, además de ser tomos livianos, llevaderos, que son económicamente asequibles. Con un lomo multicolor ideal para cómictecas.

Astro City: Y al final…, es el volumen diecisiete de la colección y tal como indica su titulo, contiene los números que llegan al final de la serie. Teniendo siempre en cuenta que se pueden leer de forma independiente, este tomo abarca los números del #47 al #52 de la colección, donde se cierra una serie memorable, aunque después llegarían algunas historias sueltas.

Y al final… contempla tres historias. Un perrito muy guay nos cuenta la vida de Andy, un ladrón de poca monta que sobrevive dando palos en casas y escapando a los mafiosos a los que debe dinero. Su vida cambiará totalmente el día en que roba una joya mágica en una mansión donde ningún ladrón debiera haber entrado… Conoceréis aquí al superhéroe más inusual de toda la serie. La historia de Resistencia está en los titulares de todo el país. Y un reportero está decidido a descubrir la verdad, no simplemente a denunciarla, sino a encontrar a su padre desaparecido. Una historia de protesta, poder, amor y pérdida. Y un héroe enigmático y cambiante. En Y al final…, Michael Tenicek trata de sobrevivir a un pasado que nunca existió. Perdió su mundo hace años. Ahora puede perder otro, ya que su vida normal toma un giro demoledor. Un final centrado en un solo personaje. Uno de los importantes. Considerada por muchos la mejor historia de Astro City.

El maestro guionista Kurt Busiek y el dibujante Brent Anderson (Batman: Black and White) se asocian con el artista Mike Norton (Batman/Superman) para cerrar por todo lo alto esta brillante etapa de la multipremiada serie. Astro City contiene un gran elenco de personajes. La mayoría de ellos viven dentro de Astro City, un centro para los seres súper poderosos pero también para la mayoría de las historias que tienen lugar allí. Algunos argumentos se cuentan desde el punto de vista de los héroes, otros desde la mirada de la gente de a pie, en otros los protagonistas son los villanos o criminales…, y esto, realmente, es por lo que Astro City es súper recomendable y brillante, se mire por donde se mire. En cincuenta y dos números no he encontrado en esta serie una historia como mínimo digna de leer. Decidme entonces si no es para encumbrarla.

Reseña: El Sheriff de Babilonia (Integral), de Tom King, David Gerads y John Paul Leon

Uno de los más punteros cómics que salieron el año pasado en nuestro país fue El Sheriff de Babilonia. El sello Vértigo durante un tiempo fue y en ocasiones sigue siendo, un sello donde encontrar historias, fuera de los superhéroes, bastante conseguidas. Entre otras muchas que debo haber leído en los últimos años, me atrajo y satisfizo en demasía El Sheriff de Babilonia por lo que supone para mí, que estuve desarrollando labores del estilo por un tiempo… Pero especialmente por lo bien escrita que está y lo geniales detalles de guión que aporta el tan de moda Tom King (The Punisher, la genial última obra de La Visión, Mr. Miracle y actualmente la serie de Batman); que inspirándose en sus experiencias reales como agente de operaciones de la CIA en Irak, se unió al ilustrador Mitch Gerads para crear un thriller policíaco y bélico que es toda una delicia comiquera.

Un título que fue viendo la luz en TPBs de unos seis números pero que como muchos sabemos, era carne de integral. Y llegó el cofre del tesoro de la mano de ECC Ediciones. Quedando así un integral de tapa dura la mar de gustoso de leer por peso y tamaño. Una buena novela gráfica si se lee de un tirón. Pues El Sheriff de Babilonia, en su fuero interno, es una historia de detectives que tiene como escenario la post-invasión de Irak en 2004 cuando el país comenzaba su descenso al infierno. King recurre a sus antecedentes en la CIA para escribir una historia convincente llena de tonos de grises, donde muestra como las instituciones tienen más valor o mejor dicho, parecen ser más importantes que las vidas humanas. Además, el arte de Gerads tiene ese tono desértico, polvoriento, que captura varios momentos específicos muy reales poniendo en el candelero como el ejército estadounidense intentaba superponerse al complicado panorama cultural que existía (y sigue existiendo) en Irak.

La historia comienza diez meses después del desembarco, cuando el cuerpo de un policía en prácticas es asesinado en la denominada Zona Verde. Su instructor es un ex-policía del Departamento de Policía de Los Ángeles que se convirtió en contratista militar en Bagdad por vicisitudes del destino. Christopher es un emblema para muchos contratistas y soldados que están desplegados en Irak. Es un tío con criterio y vive ajeno a las realidades sobre el terreno como alguien que no entiende el idioma o la cultura. No obstante, al sentirse responsable, Christopher se embarca en una misión personal para llevar ante la justicia al asesino de su aprendiz.

Encontrándonos por el camino con personajes tan interesantes como Sofía, un miembro del cuerpo gobernante interino de Irak, cuyo abuelo fue miembro fundador del Partido Ba’ath que fue expulsado por el régimen anterior. Sofía es, en muchos aspectos, una desertora que se acercó en su momento a los estadounidenses y ayudó a dirigir el ejército USA contra Saddam Hussein. Maravilloso personaje. Os enamoraréis. Con la ayuda de Sofía, Christopher recluta la ayuda de Nassir, un policía chií de los duros. Con sus tres hijas asesinadas durante la invasión, Nassir tiene mucha razón para moler/demoler todo lo que se ponga delante. Nassir es el típico cínico árabe iraquí. Ha visto mucha mierda y ha hecho mucha mierda. No le queda mucho por lo que vivir, así que hace tratos con varios “demonios” para mantenerse vivo. Otro personaje maravilloso.

Con estos tres personajes que se superponen, King y Gerads crean un relato que no es un estudio trivial de la condición humana, sino más bien una tesis certera de su comportamiento inepto. En su conjunto, una novela gráfica sobre la causa y el efecto en un mundo donde varios jugadores lidian con la oscuridad. Esa oscuridad que el mismo hombre ha creado en un mundo precioso como el que vivimos y apenas consideramos. Para que veáis lo deleznable y egoísta del ser humano, cuentan que en una entrevista reciente en un podcast, y “gracias a” su participación en El Sheriff de Babilonia, Gerads comentó que a veces recibe mensajes de odio que le dicen que él y su obra apesta. A lo que contesta que Ok, pero sus cómics siguen saliendo cada cuatro semanas. De hecho, lo verán de nuevo el próximo mes. Después de leer El Sheriff de Babilonia, veréis que King y Gerads para nada apestan, de hecho, pueden ser los norteamericanos más sinceros que hayáis leido en mucho tiempo.

Reseña: Astro City. Cambios, de Kurt Busiek, Brent Anderson, Matthew Clark y Rick Leonardi

astrocity_cambiosECC Ediciones lleva ya tiempo haciéndolo pero sin duda sigue siendo un enorme acierto la idea de sacar la maravillosa Astro City por tomos independientes divididos en arcos argumentales o a veces, por que es inevitable, varios one-shots que pertenecen a un mismo hilo quebrado. Unos tomitos más gordos que otros pero ideales para seguir esta obra, la mejor manera de hacerlo en mi opinión; tramas concretas de personajes concretos, qué les pasó tal día, tal año, alrededor de una vida entera, con el horizonte eterno de contarnos cómo y para qué tratan sus poderes esos personajes determinados. Volveré un poco en el tiempo por si a día de hoy (¡Madre de Dios!) alguien no ha leído (o peor aún) no tiene ni idea de lo que es Astro City.

astrocity_cambios03Estamos ante una serie de cómics centrada en una ciudad ficticia (supuestamente en USA) denominada con ese mismo nombre. Guionizada por Kurt Busiek, la serie cuenta con las ilustraciones de Brent Anderson y con diseños de personajes y portadas pintadas por el grandioso Alex Ross. Aunque en su avance irán entrando en la serie varios autores más. Astro City es una serie con un gran elenco de personajes. La mayoría de ellos viven dentro de Astro City, un centro para los seres súper poderosos pero también para la mayoría de las historias que tienen lugar allí. Algunos argumentos se cuentan desde el punto de vista de los héroes, otros desde la mirada de la gente de a pie, en otros los protagonistas son los villanos o criminales…, y esto realmente, es por lo que Astro City es una serie brillante, se mire por donde se mire. Aquí se habla de personas y de sus vidas.

El gancho esencial de Astro City es que explora cómo las personas -tanto la gente común, héroes o villanos-, reaccionan a las tramas que azotan su mundo. Después de unos años, Astro City está de astrocity_cambios02vuelta gracias a una nueva recopilación en unos tomos muy llevaderos por parte de ECC Ediciones que gozan de un aspecto genial y quedan ideal en nuestra cómicteca. Un sueño hecho realidad.

Astro City: Cambios comprende los números del #42 al #46 de la serie básica e indispensable de tener/leer/disfrutar cada poco (¿se nota que es mi serie de superhéroes favorita? Uff, qué pesado…), una serie que albergó cincuenta y dos números en su fase inicial. Este tomito abre con la historia de Mr. Manta, un conocido villano que desapareció hace años, y que se lo llevó el mar después de una batalla. Pero lo que el mundo no sabe es que sobrevivió, se pilló una isla y espera recluido con algunos trozos de tecnología para su posterior regreso a una “carrera” de la que nunca se ha olvidado. Regresar a sus días de gloria.

astrocity_cambios04Mi Padre cuenta el origen de El Caballero. Me encantan este tipo de números (hay varios en la serie) que cuentan los orígenes. Historias que nos retrotraen a aquellos momentos felices de nuestra niñez cuando nos molaba leer los principios u orígenes de superhéroes. Lord Saampa y su Culto a la Serpiente atacando USA. Un dios escamoso al que El Caballero se enfrentará a la vez que sabremos más de él.

La Gata que Atravesaba Paredes es una historia de asesinato, misterio… y un gato. Protagonizada por Nightingale, Sunhawk… y su gato. ¿He mencionado al gato? Es que el gato es el personaje principal. Una historia de lo más curiosa, además de contar con el artista invitado Rick Leonardi (Superman, Spider-Man 2099).

C… C… C… Cambios es la última historia (de dos) que nos narra El Hombre Roto. Una trama curiosa por mezclar superhéroes, música, contracultura, serpientes y oscuridad; todo en un punto crítico. Los héroes son destruidos, las mentes destrozadas… y un salvador poco probable que se levanta. El final de las astrocity_cambios05revelaciones de El Hombre Roto, una especie de Vigilante con pinta de David Bowie que rompe la cuarta pared hablándonos directamente para que veamos en como repercute cada historia en nosotros.

El escenario vuelve a ser notable. Una serie que recomiendo a todo aquel que pide/busca leer historias de superhéroes con realismo detrás.

Reseña: Muerte. A las Puertas de la Muerte, de Jill Thompson

ALasPuertasDeLaMuerteEn ocasiones, uno se pone con un título únicamente atraído por el autor. Es un mal que nos ha llegado a todos. Un mal bueno en mayor medida, ya que si se cumplen los pronósticos tenemos cierta calidad asegurada para con nosotros mismos. Habiendo sido fan del Sandman, del Neil Gaiman, me atrevería a decir (sin ser obstinado) que fui uno de los primeros de este país que lo disfrutó y lo recomendó a sus amigos en su día; uno que ha sufrido tanto de ver que aquello, el eje principal, terminó. Así que no queda otra que devorar todo cuanto haga referencia a una de las mejores obras del noveno arte que jamás se han escrito. Volver a ese perfume. No obstante, si volvemos a la primera frase de la reseña, aquí el autor al que hago referencia no es el señor Gaiman, sino la ALasPuertasDeLaMuerte02premiada y en boca de muchos, Jill Thompson.

Acreditada como guionista, colorista, entintadora, pero principalmente como ilustradora; Jill es la artista femenina más conocida actualmente en el mundo de los cómics. Goza de un Premio Eisner y precisamente el año pasado estuvo firmando en el Salón del Cómic de Barcelona. Una autora que ha ascendido como Flash en un mundo tan dominado por hombres. Aclamada por su trabajo en Wonder Woman, La Cosa del Pantano, Los Invisibles, Los Libros de la Magia, Fábulas y Orquídea Negra, desvió un poco su atención hacia el mundo de Sandman y creó la peculiar miniserie Finals, donde también se encargó de escribir y dibujar la novela gráfica Dead Boy Detectives, centrada en los personajes que en su día presentaron Gaiman, Matt Wagner y Malcolm Jones III.

ECC Ediciones tiene en su catálogo varias obras de esta magnifica autora. El Libro de los Cuentos Perdidos (una socarrona reinterpretación de los personajes creados por Neil Gaiman), un Especial Grandes Autores de Vértigo sobre su propia obra que me encantó. Y algunos Grandes Autores de ALasPuertasDeLaMuerte04Wonder Woman junto a los dioses de esto George Pérez y John Byrne. Así que de un modo u otro llegué, me sentí atraído, por este tomito llamado Muerte: A las Puertas de la Muerte, cuyo argumento me sonaba…. Veréis, he leído tanto y sobre tan diferentes cosas que cuando algo me suena, intento evitarlo. Me digo a mí mismo que el subconsciente juega con los miles de argumentos de mi cabeza y los relaciona de algún modo. Y así me engaña. Sin embargo, si el run-run sigue, me informo. Aunque me espero a leerlo para no decepcionarme, si es que hay decepcionarse.

Y así era. Lo narrado e ilustrado en Muerte: A las Puertas de la Muerte no es otra cosa que la reescritura (en formato manga) del prólogo narrado por Muerte en Estación de Nieblas de la serie The Sandman. Aunque en el nuevo contenido, hay algunos grandes momentos, y Muerte está tan bien llevada como lo hiciera Gaiman en su día.

ALasPuertasDeLaMuerte01Y si no eres tan fan, ¿qué encuentras? La fiesta del Infierno. Literalmente. La sinopsis lo cuenta muy bien. Muerte, la chica gótica favorita de muchos (me incluyo), es prácticamente expulsada de su propio reino después que sus hermanas Delirio y Desesperación organicen una fiesta salvaje en su casa. Lucifer, Lucero del Alba y Rey del Inframundo, abdica y deja el trono. Deja la llave a Sandman (hermano de Muerte) y Sandman no sabe qué hacer. Los seres más repugnantes pueden abandonar ese lugar. Pero esa es casi otra historia y fue contada en otro lugar. Aquí el problema es para Muerte. Cantidad de seres en su apartamento liándola. De ella dependerá la situación.

Con el encanto del manga, ese estilo artístico que atrae, además de un formato ligero casi de usar y tirar; Muerte: A las Puertas de la Muerte me ha sacado una sonrisa. No esperes un brillo excepcional a nivel ALasPuertasDeLaMuerte03de The Sandman u otras miniseries de Muerte. Pero muy recomendable esta “anécdota” para fanáticos de la serie o para los que disfruten como yo de ver a un Eterno en mitad de un lío tan costumbrista como es cuidar de tu casa sea como y pese a quién venga.

Reseña: Sandman presenta Las Furias, de Mike Carey y John Bolton

las_furiasNo creáis que todo lo bueno se perdió. Hay un lugar para la nostalgia, para volver a esas historias tan tremendas que tuvimos en su día (aunque vuelven a estar disponibles y en tapa dura) de aquella tan magnífica serie regular como fue Sandman, del tan aclamado hoy en día Neil Gaiman. Esa esquinita de disfrute, ese lugar se llama The Sandman Presents, una serie de one-shots y miniseries que exploran el mundo de la serie de Vértigo más vendida de la historia. Por que Vértigo lo vale, y por que ECC Ediciones nos lo trae calentito, The Sandman Presents, es un lugar donde volver a dar de lleno con grandes personajes como Lucifer, Merv Pumpkinhead, Las Furias, Tesalia, el Corintio… Y por lo visto más. Tiene que llegar más.

las_furias_0Sandman presenta: Las Furias está escrita por Mike Carey (Lucifer, Hellblazer) e ilustrada con un estilo muy realista y rompedor como el de John Bolton (User, Harlequin Valentine). Las Furias sigue a Lyta Hall en su búsqueda de venganza, redención y una reunión final con su hijo, el nuevo Rey de los Sueños, que será de todo menos lo que ella espera. Una mini sipnosis muy suculenta pero donde hay bastante más cada palabra que se aporta.

Los encantadores mundos que brotaron de la extravagancia que Sandman donó al mundo del cómic, en general, se han dividido en su propio universo y en ocasiones (fuera de Neil Gaiman), van teniendo cada uno de ellos su rinconcito de autor. De lo que cada uno aporta, supongo que bajo revisión de Gaiman, pues muchos de los elementos y personajes han sido extraídos para series e historias (incluso para lo que concierne a DC) tramas curiosas, algunas incluso bastantes desconcertantes y rompedoras. Por eso, a los que disfrutamos de aquella gran serie en su día, nos mola ver que algunas mantienen los ingredientes que la hicieron grande.

las_furias_5Lyta Hall tiene una de las historias más complicadas de la continuidad de los cómics. Os pongo en situación: antes de Crisis en Tierras Infinitas, originalmente era hija de Wonder Woman en Tierra-2. Pero antes de ser adaptada como hija de la súper heroína durante la Segunda Guerra Mundial, Helena Kosmatos era una Furia: un ser poseído y creado por las Euménides, temibles e implacables furias del mito griego encargadas de castigar a todos los que derraman la sangre de sus parientes… Bien. Después de una serie de cambios en el Universo DC, Lyta murió pero fue rescatada e incluida en el Reino de los Sueños, en aquella rarunada por entonces que fue una nueva serie llamada Sandman en los 70s, creada por Jack Kirby y Joe Simon, donde Lyta se casó con su fantasma y se mudó a ese mundo distante. Desaparecida durante años, finalmente dio a luz a un hijo llamado Daniel, que fue posteriormente secuestrado por Morfeo, el Señor de los Sueños.

las_furias_3Con una locura materna llena de venganzas frustradas, Lyta puso en marcha eventos ideados para dar muerte al Señor de los Sueños antes de que su bebé se convirtiera en el nuevo Maestro. Pero eso no ocurrió. Y con el paso de los años, el onírico Daniel devolvió a su madre a la Tierra bajo un hechizo de protección para evitar la venganza de las fuerzas sobrenaturales que había explotado u ofendido; pero Lyta estaba lejos de quedar sana. Sería una Furia por toda la eternidad.

Sandman presenta: Las Furias nos traslada tres años después del dramático drama cósmico del que os he hablado. Lyta es una mujer al límite, bajo observación psiquiátrica, dada a cambios de humor, actos autodestructivos, ataques de furia violenta y depresiones de gran alcance. Está a pocos minutos de ser abandonada y olvidada en una institución. Fuera de toda cordura y obsesionada con un niño perdido que en el mundo físico nunca existió, como último recurso, su médico convence a Lyta para que se una a una compañía teatral. Hecho que cambiará la historia. Su historia.

las_furias_4Elegante, peculiar e inmensamente atractiva si conoces todo lo narrado anteriormente. Uno de los epílogos nominales a lo que el Sandman de Gaiman propuso. Un tomito esencial si amas todo lo que concierne al mejor cómic con tratamiento y mezcla de mitologías que existió y probablemente existe pese a los años pasados.