Archive for Nórdica Libros

Reseña: El Último Dragón y Otros Cuentos, de Edith Nesbit

Aunque pueda resultar raro, un autor de Terror está más cerca de que escribir Literatura Infantil que de cualquier otro género. Las fuertes sensaciones que afectan al ser humano, las contrarias, suelen cumplir el más famoso de los principios del magnetismo: los polos opuestos se atraen. Edith Nesbit fue de esas mujeres que ya empezaban a dar sus buenos golpes encima de la mesa en un mundo de literatos inepto y machista de principios del siglo XX. Escribió unos cuantos relatos de Terror que dejó a algunos patidifusos, sí, esa chica escritora y poetisa llamada Edith Nesbit. Natural del Londres, Nesbit viajó por los tres grandes países conquistadores por antonomasia de la historia de Europa: Inglaterra, España y Francia. Fue una mujer descarada (para la época) y lanzada como pocas. Dicen que fue una de las primeras mujeres en fumar en público. Pero lo que nos interesa es que escribió terror, romance, poesía, obras de teatro…, y también libros infantiles con un estilo innovador. Nórdica Libros ha puesto el ojo en ella y ha elaborado un mini-antología que rescata algunos de los relatos de sus famosos libros de cuentos infantiles. El Último Dragón y otros cuentos, mundos mágicos, planos alternativos, obras que por lo visto fueron inspiración pura para grandes maestros del fantástico como C.S. Lewis (Las Crónicas de Narnia) o la más reciente J.K. Rowling (Harry Potter). Y yo, que soy el tonto de los dragones, que me atrae cualquier libro, relato, cómic, cuadro, figura o cualquiet tipo de merchandising que contenga la palabra DRAGÓN; como no me iba a sentir atraído por un libro que se anuncia como “repleto de dragones”, fieros, hambrientos, capaces de comerse a un ejército de hipopótamos… Tratadis (os lo adelanto ya) con una alta madurez. Como dijo alguien: «Dios mio, lo que se aprende leyendo literatura infantil».

La antología de Edith Nesbit, El Último Dragón y otros cuentos, fue publicada en el pasado mes de marzo por Nórdica Libros, una editorial a la que no quito ojo pues gracias a sus titulos clásicos, con ilustraciones tan entrañables, hace que ame esto de leer. Tienen ese toque en sus libros que me retrotrae a mi niñez. A muchas de esas historias que leí junto al fresco de mi ventana en las calurosas noches sevillanas. Buscar la belleza en un libro. Eso he sentido/vivido con esta mini-antología de cinco cuentos de los que disfruté bastante.

El disfrute comienza con El Dragón de Hielo o Haz lo que te ordenen, en el que dos traviesos niños descubren las cosas realmente horribles que les pueden pasar a los niños que se escapan de casa por la noche, como ser llevados al Polo Norte para ser comidos… El Dragón de Fuego o El Corazón de Piedra y el Corazón de Oro, es el más cercano a un cuento de hadas tradicional. Muy completo, con una princesa capturada y un príncipe rescatador. Excepto que el príncipe guarda algunos secretillos y los verdaderos héroes al final son quien menos esperas. Billy, el Rey cuenta como debería ser elegido un rey competente, uno que respete a su pareja y que sea capaz de consolidar reinos dando a cada uno lo que le pertenece. Los Salvadores de su País es quizás mi historia favorita de esta pequeña antología. De pronto, surge una repentina plaga de dragones en toda Inglaterra. Al principio, nadie cree a los niños que los vieron, pero a medida que los dragones crecen y se multiplican, se convierten en un enorme problema que nadie sabe como tratar. Afortunadamente, un inquieto niño y su hermana sí que están preparados para hacer algo. Incluso cuando San Jorge ni siquiera puede.

El Último Dragón es la historia de… el último dragón. Por supuesto, la princesa debe enfrentarlo y ser rescatada por el príncipe. Pero la princesa piensa que esto es una gran vergüenza y ¿no sería mejor charlar con el dragón con algunas palabras amables e invitarlo a unas galletas? La historia de un dragón totalmente contrariado.

Historias frescas, divertidas e inteligentes, que se leen de una sentada. Una edición bonita, bellísimamente ilustrada por Rocío Martínez, un ejemplar digno del mejor regalo tanto para peques como para cualquier adulto lector que se precie.

Reseña: El Día antes de la Revolución, de Ursula K. LeGuin

eldiaantesdelarevolucionEs bueno, muy bueno, que de algún modo u otro podamos acceder en español a grandes obritas de Ciencia Ficción. En especial, si son Premios Hugos, Nebula o Locus de años tan especiales para el género como fueron las décadas de los 70s y 80s. Nunca es tarde para eso. Es lo bueno de la CF. Apenas envejece debido a la variedad con que sus argumentos pueden ser tratados. Y así me encuentro en un formato más que recomendable no solo para lectores ávidos de originalidades, sino también por el que animo a las editoriales a ir publicando más de estas grandes obras de aquellos grandes premios; llega El Día antes de la Revolución. De la consagrada autora Ursula K. Leguin, un relato que apareció por primera vez en agosto de 1974 en la extinta revista Galaxy. Pese a que lo leí hace unos veinte años, en la antología Las doce moradas del viento, nada que ver con hacerlo como narración ilustrada en una edición tan amena y llevadera como la que propone Nórdica Libros.

El Día antes de la Revolución es un cuento que sirve como antesala al gran éxito de la autora como fue su novela Los Desposeídos. El relato cuenta un día en la vida de la famosa anciana Laia Asieo Odo, la cual ideó una revolución que condujo a la independencia a la sociedad anarquista del libro. De hecho, narra el día anterior a la Revolución, además de ser el último día de su vida. Seguimos el resplandor de sus sueños acerca de su esposo difunto, la observamos levantándose en una casa organizada por la comunidad, conociendo invitados, saliendo a las calles, sintiendo la huelga general de la sublevación, la lucha a la que no se puede revelar, la lucha contra su edad y ante la que su cuerpo falla y apenas tiene fuerzas. Su fealdad, pero también su deseo para el sexo. Odo es aquí la protagonista al cien por cien, la decadente ya líder de la Revolución que dio lugar al odonianismo, sociedad anarquista por antonomasia del universo creado por LeGuin. Un marco en el que la autora se dedica sobre todo a hablar sobre Odo, no sólo como ideóloga de la Revolución, sino también como persona.

Un relato ganador del Premio Nebula en 1974 y Locus en 1975. Ahí es nada. Entiendo que si has leído la reseña hasta aquí, hay muchas posibilidades de que ya sepas quien es Ursula K. Le Guin. Pero si no, te diré que es de las pocas autoras que despuntó en la CF con sus novelas y cuentos en una época tremendamente buena para el género. Y con una producción abundante: ha publicado quince novelas, tres colecciones de poemas, varios libros para niños, dos volúmenes de ensayos y cinco libros de relatos breves.

En la edición que tengo entre manos, aporta sus diseños Arnal Ballester (Barcelona, 1955), una ilustradora que ha desarrollado la mayor parte de su trabajo en el campo editorial como ilustradora de libros y como portadista. Obteniendo en 1993 el Premio Nacional de Ilustración de Libros para Niños del Ministerio de Cultura, en 1994 el Illustrators of the Year Award de la Fiera del Libro per Ragazzi di Bologna-UNICEF y en 1995 el Premi de la Crítica “Serra d’Or”, tres veces por su trabajo en la serie Los artísticos casos de Fricandó (Ediciones Destino); por acercar el arte contemporáneo al mundo infantil.

El Día antes de la Revolución es sobre todo una historia emotiva, llena de recuerdos agridulces pero también de valoraciones realistas. Indispensable para entender a día de hoy ciertos valores.