Archive for Suma de Letras

Reseña: Un Invitado Inesperado, de Shari Lapena

Los huéspedes van llegando al encantador y remoto hotel en las montañas llamado Mitchell’s Inn. Cada uno de ellos se encuentra allí por motivos diferentes, pero todos esperan que ese fin de semana de tranquilidad suponga un cambio positivo en sus vidas. Una violenta tormenta de nieve los dejará aislados. Entonces descubrirán el primer cadáver, y la horrible verdad saldrá a la luz: tienen a un asesino entre ellos y no hay escapatoria.

Me gustan las novelas de misterio, esa clase de novela en la que debes buscar quién es el asesino. Cuando leí en la portada del libro estas palabras: “Historia policiaca con un delicioso sabor a Agatha Christie”, lo primero que me vino a la cabeza es que era un buen reclamo poner el nombre de esa maravillosa escritora para atraer lectores. ¿Pero sabéis qué? Después de terminar el libro, estoy de acuerdo. Agatha Christie perfectamente habría podido escribir este libro.

Shari Lapena escribió Un Invitado Inesperado con un estilo de intriga muy a lo Agatha. Buscando lo inesperado. Más moderno, eso sí. Los tiempos han cambiado, los personajes se parecen más a nosotros mismos, sus problemas personales son perfectamente los que podríamos tener cualquiera de nosotros. Los fans del misterio y de Agatha Christie estarán encantados de leer este libro. Un libro que te atrapará desde la primera página y os tendrá haciendo conjeturas en cuanto a quién está tras todo este misterio.

Un thriller dosificado que no abruma, alimenta la tensión lo suficiente como para manteneros enganchados. Ninguna prisa por llegar al desenlace. La intriga se teje con habilidad a lo largo de la trama de una manera que os dejará satisfechos. Sabe jugar bien con el lector, crea unos personajes creíbles tratándolos con respeto en todos los niveles morales a pesar de lo oscuro de algunos de ellos. Una trama impecable y un fondo detectivesco moderno creará una lectura emocionante. Pero no es una novela de esas que se usan para relajarse de la lectura de otros libros que necesitan más concentración. En verdad, vais a leer algo con una calidad digna. Me sorprendieron las últimas páginas del libro porque vi lo equivocadas que estaban mis propias conjeturas. Un final resuelto, sin prisas con un toque bien calculado. Yo, desde luego no habría predicho nada de eso. Si buscas un thriller entretenido que te lleve a buscar al asesino, desde luego, este es tu libro.

Reseña: La Hija del Relojero, de Kate Morton

Me encantó la portada del libro cuando la vi. Esa fotografía en sepia de una joven muy hermosa. Al verla, me llevó a pensar en el pasado, en los que ya no están entre nosotros. Por que todos tuvieron una vida que al no ser contada quedará siempre en el olvido…

En el verano de 1862, un grupo de jóvenes artistas viaja a Birchwood Manor, una casa de campo en Berkshire. Tienen un plan: vivir los siguientes meses recluidos y dejarse llevar por su inspiración y creatividad. Sin embargo, algo saldrá mal. Dos invitados inesperados. Dos secretos guardados en el tiempo. Un disparo en la oscuridad. Un siglo y medio después, Elodie Winslow, una joven archivista de Londres, descubre una cartera de cuero que contiene dos objetos sin relación aparente; una fotografía en sepia de una mujer de gran belleza con un vestido victoriano y el cuaderno de bocetos de un artista en el que hay un dibujo de una casa de dos tejados en el recodo de un río. La misma casa que ella recordaba del cuento que le contaba su madre.

Narrada en varias voces, nos sorprenderá la voz de un fantasma que cuenta parte de su vida a través de diferentes personajes. De lo que nos cuenta ese ser, sabremos del pasado de Edward Radcliffe y la propia Birdie Bell. Viajaremos en el tiempo para saber de un asesinato, un misterio, un robo, una reflexión sobre el arte, la verdad y el paso de unas vidas que dejaron huella. ¿Puede existir un amor tan poderoso que alguien se volviera loco al perderlo? Elodie nos traerá el ahora en busca de respuestas. Puede ser que la forma escrita tan pausada y llena de detalles, os de la sensación que es una novela lenta. Pero a mí me encantan los detalles (hasta los más pequeños) y esto gusta dentro de la paciencia de seguir un libro. El no tener prisa. Ni tú leyéndolo, ni en el de su autora al escribirlo. Esto hace que el misterio en si vaya perdiendo fuerza, imponiéndose la narración desde el pasado hasta el presente, eso sí.

Un libro lleno de secretos donde la escritora va dejando pequeños enigmas que luego van encajando a la perfección. Una increíble nostalgia por el pasado envolverá toda la historia, junto a mentiras y traiciones. Poco a poco, entenderéis que es la casa, junto al paso del tiempo, lo más importante. Donde Kate Morton trabajará lo mejor de la novela. Donde crea personajes de distintas épocas y sus situaciones, un todo perfecto en el que no escapa un detalle como en nuestra memoria.

Birchwood Manor, esa hermosa casa de campo, nos irá desvelando su propia personalidad a través de sus antiguos habitantes. Como toda casa antigua que arrastra una tragedia, tendrá su momento de terror. Las consecuencias, las superaciones personales, el tener claro lo que deseas en la vida, la familia, los perjuicios y sobre todo las apariencias, os harán reflexionar de la manera en que unas vidas dejarán su impronta en otras personas e incluso en unas paredes.

Alternando la narración en varios hilos temporales atrapara al lector donde el arte es un elemento muy importante, aunque tampoco faltarán alusiones literarias. Escrita con una ternura envolvente, bella y fluida, el fantasma escuchará ese silencio. El tiempo lo sepulta todo, ya nadie recuerda su verdadero nombre. Nadie conoce los sucesos de aquel verano. Ahora es el momento: Edward y Lily fueron amantes condenados. Dicen que los talismanes más poderosos son las historias que contamos.

Reseña: La Caja de Botones de Gwendy, de Stephen King y Richard Chizmar

lacajdebotonesdegwendySobre el gran maestro Stephen King se ha dicho casi todo. Denostada su literatura, alabada, premiada… es el buen ejemplo de que la constancia da la razón. Especialmente eso, la constancia pues si hay un escritor constante (aunque él nos llame así a nosotros: lectores constantes); si hay un escritor tenaz, ese mismo que después de cuarenta años sigue con una producción increíble de historias, es el Tito King. Y me resulta algo duro tener que defender a un grande después de los años, de los títulos y de lo que ha aportado a la literatura, no de género, a la literatura en general. A ver, es fácil, todo aquel que tenga una enorme producción tendrá altibajos. Pero lo grande de este hombre es que aun así, en su peor momento, es mejor que muchos. Caso cerrado.

Stephen King está de vuelta a sus setenta y un años, vuelve a escribir historias de esas que se graban, que te dejan un buen mal sabor de boca. De las que montadas en el costumbrismo, te ponen la piel de gallina. Historias como La Caja de Botones de Gwendy. Obrita, novela corta, que recién acaba de publicar en nuestro país la editorial Suma de Letras en una edición muy llevadera y basada en un mantra:

«Un chocolate al día realmente mantiene alejado al médico».

Así es como el maestro nos lleva de vuelta a su pueblo favorito, Castle Rock, donde cantidad de historias hemos vivido. Ese mismo lugar de sufrimiento, con cantidad de referencias a sus obras, donde se dan cantidad de historias interesantes en la obra del genio de Maine. La Caja de Botones de Gwendy es esencia, más que una lectura corta, una que se hace demasiado corta. Casi doscientas páginas de trama con algunas ilustraciones de Richard Chizmar. Una obra con cierta intencionalidad de literatura juvenil y sin duda, lo parece. Aunque como adulto quizás disfrutes más de ella, cuando veas/sepas todo lo que acontece.

La Caja de Botones de Gwendy es lo suficientemente entretenida, ideal para la época en la que estamos: tardes, noches de mantita y lectura. Entretenida muy mucho, trama en la que viajamos a 1974 y toda la nostalgia que eso conlleva. Coches, vida de pueblo, la píldora, el amor joven, la escuela secundaria, el primer automóvil, el primer beso… Y por supuesto, lo sobrenatural. Una mezcla de las que gustan y que no veía desde Joyland.

Gwendy es una chica gordita y tímida que quiere perder peso antes de comenzar la Escuela Secundaria, por lo que diariamente sube corriendo unas escaleras empinadas que llevan a un mirador. Un lugar llamado las Escaleras del Suicidio. Una mañana, conoce allí a un hombre extraño llamado Richard Farris que le da una caja con botones. Sabe que no debe tomarla, pero Farris, sin embargo, la convence. La caja es como un joyero pero cada uno de esos botones, al ser pulsados, gozan de propiedades poco razonables. Poco normales y que de forma increíble ayudan a su portador. Pero hay una palanca a la que se puede acceder diariamente y que es un pequeño gozo que todas las personas merecen. De ella brota un chocolatito espléndido con diferentes formas cada vez… Otro botón le aporta a Gwendy (y esto no cambia) un valioso dólar de plata de 1891. Pero hay otros botones por probar y que son totalmente siniestros.

A través de la caja y del paso de los años junto a Gwendy, veremos como la vida de la chica cambia y toma un rumbo inesperado con una serie de sucesos oscuros que se dan mientras inicia la preparatoria para la Universidad. Me da que La Caja de Botones de Gwendy era en principio una idea para novela aún más larga. De al menos trescientas páginas. Una obra que deseas que se extienda pero que quizás King usa para callar bocas (aunque a estas alturas no lo necesita) a todos aquellos que le acusan de meter paja en sus libros.

Un final de los buenos, genial precio y formato. Un verdadero regalo.

Reseña: NOS4A2, de Joe Hill

nos4a2NOS4A2 es una novela escalofriante, llena de suspense sobrenatural, del que empieza a ser para muchos un autor de terror a tener muy en cuenta. A nadie le sorprenderá a estas alturas saber que Joe Hill es hijo de Stephen King. Pero ya es alguien que se ha labrado por sí mismo un nombre dentro de la cultura de género americana, y que es catalogado de maestro en cómics de terror con su grandiosa Lock & Key.

Aunque las obras literarias de Hill no son muchas, debemos destacar por encima de todo la originalidad en los argumentos que propone. ¿Por qué he leído este libro? Por lo que acabo de decir: Joe Hill se caracteriza, sobre todo, por idear unos argumentos locos, seductores y extraños de los que piensas que ningún autor puede salir “indemne” de ellos.

Victoria “Vic” McQueen no es como los otros niños. Ella es buena encontrando cosas. Cosas imposibles, cosas olvidadas y cosas perdidas. Con su hermosa bicicleta, es capaz de cruzar un puente mágico y recorrer distancias imposibles en cuestión de segundos. Sin embargo, crear, mantener y cruzar ese puente se cobra un peaje. Un mal día, Vic se entera de que ella no está sola en dicho mundo sobrenatural. Hay una chica llamada Maggie, un bibliotecario al que llaman Iowa, que también pueden adivinar sus fichas cuando juegan al Scrabble. Y un hombre llamado Charles Manx, que secuestra a niños desde 1938 en su Rolls Royce con una curiosa matrícula donde dice NOS4A2 (Nosferatu). Un coche que lleva a los niños secuestrados a un paraíso de diversiones llamado Christmasland.

Lo que empieza a conocerse es, que este ser es un vampiro de alta cuna. Procede de la Isla de Man y se alimenta de niños, convirtiéndolos en frías y crueles criaturas sin edad, encerrados para siempre en su imaginario mundo a la víspera de Navidad eterna. Tiempo después, otro mal día, a sus diecisiete años, Vic va en busca de problemas, cruza el camino y se encuentra con Manx. Vic pensaba que aquel demonio era una ilusión de su infancia pero no, está allí delante de ella y… ya nada es importante para nadie. Los acontecimientos cambian la historia, Regresará con los años a por sus herederos, dice.

Antes que éste, sólo me ha gustado otro libro de Joe Hill; Fantasmas, una antología de relatos altamente recomendable. El traje del muerto apuntaba maneras pero no rayó mi conciencia terrorífica lo más mínimo. Y eso amigos míos, es lo primero que busco.

Lo bueno de NOS4A2 es que a pesar de sus páginas se lee en nada. Lo digo literalmente. Además, lo que os decía antes: se nota que Joe Hill goza actualmente de un ascenso de nivel creativo. Aquí encontrarás a un chico joven hablando al revés, una chica que tartamudea y se entienden y fantasmas raros en abundancia. Un reino mágico cercano en un principio y odioso en su concepto. Una obra que recuerda a lo que pudo ser una macabra versión de Pinocho.

Algo que me encanta es Vic, la protagonista femenina de este libro. Su infancia no es precisamente feliz – descubre que puede viajar a través de un puente que en realidad transita por el tiempo – por lo que ve a su madre golpeada por su padre (antes de que los abandonara), hecho que su mente había borrado. Sin embargo, ella es fuerte y los tiene bien puestos, y se enfrenta a Manx, con dos pares, cuando se tercia.

Por supuesto, estamos ante una buena novela de terror contemporánea. ¿El mejor homenaje de Joe Hill a la figura del Nosferatu? El tiempo lo dirá. ¿Se merecía un mejor final? De vuestra opinión depende. Lo que está claro es que para mí es un final abierto y que aquí no termina todo. Como a su padre, a Hill le gusta intercalar personajes y Manx da para mucho más.

Si buscas algo refrescante, algo nuevo, una novela para degustar en vacaciones, una historia que recordar por “dónde” la leíste. NOS4A2 es tu novela.