Reseña: El Poder de Warlock. La Saga de la Contratierra, de Roy Thomas, Friedrich y Kane

Fue a principios de los 60 cuando por fin se liberó en USA toda una gran variedad de libres pensamientos, imaginaciones y grandes sueños, que desembocaron en el mundo del cómic. De donde surgieron cantidad de jóvenes promesas de rumbo incierto que terminaron por ser guionistas, autores y dibujantes de cómics. Los objetivos eran sorprender al lector constantemente y esta era una de las premisas de Roy Thomas, guionista, editor y culpable de Warlock; además de la introducción de Conan en el mundo de los cómics entre otras muchas virtudes. Pero Thomas quiso intentarlo con superhéroes también y tuvo una idea original: crearía una historia que bailara al son de la obra más famosa del momento, el film musical Jesucristo Superstar. Roy Thomas formó equipo con el dibujante Gil Kane y recuperaron un personaje antiguo creado por Stan Lee y Jack Kirby y se pusieron al tema. Y es ahora, marzo de 2019, cuando Panini Cómics vuelve a poner el candelero dicho proyecto. La recuperación de una de las grandes obras del cómic.

El Poder de Warlock: La Saga de la Contratierra llegó en los 70s. Narra los comienzos del personaje y su nueva introducción al Universo Marvel con historias audaces que nos llevan a aquellos buenos momentos con los que alucinábamos en su día. El comienzo viene de la mano de El Alto Evolucionador, un ente, un Dios, que surca el espacio en su nave espacial con un proyecto en mente: crear una Tierra ideal en el que reine la bondad de sus seres. Un nuevo mundo fuera de toda maldad en el que prospere la vida y él pueda vislumbrar como es posible que el bien exista en soledad. Para ello con un trozo de roca de la Tierra original, a partir de ahí, forma la Contratierra, la cual ubica en el Sistema Solar, justo al otro lado el Sol, para que jamás pueda saber de ella nadie y crezca independiente y feliz. El Alto Evolucionador cuida de ella desde sus comienzos, vela en cada momento para que no surjan seres humanos que ideen grandes guerras, no a los conflictos que deparen catástrofes. Todo debe ser bondad y bienestar… Pero mientras traza su plan, El Alto Evolucionador encuentra un trozo de membrana espacial flotando y la recoge. Cuando sus potentes aparatos la examinan, encuentran a un ser dentro que empieza a hablar. Se llama a sí mismo Él. Reconoce haber estado en la Tierra, donde algunos le llamaron Adam Warlock. El Alto Evolucionador, viendo su paz interior, decide contarle su plan sobre la creación de una Contratierra. A Warlock le gusta la idea pero tiene muchas preguntas. Muchísimas. El Alto Evolucionador decide seguir adelante, y del trozo de roca crea la Contratierra, pero entonces aparece un ser que no recordaba, El Hombre Bestia, también creado por él y el cual le odia por hacerlo. El Hombre Bestia ataca la nave, Warlock no puede salir de la membrana aún, y en la lucha con su creador, El Hombre Bestia escapa para hacerle daño donde más duele a su padre: se instalará en la Contratierra y esparcirá por allí a sus esbirros y dotará de Mal un mundo que aún nadie conoce. Un mundo hasta el momento ideal, sin males, pero también sin superhéroes…

Warlock es un personaje que tuvo su origen en la Tierra, a finales de los 60, en la colección de Los 4 Fantásticos. La nueva colección de Warlock acabó en 1976, pero Jim Starlin, el guionista que lo llevó a la cumbre a Él y a todo a lo que acaba en… Infinito; fue cerrando grandes argumentos intergalácticos e incluso creó (y sigue creando) novelas gráficas conclusivas. Quería asegurarse que ningún autor siguiera escribiendo acerca de Warlock y Thanos. Sus dos grandes creaciones por excelencia.

El Poder de Warlock: La Saga de la Contratierra es de esos cómics indispensables que todo amante del pijameo debería tener. Como poco, leer. Releerlo cada año como muchos hacemos. Una saga indispensable por muchas razones. La principal es que se hacen cantidad de referencias a ella (aún a día de hoy) en colecciones de Thor, Hulk, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores… Una historia que parte de la idea principal de que hemos sido creados por un ente superior de otro planeta y, ¿quién puede levantar la mano y decir que no ha pensado en ello alguna vez?

Una idea original que hace que te plantees ciertas cosas. El Hombre-Bestia apareció en la Contratierra y les fastidió el plan, por lo que: ¿es inevitable un mundo sin maldad? La recuperación de un conjunto de cómics geniales. El resultado es un volumen tan interesante como original. Imposible perdérselo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *