Archive for Fulgencio Pimentel

Reseña: Un verano en las dunas, de Seth

un-verano-en-las-dunasEs curioso ver como algunas historias buenas no llegan al gran público debido a la poca publicidad, en especial, por no pertenecer al mainstream. Autores que tal vez en sus paises sean muy conocidos, casi consagrados, pero que fuera de allí, sólo los más vezados en el mundo de la literatura o el cómic, saben de él. Las historias de Seth son para mí el ejemplo claro.

Seth es el pseudónimo de Gregory Gallant (1962) un guionista y dibujante canadiense que actualmente vive en Guelph. El primer trabajo publicado por Seth fue como ilustrador de la serie Mister X para la editorial Vortex Comics. Su propia serie fue Palooka-ville publicada por Drawn and Quaterly. En un momento ideal en que en Canadá empezó a vivir cierto auge de minicómics alternativos, Seth despuntó. Al igual que otro grande como Chester Brown, Seth comenzó a publicar una serie de historias autobiográficas, guiones protesta y cuentan los sabios del lugar que al ser dichos autores amigos, molaba ver como aparecían unos en las historias de los otros.

Seth descubre una gran afinidad por las caricaturas del New Yorker, y los empieza a coleccionar. Es lo que le gusta leer, lo que le gusta tener, lo que quiere hacer en su vida creativa. Empieza a participar así en antologías de cómic underground, cuando se topa con la obra de Kalo, cuyo trabajo es oscuro y del que se 2160856-sethsabe poco, le encanta. Seth se hace seguidor acérrimo, hay química, hace lo que él quiere hacer, se dedica a tiempo completo a encontrar todo lo que Kalo produjo. Además, Kalo era canadiense, de Ontario, como él. Se obsesiona con averiguar todo lo que sea y viaja a la ciudad en la que murió para aprender todo, del que considera uno de los más grandes. Y algo bueno llegó a encontrar pues a partir de entonces todo lo que Seth creó era publicable. Historias en principio del día a día, autobiográficas muchas, pero con esencia. En Palooka-Ville narró la crónica de su vida diaria de artista. Su novela gráfica La vida es buena si no te rindes, una historia que proclamaba a los cuatro vientos ser autobiográfica y que en realidad, no lo era, fue un éxito de ventas. Ventiladores Clyde narraba las andanzas de dos hermanos en el negocio de la venta de ventiladores. La novela gráfica Wimbledon Green, acerca de un excéntrico coleccionista de tebeos, fue publicada en 2005 y gustó mucho a la critica. De septiembre de 2006 hasta marzo de 2007, serializó George Sprott (1894-1975), para el New York Times Magzine. De la que poco después se editó una novela gráfica. Pero Seth es especialmente conocido por su diseño de la recopilación de Peanuts, la tira clásica de prensa del gran Charles M. Schulz, con la que ganó un Eisner. ¿Su virtud? Crear y dibujar temas basados en la cultura popular de mediados del siglo XX. Historias que muchos hemos vivido de un modo u otro.

La siempre recomendable editorial Fulgencio Pimentel cuenta con títulos inencontrables en la tierra de conejos, así como por su alta calidad con las ediciones. Nos trae esta joyita con dos historias publicadas entre un-verano-en-las-dunas041991 y 1993 (antes de que Seth alcanzara la fama), dos historias que permanecían inéditas en español.

Un verano en las dunas cuenta una historia de amor de un tipo algo acomplejado que trabaja en un restaurante cercano al mar. El amor imposible, la vida de los que te rodean en el trabajo que te ha tocado vivir y una lucha por salir de un pozo cada vez más oscuro. Dichosa la hora cuenta a modo de anécdota (o de relato explicativo pues parece que es el mismo autor quien se lo cuenta a un psicologo), un suceso en la juventud de Seth, cuando pretendía destacar llevando una larga melena rubia teñida y un grupo de ineptos le increpa por la calle por su posible homosexualidad.

un-verano-en-las-dunas02Guiones que dicen mucho con muy poco. Un fiel reflejo del intento de ser adulto lo antes posible. Una meta que después odiamos. Es increíble ver como dos historias escritas hace más de veinticinco años parecen escritas ayer. Seth es uno de lo grandes por algo. Frescura y realidad. Un Eisner, un Harvey y dos Ignatz en su haber no es casualidad. Un nuevo titulo de Seth publicado siempre es motivo de alegría. Siempre que lo conozcas. Pues eso será señal de que amas todo lo que hace.

Reseña: L´Amour, de Joann Sfar y Jardel

LAmourJoann Sfar (1971), es un prolífico dibujante y guionista de cómic, conocido especialmente por ser co-escritor de los numerosos álbumes de la serie La Mazmorra. Es también uno de los principales representantes de lo que en Francia se ha dado en llamar la «Nouvelle Bande Desinne». Este ciudadano francés, de Niza, a diferencia de cuantos piensan que el cómic es una ocupación para gentes sin más capacidad que la de dibujar y que se han instalado cómodamente en la pereza, se define así mismo como un chico nervioso al que los libros le ayudan. Es capaz de crear en un solo año 12 álbumes, a los que se añaden diferentes incursiones en el cine o la literatura.

Es creador de grandes personajes como son El gato del Rabino o Le Petit Vampire, una obra que muchos deseábamos que llegara a España, después de su exposición en el Salón de Angoulême. No obstante, gracias a la Editorial Fulgencio Pimentel tenemos entre manos otro de sus grandes personajes en tomo de continuación de su exitoso número 1, Vampir.

vampir_portadaVampir, o Grand Vampire en el original, es una de las series de Sfar con más álbumes en el mercado —siete—, y aunque se publicaron entre 2001 y 2005, en España, permanecía inédita hasta ahora. Estos tomos, completan la colección, son geniales. El dibujo es encantador, atractivo y gracioso por parte de Jardel. Ideal para estos tiempos que corren. Además, se presenta en tapa dura como se merece, una gran colección de aventuras sobre personajes que molan mucho. Hoy reseñamos L´Amour, el segundo tomo, que correspondería del #5 al #7 del original.

L´Amour está lleno de personajes encantadores, de los que quieres saber más y más, con el paso de las páginas. Muchos son monstruos sobrenaturales, otros jóvenes, chicas sobre todo, muy de hoy en día. Dudan, se molestan pero sobre todo, se enamoran. Y ahí es donde reside el valor gráfico y argumental de Vampir y L´Amour. Fernand es un vampiro clásico a lo nosferatu, pero también es un hombre de su tiempo y… también el yo adulto de la serie Pequeño Vampir.

LAmour02Encontramos otros personajes muy guays también (y participantes en otros cómics del autor) como: el Inspector Mazock, el carismático Profesor Bell o El Golem. Sfar es uno de esos autores que le gusta usar un universo compartido. Cuentan que Vampir (el primer tomo, aún no lo he leído) es divertidísimo, pero este segundo (que se puede leer independientemente) consta de diálogos antológicos, y brilla por sí mismo también.

La obra de Sfar toca temas muy diversos, vinculados a las preocupaciones personales del autor: la virilidad, la feminidad, Dios, el arte, la política, la historia, la filosofía, la literatura, el cine, las culturas de los países que visita, la música…

LAmour03En L´Amour concluyen –por el momento– las aventuras amorosas de Vampir y el resto de personajes sobrenaturales que lo rodean. ¿Existe el amor después de la muerte? Aun más, ¿existe el amor antes de la muerte? Estas y otras preguntas son abordadas por Joann Sfar y Jardel en esta fábula moderna sobre lo humano y lo inhumano, los rigores del amor y las servidumbres del deseo. L’Amour (¿El amor sin amor?) persigue las aventuras sexuales del vampiro Fernand y el resto de personajes sobrenaturales que revolotean a su alrededor como polillas frenéticas alrededor de una bombilla. En L´Amour, Joann Sfar dobla la apuesta de Vampir, e introduce en la historia, nuevos y carismáticos personajes.

Con estos cómics disfrutas la vida, las buenas sensaciones y el gusto por la lectura. Sonríes en derredor mientras lees, aunque sabes que estás sólo en un parque sentado y nadie te mira. El particular universo que encontramos en L´Amour hace querer más, más historias, más buenos momentos, más de esas sonrisas en derredor.