Archive for Mondadori

Reseña: Heridas abiertas, de Gillian Flynn

Heridas-abiertas-Gillian-FlynnSoy un ávido lector, sin ir más lejos el pasado año llegué a la friolera cifra de 117 libros leídos. No leo más de cuatro horas al día, dos por la mañana y otras dos por la noche. Por la tarde, como mucho, leo un relato suelto de alguna antología. El haber llegado a dicha cifra es simple: leo rápido (obvio, después de tantos años en el oficio) y (sobre todo) leo lo que me interesa. Si un libro no me atrae desde el inicio, lo abandono y comienzo otro.

¿Por qué os cuento todo esto?, se preguntarán. Pues porque he roto las normas con Heridas abiertas de Gillian Flynn. Apenas abrí el libro me fue imposible soltarlo. Trescientas páginas devoradas en un solo día. Es decir, todas. Y si hubiese tenido seiscientas, lo habría conseguido igualmente. Era imposible seguir las costumbres, para que os hagáis una idea de lo enganchado que me ha tenido esta novela. Varias personas cercana a mi círculo de lectores en los que puedo confiar me habían recomendado leer a Gillian Flyyn, la autora de Perdida, su novela más exitosa y también publicada por Roja & Negra. Desde aquí, sirvan estas palabras para agradeceros vuestra recomendación. Recomendación, por otra parte, que os doy a vosotros, que leéis esta reseña. Espero que la novela finalista del prestigioso premio Edgar de novela negra y galardonada con el Ian Fleming Steel Dagger, os guste tanto como a mí.

Este Heridas abiertas fue el debut literario de Gillian Flynn, quien ya se encuentra entre las mejores autoras del thriller psicológico. Kate Atkinson dice en la portada, con mucha razón, que “te atrapa desde la primera página”.  King, el maestro del terror también tiene sus palabras de alabanza: “Una obra admirablemente sobrecogedora, enriquecida por una escritura inteligente”.

Heridas abiertas es una repulsa hacia el maltrato juvenil descrito de manera magistral. Creo que Perdida está llamando incesantemente a mi puerta. Y voy a dejarme llevar…

“La infancia de Camille Preaker ha sido tan desastrosa como su propia vida. Apenas nacer perdió a su padre y jamás sintió el cariño que toda persona necesita de una madre, que se volvió a casar y le dio dos hermanastras. Pero Marian fallece apenas siendo una niña y vuelve a sentirse aislada de su nueva familia. Tan solo la pequeña Amma parece ser el centro de atención de sus padres y esto es algo que ella no soporta. Tantas desgracias hacen mella en Camille, quien empieza a castigarse trazando cortes profundos en su cuerpo que jamás cicatrizarán. A consecuencia de su conducta, es internada en un hospital psiquiátrico y olvidada en Wind Gap, el pueblo que la vio crecer.

Ahora, Camille es una persona adulta que trabaja para el Chicago Daily Post y que ha vuelto a su pueblo a cubrir la noticia sobre los misteriosos asesinatos de dos niñas. Sin embargo, tendrá que enfrentarse a algo más que a un asesino en serie, tendrá que lidiar con los fantasmas de su pasado, rememorar los recuerdos de su infancia y hacer frente al rechazo de su madre, una mujer con una conducta peculiar y respetada por toda la vecindad.

Ann Nash y Natalie Jane Keen, de nueve y diez años de edad respectivamente, han sido halladas muertas, con síntomas de estrangulamiento y sin un solo diente. Para el periódico donde trabaja Camille, esto supone una oportunidad única de encaramarse a los puestos altos de los diarios de Chicago, pero la periodista tendrá que actuar con cautela y no desvelar ningún secreto a la policía que investiga el caso. Tarea nada fácil, pues poco a poco, y casi sin quererlo, Camille abrirá heridas en su vida que creía cerradas…”

Reseña: Tras la pista del espejo de Buda, de Don Winslow

Espejo-de-budaNo me costó mucho decidirme por esta lectura. Había oído hablar muy bien de otras obras de este mismo autor como El poder del perro, Los reyes de lo cool, Muerte y vida de Bobby Z o la primera entrega de esta serie dedicada al personaje de Neal Carey, titulada Un soplo de aire fresco, que fue nominada al Premio Edgar Allan Poe a la mejor obra de crimen y misterio. Para mí ha sido un gran descubrimiento. Sí, es la primera novela que leo de Don Winslow y muchos de ustedes no me lo perdonarán, ni siquiera yo mismo lo haré… Solo espero que a finales de año ya esté al día en lo que respecta a las obras del estadounidense, del que se dice que es uno de los mejores escritores que hay en la actualidad en cuanto al género de misterio se refiere.

Me ha gustado mucho la forma que tiene Don Winslow de enfocar situaciones tan comunes como la celebración de una cena o conocer a un nuevo amigo extranjero al que le enseñas todo tipo de palabras malsonantes. Son circunstancias a priori simples pero que, bien contadas, como es el caso, nos proporcionan una lectura muy agradable, causan sensaciones de bienestar en instan a continuar leyendo al menos un capítulo más.

Hay puertas que nunca deberían abrirse porque no sabes lo que puedes dejar entrar. Eso mismo es lo que pensó Neal Carey cuando, tras la misma, apareció Joe Graham, su padre adoptivo, quien tiene un brazo ortopédico. Y con él los problemas, un nuevo caso de apariencia simple que el detective nunca olvidará. Un error que le costará caro.

Robert Pendleton es un hombre de cuarenta y tres años que trabaja para AgriTech. Ha creado un milagroso fertilizante capaz de revolucionar el mundo agrario, por este motivo es perseguido por todos: la  CIA, el gobierno chino, incluso por mafias que ni siquiera el mismo conoce. Quedarse en Estados Unidos supone un riesgo de muerte que no quiere correr y huye junto con Li Lan, con quien mantiene un romance, hasta Hong Kong.

El trabajo de Neal Carey es seguirlos y tratar de hallar respuestas a su huida y, sobre todo, al intento de asesinato en el que se ha visto implicado. Pero la belleza de Li Lan es tan poderosa que pronto se verá envuelto en una red con demasiados nudos que desatar. Los lazos emocionales serán tan peligrosos que ni el propio Carey será consciente del riesgo que corre.

En mi opinión, la mejor parte de Tras la pista del espejo de Buda (Roja & Negra, 2014) llega cuando Li Lan le confiesa al detective Carey el motivo por el cual lleva siendo toda la vida perseguida. Una historia que se remonta a su infancia, en plena Gran Revolución Cultural Proletaria de la República Popular China, cuyo movimiento fue desencadenado por Mao, el nuevo presidente del país, obligando a Li Lan y a toda su familia (padre, madre y hermana) a huir de un país lleno de injusticias y que augura pocas esperanzas para ellos. Es una especie de relato que, a la postre, da título a este libro.

Antes de finalizar, les recuerdo que esta es la segunda novela de la serie dedicada al detective Neal Carey. Como les he dicho al principio de esta reseña, no he leído la primera parte y, por lo que he podido averiguar, no es necesario, pues se tratan de casos diferentes. Eso sí, Un soplo de aire fresco me reclama. Y no pienso negarme a su llamada. Ni al resto de obras de un autor excelente llamado Don Winslow.

Reseña: Ciudad del sol, de David Levien

Ciudad-del-SolDice la contraportada de este libro que es tan adictivo que te hará querer ir más rápido para saber cómo termina, pero que a medida que avanzas te darás cuenta de que no basta con saber cómo acaba, también querrás que acabe bien. Vale, partiendo de esa premisa os comento que es cierto, Ciudad del sol es adictivo y trepidante.

La trama parece ir montada encima de un cohete, con un ritmo bien marcado y que no se hace pesado en ningún momento. También es cierto que según vas metiéndote en la historia la curiosidad que todos tenemos dentro nos hace querer descubrir el misterio, casi obsesionándonos.

Y también es verdad que te tendrá en vilo, que estarás en un sinvivir, con el alma sobrecogida y esperando que todo termine de manera satisfactoria para tus personajes.

¿De qué va Ciudad del sol? Un niño de doce años desaparece sin dejar rastro mientras reparte periódicos en Indianápolis. El tiempo pasa sin que el caso se resuelva, hasta que catorce meses después sus padres están a punto de tirar la toalla. Ya nada apunta a que el caso se vaya a resolver, a que el niño vaya a aparecer mágicamente, ni siquiera a saber si sigue vivo o no. Sin embargo, quemando el último cartucho de su esperanza, deciden contactar con un antiguo detective, ahora retirado, llamado Frank Behr.

Y bueno, sobra decir que Behr acaba metiéndose en un abismo psicológico y emocional.

David Levien ha creado un personajes potentes, con una carga emocional y psicológica muy trabajada que probablemente sean lo mejor del libro. Behr es una de esas joyas literarias que muchos actores se morirían por interpretar si esta novela se trasladara al cine. Y la relación de los padres, con el matrimonio yéndose al garete por todo lo sucedido… bueno, es sobrecogedora, sinceramente.

Aún se me ponen los pelos de punta. Hay que tener en cuenta que soy padre de dos niños y resulta estremecedoramente fácil ponerse en la piel del matrimonio, sufrir con ellos e imaginar lo que debe ser vivir ese infierno. En ese sentido, la novela resulta muy dura, pero esto es todo gracias a la increíble manera que tiene el autor de volver cercanos a sus personajes y plasmar sus emociones.

La conclusión del libro es rara, eso sí. No mala, no fuera de lugar… pero rara. Al menos a mí me dejó un sabor de boca extraño. De hecho, me encantaría que os la leyerais y lo comentáramos.

Si queréis leer una novela negra fuerte, con personajes bien construidos y una trama que no deja de crecer con cada página, aquí tenéis una buena opción.

Reseña: Ghostman, de Roger Hobbs

GhostmanUno ve la portada de Ghostman y la verdad es que dice más bien poca cosa. Unas letras que forman parte de un letrero de “Casino” sobre fondo oscuro y con el título de la novela encima. Nada que te llame la atención especialmente, a menos que le hagas caso a la frase promocional que se encuentra en la parte superior: “Rápido, duro y astuto. Un debut asombroso”. La frase viene firmada por Lee Child, así que a menos que sepas quién es Lee Child, probablemente Ghostman te pase desapercibido. Qué demonios, es probable que aunque sepas quién es y pases de largo.

Ghostman es la historia de un atraco que sale muy mal y se convierte en una carnicería en el último momento. El hombre que maquinó el golpe juega contrarreloj. El dinero robado lleva una carga explosiva que hará trizas los billetes en 36 horas, no se sabe nada del atracador, y toda la policía del estado está en modalidad de busca y captura. La única solución, llamar a un ghostman, un tipo que trabaja siendo nadie y cualquier persona al mismo tiempo, capaz de convertirse en otro tipo con apenas un poco de maquillaje y un par de correcciones en su acento. Y así, con el encargo a ese ghostman de buscar el dinero antes de que se agote el tiempo, empieza esta historia.

Vayamos primero con las partes buenas: es verdad lo que dice Lee Child, la novela es rápida, ágil y entretenida. No sé si la consideraría “dura”, o tal vez lo que yo considero “duro” es otra cosa. Ghostman podría entrar dentro de la misma categoría de “historias de robos y ladrones” en la que encontraríamos El golpe, Ocean´s eleven y productos del estilo. Está bien narrada, el personaje principal (y casi único) es un tipo interesante y las cosas que cuenta, sobre la forma de llevar a cabo un golpe, desde la preparación hasta la huida, son tan interesantes que cuando empieza a hablar de esas cosas las páginas parecen volar.

¿Cuál es la parte negativa? A mi modo de ver, el personaje es demasiado perfecto, demasiado superior intelectualmente y en cuanto a habilidad a todos los demás. Es más listo que la policía, que el FBI, que los cientos de matones que van a por él y que los más grandes capos del negocio. Es tan listo que no tienes la menor sensación de peligro real en ningún momento de la novela. Podrías haberlo tenido si la parte de Kuala Lumpur no hubiera sido un flashback (que por cierto, ese flashback es brutal, de lo mejor de la novela sin lugar a dudas).

Así que, ¿el veredicto? Creo que es una novela interesante y que te hace pasar un buen rato, creo que si te gustan las historias de atracos y tejemanejes del mundo del hampa te gustará. A mi modo de ver me hubiera gustado sentir que el protagonista estaba en la cuerda floja en algún momento. Pero eso no quita que me haya entretenido.

Un buen debut el de Roger Hobbs.