Archive for Pulpture Ediciones

Reseña: Jirel de Joiry, de Catherine L. Moore

Catherine Lucille Moore (1911-1987) fue una escritora estadounidense especializada en Fantasía y Ciencia Ficción. Fue una de las primeras autoras de la corriente conocida como ficción especulativa, es decir, una denominación general de aquellos géneros de ficción que suceden en un espacio y entorno realista pero con escenarios fantásticos o irreales. A los que nos gusta el género fantástico más clásico, el pulp del bueno, conocemos a Catherine L. Moore porque se casó con el maestro del género fantástico Henry Kuttner y que a raíz de su boda, mantuvieron una relación de colaboración literaria sorprendentemente fructífera, pues sus estilos se complementaban muy bien: él se encargaba de los argumentos y la acción mientras que ella se ocupaba de las descripciones y la ambientación. Y es en la ya indispensable editorial de libros de bolsillo Costas de Carcosa donde vamos a encontrar una de las obras (o mejor dicho personajes) más conocidos de Moore. Un buen cúmulo de pulp, una serie de historias que te trasladan, te absorben desde la primera página. Fue la editora Marion Zimmer Bradley (la cual ideó la primera antología fantástica dedicada únicamente a heroínas) la que djo que Jirel de Joiry, de C.L. Moore, se podría considerar la primera mujer en la Espada y Brujería. Y que muchos y muchas crecieron entre sus aventuras queriendo ser Jirel; pelirroja, de ojos amarillos como una leona feroz, surge de la incuestionable cultura popular contemporánea de los años 30, junto con sus primos de género. Desde entonces, la Fantasía, Ciencia Ficción y el Terror ya no cuenta solamente con hombres a espuertas. Tantos autores como protagonistas femeninas prosperan en la ficción especulativa y parece difícil imaginar un momento en el que suceda lo contrario. Es entonces cuando C. L. Moore empieza a romper barreras de género con su heroína.

Esta antología de Jirel de Joiry que publica Costas de Carcosa contiene todos los relatos del personaje. El Beso del Dios Negro fue publicado por primera vez en la Weird Tales, de octubre de 1934. Relato en el que Jirel hace una impresionante primera aparición enclaustrada en una armadura, con Guillaume, el oscuro y apuesto conquistador, arrancándole el casco y sin poder dejar de mirarla…, como la mayoría de los hombres cuando ven a Jirel de Joiry vio por primera vez. Es alta como la mayoría de los tíos y salvaje como el que más. Guillaume le da un beso a Jirel y prepara el escenario para la historia más famosa y posiblemente mejor de la serie (al menos para mí). La conquista de su amado feudo combinado con la indignación del recuerdo de los labios de Guillaume en los suyos, Jirel sale en busca de ayuda, de un arma que utilizar contra Guillaume. La venganza será terrible, pues escapa de su prisión con la ayuda del padre Gervase…

El Beso del Dios Negro marca las pautas más comunes que encontraréis en las historias de Jirel: la heroína ingresa en un reino mortal y fantástico donde la magia no comprensible distorsiona la realidad. Moore decora este otro mundo con descripciones y encuentros asombrosos que hacen que lo supuestamente indescriptible sea extremadamente vívido. Estampidas de caballos ciegos malditos, demonios como ratas y una burlona imagen de espejo de sí misma. Maravilloso. El éxito de El Beso del Dios Negro provocó la secuela La Sombra del Dios Negro tan solo dos meses después. Donde casi que se repite la misma situación con Jirel regresando al inframundo instalado en su castillo pero esta vez con diferentes motivos.

Jirel se encuentra con la magia llegó a Weird Tales en julio de 1935. Encontramos a Jirel de nuevo en situación, donde se sumerge en una intrépida aventura, esta vez persiguiendo a un hechicero llamado Giraud. Jirel dirigiendo a sus soldados contra la fortaleza del hechicero, pero la verdadera aventura no reside en la batalla sino en el mundo mágico creado por la hechicera inhumana Jarisme. Moore ofrece aquí lo más le gusta: un mundo negro y mágico como el castillo de Jarisme con sus innumerables puertas que se abren a extrañas dimensiones y que rebosan auténticos seres aberrantes.

Un años después se publicó La Tierra Oscura. Donde Pav, una poderosa entidad gobierna el extraño mundo de Romne, y al rescatar a Jirel de la muerte, la reclama como esposa. Jirel, por supuesto, se niega, pero hacen un trato: encontrar un arma capaz de matarlo o tendrá que entregarse a él. La tierra de Romne tiene la base pseudocientífica más interesante de cualquiera de los reinos extraños de Moore. Una relato muy disfrutable.

En noviembre de 1937 la Weird Tales anuncia La Búsqueda de la Gema de las Estrellas. Moore coescribió esta historia con su futuro esposo Henry Kuttner. Hubo solicitudes de fans que pidieron que sus dos héroes icónicos (Jirel y Northwest Smith) se encontraran así que el crossover se produjo. Reunir a un aventurero de la space-opera con una guerrera Fantasy requiere un gran esfuerzo de imaginación, pero Moore y Kuttner combinan sin problemas ambas épocas. El brujo Franga, después de perder su preciosa gema estelar tras un ataque de Jirel, atraviesa el tiempo y el espacio para encontrar a un hombre que pueda derrotarla. Naturalmente, elige Northwest Smith… C.L. Moore nunca se sintió muy satisfecha con este relato y por eso no aparece en ninguna de las antologías norteamericanas de Jirel de Joiry. Para mí tiene un toque diferente interesante.

Hellsgarde se publicó en 1939 y aquí Moore regresa a la fuerte inspiración que rebosa en sus primeras historias. La dama de Joiry busca rescatar a sus soldados de su enemigo y entra en el maldito castillo de Hellsgarde para encontrar el tesoro de su último señor. Doscientos años después, los hombres atacaron el castillo para llevarse su legendario pero enigmático tesoro. Ese mismo lugar donde el espíritu desmembrado de Andred acecha. Un relato de Terror del bueno. Una historia que cambia los clichés de fantasmas y vampiros, por una sorpresa final bastante buena. El peor defecto de Hellsgarde es que Moore no escribiría más historias de Jirel de Joiry tras dicho relato.

Jirel de Joiry pertenece a la Espada y Brujería, pero no es una mujer a lo Conan. A pesar de que Moore adoraba a escritores como Robert E. Howard y Edgar Rice Burroughs, ella no quería eso, no le iba los fanáticos de la guerra o la épica violenta. El enfoque en las seis historias de Jirel está en la fuerza de voluntad emocional de la heroína en lugar de su habilidad con la espada o el poderío muscular. Y ahora decidme: ¿qué son doce euritos si con ellos obtienes estas maravillas literarias de la mejor literatura fantástica que se escribió jamás?

Reseña: Los Dioses de Bal-Sagoth, de Robert E. Howard

Más caña de la buena. Lomo del bueno por que esta vez hemos disfrutado de lo lindo de una apuesta segura como es siempre leer cualquier historia de Robert E. Howard. Más títulos de los que gracias a la ya indispensable editorial de libritos de bolsillo Costas de Carcosa podemos ir encontrando cada poco. Autores, obras y ediciones, donde disfrutar, novelitas de aventuras para disfrutar doquiera que vayáis. Un buen cúmulo de pulp, de sword & planet (como se dice en mi tierra), condensado en poco más de trescientas páginas. Los Dioses de Bal-Sagoth, como os decía, era una apuesta segura. Como no va a serlo una antología del gran Robert E. Howard donde se recogen nada más y nada menos que siete relatos, las historias que abarcan la saga de Turlogh O’Brien, «El Negro». Uno de los mejores mosaicos que Howard construyera jamás. Un autor entonces en pleno esplendor, dándolo todo en relatos como La Marcha del Dios Gris (The Grey God Passes), El Hombre Oscuro (The Dark Man) o la trama que da titulo al libro Los Dioses de Bal-Sagoth (The Gods of Bal-Sagoth). Tres cuentos donde disfrutar de un personaje histórico, que participara en la épica batalla de Clontarf. La versión howardiana del personaje, obviamente. Por eso verás y disfrutarás de su lucha contra norteños, seres aberrantes e incluso brotará de ti una sonrisilla cómplice cuando lo veas jurar por Crom.

Empezaré por hablaros de la historia principal y la que más me ha gustado. Calidad por encima de la calidad. Páginas arrancadas de un ejemplar de 1931 de la revista Weird Tales, de ahí procede Los Dioses de Bal-Sagoth, donde se presenta a Turlogh O’Brien, un forajido del siglo XI que posee todos los atributos de un héroe de Howard. En este caso, un guerrero irlandés de carácter violento y temperamental de pelo negro-azul-volcánico. Turlogh es casi idéntico a la mayoría de los berserkers de Howard, compartiendo además otra característica ya usada: es un marginado, alejado de su propia familia, condenado a vagar por un mundo hostil… solo. Dice mucho acerca de la soledad y los sentimientos de aislamiento del autor en aquellos momentos. Bien, pues con este tipo, se abre una historia con un comienzo explosivo. Una apertura brillante que te empuja directamente a la acción. Una acción violenta en un barco en una tormenta; el ritmo te atrapa, se acelera y todo explota en un holocausto de destrucción masiva. Y Turlogh se encuentra naufragado en una isla misteriosa, con un reacio compañero, un gigante guerrero sajón llamado Athelstane. Poco después, ambos guerreros rescatando a una joven que está siendo perseguida por una enorme rapaz que no vuela. Después de ayudarla, esta chica linda resulta ser Brunhild, una diosa blanca, temida y adorada por los indígenas de las ciudad… ¡Y ya estás enganchado! Una serie de historias que te meten en vereda desde la primera página. A tiro hecho. Sin complicaciones, ni descripciones eternas. Robert E. Howard a pleno pulmón entre saltos, hachazos y cabezas cortadas de cuajo.

La Marcha del Dios Gris combina la fantasía con la historia, para contar el fin de los dioses o seres sobrenaturales además de la facción cristiana liderada por el Gran Rey Brian Boru (y los principales protagonistas de Howard, Turlogh D’ubh O’Brien y Conn, un escuadrón huido de los vikingos) luchando contra el rey Sittric de Dublín y su tío Mael Mordha, el rey de Leinster.

El Hombre Oscuro es otro de mis favoritos. Relato de Howard que recordaré mientras viva. Turlough perdiéndolo todo en una lucha final contra los vikingos. Brutalmente brillante.

Lanzas de Clontarf, Fragmento sin título, La Sombra del Huno y El Túmulo en el Promontorio son los relatos que completan esta magnifica antología. Y aunque no suelo hablar de precios, friends, once euritos por estas maravillas… buah. En fin, civilizaciones perdidas, horror sobrenatural, fantasía histórica e incluso western. Protagonistas con tendencia a trascender, músculos y juramentos que rara vez no se cumplen. Howard sabía narrar y con una prosa tan depurada que asusta ver como no ha perdido un ápice de fuerza después de más de ochenta años. Ahí es nada.

Reseña: Kaldar, Mundo de Antares. La Saga de Merrick de la Tierra, de Edmond Hamilton

kaldar_mundodeantaresEs necesario, muy necesario para nosotros, volver al pulp cada no mucho. Nos recuerda quienes somos, de donde venimos, nuestros gustos primitivos lectores y cuando fue la primera vez que alucinamos con una aventura con potencial para trasladarnos a vivir tramas en mundos distantes. Y os aseguro que son mundos tan abiertos y libros tan llevaderos, que uno puede afirmar haber disfrutado muchísimo con joyitas del estilo Una princesa de Marte, de Edgar Rice Burroughs (novela que lo empezó todo); o el Almuric, del gran maestro de la Espada y Brujería, Robert E. Howard. Y otras que así recuerdo disfrutar como Outlaw of Mars, de Leigh Brackett, que eran dos cuentos largos en realidad; o Nómadas de Gor, de John Norman. Un buen autor, aunque se le atacó bastante por representar a las mujeres como esclavas naturales de los hombres en casi todos sus escritos.

Si os informáis bien de autores, obras y ediciones, vais a encontrar mucho donde disfrutar. También os daréis cuenta que hay un par de editoriales a día de hoy que cada poco sacan obritas la mar de destacables. Costas de Carcosa es la que te recomiendo hoy. Y creo que a partir de ahora, bastante. Especialmente, por el precio de sus novelitas de bolsillo que además contienen un buen cúmulo de pulp o de Sword & Planet como se dice en USA.

Un autor referente en este género es Edmond Hamilton. Lo sabéis muchos, pero quién no lo conozca, va a descubrir un grandísimo escritor. En Costas de Carcosa (un sello procedente de dos buenas editoriales de género como Barsoom y Pulpture Ediciones) vais a encontrar como novedad Kaldar: Mundo de Antares, un mini volumen contenedor de historias consecutivas acerca con aventuras de un terrícola en un exótico planeta del sistema Antares. Con todas las virtudes de una lectura pulp, de los años 30 (lectura fácil de digerir, ágil, con enganche), donde un joven Edmond Hamilton mostraba a sus lectores en aquellos años que valía para ello.

Kaldar: Mundo de Antares es en realidad una colección de tres historias cortas sobre un personaje llamado Stuart Merrick, que es transportado al planeta Kaldar en el sistema Antares. Recordaba haber leído una de las historias individualmente en algún lugar, hace algo así como veinte años. Un buen recuerdo. Al volver, me vinieron a la mente muchas cosas. Me encantó además el Prólogo que Javier Jiménez Barco se marca aquí; cabecera instructiva como pocas sobre el autor. Por otro lado, me pareció interesante que el «Kaldar», de Hamilton precediera al «Kregen», de Ken Bulmer, que también se establecía en el sistema Antares. En fin, Costas de Carcosa ofrece ahora dicha saga completa, con todas sus ilustraciones originales: princesas, espadas láser, monstruos horripilantes y mucha acción, pura diversión; tres titulos (Kaldar, Mundo de Antares – Los Hombres Serpiente de Kaldar – El Gran Cerebro de Kaldar) por tan solo once euritos. Uff, no digáis que no es un sueño hecho realidad.

Una serie de historias que te meten en vereda desde la primera página. A tiro hecho. Sin complicaciones, ni descripciones eternas. Stuart Merrick, seleccionado por un grupo secreto de científicos, que le ofrecen la posibilidad de dar un nuevo rumbo a una vida desafortunada (sin hijos, sin trabajo, dinero y aventura) por viajar a un mundo distante como es Kaldar, el planeta del Gran Sol Rojo de Antares. Una misión de ida y vuelta para describir todo lo visto y vivido allí. A partir de entonces, toda una serie de tramas que le marcaran por siempre. Pues allí Merrick será aclamado como gobernante de hombres, donde Merrick se dispondrá a proteger la ciudad, de un planeta lleno de traición y deseos, ya que monstruos extraños y amos crueles amenazan la seguridad de los humanos. Tres historias que vieron la luz hace casi noventa años en las revistas pulp Magic Carpet y Weird Tales, pero que curiosamente a día de hoy se leen la mar de bien.

Pues sí, friends, literatura pulp de la buena. Un mundo por descubrir de títulos y autores (Henry Kuttner, Michael Moorcock, Otis Adelbert Kline, Lin Carter y por supuesto, Edgar Rice Burroughs…, entre otros cientos), escritores que presentaron al lector un escape dentro de la mejor literatura de género. Ese amado pulp al que necesito volver cada poco, para no olvidar que puedo seguir soñando.

Reseña: Cuentos de Hadas Americanos, de L. Frank Baum

cuentos-de-hadas-americanosUna de las mejores aventuras que puedes vivir como lector es la búsqueda real de tesoros casi inencontrables. Cuando ya eres un lector empedernido con décadas a tus espaldas, sabes de lo que hablo, incluso ya has tenido/vivido estas aventuras recorriendo caminos empedrados en cascos antiguos de ciudad buscando en librerías de viejo ese titulo que ninguna editorial se atreve a publicar por miedo a las ventas. No obstante, con internet muchas de esas luces apagadas se encendieron y muchos pateos de esos se pueden obviar si te informas bien; pues, quizás las obras que creías que no se podían encontrar (o bien en nuestro idioma o en otro), quizás, tal vez, o: ¿qué tal si te enteras por la red de que una pequeña editorial lo acaba de publicar? ¿Qué lo puedes conseguir a día de hoy en una feria del libro o en tu librería más próxima si vas a tiro hecho y lo pides? Se pierde cierta aventura sí, pero ¿acaso Indiana Jones conseguía siempre salirse con la suya y llevarse a casa el símbolo sagrado?

No hace mucho descubrí un nuevo templo llamado Pulpture Ediciones. Cada poco le echo un ojo por si algún nuevo símbolo sagrado emerge. Y ha sucedido. Pulpture es una pequeña editorial independiente dedicada a la literatura de ficción establecida en Madrid, que entre publicaciones de autores contemporáneos, de vez en cuando parece parir ciertos vestigios la mar de interesantes. Creo saber quién es el responsable de ello pero la cuestión es que entre traducciones de clásicos que también publican, algo brilla con fuerza para mí, como brilló en su día El Espectro del Abad, de Louisa May Alcott y como ahora brilla la publicación de Cuentos de Hadas Americanos, del gran L. Frank Baum. Un título que se puede convertir sin duda en uno de tus trofeos encontrados en la Feria del Libro de Madrid…, que algún día visitaré, con algún tipo de Dios mediante.

Cuentos de Hadas Americanos es una encantadora colección ilustrada de cuentos, reimpreso por fin, y escrito por el maestro autor de todos los geniales libros de El Maravilloso Mago de Oz. Un volumen que originalmente fue publicado en periódicos en 1901 como un serial y donde Baum, centrado en una idea que quizás no llegará a germinar del todo, intentó con Cuentos de Hadas Americanos plantar un nuevo árbol de magia y literatura popular al igual que sucedía en Europa con sus cuentos clásicos populares. En un suelo moderno, científico y comercializado como empezaban a ser los Estados Unidos de principio del siglo XX.

Si bien ese árbol no se convirtió en bosque como deseara L. Frank Baum, sí que le quedó un maravilloso pequeño volumen (de culto, añadiría) donde compensa a cualquier tipo de lector dispuesto, con su ingenio agudo e instinto a crear historias con detalles mundanos que vas a recordar durante mucho tiempo. Pues para mí, esa mezcla de modernidad y clasicidad funciona ahora y debió funcionar entonces. Pues, ¿a qué niño estadounidense de 1901 no le atraería la idea de caminos pavimentados con postes telefónicos donde los arcos eléctricos no siempre pudieran sellar puertas que daban paso a mundos fantásticos?

En El Cofre de los Bandidos, una niña obtiene una sorpresa la mar de curiosa cuando abre la tapa de un baúl que se encuentra en su ático. La manera en que habla a tres bandidos italianos de como robar su casa es tan divertida como irónica. El Perro de Vidrio cuenta la negociación entre un mago y un soplador de vidrio. Un cuento en el que todo el mundo obtiene exactamente lo que se merece. ¡Aunque tal vez no de la manera esperable! En La Reina de Quok, un rey joven algo ingenioso intenta vitar el terrible destino de ser ajusticiado en matrimonio por culpa de los tesoros de su palacio. La Niña que Poseía un Oso se enfrenta a un tipo el cual, en venganza contra su padre, le da a la niña un libro cuyas páginas cobran vida… Los Tipos Encantados presenta a una criatura faérica llamada Knook. Y no cuento más. Me encantó. Merece la pena leerlo sin saber nada de nada. Muy a la moda de hoy.

Y más maravillas. Una aspirante a actriz con un mago en una curiosa situación, un relato de curiosa Ciencia Ficción temprana con un niño vaquero llamado Jim y su lazo, un pobre granjero y su esposa derrochando un regalo mágico de un escarabajo agradecido, la melancólica historia de una mujer de cera en un escaparate, un rey entre osos que sobrevive a ser desollado por humanos, o un chino que odia a los niños y es obligado a huir de su tierra natal…, aunque eso implica relacionar a niños con cerdos.

Si te gustan las antologías fantásticas, ya sé que no dejarás pasar esta oportunidad. Y si no, no se pierde nada por echar un vistazo. Aunque la magia rebosa aquí, y si se llega a colar entre tus poros, ni que decir tiene que estás perdido. Lo querrás para ti. Y en nada lo disfrutarás.

Reseña: El Espectro del Abad, de Louisa May Alcott

elespectrodelabadEn las fuentes está la originalidad de muchos de los relatos que hoy en día vemos convertidos en novelas, incluso en films para la pantalla grande. Cuando llevas años y años leyendo sin parar, cada vez profundizas más en el género que te gusta, hasta que llegas casi a sus cimientos. En ellos, entre esas raíces quebradas, puedo decir que me encuentro, dentro del género gótico de Terror. En las bases o casi lo más cercano a la época oscura de la que casi no se puede rescatar nada. Lo bueno de las tramas góticas, de esta literatura bella en todo sus aspectos es, que en apenas cinco o seis páginas ya te encuentras perdido en una trama envolvente, y el ansia por saber, crece como un liquen en el margen de un riachuelo perdido en un bosque que nadie conoce.

Descubrí hace no mucho una editorial que me llamó mucho la atención. Se lo estaban montando muy bien. Pulpture Ediciones es una pequeña editorial independiente dedicada a la literatura de ficción establecida en Madrid, que parecía publicar autores contemporáneos, pero también traducciones de clásicos, de esos que siempre digo que deben estar disponibles en librerías. Con un cuidado diseño, y unos formatos muy ligeros pero de calidad, tenían algunos títulos la mar de interesantes. Basados sobre todo en la narrativa breve (de la que alegan es su piedra angular), ofrecen unos precios bastantes asequibles al aficionado lector. Entre sus novedades descubrí toda una joyita que aún no había leído. El Espectro del Abad (o la Tentación de Maurice Treherne), de la genial Louisa May Alcott, autora de la archiconocida Mujercitas. Un relato victoriano, ideal y navideño de los que solo los grandes maestros al estilo M.R. James supieron hacer. Ni que decir tiene que tenía que hacerme con ella para reseñárosla aquí.

Y descubrí unas de las mejores historias para leer en Navidad (y junto a la hoguera) que se hayan escrito. Reunirse en Navidad es el pretexto que congrega a un grupo de personajes en la antigua abadía, ahora convertida en mansión, en la historia que presenta Alcott. Hay de todo: herencias, compromisos de por medio…, amores ideales no resueltos, pero todo pasa a un segundo plano en el momento que se decide contar historias de fantasmas junto al fuego. Los entusiastas de Louisa May Alcott estarán encantados de leer esta pequeña novela publicada en 1867, justo un año antes del gran debut de su trilogía de mujeres más conocida. El Espectro del Abad fue uno de los tres libros que May Alcott escribió bajo el seudónimo de A.M. Barnard. Ella usó este nombre para escribir cuentos que eran más para lectores adultos, aunque ya os adelanto que esta historia, a ciertos jóvenes, les atraerá bastante.

El Espectro del Abad es un romance, un misterio, una historia de fantasmas y una novelita que no podrás dejar de leer una vez empieces. Se subtituló en su día como una Una historia navideña y sin duda evoca recuerdos de temporadas navideñas de antaño, antes del advenimiento de internet y la televisión (todo lo que no produce ambientación alguna), épocas donde uno se sentaba alrededor de un acogedor fuego y contaba cuentos espeluznantes para pasar el tiempo. En la historia, Maurice Treherne está falsamente implicado en un caso de falsificación y fraude. También pierde el uso de sus piernas al intentar salvar la vida de su elegante primo, Jasper. El rico tío soltero de Jasper inicialmente había hecho de Maurice y Jasper herederos iguales en su testamento, pero por alguna razón repentinamente desecha a Maurice, dejando a Jasper como el único beneficiario. Ambos primos están enamorados de la hermosa Octavia Snowden, otra prima, que también se nombra en el testamento. Una mujer fatal hace su aparición en la forma de Edith Snowden, una mujer infelizmente casada y en busca de diversión. Maurice, que recientemente regresó de un curso de tratamiento en Londres a la mansión familiar, se encuentra en medio de un misterio. Un abad misterioso es visto con frecuencia vagando por los pasillos de esta maravillosa casa de campo con el fin de…

Todos los cabos sueltos se atan perfectamente al final de esta novelita tremendamente recomendable, que nadie debería perderse. Especialmente, el amante de la buena y mejor literatura gótica de calidad.