Archive for Clásicos o De Culto

Reseña: La Espada Salvaje de Conan Vol. 0. Relatos Salvajes, de Roy Thomas, Buscema, Windsor-Smith, Stan Lee y VVAA

No sé si os habéis enterado pero esta maravilla que os reseño hoy se presenta como una de las joyitas publicadas del año. Y aún está disponible. Aunque según en qué sitios, por que me comentan que esta edición limitada de tan solo mil quinientos ejemplares se está agotando a un ritmo vertiginoso. Y no es para menos. Quién nos iba a decir que volveríamos a tener disponible los cinco primeros números de la Savage Tales, donde deleitarnos con buenísimas historias de Conan así como con otros relatos de la mano de Roy Thomas, John Buscema, Barry Windsor Smith, Stan Lee… Uff, ahí es nada. Ese genial acuerdo firmado entre Panini Cómics y SD que lanza al mercado una maravilla de tomo llamado La Espada Salvaje de Conan Vol. 0: Relatos Salvajes. Un Marvel Omnibus que recopila aquel magazine por excelencia que dio el empuje definitivo a Marvel, y que además aporta interesantes artículos traducidos de aquella legendaria revista; portadas a color, pin-ups y las historias originales con una cuidadosa reconstrucción. Un volumen que vio la luz en nuestro país el pasado 25 de julio (en serio, vais tarde) y con el que decidí ir lento, muy lento, deleitarme casi con cada página. Disfrutar y comentar con amigos y redes sociales mi entusiasmo. Lo mucho que estaba disfrutando con este volumen. Historias que uno terminaba y volvía a leer para detenerse en los detalles, ah. Por que sabéis, uno es así, tiene sus… ¿defectos? Me gusta compartir la ración de pescaíto frito variado que estoy devorando. Saber que si algo es tan bueno, todos debieran probarlo.

La Savage Tales de la que os hablo, tuvo tan sólo once números. Fue el segundo intento de Marvel de ingresar al campo de las revistas de cómics que tanto potenciara Warren Publishing con sus maravillosas Creepy, Eerie y Vampirella en el género de Terror. Se apostó fuerte por ella introduciendo el personaje por excelencia de Robert E. Howard, la pulp fiction, relatos de aventuras y hechicería; un Conan El Bárbaro adaptado por el guionista Roy Thomas y el artista Barry Windsor-Smith que pasaría a la historia. Con joyitas en formato cómic como la iniciática La hija del gigante de escarcha, por la que se han escrito ríos de tinta por alto tono erótico, censura y desclasificación posterior para esta edición sin inútiles reparos. Pero también un fuerte background detrás del siempre atractivo personaje de Conan. En esta revista/tomo/volumen indispensable, encontraréis femizonas futuristas amazónicas ideadas por Stan Lee y dibujadas por el gran John Romita; la criatura del pantano (El Hombre Cosa) original de Gerry Conway ilustrada por Gray Morrow; un político afroamericano honrado que no se salva de la maldad humana, el señor de la jungla Ka-Zar y las primeras apariciones comentadas en el noveno arte del deseado metal llamado vibranium…

Una maravilla tras otra. Una genialidad que disfrutarás leyendo/teniendo en tu biblioteca. Os repito que lo leí despacio, muy despacio, por que desde el primer momento fue de esas veces que tús ojos transitan por algo que no quieres que se termine. Que sabes que tienes entre manos calidad por los cuatro costados. Que no hay excusa para no tener La Espada Salvaje de Conan Vol. 0: Relatos Salvajes, si de verdad amas las mejores historias escritas. Odiar que se termine esa gustosa sensación de estar disfrutando algo tan bueno. Que genialmente se ha tenido la idea de titularlo Volumen 0 y se ha pensado bastante en el aficionado al editarlo en el mismo formato, tamaño y edición que otro indispensable como es el Conan El Bárbaro Omnibus #1 que Panini Cómics recuperara hace unos meses.

Lo llevo diciendo un tiempo, y desde ese tiempo, vamos viendo como se publica uno y otro integral a cual más apetecible. Más que nada porque son títulos que engloban grandes épocas y personajes con los que hemos crecido y disfrutado un montón. De los que obviamente, queremos tenerlo todo-todito-todo de ellos. Grandes etapas además que si bien no caben en un sólo integral se recogen en dos o tres, pero series completas en definitiva que jamás pensamos que volveríamos a tener. Os lo digo en serio, muy en serio, estos volúmenes son crema, cremita de la buena, la primera etapa Marvel en la que Conan El Bárbaro se abría paso en la Casa de las Ideas comenzando así, un nuevo éxito dentro del mundo del noveno arte. Con diamantes en bruto incluídos aquí como es Clavos Rojos. Para mí, la mejor historia de Conan El Bárbaro escrita jamás. Autores, ilustradores que nacieron con el don. Que estaban en el justo lugar y momento, y que las maquinaciones de Crom, o de eso que algunos llaman “destino”, quisieron que formaran parte del mejor personaje de la fantasía épica medieval, espada y brujería, o como queráis llamarlo; el mejor personaje traslado al cómic de la historia.

Hace unos meses se dio una enorme primicia: los derechos de Conan regresaban a Marvel después de una larga temporada. Todos sabíamos que llegarían ediciones jugosas, cositas muy buenas, por Crom, si es que ya lo tenemos delante.

Reseña: La Venecia Secreta de Corto Maltés, Guido Fuga, Lele Vianello y Hugo Pratt

De esas cositas originales que se publican muy de vez en cuando es La Venecia Secreta de Corto Maltés. Un pequeño volumen en formato guía de viajes cuya edición original vuelve a estar disponible en este veranito caluroso de 2019. Corto Maltés…, bueno, creo que no necesita presentación, ¿no? Pese a todo, y para algún rezagado, comentar que Corto Maltés es un personaje «de culto» clasificado en un puesto muy destacado dentro lo mejor de la mejor novela gráfica europea. Un auténtico mito literario del siglo XX. Un viajero, un marinero irónico que combina el aspecto y el carácter mediterráneo con cierta cultura anglosajona. Corto (que se puede traducir como “tímido”), fue creado por el gran dibujante veneciano Hugo Pratt en 1967. Un antihéroe que prefiere la libertad y la aventura, antes que la riqueza. Un moderno Ulises, capaz de hacernos viajar a los lugares más fascinantes del mundo.

Norma Editorial recupera este genial tomito para su disfrute. La Venecia Secreta de Corto Maltés, una mítica guía de la Venecia del personaje pero también la real. Una edición revisada y actualizada que nos lleva de paseo por la ciudad italiana a través de siete itinerarios que nos invitan a recorrer lugares fantásticos y ocultos. Y es que Venecia se ha descrito de muchas formas. Pero en lo que todo el mundo coincide es, que Venecia es una ciudad especial. Sobre todo, a la hora de visitarla. Su historia es tan antigua que cada rincón cuenta una anécdota, una leyenda, y normalmente alberga un Mal. Se dice que cada piedra guarda un secreto: inscripciones en las paredes, la insignia topográfica, todo es particular y conserva una tradición milenaria. Si a todo esto sumamos que tras los pasos de Corto Maltés -y de su creador, el veneciano Hugo Pratt-, se nos presenta una Venecia diferente y cercana; estamos ante una guía práctica que además promueve la fantasía, de una ciudad que abre sus puertas más recónditas y misteriosas, sumergiendo al viajero/lector en insólitas rutas que mezclan historia y leyenda.

Esta guía-cómic viene organizada en siete itinerarios: Puerta de la Aventura, Puerta del Mar, Puerta de Oriente, Puerta del Oro, Puerta del Amor, Puerta del Color y Puerta del Viaje; en las que puedes viajar, valga la redundancia, en compañía de Corto. Un viaje fascinante al descubrimiento de azulejos escondidos detrás de una calle oscura, pequeños bancos que se abren en el Gran Canal, puentes retorcidos, los dos puentes sin pasamanos, o bajorrelieves que narran historias que una vez fueron. Una guía que fue creada por Guido Fuga y Lele Vianello, dos conocidos editores, amigos y colaboradores del maestro Hugo Pratt, creador de Corto Maltés. Y es él, el encantador marinero, quien nos llevará de la mano por lugares conocidos y misteriosos (y algunos temidos) por los propios venecianos.

Si quieres seguir los consejos de esta guía y perderte sin miedo en dichos laberintos, saber más de esos lugares escondidos que merece la pena transitar, aunque sólo sea a través de este portal mágico encuadernado como es La Venecia Secreta de Corto Maltés; la oportunidad existe. La tienes delante.

Reseña: SwordQuest (Integral), de Roy Thomas, Gerry Conway, Dick Giordano y George Pérez

Llegado este momento en el que se publica tanto, las buenas noticias para el aficionado al cómic siguen llegando pues, a falta de poder tirar de grandes novedades del otro lado del charco, se rescatan otras joyitas de esas que tantas veces he dicho que jamás pensaba ver (a estas alturas) publicadas en nuestro país. Y mucho menos recogidas en un tomito como novedad. Como por ejemplo aquella rarunada como fue SwordQuest en formato cómic que vio la luz en 1982 gracias al éxito de un videojuego para la consola del momento como era la Atari. Lo bueno era que en aquellos tiempos se comprometían con dichas licencias grandes autores del noveno arte, hoy consagrados, y daban vida…, en fin, que sólo podían salir cosas buenas.

La serie Swordquest fue un ambicioso videojuego/cómic/concurso de cómics de Atari y DC. Originalmente programado para ser cuatro aventuras para la Atari 2600 con sus cómics correspondientes, al final solo se produjeron tres, cada uno basado en uno de los elementos clásicos: tierra, fuego, agua y aire, respectivamente. Cada uno de los cuatro videojuegos contaba con algunos de los elementos y así, el jugador vagaba por cada pantalla ganando o perdiendo en minijuegos y/o recogiendo y/o dejando varios objetos. Si el jugador dejaba los elementos correctos en la habitación correcta, aparecía una pista. Un número de página y una viñeta. El jugador entonces tenía que tener el cómic y dirigirse a lo indicado para descifrar qué significaba esa cuestión. A veces, daba una pista sobre qué otro objeto poner en esa pantalla, pero a veces una viñeta tenía una palabra oculta, y si los jugadores encontraban las cuatro o cinco palabras ocultas mientras se ejecutaba el concurso, podían enviar a Atari la solución para optar a un premio de miles de dólares… Es decir, una propuesta entre los dos hobbys más frikis del momento con una interacción tremenda entre autores y lectores. Una genialidad. Bien, pues Planeta Cómic acaba de publicar en un mini tomito los cómics que acompañaban a dichos juegos (SwordQuest: EarthWorld SwordQuest: FireWorld y SwordQuest: WaterWorld), aunque se añade La Venganza de los Yars, una aventurita donde se cuenta la verdadera historia de los Yars y el sistema solar Razak, así como su plan para vengarse de los Qotile por un injustificado y mortífero ataque.

Una oportunidad tremenda para hacerse con estas historias creadas, nada más y nada menos que por Roy Thomas, Gerry Conway, Dick Giordano y George Pérez, con un extra de galería de portadas que no llegaron a utilizarse. Saberlo todo de un par de gemelos huérfanos llamados Torr y Tarra, destinados a derrotar al malvado rey Tyrannus y reclamar su trono. Aunque primero tendrán que cruzar cada uno de los cuatro mundos elementales y derrotar a terribles monstruos y coleccionar artefactos para vengar el asesinato de sus padres y acabar también con un siniestro aliado, el mago Konjuro.

Por primera vez en la historia, los mini-cómics de Swordquest creados por las leyendas de la industria del cómic ahora disponibles para todos. Ahora sí que sí, dudo mucho que esto se vuelva a reeditar otra vez, por lo que estáis calentando el sitio.

Y no lo digo por la calor.

Reseña: Star Wars. Tiras del Cómic, de Russ Manning, Alfredo Alcalá y VVAA

En mi vida lectora y gracias a los casi nueve años que llevo ya en Desde New York – Crónicas Literarias como Coordinador, he podido leer y disfrutar de Russ Manning en varias ocasiones. Pero lo que jamás de los jamáses llegué a pensar, es que algún día podría llegar a leer son las tiras de prensa clásica que uno de los dioses del noveno arte hizo para Star Wars junto a otro grande como es/fue el tristemente apenas conocido aquí, el maestro Alfredo Alcalá.

Russell Manning (1929-1981) fue un artista estadounidense de cómics creador de las series Magnus, Robot Fighter, pero igualmente ilustrador y guionista de las tiras de prensa de Tarzán y Star Wars. Fue incluido en el Salón de la Fama del Cómic en 2006. Pero su primer trabajo importante fue el libro de historietas de Tarzán (obras algunas reseñadas en Crónicas Literarias) series que Manning llevó desde 1965 a 1969. Obras en la que durante dicho tiempo, llegó a adaptar diez de las once primeras novelas escritas por Edgar Rice Burroughs. Un auténtica maravilla a conseguir.

Tesoros ilustrados. Auténtica joyas del mundo del cómic como Star Wars Tiras del Cómic de Russ Manning, esta nueva publicación que acaba de editar Planeta Cómic y que yo al menos, no esperaba. Primero de los tres tomos que recopilan las tiras de prensa de Star Wars desde 1979 hasta 1984. Con las que he disfrutado un montón de tramas semanales épicas y completamente nuevas, algunas consideradas grandes guiones de Ciencia Ficción de la época. Un primer tomo que cuenta con nada más y nada menos que seiscientas tiras, desde su estreno el 11 de marzo de 1979 hasta el 5 de octubre de 1980. Para nuestro bien, editoriales españolas como Planeta Cómic siguen creando tendencia casi mes a mes con sus novedades. Trayéndonos magnificas publicaciones que al otro lado del charco produjo la siempre recomendable editorial IDW. Con ideas maravillosas en su haber como producir colecciones de cómics que uno siente el lujo de poseer. Algunas como Star Wars Tiras del Cómic de Russ Manning, que no son otra cosa que un rico tapiz de historias de Star Wars, alegría de tener esto en cualquier colección que se precie.

En Star Wars Tiras del Cómic de Russ Manning se incluyen hasta los encabezados de títulos de los domingos y las viñetas extras en su color original, meticulosamente restaurado. Convirtiendo este primer tomo (de tres) en una auténtica maravilla. Estamos ante una colección más que especial, claramente un trabajo hecho con mucho amor por parte de editores. Presentar un formato perfecto de lectura de tiras publicadas hace casi cuarenta años, en una edición en tapa dura y restaurada; es sin duda una buena noticia. Como os decía, la mayoría del arte viene de la mano de Alfredo Alcalá, tremendo en todas sus facetas. Una obra visualmente maravillosa pese a estar hablando de tiras de prensa: paisajes, diseños, “movimiento” constante, obra que fue publicada originalmente por Los Angeles Times Syndicate, en los años en los que Star Wars comenzaba su apogeo.

Es sorprendente ver como estos primeros trabajos fueron creados cuatro décadas atrás. Los primeros cómics del Universo Expandido original de Star Wars que se labraron en una pizarra en blanco como punto de partida. La invención y creatividad de los planetas, personajes, naves espaciales y escenas de acción; una delicia sorprendentemente rica. Historias cortas algunas, otras que se van enlazando entre sí, una colección que comienza con dos introducciones apasionadas y detalladas de Rich Handley y Henry G. Franke III que explican la historia de los cómics dentro de los diarios, así como carrera y legado de Russ Manning. Incluido un considerable material que por lo visto la edición promocional no tenía.

Star Wars Tiras del Cómic de Russ Manning propone horas de diversión para el verdadero fan de la mejor serie intergaláctica de todos los tiempos. La número uno a nivel general. Horas de lectura en las que acabarás absorto en historias, arte y visionado de primeros materiales de Star Wars, una colección en tapa dura excelente que tengo la sensación que volveré a releer este veranito bajo el calor acechante que aún está por llegar. Pura alegría tener/poseer/revivir estas tiras. El señor Manning mostrando su don.

Reseña: Terry y los Piratas. La Mina del Tesoro (1934-1936), de Milton Caniff

Abre este primer tomo de Terry y los Piratas un articulo de Rafael Marín (escritor y guionista de cómics gaditano y responsable de dicha línea editorial en Dolmen) adentrándonos en una serie que califica como «puntera» en aquellos tiempos en los que las tiras cómicas eran el divertimento de muchos. Potente, potente, lo que cuenta. Dolmen Editorial nos vuelve a traer a los aficionados, dentro de su formidable colección (para todo amante del cómic clásico) Sin Fronteras, una de las mejores series que abrieron paso al mundo de las historietas. Terry y los Piratas, una serie, un cómic, esperado por muchos durante años. Tiras de acción y aventura, un cruce entre Indiana Jones y Tintín que, debutando en 1929, parece tener una influencia inequívoca sobre ellos. Una nueva edición integral destacable, ediciones completas de tiras de periódico clásicas, nada más y nada menos que bajo la pluma del prolífico Milton Caniff.

Terry y los Piratas: La Mina del Tesoro comprende todo lo publicado de dicha serie entre 1934 y 1936. Tiras que se estiman (según los ejemplares vendidos de diarios) fueron leídas en su día por más de un millón de “Terry Pirates”; como se les llamó a los primeros fans de la serie. De hecho, de todos es conocido que Howard Chaykin siempre la consideró «La Mejor Tira Cómica de Aventuras Hecha Nunca».

Este primer volumen nos presenta a Terry Lee, un joven estadounidense que llega a China junto a un periodista implacable llamado Pat Ryan. También un guía chino llamado George Webster Confucio, o «Connie», nombre corto para conocidos. Inicialmente, Terry está buscando un tesoro escondido que ocultó uno de sus parientes, y así es como el trío se enreda en todo tipo de aventuras en las que nos toparemos con piratas, mujeres fatales y villanos poco agradables. Pero el cómic, las tiras, las viñetas y personajes evolucionan de forma sorprendente. Terry, probablemente un niño de doce o trece años cuanto todo comienza, es un chico estadounidense, de raza blanca y amante de las aventuras. Considera a Ryan como un modelo a seguir. Le pide consejo, protección y ayuda. Ryan se presenta como todo un caballero cuando se presenta la oportunidad. Un hombre normal, independiente, que no teme usar en ningún momento su mente, puños o ambos para lograr sus objetivos (y los de Terry). Connie -con su graciosa forma de hacerse entender-, proporciona no solo alivio cómico, sino también un sentido de lealtad sincera hacia Terry y Ryan.

Las historias en sí son divertidas. La narración y el ritmo de Caniff son extraordinarios en algunos momentos. Y así es como Terry y los Piratas brilla con luz propia y hace que valores lo que tienes entre manos. Comienza guay, avanza rauda y parece haber soportado bien el paso del tiempo. Insisto, siendo conscientes siempre y desde un principio del tipo de cómic que tenemos entre manos y lo que supone leerlo hoy en día. Así que sobran las comparaciones a los títulos que se editan actualmente. Estamos hablando de una obra con más de ochenta años, friends. Sepamos valorar eso.

Me comentó mi tito americano (del que os he dicho en más de una ocasión que es terriblemente experto en cómic europeo y clásicos de este tipo), que si Terry y los Piratas: La Mina del Tesoro es muy buen inicio, parece ser que en historias venideras se establece una calidad absolutamente mayor. En especial, me dijo que en el próximo Volumen 2 (1937-1938): «Los volúmenes restantes te sorprenderán». Por lo visto, Caniff toma el mando al cien por cien respecto al arte de dichas viñetas y crea detallitos mucho mejores de los que en el Volumen 1 podemos encontrar. Lo comprobaré. No os quepa duda.

Si nunca habéis leído series de tiras cómicas, os diré que producirlas en su formato original es un arte en sí mismo. La primera de cada una de las tiras diarias (de tres o cuatro paneles) debe resumir rápidamente lo que sucedió antes. Y la tira final normalmente presenta algún tipo de suspense para que te lances rápidamente a “comprar el periódico” del día siguiente. Caniff no solo fue un maestro en crear ritmos de este estilo. También ideó y fue maestro en mantener dos tramas al mismo tiempo. Estadounidenses de los años 30 sólo leían el periódico del domingo, lo que significaba que los fans se perdían la mayor parte de la historia. Para resolver dicho problema, Caniff escribía una historia para la edición del domingo (que se presentan al inicio de este volumen) y un guión aparte para la edición diaria. Dos tramas igualmente atractivas.

Un maestro.

Reseña: Aquaman, de Peter David, Martin Egeland, Kirk Jarvinen, Jim Calafiore y VVAA

Que se publicara el Aquaman de Peter David era cuestión de tiempo. Los que estamos al día, lo sabemos. Lo mismo que vamos intuyendo que hace ya bastante que las editoriales punteras del mercado de cómics de nuestro país como Panini o ECC, ya sí son conscientes que tienen que contentar con sus novedades, tanto a nuevos como a viejovenes. Era cuestión de tiempo. Y ya que se le hace “un favor” al viejoven, que menos que traer lo mejor de lo mejor como es el caso de esta obra.

Los que alabamos al maestro Peter David, lo hacemos especialmente por su trabajo con Hulk y Aquaman. Donde en mi opinión soltó un derroche de inspiración maravilloso. Con nuestro héroe acuático fue en agosto de 1994 cuando la serie de Aquaman (el Volumen 5) fue a parar a sus manos junto a uno de mis ilustradores favoritos de la infancia, el señor Martin Egeland. Aunque poco después fuera sustituido por Jim Calafiore, regalándonos también una de las mejores visualizaciones del personaje. Y todo en unos deprimentes años noventa donde raro era el titulo que destacaba por su guión en el mundo de los superhéroes. Años de especulaciones con cantidad de números uno, espectaculares portadas con brillitos, personajes mega-musculosos y armas enormes como sus propios cuerpos… Violencia a cascoporro. Una década donde primaba más lo visual que lo narrado. No obstante, el Aquaman, de Peter David fue una de las pocas joyas que brillaron entre tanto fango. Considerada una obra de culto desde entonces, ya que no es un personaje puntero en los USA, siempre considerado héroe menor… Pero a partir de aquí, y de chuladas como Las Crónicas de Atlantis (con un Aquaman morenazo y el tremendo dibujo de Esteban Maroto: http://cronicasliterarias.com/2018/03/12/resena-aquaman-las-cronicas-de-atlantis-de-peter-david-esteban-maroto-y-vvaa/); la cosa empezó a cambiar.

Según anuncia ECC Ediciones, en tan sólo tres volúmenes tendremos recopilada esta maravilla dedicada al Rey de los Siete Mares. Cuarenta y seis números, cuatro especiales y una miniserie a modo de prólogo, que restauró la dignidad del personaje. En este inicio se recoge la miniserie de cuatro números El Tiempo y la Marea; y luego los dieciséis primeros números de la serie regular más el Aquaman Annual #1. Llevándonos en primer lugar a un perdido arrecife donde un desolado Aquaman está usando sus poderes para sobrevivir. Pero Aqualad, su antiguo pupilo, lo rescata de su retiro espiritual para investigar juntos el hundimiento de un submarino atómico. Esto les lleva a una feroz batalla con el villano Caribdis, que tiene como rehén a alguien muy importante para el Rey del Mar. Todo resulta un plan para atraerlos…

Pero más. Mucho más. Aquaman debe salvar a Aqualad, Dolphin y a sí mismo. Luego se propone fabricar su propio símbolo haciendo un arpón de retazos para reemplazar su mano faltante. Así que le pide a Vulko que cree un modelo improvisado para adaptarse a las características adicionales que poseía. Mientras tanto, Porm y varios delfines son capturados por pescadores japoneses con fines experimentales. Aquaman se enfrenta al Almirante Strom, con Superboy de por medio. Hace su aparición Lobo que tras una intriga espacial con los delfines, acaba dando leña. Se habla también de Inupiat, un pueblecito de Alaska que está teniendo problemas con un monstruo marino (me encantó) y donde Aquaman, Aqualad y Dolphin se enfrentan a Strom. Y más: Aquaman exigiendo respuestas a su padre Atlan, Aqualad regresando a Atlantis para interrogar a Vulko sobre su visión de Tula y aprendiendo la leyenda de los magos atlantes que habían dominado hacía mucho la resurrección de los muertos, Los Seis Profundos haciéndole una oferta a Aquaman y a su espíritu afín… Un no parar.

Porque estas aventuras son eso en definitiva: un buen cúmulo de buenas aventuras una tras otra. Ramales de guión que se entrecruzan y tarde o temprano se abrazan. Donde se nota una gran expectativa y un enorme trabajo detrás, por sacar adelante algo nuevo y diferente en años duros. Con rumores curiosos que uno se entera como que DC Cómics impuso a Peter David que su Aquaman tenía que perder una mano por que estaba de moda esa tendencia. Los volvía “más oscuros” y desatados. Seres atormentados, de pasado trágico que atraían al público de entonces. Larga melena, barba, perder su reino, su familia y una de sus manos… ¡Toma ya! My friends, impactante ver como la pierde.

El conocido Aquaman, de Peter David, ya está en la orilla. No os lo perdáis por nada del mundo.

Reseña: Batman/Superman 400, de Sienkiewicz, Miller, Steranko, Bolland, Adams, Pérez y VVAA

Hoy toca reseñar uno de esos cómics clásicos que si bien fuera del polifriki no es muy conocido, sí que marcó un antes y un después en la historia de DC Cómics. En realidad, un tomito que nos trae ECC Ediciones que junta a los dos grandes héroes de la editorial en un volumen que comprende dos hitos: los números #400 de las respectivas series USA de Batman y Superman. Dos especiales conmemorativos para el que se juntaron grandes maestros del noveno arte.

Corría el año 1984 (¡Benditos los 80!) cuando El Hombre de Acero en su serie regular llegaba a su número #400. Celebraba con todos los galardones una buena época, un nuevo estilo, algunos de los mejores y más brillantes momentos de la industria del cómic. Para ello se citaba a los mejores a participar. Escrito por Elliott S. Maggin y con una portada de Howard Chaykin, aparte, el cómic presentaba arte de otros grandes como Frank Miller, Brian Bolland, Moebius… Toda una fiesta para los ojos, con una trama que examina la vida de Superman a través de los ojos de varias civilizaciones futuras. Un argumento al que se le añadía un relato visionario escrito y dibujado, nada más y nada menos. que por Jim Steranko. Con una introducción escrita por el famoso autor de CF (el mejor de todos los tiempos para mí) el maestro Ray Bradbury. Menuda joya, ¿no?

Dos años después, el segundo personaje en discordia (que a día de hoy ha superado de todas-todas al Hijo de Krypton en casi todo), llegaba también a su número #400. Todavía 1986 estaba dentro de la primera década de esplendor y por tanto, uno sabía que casi cualquier cosa que se encontrara era como mínimo digno de disfrute. Y por parte de DC, se siguió el mismo procedimiento. De la mejor forma se invitaba a buenos autores a participar en el homenaje. Uno años oscuros para el orejas picudas en los que sus historias jugueteaban bastante con el género de Terror (¡Ideal para mi!), un cómic que se divide en doce partes, cuya introducción corre a cargo del dios del género, el famoso escritor de terror Stephen King; el cual nos cuenta «por qué» eligió a Batman.

Y donde Ra’s al Ghul se embarca en uno de sus planes más malvados para confundir a Batman, dirigiendo revueltas masivas tanto en Arkham Asylum como en la penitenciaria de Gotham. Uniendo a prisioneros y pacientes, armas y uniformes, otorgándoles instrucciones especiales. El Caballero Oscuro encuentra una nota pegada en su bat-computadora que dice: «¡Conoce a tus enemigos!» y entonces el villano aparece por la roca para contarle lo que realmente ha hecho… Una idea original que lo atará de pies y manos, si decide no colaborar. Otra chulada que se marcaba DC, gracias a grandes fichajes. Además que se exponía, se sugería de algún modo, que estábamos ante un cómic que era el último que presentaba a un Batman pre-Crisis en Tierras Infinitas. Y ya sabemos lo que eso supuso: cambio de dirección de toda la compañía, cambio en los equipos creativos… Una historia donde destaca sobremanera los capítulos de Arthur Adams (entintados por Terry Austin) y Bill Sienkiewicz dándolo todo, sin dejar de mencionar el último capítulo y epílogo dibujado por Brian Bolland, algo más que increíble.

Como bien dice la sinopsis editorial, dos historias del pasado que abordan el presente y el porvenir de dos de las grandes figuras del Universo DC. Indispensable para ti, si leíste la reseña al completo.

Reseña: Flash Gordon. Los Hombres Libres de Mongo (1940-1942), de Austin Briggs y Don Moore

Nada mejor para los amantes del pulp, el saber que toda una serie de joyitas en novela y cómic vuelven a estar al alcance de todos. Y qué mejor representante del género pulp de la Ciencia Ficción más clásica que Flash Gordon. Un héroe cercano, una chica inteligente y científico loco. El trío de protas de la mítica serie e innovadora en su día por muchos aspectos. Tiras cómicas creadas por Alex Raymond en 1934 para el recreo en páginas de un dominical, y continuada posteriormente por diversos guionistas y dibujantes para competir con las aventuras de Buck Rogers, a la que rápidamente superó. Con tanto éxito, que rápidamente fue adaptado a televisión y cine, con una jugosa adaptación con banda sonora de Queen que para mí es toda una delicia ver a día de hoy. Un mundo ilustrado a los ojos en esos oscuros años 40 del pasado siglo, que Dolmen Editorial está recuperando con grandes títulos en su genial Colección Sin Fronteras. The Phantom, Johnny Hazard, Príncipe Valiente y por supuesto, el para mí indispensable Flash Gordon. Todo un lujazo.

Titulado Los Hombres Libres de Mongo, el tomo que os reseño hoy comprende cinco episodios que fueron publicados entre mayo de 1940 y enero de 1942. Con guión de Don Moore y dibujo del gran Austin Briggs, encontramos ya a un Flash Gordon más “actual”; tramas más llevaderas, arcos argumentales que forman un todo viñeta tras viñeta. La Princesa Lita fue la primera de las tiras cómicas diarias en la que trabajó Austin Briggs para King Features Syndicate. La que dio un buen empujón al diario en el que se publicó. La parte más gratificante es ver la enorme calidad del artista mostrando unos diseños que superan a cantidad de las ilustraciones que se publican hoy en día. En especial, por su forma de dibujar a los personajes, flora y fauna exótica de Mongo en su totalidad. Comienza con un escenario familiar de Flash y Dale huyendo de Ming en un cohete cuando se estrellan en el reino del bosque de Mongo. Rescatando a un niño de uno de los muchos dinosaurios carnívoros de Mongo, se hacen amigos de los padres de los niños y los albergan en su casa. Los soldados de Ming los acosan con impuestos y despojan a Loton y su esposa de todo bien. Flash no puede permanecer oculto mucho tiempo más…

Los Hombres Libres de Mongo es la segunda entrega. Con mucha acción y decisión, vemos la nave que lleva a los Hombres Libres abriéndose camino hacia la Tierra Prometida de Ming. Flash y Dale partieron en un cohete para buscar un puerto seguro y encontrarse con una tribu hostil de lo que parecen ser nativos americanos… Una vez más, Austin Briggs demuestra que su versión de Mongo está más en sintonía con la experiencia estadounidense contemporánea que el modelo prehistórico y/o medieval europeo de Alex Raymond.

Le sigue Guerra en la Tierra, donde se corre un camino paralelo a una tira dominical que Raymond publicara en su día. Un cohete aterriza en Escandinavia, donde nuestros héroes rápidamente se hacen amigos de los refugiados del implacable dictador que ha invadido su tierra natal. Esos mismos que serán atacados por bombarderos enemigos y Flash se los gane después de destruirlos con un rifle desintegrador que robó de la armería de Ming. Buena historieta. En Desastre en el Espacio varios cohetes fallan al regresar a la atmósfera de Mongo, atrapándolos en una órbita perpetua. Flash se atreve a aventurarse fuera de la nave para intentar reparar los daños, pero nada. Dale sugiere enviar un S.O.S. a Mongo con la energía que queda. Es cuestión de tiempo que el oxígeno se agote. El mensaje es recibido por un antiguo aliado, el Príncipe Barin, ahora… ¿presidente de Mongo?

Cierra el tomo Naufragio, que continúa la historia con el Capitán Pigor temiendo por su vida, abandonando al Mayor Rodan, cuando el cohete dañado comienza a hundirse rápidamente, gracias a las grietas en su casco y un motín en ciernes. Austin Briggs recicla muchas ideas de Alex Raymond. Nos queda así toda una joya visual e inspiradora para los que amamos el mejor género de aventuras donde sin duda Flash Gordon es uno de los puntales de lanza a destacar. Geniales ediciones que nadie debería perderse.

Reseña: Mandrake, el Mago 1965-1968, de Lee Falks

mandrake1965-1968A Mandrake no lo busqué yo. En mi primera década de vida (no sé asegurar la edad, unos ocho años o así) ya era evidente en la familia mi afición a escribir historias de aventuras y terror, leer libros y por supuesto, cómics. Las dos primeras no venía «de serie» pero en el tema cómic influía bastante mi tito americano y mi abuelo. Mis mejores «camellos». Sabían como tenerme a su lado. Fue en una de esas mercancías donde me encontré la primera vez con Mandrake. Un libro-cómic en el que el mago blandía su capa, abría sus manos cual pájaro poderoso y a un lado se veían autorretratos de personajes como Lothar, la princesa Narda…

mandrake1965-1968_02Mandrake, el Mago fue una tira cómica creada para un periódico por Lee Falk (años antes de que ideara El Hombre Enmascarado). Mandrake comenzó a publicarse el 11 de junio de 1934. Phil Davis pronto asumió el cargo de ilustrador, mientras que Falk continuó a los guiones y no mucho después fue distribuido en formato cómic por King Features Syndicate. Mandrake, el Mago (junto a Phantom Magician en Las aventuras de Patsy), son considerados por ciertos historiadores, los primeros superhéroes de la historia de los cómics.

Continúa adelante este genial proyecto que Dolmen Editorial publica dentro de la denominada Colección Sin Fronteras. Un lugar entre tanta novedad actual, una esquinita del mundo del noveno arte dedicada a mandrake1965-1968_05esos viejos antiguos del lugar que tanto y tanto dieron que hablar… En el mundo de la viñeta. Nostalgia pura. Pero bien recopilada en sendos tomos apaisados en tapa dura por los cuales muchos abogamos por su gran facilidad de lectura. Tiras de prensa que fueron antepasados del comic. Una maravilla recordarlas, recuperarlas, por su maestría y dinamismo en los guiones y dibujos.

Mandrake, el Mago 1965-1968 contiene las Sundays Pages publicadas entre dichos años. Como es habitual en la colección, el escritor Rafael Marín abre con un artículo sobre el personaje donde hace un mandrake1965-1968_04exhaustivo aunque no muy extenso análisis. Donde descubriremos curiosidades desde el nacimiento del héroe hasta su paso por el cine. A continuación, a través de diversas historias (nueve en total) somos partícipes de los poderes de Mandrake, un mago cuyo poder principal se basa en una técnica hipnótica inusualmente rápida. Un ilusionista a grandes rasgos, cuyas víctimas suelen ser una gran variedad de villanos, donde se incluyen gángsters, científicos locos, extraterrestres y personajes de otras dimensiones. El relato llamado Los Astropiratas, me encantó.

En varios momentos del tomo veremos a Mandrake mostrar otro tipo de poderes, como volverse invisible, cambiar de forma, levitar o incluso la teletransportación. Su sombrero, capa y varita, poseen grandes propiedades mágicas que con el tiempo Mandrake aprenderá a usar. Pero mola ver su acercamiento a la realidad (y al lector) ya que nuestro héroe trabaja públicamente como mago de escenario para ganarse la vida. Aunque lo que gusta de verdad es ver que pasa gran parte de su tiempo luchando contra criminales y combatiendo entidades sobrenaturales. Además mandrake1965-1968_02Mandrake vive en Xanadú, una mansión inteligente en la cima de una montaña en el estado de Nueva York (¡Hey, Steve Ditko y Stan Lee! ¿Y ese Doctor Extraño? Ay…). Todos, y digo todos, bebemos de una fuente. Cuentan que existió un tal Leon Mandrake, un mago de escenario real que estuvo actuando durante más de diez años antes de que Lee Falk introdujera el personaje en tiras cómicas. También conocido por su sombrero de copa, bigote de caminito de hormigas y capa escarlata. Quizás fue el origen de tira cómic. Aunque en otros lares se dice que este hombre cambió su nombre artístico a Mandrake para que coincidiera con la popular tira de entonces. ¿Qué fue antes el huevo o la gallina?

Grandes personajes, una gran variedad, aparecen en la serie. Lothar es el mejor amigo de Mandrake y su compañero de lucha también. Lothar es príncipe de una poderosa confederación de tribus selváticas. mandrake1965-1968_06Narda es la princesa de la nación europea Cockaigne (gobernada por su hermano Segrid). Hay una considerable atracción entre ella y Mandrake. Theron es el director del Colegio de Magia (Collegium Magikos) ubicado en el Himalaya. Tiene cientos de años y se mantiene vivo gracias aun cristal que protege. Hojo es el chef de Mandrake en su casa de Xanadú y el jefe secreto de la organización internacional de lucha contra el crimen Inter-Intel. Además, de un experto en artes marciales. Y más, más personajes: el jefe de la policía Bradley, mandrake1965-1968_01Magnon el Emperador de la Galaxia, Lenore, hermana menor de Mandrake y exploradora. Karma, novia de Lothar, princesa africana que trabaja como modelo… Y luego están los villanos. También una buena variedad donde La Cobra es el enemigo más malvado y peligroso, némesis de Mandrake.

Para su tiempo e incluso en ciertos detalles ahora, una obra de arte.

Reseña: La Gran Novela de La Patrulla-X, de Ed Piskor

PatrullaXOriginalDurante seis tumultuosas décadas, La Patrulla-X ha tallado un lugar singular en la historia de los cómics y la cultura popular. Desde su nacimiento desenfrenado en los años 60, un intento de reinicio en los 70s, y su maravilloso ajuste en los años 90, junto a grandes batallas y eventos que les pudimos leer en los dos miles; quien dice que La Patrulla-X no ha sido indiscutiblemente relevante para generaciones de lectores, amantes del verdadero noveno arte. Los grandes soñadores de un mundo cada vez más complicado.

Era cuestión de tiempo que el autor más vendido del New York Times, Ed Piskor (Hip Hop Family Tree, Wizzywig) hiciera algo por nosotros. Declarado amante de los cómics de pijameo desde que tiene uso de razón, Marvel le da una oportunidad y en estas PatrullaXOriginal01Grandes Novelas de La Patrulla-X nos hace un recorrido por la historia de los X-Men algo que os aseguro que no se parece a nada que hayáis experimentado antes. Un intrincado trabajo de amor que reúne cientos de historias clásicas y oscuras en una obra maestra perfecta de la tradición de X-Men. En un tamaño abismal pero gustoso a los ojos, en especial, para los amantes de cada detalle.

Panini Cómics acaba de editar este primer volumen a un precio excepcional (como lleva un tiempo haciendo con otras muchas obras indispensables), un volumen que recopila X-Men Grand Design e incluye el X-Men #1 de 1963, recoloreado por Piskor, junto con otros extras como pin-ups clásicos. Todo presentado en el mismo formato dinámico usado en su conocida obra Hip Hop Family Tree.

PatrullaXOriginal02En retrospectiva con lo que hizo en 2011 – unas tiras que representaron un momento crucial en su carrera- y teniendo en mente su serie Hip Hop Family Tree, que ganó el Premio Eisner en 2015 por Mejor Trabajo Realista; ahora da vida a X-Men: Grand Design, lo que dicen muchos que es su mejor trabajo hasta la fecha. Enmarcado como una historia oral narrada por El Vigilante, damos de lleno con una explosiva historia de La Patrulla-X presentada en el mismo estilo de investigación que funcionó tan bien en su conocida y ya mencionada obra. Diría que dos títulos que tienen lo suficiente en común como para que el que titulo que nos ocupa se hubiese podido llamar X-Men Family Tree, y no hubiese pasado PatrullaXOriginal04nada. Revelando todo, desde los orígenes de los personajes principales hasta la formación de la escuela mutante y las primeras aventuras del equipo original.

Piskor destila momentos esenciales de los años formativos de los X-Men en unas cien páginas. Al mismo tiempo, integra docenas de flashbacks y detalles periféricos que posteriormente se agregaron a estas historias originales. Dijo que se centraría en: «… devorar las miles de páginas que conforman los números del #1 al #281 de Uncanny X-Men», y con ello tratar de hacer una historia completa, concisa y satisfactoria en un máximo de trescientas páginas, incluyendo ahí todos los elementos importantes, pero evitando los extensos y redundantes, en especial, los cientos de deus ex machina de los que en su opinión siempre gozó la serie.

PatrullaXOriginal05Y al menos en este primer volumen lo hace. Piskor recorre varios senderos rápidamente, e incluso salta abruptamente de un hito a otro. Algunas tramas, aquí las reduce a una sola página. Cuenta que buscó inspiración en términos de compresión narrativa en una enorme variedad de tiras de periódicos clásicos.

Un proyecto original e indispensable para los que desean tener de lo mejor, solo un poco.