Archive for Thriller

Reseña: Obsesión, de J. L. Butler

Un thriller tan psicológico como oscuro donde la ambición nos moverá a una narración absorbente, desafiando nuestra inteligencia en busca de la verdad. La joven y brillante abogada Francine Day nos contará en primera persona la historia que le tocó vivir en lo que parecía uno de tantos casos de divorcio millonarios. Dicen que se mata por dos motivos: amor y dinero. En Obsesión, Francine acabará enamorándose de su cliente millonario Martin Joy. Movida por los celos, decide seguirlo para comprobar que él ha quedado con la mujer de la que se está divorciando, Donna Joy. Esa será la última vez que se sepa de Donna. En su extraña desaparición, Martín será el principal sospechoso. Entre tanto, nuestra abogada en casa borracha y sangrando por una herida, no logra recordar que más ocurrió mientras los espiaba.

Una trama llena de mentiras y secretos. Comienza un poco lenta dándole personalidad propia a unos personajes bastante trabajados. Lo mejor, llega a mitad de novela. Escenas de pasión sexual que le dan un toque morboso ante lo que es el mundo judicial. J.L.Butler nos garantiza intriga durante sus páginas haciéndonos sospechar de todos. Por que nos dejó una abogada alcohólica y bipolar medicándose, no precisamente muy fiable e intentando recordar hechos. Poniendo ella misma en entredicho algunos detalles, nos hace dudar a nosotros. Su enfermedad, la autora logra tratarla con mucha delicadeza, tal vez consciente que puede haber lectores que se sientan ofendidos en caso de padecerla.

Personalmente, no terminé de entender en que momento una abogada brillante pone en juego su futuro enamorándose de su cliente. Pero es un detalle de la escritora y no voy a juzgarlo. En la vida real, J.L.Butler es abogada. Todo el entramado de leyes los conoce. No fue para ella ningún esfuerzo dejarnos aquí una narrativa brillante. Casi todo el libro se desarrolla en las cámaras del sistema judicial de Londres, el realismo en las escenas es perfecto, por lo tanto tenemos una novela desconcertante para los amantes del suspense. Un ritmo tranquilo nos llevará hacia relaciones no muy sanas de acosos y chantajes. Unas muy buenas descripciones del Londres actual, donde sentiremos la sensación de estar paseando en sus sombrías calles trasladándonos hasta su costa para escuchar el sonido del mar. Y dos escenarios muy bien complementados que le dan más vida a la novela.

Giros, hipótesis inesperadas, nos mantienen en alerta con un final sorprendente ofreciendo las respuestas necesarias. El libro examina las obsesiones en el tema del amor junto a los traumas personales. No olvidéis que la obsesión hacia alguien, llega a ser muy peligrosa, ya que la otra persona sólo puede ver aquello que le obsesiona.

No acerté el final. Estuve todo el rato sospechando de un personaje y fallé. A ver si vosotros amigos lectores lo lográis.

Reseña: El Frío de la Muerte, de John Connolly

Pasan los años y el balance que hace uno como lector de la brillante serie del detective Charlie Parker, de John Connolly, se cerca más a una relación familiar e inseparable que a otra cosa. En mi caso, por que con cada libro ha tendido cada vez más hacia el lado sobrenatural, siempre sin separarse de la tan de moda novela negra que fue como empezó todo. Lo hablé con un amigo en su día: en este mundo hipócrita si te defines como escritor de Terror, quedas marcado y probablemente desdeñado a no ser que llegues a ser un Stephen King, fenómeno que rara vez se volverá a repetir. Sin embargo, hay una opción muy inteligente que es escribir sobre «otros géneros bien acogidos” para luego ir metiendo como trasfondo al mejor género de todos. Acompasadamente, escribes novela negra pero es Terror, escribes Fantasía pero en realidad es fantasía siniestra, novela histórica pero con más tintes de horror que otra cosa… La gente, el ser humano, adora el Terror y no lo quiere admitir. Le da miedo decir que lo pasa bien, cuando lo pasa mal. En fin, quizás algún día sepan reconocer que no hay nada más gustoso que mantenernos ante un film, un libro o un cómic con la adrenalina a tope y nuestros sentidos súper agudizados. El miedo. Pocas cosas hay más adictivas.

En el mundo de Charlie Parker (quince libros publicados ya en nuestro país por Tusquets Editores), los fantasmas y presencias de otros mundos solían ser insinuados, en general, se quedaban en las sombras. Las presencias eran poco definidas, no amenazadoras ni temibles. El Frío de la Muerte ya es otra cosa. Fantasmas amigables y malignos están en primera línea. Otro cambio es que Parker hace ya tiempo que es un alma más estable, aunque no menos peligrosa, y ahora trabaja oficialmente para el FBI, incluso manteniendo su asesoría con casos extraoficiales para poder perseguir a aquellos que se encuentran en la línea entre los vivos y los muertos. Sus hijas también están comenzando a desempeñar papeles importantes en las historias, tanto la Jennifer muerta, que está emergiendo como protectora y guía, como su hermanastra Sam, cuya afinidad por las actividades de su padre nos llevan a momentos realmente buenos.

En El Frío de la Muerte (A Game of Ghosts), Parker va en busca de Jaycob Eklund, un investigador privado de Providence que aparentemente desapareció de la vida social mientras intentaba acercarse al hermano de un gángster de Rhode Island. Esto sucede con frecuencia en las historias de Charlie Parker; incluso las víctimas vienen con explosivos. En paralelo, aprendemos que Eklund también es de interés para un grupo religioso, una comunidad perdida cuyos miembros no están muy a la vista y los cuales protegen muy bien los secretos de sus antepasados. Tienen como líder a un hombre llamado El Mago. Mientras se acompaña de los inseparables Louis y Angel, el frío de la muerte se ceba con los inocentes, es por eso que la confrontación entre Parker y dicho grupo religioso se hará inevitable.

Charlie Parker, el detective privado capaz de ver a los muertos, así como a una variedad de demonios y ángeles, trabaja para el misterioso agente del FBI, Edgar Ross. Charlie no está seguro de dónde se ubica Ross en la jerarquía del FBI, ni de cuán extensa podría ser su autoridad, pero Ross es definitivamente un líder contra las fuerzas sobrenaturales que amenazan el status-quo del mundo de Charlie. Tiene una lista de individuos que han vendido su alma al diablo. Un pacto. Eklund está haciendo algo importante para Ross, y el agente del FBI no puede confiar en que su propia agencia investigará. Ambos pretenden entonces neutralizar a aquellos seguidores de ese individuo que lidera la búsqueda de un Dios enterrado, el Dios de las avispas, el que espera tras el vidrio… La investigación en la casa de Eklund revela artículos periodísticos y archivos que dejarán a más de uno con el culo torcido.

La serie de Charlie Parker tiene una fuerza de enganche sorprendente. Ahí están sus miles de seguidores, millones en todo el mundo. Connolly es un genio creativo que tiene pocos rivales actuales en las temáticas que propone. Hay cosas que no cambian: Connolly es un excepcional narrador, la gran mayoría de sus personajes son tan reales como un familiar, un vecino o alguien que conociste una vez. De otro modo, Charlie Parker sí que es un protagonista complejo pero tan motivado que decides seguirlo al poco de conocerle. Busca justicia, respuestas, y terminas queriendo saber tanto o más que él. No encontraréis a nadie que no recomiende leer esta serie.

Reseña: La Séptima Lápida, de Igor De Amicis

Hacía mucho que no leía un thriller tan bueno sobre la camorra italiana. No tengo ninguna duda tampoco pues, toda calidad narrativa se basa en que su autor es Comisario Jefe de la policía penitenciaria y Subdirector de una cárcel de máxima seguridad en Italia. Si eso no es conocer a fondo el tema que relata en La Séptima Lápida, que Dios nos asista. A las pocas páginas escritas ya advierte: «La cárcel no es un lugar de descanso ni de paso, si piensas así es que nunca has estado allí».

Cementerio en las afueras de Nápoles, siete hoyos excavados en el suelo. Cada uno, contiene su propia placa con nombres y apellidos. Solo el primero se encuentra «ocupado», con el cuerpo de uno de los jefes de la camorra y su garganta está cortada. Los otros vacíos. Quedan ahí expuestos más como una promesa de lo que les espera. Más que una advertencia. Todos saben que la mafia es una guerra donde matas o te matan, pero nada cuadra entre tanto nombre donde se juntan: jefes de clanes, asesinos, narcotraficantes y delincuentes de escasa importancia. Para el inspector Carmine Lopresti, esto no tiene sentido. Michele Vigilante, un legendario asesino conocido por el alias de «El Impasible», una leyenda en ese mundo de sangre que llama a sangre, acaba de salir de la cárcel después de veinte años. Su nombre es uno de los que están en una de esas siete lápidas. Entonces, ¿qué hay detrás de todo esto? Michele no tiene ni idea, bastante tiene solucionando sus propios asuntos. Pero si algo le enseñó ese mundo criminal, es que el tiempo puede mover montañas o desplazar océanos. No puede cambiar lo que se ha hecho. El pasado está escrito en piedra, y ni siquiera el tiempo tiene el poder de remodelarlo.

Igor de Amicis nos presenta una historia que suena verdadera. Las palabras oscuras y viciosas paralizarán al lector. Un thriller bien escrito con una trama intensa, hermosa, lleno de un dolor que no conoce el perdón. Un libro increíble del cual esperamos torturas, muertes lo más violentas posible, al fin y al cabo, estamos en el corazón de la auténtica mafia italiana y creedme en eso no defrauda. Asesinatos tan misteriosos como la sombra de aquel que los ejecuta ¿o acaso sea más de uno? Hasta el final del libro eso quedará en suspense. Crímenes difíciles de resolver. La policía se las ve y se las desea. Mientras nosotros mantengamos los ojos bien abiertos intentando no perdernos nada, amigo lector seamos sinceros, si vas a leer este título es por lo mismo que yo me interese por él. Los detalles. Cada muerte será diferente. Como si cada uno de ellos mereciera su propia tortura.

Igor De Amicis logra despistarnos, ¿a quién señalar si no se sigue un «modus operandi»? Los napolitanos felices, sus calles están siendo limpiadas de escoria. ¿Tengo que regalarle unos zapatos nuevos? Tampoco faltarán sus códigos y amenazas. Descripciones inmejorables de la realidad en las cárceles, las jerarquías de las organizaciones criminales, matar no es ningún problema, total nadie ve nunca nada. Muertes en nombre del poder de las drogas, venganzas sellando la paz con un beso. Todo ello y más entre giros inesperados harán que no podáis detener la lectura. Una novela violenta que nos lleva al inframundo criminal. Con un final que conmueve hasta el alma. Si fuera una película seria de esos finales que quedan en la memoria para siempre. Para mí ya es una de las mejores lecturas de lo que llevo de año.

Reseña: Vuelo 19, de José Antonio Ponseti

5 de diciembre de 1945. La Segunda Guerra Mundial ha terminado. Cinco aviones TBM Avenger despegan de la base de Fort Lauderdale para una sencilla misión de entrenamiento en el océano. Aunque llegaron a tener contacto, incluso hay grabaciones, ya nunca más volvieron a saber de ellos… El autor es un enamorado de los misterios. Hace muchos años leyó un libro sobre el Triángulo de las Bermudas donde se comentaba el caso del Vuelo 19. Algo quedó dentro de él para siempre lo que le llevaría años más tarde a escribir este libro.

Nos encontramos en una historia de ficción, ya que seguiremos a un supuesto superviviente del vuelo que nunca pudo demostrarse que lo fuera. Se basa para ello en una tumba vacía, así como unos supuestos testigos, junto con hechos reales documentados que sí ocurrieron. George Paonessa, protagonista principal, le envía un telegrama a su hermano Joseph: «Te han informado mal sobre mí, estoy muy vivo». A partir de aquí su hermano seguirá su búsqueda. Vamos leer una minuciosa narración que nos mantendrá el pulso acelerado. José Antonio Ponseti crea un thriller lleno de acción de un libro que arroja luz sobre lo que vivió el Vuelo 19. Con una escritura fluida, historias llenas de lealtad personal, pero sobre todo de supervivencia y ganas de vivir. El misterio va aumentando según nuestro protagonista va recordando los sucesos de ese cinco de diciembre. Lo que más nos aterrará es ese recuerdo de un hombre con voz quebrada arrastrándole por el agua… ¿Quién era? Es para mí la mejor parte del libro. Cuando con sus recuerdos regresa al pasado. No sólo ahí sabremos que ocurrió en realidad, sino que entenderemos su propio miedo. Entre guiños a batallas reales como la de Tarawa o el famoso bombardeo de Pearl Harbor, el personal de tierra comenzará la búsqueda y con ellos irán apareciendo más personajes que le darán vida a la trama. Muchos arriesgarán sus vidas para encontrarlos. Otros incluso la perderán. Jamás en la historia de los Estados Unidos participaron tantos barcos y aviones en una misión de rescate.

La mente humana está diseñada para el misterio, nuestro autor lo sabe y deja una historia tan inquietante en lo ficticio como en lo real. No dejará de lado la tragedia de cuando las familias reciban el telegrama de que la búsqueda se dio por finalizada; hay partes verdaderamente desgarradoras. El interrogatorio de los testigos será la clave para ir entendiendo que ocurrió. Aunque existen grabaciones y nadie duda que todo se debió a un error humano, no por ello esta historia sigue siendo un misterio más del Triángulo de las Bermudas. Misterios siempre hay. Podemos recordar también la desaparición de un regimiento británico en la guerra del 1914 o ya en la antigüedad un ejército persa completo con el rey de reyes desaparecido en el desierto… Jamás se les encontró. Pero en este caso hay poco de sobrenatural, se supo que ocurrió, aunque no por eso los amantes del misterio siguen buscando otras explicaciones. En este drama existe una versión de ciertos ufólogos donde comentan de una puerta abierta del espacio-tiempo que se los tragó. Un libro entretenido sin más, pero me ha parecido interesante comentarlo y que lo conociérais.

Reseña: 13, de Steve Cavanagh

Aunque este es el cuarto libro de la serie de Eddie Flynn, se puede leer de forma independiente. Estamos ante un espectacular thriller de asesino en serie ambientado en la ciudad de Nueva York. Mas, hay que destacar a los dos protagonistas principales. Eddie Flynn, ex-estafador que decidió cambiar el rumbo de su vida para hacerse abogado. siempre en primera persona nos irá narrando el caso del que debe ocuparse. Salomón, un actor de Hollywood, está siendo acusado de asesinar a su esposa y al guardaespaldas en un crimen extraño donde una de las victimas apareció con algo dentro de la boca. Aunque no parecen haber dudas de la culpabilidad, Eddie cree en la inocencia de su cliente. Por otra parte, Joshua Kane, un asesino en serie con un «modus operandi» a seguir, en vez de sentarse en el banquillo de los acusados, estará en el jurado del popular juicio. Sus movimientos serán contados por un narrador.

Las personas más peligrosas son las que no notamos. Caminan entre nosotros, cazando a la intemperie. Esta es la base del intenso thriller de Cavanagh. Como un mago, controla de forma magistral su historia con unos giros verdaderamente magistrales. El asesino en serie que crea es inteligente, manipulador y tiene una capacidad casi sobrenatural para asumir otras personalidades. Se mezcla sin esfuerzo, toma la vida de otros a su antojo sin ningún remordimiento, incapaz de sentir dolor físico, se siente intocable. Aunque no está sólo.

Una historia con una trama que nunca descansa, pero los últimos capítulos son ya de una tensión insoportable casi de infarto. No pude, ni creo que podáis ahí detener la lectura. Un libro inteligente lleno de personajes secundarios muy bien cuidados. Un fiscal impecable que nunca ha perdido un juicio y ese agente del FBI que sabe que existió hace ya años un asesino en serie al que apodaron Dollar Bill, que dejaba la misma marca de presentación que el actual asesino. Nunca lo atraparon. Pero si el autor escribió algunas partes con una calidad que asusta, fue la interpretación del abogado Eddie. Al haber sido antes un estafador profesional, utiliza esa habilidad para manipular las preguntas para con los testigos, los embauca con su charlatanería, hay trozos que de por sí valen casi el libro completo.

Las circunstancias irán cambiando a gran velocidad. De tener el asesino todo a su favor gracias a sus trasformaciones, a verse acorralado por un abogado del que no esperaba tanta astucia. No dejará de parecerse a un duelo de titanes. Dos mentes se enfrentan entre sí ¿Quién ganará? Steve Cavanagh no se dedica tan solo a sus protagonistas, también deja un poco de esa manipulación para el lector. No creías al pie de la letra todo lo que se dice, que controláis, Cavanagh hace un trabajo brillante jugando con el lector. Casi nunca sabremos qué esperar.

Una historia retorcida que te atrapa de un asesino en serie que se hace preguntas a sí mismo. ¿Cambiaría su mirada en el momento de abandonar este mundo? Solo con pensarlo, un escalofrío de placer recorre su cuerpo. Recomiendo este libro sí o sí. Recordad: el asesino no está en juicio, él está en el jurado… Un asesino, un abogado y un sueño americano que en sí siempre fue una gran mentira.

Reseña: La Novia Perfecta, de Karen Hamilton

Juliette lo va a seguir donde vaya. Se hará azafata de vuelo y así poder estar cerca de él. Que Nate, su ex novio, rompiera su relación hace ya seis meses es lo de menos, porque ella tiene un plan para volver a estar juntos. No sólo seguirá los pasos de su ex, también aprovechará para vengarse de Bella, una chica que la atormentó en el internado. La historia comienza con una tragedia en su infancia que junto a la falta de afecto de su madre acabará provocando cierta inseguridad en ella para terminar siendo una mujer con una obsesión psicópata.

Vais a leer un thriller escrito en primera persona por Juliette, su principal protagonista. Una joven con una insaciable necesidad de poseer, egoísta, que sólo se preocupa de su placer. Es tanta la fuerza que le dio la escritora a este personaje tan definido con una gran caracterización que los demás, aún teniendo bastante importancia en la trama, quedan secundarios. El comienzo es lento, pero con una gran personalidad narrativa. La autora fue asistente de vuelo antes que escritora y deja aquí un excelente trabajo documentado del mundo de los aviones, azafatas, incluso pasajeros; haciendo con ello una cómoda lectura que se agradece. Karen Hamilton trata lo que viene a ser la obsesión enfermiza de una persona por otra.

Juliette está convencida que él le valorará todo el esfuerzo que se tomó de espiarlo por las redes sociales, saber sus contraseñas, imaginad lo que es eso, con lo que actualmente vivimos todos en el mundo de internet. Entra en su piso cuando él viaja… Se ve una víctima, aunque hay momentos en que puede serlo y eso creará contradicción. Llegando a parecer al lector, aprobar, todo lo que hace por muy disparatado y peligroso que sea. Una mujer retorcida agobiando con su desequilibrio. Atormentada por su pasado, buscará amistades para aprovecharse de ellas dejando frases de estas características: «La amistad es un mal necesario, pero útil». ¿Acaso hay dignidad en algún abandono sea hombre o mujer? Ella cree que no.

Una historia de obsesión donde intentaremos comprender que es lo que pasa por la mente de una persona que no acepta el fin de una relación. Dicen que en asuntos de amores siempre hay vencedores y vencidos. Aquí no. Aquí leeréis el peligro de no asumir un NO y lo que eso puede eso acarrear. Hasta dónde es capaz de llegar una psicópata, de hacer y mentir. La tragedia se ve venir, pero golpea como una bofetada en toda la cara con un final tan extraño que roza la genialidad. Casi estoy por decir que es lo mejor de todo el libro.

Adictivo, entretenido. Lo recomiendo.

Reseña: Tiempo de Caza, de José A. Bonilla

tiempodecazaLo que más nos atrae de poder viajar al pasado es la idea de poder manipularlo. Una elección momentánea cuyas consecuencias cambiarían el futuro. También existe la fascinación de la interacción: conocemos el pasado, pero no conocemos el pasado desde una visión inmediata y de primera mano… Alan T. Henderson es un magnate, está a punto de casarse con una bella modelo, pero todo cambiará cuando en una fiesta en Londres conozca al doctor David McLawson ¿Qué se le puede ofrecer a alguien que se permite tener aquello que más desea?  Entrar en un club de caza muy especial. Un misterio que atraerá a nuestro protagonista.

La historia que vais a leer empieza fuerte, con alaridos de dolor y el sonido de huesos triturados. Tiempo de Caza no es sólo otra novela sobre viajes en el tiempo. Eso tenedlo muy claro. Cuando empecé a leerla me tenía intrigada la forma en que el autor le habría dado vida al millonario Alan.  No suelen caernos simpáticos a los lectores los millonarios. Y me gustó cómo lo hizo, muy humano, viniendo de abajo. Eso va hacer que en sus conversaciones se cuestione muchas cosas. Su conversación con el doctor sobre la caza es extraordinaria.

Viajes en el tiempo inspirados en los que ya conocemos de otras novelas, aunque Bonilla nos lo presenta de una forma creíble usando conclusiones inesperadas. Dándole su visión personal. Con mucha intriga, acción y suspense, con un fuerte toque tecnológico y una maravillosa documentación real. Vale, ir al pasado es sencillo, la documentación está ahí sólo hay que buscarla, pero hasta para eso hay que saberlo hacer. Y lo elaboró de forma muy certera, no utilizándolo de relleno. Haciendo que los viajes al pasado sean pequeños relatos vivos llenándolos de ciencia, aventura e historia. Esto es lo que más deseo que entendáis, no es un ensayo, es una novela de aventuras y acción donde aprenderemos cosas.

También se viajará al futuro al otro lado de la eternidad entrando en el mundo de la biología y la ciencia. ¿Seguirá existiendo la especie humana? Es una tremenda novela del subgénero de viaje temporal, escrita de forma adictiva pudiéndola entender a la perfección. Da igual qué palabra técnica use, lo que parece contradictorio se encuentra perfectamente engranado en unos personajes muy vivos. Además, viajarán de una manera curiosa; los viajes al pasado serán una cacería desde el 1529 en el reinado de Enrique VIII, a la India en la primavera de 1930.

Nueve viajeros en el tiempo. Uno de ellos, escritor de terror. Cuando regrese a casa sus dedos intentarán llegar al interruptor de la luz…, y ahí comenzaran sus gritos. El doctor David McLawson esconde secretos, averiguarlo les costará muy caro a nuestros viajeros. Una novela que se escribió para entretener, con lo cual el autor se tomó algunas libertades que obviamente son imposibles. Simplemente están ahí para que sigamos adentrándonos en las aventuras que creó para nosotros.

Destacar además las ilustraciones de Cecilia G. F. que en sí son un complemento más para seguir la novela junto a los fantásticos comienzos de cada capítulo. Aplaudo al autor, no es una novela más de viajes en el tiempo, es el trabajo bien hecho de un escritor, de un tema ya conocido que supo hacerlo especial. Y eso no es sencillo. Con un final que no os dejará indiferentes.

Reseña: Jaque al Psicoanalista, de John Katzenbach

jaquealpsicoanalistaHace dieciséis años que leí El Psicoanalista, la primera parte del libro que voy a comentar. Es mucho tiempo para recordar una historia, pero seguía teniendo todavía un buen recuerdo, por eso no tuve dudas en querer saber cómo seguía la trama.

(No, no hace falta que leáis la primera parte, en este segundo volumen hay un buen resumen del anterior libro para que podáis entender lo que ocurrió).

Narrado en tercera persona por un personaje que conoce todos los detalles, han pasado cinco años desde que el doctor Starks acabó con la pesadilla que casi le costó la vida. Vive en Miami atendiendo tanto a adolescentes con graves problemas psicológicos como a pacientes adinerados. Una noche en su consulta, para su sorpresa, descubre tumbado al Señor R (aquel que había dado por desaparecido y una vez quiso matarlo) y necesita ayuda. Nos reencontramos con el doctor Starks y los tres hermanos desquiciados, ahora amenazados de muerte. Starks debe ayudarlos contra su voluntad. Tendrá que lograr descifrar los mensajes ocultos en los vídeos y encontrar a quién los amenaza, para poder quitarse, por fin, esa psicópata familia de su vida.

Un thriller psicológico donde nada es lo que parece. Disfruté de una lectura fácil, pero a medida que avanza, la atmósfera se vuelve más oscura aumentando la tensión al desear saber más, sobre todo qué se esconde detrás de esos vídeos amenazantes. El autor combina un excelente diálogo, investigación y narración.  Envuelto en un ambiente opresivo, en un entorno de desesperación donde nuestro personaje principal el doctor Starks, estará siempre en el límite físico y mental.

En esta novela sabremos más de los personajes, de sus vidas, mientras el autor nos traslada de Miami a Alabama. Los secundarios tienen muchísima fuerza, son una parte muy importante. Yo destacaría la señora Heath y Charlie, ambos pacientes suyos. Además de muy buenos giros argumentales, me encanta cuando el doctor entiende que debe cambiar los roles transformándose, todo ello en términos absolutamente creíbles y realistas. Entonces, lo que teníamos en mente se irá desmoronando; no, no es una historia para ser controlada por el lector, hay demasiadas mentiras que daremos por ciertas. Aunque no se os escapará ningún detalle de la compleja incertidumbre de pensamientos y del desarrollo de la historia.

Una segunda parte muy digna, bien escrita y trabajada. Con un final inesperado. No solo entretendrá, sino que también desafiará al lector. Muy recomendable.

Reseña: El Visitante, de Stephen King

elvisitanteAsí bajito y casi por la puerta de atrás, van llegando las nuevas obras de Stephen King a nuestro país. Entendedme: sus nuevos títulos siguen conteniendo un gran atractivo, Plaza & Janes sigue siendo la encargada de contentar al aficionado, pero algunos vivimos aquellos días intensos en los que cuando llegaba una nueva obra del maestro, corríamos el mismo día a comprarla y buscar la mínima excusa para sentarnos a leer. Eran tiempos maravillosos, de ansia viva, de libros geniales a cada cual mejor. Sin saberlo, en muchos nosotros el Rey, estaba sembrando no solo el amor por la literatura (sí, por la literatura y el acto de leer y el que no piense así de King ya puede alejarse de esta reseña), lo que decía es que en muchos de nosotros había sembrado un semilla terrible. Esa misma que a muchos que no lo han intentado a día de hoy, se los va comiendo por dentro hasta que lo hacen. El arte de escribir.

Dicen que decayó, que sus libros ya no son lo que eran, pero lo cierto es que aún así en cierto modo, Stephen King tiene mucho más calidad escribiendo, que la mayoría de los autores que puedes encontrar hoy entre las novedades. Por eso (y por que muchos somos como zombies que necesitamos de él cada poco: lectores constantes nos llama), con cada novedad, ahí estoy como un campeón el primero para ver que me quiere contar esta vez el abuelete King. Y me encantó El Visitante, una trama donde King prueba una vez más ser maestro del horror…, del que gozamos los seres humanos.

El Visitante me perturbó en ciertos momentos, rompió mi inestabilidad en algunos párrafos y cierres de capítulo; unos cimientos que creí endurecidos en alguien que ha leído, lee y visualiza tanto Terror como yo… Llegaron a mí cerebro mensajes inconscientes del tipo: ¡¿Qué acaba de pasar ?! Las primeras trescientas (de casi seiscientas) fueron para mí simplemente irreprimibles. Adictivas como hacía tiempo que no. No sé si fue el momento, las situaciones y donde me encontraba, donde lo he devorado; todo ello suele influir en la lectura, pero fue de esos pocos libros que necesitas parar por que te gusta tanto que quieres reservar días de descanso, intervalos, para digerirlo bien. Había giros de tuerca en abundancia y es curioso pero en cierto detalles, no supe decir qué rumbo tomaría King.

Desde el principio, El Visitante te agarra de la solapa. Al abrir con un capítulo llamado La Detención, King nos da un poco de doble narrativa. En la actualidad, el detective Ralph Anderson es el encargado de llevar un caso sobre el espantoso asesinato de un niño. La persecución e investigación que lleva a cabo es un poco trasfondo, contada a través de entrevistas con testigos e informes policiales, forenses y escenas en la morgue (que nos brindan información detallada sobre la víctima y el presunto autor Terry Maitland, un entrenador de béisbol juvenil), varias escenas en las que percibimos que Anderson tiene en cuenta que la linea entre detención con espectáculo deshonroso para Maitland y caso hermético; sea sólo una fina y delgada linea.

Tienen su ADN, sus huellas dactilares, una serie de testigos que explican prácticamente cada uno de los movimientos del sospechoso inmediatamente antes y después del asesinato. No obstante, es un caso tan abierto como cerrado cuanto más se profundiza en él. Un procedimiento policial, uno que hundió sus garfios en mí con su modo de narrarlo tan verídico y con personajes convincentes como en los mejores años de King. Respecto al atroz asesinato de un niño, habría sido fácil para King seguir el camino espantoso de esos casos como los que vemos en las noticias a las tres de la tarde. En cambio, aborda el tema con un desapego casi clínico, entregando los detalles a través de informes impersonales de los diversos departamentos involucrados en una investigación de muerte horrenda e intento de diferenciación entre homicidio y asesinato.

Un historia que nos permite construir nuestras propias pesadillas a partir de la información impartida en transcripciones oficiales. Una forma brillante de hacerlo y original. Una de mis cosas favoritas de los libros del maestro son esas escenas realmente simples y con ello me refiero a diferentes personajes o miembros de familia normales charlando en la cocina tomando un café. Tiene una forma de hacer que partes de la historia aparentemente insulsas sean interesantes. Los personajes tan reales siempre fueron el fuerte de King. Uno de ellos sabes que podría ser perfectamente tú vecino, un primo lejano o un compañero de trabajo. Hablan igual. O te recuerdan a alguien que conociste y eso te toca la patata. Hace que quieras y te mole saber más de élo o ella. Algo que sinceramente eché de menos en Bellas Durmientes, aunque ahí supongo que tiene algo que ver su hijo Owen King.

Hay una razón por la que es el Maestro del Horror, y El Visitante sin ser una novela top del de Maine como es para mí Cementerio de Animales, El Resplandor, El Misterio de Salem´s Lot…, u otras muchas, y por que rara vez ya alguna será tan brillante; sí que consigue aquí un tipo de Terror raras veces contenido en sus novelas. Los elementos procesales son simplemente el preludio, la carne y las papas fritas de un enorme plato de degustación de narrativa rápida. Que como postre nos llevan a un final al que no quieres llegar, pero necesitas leer.

Reseña: Desaparición en la Roca del Diablo, de Paul Tremblay

desaparicionOs contaré así bajito que hay dos épocas del año en las que me entran una ganas terribles de volver a mi género favorito. Las llamo verano-verano y pleno-invierno. Es en ellas cuando siento una atracción tremenda por volver al género que más me aporta. El tan alabado por mí Terror. En uno de mis momentos más épicos decidí leer Desaparición en la Roca del Diablo, de Paul Tremblay (el autor que asustó a Stephen King y cautivó a Joe Hill). Más que nada por las buenas impresiones que tuve con Una Cabeza Llena de Fantasmas (Premio Bram Stoker), su otro titulo traído a nuestro país por la recomendable editorial Nocturna Ediciones.

Es curioso como Desaparición en la Roca del Diablo ha sido una novela que se ha dado la circunstancia de haberla leído siempre a solas. O en ratos libres de trabajo o bien en casa, donde curiosamente se daba siempre el momento de quedarme solo para recurrir a ella. Hallándome acostado en la cama, o en mi sillón favorito de lectura dispuesto a eliminar ese sudor frío, sin dormir, paralizado por el miedo en ciertos momentos de silencio absoluto. Por que desde siempre pude oler el hedor podrido de los muertos o percibir esa sombra espectral de un niño desaparecido que es lo que en este caso la lectura me ofrecía… No obstante, calificaría Desaparición en la Roca del Diablo más como un thriller psicológico que como novela de terror: el elemento terrorífico en este libro no goza de la cantidad suficiente que yo necesito para catalogarlo en el gran género. En cambio, Tremblay desenreda hábilmente capas de horror con el paso de los capítulos, obligando a los personajes y al lector a temer, a lo que se le pueda “asomar” por el rabillo del ojo.

La trama se centra en la desaparición de un niño, Tommy Sanderson, de trece años. Tommy y sus amigos, Josh y Luis, entran al Parque Estatal de Borderlands una noche de verano. Luis y Josh vuelven a salir. Tommy no. La novela abre con la llamada telefónica a la madre de Tommy, Elizabeth, informándole que su hijo ha desaparecido, y así siguen los eventos los próximos días.

En un nivel muy alto, el argumento funciona realmente bien como novela de misterio. Con preguntas a las que el lector recurrirá continuamente como: ¿Por qué los niños estaban en el parque esa noche? ¿Una travesura normal de adolescentes o había una oculta intención? ¿Qué le pasó a Tommy: perdido, herido, secuestrado? ¿Tiene algo que ver su obsesión con la fuga de su padre y la muerte trágica que sufrió? Mientras Elizabeth lucha por sobrellevar la desaparición de Tommy, comienza a sentir la presencia de lo sobrenatural en su hogar. (Esta parte mola). Por un momento, lo ve, muy claramente, lo que parece ser Tommy, una sombra enferma, espantosa, en la esquina, jura por Dios que puede oler su aroma… Luego están las páginas del diario tan desconocido de Tommy. Páginas que empiezan a aparecer por toda la casa y durante la noche. Elizabeth incluso compra una cámara de seguridad para averiguar quién deja las páginas por todo el salón en su ausencia… Además, el diario insinúa un secreto que los tres niños escondían.

Pese a no catalogarlo de Terror, y debido a la situación que antes o he comentado, se han dado situaciones con este libro que me han encantado y hecho sufrir de lo lindo a la vez. Sobresaltado con ruidos nimios, asustado en situaciones y al cerrar el libro pensar en qué demonios he leido, y volverlo abrir. No es una novela terrorífica, ya lo he dicho, pero si se dan ciertas situaciones idóneas para asustar bastante. No quiero revelar demasiado de la trama por que se desenreda bastante bien. Diré para terminar que tiene dos partes y que probablemente una os guste mucho más que la otra. Una desgarradoramente horrible. Y otra muy real. Situaciones que le podrían pasar a cualquiera. Y eso da miedo.

Desaparición en la Roca del Diablo es ya uno de mis libros favoritos del verano. Inteligente, perturbador y maravillosamente escrito.