Archive for Clásicos o De Culto

Reseña: Marvel Gold. Iron Man. Combate en el cielo, de Dennis O´Neil, Mark Bright, Akin y Garvey

ironman_combateenelcieloEstos Marvel Golds que Panini Cómics está editando sobre el Iron Man ochentero son sencillamente geniales. O’Neil sigue a su modo la línea marcada por Micheline y nos muestra el prototipo de héroe que al menos a mí me enamoró. Alguien con una doble vida, el cual ve que su trabajo como defensor de injusticias le consume cada vez más tiempo. Y no le importa pues se siente mejor con el traje puesto… Un Tony Stark que disfruta llevando la armadura el mayor tiempo posible. Además de que las aventuras se van sucediendo una tras otra sin que casi no de tiempo a quitarse el casco. En definitiva, una interesante serie de cómics escritos por Dennis O´Neil y dibujados por Mark Bright, donde también hacen aparición diferentes héroes y villanos del mundo Marvel y donde se ve a Iron Man haciendo sus pinitos entrando y saliendo de Los Vengadores Costa Oeste o mejor dicho, Los Nuevos ironman_combateenelcielo02Vengadores. ¡Cómo se llamaban en mis tiempos!

Panini ha tenido a bien reeditar todos estos cómics que muchos disfrutamos como una de las mejores series de nuestros inicios como lectores superheroicos. Eran otros tiempos. Como dije alguna vez: o bien te hacías la colección, o bien tirabas de la colección de un amigo que a su vez tiraba de ti para leer otra serie que tú coleccionabas. Me ocurrió con Iron Man. Yo no era mucho del personaje; ya aparecía en mis amados Los Nuevos Vengadores y ciertos comportamientos no me hacían tilín. Pero mi colega de la infancia decía que la serie individual era lo mejor de lo mejor, que tenía que leerlo. Y ironman_combateenelcielo04ahora lo corroboro. Eran los mejores tiempos de Dennis O’Neil. Y dejó una huella inclasificable en él.

Venimos de un Tony Stark en malos momentos, con problemas con el alcohol y muy alejado de la figura millonario playboy conocido por todos. Problemas de ebriedad más un plan maquiavélico del villano Obadiah Stane, el cual le arrebata Stark International, y está a punto de borrarlo de la faz de la Tierra. Jim Rhodes, de los pocos que saben que Stark es Iron Man, se hace con la armadura. El mismo que una década después se convertirá en Máquina de Guerra. Todo estos arcos son sin duda lo que coloca a O’Neil como uno de los mejores guionistas de Iron Man. Son estos números los que nos permiten conocer ironman_combateenelcielo05más al villano Stane, personaje ideado por O’Neil. Y es por eso que tomo tras tomo, llegas a Combate en el cielo para saciar el ansia que dejó Duelo de Hierro, el anterior tomo. Y te deleitas y lo pasas de rechupete con el secreto de Bethany Cabe revelado, el destino de Tony Stark determinado y Madame Máscara buscando venganza. Como dice la sipnosis de este tomo, para ponerte en situación de lo que se cuenta en Combate en el cielo; debes saber que en el anterior tomo, Tony Stark estrenó una nueva armadura con la que pudo derrotar a Obadiah Stane. Poco antes de que eso ocurriera tuvo lugar el retorno de Bethany Cabe y Madame Máscara, dos mujeres esenciales en la vida del empresario. Pero, ¿qué conexión hay entre ellas? Yo ya lo sé, y vosotros deberíais saberlo antes de seguir…

La respuesta se encuentra en Combate en el cielo, donde también veréis como la industria de Obadiah Stane se va pique y Iron Man tiene que rescatar a todos ironman_combateenelcielo06los que quedan dentro…, incluyendo a la malévola Madame Máscara. Ver, como entonces reaparece IMA, Modok y el nuevo Goliat, más poderoso que nunca. Y Madame Máscara escapando de la cárcel. Y Ojo de Halcón, Pájaro Burlón y Tigra soportando un fuerte ataque de las naves de IMA. Tony Stark decidiendo que pone de nuevo sus armas a favor de la franquicia Vengadores. Intrigas para acabar con la vida de Tony Stark. Ka-Zar visitando a Los Vengadores Costa Oeste. Con la ayuda de Henry Pym, Iron Man reduciendo su tamaño al de una hormiga para introducirse en los ordenadores de un banco para recuperar su fortuna perdida (Esto es súper brillante de leer-ver!!), Tony Stark lanzando su nueva empresa sin saber que IMA está acechando y ironman_combateenelcielo07que…,  tienen el súper arma más grande del mundo desde el nacimiento (o muerte) de Modok. Yyyyyyyy…, Iron Man intercediendo a IMA en su intento de tomar posesión una nación sudamericana. A ver cómo lo digo: ¿Se puede dar más por menos? Disculpad si repito la frase con la que inicié la reseña pero lo siento así. Estos Marvel Golds que Panini Cómics está editando sobre el Iron Man ochentero son sencillamente geniales.

Reseña: Flash. Nacido para correr, de Mark Waid, Greg LaRocque y VVAA

nacidoparacorrerNacido para correr es uno de los grandes arcos argumentales de Flash. Una serie de historias escritas por Mark Waid con enormes ilustraciones de Greg LaRocque, las cuales con el paso de los años, los aficionados al Corredor Escarlata hemos requerido tener recogido en un tomo grupal. En Absolute, por supuesto; lo que ahora llamamos integrales. Además, fue el primer argumento que propuso Waid para el personaje cuando tomó el relevo tras la salida escopeteada de Bill Loebs. Así que vio la luz unos años después de la última historia, recogiendo así los números de Flash del #62 al #65 del Volumen 2 más Speed Force #1, Flash 80-Page Giant #1 y el Flash Annual #8. Aunque en esta reciente publicación de ECC Ediciones, en el formato maravilloso que le caracteriza, se han portado bastante mejor introduciendo siete números más de la serie regular, más un inicio de tomo con el Flash 50th Anniversary Special 1 y un colofón que también tiene mucho de la trama como son los nacidoparacorrer00números de Green Lantern #30 y #31.

El guionista Mark Waid dijo sí en 1992 a manejar el barco que navegaba un poco a la deriva. Entonces, la serie se volvió nuevamente fresca, con aventuras ideales para el personaje que se hacía o se sentía mayor de algún modo y necesitaba que su legado prosperase. El comienzo de una nueva etapa, el comienzo de la recuperación, se inició con Nacido para correr. Donde algunos ya sabíamos pero otros descubren que Wally West era el fan número uno de Flash y que, cuando por fin conoció a su ídolo, sufre un accidente similar al del Velocista Escarlata y se convierte en Kid Flash. El joven más rápido del mundo. Y así vivimos juntos sus primeros pasos para este chico que parece nacido para… Ya lo he dicho, ¿no?

Os decía que el tomo abre con Flash 50th Anniversary Special 1, una buena aventura larga, el Flash más clásico (un anual maravilloso de los que gustaba comprar a finales de año) donde hacen aparición cantidad de autores y personajes. Una introducción indispensable donde nos encontramos con Generaciones, que nos traslada a la Central City del lejano futuro del Año 2645 donde conocemos a John Fox, historiador que para nacidoparacorrer02solucionar la terrible situación en la que se encuentra su pueblo, marcha en un viaje al pasado para poder entrar en contacto con los anteriores Flash. Y así le vemos dar saltos en el tiempo viviendo aventuras con Jay Garrick, Barry Allen y el propio Wally West en las que se enfrentan al Dr. Mota, un villano obsesionado con la energía nuclear. Fox regresará a su tiempo para descubrir que este viaje quizás no le haya servido… O sí, pues percibe que tiene acceso a la Fuerza de la Velocidad y se convierte en el nuevo Flash de su época. Un arco imprescindible que deja un maravilloso sabor de boca.

nacidoparacorrer01Y llegamos a la trama que da nombre al tomo. Donde Wally West va sufriendo una serie de flashbacks donde recuerda sus primeras aventuras junto a Barry Allen, rememorando sus inicios de aquel verano en el que de visita a su querida tía Iris West, adquiere sus poderes. Se dan entonces toda una serie de enfrentamientos contra villanos clásicos como Mr. Elemento o Azul Cobalto. También vemos a Wally un poco torpe intentando dominar su poder y poniendo en unos pocos aprietos al veterano Barry Allen. Una especie de Año Uno narrado con maestría donde me encantó sobre todo una pequeña aventura en la que aparece Aquaman enfrentándose a la Merodeadora Marina. Y más saltos temporales y más guiones con villanos clásicos como Abra Kadabra dando por saco, el cual muestra la nacidoparacorrer03cuestionable moralidad del Siglo LXIV del cual proviene…

Y más. Líos en colaboración con Green Lantern cuando Hammon y Gorila Grodd colaboran en un malévolo plan evolutivo que llevará a los dos héroes a viajar a África. O una aventura en solitario donde Wally tendrá que desenmascarar los planes de El Alquimista. O un cierre de tomo preciosista con una sentimental situación con Linda que muchos llevábamos tiempo esperando.

Rodeado de Gerard Jones, Tom Peyer, William Messner-Loebs, junto a toda una amalgama de grandísimos dibujantes como Carmine Infantino, Greg LaRocque, Humberto Ramos, Irv Novick, Jim Amparo, M.D. Bright, Mike Parobeck, Paris Cullins, Pop Mhan y Sal Velluto; Mark Waid brinda por uno de los mejores personajes DC. Y lo encumbra. Los fans pedíamos lo mejor del cómic clásico de superhéroes y ECC Ediciones continua dándonos vida. Una última cosa: si vas a la par con la serie de TV, si la llevas al día, quiero decir, este tomo te viene ahora que ni pintado.

Reseña: Lobezno Honor, de Chris Claremont y Frank Miller

lobeznohonorParece casi imposible imaginar una época en la que Lobezno no fuera una de las fuerzas dominantes en el Universo Marvel. Uno de los personajes iconos, uno de los más seguidos y alabados. En la actualidad disfruta de varias series en solitario, así como protagonizar papeles secundarios en otras muchas obras. Tiene el don de Spiderman o de Batman allá donde aparece: hay reclamo por parte de los comiqueros. Todo viene de un cuarto de siglo atrás, se puede decir que Lobezno es la razón por la que innumerables lectores entraron en los cómics en los 90s. Pero ya os digo que no siempre fue así. Después de aparecer por primera vez en la alineación de los Uncanny X-Men en 1975, moló tanto el personaje que siguió siendo titular como uno de los Factor X. Y eso que por entonces casi nada sabíamos acerca de su pasado, nada o detalles tan básicos como el hecho de que sus garras formaban parte de su cuerpo y eran imposibles de lobeznohonor00encerrarlas dentro de sus guantes.

Y así Lobezno permaneció en la sombra durante los primeros siete u ocho años de su vida, hasta que en 1982 el guionista Chris Claremont decidió sentarse finalmente a imaginar una historia de procedencia para el personaje. Darle una profundidad real. El resultado fue una miniserie de cuatro números titulada simplemente Wolverine, que con los años pasó a llamarse Lobezno; Honor; un humilde y pequeño proyecto que resultó ser el primer comienzo de un personaje que resultaría ser una de las puntas de lanza de Marvel Comics.

Mientras que Lobezno era hasta el momento un matón y un buscalíos de narices, en Lobezno: Honor se le otorgó una dirección diferente. Un propósito. Más sensibilidad. Y Claremont que siempre tuvo visión de futuro para prometedores autores, ofreció el dibujo a un joven Frank Miller, pues decidió que al menos para él, Lobezno era en el fondo un ronin; ya sabéis, un samurái desatado, con mucha rabia, sin señor al que servir. Una historia sazonada con amor (las bestias tienen su parte tierna), una miniserie donde Lobezno viaja a Japón para recuperar a la mujer que ama y destruir al hombre que los mantiene lobeznohonor04separados…

Una trama a la que por su brevedad y calidad, poco más desvelaré. Tenéis que disfrutarla al cien por cien. Una mirada sorprendentemente única a un personaje de cómic allá por los 80s, con un efecto que se prolonga treinta y cinco años después. Y eso que la reputación de Claremont en ciertos sectores (desagradecidos o novatos sin criterio) con los X-Men es una cosa que molesta. Durante décadas este magnífico autor tuvo la primera y última palabra en Marvel. El que tenga dos dedos de frente, tendrás a este maestro ampliamente considerado como el único escritor que moldeó a gran parte de los personajes, carácteres, ideas y prototipos que permanecen a dia de hoy. La misma gran consideración que hay que tenerle a Jack Kirby, John Byrne y Dave Cockrum, por ejemplo. Y me da igual si son o fueron tíos antipáticos o duros con el medio. Al César lo que es del César. Aunque se hable de ellos como “vinagres”, sus obras nunca dejarán de ser grandes obras. Magníficas obras. Sólo el que es artista en algún medio sabe lo durísimo y lobeznohonor02dificilisimo que es estar en el candelero o mantenerse en lo más alto con el paso de los años.

Disculpad esta ira (a lo Lobezno), pero es que me indigna ver como en estos días, cada vez que Claremont toca un “X-Book”, los resultados son mucho menos bonitos. Y eso que nunca fui muy seguidor de los mutantes. Un estilo de escritura revolucionario en su época. Realmente no hay excusa para el excesivo uso excesivo lobeznohonor03del diálogo y la narración en esta historia. Es algo que a día de hoy cierto público lector no lo lleva muy bien. Quizás algunos no hayan leído un libro en su vida y no saben que para profundizar en una historia se necesitan letras que forman palabras que forman frases que forman párrafos que… En fin, es algo que la gente no lleva muy bien. Hoy todo son prisas. Hay que leer mucho y rápido: comida rápida que engorda rápido que no se mastica que no se paladea que… en realidad, no disfrutas. Ya los mismos editores pensaban así por entonces. O hubieran dejado que Lobezno: Honor hubiera tenido algo más que cuatro números…

En fin, lo que nunca me cansaré de alabar es a las editoriales que se paran un momento a pensar en el aficionado entre tanta novedad y le dedican un tiempo a la recuperación de clásicos, obritas de arte en buen formato y económico como Lobezno: Honor. Panini Cómics es una de ellas. Obra indispensable a leer.

Reseña: El Cuarto Mundo, de Jack Kirby

«elcuartomundoUn argumento paranoide y unos dibujacos que molan», es una frase que siempre he usado para hablar de esta época del dios Jack Kirby. Y llegó por fin a mis manos un ejemplar único. Un tesoro desenterrado, ahora al alcance de todos. Un volumen tan requerido, tan solicitado a ECC Ediciones que no tuvieron más que saciar el hambre de tantos adeptos con un tremendo contenido clásico para el aficionado ansiado de, si no lo mejor, una de las tres punteras obras de Jack Kirby.

Un primer volumen que cuenta con todo el trabajo que ha contribuido a que los cómics de la época dorada se sigan publicando, es decir, ¿cómo no va a ser la publicación de El Cuarto Mundo del dios Kirby, en formato integral y cartoné, una tremenda apuesta por la reedición de los grandes clásicos que muchos vivimos en los 80s? ¿Cómo no va a ser una de las mejores publicaciones de 2017? El tremendo pecado es no tenerlo ya.

Y algún recién llegado, nuevo interesado en DC o hereje que lo dejó pasar en su día, aún preguntará qué es El Cuarto Mundo… Mmmmm…, como lo diría, a ver…, se podría decir que El Cuarto Mundo compone una trama río contada a través de metaseries interconectadas por diferentes títulos de cómics, todos escritos y dibujados por elcuartomundo00Jack Kirby y publicado por DC Comics entre 1970 y 1973. Aunque en realidad no fueron comercializados bajo ese título hasta un año después de su publicación. Cuando abandonaron su anterior nombre Gods and Forever People. Sinceramente, tenéis que disculpar mi ímpetu, me confieso fan de casi todo lo hecho por Kirby. Y aunque reconozco que sus dibujos, los rostros de sus personajes pueden resultar algo espartanos a día de hoy, a mí y muchos nos molan. No puedo decir (¿algún comiquero puede?) que nunca he leído una historia de Jack Kirby antes. Lo que me lleva a que he viajado y alucinado, transitado, leído y me he sentido absorbido por este primer omnibus de El Cuarto Mundo hasta los topes de hype, mucha nostalgia, casi tocándome el pecho con una mano y apoyando la otra sobre el tomo como si estuviera en un juzgado jurando sobra la Biblia antes de ser condenado. Me ha dado de lleno volver a encontrarme con el resultado final y su Ciencia Ficción paranoide; esa que consigue Kirby adornada de lo mejor de lo mejor: razas extraterrestres, manipulación genética y mitología cósmica.

El diseño de los personajes es tan elcuartomundo01maravilloso en estos capítulos que repito, apenas han sufrido cambios a lo largo de las décadas. Monstruos implacables como Darkseid o héroes al estilo de Mr. Miracle no muestran diferencias entre sus últimas apariciones en cómics de DC respecto a la idea inicial de Kirby. Un primer volumen de lujo que recopila los inicios con la obra de Jimmy Olsen, el amigo de Superman y los primeros tres números de las series Nuevos Dioses, Jóvenes Eternos y Mr. Miracle, con una genial introducción de otro de los grandes como es Grant Morrison.

Y un epílogo a cargo del guionista y aprendiz de Jack Kirby, Mark Evanier. Unos variados números recopilados que se centran en una trama central que nos descubren en realidad la existencia de dos planetas como son Nueva Génesis y Apokolips. Dos mundos alternos que ahora son gobernados por los herederos de antiguos dioses que estuvieron en guerra. Así que los llamados Nuevos Dioses regentan cada uno a su modo dos mundos contrapuestos. Nueva Génesis es pacífico y respeta por elcuartomundo03encima de todo el orden social y el civismo. Apokolips es todo lo contrario, un infierno desatado regido con mano dura por un dictador de hierro que muchos conoceréis por el nombre de Darkseid. El cual busca por encima de todo obtener el control de la Ecuación de la Antivida. Un conflicto entre mundos lejanos que ocultamente llega a la Tierra, donde Darkseid ya maneja hilos para lo que parece una inminente nueva guerra entre los eternos enemigos universales…

Como buen adelantando a su época, aquí vas a ver claramente como el maestro creaba en formato cómic una mitología moderna. Su propia mitología abultada de personajes megapotentes, elcuartomundo02omniscientes, ángeles del Bien y del Mal. Un mega proyecto que fue desarrollando con total libertad pues se metió en esta idea justo después de su espantada de Marvel Comics. Metiéndose en la competencia, donde sí pactó total poder y decisión al igual que esplenden sus megapoderosos seres de El Cuarto Mundo. Kirby desarrolló así una nueva visión excitante, nuevos personajes y una nueva mitología, toda una serie de grandes ideas por desarrollar, y sobre todo grandes y nuevos malos-malutos que aún a día de hoy podemos ver en los cómics DC o incluso el cine. Ahí tendréis a Darkseid como punto de referencia en el inminente film La Liga de la Justicia en breve…

Un clásico indispensable.

Reseña: Casacas Azules 1981-1983, de Raoul Cauvin y Willy Lambil

casacas-azules-1981-1983Una de las serie que más leí de pequeño debido a que de algún modo tengo sangre norteamericana y sobre todo, gracias a mi tito USA (como lo llamo yo), fue Casacas Azules. Ya sabéis como son/somos los de allí, muy amantes de nuestra corta historia todo lo contrario a lo que generalmente se ve aquí; un país como España, una de las más ricas tierras históricamente mencionadas en todo el mundo, y casi que veo un constante reniego de ello… Pero bueno. A lo que iba. Recuerdo que mi tito recuperaba lo que se publicaba en la tierra de conejos como revista Spirou Ardilla (entre los años 1979 y 1981), donde me molaba mucho leer una serie llamada Guerreras Azules que poco después Ediciones Junior cambió de nombre por Casacas Azules

Casacas Azules es todo un clásico de la escuela franco-belga, con más de cincuenta álbumes publicados. Toda una serie de aventuras y desventuras centrada en estos cómicos pero intrépidos soldados norteños, yankees del noveno arte que han sobrevivido a lo largo de cuarenta años. En particular, gracias a editoriales como Dolmen que piensan bastante en el aficionado trayendo clásicos, pero clásicos de renombre en su más que recomendable colección “Fuera Borda” que casacas-azules-1981-1983_02retomara no hace mucho y donde no paran de sacar joyitas. Y con gran acogida. Hasta la fecha han aparecido con Casacas Azules 1981-1983, cuatro álbumes que recogen todos los títulos aparecidos desde 1973 hasta 1983. Una suerte pues aún veo por ahí cada álbum fácil de pillar, obras de arte que si el aficionado medio nuevo supiera de su enorme calidad, pillaría sin duda. Y valoraría de corrido la gran labor que Dolmen Editorial está haciendo con cada publicación de estos integrales recopilatorios.

El volumen que hoy os presento, el más reciente publicado, recoge los álbumes que comprendieron los años de 1981 y 1983. Donde ya se había producido un cambio fundamental en el equipo creativo. Raoul Cauvin unió su habilidad con los guiones a los lápices de Willy Lambil, casi obligado por las circunstancias a sustituir a Louis Salvérius, dibujante original de los primeros Casacas Azules; ya que casacas-azules-1981-1983_01con tan solo 38 años, el artista fallecía tras un fulminante ataque cardíaco. Y como tras ello la serie corrió riesgo de seguir, al final se apostó por ella incluyendo el aspecto gráfico de Lambil. Casacas Azules es un clásico del western humorístico y un best-seller absoluto del cómic europeo. Ambientadas sus historias en la Guerra de Secesión y las hazañas del intrépido sargento Cornelius Chesterfield y su fiel (aunque a ratos rebelde) cabo Blutch son, desde hace más de cuatro décadas, una de las series más longevas y más exitosas del célebre semanario Spirou. El presente volumen recoge El “David”, Black Face y Cinco del Patíbulo, otras tres aventuras en las que perderse galopando junto a los Casacas Azules más conocidos del cómic.

En El “David”, la Guerra Civil parece llegar a su fin. En Washington, el presidente Abraham Lincoln ha hecho por terminar rápidamente esta guerra. Los sureños están acorralados por un bloqueo naval, y no pueden recibir casacas-azules-1981-1983_04suministros de otras potencias mundiales, incluidas las potencias europeas. Bajo tales condiciones, su capitulación parece inminente … Pero por desgracia, los sureños son enemigos ingeniosos, y han encontrado una manera de demoler los barcos norteños sin que no lo puedan explicar… O sí. Pese a todo la Guerra Civil continúa, para disgusto del General Alexander y en Black Face se cuenta como el General lanza una nueva estrategia para provocar una revuelta en el sur entre la población negra con el fin de desestabilizar las líneas enemigas. Los yankees luchan por la abolición de la esclavitud y la libertad de la población negra pero como el regimiento Stark es diezmado, deciden enviar a los dos supervivientes más famosos de esta serie a territorio enemigo donde darán mucho que hablar.

Cinco del Patíbulo cuenta como el general Alexander está cansado. La batalla eterna contra los confederados diezma sus tropas sin ningún movimiento estratégico significativo. Mientras que el personal espera nuevas tropas, algunos aguantan. Pero el pueblo ya casi que se niega a enviar más jóvenes a una guerra casacas-azules-1981-1983_03eterna que parece no terminar nunca, así que deciden pillar adeptos de donde sea. Y a la desesperada, realizan una búsqueda de nuevos potenciales reclutas en los condenados a muerte de la penitenciaria de Greenbush. Cinco presos son reclutados. A cual más variopinto.

Casacas azules era el nombre dado por los indios a las tropas de caballería que “mantenían el orden” en el Lejano Oeste. Casacas Azules fue creada para la revista Spirou en el nº 1585, en 1968, convirtiéndose en una de las series más longevas en la actualidad. Dolmen Editorial se encarga de recuperar este grandísimo estandarte, joya del cómic europeo que todo el mundo debería degustar.

Reseña: Mundo Infierno, de Philip José Farmer

mundo-infiernoHace años que empecé a leer Ciencia Ficción. Aunque me considero por encima de todo amante de la literatura de Terror (cuánta más clásica mejor), la CF es sin duda mi segundo género favorito. Así que muy pronto empecé a indagar en aquella época dorada que brotó en USA y que duró bastantes años, desde los 50s a los 70s. Podías encontrar títulos que aún a día de hoy resplandecen. Obviamente, otros muchos caen empicado. Es lo malo de la CF, un género que juega con un futuro argumentístico a menudo donde es difícil acertar con el paso del tiempo.

Me metí de lleno en lo bueno. Leí y leo mucho bueno. Voy directo a no equivocarme. Algo en inglés aunque sin duda busco y buscaba en español. El nuestro, sinceramente es un país que no se podía quejar en aquellos años en cuanto a publicaciones. Gracias a grandes como Martínez Roca, Nova, Bruguera, Ultramar o Ediciones Dronte que publicaba la famosa revista Nueva Dimensión; podíamos acceder a grandes joyitas del género. En mi caso, con las recopilaciones de Premios Hugo y Nebula, descubrí a muchos autores grandes y buenos, mucho más allá de Asimov. Algunos con mucha morralla en su haber, otros pocos títulos publicados pero excelentes, y otros con obras sencillas aunque contaban con un gran titulo al que todo el mundo hacía referencia. Por ejemplo, Philip José Farmer, conocido sobre todo como el creador de la saga Mundo del Río (Riverworld); una obra muy original de la que guardo muy gratos recuerdos.

Un autor que rápidamente consigue crédito para ser uno de los grandes amos de la Ciencia Ficción americana. Tanto en su carrera, como en tu corazón. Es por eso que Ediciones Gigamesh ha dado de lleno en la diana con esta publicación. Una pequeña obra -apenas tiene ciento y pico páginas- a rescatar del autor. Una novela corta que fue publicada originalmente en 1964, con una premisa que quizás muchos hayamos pensado antes pero que nunca nos atrevimos a plasmar en papel. O no. Tampoco somos tan listos. Una idea que explora de modo objetivo lo que sucede antes de que las almas habiten los cuerpos humanos, y cómo se crean. Y aunque esplenda algo de estoicismo así a priori, me encuentro con una interesante trama, entretenida, con una amplia gama de temas que van desde la aventura, el sexo…, hasta la filosofía.

Mundo Infierno (Inside Outside) es un lugar oscuro, apartado, construido en el pasado por una raza que… Bueno, tranquilo… A ver, Jack Cull (un juego de palabras de la palabra “chacal”) se encuentra en un lugar extraño llamado Infierno. Una enorme esfera con un sol en el centro cuya población consiste en seres humanos y demonios, fallecidos. Los seres humanos cuentan con los mismos pensamientos y cuerpos que cuando murieron. Pero ya no hay enfermedad o hambre. Y las muertes se invierten en cuestión de horas. Curiosamente, hay terremotos frecuentes y poco a poco Jack se da cuenta que los seres humanos han tomado el control de Infierno y han reemplazado la inscripción tradicional (imaginada por Dante y escrita en italiano): “Abandonad toda esperanza”. Por una nueva escrita en hebreo: “Nunca perdáis la esperanza”. Como se puede ver, se trata de un infierno muy particular, donde no existe más dolor que el no saber a dónde conduce una existencia vacía. Donde la gente que muere resucita al poco tiempo en idénticas condiciones. Donde los demonios son ahora esclavos de los seres humanos… Pero, ¿los terremotos constantes quieren decir algo? Un mundo en crisis. Jack Cull, en compañía de Phyllis, la cruel mujer que lo abandonó, y Fyodor, el constante fantaseador que busca a toda costa a su Redentor; se ven sumergidos en una alucinante expedición buscando el por qué de su existencia en dicho lugar.

Philip José Farmer, un consagrado con cantidad de premios en su haber, nos dejó en 2009. Un maestro del género, capaz de conseguir finales inquietantes, como pocos he leído. Dejar con ganas de más. Mucho más. A veces no es bueno dejar que el lector piense mucho. Que se quede mirando el horizonte después de leer una obra. Que intente componer lo sucedido en su mente. No es bueno. Se sale del camino real y desvaría. Y entonces: ¿Mundo Infierno es sátira? Muy probablemente. ¿Contiene una advertencia? Diría que sí.

Llena de horror los corazones más imperturbables.

Reseña: Johnny Hazard 1944-1946, de Frank Robbins

Johnny HazardAl igual que yo muchos piensan que la recuperación de clásicos es un enorme punto a favor de las editoriales. Es lógico y normal. Redundo y redundo. Y cuando hablo de clásicos, hablo de clásicos de calidad, pues también los hay reguleros y muchos malos, mejor dicho, que no han aguantado el paso del tiempo. No siempre «clásico» es sinónimo de joya. Aunque normalmente los que reseño sí, pues no suelo perder el tiempo en leer cualquier titulo. El tiempos es poco, y los libros y cómics muchos.

Frank Robbins fue uno de los principales integrantes de una de las más influyentes escuelas de cómic realista de todos los tiempos. Una corriente que combinaba lo mejor de la ilustración a principios del siglo XX. Dibujantes como Joseph Clement Coll y Franklin Booth que profundizaron en el uso de la plumilla y el rayado manual. Pero gran creador de ambientes fue Frank Robbins, Johnny Hazard04que nació en Boston en 1917 y después de una temporada como ilustrador publicitario, volvió su atención al mundo de las historietas cotidianas en el 39. Trabajó en tiras de aventuras como Scorchy Smith, dibujada por el gran Noel Sickles años antes. Pero viéndose apto para el mundillo, abandonó dicha serie y lanzó al mundo su propio aventurero. Johnny Hazard, para la editorial King Features, la cual marcó un hito en el mundo del cómic de aventuras. Como comentaré después, Frank Robbins también tocó otros personajes, pero sin duda, Johnny Hazard ha sido considerado su personaje icónico. Su obra maestra. Una de las historietas de tiras de acción y aventura más grandes de todos los tiempos. Ahora comprendidas en un integral que acaba de publicar Editorial Dolmen en formato apaisado, tapa dura, como se merece.

Johnny Hazard03Johnny Hazard se publicó por primera vez, tras los últimos resquicios de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, en la primera aventura se le puede ver escapando de un campo de prisioneros alemán y robando un avión enemigo. Así nos inmiscuimos en aventuras llenas de acción, toda una serie de historias con el teniente Hazard al mando, acompañado de sus inseparables Scotty, Loopy, dos compañeros que le seguirán allá donde vaya.

En plena guerra, los tres oficiales van de misión en misión. Siempre a las órdenes del mayor Hanks, rumbo a diferentes misiones donde la estrategia y la táctica deberán prevalecer para salir indemnes del enemigo. Johnny Hazard05Enfrentándose a malos muy malos como el general Mariwana o el Coronel Kiri, cada uno a su modo, grandes villanos del cómic bélico. Aunque no todos los argumentos se centran en ellos. A través de las diferentes historias conoceremos bastantes secundarios que darán muchos dolores de cabeza al protagonista. Y no sólo con enfrentamientos agresivos. Otros, como la reportera Brandy, femme fatale, atractiva, descarada y lanzada, una mujer de otra época; hará que Hazard se meta en más de un lío.

Pese a provenir de un cómic en tiras, los autores de aquella época como Robbins no eran tontos, y creaban una trama principal semioculta que unía las tiras si se colocaban en conjunto. Por lo que pudiera pasar, por lo que se pudiera editar. Así puedes ver (mejor así en integral) como Frank Robbins creó un guion principal sobre el que se apoyaban todas y cada una de las tiras. Colocando a su vez, semanalmente, guiones ultracortos basados Johnny Hazard06en un sustento de la trama que poco a poco se iban encaminando hacia un desarrollo de acontecimientos completo. Dolmen ha creado una nueva línea editorial donde está publicando joya tras joya. La denominada Colección Sin Fronteras destinada a editar los clásicos de las tiras de prensa norteamericanas. Una colección dirigida por el critico, escritor y especialista en el mundo del cómic, Rafael Marín. El cual en este mismo tomo hace una introducción a la obra la mar de ilustrativa y completa. Quedando así un primer integral de casi doscientas páginas en blanco y negro (las tiras diarias en su comienzo fueron publicadas en exclusivo b/n) y tapa dura que comprende la primera época, de 1944 a 1946. Una serie por mucho tiempo inédita en España. Toda una serie de viñetas que valen perfectamente como vademécum para la docencia y aprendizaje en arte gráfico y curso de guion. La obra maestra de Frank Robbins, una de las historietas más grandes que ha dado dicho mundo y ahora disponible en un solo tomo. A un precio genial, donde vas a quedar enganchado como mínimo, al rollito mutuo que hay entre Johnny y Brandy.

Johnny Hazard02No me olvido. Frank Robbins no sólo dedicó su vida a las aventuras del piloto. Trabajó como guionista de grandes personajes como Batman, Superboy, La Sombra, Motorista Fantasma, Capitán América e incluso Daredevil, entre otros. Para los entendidos el arte de Robbins es casi una pasión, un deleite por lo que supuso entonces en el noveno arte y bien mirado con otros ojos lo que supone ahora. Un trabajo alabado por grandes artistas. Lo evidente, te impacta en la cara.

Usad este tomo como ejemplo.

Reseña: Grandes Autores de Batman. Una muerte en la familia, de Jim Starlin y Jim Amparo

Una muerte en la familiaUno de los clásicos más esperados por el comiquero actual, en esta nueva ola de tomitos en cartoné que está sacando ECC Ediciones la mar de recomendables; sin duda, era Una muerte en la familia. Un titulazo, para mí casi un one-shot, que todo-todito-todo aficionado al cómic (no sólo a Batman) debería leer al menos una vez en su vida. Es el típico clásico que lo degustas página por página, consciente de que tienes algo que marcó un antes y un después en el mundo del noveno arte.

Fue además de esas pocas y grandes iniciativas a la vez, que las grandes editoriales tienen para con el aficionado. Y lo mejor, la llevan adelante. Fue en 1988 cuando DC Cómics decide realizar una macro encuesta donde los lectores deben decidir el final de Jason Todd tras un enfrentamiento nada más y nada menos que contra el Joker. Una muerte en la familia01Un número de teléfono para opinar si desean que Robin viva, un número de teléfono si quieren mandar a Robin a los pinos. Al ser un clásico, algún ingenuo habrá que no haya leído la obra, pero creo sinceramente que ya el titulo es en sí un spoiler, así que no se asustarán al saber que por casi cien votos de diferencia los comiqueros del momento optaron por que el segundo Robin muriera.

Jason Todd nunca había sido una opción muy popular como reemplazo de Dick Grayson, incluso después de tener cierto papel importante en Crisis en Tierras Infinitas. Así que dirigentes de DC pensaron que esta idea sería una buena vía libre para ver que se enrollaban (y pensaban) para el aficionado. Y así fue. Una Una muerte en la familia02muerte en la familia mola y es un clásico, repito, que todo el mundo debería leer.

¿Y qué cuenta pese a que ya sabemos el final? Jason Todd ha desaparecido. Partió en busca de su madre biológica. Obligado a ignorar la creciente amenaza del Joker, Batman decide rastrear los últimos pasos de su aprendiz desaparecido. Ayudarlo, antes que se meta un túnel sin salida, ayudarlo antes de que sea demasiado tarde. En la trama, Jason descubre que su verdadera madre está viva. La búsqueda le lleva nada más y nada menos que a Oriente Medio. Donde descubre que su madre está involucrada en negocios con el Joker…

Una muerte en la familia00Un argumento que mola. Un “durante” interesante y con grandes momentos. Una pequeña edición en tapa dura y a un precio genial por lo que supone. DC Cómics no es (ni era) era tonta. Si los lectores de Batman fueron capaces de votar para matar y eliminar de la faz de la tierra a un personaje tan emblemático; debía hacerse a lo grande. Uno de los guionistas de moda a finales de los 80s era mi amado Jim Starlin, y a él se le encargó el guion. Jim Amparo a los lápices, Mike DeCarlo a las tintas y Adrienne Roy al coloreado. Y bueno, unas portadas realizadas por el gran Mike Mignola. Cuatro números que poco después fueron publicados en un tomito que toda la people consciente lo pilló.

El tema de la muerte de Jason Todd afectó sin duda la continuidad de ciertas series principales de Batman. Vinieron con los años arcos argumentales y eventos que trataron de un modo u otro lo aquí sucedido. Suele pasar cuando se decide ser original y romper el patrón. «Lo que venga después, ya se verá… No preocuparse por el futuro es obviamente una de las claves Una muerte en la familia03para ser feliz, original y desmarcarte de todo lo estipulado». Ver lo que supuso para muchos amigos leer Una muerte en la familia, fue algo diferente. Curioso. Podría decir que es de las pocas veces que vi feliz a lectores amantes del universo DC con una muerte de uno de sus personajes.

Un clásico indispensable.

Reseña: La Pianola, de Kurt Vonnegut

lapianolaAl igual que la música, la Ciencia Ficción es un arma fácil y certera para los escritores, vía libre para criticar las desigualdades y ciertos estamentos sociales. O para simular de algún modo lo que podría deparar al ser humano, por lo que pudo pasar si aquella vez hubiera o hubiese ocurrido que…, o decenas y decenas de ramales distintos como tan diferentes pueden ser las aleatoriedades del destino o los acontecimientos de nuestro pasado. Un lugar donde manda en trono de hierro la famosa «distopía», un concepto, subgénero o temática donde retratar los males de una sociedad ficticia (o no), un lugar de naturaleza real ya que tiende a partir de un fundamento verídico para reflejar su trama. O una naturaleza irreal (utópica, suele ser) donde describir estados sociales y/o políticos ilusorios e imaginados.

La mayor parte de las distopías describen sociedades que son consecuencia, de tendencias sociales actuales y que llevan a situaciones totalmente indeseables. Surgen como obras de advertencia, o como sátiras…, que muestran tendencias hacia finales apocalípticos para el ser humano y a veces para la vida en la Tierra. Sí, sé lo que estáis pensado, ejemplo claro: 1984, de George Orwell.

La Pianola, publicada en 1952, fue la primera novela del escritor estadounidense Kurt Vonnegut. Representa una distopía de la automatización, describiendo el impacto negativo que podría tener sobre la calidad de vida. La historia tiene lugar en una sociedad de un futuro cercano, una sociedad que está casi totalmente mecanizada, la cual hunde laboralmente al ser humano ya que elimina la necesidad de trabajadores en masa. Una mecanización generalizada que crea conflictos entre la clase alta rica -ingenieros y gerentes que mantienen la sociedad en marcha- y la clase baja, cuyas habilidades y propósito en la vida vienen a ser reemplazados por máquinas. El libro se centra en un futuro próximo que se situaría justo después de una Tercera Guerra Mundial. La historia está muy bien labrada, tanto que sesenta y cinco años después, asusta por lo premonitoria y similitudes para con nuestra actualidad. La novela cuenta como la gente de a pie luchaba en la guerra mientras gerentes e ingenieros de la nación estadounidense se enfrentaban a una fuerza de trabajo y reposición sin personal. Por lo que optaron por desarrollar ingeniosos sistemas automatizados que permitieron que las fábricas funcionaran con muy pocos trabajadores.

La Pianola comienza diez años después de esa guerra, cuando la mayoría de los trabajadores de la fábrica ya han sido reemplazados por máquinas. La clase obrera se divide en barrios donde viven los no gerentes ni ingenieros, cada uno a su lado del río. La trama desarrolla dos líneas paralelas a su vez que convergen brevemente al principio y al final del libro. Por un lado, Vonnegut se centra en el protagonista Paul Proteus, un inteligente doctor, gerente de una fábrica de Ilium Works durante más de treinta y cinco años. La otra línea del argumento gira alrededor del Shah de Bratpuhr, un líder espiritual de seis millones de habitantes en una nación distante y subdesarrollada. El propósito del autor era hacer ver al lector dos perspectivas diferentes del sistema y los maltratos. Uno emblemático del sistema y una de forastero aunque con una mirada hacia el interior. Paul es a todos los efectos la encarnación viva de lo que un hombre dentro del sistema debe esforzarse por ser. El Shah es una insignia para una diferente cultura, a la que se aplica un contexto muy diferente. El libro utiliza la ironía y el sentimentalismo, que se convertirían en sellos de identidad de las obras posteriores de Kurt Vonnegut.

La Pianola se diferencia de otras obras con la misma temática en que los oligarcas no son capitalistas sino ingenieros. El maestro Vonnegut mantiene su futuro más cerca de este nuestro presente. Más que el narrado en Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley, por ejemplo. Vonnegut logra hace una perfecta sátira, una situación que soporta mejor el paso del tiempo. Además, la historia se cuenta de una manera hábil y viva cuando se refiere a Paul Proteus, el infeliz en su propio papel y cada vez más consciente de que las masas están siendo degradadas; uniéndose y convirtiéndose casi al final en un líder nominal de una organización revolucionaria. Esta parte me encantó.

Tenemos así un libro menos serio que los antes mencionados, más llevadero, ágil de leer como buscamos hoy en día, y de la mano de un profeta de ojos agudos como fue el desaparecido maestro Kurt Vonnegut. Un titulo indispensable para todo lector activo que se precie.

Reseña: Príncipe Valiente. Los Príncipes Mercaderes, de Harold R. Foster

Principe Valiente- Los Principes MercaderesLo que voy viendo casi poco a poco y en derredor, la sensación es que mires donde, ya casi mires donde mires, puedes encontrar una editorial que está editando o lo pretende el titulo que deseas. Para todos los gustos, de todos los géneros, aquellos cómics que muchos creíamos que jamás volveríamos a ver reeditados en papel con olor tinta no caducada. Por ello, no me cansaré de alabar la labor de ciertas editoriales, en especial las pequeñas de poco presupuesto, que llevan el trabajo adelante más que nada por amor al arte… Nunca mejor dicho. Y luego te enteras por un fan acérrimo, un total seguidor, mi vecino (como admiro la gente que apenas sigue dos colecciones pero lo hace con tanto esmero que asusta); que la mejor edición de Príncipe Valiente, la del genio Hal Foster, el volumen de 1961-1962, Los Príncipes Mercaderes, va a ver la luz por fin de la mano de la humilde editorial de Manuel Caldas. «¡Por fin!», me dijo mi vecino con los ojos iluminados, como si le hubiera llegado el aviso para el juicio ganador esperado.

Principe Valiente- Los Principes Mercaderes01Lo iba a conseguir. Y yo ya hypeado con leerlo, ya sabéis, como somos cuando alguien nos habla con tanto entusiasmo de algo… Lo ne-ce-si-to. Me contaba que por fin Manuel Caldas lo consigue, que no desiste, por fin les da la gana a King Features de ceder los derechos, una publicación que durante meses tuvo en total suspense a lo aficionados. Aayyy…, los derechos. Qué les gusta la enemistad, qué poco miran por el aficionado y qué bastante la pasta estos capitalistas de pro. Me contaba mi vecino que por lo visto, ya sucedió años atrás. Costó bastante que se publicaran los volúmenes 1 al 6.

Principe Valiente- Los Principes Mercaderes06Si alguna vez confundiste a Príncipe Valiente con otro personaje o no sabes bien quién es o a qué dedica el tiempo libre (he llegado a oír a cierta gente confundiéndolo con el Capitán Trueno… Uff); no desesperéis, yo os pondré en situación. Príncipe Valiente, cuyo nombre original completo fue Prince Valiant in the days of King Arthur (El Príncipe Valiente en los días del Rey Arturo), fue un cómic creado por Harold R. Foster en 1937 para la editorial King Features Syndicate. Fue publicado semanalmente como tira dominical, a página completa, en color, en varios periódicos USA. Pocas obras pueden alardear de eso. ¿Y qué cuenta? Príncipe Valiente mezcla la aventura, el viaje en busca de épica y el costumbrismo en el medievo. Pese a que mantiene una misma línea argumental desde sus inicios hasta la actualidad: los personajes van envejeciendo a un ritmo muy similar al de su publicación. Cosa original dentro del mundo del cómic, cosa que mola, cosa que se agradece. El realismo en el cómic, mola. También puede Principe Valiente- Los Principes Mercaderes05alardear de ser un cómic sin bocadillos, las descripciones y diálogos se sitúan en textos al pie de las viñetas junto con los demás comentarios. Ambientada en la época del Rey Arturo, Valiente es el hijo de Aguar, Rey de Thule, aunque es desposeído de su trono por el usurpador Sligon. Las primeras aventuras de Valiente tienen lugar en los pantanos que rodean a su antiguo castillo. No obstante, en una encrucijada salva la vida del caballero Sir Gawain, lo que le permite viajar a Camelot, y tras servir a Gawain como escudero, se convierte en caballero de la Tabla Redonda.

El décimo tercer volumen de la serie llamado Los Príncipes Mercaderes, por fin ve la luz en español de la mano del Editor Manuel Caldas. Con un comienzo trepidante donde el Príncipe Valiente, va en busca de Arn el cual ha sido secuestrado por unos criminales durante una revuelta, después del rescate, a su regreso a las Islas de la Bruma, Valiente es recibido con una impactante noticia. Ha nacido un nuevo miembro en su familia. De hecho, el príncipe Arn y sus hermanas son presentados a su nuevo hermanito, un niño al que llaman Galan. Un bebé al que Arn ve como enemigo pues Principe Valiente- Los Principes Mercaderes02hasta ahora, él era el único heredero. Por otra parte, tanta paz se vuelve demasiado aburrida para Val, así que él y Arn parten a Tierra Santa. Desde el Oriente Medio hasta una misión del rey Arturo para encontrar una ruta comercial terrestre de Roma a Gran Bretaña, el peligro sigue al noble príncipe de Thule. Val acaba herido en un enfrentamiento, Arvak se ha largado con la prisa del miedo y Arn es una vez más secuestrado y piden por él un rescate…

Un volumen con toda una serie de aventuras que te mantienen sujeto al sillón hasta que lo devoras por completo. Aunque asientes, y te dices a ti mismo, que sin duda lo reelerás y no solo una vez. Intrigado, plancha tras plancha. Un volumen que continua la obra del galardonado Hal Foster, bestseller del New York Times, la obra maestra y legendaria del autor. Un autor que se vale de dicho formato para retrasar o adelantar la acción a su gusto. Ambientando cada escena de forma diferente y creando personajes nuevos por doquier. Desechando en un principio historias muy atractivas sobre ciertos personajes, para centrarse en algunos como el joven griego Nicilos y el joven árabe Ohmed, que Principe Valiente- Los Principes Mercaderes04también gozan de interés, por supuesto. Ahora que lo pienso, quizás la habilidad (y hablo como novato) de crear personajes interesantes sea lo mejor que Foster sabe hacer.

Diré que me ha encantado. Junto a Corto Maltés es uno de los clásicos que he recuperado con el tiempo, y por el que más me fustigo por no haberlo leído antes. He encontrado una serie en la que para mi sorpresa, abundan los elementos sobrenaturales: monstruos en los pantanos, brujas, hechiceras y demás. Muy a lo Conan. Y eso mola. En definitiva, me alegro mucho de este nuevo “descubrimiento”. Toda una vida haciendo oídos sordos a grandes clásicos, Dios… Inepto que es uno. A la vejez, viruela. Que verdad más grande.