Archive for Ciencia Ficción

Reseña: Infinity 8. Guerrilla Simbólica, de Lewis Trondheim, Kris y Martin Trystram

Sabed que uno ya es tan mayor como para declarar que alucinó hace algo más de veinte años cuando vio el film El Quinto Elemento en el cine. Quiso más, de lo que el señor Besson le había puesto delante. De ese estilo de CF quería más. Y sí, cierto que llegué a encontrar los cómics de Valerian, Agente Espacio Temporal (en la BD, aunque aquí Norma Editorial ya ha traído unos cuantos), en los que el director Luc Besson se inspira bastante…. Pero en mí despertó el gusto por una CF diferente, multitudinaria en cuanto a razas compartiendo un mismo universo y desde entonces leí y busqué y busqué obras con este tipo de CF. Esa donde se brinda por el humor. Por eso, la atmósfera sangrienta y desenfadada de Infinity 8 me caló desde el principio. Aunque tengo que decir que las preciosas cubiertas con las que cuenta esta serie que publica en nuestro país Dibbuks, son maravillosas también.

En las profundidades de una galaxia distante navega la nave de Clase A: el Infinity-8. ¿Su destino? La galaxia de Andrómeda. ¿Su carga? No menos de 900.000 pasajeros de todas las razas conocidas hasta ahora. Todos y cada uno de ellos se divierten tomando el Sol con los pies en alto. Y en ella, miles de historias. Este cuarto volumen Infinity 8: Guerrilla Simbólica confirma una vez más que si te enamoraste de la serie desde el primer número (cada tomo son historias independientes y se pueden leer aleatoriamente), la nueva trama te enganchará desde el principio. Un dibujo curioso y atractivo a su manera, el mismo humor y tipo de chistes, especialmente con el teniente acosador de la nave nodriza con el que como simpatices, te partirás la caja.

Cuarto reinicio a bordo de la YSS Infinity y esta vez es Patty Stardust, agente infiltrada en la guerrilla simbólica durante los últimos cinco años, quien tiene que abandonar con urgencia su trabajo y liarse la manta a la cabeza para irse a explorar la necrópolis intergaláctica. Amenazada por el capitán con desvelar su tapadera si no lo hace, deja su arduo trabajo como espía (¡ahora qué todo estaba hecho!) para intentar comprender qué impide que la nave avance. Patty Stardust es la heroína. Infiltrada en una guerrilla post-hippie, neo-hippie o como la quieran llamar esos artistas que practican el amor libre y se fuman todo lo que tiene apariencia de hierba; se lucha por la libertad ante todo. Eso es al menos lo que Patty tenía entendido, pero cuando lo ve todo desde fuera empieza a darse cuenta de ciertas cosas: ¿de verdad, la comunidad es tan pacífica? ¿Qué hay de ese patrón millonario de la guerrilla y qué mierdas pinta en todo esto?

Colores psicodélicos, referencias al universo hippie de siempre, llevado al más lejano de los futuros que los seres humanos han conocido. Canciones homenajes y la música como un todo. Algunas instaladas en la cabeza de músicos y bailarines ranas, de las que os garantizo que cómo las reconozcáis, no se os irán de la cabeza. La agente Patty Stardust vuelve a ser una prota ideal para este serie de descalabros y heroínas de ropas apretadas. Un cómic que funciona perfectamente, siempre guionizado por el (a seguir) Lewis Trondheim, ayudado esta vez por Kris y a los lápices Martin Trystram. Quizás no sea la más densa de las aventuras, pero tiene unos detalles…, unos puntos que… La hacen diferente. Pensadlo. Aún estáis a tiempo de poneros con esta serie desde el principio, si no lo hicísteis ya. Infinity 8 mola. Moló Amor y Cadáveres, moló Regreso al Führer y moló El Evangelio según Emma. Guerrilla Simbólica es más de lo mismo.

Reseña: La Tierra Errante, de Cixin Liu

Siento decir que no he leído aún la aclamada novela El Problema de los Tres Cuerpos, del escritor chino Liu Cixin (creo que se puede escribir de las dos formas). Un libro que tan buena acogida ha tenido mundialmente entre los amantes de la Ciencia Ficción. Una de las novelas más populares publicadas en China del género que por cierto, además de su correspondiente Premio Hugo, tuvo nominación al Premio Nebula del año pasado. Traída a nuestra país por el potente y fantástico sello NOVA, de Ediciones B…, aún no me he puesto con ella. Y cuando iba a hacerlo, me entero que en breve traían La Tierra Errante. Una colección de relatos del autor con el que pensé, sería ideal para introducirme antes con un autor al que algo le temía, sinceramente. Aunque tampoco mucho, pues ya leí hace no mucho uno de estos relatos también aparecido en un volumen en inglés (Invisible Planets) editado en USA por su traductor por excelencia Ken Liu. Y tengo que decir que me encantó. He percibido que el estilo de Liu Cixin es inmediatamente reconocible. Como otros tantos autores con los que hay que tener cuidado si no eres lector asiduo de novelas de CF hard -hablo de esos que escriben términos extraños y lleva un tiempo acostumbrarse a su prosa-, me dijeron que ocurría eso mismo con El Problema de los Tres Cuerpos. De ahí mi precaución. Sin embargo, la prosa de Cixin engancha cosa mala. Combina muy bien sus fascinantes futuros y la manera consciente y autoritaria con que los lleva a la convicción.

La Tierra Errante es la primera historia. Momentos épicos, proyectos de ingeniería gigantescos… Con la amenaza de la desaparición del Sol, la humanidad se embarca en un ambicioso proyecto para sacar a la Tierra de la órbita solar y dirigirla a un nuevo hogar. Todo mezclado con impactos tecnológicos, geológicos y sociales junto a las experiencias personales del personaje principal. Convertida en film y estrenada hace poco, se vuelve muy interesante.

Pero hay más. Montañas es uno de esos relatos chulos donde la vida cotidiana del personaje principal se cruza con una visita extraterrestre. ¿Una oportunidad para conocer y aprender sobre una cultura alienígena? La fijación de Feng Fan en las montañas lo lleva a ser el único humano en interactuar con una especie de otro planeta con un origen profundamente diferente al nuestro. Me recordó a un relato de Greg Egan que leí hace bastantes años, y también a uno de Ted Chiang llamado Exhalación. Magníficos todos.

El Sol de China vuelve a llevarnos a otro proyecto de macro-ingeniería, pero con la historia personal del progreso de Shui Wah; un aldeano pobre, un hombre común, en lugar de un heroico astronauta.

En beneficio de la humanidad es original como pocos. Vemos la llegada de no una, sino dos razas extraterrestres a nuestros cielos. Cuyas naves en órbita iluminan el oscuro sendero marcado por el asesino profesional, el Dientes, mientras asume un contrato inusual en medio de un futuro incierto. Una vez más, una invasión que no es lo que parece.

En un giro inusual, Liu Cixin aparece como personaje en su propia historia en el cuento apocalíptico de virus informáticos llamado Maldición 5.0. El virus del mismo nombre se vuelve más y más destructivo a medida que pasan las páginas. Cixin, el personaje, se vuelve filosófico sobre cómo sus visiones de destrucción literaria no son tan terribles como experimentar la realidad.

Cinco relatos más se aportan: La Era Micro, El Gran Devorador, ¿Quién cuidará de los dioses?, Con sus ojos y El Gran Cañón de la Tierra. Historias que dejaré que descubráis por vosotros mismos. Una antología que se vuelve genial y valiosa con cada nueva historia. La Tierra devastada en la mayoría de ocasiones, exploradores interestelares solitarios que regresan cuando ya no queda nada, una raza de lagartos invasora que nos ataca, tramas vinculadas a valores tradicionales chinos como el respeto a los ancianos, la lealtad familiar y la hospitalidad. El impacto de dos mil millones de extraterrestres geriátricos que se establecen en la Tierra…, jajaj. Maravillosa y divertida idea.

La Tierra Errante es una colección de historias diferente. Maravillosa… Perdonad, pero este calificativo no se me iba nunca de la cabeza mientras leía. Ciencia Ficción dura en ocasiones, pero a la que te enganchas y deseas leer más y más. La originalidad, lo diferente, los pensamientos de un autor oriental sobre el género que tanto nos gusta. Liu Cixin llega pegando fuerte. El autor más en forma de China ya en mi objetivo.

Reseña: Star Wars. El Imperio Contraataca, de Ryder Windham

Viene perfectamente al caso esta reseña para comentar a más gente la conversación que tuve hace unos días con unos amigos, bastante entendidos en el Universo Star Wars. Fue que mientras lo hablaba, y me sorprendía, que ya estaba pensando en cómo algo así había pasado desapercibido para muchos fanboys de una franquicia tan importante. Me sorprendió ver que ninguno de ellos (3) era consciente de un detalle bastante importante sobre las novelizaciones de las películas. My friends, las novelizaciones sí que deben ser atractivas para todo fan que se precie. No son solamente lo acontecido en los films lo que vais a encontrar. En el mundo de Star Wars, después del pelotazo dado con el Episodio IV: Una Nueva Esperanza, desde el primer momento que comenzaban a trabajar en un nuevo titulo, entre otras cosas, se daba via libre a la novelización de dicho film en producción. Sabéis que uno de los puntos fuertes de esta franquicia es el marketing y merchadising que le rodea, así que muy fácil, se le daba el guión al autor asignado y éste llevaba al mundo literario la película. Pero, ¡oh, amigos míos! Si lo pensáis, muy pocas veces el proyecto fílmico queda totalmente fiel al guión al terminarse de rodar. En el transcurso se cambian bastantes cosas y en la post-producción aún más. Sobre todo, hay variabilidad en ESCENAS NUEVAS. ¿Y qué hay más emocionante que encontrar escenas nuevas en una historia que te gusta? ¿Os atraen las escenas post-créditos? ¿Os llaman los Blu-Rays con escenas nunca vistas? Estamos en el mismo bando, ¿no? No lo podemos evitar. Y si ahora a más de uno le pongo en conocimiento de que esas escenas y encuentros que nunca vieron fotograma (o no de esa forma), se pueden encontrar en estas novelizaciones que partieron del guión inicial… El hype está servido.

La principal virtud, la principal atracción, para que un verdadero fan necesite tener estas novelas. Fácil, fácil, fácil. Recurrir a las fuentes. Una lectura maravillosa con personajes amados desde que uno tiene uso de razón. Libro que por longitud, precio y edición -y que queda de maravilla con todo el Universo Expandido publicado por Timun Mas y Planeta Cómic últimamente-, tras Star Wars: Un Nueva Esperanza, sale a luz en el mismo formato y edición Star Wars: El Imperio Contraataca, de la mano de Ryder Windham. Autor de más de cincuenta libros de Star Wars, el que fuera también en su día editor de los cómics de la famosa franquicia para Dark Horse Comics. Que por cierto, no todo el mundo sabe que Windham trabajó estrechamente por aquel entonces con Allan Kausch y Sue Rostoni en Lucas Licensing para que la continuidad entre cómics, novelas y otras propiedades de Star Wars se mantuvieran de algún modo. Un tipo al que agradecerle bastante.

En Star Wars: El Imperio Contraataca, el espíritu de adaptación es súper importante. Vais a obtener con propiedad TODA la historia. El planeta, todo lo que rodea a Hoth está súper conseguido, la novela cubre la acción de inicio razonablemente bien. El escape a través del cinturón de asteroides, casi puedes sentirlo. En mi opinión, las novelas te acercan bastante más a los personajes; puedes saber qué están pensando, como se inquietan, por qué «fruncen el ceño»… En el film, no tienes ni idea de lo verdaderamente mal que lo pasa Han Solo en sus controles de pilotaje. Estos libros te hacen vivir el momento de otra forma. Casi actúan como un correctivo. Leia abandona el Halcón Milenario por la rampa de acceso sin nada que hacer o sostener, y ahí nos hacemos una idea sobre lo que el maestro Lucas le dijo como debería interpretar la situación. La novela además interactúa con los sentidos: desde el hedor del lugar donde Luke conoce a Darth Vader, hasta el frío helado del mundo de Hoth, salpicado con “esa escena” que te va a encantar y que no conocías hasta ahora; esa misma que me hizo acudir urgentemente a otro visionado del film para confirmar que nunca vio la luz en formato celuloide.

Que mola. Y no soy de los que sostiene la teoría de que El Imperio Contraataca es la mejor película de la serie. Pero es una de las que sin duda, me gusta revisitar cada no mucho. Por lo que volver a ella en formato literario ha sido toda una experiencia. En especial, por los motivos que vengo contando desde el principio. Además, molan estas ediciones en formato bolsillo con unas portadas guapetonas con un campo de estrellas y un sable de luz que varía de color según el titulo.

Hype, hype, hype.

Reseña: Viaje al Infierno, de Echevarría y Auraleón

En este nuevo titulo homenaje al maravilloso autor patrio que fue Auraleón, se encuentran dos de las historias con las que quedé prendado por primera vez. ¿Auraleón? Para los más viejunos de este sendero que es la lectura y degustación de las mejores obras del noveno arte, Auraleón es de esos autores fugaces que este país tuvo y que llegaron muy lejos cuando casi nadie lo hacía. Rafael Aura León (Barcelona 1940-1993), firmaba con dicho seudónimo sus obras. Uno de los grandes conquistadores de la editorial Warren, lugar maravilloso que empezó a producir ciertas revistas especializadas los 70s, idea que surgió de una entrevista entre Jim Warren y el editor Josep Toutain. Historias con finales impactantes a las que sumaban muy mucho los enormes dibujazos sus ilustradores. Por que todo era maravilloso en esas revistas de “Cómics para Adultos” (ríete tú hoy en día), como fueron las geniales 1984, Zona 84 y Cimoc en el campo de la Ciencia Ficción o Creepy, Dossier Negro y Vampirella en el género de Terror.

Tal como muy bien se transcribe, Viaje al Infierno es un viaje a la locura y al terror tras esa soledad que proporciona un pasado del que no se puede escapar. Una obra de terror psicológico en un entorno evasivo que publica Editorial Isla de Nabumbu tras otra fantástica colección de relatos del autor como fue Caos y otras historias fantásticas. Dos volúmenes indispensables al más puro estilo cómic europeo que nadie debería perderse.

Viaje al Infierno abre con un interesante artículo del coordinador editorial Javier Alcázar, el cual nos acerca un poco más a lo que propone el tomo. Lo que es sin duda otra buena recuperación de la obra de Auraleón para lectores actuales y dónde esta vez el guion de los relatos corría a cargo de Carlos Echevarría en un lote de cinco episodios que vieron la luz en 1984 en mi amada revista Creepy. Los últimos trabajos de Auraleón en el mundo del cómic.

¿Y qué encontramos en Viaje al Infierno? Se podría decir que estamos ante una miniserie de cinco episodios que aunque se pueden leer por separado (cuentan con un final propio y así fueron publicadas), en su conjunto, forman una historia más densa. Nos narran la vida de Slim Robinson, un astronauta atrapado en una nave a la deriva -trama precursora de varios guiones llevados al cine posteriormente-, donde el protagonista empieza a sufrir desvaríos físicos y psicológicos que empeoran con el paso de las horas, días…

Una mente que comienza a navegar a la deriva al igual que el buque que lo transporta. Una mente que empieza a rememorar errores del pasado y lo encamina a ese sinuoso sendero alejado de la razón donde ya no se distingue ilusión de alucinación. Un viaje a la locura de un alma en pena cuya soledad hace estragos. Robinson reviviendo esos hechos traumáticos del pasado donde el arrepentimiento y la maldad humana gozan de protagonismo; maltrato infantil, amores que pudieron ser  no fueron, la guerra… Guiones de Carlos Echevarría que con muy poco, dicen mucho. Echevarría, guionista y escritor nacido en 1936 en Barcelona, que trabajó en aquellas famosas revistas de Bruguera de los 50 para pasar con posterioridad a trabajar para Selecciones Ilustradas. Buen autor que formó tándem con otros grandes de la época.

Muy obvio es, que Auraleón engrandecía cada historia que “tocaba”. Las más grandes locuras, las más grandes ensoñaciones, las volvía realidad. Magnífico y eterno, siempre recomendable leer un titulo donde esté su nombre.

Reseña: Principito Debe Morir, de Carmen Moreno

En el planeta Núcleo vive el Principito con su madre Sara Connor. Una madre que no le cuenta toda la verdad. El día que ella desaparezca en una misión y la Rosa Ventae sea robada, él emprenderá un viaje a la Tierra para proteger a la rosa.

Carmen Moreno regresa al origen para dar respuestas a la obra de El Principito de Saint-Exupéry. Su estilo es la poesía pura que prescinde del mensaje centrándose en la musicalidad y armonía de la palabra, lo cual se refleja en la presente narración. Sin ninguna duda, debo destacar su escritura imaginativa, poética, con un punto burlón que hace que no caigas en el aburrimiento mientras vas pasando páginas. La autora presenta de una manera fresca lo que ya conocemos al tiempo que conserva la esencia del niño que vino a la Tierra.

Parece una historia sencilla, pero nada más lejos de la realidad. Mezclando distopía, con aventuras, ternura, acción con trozos crueles, nos lleva de regreso a los capítulos originales de El Principito, pero transformando a sus personajes. ¿Por qué es tan importante la Rosa? Es fascinante el mundo que creó la autora, dando la sensación que estamos leyendo un posible futuro donde existen unos monos cibernéticos perversos creados genéticamente, aunque tu cabeza ve un mundo real y eso rompe todos los esquemas que tenías en mente.

Esperemos que en nuestro futuro hayamos evolucionado como un pueblo más allá del racismo o la opresión. En esta historia, esto no ha sucedido. El futuro se lee como nuestro presente, con señales de advertencias. La autora explora la injusticia social y la opresión del gobierno sin repercusión. Un gobierno arbitrario, que no se sujeta a la ley. Sin control, insta a los lectores a despertar a esta realidad y por defecto el lector se dará cuenta de las discrepancias en nuestra propia historia actual. No hay ningún futuro, estamos en el mundo que ya conocemos.

Ciencia Ficción con armas desconocidas, pero sin naves espaciales. Entonces, ¿cómo logra El Principito llegar a la Tierra? Carmen Moreno con una narración vertiginosa nos va metiendo en otras sub-tramas llenas de saltos en el tiempo, necesarios para entender las lagunas de la historia. Aun así, nos quedaremos con la sensación de querer más respuestas. No es una novela en su sentido más estricto, usa otros estilos, mezclando referencias literarias y cinematográficas con personajes tan reales como León Werth. Además, no faltarán malvados perversos a los que odiar, amigos inolvidables y lo que más duele, la traición.

Me ha gustado, en ningún momento he sentido que necesitaba recordar algún detalle de la obra auténtica. Se lee por sí sola, es divertida, original con momentos de puro terror y una gran crítica social. He disfrutado de todo lo que iba descubriendo dentro de un entramado que esconde la creación de otra raza. No esperéis una historia de avanzar pasando capítulos, este libro se escribió para que seáis cómplices de lo que vayáis leyendo. ¿De dónde vienen los Walkers? ¿Morirá de nuevo El Principito? Os animo a leerlo, porque aparte de encontraros con una historia fascinante en la cual nuestro protagonista descubrirá que no es quién cree ser, cerraréis el libro despacio con esa angustia que da leer entre líneas y comprender lo que nos dejó escrito.

Reseña: La Astronauta, de S. K. Vaughn

Navidad, 2067. La nave de investigación «Stephen Hawking II» regresa camino a la Tierra después de su primera misión tripulada a Europa, la luna de Júpiter. La comandante May Konx despierta en la enfermería de la nave sufriendo una amnesia retrógrada, no recuerda que sufriera ningún accidente. Eve, la inteligencia artificial, no sabe responder a sus muchas preguntas entre ellas qué ha sido del resto de la tripulación. Lo único cierto que tiene es que han perdido contacto con el control de misiones, la energía es cada vez menor yendo hacia la deriva de la negrura del espacio. Y ante su soledad y desespero envía un mensaje a su marido Stephen, científico de la NASA, que encabezó el proyecto. A millones de kilómetros será la voz de él quien la ayudará a mantener la cordura para poder regresar a casa. Una historia muy humana donde la lucha por sobrevivir lo es todo. Que en la distancia alguien te guíe será la diferencia entre seguir adelante o abandonarse.

Estamos ante un thriller futurista de Ciencia Ficción que mezcla suspense, tensión y una historia de amor. Me hubiera encantado que el libro siguiera la estela de su comienzo como historia espacial, esa parte es brillante y convence. Sus conversaciones con la I.A. son maravillosas, algunas bastante irónicas y cómicas. El misterio del resto de la tripulación, aunque se resuelve pronto, mantiene un pulso increíble con el lector. ¿Se marcharon? ¿Siguen en el interior? Ese descubrimiento puedo asegurar que es lo mejor de todo el libro. Bestial. Una I.A. que desconoce cosas, ¿acaso le borraron datos? La nave está prácticamente destrozada. Cuando un problema parece solucionarse, otros se complican. Es una verdadera angustia de supervivencia.

De repente, lo que hemos leído cambiará de escenario. En el momento que su marido logra ponerse en contacto, pasaremos de una odisea espacial a recuerdos de sus vivencias conociendo lo que fue su vida en común, tanto con su marido como con los demás compañeros que desean rescatarla. Lo que traerá giros inesperados a la trama. El cambio es algo brusco, aunque necesario para conocer otros asuntos. Hay una sombra de duda de lo que en verdad le ocurrió a la nave. Todo ello nos llevará a un viaje de ida y vuelta desde el espacio al centro de control de Tierra en Houston. Hay algunos elementos científicos inverosímiles, cuestionaréis algunas cosas, pero debemos entender que la historia se escribió con el fin de entretener. Que nuestra protagonista espacial sea una mujer de color, no creo que tenga en sí mayor importancia. Pero sí la tiene una de las decisiones que tendrá que tomar como mujer. Sé que muchas eso no lo aprobarán, pero yo lo aplaudí.

Un libro que engancha, sobre todo, por la fascinación que despierta el Universo con todos los avances espaciales. Una atmósfera increíble de personajes muy reales. En general, no le falta de nada, tiene suficiente ciencia para los interesados en ese tema. Misterio y aventura irán de la mano con un fondo de emociones humanas. El espacio negro nos acompañará, pero una vez más el verdadero enemigo no se encuentra tan lejos…

Un buen libro, lo recomiendo.

Reseña: Sombras en la Caverna, de Manuel Amaro Parrado

Un libro imposible de olvidar digno de ser recordado cuando toque premiar lo mejor escrito en español. Lleno de frases sublimes, mimado y trabajado más allá de la calidad que suelo encontrar. Soy reseñadora de libros, pero ante todo lectora. Sé lo importante que son los principios, es lo primero que procesamos, de ello muchas veces depende el seguir leyendo. Apenas llevaba unas pocas páginas leídas, entendí que la historia en sí iba a ser más importante que todo el contexto. Cuando lo terminé supe que debía estar en las listas de libros más recomendados. Por que nuestro autor aparte de escritor es un buen conocedor de la cultura clásica y su obra no contiene los errores de otras ni sus faltas de lógica argumentales. Pero si algo me maravilló, y aplaudí a rabiar, fue el momento en que comprendí cómo nos va narrando los hechos sólo para nosotros, sin tomar él partido en nada, simplemente escribe descubriéndonos ese mundo creado para los lectores.

Sí, amo los libros que se escriben para ser leídos.

Manuel Amaro Parrado nos sitúa en una isla que se apartó del mundo hace ya doscientos años. Se sostiene dentro de un sistema esclavista formando parte de un engranaje donde se le asigna a cada persona una posición. Sin ninguna libertad, van reduciendo al individuo. Un rayo de esperanza comienza a anidar en sus habitantes más desfavorecidos cuando un «terrorista» conocido por el alias de Madre se rebela ante el sistema impuesto. Fauno Rohen deberá descubrir quién se esconde detrás de esa rebeldía y mantener el equilibrio que hasta ahora les ha funcionado. Pero su pasado vuelve a él para colorear el presente, tras conocer a un niño llamado Lander que despertará recuerdos duros que creía olvidados.

Los personajes de este libro se sienten reales, gracias a la cuidadosa elaboración del autor. Fauno, Hermes y Lander son los tres protagonistas principales, aportando su forma de vida, sueños y miedos. Las fuerzas de sus personalidades llevarán el peso de la historia. Que un escritor sepa crear personas que viven y respiran en la mente del lector, es acercarse a un tipo de divinidad. Fauno, un ser solitario, sin ninguna duda es el más trabajado con todo lo bueno y lo malo. Por otro lado, profundo, sensible, no es un libro de acción ni sus giros son sorpresivos. Tampoco llega a tocar ninguna polémica, aunque siempre os perseguirá un régimen que en ningún momento se nombra. Su forma de narrar me recordó a la de antaño, cuando se escribía para dejar un escrito perdurable en el tiempo. Tenemos así, una doctrina utópica que nos recuerda a ciertos comportamientos de campos de concentración donde unos explotaban a otros y éstos a la vez por supervivencia robaban al que estaba igual o peor que ellos. «Homo homini lupus». El hombre es un lobo para el hombre, es el mensaje que nos deja Manuel Amaro.

No estáis ante una novela única, toda ella se construyó de pequeños mundos que van engrandeciendo la historia principal. Magnifica portada de Miguel Ángel Cáceres que supo encarnar lo que el autor quiso contar. «El trabajo os hará libres», es el cartel metálico que recibía a los judíos en el campo de exterminio de Auschwitz. A su vez, años más tarde, una paráfrasis del mismo la usaría el Che Guevara para su campo de trabajo para homosexuales. Podéis haceros una idea de la tremenda frase que Manuel usó. Y no es para menos, él no desea que simplemente leáis, quiere que penséis, dudéis, desea remover conciencias. ¿Quién es el terrorista conocido como Madre? Todo será desvelado. Palabras escritas llenas de esperanza que nos empujan a valorar la vida y a luchar por ella. Porque da igual lo que nos digan, no estamos mejor bajo el amparo de nadie, aunque fracasemos, aunque muramos de hambre, hagámoslo siempre libres. Un libro es un portal donde pasando páginas somos transportados a otros mundos. No tocamos los mundos por los que pasamos, pero dejan su marca en nuestra alma y nos convierten en personas más sabias.

Os puedo asegurar que Sombras en la caverna consigue eso con su lectura. Sí, sí y sí, lo recomiendo. Otro libro que ya forma parte de lo mejor que he leído este año. Que sea superado, lo veo muy difícil.

Reseña: Star Wars. Una Nueva Esperanza, de Ryder Windham

Recurrir a las fuentes. He contado en varias ocasiones que aunque cuesta respecto a libros que tuvieron película y por fuerza mayor (o sin mayor) antes viste el film y después te maravillas con el libro… Cuesta. Pero ya os digo que si es una historia donde la película es una obra de arte, absorbes su novela como vaso de agua fría en agosto tras una ola de calor. Sin embargo, en el caso de Star Wars: Una Nueva Esperanza, la novela de Ryder Windham, de todos es sabido que dicha película parte de un guión, así que estamos hablando de una novelización. Así que no es el caso exactamente igual a lo que os comentaba. Mas, las sensaciones que quedan tras devorar un libro así, son las mismas. Una lectura maravillosa con personajes amados desde que uno tiene uso de razón. Libro que por longitud, precio y edición -donde queda de maravilla con todo el Universo Expandido publicado por Timun Mas-, decidme: ¿Quién puede no hacerse con Star Wars: Una Nueva Esperanza, genial novedad del mes?

La primera e histórica. El pelotazo de film que inicio Star Wars para con el mundo. Una novelita que en USA brotó para celebrar el cuarenta aniversario de la llegada de una de las mejores space-operas llevadas al séptimo arte. Si no la mejor. Por cuándo y cómo llegó, sobre todo. Y bueno, ya sabéis… «Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana…», un joven Jedi se levanta. Crece una rebelión. Se desata un arma mortal. Un maestro se enfrenta a su antiguo aprendiz. Como no unirse una vez más al trío blanco esperanzador de Luke Skywalker, Han Solo y la Princesa Leia, junto a decenas de personajes (amigos y enemigos) que conforman este apasionante primer libro de la saga épica espacial más famosa de todos los tiempos.

Escondido al nacer, se creía huérfano. Vigilado por un ermitaño misterioso, descubre increíbles habilidades. Y al encontrar esperanza donde otros solo encontraron el Mal, él devolverá el equilibrio a la galaxia. Esta es la historia legendaria de Luke Skywalker, desde su infancia en Tatooine hasta su feroz batalla con su enemigo más duro: ¿él mismo? Ryder Windham no es nuevo en esto. Hablamos de un autor estadounidense de ciencia ficción que ha escrito más de sesenta títulos sobre Star Wars; incluyendo novelas, cómics y libros de referencia. También ha escrito novelizaciones de películas de Indiana Jones. Un prolífico que desde 1993, ha estado trabajando sobre todo en proyectos de Star Wars solo o con otros autores. Con un volumen libro de referencia llamado Star Wars: The Ultimate Visual Guide que pasó nada más y nada menos que tres semanas en la lista de los más vendidos del New York Times allá por 2005. Un autor que rebosa experiencia y lo notaréis bastante al leer sus novelas; poder de enganche, ligereza de párrafos para evitar informaciones engorrosas, descripciones breves pero intensas… Windham logra un buen equilibrio. Brevedad, intensidad y atractivo. Las escenas que relatan los primeros años de Luke están completamente desarrolladas y son relevantes para la narración. Se visualizan en tu mente con suma facilidad. En realidad, ¿se basan principalmente en las primeras historias del Universo Expandido? Ahora mismo no sé aclararlo, pero da enorme sensación a que sí.

En resumen, tenemos aquí una fantástica edición, un excelente recuerdo en negro sobre blanco, la novelización de un guión que hizo historia cuando casi nadie daba un duro por ello allá por el bendito año de 1977. Escrita por un experto, uno de los autores más vendidos dentro del fantástico americano. Y a un precio más que asequible.

Indispensable.

Reseña: Ilión (Edición Completa), de Dan Simmons

Dan Simmons (1948) es uno de mis escritores preferidos. Me gustan mucho sus personajes y la manera de transmitir los sentimientos de los mismos. Pero no empecé con él como muchos lo hicieron, con su obra maestra la reconocida Hyperion. Fue curiosamente con un libro de Terror. Un Verano Tenebroso, una historia muy a lo It, de Stephen King, un novelón difícil de conseguir desde hace tiempo, y para mí al mismo nivel. Aunque creo que se publicará en breve. No os la perdáis. Bien, eso quería decir, la principal razón por la que adoro a Simmons es por lo maravilloso que es escribiendo CF y Terror a la vez. Esos dos géneros en particular. Su obra no es mega-prolífica comparada a su alabado amigo Stephen King. Pero Simmons cuenta con más de un titulo (en especial, los escritos entre finales de los 80s y los 90s), obras que nadie debería perderse en el resto de su vida lectora si aún no le ha dado oportunidad. 

En su día, había leído de la infelicidad de ciertos lectores de CF con las primeras ediciones de Ilión publicadas en nuestro país. En esencia, por su publicación en dos partes. No sé si fue esa polémica o por otros motivos, que la historia escapó de mi mente y no la leí en su día. La colección Nova de Ediciones B (desde hace años la mejor editorial donde encontrar CF de la buena), por fin recupera esta obra en un solo volumen como se merece. Ilión, una inolvidable novela en la que Dan Simmons recrea uno de los grandes mitos literarios de la humanidad. Como bien dice la sinopsis: «Una obra única e irrepetible que ha maravillado a millones de lectores en todo el mundo».

Me incluyo. Ilión nos lleva a poco más de dos mil años en el futuro. La humanidad tal como la conocemos se ha ido. Tras una serie de catástrofes, cuya naturaleza solo oímos con insinuaciones y rumores, algunos miembros de la raza humana se han convertido en posthumanos, estableciendo residencias en anillos artificiales alrededor de la Tierra. Algunos humanos «antiguos» permanecen en la superficie, pero en números bastantes reducidos; con una vida estrictamente regulada a los cien años, al final de los cuales esperan poder ascender a los anillos y convertirse en posthumanos. Mientras tanto, Júpiter y sus lunas son el hogar de una gran cantidad de cyborgs de diferentes variedades, mientras que Marte parece ser el lugar donde realmente hay movimiento de todo el Sistema Solar. Pues aquí es donde residen los dioses, en la cumbre del monte Olimpo, donde se va gestando una guerra en la sombra y donde comienzan sucias batallas entre los seres más vengativos. En la Tierra, los pocos humanos que quedan persiguen un pasado perdido y una verdad devastadora. Mientras tanto, cuatro máquinas sensitivas parten del espacio jupiterino para investigar e intentar acabar con las emisiones potencialmente catastróficas que emanan de la cima de una alta montaña en el planeta rojo, donde se levanta una enorme humareda roja demasiado de vez en cuando…

Ilión es una inolvidable trama en la que Dan Simmons parte de una epopeya clásica para llevarnos a una historia donde una máxima rige como trasfondo de toda la historia principal: ¿Son los dioses de Marte realmente los posthumanos poderosos de la Tierra, que con su arrogancia se miden para ver hasta dónde son capaces de llegar? Simmons insinúa eso, al menos, pero si le conoces como autor, sabes que hay algo más. Pistas falsas por doquier. Y nuevos ramales argumentativos que profundizan en lo que no esperas: ¿Qué hay de la afirmación de ese otro personaje que ha conocido a los póstumos, y que habla de los seres que residen en los anillos? ¿Y todas esas mujeres? ¿Y qué demonios son los voynix, esos extraños bípedos que obedientemente sirven y protegen a los humanos en la Tierra, aunque nadie parece saber de dónde vinieron o por qué? Simmons arroja todo esto a un ritmo impresionante. Logra de forma encomiable eludir los clichés. Y fue entonces cuando descubrí que el verdadero placer de leer Ilión estaba en su eje central. El poder, el verdadero corazón de cada gran civilización reside en su arte y su literatura. Y que al carecer de eso, toda la tecnología apenas es sinónimo de cultura. Si queréis saberlo, Simmons termina la epopeya con un poco de burla engreída, sarcasmo hacia lo que inevitablemente deparan las guerras y los anhelos de superación.

Un autor a seguir siempre. Premio Hugo, Locus, Bram Stoker y docente y director de programas de enseñanza para jóvenes superdotados. Ahí es nada. Dan Simmons, uno de los pocos grandes escritores que siguen en el candelero.

Reseña: La Balada de Halo Jones, de Alan Moore y Ian Gibson

Es importante (mucho, y no me canso de cantarlo) rescatar los que son considerados por muchos, títulos indispensables de leer en cómic. No sólo los que han llegado a ser tan famosos que hasta el público no comiquero los lee. También otras joyitas que pese a su fama son como diamantes que con el paso del tiempo, el fango se cierne sobre ellos ocultándolos…, hasta que una editorial nuevamente los rescata. La Balada de Halo Jones, una de las primeras obras maestras del dios del noveno arte Alan Moore y que Norma Editorial tiene el detallazo de traer este mes en un volumen integral a todo color. La Balada de Halo Jones fue publicada originalmente en 1984 de forma serializada en la famosa revista inglesa 2000 AD. Dos nuevos autores que empezaban a despuntar como lo eran el guionista Alan Moore y el artista Ian Gibson. En tiempos, por supuesto, en el que muchos pensábamos que el futuro año 2000: gobiernos, sociedad, el día a día, estaríamos gobernados por naves surcando los cielos; llevaríamos trajes de colores llamativos de telas no inventadas, patinetes voladores y coches que circulaban solos. El año 2000 era un mundo de ensueño para los que fuimos niños o grandes lectores en los 80s. La Balada de Halo Jones triunfó entre los que tuvieron oportunidad de leerla entonces. Ofrecía “sueños”. Partía además en una revista donde brillaban joyas como Juez Dredd, Rogue Trooper o Perro de Estroncio, por lo que debía ofrecer originalidad para no caer en el olvido. Destacar, o ser abandonada en galaxias perdidas donde pocos lectores llegan.

Halo Jones es un chica absolutamente normal que vive en El Aro (The Hoop), una gigantesca estructura que flota en el mar, cerca de Manhattan, en pleno siglo L. Los Municipios Aliados de América trasladan a estas estructuras a los llamados «ciudadanos del ocio», pobres y desempleados hacinados en una ciudad claustrofóbica y violenta, en la que hay escasas oportunidades de progresar: el nivel de paro en el Aro es prácticamente del 100% y los ciudadanos del ocio sobreviven gracias a una especie de subsidio mínimo. Bandas y grupos callejeros causan altercados constantes y la escasa policía (formada por delincuentes lobotomizados) mantiene un precario orden gracias a la represión indiscriminada. En este escenario, incluso ir de compras puede ser una aventura peligrosa. Cada individuo busca su propia cápsula de escape: unos tratando de desarrollar un talento como artista (y sobrevivir el tiempo suficiente como para que una gran compañía se fije en ellos), otros evadiéndose de la realidad, como es el caso de «los tambores» humanos que se han implantado un receptor en el cerebro que les transmite música hipnótica, una especie de drogadicción. Halo, cuando una de sus mejores amigas sea asesinada y otra ingresa en Los Tambores, sentirá que ya no aguanta más y emigra. Encuentra trabajo como camarera en un crucero especial llamado Clara Pandy, el principio de sus aventuras por toda la galaxia.

La Balada de Halo Jones lo consigue. Atrapa desde la primera página, con una splash-page a doble página que abre la trama en la que visualizamos una caótica y abarrotada Tierra del siglo 50. Acompañada por una narración llena de jerga en lo que parece ser una retransmisión de noticias, ya estás enganchado a un mundo maravillosamente ideado. Nos lleva a un universo de cientos de detalles en los que es fácil perderse. Personajes individuales, algunos de los cuales solo aparecen brevemente (y en los que te gustaría profundizar), insinuación de vidas enteras y secretos ocultos. Momentos narrados magistralmente como cuando la anciana Brinna recuerda una reunión en su adolescencia o un oficial de seguridad rememorando su amor perdido hace mucho tiempo. Sin lanzar demasiada información, historias que dan trasfondo. Se nos proporciona un mundo convincente lleno de personajes interesantes, pues en realidad, nada aquí es aleatorio, o carece de pensamiento. Los que conocéis las obras de Moore, sabréis que este es uno de sus fuertes. Nada es coincidencia. Aunque aquí el tandem hace tandem completo (valga la redundancia) también en esa virtud. Grandes aportes encontrados en esta balada como los carteles que vamos viendo en la serie que aparecen en un dialecto alienígena, y que son en realidad un lenguaje completamente ideado por Ian Gibson.

La Balada de Halo Jones fue una trama conjunta aunque sin terminar tal como la tenían pensada sus autores. Vuelven a estar disponible estas tres etapas de la vida de Halo Jones reunidas en un solo tomo, por primera vez a todo color, formando una de las publicaciones indispensables a conseguir este año.