Archive for octubre 2012

Reseña: Yo, vampiro, de Fialkov y Sorrentino

Lo bueno de este cómic es como se van presentando las escenas, y aunque sabes que va de vampiros, la lúgubre situación de desesperación que recorren tus ojos con cada viñeta hace que te sumerjas del todo en la historia.

Empezamos a encontrar escenas terroríficas, impactantes y un extraño amor de fondo entre dos personajes que apenas conocemos.

Elementos que manejan muy bien, con cierto tono hitchcock, el autor Joshua Hale Fialkov, y que permiten entrar de lleno en la tragedia que se nos presentará más tarde.

En Yo, vampiro conocemos a Mary y Andrew Bennet, un vampiro que muerde a su amada para que no muera para siempre. Le transmite así sus poderes de inmortal y entonces asistimos al cambio de Mary, la cual se deja llevar, y se va convirtiendo en el terrible monstruo al que pasas ser, si no reprimes un poco tu hambre de sangre. Un monstruo que sigue siendo la mujer de las que se enamoró Andrew. Sin embargo, Andrew, está al otro lado y gracias a su gran fuerza de voluntad ha conseguido reprimirse y no necesita beber sangre porque dejó de lado el sadismo que intentó gobernarle una vez. A Mary, en cambio, le va el rollo, y decide alzar a los vampiros mientras Andrew trata de hacerla recapacitar. Así da comienzo una guerra entre dos líderes que una vez fueron uña y carne…

Fialkov sabe de lo que habla. Por lo que sé, este autor es un apasionado del género de terror. Además, se contempla fácilmente ese don de coger un escenario tan manido como el de los vampiros y hacerle un teje-maneje eficaz para que la historia llegue con gusto. Ha construido unos personajes muy conseguidos, apoyado, con grandes trazos de un dibujante que no conocía y que me ha sorprendido por un estilo tan extraño, a la vez que realista. Estoy seguro que Andrea Sorrentino, dará que hablar.

Estamos ante un cómic oscuro. Creo que va a gustar sobre todo a los forofos del mundo vampírico. Recupera un poco esa esencia moderna que renovó de alguna forma a los vampiros en un film de finales de los años ochenta llamado Jóvenes Ocultos (Lost Boys). Un cómic con mucha personalidad dentro del mundo DC. En Yo, vampiro podréis leer como algunos seres, en su alzamiento, empiezan a recorrer incluso las calles de Gotham. Por supuesto, aparecerá Batman. Un reboot magnífico para un tema que necesita una urgente evolución.

¡¡”Feliz” noche de Halloween!!

Reseña: El libro de las princesas, de Carmen Gil

El libro de las princesas es otro de esos libritos indispensables para nuestras princesas, nunca mejor dicho.

Un cuento dentro del mundo de las princesas pero visto desde otra perspectiva; una original, diferente, cosa que se agradece.

Un mundo un tanto peculiar. Lleno de rimas muy conseguidas por la genial Carmen Gil, anécdotas divertidas con las que conoceremos un dulce menú de bonitas chicas o incluso la venta de un extraordinario castillo.

Encontramos así princesas curiosas y nada conocidas como la princesa futbolista, la clásica durmiente bella, la princesa Ramona, el dragón de tres cabezas, el hogar de Blancanieves, la princesa bucanero o incluso la princesa Rosa.

Ah, y adivinanzas que gustaran a  más de un niño por su originalidad. Poesía infantil escrita e ilustrada por la genial Sonia Sanz con unos dibujos muy al estilo del conocidísimo Benjamín Lacombe.

Carmen Gil es autora de casi setenta obras infantiles y ha sido traducida a más de quince idiomas. Se dedica a la enseñanza y a la literatura infantil. Recita sus poemas en colegios y bibliotecas en un espectáculo en el que se mezclan poesía, música, juego y magia. Imparte cursos de poesía y charlas sobre animación a la lectura para maestros. Ha creado el portal de Poesía Infantil Cosicosas para todos los países de habla hispana y colaborado en libros de texto de distintas editoriales (Santillana, Casals, Edelvives, SM, Planeta, arramón…) y en revistas especializadas. Su libro La sonrisa de Daniela ha obtenido el premio «White Raven» concedido por la Biblioteca Internacional Jugend de Munich (Alemania) y tres de sus libros han sido seleccionados por el Gobierno de México para ser repartidos en los colegios públicos. Ha publicado setenta títulos, entre ellos El libro de las hadas y El libro de los piratas.

Reseña: Zendegi, de Greg Egan

El Irán de 2012 es una nación controlada por un Consejo de Guardianes radicales islamistas que convierten unas elecciones supuestamente democráticas en una pantomima, al vetar la participación de una buena parte de los candidatos que se les oponen. En un ambiente cada vez más tenso, el periodista Martin Seymour llega al país para ser testigo de una serie de acontecimientos que darán un vuelco a la situación política y social de los iraníes, al tiempo que conocerá a alguien que cambiará su vida para siempre.

Mientras tanto, en los Estados Unidos, Nasim Golestani, una joven informática iraní exiliada en su niñez junto a su madre, trabaja en un proyecto cuyo objetivo es la creación de un mapa neuronal del cerebro humano. Cuando ambas mujeres tengan noticia de los cambios producidos en su nación de origen, ambas decidirán retornar para ayudar a dar forma a un futuro democrático y libre, al fin, del férreo control de los ayatolás.

Quince años después, Nasim es la principal programadora de Zendegi, un complejo sistema de realidad virtual múltiple que permite a sus usuarios sumergirse en historias de lo más variado. Sin embargo, el destino hace que su camino se cruce con el de Martin, afincado en Irán desde que llegase para cubrir la revolución democrática, y el periodista le hará una proposición que hará que deba replantearse todos sus logros para tratar de conseguir algo en apariencia imposible.

Conviven en Zendegi (palabra que, por cierto, significa “vida” en persa) tres hilos argumentales bien diferenciados al principio, pero que acaban solapándose conforme avanzamos en la lectura. Tenemos en primer lugar a un Seymour que se ve inmerso en una vorágine de cambios inesperados de los que acaba siendo testigo privilegiado. Luego está la investigación de Golestani, quizá no demasiado alejada de lo que puede estar ocurriendo en varias instalaciones a lo largo del planeta. Y, por último, está Zendegi, la nota maravillosamente discordante.

Y es que buena parte de la novela se desarrolla en un mundo virtual de ensueño, extraído del Shahnameh (un largo poema épico sobre la historia de Irán, aderezado con numerosos elementos fantásticos, escrito hace algo más de mil años por el poeta persa Ferdousí), por el cual se pasean los avatares de Seymour y su hijo Javeed. De este modo, la más moderna tecnología se convierte en una herramienta que permite a ambos viajar a un pasado idealizado, en parte mitológico, en el cual vivirán numerosas aventuras al tiempo que se forja entre ellos un vínculo muy especial.

 Zendegi es la primera novela de Greg Egan que llega a mis manos. Conociendo la fama del autor como cultivador de la vertiente más “hard” de la ciencia-ficción, temía que el libro resultase demasiado complejo para mis castigadas neuronas. No obstante, reconozco que me he llevado una muy grata sorpresa y que la historia, a pesar de contar con elementos no exentos de cierta dificultad, dedica mucho más tiempo del que esperaba a desarrollar personajes y a narrar con habilidad las complejidades vitales de Martin, Nasim y sus amigos, familiares y compañeros.

En resumidas cuentas, nos encontramos ante un libro excelente, editado con esmero (como es habitual en Bibliópolis) y que cuenta con una traducción magnífica. Hacía mucho tiempo que no acababa un libro sin haber detectado errores o incoherencias, mal endémico de demasiados traductores en nuestro país. Por eso quisiera destacar la labor de Carlos Pavón como un aliciente más, sumamente importante, de una obra que estoy convencido merece ser leída por un público mucho más amplio que el compuesto únicamente por los aficionados a la ciencia-ficción.

El corazón de Hannah apunta bien

Ésta es la segunda novela de la autora de La gramática del amor, uno de los fenómenos editoriales de 2011, con una venta de más de 15.000 ejemplares y de la que han comprado los derechos más de siete países. La gramática del amor fue una revolución en la blogosfera y las redes sociales y El corazón de Hannah apunta a convertirse en un fenómeno similar.

El corazón de Hannah es la historia sobre el amor que surge entre una joven amish de Pensilvania y un forastero que visita por primera vez a esta antigua y tradicional comunidad. Los sentimientos nacerán inevitablemente pero se convertirán en algo prohibido puesto que los amish viven bajo las mismas costumbres del siglo XVII y no pueden mezclarse con personas externas. Un torrente de emociones y el descubrimiento de la primera relación sexual conllevará la huida del forastero y el castigo de por vida de la protagonista, que se verá abocada a cuidar de una anciana ciega y, supuestamente, algo loca. Sin embargo, Hannah se armará de valentía, abandonará su sencilla vida y escapará en busca de su enamorado, adentrándose en un mundo hostil en el que todo le resulta extraño y peligroso. La sencillez de Hannah, su humildad y su inocencia no evitarán que sea capaz de luchar a fuego y hierro por lo que quiere.

Rocío Carmona nos enseña con esta historia que todo en la vida sucede para hacernos crecer y que a veces debemos cerrar puertas, aunque duela, para poder avanzar en nuestro propio camino, sin aferrarnos a lo conocido, porque no siempre el camino fácil conducirá a la felicidad. Con un final imprevisible, y por ello mucho más atractivo, el lector se sentirá pleno cuando acabe esta fantástica novela.

La verdadera historia del Capitán Garfio

El 28 de abril de 1829 nace un niño que podría cambiar la suerte de Inglaterra: es el hijo ilegítimo del rey Jorge IV, y por eso se le ha alejado de la corte.

Exiliado a las Indias Orientales, lleva siempre encima un reloj antiguo, el único vínculo con su pasado. James Fry, que así es como se llama, se embarca con solo trece años y empieza la carrera de pirata que le convertirá en el hombre más buscado de todo el Imperio.

Pasará a la historia como «el joven lord», «el descalzo», «el príncipe de los mares» … Pero nadie sabe que él es el Capitán Garfio.

El autor, Pierdomenico Baccalario (Piemonte, 1974) de niño ya escribía historias en el colegio, fingiendo que tomaba apuntes. Ganó el premio Battello a Vapore mientras estudiaba en la universidad. Desde entonces no ha dejado de escribir.

Reseña: Las normas de la casa, de Jodi Picoult

Las normas de la casa de Jodi Picoult es de esas novelas que suele pasar desapercibida para la mayoría de la gente… hasta que lees su sipnosis. Editorial Planeta, en su sello Temas de Hoy, suele sacar obras de mi querida USA profunda y eso es muy agradecer, porque hay historias muy interesantes que de otro modo los lectores de este país jamás llegarían a conocer.

Las normas de la casa de Jodi Picoult es un argumento digno de film. La experiencia de haber vivido junto a Jacob, Theo y su madre Emma os digo ya que para mí se ha hecho inolvidable, porque es una novela altamente recomendable, de las buenas y nada conocida.

En Las normas de la casa se habla sobre todo del síndrome de Asperger en un joven, Jacob, con el cociente intelectual de un genio, memoria fotográfica, citas cinematográficas por doquier e increíbles conocimientos sobre criminalística. Todo esto y más repelentes actitudes para los demás, hacen que Jacob Hunt deambule un poco solo por ese mundo suyo gris y a la vez tan irreal a la vez que ingenioso. Su madre, Emma, mujer divorciada y luchadora, ha intentado darlo todo por su familia, y sin miramientos, cubre las necesidades Jacob, su hijo mayor, pero luego tenemos en la sombra a Theo, el cual sufre todas las consecuencias de ser un segundo hijo en base a. Entonces se desata el infierno, una vez más, para la familia. La pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato lleno de enigmas. La policía, sin pensárselo dos veces, acude a interrogar a Jacob como sospechoso. Todos los ojos están puestos sobre el pirado. El Asperger tiene otros síntomas: no mirar a los ojos, tics nerviosos, carencia de emotividad… Síntomas idénticos a la culpabilidad, ¿no creen? Emma, una mujer que ha luchado tanto por conseguir “una vida normal” se está viniendo abajo y no sabe que hacer.

La novela está escrita a cinco voces: Jacob, Emma, Theo, Rich (policía al que han asignado el caso) y Oliver (abogado que defiende a Jacob en el juicio). Aunque realmente los protagonistas son sólo dos: Emma y Jacob. Ésta labor (la de llevar tantos personajes adelante, cada uno con sus diferentes puntos de vista, modo de ver la vida y a los demás…) es una labor encomiable que la autora lleva con gran maestría. Las normas de la casa toca el alma. Y no hace falta tener a alguien en la familia con problemas para que te afecte. El sentimiento y las relaciones familiares están muy presentes. El crimen está también presente y piensas en él a cada momento y en el culpable pese a que la historia lo trata muy de lejos. Con cada capítulo empiezas a sospechar lo que ha pasado y cuando descubres toda la trama, te fastidias y nada es lo que has pensado, o en mi caso, “cómo” lo habías pensado. Me he encontrado con un personaje (Emma) digno de mención. Un personaje que una buena actriz llevaría al Oscar, sin duda.

Las normas de la casa es el último título de Jodi Picoult, una autora de gran éxito a nivel mundial que ha vendido millones de ejemplares con novelas en las que se adentra de forma original y valiente en temas conflictivos y problemáticas sociales generalmente relacionados con la familia. Las normas de la casa es un libro que no sólo me ha sorprendido a mí, también al rey de la novela de costumbres y por supuesto, del terror. Un tipo llamado Stephen King. Ahí es nada.

Reseña: La noche de los cuchillos, de Ian C. Esslemont

Antes de nada debo decir que la saga Malaz de Steve Erikson, es una de unas pocas espinas clavadas en forma de libros pendientes que tengo en mi biblioteca. Poseo, sin leer aún ninguno, todos los libros publicados por La Factoría de Ideas desde aquella reivindicación de un grupo de internautas forofos de la fantasía, que exigían una edición digna sin divisiones y con las portadas originales. De hecho, corro raudo y veloz a la librería cuando sale a la venta la nueva entrega, (a finales de octubre se publica Mareas de medianoche, la quinta parte).

El imperio de Malaz me atrae poderosamente, todo un universo con razas, mapas y territorios con nombres extraños, mitologías, magia e historias entrecruzadas en el tiempo y el espacio que me absorberán semanas e incluso meses a estas alturas, pero no le veo el momento aún. Erikson me va a exigir mucho aunque la recompensa sea grande y por ahora prefiero que aguarde aún en mi estantería.

Con estas pretensiones comienzo la lectura de La noche de los cuchillos, que se desarrolla en el mundo de Malaz pero siendo escrita por Ian C. Esslemont, creador en realidad, junto con Erikson, de esta exitosa saga. Con ella Esslemont inicia una serie paralela a la de su compañero (Malaz: El Imperio) en la que comparte transfondo y ciertos personajes pero que narra otras aventuras. Ya lleva cinco libros en inglés. La historia se desarrolla prácticamente en la ciudad de Malaz, en ella desembarcan tropas y militares de alto rango del imperio, y todo parece indicar que algo importante se cuece, más cuando la ciudad y los mares comienzan a estar alterados por no decir invadidos por unas fuerzas oscuras que van a precipitar que la ciudad se convierta en un campo de batalla. En el origen de este conflicto se encuentra la reclamación de la corona imperial por parte de Kellanved, un emperador vencido y desterrado con deseos de venganza.

Los protagonistas de esta trama serán Temple, un viejo soldado y mercenario exabrasapuentes, y por otra parte Kiska, una chica con notables habilidades de combate y sigilo, que por culpa de presenciar un asesinato, entrará en la dimensión de las sombras para ser advertida por los que ya no viven del terrible y arrasador poder que se avecina. La historia, que como digo se desarrolla en la isla de Malaz y en su capital, es un cúmulo sin descanso de desventuras y luchas a través de las cuales nuestros protagonistas, con la ayuda de poderosos magos como Agayla,  madrina de Kiska, intentarán evitar que la oscuridad y la maldad de apodere del mundo.

No he leído ningún libro de Erikson por lo que no puedo opinar sobre el grado de conexión de los personajes o tramas con la saga original, sólo decir que aparecen personajes como los Abrasapuentes. A este respecto debo decir que quizás, sólo quizás, me hubiese sido más fácil entender ciertos elementos, ambientes y personajes  si hubiese leído al menos “Los jardines de la luna”. De todos modos, y aquí entro en el estilo de Essemont, la lectura de “la noche de los cuchillos”, pese a ser una novela relativamente corta, es una lectura densa. El autor es descriptivo y detallista al máximo, utilizando un vocabulario rico y minucioso para narrar. Son  los sucesos que van ocurriendo los que desarrollan la historia más que la acción que se deriva del diálogo de los personajes. El ambiente es el protagonista, ambiente que Essemont va cambiando a giros forzados, dando saltos en los que el lector tiene que estar concentrado, ante la amalgama de nombres y hechos que se supone que debe saber. La lectura, si se sabe ser paciente, se hace interesante en la segunda mitad del libro, dando un final conclusivo.

En definitiva, La noche de los cuchillos lo recomendaría a quienes tienen el ansia por leer cosas nuevas de Malaz y no pueden esperar al siguiente libro de Erikson. Al resto se van a encontrar con una historia corta e intensa con los personajes típicos de este tipo de literatura pero rodeada de todo un mundo nuevo y fantástico por descubrir en otras obras mayores, siempre que tengan las suficientes ganas y paciencia.

Reseña: Superman. El Hombre de Acero Vol1, de John Byrne, Giordano y Austin

Ha sido brillante volver a Superman. Os confieso que el Hombre de Acero nunca fue uno de mis predilectos, pero no hace mucho fui consciente de que tal vez recurrí a él demasiado tarde, cuando los universos ya se habían hecho un poco difíciles en su vida. Y para alguien ajeno que intentaba observar con lupa, desde el espacio quizás, todo se había vuelto algo más que complicado.

Sí, siempre lo tuve pendiente, y aunque había visto las pelis de los ochenta donde más o menos uno podía saber su historia desde el principio, siempre tuve la sensación de que no estaba recurriendo a las verdaderas fuentes.

Hoy, gracias a ECC Ediciones, tenemos la posibilidad de leer el inicio de Superman llevado a cabo, nada más y nada menos, que por John Byrne. Alguien que supo ajustar las piezas que se habían ido desvariando y situar un guión estable y lo más importante: sin dejar nada atrás e ir introduciendo detallitos nuevos originales que dotan al personaje de un carisma más atrayente para los adultos, si cabe. John Byrne siempre ha sido un autor muy querido por los aficionados y es sobretodo porque consiguió sentar las bases de un Superman hasta el momento nunca visto desde un punto muy interesante. Aporta también mucho a este tema la ayuda de los entintadores Dick Giordano y Terry Austin que encuentran el punto exacto para las diferentes viñetas y las cubren de una realidad (azulada) que asombra.

Superman. El Hombre de Acero Vol1 incluye los seis primeros números de la miniserie The Man of Steel, publicados originalmente por DC Cómics con formato quincenal entre octubre y diciembre de 1986, y el primer número de Superman, de enero de 1987, colección relanzada tras la saga Crisis en Tierras Infinitas. En este primer volumen podremos degustar sus inicios, desde la huída en capsula ante la destrucción del planeta Krypton, hasta la nueva vida junto a sus Ma y Pa en Smallville. También su llegada a la gran ciudad, su primer trabajo en Daily Planet y el primer encontronazo con Louis Lane a la que roba una importante exclusiva. Por supuesto, hay más. La primera aparición de Luthor (aún con pelo) y sus malos roces ya desde su primer encuentro. Además, otra historia que rompió todas mis expectativas (porque no me la esperaba) es cuando Superman comienza a soltarse en su nueva labor de superhéroe, y en su viajar, llega a una ciudad y ve como un tipo llamado Batman le está dando una paliza a un maleante y tiene que intervenir para que no lo mate. Entonces surgen unas diferencias que duraran mucho tiempo y que nunca acabarán de disiparse. Además, el tipo vestido de murciélago le comenta que en su ciudad, él se ocupa de frenar el crimen y no otro. Me encantó este encuentro. Como colofón, está el encuentro de Superman con un robot hecho específicamente para acabar con él. Un ser con un corazón de kryptonita que le está dando para el pelo hasta que de pronto desaparece y… aquí, justo aquí, es cuando el Hombre de Acero descubre que no es todopoderoso. Que tiene un punto débil. Y que acaba de surgir un archienemigo en la sombra que le perseguirá de por vida.

Un inicio magnífico que cubre cualquier duda que puedan tener sobre el comienzo del personaje. Superman era uno de los personajes que peor estaba envejeciendo, con poderes demasiado convenientes y una superioridad demasiado grande hasta que llegó Byrne y lo reinició por el bien de la comunidad. ECC Ediciones (en su constante lucha por hacer de los aficionados al cómic una vida mejor) pretende llevar adelante una colección de Grandes Autores de Superman con este primer volumen dedicado a John Byrne, obra reeditada por primera vez desde que Ediciones Zinco la pusiera a la venta.

Como hizo Frank Miller con Batman en Año uno, Superman tenía que reinventarse. Y este tomo es la genial obra que emergió de todo ello. Además en 2013 nos llegar la versión cinematográfica dirigida por ese tal Zack Snyder que hace mella en la sensibilidad de todo espectador con sus films.

Menuda os espera si no estáis prevenidos.

Reseña: La vidente, de Lars Kepler

Hace mucho tiempo que iba detrás de alguno de los libros de este autor y al final he vuelto a tener suerte y me “estreno” con La vidente. Había leído opiniones contradictorias sobre su obra y no tenía muy claro si me convertiría en fan o no. Ahora esas dudas se han aclarado. Ya sabéis que muchas veces he dicho que si te engancha la historia de un libro terminan todas las dudas así que en este caso lo he tenido fácil.

El autor consigue que el lector no pueda descentrarse de la historia y la siga con ansiedad intentando averiguar todos los extraños interrogantes de la misma. Porque esa es otra, no hay más pistas que las que tienen los protagonistas de la historia y junto a ellos puedes intentar averiguar la identidad del asesino. Otra de las cosas que me gustan de este tipo de historias; hacernos pensar, estar en tensión, sorprendernos… Conocer a un personaje interesante como Joona Linna. O saber más de los centros de acogida de adolescentes conflictivos. Y, por supuesto, del mundo de los videntes y de las verdades o mentiras que se esconden tras estos.

Una historia con todos los ingredientes para mantenerte en vilo durante su lectura.

En un centro de acogida de menores aparece el cadáver de una de sus chicas. Este se encuentra sobre la cama, con un poco de sangre en la cabeza, en ropa interior y lo más extraño: con sus manos tapándose la cara. Enseguida se relaciona esta muerte con la huida de otra de las chicas a la que creen causante del asesinato a pesar de la insistencia en su inocencia del psicólogo que la trataba. Un caso que parece muy evidente pero que el comisario Loona no ve tan claro pues, el cadáver en esa extraña oposición, la repentina huida en plena noche de una frágil niña que secuestra a un pequeño por accidente, la intervención de una dudosa vidente que dice hablar con la muerta pero que al final son los fantasmas de su pasado que vuelven a su vida. Fantasmas que increíblemente tienen mucho que ver con el caso.

¿Puede ser esta vidente pieza clave en este extraño y cruel asesinato?

Pues como os habéis podido imaginar, sí que me he convertido en fan del señor Kepler y espero que este no sea el último libro que lea de estos autores, porque no sé si sabréis que es un pseudónimo de un matrimonio de escritores sueco. Sí, otro mérito a la obra es que el lector no se de cuenta de que interviene más de un escritor. Cada día parece que cuesta más conseguir contar historias que parezcan originales y sorprendan al lector. Si buscas una de estas historias, este es uno de tus libros.

Reseña: Azul, de Christopher Moore

Para el que no conozca a Christopher Moore os diré que es capaz de crear una luz propia y muy especial en cualquier tema que trate en una novela.

Hacía tiempo que no leía una obra suya pero Azul ha conseguido recordarme de que material está hecho y como se las gasta con el humor y los personajes que ingenia. Y aunque en Azul trata un poco más de cerca la tristeza de la vida, aún en la desesperanza hay humor.

Azul habla de la decadente Montmartre de finales del siglo XIX. Un paisaje deseado para artistas, un entorno enrojecido por el alcohol, sexo y bohemios buscando colores incalificables. Una idea interesante, un misterio por encontrar “el azul” que tanto buscaba Van Gogh, al que matan al principio de la historia en un campo de trigo. El reconocido artista ha muerto y los demás pintores ya empiezan a echarle de menos. Comienza así un halo de incertidumbre y reverencia al color que tanto buscaba el medio consagrado (por entonces) pintor. Porque el azul es caro y además es un color que… el ser humano no podrá comprender jamás. Algo a lo que no puede aspirar. En 1890, París era el centro de atracción de los pintores, escritores… en definitiva, cualquiera con un poquito de sombra artística. Toulousse-Lautrec y Lucien Lessard son los protagonistas pero también aparecen Monet, Renoir y Cézanne. La historia arranca con el suicidio-asesinato del genio pelirrojo pero la trama de el marchante de colores se desarrolla independientemente y recorre todo un nuevo universo en el que el amigo Lautrec conocerá el esplendor de la pintura en sí misma.

El autor nos hace sufrir en esta novela porque la historia va adelante con cuentagotas. Aunque cuando empiezan a coincidir todas las piezas, cuando el engranaje comienza a desoxidarse y a girar, notas como una sonrisa brota de tus labios. Porque es una idea muy bien elaborada a la vez que histórica y se hace creíble en un porcentaje muy alto al final de la trama. Es una novela que no necesita ritmo y acción para surtir efecto. Christopher Moore me ha descubierto un nuevo modo de narrar y conseguir enganchar al lector.

Como sucede con casi todas las obras de Moore, la obra se hace indispensable para cierto tipo de gente. En ésta ocasión para los amantes del Arte. Leer Azul también me ha servido para ver como un autor se convierte en consagrado en mi top de autores, dada la buenísima capacidad de adaptación que tiene a cualquier temática.

Azul enseña, divierte y enmarca la vida de los pintores de época.