Archive for Dilatando Mentes

Reseña: La Oscuridad Innombrable, de T.E. Grau

laoscuridadinnombrableSigo descubriendo cositas muy interesantes entre las novedades que se van publicando cada mes. Editoriales descubro a la vez y con obras muy atractivas interesantes para los que amamos el género de Terror por encima de todo. Dilatando Mentes es considerada la primera editorial creada de género fantástico en Alicante. Con ellos, vemos que vamos a tener tarea. Llegan títulos muy interesantes. Un ejemplo de su ideal, de su pensamiento de expansión editora es haber publicado una obra tan curiosa como es La Oscuridad Innombrable, de T. E. Grau. La que fuera obra finalista de los Premios Shirley Jackson de 2015 a la Mejor Antología. Año que por cierto se llevó el premio El Bazar de los Malos Sueños, del gran Stephen King. Ahí es nada. No obstante, por supuesto, eso no quiere decir que las demás antologías no fueran como mínimo destacables. Y a las pruebas me remito:

La Oscuridad Innombrable estrena para mí (y para todo aquel que se decida a ponerse delante) una nueva voz a tener muy en cuenta en la literatura fantástica contemporánea. Entre lo poco destacable que se publica de terror actual, de los libros que molan, sin duda, tenéis que tener en cuenta desde ya, el volumen y antología de relatos La Oscuridad Innombrable. Una recopilación de maldades, casos extraños y susurros fantasmales al estilo de pulps clásicos como Lovecraft, Bradbury o Clark Ashton Smith. Ideas originales mezcladas con la narración ingeniosa del autor, que asegura su puesto con cada escrito dentro del horror literario que propone.

Como todas las grandes historias, lo que realmente resuena en esta antología son los personajes. Siendo normal por su brevedad, y con la menor historia de fondo posible, los personajes parecen sobresalir en estas historias. Parecen reales, comprensivos, frecuentemente trágicos y tan inmensamente simpáticos que no puedes evitar preocuparte por ellos… Y alegrarte de no estar en su situación. Y por lo que he podido ver los personajes que mejor se les da escribir a Grau son los niños. Un buen ejemplo de esto es Alden, el protagonista de El Gran Chapuzón de Gordinflón (Tubby´s Big Swim); o Emily de Estrellita donde estás (Twinkle, Twinkle), una niña que busca a su difunta madre en las estrellas. Ambas historias son trágicas, dolorosamente tristes y plagadas de la emoción cruda que parece a aportar este autor a todos sus cuentos. Además del desarrollo del personaje y las imágenes, otra gran fortaleza que Grau aporta a la página es un control increíble del ritmo. Se toma su tiempo donde lo necesita, alimentando fragmentos de historias de fondo, y te lanza cohetes como un murciélago del infierno. Dejándote sin otra opción que agarrarte fuerte y disfrutar del viaje. Un viaje que pasa demasiado rápido.

Al igual que con la historia de apertura, la historia final La Misión (The Mission), es una historia extraordinariamente sólida. Situada en los días inmediatamente posteriores a la Guerra Civil estadounidense. Al principio parece ser un western sencillo, pero rápidamente da un giro hacia lo extraño, demostrando de nuevo cuán versátil y original puede ser el trabajo elaborado de este autor. Una muestra excelente de su lenguaje colorido y poético, y de su prosa hermosa.

Para una colección debut, La Oscuridad Innombrable tuvo una salida impresionante desde su lanzamiento. Aparte de su nominación al prestigioso premio, fue nombrada también finalista a Mejor Antología del This Is Horror y obtuvo el Premio Dark Muse 2015 en la misma categoría. Pero quiero deciros que hay una buena razón para tanto elogio: el trasfondo y hedor que desprenden estos argumentos a Lovecraft y Bradbury. Reúne catorce cuentos macabros de lo raro y extraño, sugerentes algunos de tal manera que arañan el sistema nervioso con una facilidad que asusta. En general, todos los relatos mantienen un buen nivel pero para mí, el encanto especial se lo lleva de todas-todas la historia que abre el libro. El Gran Chapuzón de Gordinflón es una historia oscura, triste, a veces humorística, de un niño solitario en busca de la mascota perfecta. Con esa historia, Grau demuestra su destreza literaria y agudo ingenio ya en el misma puerta de entrada. Aunque también me gustó mucho Exiliado (Expat), en la que un hombre se despierta en un apartamento extraño con un cadáver en el suelo y sin ningún recuerdo de cómo llegó allí. O Cervezas y Lombrices, una historia muy corta pero extremadamente efectiva.

T.E. Grau tiene una forma de escribir maravillosa. Es un autor al que desde ahora vigilaré de cerca. Su último libro I am the river, está dando mucho que hablar. Pero antes de despedirme no puedo dejar pasar la ocasión de alabar la edición maravillosa que Dilatando Mentes, en su Linea Rara Avis, ha publicado. La Oscuridad Innombrable es en realidad un completo manual el cual contiene junto a los relatos: artículos, ilustraciones, ¡un poster!, pero también pequeñas biografías e imágenes de los grandes referentes del género.

Recomendable al máximo.