Archive for Thriller

Reseña: Desaparición en la Roca del Diablo, de Paul Tremblay

desaparicionOs contaré así bajito que hay dos épocas del año en las que me entran una ganas terribles de volver a mi género favorito. Las llamo verano-verano y pleno-invierno. Es en ellas cuando siento una atracción tremenda por volver al género que más me aporta. El tan alabado por mí Terror. En uno de mis momentos más épicos decidí leer Desaparición en la Roca del Diablo, de Paul Tremblay (el autor que asustó a Stephen King y cautivó a Joe Hill). Más que nada por las buenas impresiones que tuve con Una Cabeza Llena de Fantasmas (Premio Bram Stoker), su otro titulo traído a nuestro país por la recomendable editorial Nocturna Ediciones.

Es curioso como Desaparición en la Roca del Diablo ha sido una novela que se ha dado la circunstancia de haberla leído siempre a solas. O en ratos libres de trabajo o bien en casa, donde curiosamente se daba siempre el momento de quedarme solo para recurrir a ella. Hallándome acostado en la cama, o en mi sillón favorito de lectura dispuesto a eliminar ese sudor frío, sin dormir, paralizado por el miedo en ciertos momentos de silencio absoluto. Por que desde siempre pude oler el hedor podrido de los muertos o percibir esa sombra espectral de un niño desaparecido que es lo que en este caso la lectura me ofrecía… No obstante, calificaría Desaparición en la Roca del Diablo más como un thriller psicológico que como novela de terror: el elemento terrorífico en este libro no goza de la cantidad suficiente que yo necesito para catalogarlo en el gran género. En cambio, Tremblay desenreda hábilmente capas de horror con el paso de los capítulos, obligando a los personajes y al lector a temer, a lo que se le pueda “asomar” por el rabillo del ojo.

La trama se centra en la desaparición de un niño, Tommy Sanderson, de trece años. Tommy y sus amigos, Josh y Luis, entran al Parque Estatal de Borderlands una noche de verano. Luis y Josh vuelven a salir. Tommy no. La novela abre con la llamada telefónica a la madre de Tommy, Elizabeth, informándole que su hijo ha desaparecido, y así siguen los eventos los próximos días.

En un nivel muy alto, el argumento funciona realmente bien como novela de misterio. Con preguntas a las que el lector recurrirá continuamente como: ¿Por qué los niños estaban en el parque esa noche? ¿Una travesura normal de adolescentes o había una oculta intención? ¿Qué le pasó a Tommy: perdido, herido, secuestrado? ¿Tiene algo que ver su obsesión con la fuga de su padre y la muerte trágica que sufrió? Mientras Elizabeth lucha por sobrellevar la desaparición de Tommy, comienza a sentir la presencia de lo sobrenatural en su hogar. (Esta parte mola). Por un momento, lo ve, muy claramente, lo que parece ser Tommy, una sombra enferma, espantosa, en la esquina, jura por Dios que puede oler su aroma… Luego están las páginas del diario tan desconocido de Tommy. Páginas que empiezan a aparecer por toda la casa y durante la noche. Elizabeth incluso compra una cámara de seguridad para averiguar quién deja las páginas por todo el salón en su ausencia… Además, el diario insinúa un secreto que los tres niños escondían.

Pese a no catalogarlo de Terror, y debido a la situación que antes o he comentado, se han dado situaciones con este libro que me han encantado y hecho sufrir de lo lindo a la vez. Sobresaltado con ruidos nimios, asustado en situaciones y al cerrar el libro pensar en qué demonios he leido, y volverlo abrir. No es una novela terrorífica, ya lo he dicho, pero si se dan ciertas situaciones idóneas para asustar bastante. No quiero revelar demasiado de la trama por que se desenreda bastante bien. Diré para terminar que tiene dos partes y que probablemente una os guste mucho más que la otra. Una desgarradoramente horrible. Y otra muy real. Situaciones que le podrían pasar a cualquiera. Y eso da miedo.

Desaparición en la Roca del Diablo es ya uno de mis libros favoritos del verano. Inteligente, perturbador y maravillosamente escrito.

Reseña: Eva, de Arturo Pérez Reverte

evaMarzo de 1937. Mientras la Guerra Civil sigue su trágico curso, una nueva misión lleva a Lorenzo Falcó hasta Tánger, turbulenta encrucijada de espías, tráficos ilícitos y conspiraciones, con el encargo de conseguir que el capitán de un barco cargado con oro del Banco de España cambie de bandera. Espías nacionales, republicanos y soviéticos, hombres y mujeres, se enfrentan en una guerra oscura y sucia en la que acabarán regresando peligrosos fantasmas del pasado.

Para mí, superó con creces su primer libro Falcó. Narrado con esa maestría que caracteriza a Reverte, nos lleva de vuelta a aquella guerra civil. Me gusta como lo escribió contándolo todo desde un punto de vista yo diría que neutral. Mezclando realidad histórica con ficción, no es una novela sobre la Guerra Civil, es una historia de espionaje, luchas, muertes, traiciones y lealtades que salvan vidas. Os dará cierta sensación que el personaje Falcó es una especie de James Bond (capaz de matar un espía, limpiarse los restos de sangre y al momento acostarse con una vedette portuguesa) pero no lo es. Él trabaja para quien le paga sin llegar a ser un mercenario, pero no le tiembla el pulso a la hora de rebanar un cuello con una navaja o pegarte un tiro, él sabe perfectamente que un asesino muerto es un asesino menos del que preocuparse.

En está ocasion se encuentra de nuevo con Eva Neretva, la cual ya conocimos en su primer libro. Esa mujer de la cual ella misma diria: «No me tengas por una de esas burguesitas perdidas entre las filas obreras. Soy una agente soviética, y tus criminales jefes fascistas podrían pedirte cuentas».

Aunque hay bastante ficción, nuestro autor intenta verlo todo desde los ojos de un espectador, no es el típico autor que te cuenta la historia como todos estos que lo hacen dependiendo de, en que bando luchó su abuelo. Para que entendáis lo que quiero decir, en uno de los diálogos, alguien le dice que simpatiza con los republicanos, Falcó responde que a él le da igual quién gane la guerra porque gane quien gane de ahí saldrá un dictador. Parece ser que el autor conoce a los clásicos grecorromanos porque esa frase recuerda a la conocida de un senador romano cuando la guerra civil entre Pompeyo y César que lo único que estaban haciendo era elegir dictador…

Me gusta los puntos de vista tan neutrales, ni para un sitio ni para otro, y eso parece que no, pero es muy dificil a la hora de tocar este tema y pretender que guste a todos. Para eso se inventó al mejor personaje que podia hacerlo: guapo, encantador de mujeres… Pero ojo, es de los que devueleven los golpes. Vengan de donde vengan, la lucha con Eva será épica. Que sea mujer no tiene importancia, ambos luchan por una causa. Héroes a su manera, uno ganándose la vida, la otra creyendo en su lema y de sus jefes, no esperéis mucho romanticismo. No estaba la cosa para esos asuntos.

Lo mejor del libro es sin duda alguna la habilidad que tiene para las negociaciones con ambos capitanes de los barcos, diálogos fantásticos… Diálogos dentro de una historia de ficción, que bien podrían haber sido reales. Con un final y un ambiente que no sé el motivo pero me recordó a la película Casablanca. Un libro que se lee solo, se disfruta y se intuyen muchas cosas que al autor deja caer como quien no quiere la cosa. Oro, nacionales, republicanos, soviéticos y esa ciudad Tánger con hermosos atardeceres mirando al mar.

Reseña: Agentes de Dreamland, de Caitlín R. Kiernan

agentesdedreamlandLa nueva novela de Caitlin R. Kiernan ha tenido una gran acogida en nuestro país. Recién publicada por Alianza Editorial en su colección Runas, esta novela corta con tintes lovecraftianos está dando mucho que hablar. Lo principal es, que los que hemos tenido oportunidad de leer las pocas cositas que se han publicado aquí de esta autora, entendemos cierta polémica. Esa que divide a los lectores. Unos que alaban, otros que no entienden el por qué de tanto. Ya pasó con la publicación de La Joven del Agua, de la misma autora pero en Editorial Valdemar. Y es que es así, sencillo, la forma de escribir de Caitlin R. Kiernan y sus obras, o te molan, o casi que no entiendes lo que quiere decir.

Pero tengo buenas noticias, pues Agentes de Dreamland es de los argumentos mejor llevados que le he leído a Cat. Aun así, una novela difícil de revisar, descubrir nuevos senderos y piezas de la historia. Incluso los personajes que conoces al principio de la narración no sabes como se llaman hasta el final. Además, los capítulos no están en orden cronológico, aunque dentro de ellos quedas atrapado. Grandes momentos con flashbacks, situaciones curiosas y recuerdos de conversaciones pasadas. Más que una colcha de retazos o un collage o un estilo de ficción alternativo, estamos ante una explosión desordenada en la que tienes que recoger las piezas e intentar unirlas. Y cuando lo consigues, sabes que tienes ante ti una obra magistral de la literatura fantástica actual.

Agentes de Dreamland está compuesta por teóricos de la conspiración, referencias a la cultura popular, cultos al fin del mundo y porciones de tema paranormal. Todo el asunto podría explicarse bien como un caso horrible de esquizofrenia y delirios. Quizás puedes llegar a creer que realmente estamos ante el fin del mundo. Las piezas de este puzzle que nos presenta Kiernan, diría que es un juego en el que no nos corresponde a nosotros decidir qué es importante y qué no. Solo vivirlo. A lo largo de la historia, se utiliza el tarot y se establecen conexiones entre los diversos personajes involucrados (tanto directos como indirectos). ¿Significa eso que están atados a este destino? ¿O estas conexiones se dibujan porque la gente desea verlas de verdad? Los personajes en sí mismos son también arquetipos como el tarot y creo que ese es el verdadero punto de la trama. Cada uno representa algo que esperamos y su papel parece casi predestinado, pero para nada hay que entender que son planos. Incluso vais a encontrar a un mismo personaje, actuando diferente en dos escenas curiosamente escogidas para destacar. Y ahora una advertencia y una nota: Agentes de Dreamland no es libro liviano y divertido. Es oscuro. Deprime de algún modo y gotea horror sobrenatural. La nota es que alega (no es un spoiler), que hay una conexión con Lovecraft aquí. Podría decirse que se basa eternamente en esos escritos profundos que el maestro de Providence supo crear.

No obstante, entiendo ciertas críticas. Es fácil perderse al principio, incluso desechar la historia antes de “la verdad”. Pero yo que siempre me encuentro atraído por el dominio del lenguaje casi encriptado de Kiernan, decidí seguir pacientemente. Centrándome en el tono y el estilo elegante, incluso cuando no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Sinceramente, hasta la mitad de la novela no empecé a comprender. Pude sentir la trama de algún modo dentro de mí y como poco a poco la absorbía.

Agentes de Dreamland es una novela de poco más de cien páginas, curiosa, tremenda y original, cuando la terminas. Induce al dolor de cabeza, y pertenece a esa rama que demuestra que muchas buenas historias hay que disfrutarlas hasta al final. Reúne a teóricos de la conspiración, profetas y cultos del día del juicio final. Un apocalípsis lovecraftiano. Gran parte de la novela ocurre en conversaciones, reminiscencias y reflexiones sobre la corriente de la conciencia de un narrador muy poco fiable. Los personajes son todos bastante misteriosos. Parte de la diversión de la novela consiste en identificar las diversas referencias que la autora coloca a lo largo del argumento. Eso sí, el personaje de Immacolata Sexton es sencillamente brillante.

Reseña: Los desertores de Oxford Street, de José Luis Ordóñez

losdesertoresToda la vida se ha escrito para entretener, luego cuando el libro en cuestión tiene un gran valor artístico pasa a la historia, poca gente ha escrito con la idea de la posteridad. Prácticamete todos los escritores lo han hecho simplemente con el afán de entretener o soltar alguna cosa que lleven dentro.

La novela no es un invento moderno, el origen de lo que ahora conocemos es renacentista y a la vez está inspirada en Heliodoro y otros novelistas grecorromanos, pero lo más probable es que el afán de contar historias y entretener venga de mucho antes y no sólo por la tradición oral que está detrás de los grandes poemas homéricos, en cuanto se desarrolló la escritura seguramente empezaron a correr relatos de más o menos longitud además de los que conocemos de tipo religioso. Todo esto si nos olvidamos de los relatos medievales que no se consideran novelas pero que servían de entretenimiento y enseñanza moral. Uno de los creadores de la novela moderna y cuya obra fue muy imitada en toda Europa, Cervantes, era muy hábil para la prosa y así intentaba ganar algo de dinero, él que quería ser estimado como poeta lo fue como prosista pero en ningún momento pensó en lo que ha resultado su obra. Quevedo era noble y rico y siempre sintió el impulso de escribir, de joven las obras más conocidas, luego en tono más moralista, para él el dinero, si es que cobraba algo, que le pudiera aportar la literatura no era algo esencial. Los escritores al igual que los libros nos han llegado por diferentes razones y nos llegarán.

Esta novela cumple perfectamente esa función, entretiene y mucho, aparte la he encontrado muy bien escrita con un vocabulario culto . Una historia que os atrae por sus misterios uniendo el terror con lo religioso. Personalmente, tenía muchas dudas cuando leí su sinopsis, creí que sería una de tantas de misterios misteriosos como las llamo yo, pero para mi sorpresa no fue así, es una novela que disfruté hasta la última página. El final fue lo único que me desconcerto dando la sensación de una futura segunda parte.

El libro.

Diciembre de 1899, Abraham Van Helsing (conocido por los lectores como el cazador de vampiros en la novela de Bram Stoker) usa la máquina del tiempo que creó en su libro el escritor H. G. Wells , para devolverle la vida a su sobrina Emely. Por ahora todos sus viajeros han fracasado muriendo en el viaje, el corazón humano no lo soporta. Desesperado busca un último viajero, aquél que deberá entrar en su casa sólo si él le da permiso para hacerlo…

Vosotros lectores en cierta forma seréis unos viajeros más, nuestro autor os llevará al presente de la historia cuando su misterioso invitado suba a la maquina del tiempo para cumplir la misión. Pero igualmente viajaréis al pasado donde nuestro protagonista Van Helsing llega a una villa francesa con su sobrina alertado por la carta de un amigo . Allí sabrá de unas extrañas muertes en unos niños , una profecía que empezó dieciséis años atrás y un libro negro. Todo ello con una sociedad secreta de la que forman parte escritores tan famosos como Jules Verne y a la cual llega como nuevo invitado un conocido alguacil americano cuyo nombre es Wyatt Earp ( famoso por ser uno de los protagonistas en el tiroteo de O.K. Corral).

Los buenos escritores son aquellos que son capaces de convertirse en dueños de lo que imagináis , de esos lugares que os narran. José Luis Ordóñez lo ha logrado no limitándose simplemente a relatar sino que lo escribió de manera tan vívida que con ello cumple el sueño de todo lector: abandonar el lugar de lectura con su mente y viajar… haciéndonos sentir como si estuviéramos allí. No todos los escritores logran eso, pero aquí tenéis uno que si lo consiguió.

Me maravilla que sea español, que haya logrado dejarlo tan bien escrito, luego buscas información sobre él y no te extrañas de la cantidad de premios ganados, algo así era imposible que pasara desapercibido.

Escribió algo original, pero original de verdad, mezclando personajes famosos de libros, con personas reales de esa misma época. Todo cuadra al milímetro, incluso el paseo en su carrito de recién nacido de Alfred Joseph Hitchcock. Una aventura donde la religión forma parte importante en algunos capítulos, cuando el ser humano pierde la fe y la busca de aquél que siempre temió.

No me cansaré de repetiros que el escritor cumplió con su cometido, no me esperaba un libro así, me entretuvo, me hizo olvidar mi rutina diaria, ya le podéis dar mil vueltas a todo, pero ese debe ser siempre el cometido de un libro de misterios, haceros sentir la lectura . Hay escritores que llegan a este mundo de las letras por diferentes motivos, no sé cual será el de nuestro escritor pero sin ninguna duda debemos alegrarnos nosotros los lectores que se dedique al arte de escribir.

Reseña: Tiempos Oscuros, de John Connolly

portada_tiempos-oscuros_john-connolly_201801111603Cuando tanta ficción policial contemporánea, por hábilmente que esté escrita, tiene un fuerte parecido familiar con la última novela policial que leíste; es particularmente estimulante encontrarse con un escritor original que no se parece a nada de aquello. Es más, Connolly casi que apenas se parece a sus anteriores novelas en lo actual. Y eso, que hablo de John Connolly y su ya tremendo ciclo de novelas del detective Charlie Parker. Aquellos que conocen el género del crimen, son muy conscientes de que Connolly como autor es algo singular. Escritor irlandés que establece sus libros en la costa más fría e inspiradora de USA, la sensibilidad literaria de Connolly está más cerca de la fantasía oscura o novela de terror que el mundo de Raymond Chandler; aunque para mí el detective de Connolly (Charlie ‘Bird’ Parker), es un descendiente directo de Philip Marlowe, incluso comparte su nombre con el gran saxofonista de jazz… En definitva, lo que digo es que aunque Connolly no lo reconoce abiertamente (¿vendería menos por ello?), para mí esta serie de novelas se sitúan dentro del género de Terror. Al más puro estilo de los escritores victorianos clásicos del género donde una investigación sirve para enfrentarse al Mal, sí. Pero Terror.

A lo largo de los años, los libros de Parker han sido notablemente consistentes, sin apenas un fracaso para mi. Aunque algunos están escritos más intensamente que otros, lo digo ya, y con paso firme, para mí Tiempos Oscuros, es uno de los mejores logros del escritor. Aunque sí tengo que achacarle que para una historia así quizás no eran necesarias unas desalentadoras casi 500 páginas. ¿Qué pasó con la concisa novela de detectives? ¿Aún hoy en día se sigue pagando por página en USA y no me he enterado? En Tiempos Oscuros tenemos a un personaje central. Un hombre común. Jerome Burnel está obligado a llevar miles de dólares en diamantes casi siempre encima. Los maneja por trabajo. Joyerías. Y no pasa nada, habitualmente va armado, aunque sí que es algo receloso a la hora de usarlas. Pero entonces el azar altera irrevocablemente su vida cuando se encuentra con un dúo de asesinos malintencionados que intentan atraparle en una estación de servicio. Al acabar con ellos, además salva vidas inocentes y sin darse cuenta se transforma en un héroe. Jerome se irrita por esta nueva percepción de sí mismo. No lo merece. Sobre todo, cuando empieza a descubrir cuán rápido se puede destruir una reputación cuando es arrestado por posesión de pornografía infantil…

La vida de Jerome Burnel se hunde en la miseria. Su matrimonio y sus negocios colapsan y comienza una condena de cárcel de pesadilla en la que es torturado y violado por el espantoso Harpur Griffin. Finalmente liberado, un hombre roto, contacta a Charlie Parker, pues se siente perseguido y sabe que morirá en breve ahora que está libre. Desesperado por demostrar que hubo un complot contra él, pide ayuda a Charlie Parker. Hay una extraña comunidad detrás de todo. Tienen su base tras unas ruinas en la lejanía de los campos. Burnel es capturado y ante tanto delirio, Parker tiene que recurrir a la ayuda de sus amigos Ángel y Louis para intentar resolver el caso. Dicha comunidad oscura se hace llamar The Cut. Adoran al Rey Muerto. De hecho, el propio The Cut, que es un área del condado de Plassey en Charleston, es desde hace tiempo uno de los elementos, una de la principales atracciones que Charlie Parker pretendía investigar por los rumores que acontecen sobre ella.

Connolly siempre ha sido bueno en la evocación de una trama para con un lugar. Pero con The Cut, esta comunidad semi-secta autocontenida, que casi existe fuera del tiempo, el tema mola. La trama se vuelve particularmente llamativa. No sé a vosotros pero a mí me encantaron desde siempre las tramas oscuras donde unos descerebrados adoran a dioses no bendecidos y extraños de otros mundos. Incluso en el léxico de Connolly de una América fantasmagórica y de pesadilla, este es un tema recurrente y por eso sea uno de mis autores preferidos en este momento y no me pierdo ni una novedad del maestro. Tusquets Editores nos brinda cada poco sus éxitos en librerías.

John Connolly vuelve a hacerlo. Habrá otras novelas que me gusten más, otras menos, pero el mínimo que le exijo siempre lo sobrepasa. Desde una narrativa a medio camino entre el Terror y el género negro, me atrapa hasta la extenuación lectora. Mediante otros géneros utiliza el argumento del Terror como un escenario capaz de albergar misterio. Si no desea etiquetas, se lo permito, que lo llame como quiera. Para mí, es lo que es. Escritor de mi género favorito. El mejor de todos. El único que te inquieta y hace que mires a donde antes no habías mirado. ¿Y ese ruido? Parece que algo se mueve allí, ¿no? “Ese” género.

Reseña: The Beauty, de Jeremy Haun, Jason A. Hurley y John Raunch

thebeautyLo relata bastante bien Scott Snyder en la Introducción: «El terror cautiva, el terror mola, es lo que apetece leer para evadirte después de un día largo. Sí. A los que desde pequeños hemos descubierto y nos convertimos en fans del Terror, ese género nos cautivó de por vida». Lo cuenta en una Introducción que aporta para The Beauty. Un cómic de investigación y terror sugerente que acaba de publicar Panini Cómics en formato tomo recopilatorio. Un cómic con una premisa muy original: ¿Y si de pronto surgiera una enfermad que volviera hermosos a los que la contraen? Mola, pero… siempre hay un “pero”, ¿no? Bueno, más tarde lo cuento. Por lo pronto, imaginad una enfermedad de transmisión sexual que hace que los infectados se vean bellos, hermosos, con el paso de las horas. Fuera grasas del cuerpo, fuera papada, canas, arrugas y patas de gallo, es decir, una enfermedad que thebeauty01la gente quiere y desea tener. Esa enfermedad es real, la llaman La Belleza y está afectando ya a millones de personas. Dos años después de que estallara La Belleza, más de la mitad de América está infectada. Ahora parece que la desventaja puede ser mucho peor de lo que cualquiera sospecha. Los detectives Vaughn y Foster se encuentran en primera línea de batalla; de hecho, son detectives asignados a un departamento especial para dichos casos. Enfermedad, de la que aunque parezca que sí, no se sabe todo. Además, existe una conspiración que nunca supieron que existía. Pero la sociedad moderna está obsesionada con la belleza externa, y ahora parece que hay una manera de garantizarles poder llegar a ser más hermosos cada día. ¿Y qué si se trata de una enfermedad de transmisión thebeauty02sexual?

En el mundo de The Beauty, la perfección física es alcanzable. La gran mayoría de la población se ha aprovechado de ello, y Foster y Vaughn pronto descubrirán que tiene un precio terrible pues ciertos afectados por la enfermedad, están ardiendo en llamas y estallan como si de bombas humanas se tratase. Una especie de combustión instantánea que les consume…

The Beauty es de esos cómics tan originales por su argumento que como reseñador te ves en la tesitura thebeauty03continua de ver qué cuentas y qué no, para no spoilear mucho. Los detectives Vaughn y Foster ya infectados (lo siento, aunque se sabe pronto) están cerca de saber la verdad, y eso los pone directamente en el cartel. La verdad no es tan bonita como la enfermedad. Un tal Sr. Calaveras anda a la caza. Y habrá que ver de qué forma y cómo sigue la investigación en un caso tan extremo donde el mundo de la apariencia y el físico notable, lo está pagando con creces.

Este primer tomo comprende los seis primeros números USA. Y está genial esta división por que la sexta grapa cierra el primer arco argumental. Es decir, aunque sea un primer tomo, thebeauty04lo puedes pillar sin problemas como único. The Beauty salió de la iniciativa de Top Cow’s Pilot Season, su primera edición ganó el concurso de 2011, y dio un empujón a los artistas Jason A. Hurley y Jeremy Haun hacia el mundo del cómic profesional. Haun se reconoce como amante de la oscuridad y los cómics de horror y ya es conocido por su trabajo en Batwoman y The Darkness; donde hace labor de dibujante también al igual que en este cómic. Los colores que realiza John Rauch también ayudan a distinguir a los infectados de los que no. De una forma magnífica y bien perfilada: la carne de los infectados parece brillar y rejuvenecerse con cada viñeta y eso, se siente. Además, tenemos muy bien retratado la imagen de la indulgencia, lo prejuicioso, hipócrita y televangelista en momentos como cuando los detectives visitan la adoración a la belleza sexual en un club erótico llamado Vanity. Donde vemos hermosos cuerpos flotantes discutiendo cosas terribles pero con una sonrisa. El placer o el pecado, ¿qué va antes?

Los autores Jeremy Haun y Jason A. Hurley hacen un muy buen trabajo en guión y dibujo y estamos sin duda, ante una historia que atrapa y que cada aparición de nuevas incógnitas la vuelve más emocionante. En thebeauty05resumen, se devora de una sentada. La sensación es como ver uno de lo buenos capítulos de la mítica serie Expediente X. Y a eso iba, mola, pero señor Snyder, The Beauty es más un cómic de investigación, acción, un thriller bien ejecutado; más que un cómic de Terror. Sólo esto le achaco(jajaj, su Introducción), por que en general, me ha encantado. Si aprecias una historia de ritmo rápido que toma en serio su alto concepto y personajes, encontrarás una nueva serie para amar en The Beauty. Y como siempre abogo por la originalidad en este mundo constante de guiones plagiados, The Beauty me ha parecido casi única.

Reseña: Fuego, de Joe Hill

107Para mí, en estos momentos, Joe Hill es una de las voces más estimulantes de la literatura. De hecho, creo que ahora mismo incluso por delante de su padre, aunque este tenga detrás un legado difícil de cubrir. Como sea, lo cierto es que El traje del muerto me pareció sublime en su momento. Tiene pasajes de verdadero terror y en un punto de la novela hace un giro hacia el road movie que me encandiló. Luego llegó Cuernos, y lo digo siempre sin miedo alguno: es uno de los tres libros que me han sacado la lagrimilla en mi vida. Cuernos está guardado con infinito cariño en mi biblioteca, un libro a no olvidar y cuya adaptación cinematográfica, dentro de que Daniel Radcliffe hacía un buen papel, se quedaba sosa respecto a lo que contaba la novela. Cosas que pasan. Y hace unos años, Hill nos sorprendió a muchos con Nos4ra2, un libro que bien podría haber escrito su padre en sus años buenos, y que también me mantuvo atrapado durante toda la lectura. Otro librazo.

Comprenderéis entonces que le tuviera muchas, muchas ganas a Fuego.

Lo primero que quiero destacar es la edición. Nocturna se ha marcado una matrícula de honor en este aspecto. Tapa dura, calidades de primera y un conjunto que hace al libro casi una obra de arte. Que se nota en su peso. Por el amor de todos los dioses del universo, ¿de qué está hecho ese libro? ¿De acero?

Metiéndonos en faena, tengo que decir que evité leer cualquier cosa sobre la novela, incluida la sinopsis. Cuando me puse con la lectura, no tenía la menor idea de lo que me iba a encontrar. Y por ser sinceros con la verdad, tengo que reconocer que al principio me decepcionó. Venía tan emocionado, esperando otro Cuernos, otro Nos4ra2 u otro El traje del muerto, que al principió pensé que me había equivocado de libro. Y le iba comentando a mi mujer: “llevo cincuenta páginas y aún no sé de qué va”. “Llevo cien páginas y no sé qué me quiere contar”. “Llevo doscientas páginas y no tengo la menor idea de a dónde quiere ir”. ¿Entendéis mi desasosiego?

Ok, Fuego es… lo siento, se presta a este tipo de comentarios… como una buena hoguera. Hay que empezar despacio para que el fuego termine cogiendo buen volumen. Joe Hill planta su historia lento pero seguro, contando lo que quiere contar (y lo que más adelante será necesario haber contado, aunque puede que no te des cuenta en el momento), para que cuando llegue a donde quiere llegar, estés tan comprometido que no tengas posibilidad de escape. Para mí, el punto clave son esas primeras doscientas páginas. A partir de ahí, me enganchó y no me permitió pensar en otra cosa hasta terminarlo.

¿De qué va Fuego? Pues a ver, parte de la gracia (y lo digo ahora, habiendo terminado el libro) es no saber hacia dónde va. Así que me limitaré a explicar por encima el punto de partida. El mundo sucumbe bajo una epidemia que se transmite vorazmente y que hace arder a los infectados. Basicamente es eso. La novela comienza con la enfermera Willowes viendo a un hombre entrar en combustión espontanea a través de su ventana, y a partir de ahí, todo es historia. No, no voy a contaros más.

Me sorprende la traducción del título de la novela. En original es Fireman y aquí han optado por Fuego. Lo cierto es que el título original cambia ligeramente el foco de atención hacia un personaje concreto de la historia. No afecta, obviamente, pero me llama la atención esa decisión.

Creo que Hill tiene la misma asombrosa capacidad que tiene su padre para crear personajes humanos, de carácter, con fuerza para sostenerse por sí mismos y con los que resulta sencillo empatizar. Y también para crear otros a los que resulta sencillo temer. Y aquí de esos hay unos cuantos. Y curiosamente, y eso me gusta de la novela, aquellos a los que más hay que temer en este libro no son villanos terribles, sino personas con miedo que se dejan arrastrar. La Historia nos ha demostrado en múltiples ocasiones que la masa no siempre es buena cuando se deja llevar. Y Joe Hill se esfuerza en demostrarlo una vez más.

Reseña: La Puerta al Cielo Integral, de Makyo y Eugenio Sicomoro

lapuertaalcieloHasta que no estás un poco metido en el mundillo y lecturas de cómic europeo, en la BD, y conoces el trabajo de Makyo; realmente, no sabes qué esperar de él en cada obra. Aunque sí sabes que encontrarás lujosos escenarios, características y colores que te dejarán de piedra como atestiguan los ilustradores que le rodean. Casi los mismos rasgos y colores que recuerdas y que te impulsan a buscarle cuando se publica un nuevo titulo suyo. A cogerlo con ansias, a devorarlo… Sueles fijarte en esas editoriales que sacan con gran honor cómic europeo y en formato de calidad y cuando Makyo está entre las novedades empieza el rún-rún por saber que tal está lo nuevo (traído aquí) de este autor. Esa cansina sensación llamada “hype” que termina por devorarte si no accedes. Todo esto si estás como he dicho un poco metido en el mundillo y lecturas de la BD y conoces el trabajo de Makyo. Esto, dicho así, fueron las palabras de un amigo que sólo lee cómic europeo en especial francés. Y os aseguro que después de tener en mente El país del fin del mundo lapuertaalcielo02(otra obra de Mayko), yo por lo menos quedé sugestionado.

Pierre Fournier (1952) es un guionista de cómics y artista francés que trabaja bajo el seudónimo de “Makyo”. Ha publicado más de una centena de obras (incluso en Spirou y Fantasio) y participado en muy variados proyectos, pero dentro de lo que nos atañe es conocido por ser el autor original de la serie Jérôme K. Jérôme Bloche y su magnifica El país del fin del mundo. Uno de esos autores grandes en el país galo y otro de los que no entiendo por qué sus obras no son traducidas con lapuertaalcielo06más asiduidad aquí. En fin, ahora junto a Eugenio Sicomoro nos regala en La puerta del cielo. Un thriller con tintes fantásticos ambientado en una campiña francesa, toda una gozada por leer. En especial, por que gracias a Norma Editorial lo pude conseguir en formato integral, y así es como estas obras se devoran.

La puerta del cielo muestra un acogedor escenario: un muy bonito como puede ser una campiña francesa pero también claustrofobico cuando las cosas se tuercen con hechos luctuosos. Y ahí es entonces cuando todo genera un ambiente cerrado en el que nada es lo que parece y ciertos toques fantasmagóricos comienzan a tener relevancia. Un comienzo, un impacto duro como la realidad misma que sólo a veces (o últimamente diría que bastante) vemos en los noticiarios. Hechos tan deleznables como la realidad y el sufrimiento común de tres chicas jóvenes, Manu, Julie y Anna; tres menores de edad con tendencias suicidas que se refugian en una casa en el bosque, un lugar en el que poder hablar con los muertos…

Huyendo de la violencia doméstica y la soledad urbana, ahora las tres están solas ante su destino. En la casa, al fondo de la bodega hay un menhir con la inscripción ‘‘Puerta al Cielo”. Comienza entonces un enigma, un jeroglífico, un misterio que parece querer resolverse solo con ellas delante. lapuertaalcielo05Tres amigas de instituto con el triste apodo de “las japonesas” por haber intentado irse al otro mundo en algún momento como antaño hicieran los kamikazes nipones. Las tres arrastran problemas familiares que le han llevado a dichos extremos. Un padre que intenta abusar de su hija, la pérdida repentina de unos padres y tener que convivir con un hermano y cuñada insoportables. Y por supuesto, problemas de sociabilidad en el instituto. Pero el destino ha querido juntarlas en esa apartada casa en el bosque de la campiña propiedad de los abuelos de Manu. Será durante su estancia en dicha casa en la que surgirán las pequeñas tensiones entre ellas pero también lo mejor de la lapuertaalcielo04trama: la vertiente fantástica que da nombre al título. Un pequeño portal celta en el sótano que profundiza en planos interdimensionales hasta ese paraíso conocido por todos. Un lugar más allá, al otro lado del pilar, un lugar en el que se obtiene un poder temporal para poder hablar con seres fallecidos. Pero hay más. Ya que la segunda trama cuenta un tema más oscuro si cabe. Un caso más cercano a la realidad donde la desaparición de la hija de David, un pintor que vive en el pueblo de al lado, trae a toda la comarca de los nervios.

Ambos misterios, ambas desapariciones, se entremezclan llevando al lector a creer resolver el dilema pero equivocándolo a más no poder. Por eso, La puerta del cielo es una maravilla a descubrir para todos esos amantes del relato de suspense por excelencia.

lapuertaalcielo03El guionista Pierre Makyo realiza un trabajo impresionante en la elaboración de los guiones y el ilustrador Eugenio Sicomoro lo hace particularmente bien. De esos cómics que gusta ir pasando las páginas, yendo de un lado para otro, que te paras, observas lo que te rodea y sigues leyendo. Una obra original, abrumadora y emocionante. De lo mejor de lo último publicado en formato cómic europeo.

Reseña: Te Estoy Viendo, de Clare Mackintosh

teestoyviendoTengo que admitir, por aquello de ser honesto con la verdad, que cuando me dieron este libro me daba bastante pereza empezar con él. Sin embargo, me ha durado cinco días de voraz lectura, de no poder parar y de emoción sin pausa. Te estoy viendo es un thriller adictivo, terrible por lo real que resulta, lo sencillo que es imaginar que algo así puede ocurrir. Clare Mackintosh ha escrito un thriller impactante que se te va a quedar grabado en el cerebro durante un tiempo.

Sobre todo, la próxima vez que tomes el metro.

Te estoy viendo está narrado desde dos puntos de vista. Por un lado tenemos la historia de Zoe Walker, narrada en primera persona. Aquí conocemos a una mujer que podría ser cualquiera de nosotros en realidad, nuestra madre, nuestra hermana, nuestra mejor amiga. Trabaja en una inmobiliaria en el centro de Londres pero vive en las afueras, donde las casas son más baratas. Siempre realiza el mismo recorrido en metro para llegar al trabajo, a la misma hora, en el mismo vagón, sentada en el mismo sitio. Y una de esas tardes, por puro azar, descubre una foto suya en un anuncio situado entre los clasificados (agencias, servicios sexuales, acomapañantes…). La fotografía acompaña a un anuncio en el que se publicita una página web y un teléfono.

El segundo punto de vista de la novela corresponde a Kelly Swift, una agente de policía que trabaja en la red de transportes de Londres y que, para cuando comienza la historia, está investigando el, dicho con total ironía, estimulante caso de una mujer a la que le robaron en el metro únicamente las llaves de casa.

A partir de ahí, bueno, sin desvelar demasiado decir que Zoe Walker encontrará que la misma web se anuncia todos los días en el periódico pero con distintas fotografías de diferentes mujeres… y pronto se dará cuenta de que una de ellas coincide con una chica que denunció el robo de sus llaves en el metro. Y otra de ellas coincide con una chica que ha sido violada y asesinada.

Lo siguiente es obvio: alguien está vigilando sus movimientos.

No quiero desvelar más de la trama, pero puedo afirmar que el libro es adictivo. La trama se desenvuelve con facilidad, a buen ritmo, y los dos personajes principales están perfectamente construidos para que como lector vivas el miedo que paraliza a Zoe cada vez que escucha pasos a su espalda, o piensa que hay alguien mirándola, o que alguien se le acerca y le dice algo. ¿Es ella un objetivo? ¿Alguien está siguiéndola de verdad o se trata de una macabra broma?

Por otro lado, Kelly es un personaje con suficiente fuerza para ser protagonista en exclusiva de una novela. Aquí comparte ese protagonismo, pero sí, podría viajar sola sin problema. El background de Kelly es importante para la historia. Solo decir que el trabajo que realiza cuando da inicio la novela es una especie de castigo por haberle dado una paliza a un detenido dos años atrás. Las razones, mejor que las descubráis vosotros.

Los dos arcos narrativos se entrecruzan en varias ocasiones. La historia de Kelly siempre está centrada en la investigación, mientras que la de Zoe es más variada, contándonos no solo el cómo vive ella ese miedo a estar siendo perseguida, sino también escenas de su vida familiar (está divorciada, tiene dos hijos y una nueva pareja… y el miedo es un importante acicate a la hora de transformar las relaciones de quien lo sufre).

De vez en cuando, aparecen breves fragmentos que parecen narrados por la persona que está detrás de todo, el villano de la historia. Pensamientos, algunas bravuconadas, y la prepotencia de saberse más listo que los demás.

Bien, creo que os he dejado bastante claro que la novela me ha encantado. Sin embargo, no puedo darle una puntuación perfecta. El desenlace de la historia me ha dejado un sabor agridulce. A ver cómo me explico: no soy muy amigo de las coincidencias. Creo que en una historia como esta las coincidencias son recursos sencillos para sacar adelante una historia por el camino fácil. Bien, puedo admitir una coincidencia como punto de partida (Zoe Walker ve por casualidad su propia foto en el periódico), pero en Te estoy viendo llega un momento (al señalar al villano) que provoca que todo lo contado hasta ahora no sean más que coincidencia tras coincidencia. De acuerdo, lo que busca es el golpe de efecto, y más de uno sí que consigue, pero en mi caso, habría preferido menos golpe de efecto y más realismo. A fin de cuentas, toda la novela produce una sensación de agobio gracias a lo cercano de su historia, y ese efecto se pierde a la hora de rematar.

Obviamente, eso es subjetivo. Nada más que la sensación que he tenido yo al final. Y no resta para nada lo bien que lo he pasado leyéndolo y lo mucho que os recomiendo que os hagáis con este libro.

Reseña: Estás sola, de Alexandra Oliva

estassolaComo fan mil veces declarado del reality show Survivor (la versión americana, no el sucedáneo de papel cuch) lo cierto es que este libro tenía bastantes puntos para engancharme solo con la sinopsis.

El punto de partida es sencillo: Doce participantes de un concurso de supervivencia extrema (el componente estratégico de Survivor aquí no aparece, maldita sea) han de mostrar ante las cámaras que son capaces de valerse por sí mismos mientras superan desafíos grupales e individuales de distinta índole pero siempre relacionados de alguna manera con la supervivencia.

La historia de Estás sola está narrada en dos líneas temporales que se van alternando y que buscan confluir en la recta final del libro. Por un lado tenemos el concurso. Nos sirve para conocer a Zoo, el sobrenombre que los productores del programa le dan a la protagonista absoluta de la historia, y a sus once competidores. En esta línea temporal lo que prima es el interés por el concurso, las distintas personalidades de los participantes y cómo afectan al desarrollo del juego, y cómo vamos descubriendo que Zoo es una mujer de armas tomar.

Pero es la segunda línea temporal la que da título al juego. Aquí, Zoo está sola, en medio de lo que ella cree que es un desafío individual en el que tiene que valerse por sí misma. Ni siquiera la acompaña un operador de cámara, no sabe si lo está haciendo bien o no, si sus compañeros lo están haciendo mejor o peor. No sabe nada, solo que sus límites están siendo puestos a prueba y que lo que buscan los productores es arrastrarla hasta el punto en que ya no pueda más y abandone el programa.

Solo que nosotros, como lectores, sabemos que no es así de verdad. Algo grave ha ocurrido, una pandemia a nivel global que ha acabado con gran parte de la población. Zoo no lo sabe, pero está sola de verdad y los peligros a los que se enfrenta no están milimétricamente vigilados para detenerse si en algún punto su vida corre peligro de verdad.

Como novela, Estás sola funciona. Es entretenida, tiene unos personajes muy bien construidos y una protagonista con la que resulta sencillo empatizar (aunque en ocasiones cuesta creer que pueda mantener su percepción sesgada sobre que sigue en el programa, pero bueno, es un detalle menor). La autora, Alexandra Oliva, ha tomado cursos de supervivencia extrema y eso se nota en la historia.

Cuando habla sobre técnicas de construcción de refugio, depuración de agua, encendido de hogueras, etcétera, lo hace con buen tino y sabiendo lo que dice. La trama es ágil y el lenguaje que utiliza es directo y sencillo. Un buen libro capaz de engancharte a poco que te gusten las historias en las que los personajes han de valerse por sí mismos para sobrevivir a lo impensable.