Archive for Monica Jurado

Reseña: Todas son buenas chicas, de Néstor Belda

Todas_son_buenas_chicas_Nestor_BeldaSiempre que voy a leer algún libro de no ficción (con historias que podrían ser tan reales como la vida misma), intento mentalizarme de alguna manera. ¿Y por qué? Porque estas historias siempre suelen afectarte más que las de ficción. Por una sencilla razón: son cercanas, cotidianas, reales; y pueden dejarte vulnerable o desarmado/a en algún momento. Así que mejor prepararse para ello aunque, para no mentir, muchas veces fallan esas “defensas”.

Como en este caso.

Hay historias que me han noqueado sin poder evitarlo. Que me han herido y me han hecho daño. Pero esta es una de las maravillas de los libros: hacerte SENTIR (eso que me gusta tanto que me haga un libro), y con estas historias he sentido pena, tristeza, rabia, dolor, alegría, esperanza. Me han hecho creer que las cosas pueden cambiarse, que hay que ser valiente para hacerlo, pero que puede ser POSIBLE.

En otras, en cambio, no. Pero en eso consiste la vida, ¿no? Pelear e intentar enfrentarnos a todo lo que se ponga en nuestro camino, a veces siendo los vencedores y otras los vencidos. Por eso puedes sentirte identificado con los cuentos que aparecen en este libro, donde las protagonistas son las mujeres: intensas, humanas, valientes, lectoras, las que nos hacen sentir tanto, en tan pocas líneas. Y para nada es un libro feminista o que discrimine al hombre, no. Solo son historias sencillas, desgarradoras, esperanzadoras, donde siempre aparece una mujer, sea protagonista o no.

Este libro se compone de diez relatos, donde la mujer siempre está presente:

“Una buena chica”: Sonia es una chica inteligente y luchadora que vive con el Erre, gandúl y sin aspiraciones. Atrapada en una vida de la que lucha por salir desesperadamente.

“Lirios amarillos”: José le trae a Laura, su mujer, lirios amarillos del río donde va cada día. Un río que marcó su vida para siempre.

“Estaríamos mejor”: Julia y Claudia son dos amigas que comparten, desde hace años, al mismo hombre.

“La noche del pollo frito”: Ivana e Isaac han perdido a July, amiga y esposa respectivamente. Se suicidó. Cosa que extraña mucho a Ivana y que piensa averiguar si realmente fue así o no.

“Que no, papá”: Mario está en el cementerio hablando con su padre por teléfono. Le ha sido infiel a Laura con María. Estando allá, ve a la familia de María…

“¿Por qué ha dicho eso?”: Dana y Jordi, Débora y Pau. Dos parejas amigas en una cena en casa de la segunda. Unas palabras dichas por Débora a Jordi, y todo cambiará para siempre entre ellos.

“ Vale, Paula”: Raquel está a punto de suicidarse cuando recibe la llamada de su amiga Paula. Va a ir a verla. Sus planes tendrán que esperar.

“¿Y usted le cree al Cacas?”: Hurtado va a un bar donde un cliente ha interpuesto una demanda judicial. Allí puede que se convenza de que la demanda sea falsa.

“Un geranio no se seca ni dándole patadas”: Carlos recuerda como conoció a Cecilia, su mujer, y a Lili, la madre de ésta, que casi rompe su relación.

“A Constance, con emoción”: Un profesor recuerda su encuentro con Constance Belavoir, una profesora de educación infantil y escritora, que cambió su futuro.

Relatos que a medida que relees te van gustando más y más, porque las emociones que desprenden siguen ahí. Un libro que puede parecer sencillo en apariencia, pero con un corazón que alberga miles de emociones. ¿Una de sus claves? Quizás que las protagonistas no son heroínas. Solo son buenas chicas.

Como tú o como yo. O como vuestra madre, novia, amiga, hermana…

Reseña: La Rastreadora, de Antonio Lagares

La-rastreadoraLa mente humana, qué tema más fascinante, ¿no os parece? Del que nos quedan tantas cosas por descubrir… Y la conciencia, esa que nos dice lo que está bien o está mal. Que nos guía de alguna manera. Aunque, hay mentes, que la ignoran por completo haciendo desaparecer los límites del bien y del mal.

¿Y qué ocurre en esos casos? Pues está es la historia de uno de ellos. De la lucha de la conciencia contra una mente enferma, desconectada de la realidad, la mente de un asesino.

Una lucha brutal, que te mantiene en tensión, sin saber cuál de las dos partes resultará vencedora. Ya sabéis que me gusta el terror psicológico. Quizás, en algunos aspectos, es el más complejo, pero fascinante. Como en La Rastreadora, que me ha mantenido en vilo desde principio a fin. Te hace preguntarte y cuestionarte muchas cosas.

¿De verdad puede ser tan poderosa la conciencia?

Cuántos de nosotros no habremos tenido en más de una ocasión alguna “discusión” con ella. Muchas veces puede salvarte, pero en otras será tu perdición. Esta historia me ha dejado con ese gustillo incómodo que tanto me gusta.

Élyran es una rastreadora brillante y eficaz. Y está a punto de empezar su última misión antes de ser ascendida. Debe rastrear la mente de Miguel, hasta encontrarle. Lo hace, lo encuentra oculto en la entrada de una iglesia, viviendo como un indigente. Y aunque sabe que no debe, decide entrar en contacto con su mente, segura de su fuerza y seguridad.

Ese será su mayor error…

No contaba con la poderosa fuerza que tiene Miguel. Puede vencerla. La mente de un asesino, sospechoso de la muerte de su hermano, de su mujer… Un hombre sin conciencia, que vive desconectado de la realidad y que no distingue el bien del mal. Élyran será arrastrada a ese infierno, en un enfrentamiento brutal, que puede costarle la vida. ¿Podrán rehabilitar su mente, o es un caso perdido dónde la desesperación del individuo es la única solución posible?

Realidad y ficción, se entremezclan en esta historia.

Una lucha feroz contra nuestra propia conciencia, dónde debemos reconocer nuestros pecados y pagar por ellos. Y, a veces, ese precio es muy alto. Una lucha psicológica que llevará a Miguel hasta los límites de la locura.

Premio Pandemia a la mejor novela de terror de año 2013. Después de leerla, puedo entender porqué se lo concedieron. Terror psicológico en estado puro. Un tema de lo más fascinante. Nuestra conciencia y sus entresijos, desde un punto de vista verdaderamente original.

Una historia de terror que no dejará indiferente, por que todos somos conciencia, lo queramos o no.

Reseña: Fuego Blanco, de Preston & Child

Fuego BlancoDespués de casi otro año de espera, aquí vuelvo a tener entre mis manos otra novela de mi querido agente Pendergast.

Y, como siempre, esa espera ha valido la pena. Otra vez sumergida entre estas páginas en un inquietante y terrorífico caso a los que nos tiene acostumbrados este peculiar agente del FBI. Donde nada es lo que parece otra vez, y las sorpresas están a la vuelta de la esquina.

Mirad qué casualidad, que en anteriores reseñas comparaba a Pendergast con Holmes, y en esta historia (viva la magia) aparecen los dos. Ya que un relato inédito de Conan Doyle es la conexión entre las muertes que investiga el agente. Y no sorprende, para nada, pues con Pendergast nada es sorprendente, porque él ya lo es en sí.

Después de tanto tiempo siguiendo sus hazañas, aún hay mucho de él que creo que se desconoce; ese aura misterioso que no deja de acompañarlo en cada momento y que lo hace tan especial. Aunque tiene también su corazoncito, como puede apreciarse en esta historia con Corrie.

Mi Pendergast, siempre tan atormentado…

Corrie Swanson, la protegida de Pendergast, decide basar su tesis de criminología en la extraña muerte de unos mineros hace ya muchos años, supuestamente a manos de un oso que también los devoró. Para ello se desplaza a una exclusiva estación de esquí, donde tienen los cuerpos de estos mineros. Al principio, cuenta con el total apoyo del jefe de policía que no le pone ningún impedimento para su investigación, pero al día siguiente de llegar al lugar, este le retira todo su apoyo y le quita la autorización para estudiar los cuerpos. Corrie desobedece esta orden y es encarcelada. En ese momento, pide ayuda a Pendergast. No quiere abandonar la investigación de los cuerpos, descubrió en ellos marcas que no eran de animal. Huellas humanas, que le llevan a sospechar de algo extraño.

Por otro lado, un relato inédito de Conan Doyle sobre un caso de Holmes, hace descubrir a Pendergast que existe una conexión entre este hecho y la terrible muerte de los mineros. Un descubrimiento escalofriante, que pondrá en grave peligro la vida de los dos, sobre todo, la de Corrie… Un sádico pirómano tiene atemorizado a todo el pueblo de Roaring Fork.

El peligro está servido.

Trepidante, misteriosa, terrorífica, oscura. Así es la nueva historia de Pendergat publicada por Plaza & Janés, como no podía ser de otro modo. Para los que lo conocéis, tampoco esperaréis otra cosa, por eso somos sus fans. Y tampoco creo que queramos que cambie.

Para los que aún no os habéis decidido y os resistís, tampoco voy a intentar convenceros. No hace falta. No os convenceré yo. Lo harán las historias de Pendergast desde su primera página. Porque es imposible resistirse cuando empiezas a conocerle.

Os lo digo yo.

Reseña: Comarcal 415, de Carlos Rodríguez Garrido

comarcal415Abres las primeras páginas del libro, empiezas a leer y te descolocas por completo. ¿Y eso? Pues pasa, en este caso, porque el lector recibe una brutal noticia. Noticia crucial para el resto de la historia. Y con esa ventaja cuentas, porque el autor ya no te da más pistas, así que no te queda otra que continuar ansiosa con la trama. Una trama que te lleva a hacerte miles de preguntas, y a compartir con su protagonista, Alex, un caso que cada vez se vuelve más misterioso. Por que aquí, casi nada es lo que parece. Y todo puede ser en ese aislado pueblo donde transcurre este caso.

Es empezar a leer y “picarte el gusanillo”. Empiezas a conjeturar, a sospechar de personajes extraños que tienen todo la pinta de ser culpables. Y a intentar no dejar escapar detalles, por que los hay, que te guíen hacia el final del túnel en que convierte este extraño suceso. Detalles, que al descubrir, te hacen exclamar. Y un par de “¡Joderrrrrrrrrr!” han caído durante la lectura.

No os creáis que el final es más tranquilo, para nada. Si estás en tensión durante toda la novela, hacia el final, ésta estalla. A una velocidad vertiginosa, sin perder el ritmo, ves como todo cobra sentido. Eso sí, un sentido de lo más macabro. La guinda final para esta trama es que, al principio parecía un caso normal de desaparición, pero nada más lejos de la realidad. Y, de fondo, una macabra historia que guarda el pueblo donde todo comienza.

Alex Bonnet es un joven detective que, pese a su juventud, se dedica a este oficio con más o menos fortuna. Pero todo cambia, cuando un día la hija de un importante empresario desaparecido, decide contratarle para encontrar a su padre. Éste desapareció en un pueblo de Albacete, en la Sierra de Alcaraz, y Alex tendrá que desplazarse allí para averiguar qué pasó con el empresario. Al principio, sus pesquisas no le llevan a aclarar nada, pero poco a poco, y con su persistencia, Alex va descubriendo cosas que nadie conocía hasta ahora. Como la vida secreta que llevaba el desaparecido. La entrada en escena de la mujer del empresario, Isabel, involucra al joven detective aún más en el caso. La desaparición de Isabel, muy parecida a la de su marido, desencadenará una serie de hechos que llevan a Alex a una carrera casi contrarreloj para poder salvar la vida de esta. ¿Qué espantosa historia guarda este pueblo y su inquietante Comarcal 415? Alex tendrá, esta vez, que valerse de todo su ingenio y perspicacia para resolver estos oscuros sucesos, sin saber que se enfrenta a peligros que ponen en riesgo su vida y la de otras personas.

Brutal. Esta es la primera palabra que me viene a la mente cuando pienso en esta historia. Cómo una simple desaparición, puede ser realmente un caso tan macabro. El autor ya te pone sobre aviso nada más empezar la historia. Un aviso, que te hace sospechar que este caso puede que no tenga un final tan feliz como te gustaría. Pero así es esta historia, angustiosa. Y el primer caso de este curioso detective, Alex Bonnet. Un personaje que promete, y del que voy a estar muy atenta a partir de ahora. Así que, querido lector, si quieres perderte entre las páginas de esta historia y desafiarla, te pongo sobre aviso. Y la que avisa…

Reseña: El síndrome del delfín, de Ramón Cerdá

El-sindrome-del-delfinSiempre que abro un libro de este escritor, sé que voy a encontrarme con una historia digamos que angustiosa, pero esta vez, nada de matices, angustiosa totalmente. Imagino que muchos de vosotros habréis tenido en alguna ocasión trastornos de sueño. Noches que os ha costado dormir o que casi no habéis dormido. Se pasa mal. Pues imaginad no poder dormir ni durante un segundo. Un día tras otro. Es para desquiciar a cualquiera, ¿verdad?

Yo puedo hablar por experiencia propia sobre el tema. Así que eso me ha servido para sentirme identificada más con Hilario, el protagonista de la novela. Sentir esa angustia de no saber si las cosas que te pasan las sueñas o son reales. Tener lapsos de tiempo en los que no sabes qué has hecho o qué ha pasado. Por que el lector tampoco lo sabe ciertamente, puedes intuirlo, pero no estar segura. Y esas dudas te acompañan en toda la historia.

La angustia y la incertidumbre tampoco te abandonan. Aparecen muchos interrogantes y dudas que te hacen cuestionarte cosas. Sientes lo mismo que Hilario. No sabes lo que es real y lo que no. Llegas a la conclusión de que nada es lo que parece en esta historia. Hilario es un hombre que vive solo, su mujer se suicidó, jubilado anticipado y con un grave problema con el sueño. Es incapaz de dormir. Eso le lleva, con el paso de los días, a creer que tiene visiones, a tener lapsos de memoria, o a confundir la realidad con lo que no la es. En uno de esos lapsos, se encuentra con que está en una página, donde ofrece su casa a desconocidos que están de viaje por España. Y uno de estos, va a pasar unos días en ella.

Alguien que le parece extraño a Hilario y del que desconfía, más cuando su vecina aparece brutalmente asesinada. A partir de ahí, se van desencadenando acontecimientos que llevan a Hilario a vivir una pesadilla con desastrosas consecuencias.

Se convierte en uno de los sospechosos de la muerte de su vecina y se reencuentra con un comisario que cree que él es el culpable y que hará lo imposible para incriminarlo. ¿Cuánto de realidad y de ficción se mezclan en esta historia? Una historia que llevará a Hilario a una espiral de locura y muerte, donde nada es lo que aparenta ser.

Otra vez Cerdà lo ha vuelto a conseguir con esta oscura historia. No dejarme indiferente. Transmitir toda la angustia del personaje al lector, haciéndole partícipe de la pesadilla que está viviendo. Una trama interesante y que atrapa al lector desde las primeras páginas, sin dejarle tiempo para relajarse ni un minuto.

El título del libro es imaginario. No existe ese síndrome, aunque el nombre me parece acertadísimo. ¿Y por qué? ¡Averiguadlo!

Reseña: Dejen morir antes de entrar, de VVAA

dejenmorirantesdeentrarAntes de empezar a leer esta antología, no me quedaba muy claro el título. Ahora, sí. Porque es preferible morir, a vivir o en entrar en alguno de los “lugares cerrados”, tema en común en todos los relatos. Este año parece, aunque aún no llevemos mucho, que será un gran año “antológico”, y aquí hay un claro ejemplo de ello. Una excelente antología que me ha tenido enganchada durante días. Lo he pasado mal, peor, fatal y lo siguiente. Porque si terminas de leer un relato y te deja “fuera de juego”, no hay que bajar la guardia para nada, porque el siguiente, quizás te noquee por completo. Hay relatos para todos los gustos. Todos te lo hacen pasar mal, pero algunos, son “heavys” totales. Uno brutal, que aún ronda por mi cabeza…, bueno, a ver si adivináis cuál es.

Imagino que esto ocurre cuando un puñado de mentes retorcidas (desde el cariño, ¿eh?), deciden presentarse a un concurso. Lástima que no estén todas las historias participantes de la antología, pero es lo que tienen los concursos. Así que ya sabéis, si queréis, de verdad, pasar miedo y algo más, esta antología no defrauda para nada. Dejen morir antes de entrar, consta de 33 relatos, todos ellos con un tema en común: transcurren en “lugares cerrados”.

“El aullido del viento”, de Jordi Noguera de Gea: Una casa aislada en el desierto. Un matrimonio y un terrible suceso.

“Dejen morir antes de entrar”, de Tomás Rubio Pérez: ¿Qué esconde la “Boca del infierno” en sus profundidades?

“Se arrastran en la oscuridad”, de Juan José Díaz Téllez: Kevin permanece encerrado en una casa abandonada. Pero no está solo en la oscuridad.

“Difícil elección”, de Carlos J. Lluch: Seguir encerrado en su piso, o enfrentarse a las sombras. Qué decidir.

“Escoria”, de Rubén Ibáñez González: En una mazmorra se pudren 7 hombres. Un sacrificio podría salvarlos.

“Partes de mí”, de Oscar Navas: Un hombre está atrapado en una jaula por su demente hija.

“Lunática”, de Miguel Ángel Chamizo: En un psiquiátrico, los enfermos se convierten en “sanos” y los “sanos” en enfermos. La luna…

“La niñera”, de Javier Rodríguez Blanco: Teresa se queda encerrada en una casa cuidando a un niño muy especial.

“Cámara frigorífica”, de Julián Sánchez Caramazana: Ella guarda en su cámara frigorífica una carne muy diferente para unos clientes muy diferentes también.

“Mad Men”, de Francis Novoa: Un chico, atado a una silla en una habitación, escucha a un mendigo hablar de la horrible competencia en el mundo.

“Castigo”, de Marta Junquera: Clara odia trabajar en la pastelería que fue de su padre, pero pronto descubre que ese era su castigo.

“Soy lo que soy”, de José Antonio Reyero Chamizo: En un abandonado almacén, un grupo de mendigos caen en manos de alguien que descubrirá sus demonios.

“Cesspool People”, de Javier Fernández Bilbao: Una mala crítica de un libro lleva al responsable al terrible pueblo imaginario de la novela.

“Padre Nuestro”, de Manuel Sánchez Ramos: Unos atracadores entran a robar en una iglesia ignorando a quiénes rezan allí.

“Fuera de servicio”, de Yolanda Camacho Sánchez: Encerrada en un metro cuyo destino es: “fuera de servicio”.

“La casa de los espíritus”, de Tony Jiménez: Una chica despierta en una casa extraña. Pero no está sola.

“La salida”, de Tamara López Ruiz: Daniela queda atrapada en un telesférico mientras ve como un extraño hombre va matando a sus amigos.

“Retorno a Crossfaith Manor”, de Cristina González Béjar: Emily regresa a su antiguo hogar donde descubrirá un secreto familiar espeluznante.

“Palomitas de maíz”, de Guadalupe Eichelbaum: En una pequeña nave industrial, un hombre piensa suicidarse enterrado en palomitas de maíz.

“No antes”, de Javier Trescuadras: Soniére sufre una maldición: toda su vida gira en torno al número 13. Si no es así…

“Audiencia”, de Rakel Ugarriza Lacalle: Gina presenta un programa llamado Dulce venganza.” Y aparte de dulces, terribles.

“La Jauría acosada”, de Beatriz Troitiño Sánchez: Unos amigos despiertan encerrados en una vieja alcantarilla. Pronto descubren que no debieron burlarse de alguien muy especial.

“El autoestopista”, de Antoni Serra Vidal: Gael sube al coche de una desconocida, pensando en cómo disfrutará torturándola.

“El refugio”, de José Manuel Lara Briones: Kira y su novio se pierden y llegan a un refugio donde pasó algo terrible.

“Panamera”, de Marc Sabaté Clos: Un hombre queda atrapado dentro de su increíble y maléfico Porsche.

“El ángulo muerto”, de Manuel Caballero Mateos: Los fantasmas. Un faro. La doctora Jekyll y sus terribles asesinatos.

“El miasma”, de Sandra Monteverde Ghuisolfi: Un libro de Lovecraft lleva a una muerte horrible a su lector.

Extras:

“En Busca de Dios”, de Ana Vivancos. Ganadora de la segunda edición: En una nave espacial, sus tripulantes van en busca de Dios.

“Larvas negras”, de Rubén Ibáñez González. Segundo premio en la segunda edición: En un baño de caballero, cuatro personas están encerradas. Unas larvas negras salen del cuerpo de los humanos.

“Nada más por ver”, de Luis Guallar. Tercer premio en la segunda edición): Un grupo de extraños ancianos van en un autobús, cuando parece que el mundo se acaba.

“La puerta 21”, de Yolanda Camacho Sánchez. Ganadora de la primera edición: Una vecina extraña se aparece en su casa varias veces. Pero según los vecinos, nadie vive en esa puerta.

“La recepcionista”, de José Luis Ordóñez. Segundo premio de la primera edición: Nerea se hospeda en un hotel con una extraña recepcionista. Un hotel donde su habitación huele de un modo muy raro. Pronto adivinará por qué macabro motivo es así.

“El horror oculto”, de Manuel Caballero Mateos. Tercer premio de la primera edición: En una antigua mansión, un libro maldito y un ser abominable esperan a sus víctimas. Una salvará para contarlo todo.

Una excelente y completa antología, con relatos para todos los amantes del terror. Con multitud de registros y que hará las delicias de los más exigentes. Eso sí, espero que este sea el primero de futuras antologías. Entrad, lectores, a esos lugares cerrados llenos de horror. Vosotros que podéis.

Reseña: El sendero del horror, de Javier Núñez

El sendero del horrorEncontrarnos con personas de lo más normal a las que les ocurren cosas que no son en absoluto normales, puede dar miedo, mucho. Y este es el caso. Cómo puede cambiarnos la vida de una manera que en absoluto esperamos, un suceso que nos pasa de repente. En lugar de ese extraño suceso, ¿qué hacemos?, pues seguir adelante sin ser conscientes de las consecuencias. Y luego, pasa lo que pasa.

Eso sí, he disfrutado, aunque haya sido en tensión, pero sobre todo, me ha podido la curiosidad: ¿A dónde llevará esas extrañas situaciones y como acabará el protagonista de éstas? Quizás en una historia lo tengamos más claro que en otra. Aunque en las dos, el precio que se paga es muy alto. Pero son los riesgos que pueden correrse cuando te metes en terreno desconocido y sobrenatural. Sí, ya lo sé. Esa parte curiosa a la que a veces no debemos hacer caso, pero que está ahí, incitándonos a averiguar qué hay más allá.

El sendero del horror se compone de dos relatos: A contrarreloj y Moneda maldita.

En A contrarreloj, Emilio es un profesor que hace poco que acaba de separarse y lleva una vida tranquila y en soledad. Disfruta de su trabajo, y su día a día transcurre en calma y rutinariamente. Hasta que empieza a recibir extraños mensajes. Mensajes de una persona que le pide auxilio desesperadamente. Y lo más extraño del caso, es como los recibe. Desde su impresora apagada, escrito en tiza en la pizarra de su aula por alguien que no está presente. Por que Emilio, solo escucha su voz, que según esta, se encuentra en algún lugar, presa de alguien que quiere acabar con ella. Al principio, cree que se trata de alguna broma de sus alumnos, pero cuando se convence de que no es así, su determinación es averiguar donde se encuentra esa persona y rescatarla antes de que sea demasiado tarde. Y al final, cree descubrir donde está atrapada. En un sitio subterráneo, accediendo por una alcantarilla. Pero, allí no se encuentra solo. Hay alguien más. ¿Otro rescatador? ¿El asesino? No tardará mucho en averiguarlo…

Moneda maldita: Abelardo es un joven con una vida normal. Un día, antes de ir hacia su trabajo, encuentra una extraña moneda muy antigua. Decide quedársela sin saber las consecuencias que ese gesto tendrá en su vida. Porque esta no es una moneda cualquiera. Perteneció a alguien que sigue clamando venganza a través del tiempo y que maldice a todos los que se encuentran con ella. Y, ¿quién es ese dueño? Rasputín. ¿Cómo podrá librarse de que esa moneda maldita acabe con su vida y siga su camino? Con la ayuda de María, su novia, tendrán que encontrar la solución antes de que sea demasiado tarde.

Buen título para este libro. Porque desde luego sí que es un sendero que lleva al horror. Al horror de lo inexplicable. Ese que pone patas arriba todo lo que conocemos y que predispone nuestro final sin que a veces podamos tomar parte en él.

Reseña: Bueno, bonito… ¡Maldito!, de VVAA

bueno bonito maldito¿Puede una cosa, un objeto tener “alma” y controlar lo que nos ocurra? O satisfacer nuestros sueños y deseos. Si creéis que eso es posible, no leáis este libro… No digo esto porque no os vaya a gustar o no vayáis a pasar miedo. Lo digo concretamente por ese detalle: pasaréis mucho, mucho miedo, y de pronto, empezaréis a inquietaros pensando que vosotros sois dueños de algo muy similar a las protagonistas de estos relatos. Ya os entran las dudas, ¿verdad? ¿Y el miedo? No me digáis que no empieza a aparecer a lo lejos, agazapado, pero ahí presente. Porque yo he sentido todo eso y más leyendo este libro. Pensando, de repente, en si tengo algún objeto que pueda encontrarse en mi poder y “apoderarse” de mí. No es una teoría tan descabellada…

Respiro, aliviada. Ningún objeto parecido me ronda. Mis sueños y deseos tendré que currármelos yo, sin esta clase de ayudas. Lo prefiero. A partir de ahora, cuando pase por una tienda de antigüedades, objetos de segunda mano, ya no miraré del mismo modo que antes. Puede que me lo piense dos veces antes de entrar. Puede que una de esas cosas me esté esperando.

Esta antología se compone de 13 (interesante número) relatos.

La llave de Jacob Gibbons (de Pablo García Naranjo): Jacob posee una llave. Una llave que abre una puerta donde el Hombre Sonriente, espera. Él ya advierte de su maldad, pero no le hacen caso.

Kaviars Skaits 3 (de Iván Mourín): Marion encuentra una lata de caviar durante una mudanza. Una lata que guarda algo más que caviar y que quiere recuperar algo que le pertenece.

Aisling (de Ana Morán Infiesta): Sandra, una joven escritora, encuentra en una tienda de antigüedades a Aisling, una extraña muñeca que la usa para sus planes de venganza.

El sabor de la locura (de Álvaro Peiró Burriel): El protagonista compra una caja con varios objetos, entre ellos, uno muy personal de un despiadado asesino.

La mudanza (de Marta Junquera): Durante una mudanza, un padre y un hijo encuentran un antiguo cronógrafo perteneciente al abuelo de éste. El padre se lo regala a su hijo sin saber las fatídicas consecuencias de ese acto.

El reflejo del alma (de Lucía Pérez Sainz): Thomas recibe de sus pacientes que se suicidan, un espejo. Este se irá apoderando y alimentándose de él.

El hechizo del estío (de Beatriz T. Sánchez): Un joven poeta tuberculoso, descubre una tarde en un apartado jardín de la residencia donde se encuentra, una sombrilla. Y espera ansioso, día tras a día, a su propietaria.

Hornet (de Luis Guallar): Daniel encuentra, ayudando a su vecino en el desván, una bicicleta, que se queda como pago a su ayuda. No sabe que esa bicicleta busca niños…

El informe (de Raúl Ansola): Darío tiene en su poder una cámara capaz de retratar el pasado o el futuro. Y cambiar alguno de estos trae consecuencias.

La butaca del infierno (de Daniel Meralho): Una matanza en un hospital psiquiátrico. Una silla de ruedas. Su morada.

El silbato de Irah (de Néstor Allende): Un silbato desata la ira y la violencia de todos los que escuchan su sonido.

La promesa (de David Rozas Genzor): Una preciosa pluma se convierte en la pesadilla de Dani, cuando esta decide que debe cumplir su promesa.

Reliquias (de Ana Martínez Castillo): ¿Un candelabro guarda el espíritu de unas niñas muertas?

Cuando en una antología se reúnen un grupo de buenos escritores con una muy buena premisa, suele surgir lo que en este caso: una excelente antología, que hará que pases unos terroríficos momentos durante su lectura. ¿Una de las antologías del año? Yo apostaría por ello. El tiempo me dará razón.

Reseña: El almacén y otros cuentos inquietantes, de Víctor Alós Yus

El-AlmacenSiempre que voy a leer un libro de relatos de Terror me asalta la misma duda: ¿conseguirán darme miedo, inquietarme o atraparme? Porque he leído muchos libros de relatos y no todos han conseguido ese objetivo. Y claro, con este también me asaltó esa cuestión. Primer relato… ¡Uf! ¡Bestial! Te deja KO, vaya. Y entonces, ya te lanzas y devoras los siguientes. Porque no es solo el primero el que te deja descolocado, no. Con los demás ocurre lo mismo. Todos tienen algo que no te deja indiferente. Quizás sean las situaciones típicas que podemos reconocer todos, pero que se convierten en algo tenebroso y oscuro. O enfrentar a personajes de ficción que todos conocemos a situaciones extremas y sorprendernos de su reacción (aquí me refiero concretamente al relato de El vampiro de la calle Mayor). Llegar a sentirnos identificados con algunos de los protagonistas, o imaginar que podemos encontrarnos en las situaciones en las que ellos se encuentran. Sentir su angustia, y saber que puede que todo no acabe bien al final…

Para qué engañarnos. A todos nos gustan los finales felices, pero también están esos finales que no lo son, y que te dejan una sensación extraña en el estómago. Puede que no del todo desagradable. Esa pequeña y escondida parte de nosotros que se estremece con una ligera sonrisa en los labios, disfruta de lo que está leyendo. No digáis que no tenéis esa parte escondida, porque no me lo creo. Además, todo lo que leemos es ficción, ¿no?

Este libro se compone de 10 relatos cortos y cuentos.

“El vampiro de la calle Mayor”: Un vampiro que desprecia a los humanos, descubre un día que estos han cambiado, convertidos en zombis. ¿Cómo podrá enfrentarse ahora a ellos?

“La playa de mi destino”: Un hombre intenta desesperado llegar al mar y ahogarse en él. Si no lo consigue su destino será ser devorado y poseído eternamente por “ellas”.

“El bastón de mi tío”: Un viejo y maligno bastón se apodera y transforma a quién lo posee.

“Esperando turno”: Atrapado en un supermercado lleno de zombis, Luís inicia una carrera desesperada por salir de ahí.

“Beep, Beep, Beep”: Un asesino en serie, piensa que ha encontrado a su víctima perfecta, pero no sabe lo equivocado que está.

“Sustitución”: Un alienígena rememora una y otra vez como vivió el final de la civilización con un terrestre. Crueles recuerdos.

“Monos y graciosos”: El mundo está empezando a desaparecer sin saberse el motivo, al igual que los humanos. Y parece que hay algo que puede encontrarse detrás de todo esto: los gatos.

“La cita”: Un sicario espera a la hija de un político que cree que va a una cita romántica sin saber lo que le espera.

“RASS RASS RASS”: Héctor empieza a escuchar un extraño ruido detrás de una puerta que se encuentra en la fábrica donde hace el turno de noche. ¿Se atreverá a abrir la puerta y descubrir qué se esconde?

“El almacén”: Toni recibe la llamada de Carlos, un empleado de la fábrica donde trabaja de encargado después de terminar su turno. Pero esa llamada le hará vivir una extraña e inexplicable situación.

Relatos y cuentos muy intensos. Cada cual con un final inesperado y sorprendente. Así que si esperas pasar un momento relajado leyéndolos, vete olvidando. Nada más lejos de la realidad. Te hará SENTIR. Te sentirás fuera de juego y con esa extraña sensación en el estómago… Creo que estaré pendiente de las próximas publicaciones de este escritor.

Reseña: Jimena no deshoja margaritas, de Olga Salar

jimenanodeshojamargaritas¿Cuántas veces nos hemos sentido atraídos o repelidos por una persona nada más conocerla? Sin llegar a saber si con el tiempo nos llegaría a caer bien o mal. Como un flechazo. Porque sí, los flechazos existen. ¿O no creéis en ellos? Pues yo sí que creo. Quizá porque me ha pasado alguna vez. Luego, que ese flechazo lleve a algún sitio o no, es otra cosa.

Pero ahí está la tensión, como entre los dos protagonistas de esta historia, que en un primer momento parece que se repelen pero nada más lejos de la realidad. Otra cosa es que no paran de chincharse…

Ahí empieza una divertida, sensual y romántica historia que puede sonarnos en alguna de sus partes. A mí, como a Jimena, no me gusta nada que me digan como tengo que ser, como vestirme, qué decir u opinar. Y claro, si en mi vida apareciera alguien como Lucas, pues saltarían chispas, naturalmente.

Pero para qué engañarnos, también tendríamos que ser muy fuertes para poder resistirnos a sus encantos. Jimena lo intenta, pero cuando nos tocan el corazón, por muy fuerte y protegido que creamos tenerlo, el amor es tan fuerte que es capaz de abrir una pequeña brecha en él. Y ahí llega el principio del fin. No sabéis lo que me alegro de que eso pasara entre Jimena y Lucas. Si es que mi parte romántica me puede…

Jimena es una brillantísima chelista cuyo sueño es tocar en el Concierto de Año Nuevo en Viena, y en compañía de su chelo cree que es feliz. Pero todo eso cambia el día en que conoce a Lucas. Un guapo y brillante arquitecto que se mete con ella y su aspecto. El choque entre ambos es inmediato. Cambia en el momento en que a los dos les toca compartir casa rural en fin de Año. Eso cambiará sus vidas para siempre.

Lucas empieza a descubrir que le gusta Jimena mucho más de lo que quiere admitir, y Jimena también empieza a darse cuenta de que quizá no es tan insensible a los encantos de Lucas como ella creía. ¿Pero será capaz Lucas de convencer a Jimena de que quiere una relación en exclusiva con ella?

Y ella, ¿abrirá su corazón después de tanto tiempo sin temor a que se lo rompan?

Quizás el amor necesite trabajar muy duro para juntar a estos dos. Sí. Es un huracán, que todo lo destroza a su paso y trae el caos y la destrucción. No. No es un tornado ni nada de eso, aunque por sus efectos, bien podría parecerse. Me estoy refiriendo al amor. A eso que muchos creen controlar, pero que están muy lejos de hacerlo. Vale, también tiene que aparecer una persona muy especial, como en este caso. Y también quizá suene a tópico, pero es que es la pura verdad: el amor es una de las mayores fuerzas del universo. Si no leed esta historia, que habla de segundas oportunidades, de vencer miedos y dejarse llevar por lo que sentimos, aún sin saber muy bien a dónde acabaremos yendo.

Eso es la vida. Arriesgar para ganar. Y aunque muchas veces parezca que el precio es muy alto, vale la pena la recompensa como ocurre en Jimena no deshoja margaritas.