Archive for Random

Reseña: Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez

tu-nombre-despues-de-la-lluvia¿Te gustan las historias victorianas de fantasmas? Si eres de los que disfrutan leyendo a Sherindan Le Fanu, Wilkie Collins o Sir Walter Scott, este, sin duda, es tu libro.

Victoria Álvarez no es ninguna principiante en el mundo de las letras, su debut con “Hojas de dedalera” (Editorial Versátil) pasó un tanto desapercibido: editorial pequeña, poca difusión, dificultad para encontrarlo en librerías… pero entre aquellos que le habían echado un ojo la conclusión era unánime: era una gran ópera prima y su autora prometía. Desgraciadamente, muy pocos de los que leímos esta primera novela llegamos siquiera a enterarnos de la salida de su siguiente obra: “Las Eternas”(Editorial Versátil). Si en el caso de “Hojas de dedalera” la difusión fue escasa, con su segundo título directamente no hubo promoción y era complicado  encontrarla fuera de la web de la editorial. Esto me llevó a pensar que Victoria Álvarez no había escrito nada más, sumándose a la larga lista de autores de un solo libro.

Fue una sorpresa descubrir de nuevo su nombre en Lumen, un sello de Pinguin Random House. La verdad es que la portada, pese a ser muy bonita, me dejó un poco confundida y con el título me ocurrió lo mismo: “Tu nombre después de la lluvia” ¿Era una novela romántica? Yo no leo romántica y me extrañaba que la autora hubiese dado ese giro. Es cierto que en sus novelas suele haber historias de amor, pero no son el eje central de la historia, sino más bien una pincelada de realidad que completa trama y personajes. Con cierta reserva, decidí empezar a leer el libro. Fue una buena decisión.

“Tu nombre después de la lluvia” transcurre entre Irlanda y Oxford en 1903, durante los primeros años de la época eduardiana, un periodo histórico que la autora conoce muy bien y que despliega con maestría ante el lector: ropa, comidas, costumbres, vestuario… pero no solo eso, también escoge las grandes temáticas que hicieron famosa a la literatura de la época y que nos hacen pensar en la “era dorada” del imperialismo británico: la egiptología, las charlas científicas, el auge de la parapsicología, la prensa especializada, la vida académica… creando una atmosfera que no dejará indiferente a ningún lector. El abanico de personas que pueden disfrutar de este novela es amplísimo, seguramente quienes disfrutaron de “el mapa del tiempo”, de Felix J Palma, también podrán hacerlo con la historia del Profesor Alexander Quills y sus compañeros Oliver Saunders y Lionel Lennox. Encontraran también cierto gusto retrofuturista en las máquinas de investigación parapsicológicas de Quills, y si te gustan las historias de amor estarás de enhorabuena, porque desarrolla una muy del estilo de los folletines victorianos, con drama, intriga y varios asesinatos de por medio. Destaca lo que realmente maneja bien la autora; el toque sobrenatural aplicando magistralmente los clichés de estas historias: noches tormentosas, tempestades, viejos castillos al borde de un acantilado, jardines con viejas estatuas comidas por la hiedra, familias nobles venidas a menos y cementerios decimonónicos, elementos del mejor romanticismo que gracias a la naturalidad de la prosa y los bien construida que está la historia ni suenan a tópico ni parecen forzados en ningún momento, al revés están ahí para hacer guiños a quienes apreciamos y conocemos este tipo de literatura.

Los personajes están bien construidos, hasta el punto de que te da la sensación de llegar a conocerlos, presentando además muchas de las grandes figuras de este tipo de obras: el escritor idealista y soñador, el aventurero mujeriego e intrépido, el profesor práctico con mucha vida a sus espaldas. Y lo mismo ocurre con las damas; desde la criada descarada hasta la muchacha inocente en apuros, todo el repertorio de la literatura de época está presente (mujer fatal y fantasma familiar incluido) y aunque está protagonizada por hombres, son ellas las que llevan la voz cantante de la trama. Especial interés merece el desarrollo de las distintas clases sociales, que te lleva a recordar a la vieja serie “Arriba y abajo”.

Si tuviese que destacar algún punto negativo es quizás el final, algo precipitado, algo forzado. Pero creo que esto es más una cuestión de gustos personales que realmente un fallo, ya que todas las tramas quedan perfectamente cerradas y explicadas. Salvo la última frase que, como es costumbre en la autora, nos hace pensar que volveremos a encontrar a algunos de estos personajes en otra novela.

Reseña: Cómo matar a una ninfa, de Clara Peñalver

como-matar-a-una-ninfaAda Levy es una joven reportera de sesenta kilos de peso, alta, pero no demasiado robusta. Amante de la música jazz y de las motos. Piensa que a su madre le tocó la lotería dos veces. En la segunda ocasión percibió una suma cuantiosa que la permite ir de crucero por el Mediterráneo bastante a menudo, algo que la hace vivir como una reina. En la primera, y para Ada mucho más importante, fue cuando su madre decidió dejar a su padre, ya que, desde que era muy pequeña la trató como a una nulidad. Ahora, se ha dado cuenta de que su novio Nico es exactamente igual que su padre, por lo que ha decidido cortar con la relación que les une, aunque a él no le ha sentado nada bien y teme que tome represalias contra ella. Sola, sin más compañía que Rojita, su moto BMW F700GS y de su mascota, Clemente, un pez de color negro, muy feo, decide emprender una nueva vida, acompañada de la música de Mildred Bailey, Jimmy Dorsey y Miles David como telón de fondo.

El primer caso que tiene que resolver es un asunto sobre infidelidad, algo que no le lleva demasiado tiempo. Tras una serie de instantáneas con su cámara Nikon, el hombre es pillado in fraganti con una mujer de unos treinta años mayor que él y Ada da por concluida la misión para la que ha sido encomendada. Pan comido para ella.

Maria Villani, más conocida como Mari Vila, es una joven napolitana de veinticuatro años, de más de un metro ochenta, cabello castaño y ojos verdes. La diva se trasladó a Madrid acompañada de su madre con apenas quince años. Fue a esta edad cuando se inició en el mundo de la moda, cosechando grandes éxitos en las pasarelas de Cibeles y de Gaudí, y abriéndose paso en la de Londres, París o Milán. Además hizo algún que otro cameo en el cine y en la televisión, así cómo numerosas campañas de las principales marcas del momento. Mari Vila es conocida como “la dama del agua” por el diseñador Angelico Angelico, quien la tiene como su modelo ideal, de hecho algunas de sus colecciones están inspiradas en ella. Su madre, Anna, está celosa de ella pues, según dice, su carrera comenzó a decaer por culpa de su embarazo. A raíz de su nacimiento, su estrellato se vino abajo, pero ahora está dispuesta a recuperarlo, aunque sea sacando provecho del secuestro de su propia hija. Por este motivo ha contratado al detective privado Enrico, quien pone a su socia y amiga Ada en el caso.

Todos los indicios apuntan a un enfermo obsesionado con las brujas, conocido como El Asesino de la Hoguera y al que Ada Levy apoda como “Hogui”. Tras una serie de averiguaciones, conoce a José Luis Bayo, un reportero del periódico Sevilla Sucesos a quien necesita ver pues es la única persona que puede darle alguna pista sobre el psicópata…

Cómo matar a una ninfa (Ramdom House Mondadori) es una historia que une novela romántica con género policiaco y de misterio y con algún toque fantástico y que aborda temas como la muerte y la locura.

Clara Peñalver fue galardonada con el Premio Mejor escritora Novel en el Festival Imagina Málaga 2010 con su obra Sangre. Es especialista en el relato corto y licenciada en biología por la Universidad de Granada.

Reseña: Joyland, de Stephen King

No es nada fácil reseñar al maestro. Y lo es aún menos cuando lo hace el organizador del festival de cortos basados en sus cuentos, los llamados Dollar Babies. Por eso trataré de dejar a un lado mis sentimientos, habida cuenta de que es el autor que, por decirlo de alguna forma, “me da de comer” y seré honesto con la novela. Pero que quede claro que soy de ese tipo de fan que compraría hasta la lista de la compra del señor King y si, en la misma, los productos a adquirir fueran para una comida determinada determinado y advirtiese que no apuntó alguno de los ingredientes, simplemente diría que a él el plato le gusta así. Y Random House Mondadori ha sido la editorial que ha apostado fuerte por esta excelente obra del inconfundible maestro del terror, a la altura (para un servidor incluso por encima) de ilustres como Poe o Lovecraft. Esta es una historia que habla, sobre todo, de la madurez de Devin Jones, el personaje principal de la historia.

Joyland es una novela de suspense que a buen seguro se convertirá en un superventas, algo que a estas alturas cualquiera podría adivinar, pues sabido es que el de Maine convierte en oro todo aquello que toca, en mi opinión no es lo mejor que ha escrito tampoco de lo peor, no se asusten. A mi me parece una gran historia, con buenos personajes, tal vez el punto fuerte en las obras de King, y una increíble y distinguida narración, por ese motivo quiero invitaros a que la leáis, pues es un libro que cualquier otro escritor hubiese deseado publicar con su nombre. Además cuenta con el acierto de que en estas fechas la mayoría de nuestras localidades están de fiesta, de esta manera es muy fácil meterse de lleno en la narración, casi podemos oler el aroma del algodón de azúcar, las palomitas o los churros o montar en alguna de las atracciones de la feria.

Para recuperarse de su ruptura y afrontar una nueva vida, Devin Jones se refugia en su habitación con la compañía de la famosa novela de Tolkien, titulada El señor de los anillos y la música de The Doors, pero tan solo se trata de una crisis muy común entre adolescentes de veintiún años y pronto consigue trabajo como feriante en el parque de atracciones de Joyland, en Carolina del Norte. Allí, hace ahora cuatro años tuvo lugar un brutal asesinato en la Casa del Terror. Linda Gray entró en la feria con su novio y terminó con la garganta rajada. Aparte de una camisa ensangrentada y un par de guantes, la policía no encuentra al asesino. El cadáver fue hallado al día siguiente y las cámaras de video del recinto no consiguen ofrecer una toma que delate al culpable, tan solo se sabe que tiene tatuado un pájaro en su brazo derecho.

Para Devin Jones, 1973 es un año muy importante en vida, como así nos lo hace saber veinte años después, cuando nos narra la historia de cuando trabajó en Joyland, la pérdida de su virginidad, sus dos actos heroicos en el parque de atracciones, donde salva la vida a dos personas. Pero también es una historia de una obsesión: tratar de hallar al culpable del asesinato de Linda Gray. Para ello cuenta con la ayuda de Mike, un niño con distrofia muscular de Duchenne, al que los médicos le dan poco tiempo de vida. Este niño parece tener capacidades especiales que serán de vital importancia en la resolución del crimen.

No es la primera vez que King nos cuenta una historia sobre un parque de atracciones, ya lo hizo antes con un relato inédito cuyo título es “Skybar” o con el más reciente “Riding the bullet” (Montado en la bala). Personalmente opino que Joyland es la más ambiciosa de las tres, en ella, King nos sorprende con una gran historia que habla de hacerse mayor, de tomar decisiones. Y lo más importante, sobre todo para aquellos que no suelen gustarles sus finales, este os va a sorprender, aunque no sea apto para los más sensibles.

¡¡¡Aún queda rey para rato!!!

Reseña: Semillas amargas, de Ian Tregillis

Nos encontramos ante la primera parte de la trilogía “Tríptico de Asclepia”, de Ian Tregillis. Si os digo la verdad, tras leer la sinopsis la novela me llamó mucho la atención, pero también influyó que la recomendasen varios amigos y un tal George R.R. Martin rubrique la portada con “Un escritor de gran talento” (aunque estas frases muchas veces son obra del marketing editorial).

En los albores de la Segunda Guerra Mundial las fuerzas nazis cuentan con superhombres y las británicas con demonios de la naturaleza. Pronto, un hombre normal y corriente se verá atrapado entre los dos bandos.

Con esa premisa nace una buena historia, algo distópica, sobre la Segunda Guerra Mundial. El protagonista es Marsh, un capitán de corbeta que trabaja para los servicios secretos de Gran Bretaña, aunque a medida que avanza la novela varios personajes más de ambos bandos tomarán fuerza, intercalando capítulos constantemente. La verdad es que en este sentido me ha gustado mucho que al ir conociendo a todos los personajes lleguemos a empatizar más con ellos hasta el punto de que hacia el final se hace muy complicado decidir quiénes son “los buenos” y quiénes “los malos”. Creo que hace tiempo que quedaron atrás los prototipos de personajes perfectos e intachables. Y en esta novela es muy evidente la frase “yo soy yo y mis circunstancias” de José Ortega y Gasset.

La historia está llena de intrigas, si os gusta mucho el politiqueo habréis dado con una pepita de oro, puesto que predomina más que la acción propiamente dicha. Aunque cuando hay acción que se quiten del medio “Los mercenarios” de Stallone. Imaginaos hombres capaces de mover camiones con la mente, soldados que con la fuerza de voluntad puedan prender en llamas a una persona, o atravesar paredes cual fantasmas, o… ver el futuro. Pues esas son las armas nazis, algo con lo que sería imposible ofrecer resistencia, a no ser que de tu partes tengas a… demonios. Si bien estos no tienen tanto peso en la trama y su presencia se intuya más que se vea. Con el uso de estos demonios por parte de los británicos muchas veces me venía a la mente la pregunta ¿hasta dónde seríamos capaces de llegar por no perder en una guerra así? ¿Qqué sacrificios estaríamos dispuestos a cometer? Porque los demonios no son aliados de los ingleses porque les guste visitar de vez en cuando Londres para hacer turismo, no, tienen sus propios intereses…

La novela va sugiriendo caminos, bifurcando hipótesis para que cada uno elija la que más le convenza, y para mí, Semillas amargas, gira en torno a una mujer. Pero quizá me esté adelantando, habrá que leer las dos siguientes partes, que según tengo entendido saldrán este año.

La prosa es fluida, mucho más elaborada en los interludios, y el final se cierra con un pedazo de «cliffchanguer» de estos que te dejan deseando que salga la continuación. Como aspecto que a algunos pueda resultar negativo está en que a veces la trama avanza muy lentamente. Lo que decía sobre las políticas internas, las dudas existenciales, etc. Habrá que seguir de cerca esta saga y a este autor. ¡Hasta pronto!