Archive for Espuela de Plata

Reseña: Vampiros, de Alexéi K. Tolstói

vampirosHace unos veinte años, en una de las cientos de antologías de relatos de Terror leidas, fue el notable escritor Alekséi K. Tolstói (1817-1875) quién me hizo ver que existía otro tipo de vampiro. Que existía también una corriente literaria que utilizaba dicha figura de otra forma; un poco más alejado del romanticismo que englobaba al Drácula, de Bram Stoker. Que prometía más horror con el costumbrismo como máximo exponente, en especial, historias desarrolladas en los países del Este de Europa, pero en regiones, aunque cercanas a la famosa Transilvania, diferente y con otro modo de ilustrar dicha figura tan propensa a la leyenda. Fue La familia Vurdalak, de Tolstói, el relato que me hizo amar aún más dicha imagen. De hecho, me cambié de bando y ya no quería saber (por un tiempo) nada más del vampiro moderno fructificado de tantas películas.

Fue este tipo de vampiro del Este. el que al despertar primero va a por los de sus familia por que son los que recuerda en primera estancia. Seres deleznables que se pueden reconocer por chascar constantemente la lengua. Los que vuelven y siguen viviendo entre los suyos como si nada a la espera de oler su… Fue este tipo de vampiro el que deseaba de nuevo leer. Seguir con más de esas historias de época clásica, popularista, revolucionaria de grandes ciudades europeas pero comunistas, con gran separación entre clase alta y baja. Leyendas agrarias que asustaban a los bien acaudalados. Leyendas arraigadas entre el populacho que tomando como ejemplo esa base de historias eslavas sobre seres malignos chupasangres, prometían un momento maravilloso de lectura. Y todo eso me lo dio Alekséi K. Tolstói en tan solo una historia. Un escritor que crea con muy poco tramas la mar de interesantes. Mas, dicen que su éxito literario se vio eclipsado por dos hechos: la fama de su primo lejano Leon Tolstoi (Guerra y Paz) y por escribir fantástico. Pero para los que amamos este tipo de literatura, no hay eclipse que valga. Centrado en diferentes figuras de cara región, como el “upyr” ruso o el “vurdalak” eslavo, consigue crear leyendas como cuentos.

Ediciones Espuela de Plata en su sello Biblioteca Más Allá tiene el honor de traernos Vampiros, una antología que reúne seis relatos de diferente extensión, incluso dos de ellos bien pudieran considerarse novelas cortas como es la perla llamada El Vampiro. No obstante, la antología comienza con mi amada historia que os comentaba antes Una familia de vampiros ((llamada normalmente La familia Vurdalak) donde una serie de aristócratas se reúnen para contar historias y uno de ellos irrumpe con una que los deja a todos helados. Una que una vez vivió en primera persona cuando era joven. La de un abuelo que se pone en marcha para matar a un bandolero turco que azota la zona de las estepas para proteger así a sus hijos y nietos. Pero antes de irse les hace una advertencia: si al décimo día no ha vuelto, no contéis con su presencia nunca más. Y si aparece, no abráis la puerta ni escuchéis sus palabras…

Brillante, todo lo que va sucediendo a partir de entonces.

Le sigue otra joya. El Vampiro. Que nos cuenta como un joven aristócrata se ve envuelto en una obscena conspiración vampírica atraído por la delicada nieta de la brigadiera Sugrobina, que parece ser centro de aquella. Pero ya el comienzo de la historia es genial cuando durante una fiesta de época, durante el baile, un tipo extraño se le acerca al protagonista y le dice: qué buena presencia tiene tal, que bien se mueve en la pista de baila cual, que bien se le ve a la Sugrobina… y eso que están todos muertos.

Una construcción magnífica de historia que consigue perturbar al más avezado. Luego siguen historias cortas, algunas curiosas y otras más conseguidas. O de muy diferente corte se podría decir también, sí. Amena cuenta una historia que nos lleva a la ciudad eterna de Roma para descubrir a un cristiano que enamorado tremendamente de cierta dama, blasfema y abandona su religión para liberarse ante los presuntos sacrificios paganos. Pero me ha gustado bastante más Dos días en la estepa de los kirguises, donde una partida de caza a través de las salvajes estepas rusas lleva a un grupo de cazadores a vislumbrar algo inimaginable. En los relatos “curiosos” podríamos encuadrar a Artemi Simionovich Bervenkovsky, en el que encontramos un pequeño thriller en el que un individuo queda atrapado en una aldea y tiene que pasar la noche en la casa de un curioso anfitrión. De los que dan miedo por sus inesperadas reacciones. Y cierra la antología Reunidos después de trescientos años. Otro curioso relato, especial, por ser inédito en español hasta el momento. Y sobre todo por ser en toda su esencia la historia con más corte vampírico de todas.

Ediciones Espuela de Plata lo ha clavado y bien con esta edición. Historias que conviene descubrir y releer cada cierto tiempo. Sólo así verás lo bueno/buenísimo de este tipo de literatura. Vampiros, de Alexéi K. Tolstói, es apasionante, adictiva, y toda una maravilla a conseguir.