Archive for Ciencia Ficción

Reseña: Flash Gordon. Los Hombres Libres de Mongo (1940-1942), de Austin Briggs y Don Moore

Nada mejor para los amantes del pulp, el saber que toda una serie de joyitas en novela y cómic vuelven a estar al alcance de todos. Y qué mejor representante del género pulp de la Ciencia Ficción más clásica que Flash Gordon. Un héroe cercano, una chica inteligente y científico loco. El trío de protas de la mítica serie e innovadora en su día por muchos aspectos. Tiras cómicas creadas por Alex Raymond en 1934 para el recreo en páginas de un dominical, y continuada posteriormente por diversos guionistas y dibujantes para competir con las aventuras de Buck Rogers, a la que rápidamente superó. Con tanto éxito, que rápidamente fue adaptado a televisión y cine, con una jugosa adaptación con banda sonora de Queen que para mí es toda una delicia ver a día de hoy. Un mundo ilustrado a los ojos en esos oscuros años 40 del pasado siglo, que Dolmen Editorial está recuperando con grandes títulos en su genial Colección Sin Fronteras. The Phantom, Johnny Hazard, Príncipe Valiente y por supuesto, el para mí indispensable Flash Gordon. Todo un lujazo.

Titulado Los Hombres Libres de Mongo, el tomo que os reseño hoy comprende cinco episodios que fueron publicados entre mayo de 1940 y enero de 1942. Con guión de Don Moore y dibujo del gran Austin Briggs, encontramos ya a un Flash Gordon más “actual”; tramas más llevaderas, arcos argumentales que forman un todo viñeta tras viñeta. La Princesa Lita fue la primera de las tiras cómicas diarias en la que trabajó Austin Briggs para King Features Syndicate. La que dio un buen empujón al diario en el que se publicó. La parte más gratificante es ver la enorme calidad del artista mostrando unos diseños que superan a cantidad de las ilustraciones que se publican hoy en día. En especial, por su forma de dibujar a los personajes, flora y fauna exótica de Mongo en su totalidad. Comienza con un escenario familiar de Flash y Dale huyendo de Ming en un cohete cuando se estrellan en el reino del bosque de Mongo. Rescatando a un niño de uno de los muchos dinosaurios carnívoros de Mongo, se hacen amigos de los padres de los niños y los albergan en su casa. Los soldados de Ming los acosan con impuestos y despojan a Loton y su esposa de todo bien. Flash no puede permanecer oculto mucho tiempo más…

Los Hombres Libres de Mongo es la segunda entrega. Con mucha acción y decisión, vemos la nave que lleva a los Hombres Libres abriéndose camino hacia la Tierra Prometida de Ming. Flash y Dale partieron en un cohete para buscar un puerto seguro y encontrarse con una tribu hostil de lo que parecen ser nativos americanos… Una vez más, Austin Briggs demuestra que su versión de Mongo está más en sintonía con la experiencia estadounidense contemporánea que el modelo prehistórico y/o medieval europeo de Alex Raymond.

Le sigue Guerra en la Tierra, donde se corre un camino paralelo a una tira dominical que Raymond publicara en su día. Un cohete aterriza en Escandinavia, donde nuestros héroes rápidamente se hacen amigos de los refugiados del implacable dictador que ha invadido su tierra natal. Esos mismos que serán atacados por bombarderos enemigos y Flash se los gane después de destruirlos con un rifle desintegrador que robó de la armería de Ming. Buena historieta. En Desastre en el Espacio varios cohetes fallan al regresar a la atmósfera de Mongo, atrapándolos en una órbita perpetua. Flash se atreve a aventurarse fuera de la nave para intentar reparar los daños, pero nada. Dale sugiere enviar un S.O.S. a Mongo con la energía que queda. Es cuestión de tiempo que el oxígeno se agote. El mensaje es recibido por un antiguo aliado, el Príncipe Barin, ahora… ¿presidente de Mongo?

Cierra el tomo Naufragio, que continúa la historia con el Capitán Pigor temiendo por su vida, abandonando al Mayor Rodan, cuando el cohete dañado comienza a hundirse rápidamente, gracias a las grietas en su casco y un motín en ciernes. Austin Briggs recicla muchas ideas de Alex Raymond. Nos queda así toda una joya visual e inspiradora para los que amamos el mejor género de aventuras donde sin duda Flash Gordon es uno de los puntales de lanza a destacar. Geniales ediciones que nadie debería perderse.

Reseña: Sobreviviéndome, de Rubén Zamora

Contada en primera persona, nuestro protagonista vuelve a su pueblo natal en España después de pasar muchos años trabajando en otro país. Su padre se encuentra muy enfermo. El reencuentro con su familia y el lugar donde vivió le evocan recuerdos y sentimientos contradictorios. Tras abandonar el hospital en el que se encuentra el padre, sufre un accidente de coche. Horas más tarde, al despertar comprobará que una extraña niebla blanca casi fantasmal va cubriéndolo todo. El pueblo desapareció bajo inmensos focos de fuego. La ciudad más cercana tampoco existe, se encuentra destruida, incluso el rio que la cruzaba está completamente seco. Él no lo sabe todavía, pero comenzó el fin del mundo y de la humanidad y… Ahora le toca sobrevivir.

Lo que más nos atraerá de esta historia es que el autor se cuida mucho de contarnos qué ocurrió. No será hasta las últimas páginas cuando lo sepamos. Vamos teniendo nuestras ideas según vemos a nuestro personaje moverse para buscar comida y refugio. El aire se puede respirar, la comida no se contaminó y él no parece enfermar, con eso iremos descartando epidemias, algo nuclear, virus y todo ese complemento que suelen llevar esta clase de historias. Pero, ¿entonces qué ocurrió?

Rubén Zamora no nos dejó ningún héroe, más allá de hacerle un puente a un coche (algo normal), lo más parecido a lo que podríamos ser nosotros. Eso me gustó, ya que todas las ideas que tenga para seguir viviendo no son rebuscadas ni absurdas. El autor del libro es también actor de cine, utiliza por ello un vocabulario simple, pero muy visual. Aun así, deja un trabajo dignamente escrito, usando la pureza y el silencio de la nieve para que descansemos de todo el horror que va dejando en el camino. Me impresionó gratamente cuando narró una escena en la que se encontraba el protagonista cobijado en las ruinas de su pueblo quemado y confiesa que no soportaba más calentarse con el alma de sus vecinos muertos. Lo importante es sobrevivir, puede llegar en cierta forma a entender la destrucción que se va encontrando según avanza hacia las montañas, pero es incapaz de comprender ese vacío con el que vive ahora. Se encontrará con nuevos habitantes de otros pueblos. Será ahí donde nuestro autor buceará en lo que a mí siempre me ha inquietado de esta clase de historias: ese momento real de cuando el ser humano saca lo peor de sí mismo. En vez de unirnos ante la adversidad, todavía somos capaces de crear un infierno mayor. Sabemos que la pulsión totalitaria no es nueva, es consustancial al ser humano, siempre tiende al dominio de unos sobre otros.

Sobreviviéndome, así de claro lo dice el título. Un libro de no más de ciento ochenta páginas, pero el autor supo en ellas contarnos el sufrimiento y las inmensas ganas de seguir vivo. Eso cambiará al protagonista, ya no volverá a ser el mismo. Un apocalípsis llegó y la humanidad deberá entender que la lucha en solitario, no es sinónimo de victoria. Para ser su primera novela, merece mi tiempo en una reseña.

Reseña: Star Wars. Thrawn , de Timothy Zahn

Timun Mas y Planeta Cómic continúan publicando estas novelas tan chulas que tocan el Universo Expandido de Star Wars. Y qué decir. Gustoso una vez más, de saber más. De ahondar en personajes que difícilmente puedes conocer a tope en otros medios. Y con un autor siempre agradable de leer como es Timothy Zahn. Un autor al que seguir por las cosas qué hace y cómo las hace. Los que seguís asiduamente Crónicas Literarias – Desde New York, ya sabéis que una de mis nuevas pasiones es haberme enganchado a leer toda esta nueva oleada de novelas que Timun Mas y Planeta Cómic están poniendo a disposición del aficionado. Ya he contado que nunca fui un fan acérrimo de la franquicia, pero que las nuevas pelis y cómics, me hcieron replantearme el tema. Y “lo vivido” hasta ahora, me encanta.

Aunque el Gran Almirante Thrawn es conocido por ser aficionado a los ataques sorpresa, la novela cuenta lo anterior. Como llegó a ser así. Al menos, al principio. Bueno, cierto es que ninguno hemos sido siempre como somos ahora. Y a veces, lo chulo es saber como hemos llegado hasta aquí. Saber que hubo un tiempo en el que Thrawn esperaba a que alguien le hiciera una señal…

La nueva novela de Timothy Zahn generó espectación por adelantado. Ya que reintroduce un personaje icónico de Leyendas y lo convierte en canon nuevamente. Se comentó (y eso nos atrajo a muchos), que prometía completar algunos de los antecedentes de la antigua versión del Gran Almirante Thrawn. Ese mismo que ahora es un personaje puntero del Imperio de Star Wars Rebels. Bien, pues la novela ofrece una caracterización de Thrawn algo curiosa que no esperaba. Un personaje demasiado cerca de los rebeldes y a la vez demasiado lejos de la educación de la que goza del Thrawn que llegamos a conocer más tarde. Con estas simples decepciones entras en vereda con el personaje, pero bueno, la cosa cambia… Pues tras ser rescatado del exilio por soldados imperiales y comprobar un enorme ingenio y grandes habilidades tácticas, el ojo del Emperador Palpatine se posa sobre Thrawn. Un tipejo azul que esplende, que desprende lo que se requiere para ser un puntero líder dentro del Imperio. Es cuando despierta su ambición y su lado sombra.

La persona con nombre en código Nightswan se presenta como una molestia que ha estado acosando a Thrawn durante algún tiempo, pero sus ataques no son personales. La identidad de Nightswan es una de las grandes preguntas del libro, pero la revelación parece inevitable y necesaria al final de la historia, y se convierte en un secreto a saber quizás en una historia posterior. Aquí, piratas espaciales y ciertas colonias rebeldes que le desafían y le sacan de sus casillas, en concreto, cuando el tan deseado ascenso de Thrawn se produce. Con un personaje maravilloso (que en mi opinión gana más interés que el propio protagonista) como es Eli Vanto. Un humano que inicialmente sirvió como alférez y más tarde veremos como asciende gracias a sus dotes de traductor, ayudante, estudiante y protegido de un Chiss de renombre como el mismísimo Thrawn. ¿Un caso de Watson y Holmes dentro de Star Wars? Debido a su ocupación de traductor, Eli le permite a Thrawn evitar tener que dar ciertas explicaciones o recibir información censurada para otros (o dar al autor la oportunidad de explicar lo que de otra manera jamás entenderíamos). El personaje de Eli Vanto se vuelve la mar de interesante en este libro, friends. A pesar de que muchas de las opciones de Vanto están, por naturaleza, controladas por su relación con el Almirante. Tal vez una de las decisiones emocionales más significativas en el libro se produce cuando decide si continuar con su carrera o permanecer a la sombra de Thrawn. Escenas maravillosas que se hacen breves.

Mientras los ascensos se suceden en su rápida promoción al poder, entrena a su ayudante de confianza, el alférez Eli Vanto, en el arte del combate y el liderato y los secretos para alcanzar la victoria, Thrawn domina el campo de batalla. Le queda por aprender el tema político pero en el terreno es brillante con cada asalto. Con la despiadada administradora Arihnda Pryce demostrando también un potencial enorme. Toda una serie de sucesos que ponen en el candelero al nuevo Almirante del Imperio, en el que muchos ojos están puestos.

Otro portentoso relato de Timothy Zahn.

Reseña: 4001 A.D (Edición Integral), de Matt Kindt, Clayton Crain, Cafu y VVAA

La edición de integrales es una cosa importante no solo a nivel de comodidad para el aficionado, también es un importante proyecto editorial y de marketing que todas las editoriales deberían asumir. Siendo sinceros, nos beneficia a todos. Que las editoriales estén dispuestas a ello, hace ver que les beneficia en este gran momento comiquero que estamos viviendo. Pero también el contenido íntegro de un título se ve con buenos ojos porque lo queramos o no, los lectores de cómics actuales: “somos carne de integrales”. Qué bonitos quedan en las estanterías, pero qué buen regalo son, qué delicia ponerse con una historia y devorarla de principio a fin, y en ocasiones, de una sentada… ¿Os imagináis en la actualidad el ponernos a leer un buen libro por entregas? No hay más palabras, señoría.

Lo comentado antes, fue lo primero que me atrajo de 4001 A.D, titulo que tiempo publicando Medusa Cómics (el sello comiquero de Editorial Hidra) y que recientemente ha visto su formato integral, Lo que ha sido para mí una gran sorpresa lectora de las que hacía tiempo que no tenía. Un pedazo de cómic de Ciencia Ficción con el que viajar al Siglo XLI para ver como se decide el destino de nuestro planeta. Un gran tomo donde además de la primera miniserie (4001 A. D #1-#4), se aportan números interaccionados de otras series como RAI #13-#16 y los comienzos del desastre en las demás series de Valiant como 4001 A. D: X-O Manowar #1, 4001 A. D: Bloodshot #1, 4001 A. D: Shadowman #1 y 4001 A. D: War Mother #1.

Sin ningún tipo de miramientos, 4001 A.D se ha convertido en el evento/crossover más ambicioso de Valiant. Una obra magna con un argumento más que atractivo. Una rebelión, el inicio de una hecatombe, toda una serie de sucesos que provocan un conflicto a escala universal desde el momento en que la benevolente inteligencia artificial llamada Padre (que gobierna Japón) gana conciencia y decide, para defender sus fronteras, tomar medidas drásticas lanzando la isla al espacio. Donde su gente prosperará aislada, lejos del planeta súper poblado y carente de recursos en el que se ha convertido la Tierra (dentro de cien años). Es entonces que, con el paso de los siglos, a medida que el Nuevo Japón orbita este nuestro mundo cada vez más inestable, empieza a convertirse en una sociedad modelo (si no lo era ya).

Mil años en el futuro, Padre crea el primer Rai, el primero de un linaje de estoicos seres tecnológicamente mejorados diseñados para defender al Nuevo Japón y jurar protegerlo de todos los enemigos. Todos y cada uno servirán a Padre sin cuestionarlo. En los albores del año 4001, el último Rai está a punto de heredar la verdad oscura detrás del origen de su especie. Descubrir el secreto siniestro en el corazón de la existencia de Padre. Para que Nuevo Japón viva, sobreviva al paso del tiempo, la Tierra debe morir. El último Rai desafía a su antiguo maestro, el primero en más de un milenio de paz. Es expulsado, exiliado del único reino que ha conocido. Rai ahora recorre el devastado mundo terrestre del año 4001 d.C. en busca de héroes olvidados como él. Una misión para recuperar, recopilar las últimas leyendas de un planeta roto. Forjar una gran rebelión con el suficiente poder para traer a la civilización más avanzada de la historia de nuevo a la Tierra. ¿Tendrá que destruir Rai el Nuevo Japón para salvarlo? ¿Quién son aquí los malos y los buenos?

Matt Kindt (Divinity II) teje un guión genial. Un autor best-seller del New York Times que se junta con el artista Clayton Crain (X-Force) para darnos una sorprendente visión del siglo cuarenta y uno, con los acontecimientos mencionados. Aunque otros grandes autores y patrios como el maestro Cafu (Imperium) tienen su cabida en esta tormenta de sucesos.

Una guerra futurista e inminente que nadie parece querer evitar. Una batalla final en las estrellas que se os quedará grabada en la retina. Descubrid como nadie (ni siquiera las inteligencias artificiales) son eternamente blancas o negras. Grises se vuelven sus mentes con el paso del tiempo. Algo heredado de nosotros sus creadores. Preguntas que han eludido a la humanidad durante casi dos milenios. ¿Cómo llegó Nuevo Japón a orbitar la Tierra? ¿Quién creó a Padre? ¿Y qué pasó con los nueve Rai anteriores que una vez juraron lealtad a su imperio y que ya no están? Esto me ha molado mil.

Reseña: Caos y Otras Historias Fantásticas, de Auraleón

Quizás algunos no imagináis cuán importante es que se rescate cierto material literario. Principalmente, para que las nuevas generaciones conozcan la enorme calidad de autores con los que contó alguna vez este país. Pero en especial (sobre todo esto), para los que los disfrutamos en su día en formato revista o mejor dicho, no con tan enorme calidad como se hacer hoy en día; obras que son joyas, lienzos, cuadros, obras de arte en sí mismas.

Un lugar, un tiempo, donde os titulos empezaban a ser reconocidos entre los lectores por el autor. Uno ya empezaba a fijarse en detalles y a decir cosas como: «¿Habéis leído el cómic ese del tío perdido en un planeta deshabitado que al final resulta ser…?». Y ¡PUM! Un final impactante. Pues otra de las muchas curiosidades de las que solían gozar dichos relatos eran los finales a lo Hitchcock; esos que te dejaban con el culo torcido. De los que recuerdas. Sumando además el enorme dibujazo de unas historias que algunos (soñadores) intentábamos imitar. Alucinábamos con ello. Revistas como 1984, Zona 84, Cimoc; y otras de mi amado género como Creepy, Dossier Negro o Vampirella. Un bendito proyecto de ciertas revistas especializadas que nacieron en 1970 de una entrevista entre Jim Warren y el editor Josep Toutain. Quien había viajado con una carpeta llena de originales a Nueva York para buscar nuevos mercados y géneros para los artistas de Selecciones Ilustradas. Jim Warren quedó tan impresionado por la relación calidad/precio de los dibujos que se dirigiría a Barcelona para reunirse con Toutain y contratar a varios dibujantes. Lo demás es historia. Historia además de la buena.

Rafael Aura León (Barcelona 1940-1993) más conocido por el seudónimo Auraleón con el que solía firmar sus obras, fue uno de esos grandes conquistadores de la Warren que os mencionaba antes. Artista autodidacta, tenía amistad con Toutain desde finales de los 50. Comenzó con historias del Oeste e incluso con un encargo sobre Flash para la revista Space Ace, así como historias para la revista Lone Star. También dibujó historias románticas y bélicas para la revista Commando. Gracias a su estilo sombrío se pensó en él para el Terror y dibujó historias de guionistas americanos, grandes como Doug Moench, Gerry Boudreau o Bruce Jones. Pero donde despuntó el catalán fue en las historias cortas de Ciencia Ficción. Como guionista además, con cierto toque irónico y crítico en casi todas. Algunas en colaboración con Carlos Echevarria, con el que realizó a principios de los 80 la serie Viaje al Infierno para la edición española de Creepy, donde yo lo conocí.

El último alucine (cuando creí que jamás sucedería) fue (vello de punta de por medio) descubrir que la editorial Isla de Nabumbu recoge como novedad un buen álbum con algunas de sus maravillas independientes como autor. Un álbum ilustrado con una innegable calidad de trabajos, quizás ya olvidados por algunos aficionados. Caos y otras historias fantásticas es una selección (más corta de lo que uno desearía) llevada a cabo por el editor Javier Alcázar, el cual se marca una de las introducciones hacia un autor y su obra, una de las mejores leída en años. Donde se percibe el empuje y el amor, el deseo más bien, hacia que se conozca a uno de los grandes.

Relatos inolvidables de humorístico final como Pelón, ¡Huye!, Él o Alicia; elucubraciones y teorías reencarnatorias como Reo o Embudo; o teorías premonitorias y catastrofistas como Caos, ¿Qué? o Idilio. Y también algunas más. Relatos todos y cada uno con el genial escenario de la buena Ciencia Ficción como trasfondo. Y los dibujazos de Auraleón en plena efervescencia. Una joyita en sí misma de un autor con un triste y pronto final. Pero solo eso. Porque tras la siguiente orilla que nos espera, y subiendo por el sendero bello y tras la arboleda bien ilustrado, no me cabe duda de que el gran Auraleón ostenta uno de los grandes tronos del noveno arte.

Reseña: Kaldar, Mundo de Antares. La Saga de Merrick de la Tierra, de Edmond Hamilton

kaldar_mundodeantaresEs necesario, muy necesario para nosotros, volver al pulp cada no mucho. Nos recuerda quienes somos, de donde venimos, nuestros gustos primitivos lectores y cuando fue la primera vez que alucinamos con una aventura con potencial para trasladarnos a vivir tramas en mundos distantes. Y os aseguro que son mundos tan abiertos y libros tan llevaderos, que uno puede afirmar haber disfrutado muchísimo con joyitas del estilo Una princesa de Marte, de Edgar Rice Burroughs (novela que lo empezó todo); o el Almuric, del gran maestro de la Espada y Brujería, Robert E. Howard. Y otras que así recuerdo disfrutar como Outlaw of Mars, de Leigh Brackett, que eran dos cuentos largos en realidad; o Nómadas de Gor, de John Norman. Un buen autor, aunque se le atacó bastante por representar a las mujeres como esclavas naturales de los hombres en casi todos sus escritos.

Si os informáis bien de autores, obras y ediciones, vais a encontrar mucho donde disfrutar. También os daréis cuenta que hay un par de editoriales a día de hoy que cada poco sacan obritas la mar de destacables. Costas de Carcosa es la que te recomiendo hoy. Y creo que a partir de ahora, bastante. Especialmente, por el precio de sus novelitas de bolsillo que además contienen un buen cúmulo de pulp o de Sword & Planet como se dice en USA.

Un autor referente en este género es Edmond Hamilton. Lo sabéis muchos, pero quién no lo conozca, va a descubrir un grandísimo escritor. En Costas de Carcosa (un sello procedente de dos buenas editoriales de género como Barsoom y Pulpture Ediciones) vais a encontrar como novedad Kaldar: Mundo de Antares, un mini volumen contenedor de historias consecutivas acerca con aventuras de un terrícola en un exótico planeta del sistema Antares. Con todas las virtudes de una lectura pulp, de los años 30 (lectura fácil de digerir, ágil, con enganche), donde un joven Edmond Hamilton mostraba a sus lectores en aquellos años que valía para ello.

Kaldar: Mundo de Antares es en realidad una colección de tres historias cortas sobre un personaje llamado Stuart Merrick, que es transportado al planeta Kaldar en el sistema Antares. Recordaba haber leído una de las historias individualmente en algún lugar, hace algo así como veinte años. Un buen recuerdo. Al volver, me vinieron a la mente muchas cosas. Me encantó además el Prólogo que Javier Jiménez Barco se marca aquí; cabecera instructiva como pocas sobre el autor. Por otro lado, me pareció interesante que el “Kaldar”, de Hamilton precediera al “Kregen”, de Ken Bulmer, que también se establecía en el sistema Antares. En fin, Costas de Carcosa ofrece ahora dicha saga completa, con todas sus ilustraciones originales: princesas, espadas láser, monstruos horripilantes y mucha acción, pura diversión; tres titulos (Kaldar, Mundo de Antares – Los Hombres Serpiente de Kaldar – El Gran Cerebro de Kaldar) por tan solo once euritos. Uff, no digáis que no es un sueño hecho realidad.

Una serie de historias que te meten en vereda desde la primera página. A tiro hecho. Sin complicaciones, ni descripciones eternas. Stuart Merrick, seleccionado por un grupo secreto de científicos, que le ofrecen la posibilidad de dar un nuevo rumbo a una vida desafortunada (sin hijos, sin trabajo, dinero y aventura) por viajar a un mundo distante como es Kaldar, el planeta del Gran Sol Rojo de Antares. Una misión de ida y vuelta para describir todo lo visto y vivido allí. A partir de entonces, toda una serie de tramas que le marcaran por siempre. Pues allí Merrick será aclamado como gobernante de hombres, donde Merrick se dispondrá a proteger la ciudad, de un planeta lleno de traición y deseos, ya que monstruos extraños y amos crueles amenazan la seguridad de los humanos. Tres historias que vieron la luz hace casi noventa años en las revistas pulp Magic Carpet y Weird Tales, pero que curiosamente a día de hoy se leen la mar de bien.

Pues sí, friends, literatura pulp de la buena. Un mundo por descubrir de títulos y autores (Henry Kuttner, Michael Moorcock, Otis Adelbert Kline, Lin Carter y por supuesto, Edgar Rice Burroughs…, entre otros cientos), escritores que presentaron al lector un escape dentro de la mejor literatura de género. Ese amado pulp al que necesito volver cada poco, para no olvidar que puedo seguir soñando.

Reseña: Tiempo de Caza, de José A. Bonilla

tiempodecazaLo que más nos atrae de poder viajar al pasado es la idea de poder manipularlo. Una elección momentánea cuyas consecuencias cambiarían el futuro. También existe la fascinación de la interacción: conocemos el pasado, pero no conocemos el pasado desde una visión inmediata y de primera mano… Alan T. Henderson es un magnate, está a punto de casarse con una bella modelo, pero todo cambiará cuando en una fiesta en Londres conozca al doctor David McLawson ¿Qué se le puede ofrecer a alguien que se permite tener aquello que más desea?  Entrar en un club de caza muy especial. Un misterio que atraerá a nuestro protagonista.

La historia que vais a leer empieza fuerte, con alaridos de dolor y el sonido de huesos triturados. Tiempo de Caza no es sólo otra novela sobre viajes en el tiempo. Eso tenedlo muy claro. Cuando empecé a leerla me tenía intrigada la forma en que el autor le habría dado vida al millonario Alan.  No suelen caernos simpáticos a los lectores los millonarios. Y me gustó cómo lo hizo, muy humano, viniendo de abajo. Eso va hacer que en sus conversaciones se cuestione muchas cosas. Su conversación con el doctor sobre la caza es extraordinaria.

Viajes en el tiempo inspirados en los que ya conocemos de otras novelas, aunque Bonilla nos lo presenta de una forma creíble usando conclusiones inesperadas. Dándole su visión personal. Con mucha intriga, acción y suspense, con un fuerte toque tecnológico y una maravillosa documentación real. Vale, ir al pasado es sencillo, la documentación está ahí sólo hay que buscarla, pero hasta para eso hay que saberlo hacer. Y lo elaboró de forma muy certera, no utilizándolo de relleno. Haciendo que los viajes al pasado sean pequeños relatos vivos llenándolos de ciencia, aventura e historia. Esto es lo que más deseo que entendáis, no es un ensayo, es una novela de aventuras y acción donde aprenderemos cosas.

También se viajará al futuro al otro lado de la eternidad entrando en el mundo de la biología y la ciencia. ¿Seguirá existiendo la especie humana? Es una tremenda novela del subgénero de viaje temporal, escrita de forma adictiva pudiéndola entender a la perfección. Da igual qué palabra técnica use, lo que parece contradictorio se encuentra perfectamente engranado en unos personajes muy vivos. Además, viajarán de una manera curiosa; los viajes al pasado serán una cacería desde el 1529 en el reinado de Enrique VIII, a la India en la primavera de 1930.

Nueve viajeros en el tiempo. Uno de ellos, escritor de terror. Cuando regrese a casa sus dedos intentarán llegar al interruptor de la luz…, y ahí comenzaran sus gritos. El doctor David McLawson esconde secretos, averiguarlo les costará muy caro a nuestros viajeros. Una novela que se escribió para entretener, con lo cual el autor se tomó algunas libertades que obviamente son imposibles. Simplemente están ahí para que sigamos adentrándonos en las aventuras que creó para nosotros.

Destacar además las ilustraciones de Cecilia G. F. que en sí son un complemento más para seguir la novela junto a los fantásticos comienzos de cada capítulo. Aplaudo al autor, no es una novela más de viajes en el tiempo, es el trabajo bien hecho de un escritor, de un tema ya conocido que supo hacerlo especial. Y eso no es sencillo. Con un final que no os dejará indiferentes.

Reseña: El Fin del Imperio, de John Scalzi

elfindelimperioCon el paso de los años, desde Robert A. Heinlein e Isaac Asimov hasta Gene Roddenberry y George Lucas (y así sucesivamente), uno descubre que es narrativa básica repetir una y otra vez en la Ciencia Ficción, el deseo humano de alcanzar las estrellas. Mas, si se vuelve y es con calidad bienvenido sea. El Fin del Imperio, de John Scalzi, es una de las narrativas de hiperespacio revisionistas más importantes que se han presentado en la actualidad. Vio la luz en 2017 y se alzó con el Premio Locus a Mejor Novela el año pasado. John Scalzi, un pedazo de autor que ha llegado para quedarse, perturba en El Fin del Imperio, y con supuestos fáciles, el tema del hiperespacio del que tanto se habló en la Edad de Oro de la CF.

Las primeras historias publicadas de John Scalzi fueron sus novelas denominadas La Vieja Guardia. Historias donde se reclutaban a ciudadanos de setenta años o más de la Tierra para unirse a las fuerzas de defensa de colonias humanas en el espacio exterior. Se marchaban para nunca volver, pero eso les alargaba la vida. Mucha gente observó en dichos libros similitudes intencionadas sobre el gran clásico Starship Troopers, pero con un toque original que lo volvia factible. Estoy de acuerdo. Nada de plagio, más bien homenaje, ¡y qué homenaje! Por que dichas novelas son joyas en sí mismas, indispensables para todo aficionado a la buena CF.

John Scalzi nació en 1969 y es un escritor estadounidense, escritor online y expresidente de la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de América. Es sobre todo conocido, por las novelas que os comentaba antes: La Vieja Guardia, una trilogía, cuyos títulos de forma independiente han sido todas nominadas a los Premios Hugo. El autor ya había ganado el Hugo al Mejor Fanwriter en 2008 basado predominantemente en su blog. Además uno de los últimos libros que leí suyo, Redshirts, una comedia hilarante, se llevó el Premio Hugo 2013 a mejor novela del año.

¿Y por qué os cuento todo esto? Para qué veáis la poderosa predisposición y ansia que siento cada vez que una nueva obra de Scalzi llega aquí. Y como siento el deseo de contarlo cada vez que disfruto tanto. Y bueno, ¿qué encontramos en El Fin del Imperio? Aunque ediciones Minotauro da una sinopsis bastante extensa y acertada, yo empezaré diciendo que sobre todo, es una novela basada en una premisa singularmente intrigante. En un futuro muy lejano, en la humanidad existe un imperio interplanetario llamado la Interdependencia, sus puestos avanzados conectados por el Flujo: una serie de corrientes espacio-temporales naturales que facilitan el viaje rápido entre diferentes partes del Universo. Como el Flujo existe sin preocuparse por las preferencias planetarias humanas, y como la ruta del Flujo a la Tierra se perdió hace siglos, la mayoría de la gente vive bajo suelo en ciertos hábitats planetarios o en estaciones espaciales a lo largo de estas rutas que el Flujo mantiene conectadas. Hay comercio, viajes controlados por el gremio aristocrático y las familias solo existen en mundos verdaderamente  habitables. Pero hay un planeta llamado Fin, llamado así porque es el reino más distante de la Interdependencia, al que solo se puede acceder mediante un solo par de flujos. Y ahora el Flujo ha comenzado a moverse. Durante mucho tiempo fue estable. Pero se acabó, está colapsado y sin él, la supervivencia de toda la Interdependencia, de los planetas aislados y las vidas que ocupan, en definitiva, de la raza humana; todo-todito-todo llegará a su fin. Tres individuos. Un científico, el capitán de una nave espacial y la emperox de la Interdependencia tienen en sus manos salvar la raza.

La historia comienza con un prólogo, y dios sabe que Scalzi es bueno en eso. El capitán Arullos Gineos, ya lidiando con un motín… Los homenajes son evidentes, pero repito, mientas sean a obras gloriosas y estén bien hechos, es decir, que paseen por distinta acera a la del plagio, para mí son bienvenidos Y eso lo hace muy bien Scalzi. Así que me percaté de como El Fin del Imperio combina elementos de la Fundación de Asimov con el Dune de Herbert, o la serie Culture (La Cultura, no sé si aquí se tradujo así), de Ian Banks. Un buen sandwich mixto de tres pisos. Una manera que me pareció encantadora como fanático del género. Me gustaron las referencias a El Colapso; Scalzi describe muy bien “Ese viejo futuro de la Edad de Oro” en unos ocho puntos. Además, la versión del hiperespacio que encontramos aquí (llamada Flujo) no es simplemente una “velocidad fantástica sino una especie de extraña formación físico-ontológica que se esconde bajo el espacio tridimensional. ¡¿Cómo?! No os preocupéis, Scalzi no es de los que rallan. Lo describe muy bien. Dadle una oportunidad y lo veréis.

El Fin del Imperio gusta, deleita y está llena de buenos momentos. Ciencia Ficción que mola.

Reseña: Apocalipsis Suave, de Will McIntosh

apocalipsis-suaveNuestro autor nos situará entre los años 2023-2033, con una súper población y un índice de paro que asusta. Jasper (el protagonista principal) es un sociólogo. Reside pasando hambre y penurias en una pequeña ciudad del estado de Georgia. Forma parte de una especie de comuna conviviendo con otros de parecida condición social. Destacan en la trama Ange, Sophia y Dreirde. Desde un principio ya viven en su propia mentira diciendo que no son vagabundos, que son nómadas, una manera de quitarle dramatismo a la verdadera realidad. Es interesante este punto porque ellos mismos se cuestionan como han llegado a esa situación de miseria teniendo estudios universitarios. ¿No es eso en sí lo que vivimos ahora? ¿Gente con estudios sirviendo mesas en bares?

El mundo se desmorona lentamente, o como bien dice el título de forma suave. La policía ya no cumple su función; ahora es lo más parecido a la mafia. Con Jasper daremos saltos temporales para ver cómo será ese futuro que nos espera. Porque nos mintieron, después de la crisis no asistimos a mejores tiempos. Lo que nos cuenta sobre ser nómadas que se arrastran de una ciudad a otra, ¿acaso no es dicho estado el nuestro mundo actual cruzando fronteras en busca de una vida mejor? Facturas y deudas, burocracia, trabajamos para mantenernos a flote y de alguna manera, volvernos aún más pobres. En ese futuro tendrán teléfonos móviles, pero hay miseria y hambre. ¿No tenemos en estos momentos internet y personas buscando comida en la basura? Sí, es para asustarse, lo sé, pero la novela cuenta la verdad y eso asusta mucho…

Definitivamente, hay un aviso sobre el capitalismo tal cual se practica hoy, como parte de una advertencia más amplia. Nos estamos acercando a la posibilidad de un futuro terrible, y la mayoría de la gente parece no darse cuenta o cree que ese momento nunca llegará a ocurrir. En la novela muchos duermen en tiendas de campaña en la calle, ¿no es eso lo que nos enseñan las noticias que ocurren en otros lugares? Existe esta actitud de que estamos exentos de sufrimiento, de ese tipo de caos. Colocar estas imágenes de cadáveres, miserias, es una manera de gritar: ¡Despierten, no somos inmunes a esto! Pero miramos hacia otra parte, “no es nuestro asunto”, pensamos, sin darnos cuenta de que un día sí lo será. Los problemas fuera de esta sociedad utópica reflejan lo que tenemos en nuestro propio mundo. La desconfianza y el miedo al gobierno y al ejército parecen ser una emoción global que muchos comparten a pesar de la diferencia de cultura.

Will McIntosh eligió personajes cotidianos, personas que no están preparadas para esto, que todavía siguen preocupadas por encontrar novias y usar desodorante. Las novelas apocalípticas generalmente representan guerreros endurecidos que saben cómo disparar y encontrar comida en la naturaleza. Pero el autor entendió que la mayoría de personas no somos así, no al menos los que vamos a leer este libro, dejando personajes como nosotros, la realidad. Y si todo esto no fuera bastante, hará presencia un virus cuyo nombre es “Doctor Alegre”. Aunque una vez más nos preguntaremos si dicho virus no lo estamos ya padeciendo en el instante en que nos automedicamos con alcohol, drogas y sensacionalismo para no enfrentarnos a la realidad.

No estamos ante la típica historia apocalíptica de zombis, bombas nucleares… Vais a leer cómo será el futuro si nadie le pone remedio a la situación actual en la que vivimos. Es extraño, pero es que todo encaja como un guante, hasta el bambú que hace presencia en la historia. Fijaos bien dónde suele crecer la mayoría de veces, allí donde el asfalto se abre, donde llega el abandono. ¿Curioso verdad? Igual va ya siendo hora de fijarnos cuánto bambú nuevo va creciendo a nuestro alrededor… Quizás nos esté avisando de lo cerca que está ese final sin retorno.

Reseña: Desolación Jones, de Warren Ellis, J.H. Williams III, Danijel Zezelj y José Villarrubia

desolacion_jonesAsí como la vida y viene, a los lectores constantes los géneros y los autores también. Qué quiero decir. Simple. Siempre, cada poco, debemos volvemos a leer a los buenos. Ya son muchos los autores, los géneros, donde elegir y uno de los que va y viene en mi vida lectora comiquera sin duda, es el maravilloso Warren Ellis. Pues gozado he, con su Authority, con su Planetary o la eterna en mi corazón Transmetropolitan. ¡Anda que he dicho poco! Grandes series ya del noveno arte brotadas de la mente del inglés.

A la espera de una extensa serie de calidad, aún quedan otras obras, miniseries, novelas o one-shots con las que disfrutar del maestro. ECC Ediciones lo sabe y consciente de ello, cada no mucho sabe que tiene que tener a Warren Ellis entre sus novedades. Lo último, el desolacion_jones03integral de los ocho numeritos que en Vértigo vio la luz, una historia llamada Desolación Jones. Un título que sacó junto a un genio de la ilustración como es J. H. Williams III (Promethea, Sandman: Obertura), y con la participacion de Danijel Zezelj y nuestro paisano José Villarrubia; donde plasman una singular visión del mundo en el que vivimos, dando forma a un entorno peligroso e implacable poblado por lo mejor, lo peor y lo más estrafalario de la sociedad.

Donde, en particular, me queda la idea que Warren Ellis deseaba agregar un extraño y nuevo héroe a su repertorio. Un hombre, Michael Jones, un antiguo agente del MI6, el primer tipo que consigue sobrevivir a la Prueba Desolación. Una intervención sumamente peligrosa ideada por el gobierno británico. Una prueba que lo cambia física y mentalmente, volviendo su cabello blanco y dándole una visión muy personal de la realidad, después de vivir un año completo de agonía constante e insomne.

desolacion_jones02Pero el ex-agente de inteligencia británico, el retirado Desolación Jones, ahora llega a fin de mes en el sector privado como detective a sueldo de la comunidad secreta de ex-espías que viven en Los Ángeles. Un trabajo sucio y feo pero que alguien tiene que hacer. Y entonces vemos que es un día más en la oficina mientras Jones sigue pistas en un caso particularmente difícil. Jones profundiza en el lado rancio de la comunidad fantasma de Los Ángeles mientras busca respuestas… Y una niña desaparecida. Lo que le lleva a otra búsqueda: el artefacto más sucio jamás creado por el hombre. Aunque cierta gente parece dispuesta a hacer cualquier cosa para asegurar su fracaso.

Y con varios casos mezclados en uno, vamos devorando esta serie tan particular, tan recomendable, para amantes de este mix de género negro y cyberpunk que tan buenos resultados ha dado, sobre todo, en el cine. desolacion_jones04Jones es contratado para encontrar una caja robada de películas ilícitas y se encuentra a la deriva en el sórdido subterráneo de Los Ángeles. Se encuentra en medio de una masacre sin resolver. Fantasmas y escándalos y una familia unida por el odio. Poco a poco se va dando cuenta de lo mal situado que está cuando se entera que un año atrás, John Asher, un antiguo compañero del MI6, buscó refugio en la comunidad de ex-espías de Los Ángeles y lo encontraron muerto. Seguía sus mismos pasos.

desolacion_jones05Una trama situada en el favorito entorno donde el gran escritor Philip K. Dick escribió sus mejores historias. Un cuento de estilo ciberpunk magníficamente ambientado por J.H. Williams III, un volumen que recopila por primera vez la serie de forma íntegra, incluyendo los dos números del segundo e inconcluso arco argumental, dibujados por Danijel Zezelj (Scalped, DMZ).

Ciencia Ficción de la buena en formato cómic.