Archive for Panini Cómics

Reseña: Prodigy. El Mal en la Tierra, de Mark Millar y Rafael Albuquerque

La fiabilidad respecto al gusto que proporciona Mark Millar con cada nueva obra empieza a ser molesta. El tío se jacta de forma sin vergüenza de sus nuevos proyectos, su inminente éxito y es asomarse por los medios para promocionarlo; y le sale bien. Demasiado bien. Por que encima tiene razón. Forma dueto con el dibujante que más le conviene a su historia y como si de un alocado joven Stan Lee se tratara, crea una irónica parodia de sí mismo durante la publicidad. Millar exagera su éxito tan claramente que puede parecer arrogancia, pero repito, el tío lo clava.

Como era de esperar Panini Cómics nos trae Prodigy. La nueva serie de Mark Millar y Rafael Albuquerque, cómic que llevo siguiendo sus pasos en redes sociales desde hace meses. Sobre todo, en Twitter, donde Albuquerque es muy activo con sus trabajos y muestra bocetos cada no mucho. Como a muchos que estáis leyendo esta reseña, la portada de Prodigy me cautivó. Incluso antes de saber qué tratataba. Se podría decir que estaba deseando leerlo gracias al dibujante y no al guionista. ¡Chúpate esa, Millar!

Prodigy: El Mal en la Tierra nos habla de Edison Crane, el hombre más inteligente del mundo, científico ganador de un Premio Nobel, genio compositor, atleta olímpico, experto en ocultismo… ¿El Hombre del Mañana? Se ha convertido en un polímata que usa su brillantez para el bien de la humanidad. Los gobiernos de la Tierra solicitan su ayuda constantemente. Y como su mente brillante necesita ser desafiada constantemente pues a: evitar la destrucción planetaria, resolver extraños misterios, realizar las acrobacias más desafiantes… La historia comienza con dos episodios de la juventud de Crane. Básicamente travesuras de una edad temprana que sirven para presentarnos sus habilidades y su carácter. No spoilearé nada más, pero diré que si bien el primer escenario es bastante predecible, encontré el segundo la mar de inteligente y original. Además, me provocó risas, cosa que hacía tiempo (¿años?) que no me sucedía con un cómic. Después de estos flashbacks, la serie salta de sopetón a extraños sucesos en Australia que indican la amenaza de una realidad paralela. Una curiosa agente de la CIA (la protagonista femenina de la serie) hace su aparición para burlarse de alguna manera sobre relacionar estos hechos con conspiraciones sin sentido.

Prodigy: El Mal en la Tierra contiene los primeros seis números de una serie palomitera, de lectura rápida, gracias al enganche que siempre consigue Millar con un argumento diferente, fresco y hecho para -ya normal en él-, su conversión a contexto cinematográfico. Sabemos que Millar siempre tiende a que esto se tenga en cuenta. Pero aquí este detalle esplende. Y se sabe que Netflix anda de por medio.

En mi caso, soy fan total del trabajo de Albuquerque desde que leí su gran Blue Beetle. Albuquerque hace que me deleite con sus coloridas ilustraciones, esas mismas que engrandecen muy mucho la historia que tocan. Pero Mark Millar tiene el don. Nos da títulos originales que uno siempre desea probar y no se puede negar el talento de este hombre. Crea conceptos dinámicos y los explota con economía y estilo. Bastante impresionantes en su simplicidad: presenta a los personajes, el trasfondo y luego los configura para dejar al lector sentado frente a las viñetas un buen rato. Muy pocos tienen ese poder.

Reseña: El Viejo y el Narco, de Ricardo Vílbor y Max Vento

Cantidad de veces la cosa va así: una historia real se convierte en historia gráfica, tiene éxito, la llevan al cine y los que no estuvieron atentos en su día se enteran que está basada en cómic o novela gráfica. Y como mola, se acude a leer la fuente original. Panini Cómics se encuentra tras el sello Evolution Comics, donde uno puede encontrar en tapa dura, como se merece, pequeñas y grandes historias del cómic independiente. Y a un precio genial. Esas presas que se te pueden escapar si no disparas a tiempo.

Inspirada en una historia real, la de Alejo Garza Tamez, quien resitió valientemente a los narcotraficantes de un México corrupto, El Viejo y el Narco muestra las cartas poco atractivas con las que una persona honrada puede jugar contra estos indeseables. Teniendo en cuenta además, que políticos, policía y militares cierran los ojos por una buena tarifa. Y es así que de buenas a primeras, el rancho de Don Alejo es codiciado por narcotraficantes. Tiene una antigua pista de aterrizaje y sin duda, ese lugar apartado es el ideal para el «comercio de mercancías”. Un bonito día aparecen esos maleantes con dinero llamados Zetas y el cabecilla da a Don Alejo un ultimátum: ¡Tiene 24 horas para irse! O de lo contrario… Pero Alejo asiente con la boca pequeña y evacua a sus trabajadores. Sabe que los Zetas vendrán tras el ultimátum. Tras despedirse de su familia (de modo poco alarmante), esperará a esos hijos de mala madre en su rancho. Solo y con su rifle. Aunque su hermano y su sobrino irán en busca de ayuda a la ciudad antes de lo peor.

Violentos robos, sufridos asesinatos, una sociedad violenta y corrupta se muestra en este cómic. Por supuesto, este tema se da cuando el tema narcos está de por medio. No siempre. Estos indeseables se ubican en casi cualquier parte del mundo, pero en la mayoría de los rincones de este planeta también existe una virtud llamada heroismo. ¡Granja o plomo!, replican los narcos. Don Alejo piensa: ¿Abandonar como si nada por lo que uno luchó durante toda su vida? ¿El rancho donde crió a su hija y enterró a su esposa? ¿Huir como un perro?

A los setenta y siete años, desempolvar sus escopetas se convierte casi en un nuevo divertimento. Solo hay una forma de vivir y solo una de morir. Recto y libre. La historia de un héroe que decidió no capitular ante el terror.

Reseña: La Espada Salvaje de Conan Vol. 0. Relatos Salvajes, de Roy Thomas, Buscema, Windsor-Smith, Stan Lee y VVAA

No sé si os habéis enterado pero esta maravilla que os reseño hoy se presenta como una de las joyitas publicadas del año. Y aún está disponible. Aunque según en qué sitios, por que me comentan que esta edición limitada de tan solo mil quinientos ejemplares se está agotando a un ritmo vertiginoso. Y no es para menos. Quién nos iba a decir que volveríamos a tener disponible los cinco primeros números de la Savage Tales, donde deleitarnos con buenísimas historias de Conan así como con otros relatos de la mano de Roy Thomas, John Buscema, Barry Windsor Smith, Stan Lee… Uff, ahí es nada. Ese genial acuerdo firmado entre Panini Cómics y SD que lanza al mercado una maravilla de tomo llamado La Espada Salvaje de Conan Vol. 0: Relatos Salvajes. Un Marvel Omnibus que recopila aquel magazine por excelencia que dio el empuje definitivo a Marvel, y que además aporta interesantes artículos traducidos de aquella legendaria revista; portadas a color, pin-ups y las historias originales con una cuidadosa reconstrucción. Un volumen que vio la luz en nuestro país el pasado 25 de julio (en serio, vais tarde) y con el que decidí ir lento, muy lento, deleitarme casi con cada página. Disfrutar y comentar con amigos y redes sociales mi entusiasmo. Lo mucho que estaba disfrutando con este volumen. Historias que uno terminaba y volvía a leer para detenerse en los detalles, ah. Por que sabéis, uno es así, tiene sus… ¿defectos? Me gusta compartir la ración de pescaíto frito variado que estoy devorando. Saber que si algo es tan bueno, todos debieran probarlo.

La Savage Tales de la que os hablo, tuvo tan sólo once números. Fue el segundo intento de Marvel de ingresar al campo de las revistas de cómics que tanto potenciara Warren Publishing con sus maravillosas Creepy, Eerie y Vampirella en el género de Terror. Se apostó fuerte por ella introduciendo el personaje por excelencia de Robert E. Howard, la pulp fiction, relatos de aventuras y hechicería; un Conan El Bárbaro adaptado por el guionista Roy Thomas y el artista Barry Windsor-Smith que pasaría a la historia. Con joyitas en formato cómic como la iniciática La hija del gigante de escarcha, por la que se han escrito ríos de tinta por alto tono erótico, censura y desclasificación posterior para esta edición sin inútiles reparos. Pero también un fuerte background detrás del siempre atractivo personaje de Conan. En esta revista/tomo/volumen indispensable, encontraréis femizonas futuristas amazónicas ideadas por Stan Lee y dibujadas por el gran John Romita; la criatura del pantano (El Hombre Cosa) original de Gerry Conway ilustrada por Gray Morrow; un político afroamericano honrado que no se salva de la maldad humana, el señor de la jungla Ka-Zar y las primeras apariciones comentadas en el noveno arte del deseado metal llamado vibranium…

Una maravilla tras otra. Una genialidad que disfrutarás leyendo/teniendo en tu biblioteca. Os repito que lo leí despacio, muy despacio, por que desde el primer momento fue de esas veces que tús ojos transitan por algo que no quieres que se termine. Que sabes que tienes entre manos calidad por los cuatro costados. Que no hay excusa para no tener La Espada Salvaje de Conan Vol. 0: Relatos Salvajes, si de verdad amas las mejores historias escritas. Odiar que se termine esa gustosa sensación de estar disfrutando algo tan bueno. Que genialmente se ha tenido la idea de titularlo Volumen 0 y se ha pensado bastante en el aficionado al editarlo en el mismo formato, tamaño y edición que otro indispensable como es el Conan El Bárbaro Omnibus #1 que Panini Cómics recuperara hace unos meses.

Lo llevo diciendo un tiempo, y desde ese tiempo, vamos viendo como se publica uno y otro integral a cual más apetecible. Más que nada porque son títulos que engloban grandes épocas y personajes con los que hemos crecido y disfrutado un montón. De los que obviamente, queremos tenerlo todo-todito-todo de ellos. Grandes etapas además que si bien no caben en un sólo integral se recogen en dos o tres, pero series completas en definitiva que jamás pensamos que volveríamos a tener. Os lo digo en serio, muy en serio, estos volúmenes son crema, cremita de la buena, la primera etapa Marvel en la que Conan El Bárbaro se abría paso en la Casa de las Ideas comenzando así, un nuevo éxito dentro del mundo del noveno arte. Con diamantes en bruto incluídos aquí como es Clavos Rojos. Para mí, la mejor historia de Conan El Bárbaro escrita jamás. Autores, ilustradores que nacieron con el don. Que estaban en el justo lugar y momento, y que las maquinaciones de Crom, o de eso que algunos llaman “destino”, quisieron que formaran parte del mejor personaje de la fantasía épica medieval, espada y brujería, o como queráis llamarlo; el mejor personaje traslado al cómic de la historia.

Hace unos meses se dio una enorme primicia: los derechos de Conan regresaban a Marvel después de una larga temporada. Todos sabíamos que llegarían ediciones jugosas, cositas muy buenas, por Crom, si es que ya lo tenemos delante.

Reseña: The Magic Order. Libro Uno, de Mark Millar, Olivier Coipel y Dave Stewart

Mark Millar goza de un enorme poder. La Atracción. Con cada nueva serie que publica, uno se siente atraído irremediablemente por leerla. Son grandes éxitos dentro del mundo del cómic los que le avalan. Además, títulos que muchos han pasado a mejor vida, es decir, a la gran pantalla: Kick Ass, Kick Ass 2, Wolverine: Old Man Logan, Super Crooks, Wanted, la idea original de Civil War es suya… Y por supuesto, cómics tan geniales muy dignos de ser llevados al séptimo arte como Nemesis, Crononautas, Superman: Hijo Rojo o su más reciente Jupiter´s Legacy. Un maestro. Un tipo con el don de la atracción, pues una vez has leído algo suyo, lo siguiente, quieres probarlo. Así llego a la novedad que acaba de publicar Panini Cómics, el primer tomo que recopila la serie The Magic Order.

Tras la ambientación de Harry Potter con la que algunos reseñadores han comparado este cómic, más en el ámbito de la fantasía adulta madura, The Magic Order se centra en un grupo de cinco familias de magos que han estado manteniendo el mundo a salvo de terrores sobrenaturales durante miles de años. Comenzando con el asesinato de uno de los suyos, la Orden sospecha que Madame Albany y su clan son los culpables. Entonces todo cambia, la familia Moonstone comenzará a protegerse de quien está tratando de asesinarlos. Se nos presenta así y en profundidad a esta familia: Leonard Moonstone y sus tres hijos, Cordelia, Regan y Gabriel. Todos tienen defectos a su manera, y Millar escribe una caracterización maravillosa para hacer que valga la pena preocuparse por esta dinámica familia fracturada. Cordelia, en particular, encarna el sentido del humor negro de la escritora en su mejor momento como la oveja negra de la familia que no obedece las reglas; y en una secuencia hilarante, traumatiza a un grupo de niños pese a ser animadora infantil. Me encantó. Conocemos un mundo donde nunca hemos visto un monstruo. Es este. El tuyo, el mío, The Magic Order es la razón por la que dormimos tranquilos cada noche. Alguien de esas cinco familias de magos lucha casi cada día contra un enemigo. Durante el día, viven entre nosotros como nuestros vecinos, amigos y compañeros de trabajo, pero de noche, son hechiceros y magos que nos protegen. A menos que la oscuridad ataque primero. Pero con cada mago brutalmente asesinado, Madame Albany se acerca un paso más al poder oscuro del Orichalcum. Mientras tanto, The Horologium, un monstruo liberado de la cuarta dimensión, empieza a destruir el tiempo y con ello vidas humanas.

The Magic Order es el primer cómic para Netflix de Mark Millar. Así que ya imaginaréis que significa eso. Dibujado por Olivier Coipel (Amazing Spider-Man, Thor) con una idea muy cercana a otros títulos de Millar, y con un maravilloso coloreado del gran Dave Stewart, se crea una nueva obra para el denominado Millarworld. Ese mismo en el que transitan cómics que el creador publica con la idea de ser adaptado a otros medios. Y The Magic Order no es una excepción. Para nuestro deleite.

Dicho esto, hay mucho por disfrutar en The Magic Order. Es curioso como uno siempre queda encantado con lo que Millar propone. En este caso, se reduce a personajes genialmente labrados, en especial, la familia Moonstone. Teniendo en cuenta que es una trama terriblemente más madura que Harry Potter (¡ay dios, lo que hay que oír!), en términos de sexo y violencia, por ejemplo; hay un puñado de páginas en las que Millar muestra un uso ingenioso de la magia. Especialmente, cuando se trata de las muertes que se van sucediendo. Todo lo cual es visualizado en gran medida por el artista Olivier Coipel, quien idea algunos diseños geniales para estos magos y su mundo.

Nuestro mundo.

Reseña: El Inquisidor, de Gianfranco Manfredi y Antonio Lucchi

Se abusa con frecuencia del término cómic visionario, y sin embargo, aún no lo he oído de títulos que verdaderamente lo merecen. El Inquisidor, la nueva publicación que trae Panini Cómics dentro de su sello alternativo con el acuerdo de publicación que hizo con Sergio Bonelli Editore con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español; es un buen ejemplo. Sin duda, de cómic visionario. Por que parte de un prolífico autor también portador de dicho término. Gianfranco Manfredi (1948) es un cantautor, actor, escritor y guionista de cómics italiano, el cual suele incluir elementos quiméricos en sus historias en contextos históricos meticulosamente estudiados. Y ha tratado casi todos los géneros posibles. Con El Inquisidor, por ejemplo, el guionista nos traslada a la Galicia de principios del siglo XVII, para contarnos una historia de magia negra, brujería y amores truculentos.

También demuestra su valía en este cómic Antonio Lucchi (1978); diseñador gráfico y fotógrafo que trabajó varios años en el mundo 3D para videojuegos. Aunque dentro de lo que nos interesa, actualmente forma parte del grupo de trabajo para el personaje de Adam Wild, la más famosa creación del maestro Manfredi. En El Inquisidor, Lucchi se mueve como pez en el agua; desde las ya espectaculares ilustraciones en blanco y negro, a una obra totalmente en color, en la que cada viñeta es prácticamente una pintura. Leyendo El Inquisidor, uno tiene la impresión de estar avanzando en un viaje extraño junto a los protagonistas. De vivir un sueño, que en algunos momentos adquiere la categoría de alucinación. Y tan bien conseguido está el guión para con el dibujo, que se llega a tener sensación de vértigo. Es increíble cómo Lucchi logra obtener al mismo tiempo originalidad, belleza en ciertos paneles y variedad de atmósferas (gradualmente oscura, soleada, gótica, de ensueño). La expresividad de los personajes y también el dinamismo de las escenas de acción, con duelos a espada viva, brillan.

España, 1610. La bella Amanda es acusada de usar la magia negra. Por causas del destino (o no), irrumpe en la vida de Luis de Santiago, un inquisidor que odia la brujería, hombre de fe, sin prejuicios, pero sobre todo un hombre de mente abierta que sabe llevar falsedades y abusos. Es un hombre que ejerce el poder (y puede hacerlo terriblemente), pero no es un esclavo del poder ni se mueve solo por la lujuria de poseerlo. Lo que también subordina a la hermosa Amanda que pasea su corazón alrededor de Santiago… Una historia llena de giros, traiciones, detalles históricos e ingreso a lo sobrenatural (como la hermosa portada de Aldo Di Gennaro) que ya lo anticipa. Es una de esas historias de las que contar poco, es spoilear mucho. Aun así, el propio Manfredi la describió muy bien en una reciente entrevista: «La historia se desarrolla en España en el siglo XVII. Protagonistas: Santiago (un inquisidor disidente), Gonzalo (un espadachín a su servicio), Amanda (una morisca acusada de brujería y provisión de aborto), Barbàn (un niño gitano con poderes misteriosos), Vasco (un amigo de la infancia de Santiago, pero un seguidor de la Espada Blanca, un culto dedicado a la pureza de la sangre), Djiin (la versión horrenda del genio de Aladin) y las horribles criaturas hechas de odio y viento, traídas de la más popular tradición oriental. ¡Una buena ensalada!».

Una historia que goza de personajes genialmente creados y realistas. El pequeño Barbàn, un niño descarado con dones y misterios en su interior, es sencillamente brillante. Un contexto histórico y religioso preciso… Obras que se esperaban hace tiempo, muy buenos títulos que brotan de la tierra de la pasta y la pizza. El buen cómic europeo que uno debe leer para ser objetivo con todas las lecturas que le rodean. Lo realmente bueno, cuesta encontrarlo.

Reseña: CapaBlanca Volumen I, de Joan Mundet

Panini Cómics acaba de publicar dentro de su sello independiente Evolution Comics un primer integral de la serie Capablanca, del genial ilustrador Joan Mundet. Un buen primer volumen integral con historias del personaje ahora tan en boga del autor catalán. Una obra que muchos esperábamos leer en un bonita edición en tapa dura, a color, con una estructura y papel magnífico tal y como se merece disfrutar de estas historias. Llega por fin a nuestro país un primer volumen en formato ideal, después de su éxito en Italia, aunque aquí ya era publicada en blanco y negro por Amaníaco Ediciones.

Este primer volumen de Capablanca contiene en su interior tres novelas gráficas que no son otra que pura aventura, recreación histórica, espadeo y libertinaje. Correcto, es lo que estáis pensando, todo con un tono muy a lo Capitán Alatriste. Pero en otros detrimentos se las ve y se las desea Joan Muntada, un anti-héroe medio que bambolea en la Cataluña y España de inicios del siglo XVII. Un tiempo en el que las calles de Barcelona son pisadas por Miguel de Cervantes, el bandolero Perot Rocaguinarda, el capitán Alonso de Contreras o el conquistador Juan de Orpín. Y es obvio que el autor sepa manejar bien estos lares, pues ya fue recreador gráfico de las portadas del Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte, e incluso adaptó al cómic dos de sus títulos con guiones de Carlos Giménez.

A Cara o Cruz es la primera de las aventuras. Nos trasladamos a Llacera (un pueblo de Barcelona) donde comienza sus andaduras un joven Joan Muntada el cual se cruza con los últimos días del bandolero Caracreu. Joan es un chaval que va recibiendo palos de la vida a la vez que se hace hombre. Una madre que hace años que no ve muere en circunstancias nefastas. En su vida se cruzan familiares, amigos y conocidos, el secretario Gaspar, Jerónima, Sebastià, Janot…; que conformarán sus primeras experiencias en la vida. La llegada de Don Rodrigo de Ucero le aporta un grado de libertad y conocimiento al muchacho, sin embargo, no todo es felicidad, pues el bandolero Caracreu hace aparición con un secreto tras él que nadie espera. Además de repartir maldad allá por donde pasa. Caracreu adopta como sirviente a Joan, quién acumulará conocimiento, vileza y un nuevo modo de ver la vida. En Dos Muertes, Joan sigue malviviendo en Llacera, no obstante, el recuerdo de lo ocurrido con Don Rodrigo le persigue y después de una trifulca con Sebastià, se ve obligado a huir a la Barcelona de la época. Un mundo totalmente diferente, abierto a cantidad de posibilidades tanto buenas como malas para la supervivencia. Y donde la muerte de un amigo desencadena una tragedia en la que Joan Muntada se ve envuelto sin remedio. El Pozo del Olvido es la tercera novela gráfica y última que encontramos en el tomo. Donde Joan, el jovenzuelo bastardo, es condenado por un delito que no cometió e intenta sobrevivir en una cárcel de las duras-duras de la época.

Contó el autor Joan Mundet en una interesante entrevista que le hicieron en zendalibros.com que Capablanca está basado ligeramente en un bandolero de leyenda de la comarca donde vivía. Sin datos históricos concretos, sí que encontró información de un bandolero llamado Joan Muntada que efectivamente existió. Se topó con una gran referencia en su labor de investigación: estaba en la lista de bandoleros de Perot Rocaguinarda que fueron perdonados a cambio de servir durante diez años en el tercio en Italia. Esto le gustó y a partir de entonces, decidió utilizar la fabulación para unir a los dos personajes. Al legendario y al real, y así recrear la hipotética vida de un pícaro-bandolero-soldado del siglo XVII al que terminarán por llamar Joan Capablanca.

Joan Mundet es responsable de haber dibujado las imágenes más creíbles del rostro, cuerpo, manera de moverse y actuar, así como del entorno y de las situaciones vividas del Capitán Alatriste. Borda esta temática. Y es en Capablanca donde esplende con una serie propia, una nueva urbe, un nuevo entorno donde pícaros, carceleros, bandoleros, engaños y traiciones, cobran vida.

Reseña: La Primavera del Comisario Ricciardi. La Condena de Sangre, de Maurizio de Giovanni, Brancato y Stellato

Entre los grupos editoriales de Panini Cómics y Sergio Bonelli Editore hubo un acuerdo con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español. Obras que se esperaban hace tiempo, pues muy buenos titulos brotaron de la tierra de la pasta y la pizza durante un tiempo. Desde entonces, ya han aterrizado tres obras. Primavera del 68 creo que no es mi tipo de cómic, aunque no descarto leerlo algún día. ¡Pero mamma mía!, lo que disfruté con Dragonero. El primero de todos, un buen relato de fantasía épica con una presentación a todo color enriquecida, ya que estos fueron obras en sus inicios elaboradas en blanco y negro.

Después de devorar dicho tomo, tenía ganas de más y me enteré que el siguiente en publicación era La Primavera del Comisario Ricciardi: La Condena Sangre, otro de los recomendados de la Bonelli, esta vez tocando el género negro y/o detectivesco. Uno de los cuatro casos protagonizados por el famoso Comisario Ricciardi. ¿Cómo? Ricciardi. Un personaje creado por el escritor napolitano Maurizio De Giovanni. Un comisario de policía, protagonista de algunas novelas de detectives y cómics ambientados en los años treinta del pasado siglo. Pero no en cualquier lugar, durante los años más fascistas de la ciudad de Nápoles. Hasta aquí todo muy liviano, o mejor dicho, casi normal en este tipo de obras; un entorno de asesinatos con un lugar de fondo político inestable. Normal no, pero algo visto sí. Pero, ¿y si os dijera algo curioso y para mí súper chulo sobre Ricciardi? Ahí voy: Ricciardi tiene un don. Algo que lo diferencia de los demás. Tiene el poder percibir las últimas palabras y las últimas sensaciones de las víctimas que han sufrido una muerte violenta (tanto accidentes como homicidios), cuyo fantasma ve en el lugar donde dicho ser perdió la vida… ¡Wow! Un poder que descubrió cuando era niño, cuando, caminando por los viñedos que pertenecían a su familia, encontró el cuerpo de un granjero que luego fue descubierto por otro campesino. No obstante, saber de estos males, le hace vivir en un constante ambiente de tristeza, ya sabéis, rodeado de presencias de cuerpos destrozados en accidentes y sobre todo, esas ansiadas últimas solicitudes de ayuda que nunca llegaron…

Pero en una de sus investigaciones, conoce al brigadier Maione que vive en los barrios españoles y lo suele ayudar bastante después de que su hijo también policía, fuera asesinado y Ricciardi le contara sus últimas palabras. Otros personajes destacables son el médico racional y antifascista Modo quien es médico forense y el femminiello (una figura típica de la cultura popular napolitana tradicional, un hombre homosexual con marcada expresividad femenina) Bambinella, que le suele contar los alcahueteos de la ciudad.

Ricciardi está convencido de que, en la base de cada crimen, el motivo del culpable se puede reducir a dos razones: el hambre o el amor. Cuando trata con un caso, no deja de trabajar en él hasta resolverlo. Ricciardi tiene un profundo sentido de la justicia que lo impulsa a investigar a fondo todas las facetas de un caso, incluso después de obtener una confesión del presunto delincuente. Jamás de los jamases enviará a un inocente a la cárcel. Inteligente, recto y con gran intuición es un personaje que deseo seguir leyendo. Así que animo muy mucho a Joseba Basalo (Editor de los Bonelli para Panini Cómics) a seguir trayéndonos más títulos del personaje…, aunque parece que sí por que para mayo Panini ya ha anunciado el siguiento tomo. 

Un personaje molón que en apariencia no tiene interés en su carrera, razón para ser bien considerado por sus superiores ya que así, a menudo, pueden tomar el mérito de sus éxitos, como suele hacer el asistente del jefe Garzo. La Primavera del Comisario Ricciardi: La Condena Sangre se centra específicamente en la segunda investigación. Un caso terrible donde la adivina Carmela Calise es descuartizada en su casa de Nápoles. Abril de 1931. Con su habilidad de médium llenaba de ilusiones a muchos pero también irritaba a otros. El Comisario Ricciardi pondrá rostro a su asesino… Amantes del género negro, os presento a un personaje original como pocos.

Reseña: God Country, de Donny Cates y Geoff Shaw

Si bien ya no se suele hacer por atribución infantil, algunos lectores (¿de toda la vida?) intentan desprestigiar a los cómics agarrándose a la idea de que, «donde esté un buen libro…». A todos esos con los que consigo hablar en persona, siempre los sentencio con la misma frase: «Ya hace bastante tiempo que las mejores historias se publican en formato cómic». Y soy consciente que nunca es bueno generalizar: si el mundo del noveno arte es amplio en cuanto a títulos, el de la literatura casi lo quintuplica. Sí, no es bueno generalizar y menos en tal desventaja. Pero en mi opinión (un colgado que puede leer más obras en una semana que muchos en un año), os aseguro que desde hace tiempo ya, los mejores momentos lectores (esos de sonrisilla de ¡Wow!), me los está dando el mundo el cómic.

Historias diferentes, independientes, que no esperas. Ahí está el verdadero mithril literario cada vez más difícil de encontrar. Pero ah, cuando lo encuentras… Un ejemplo de todo lo comentado: God Country. Una joyita de Image que acaba de publicar Panini Cómics en formato integral en su sello Evolution. Una alucinante historia con la que se descubrió al mundo Donny Cates (Doctor Extraño, Veneno).

¿La historia de un hombre y su espada?

God Country habla de Emmet Quinlan, un viudo anciano afectado por la demencia, que no es solo un problema para sus hijos, sus arrebatos violentos son más duros de lo que los policías locales pueden manejar. Sin embargo, cuando un tornado azota el oeste de Texas, el señor Quinlan emerge de sus restos. Cambia. La espada, su inseparable arma años atrás que habita en el ojo del huracán, ha venido para darle una mente y cuerpo sano. Vuelve a ser el único hombre con poder suficiente para hacer frente a las criaturas de otro mundo que se le vienen encima… ¿Qué criaturas? Mientras que Emmett Quinlan intenta reconstruir un poco los destrozos que la tormenta ha dejado, algo de otro mundo grita y retumba a través del cielo. Quiere, viene exigiendo el Dios de la Guerra. La Muerte ha venido al oeste de Texas para mostrarle a la familia Quinlan el precio de la resurrección… Después de la tormenta no viene la calma, la batalla por Valofax acaba de comenzar. Y es cuando la verdadera naturaleza de Quinlan sale a la luz.

El arte de Geoff Shaw y los colores de Jason Wordie se combinan maravillosamente a lo largo de esta historia. Digo más, el estilo artístico de Shaw es impresionante desde el principio, pero lo que realmente hace que el integral se destaque sobremanera es la forma en que van evolucionando las ilustraciones. Dibuja un vasto campo de Texas con líneas nítidas y detalles ásperos, consolida la realidad, para más tarde representar un caótico campo de batalla celestial. Un perfecto escenario a lo Kirby, pero actual. Con trazos capaces de transmitir tanto ruido como calma. Me encanta.

Lo dicho. Toda una sorpresa. El mensaje de la historia es genial y está bien elaborado en todo momento. Al final, un relato conmovedor. En general, un contexto de fantasía mística basado en la idea de ese examen mental que nos hará a cada uno de nosotros la Muerte algún día. El que nos llevará a pensar en familia y legado. God Country, de Donny Cates, no es solo una historia sobre una espada mágica. Es toda una epopeya, una alegoría impregnada de temas que nos tocan la fibra. Con algunos momentos brillantes y siempre-siempre un dibujo magnífico y una narrativa que atrapa.

Reseña: Apocalipsis (Vol.1), de Stephen King, Roberto Aguirre-Sacasa, Mike Perkins y Laura Martin

Siempre quise leer una posible continuación de una maravillosa historia de Terror como fue/es Apocalípsis (The Stand), de Stephen King. Uno no pierde la esperanza en cosas así aunque rechinen a primera vista, sobre todo, si se cambia el formato y los autores son otros. Y ahora me dices: ¿por qué no desistir y pasar página? Fácil. Este que os habla a través de sus casi cuatro décadas de lecturas ha vivido/leído/degustado historias de franquicias muy buenas donde las secuelas no brindaban por lo mejor de lo mejor en un principio, aunque no obstante, se me viene a la mente casos espectacularmente buenos como Razas de Noche, de Clive Barker en la extinguida editorial Épic Cómics. Una colección que después del cuarto número (que abarcaba película y novela), siguieron publicándola como una serie de cómics, con una calidad tremendamente alta, que en mi opinión superaba todo lo demás y que por cierto, nadie ha vuelto a reeditar. Fue entonces que mis ojos hicieron chiribitas cuando me asomé a Panini Cómics comprobando que recopilaban en un primer tomo, nada más y nada menos que los dos primeros arcos argumentales de la novela. Qué queréis que os diga, me atrae saber más.

El Capitán Trotamundos es la primera miniserie de cinco que abre el ejemplar, y también el nombre del virus. Con un comienzo tremendamente adictivo nos adentramos en una base secreta del ejército en el desierto de California donde todo se torna en desgracia. Charlie Campion, esposa e hija huyen en medio de la noche, llevando encima un terrible virus para horror de sus semejantes. Una carga mortal: un virus que se propagará de persona a persona como un incendio forestal, provocando una ola masiva de enfermedades y muertes. Probablemente, la última batalla de la humanidad, como dice la sinopsis editorial. Una epopeya nacida de la mente del Rey del Terror como es Stephen King. Que continúa y se complica a cada paso con personajes estridentes como el asesino invisible, el virus súper expansivo, llevándonos entre otros muchos lugares a Atlanta, al Centro para el Control de Enfermedades, donde el gobierno USA curiosamente ha mostrado un gran interés en Stuart Redman, que parece ser la única persona inmune a la infección. Decididos a descubrir por qué, con o sin la cooperación de Stu… Pero… ¿qué significan las pesadillas recurrentes de Stu, sobre un hombre oscuro con ojos rojos parados en un campo de maíz?

A medida que la súper gripe continúa extendiéndose por todo el país, las vidas de las almas pobres como Larry Underwood y Frannie Goldsmith no pueden ayudar, pero pueden verse afectadas por ello. Y a medida que los medios comienzan a expandir la noticia de una guerra química y/o la nueva peste bubónica, las acciones del gobierno estadounidense comienzan a evolucionar, los sistemas legales locales y mundiales comienzan a deteriorarse, y dos forajidos locos y salvajes, Lloyd Henreid y Poke Freeman a aprovecharse de la situación. Asesinato y caos al más puro estilo King. Con unas ilustraciones para rememorar «momentos geniales». Muy buen inicio de adaptación. Un hombre oscuro, un Randall Flagg, maravilloso.

Pesadillas Americanas es el segundo arco argumental. Aquí la contagiosa enfermedad ya ha devastado el país y ahora los pocos sobrevivientes deben recoger las pocas cosas que le quedan y continuar. Larry Underwood busca escapar de Nueva York, Lloyd contempla una opción de cena extremadamente desagradable en la cárcel…, y Stu Redman hace un desesperado intento por liberarse de sus interrogadores. Lo más siniestro de todo, el extraño ser llamado Randall Flagg que continúa su terrible viaje, sin volver a crecer la hierba por donde pasa. Donde aparece por primera vez el Basuras, un seguidor insensato del Mal con un deseo innato de quemar cosas…

¡Mi vida por ti!

A los conocedores de la historia: ¿Recordáis aquel hombre oscuro que te puso los pelos de punta y te hizo sentir incómodo en tu sillón de lectura en tu primer contacto? Ha vuelto. Vuelve a estar en movimiento y siente que ésta es su noche de suerte. En formato ilustrado, nada menos. Un primer volumen de tres que recopilará todo-todito-todo de este titulo en formato cómic. Por mi parte, esperando desde ya ese “más” que tanto deseo saber donde al parecer veremos destellos en el siguiente volumen.

Integrales indispensables para amantes del Tito King.

Reseña: Starr El Asesino, de Daniel Way, Richard Corben y José Villarrubia

Si seguís Desde New York – Crónicas Literarias, debéis tener claro ya desde hace algún tiempo cuán fan soy de Richard Corben. Aunque os delata un poco el hecho de, si estáis leyendo esta reseña, ser un poco amantes también de este genial autor. Y es normal. Hablamos de un maestro que lleva ya casi cincuenta años en el noveno arte. Con un trabajo además que realmente impresiona e inspira a muchos. Y siendo sincero, sí que Corben ha colaborado en argumentos no muy buenos o que no han estado a la altura de lo que uno esperaba; pero que el maestro aparezca en un título significa en un porcentaje muy alto, que la obra se convierte en medianamente buena, solo por el hecho de poder admirar sus ilustraciones. Ilustraciones capaces de empujar una historia al siguiente nivel.

Como decía, aquí tenéis a un declarado fanboy. Me emociona leer y admirar un cómic de Corben y Starr El Asesino, la nueva joyita que acaba de publicar Panini Cómics, no ha sido para menos. De hecho, ha sido uno de los cómics que más he disfrutado en lo que llevamos de año. El guión de Daniel Way de una clásica historia retomada de hace años, ha sido excepcional. Acción, humor negro, amores no correspondidos y odio, mucho odio. Muy a lo Conan en ocasiones, incluso lo que uno de Conan a veces espera.

Starr El Asesino abre contando la historia del escritor pulp Len Carson, quien pasa de la oscuridad a la fama y fortuna escribiendo. Un escritor de género con éxito quien muy pronto, pasa de gastar todo su dinero en coches y mujeres a una decisión repentina de abandonar para salirse de ese mundo de escritor de «segunda división». Hasta que ve que no, y tiene que pedir perdón a su antiguo editor para volver. Pero las musas parecen haberse disipado. Abandonó lo que mejor sabía hacer para escribir narrativa “ideal” para gente culta y ahora… Nada. Así que decide visitar los orígenes de su famoso héroe Starr El Asesino por primera vez. Historia que nos lleva a ver a Starr y su familia teniendo que asomarse a la ciudad por la crisis de hambruna que azota a su clan. Hecho que se volverá fatal.

Starr llega a la ciudad de Zardath junto a dos más de su tribu para realizar intercambios comerciales, pero en las puertas de la ciudad son ridiculizados por dos hermanos debido a que van desnudos. Starr se ofende y golpea a uno de ellos. El hermano del mercader se enfurece e interviene, por lo que Starr encolerizado le destroza la cabeza matándole. La gente aterrorizada se espanta y la guardia del Rey los apresan… Se pone en marcha un giro de acontecimientos que van más allá de ser condenados por asesinato, caída y auge de nuestro héroe. Y aquí es donde el escritor Len Carson sufre un bloqueo de escritor. Hasta que una de sus creaciones aparece en su casa para secuestrarlo y manipular la historia…

Un genial guión repleto de personajes coloridos (y lascivos), como Trull el malvado hechicero, Starr es el personaje principal, pero también muy buenas divas como Tira, una compañera gladiadora de Starr la cual por alguna extraña razón le odia y eso que Starr anda loquito tras ella. También un personaje puntero como Moonja, la cabecilla del acuartelamiento de gladiadores, enamorada de Starr, y ángel de la guarda indispensable. Todos estos iluminados por los lápices de un Corben en estado puro. Creando rostros y estereotipos que se quedan guardados en la retina.

Starr El Asesino es una joyita de cómic que no debiera pasar inadvertida para el buen amante del cómic. Uno de los mejores últimos trabajos del maestro que además se siente respaldado por unos tremendos colores de nuestro paisano y también maestro José Villarrubia. Un complemento maravilloso para relanzarnos un cómic inolvidable.