Reseña: El Sheriff de Babilonia (Integral), de Tom King, David Gerads y John Paul Leon

Uno de los más punteros cómics que salieron el año pasado en nuestro país fue El Sheriff de Babilonia. El sello Vértigo durante un tiempo fue y en ocasiones sigue siendo, un sello donde encontrar historias, fuera de los superhéroes, bastante conseguidas. Entre otras muchas que debo haber leído en los últimos años, me atrajo y satisfizo en demasía El Sheriff de Babilonia por lo que supone para mí, que estuve desarrollando labores del estilo por un tiempo… Pero especialmente por lo bien escrita que está y lo geniales detalles de guión que aporta el tan de moda Tom King (The Punisher, la genial última obra de La Visión, Mr. Miracle y actualmente la serie de Batman); que inspirándose en sus experiencias reales como agente de operaciones de la CIA en Irak, se unió al ilustrador Mitch Gerads para crear un thriller policíaco y bélico que es toda una delicia comiquera.

Un título que fue viendo la luz en TPBs de unos seis números pero que como muchos sabemos, era carne de integral. Y llegó el cofre del tesoro de la mano de ECC Ediciones. Quedando así un integral de tapa dura la mar de gustoso de leer por peso y tamaño. Una buena novela gráfica si se lee de un tirón. Pues El Sheriff de Babilonia, en su fuero interno, es una historia de detectives que tiene como escenario la post-invasión de Irak en 2004 cuando el país comenzaba su descenso al infierno. King recurre a sus antecedentes en la CIA para escribir una historia convincente llena de tonos de grises, donde muestra como las instituciones tienen más valor o mejor dicho, parecen ser más importantes que las vidas humanas. Además, el arte de Gerads tiene ese tono desértico, polvoriento, que captura varios momentos específicos muy reales poniendo en el candelero como el ejército estadounidense intentaba superponerse al complicado panorama cultural que existía (y sigue existiendo) en Irak.

La historia comienza diez meses después del desembarco, cuando el cuerpo de un policía en prácticas es asesinado en la denominada Zona Verde. Su instructor es un ex-policía del Departamento de Policía de Los Ángeles que se convirtió en contratista militar en Bagdad por vicisitudes del destino. Christopher es un emblema para muchos contratistas y soldados que están desplegados en Irak. Es un tío con criterio y vive ajeno a las realidades sobre el terreno como alguien que no entiende el idioma o la cultura. No obstante, al sentirse responsable, Christopher se embarca en una misión personal para llevar ante la justicia al asesino de su aprendiz.

Encontrándonos por el camino con personajes tan interesantes como Sofía, un miembro del cuerpo gobernante interino de Irak, cuyo abuelo fue miembro fundador del Partido Ba’ath que fue expulsado por el régimen anterior. Sofía es, en muchos aspectos, una desertora que se acercó en su momento a los estadounidenses y ayudó a dirigir el ejército USA contra Saddam Hussein. Maravilloso personaje. Os enamoraréis. Con la ayuda de Sofía, Christopher recluta la ayuda de Nassir, un policía chií de los duros. Con sus tres hijas asesinadas durante la invasión, Nassir tiene mucha razón para moler/demoler todo lo que se ponga delante. Nassir es el típico cínico árabe iraquí. Ha visto mucha mierda y ha hecho mucha mierda. No le queda mucho por lo que vivir, así que hace tratos con varios “demonios” para mantenerse vivo. Otro personaje maravilloso.

Con estos tres personajes que se superponen, King y Gerads crean un relato que no es un estudio trivial de la condición humana, sino más bien una tesis certera de su comportamiento inepto. En su conjunto, una novela gráfica sobre la causa y el efecto en un mundo donde varios jugadores lidian con la oscuridad. Esa oscuridad que el mismo hombre ha creado en un mundo precioso como el que vivimos y apenas consideramos. Para que veáis lo deleznable y egoísta del ser humano, cuentan que en una entrevista reciente en un podcast, y “gracias a” su participación en El Sheriff de Babilonia, Gerads comentó que a veces recibe mensajes de odio que le dicen que él y su obra apesta. A lo que contesta que Ok, pero sus cómics siguen saliendo cada cuatro semanas. De hecho, lo verán de nuevo el próximo mes. Después de leer El Sheriff de Babilonia, veréis que King y Gerads para nada apestan, de hecho, pueden ser los norteamericanos más sinceros que hayáis leido en mucho tiempo.

One comment

  1. victor vega dice:

    La tengo en el punto de mira para empezarla.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *