Reseña: Armada, de Ernest Cline

Armada-ErnestClineNo es culpa de nadie. Se podría decir que Ernest Cline acaba de aterrizar en esta tierra de conejos con sus obras. Pero me consta que bastante gente ya eran fan de Cline de antes de su éxito Ready Player One (http://cronicasliterarias.com/2015/03/10/resena-ready-player-one-de-ernest-cline/), con el que abrumara a la última Ciencia Ficción escrita.

Me reconozco uno de sus nuevos lectores, ni que decir tiene que aluciné con su anterior obra, pero mis oídos eran viejos a la hora de escuchar su nombre. Primero, mi tito americano y segundo, mis colegas interneteros del otro lado del charco, ambos dos cansinos, recomendándome su película Fanboys, una de las historias que me ha devuelto la esperanza a volver ver cositas online.

En definitiva, lo que quiero decir es que Cline tiene en estos momentos una buena fama ascendente en USA, fama que habla de novelas joyitas que se devoran en nada y que retrotraen al lector a la mejor época de la cultura actual. Los años 80s. Y no es moco de pavo decir que conseguir “que te escuchen” en el país donde más libros del mundo se publican, es un gran logro.

Me encantó Ready Player One. Como creo que a cualquier lector que se haya atrevido, sobre todo, todo aquel que tuviera consciencia y estuviera al día con pelis, libros, cómics y videojuegos en los 80s. Fue un titulazo publicado por el sello Nova de Ediciones B, que se ha ido recomendando gracias al boca boca y que tiene un interés sobre la cultura pop o videojuegos, diría que casi como ningún libro.

Y ahora un nuevo título. Armada cuenta la historia de Zack Lightman y su carrera por salvar el planeta. ¿Así de sencillo? Espera, espera… Bueno, ¿en qué gran novela de Ciencia Ficción no corre algún riesgo nuestra querida madre Gaia? En su fuero interno, Lightman es un chico simpático, con una pesada carga sobre sus hombros gracias a la temprana muerte de su padre durante un accidente industrial. Ha crecido con una madre soltera y un amor infinito hacia los videojuegos. Y un día tiene un encuentro paranormal. Ve un objeto extraño en el cielo. ¿Un Ovni? Pero no, espera, espera… No es un objeto volador cualquiera. Sí que está identificado en su memoria. Es nada más y nada menos que un caza modelo Guja, una de las naves alienígenas a las que se tiene que enfrentar todas las noches en Armada, su videojuego favorito. ¡¿Pero qué diablos?! Correr es lo primero. Es un sueño, ¿no? ¿En su persona está la defensa de la última alianza de defensa de este mundo? ¿En serio?

La máxima es fácil y convence: lleva años jugando a Armada, la formación para dicha misión ya la tiene. Es de sobras conocida su enorme experiencia. Información a la que todo el mundo tiene acceso gracias a internet…

Un encuentro que pondrá patas arriba su vida y lo mejor de todo, le proveerá un futuro. O no. En Armada no hay tantas referencias a videojuegos como en la primera novela de Cline. Sin embargo, sí que recordarás constantemente (si eres fan de este gran género), muchas obras de CF, sobre todo, cinematográficas. La primera de todas, Star Wars. Ahí es nada. Armada ha cosechado todo tipo de críticas. Positivas y otras no tan buenas en redes sociales y medios especializados. En mi entorno, gente que disfruta con lecturas variadas y que piensa primero en vivir una aventura diferente, nostálgica, antes de sacar la guadaña con casi todo lo que se mueve… En mi entorno, ha molado y mucho. Mi opinión es fácil. Si conseguiste que Cline te llevara a ese mundo propuesto en Ready Player One, Armada es una de tus próximas lecturas.

Ernest Cline afirmaba en una entrevista que sus dos novelas podrían llegar a convertirse en trilogías, si ciertos hechos se ponían en orden en su mente evocadora. Algo hay, pues se sabe que ya está escribiendo la continuación de Ready Player One. Aparte de la buenísima noticia que fue saber que irá al cine, nada más y nada menos que de la mano del maestro Steven Spielberg.

Armada tiene de Star Wars, de The Last Starfighter, referencias incluso a su anterior novela. A grandes películas de los 80s como Juegos de Guerra, Exploradores; incluso le vi algo de El Chip Prodigioso, Aquellos maravillosos aliados y Flash Gordon… Hay villanos bien creados, una historia de amor con una fémina que es algo más que una cara bonita. En este segundo libro, Cline hace un trabajo admirable en la creación de una enorme aventura que surge de la nada, de un suceso cualquiera, que a cualquiera le podría pasar.

Las posibilidades de continuación son muchas. Tengo la esperanza de encontrarme con estos personajes de nuevo. ¿Es necesario decir que debes salir corriendo a por este título si estás bicheando por ahí con la idea de descubrir algo nuevo, de embarcarte en una poderosa aventura de CF? ¿De verdad, tengo qué decirlo?

2 comments

  1. Yo también espero y deseo una segunda parte de ambas obras. El epílogo de ‘Armada’ te deja con ganas de saber más y las ideas que plantea da para una muy buena historia. Ojalá.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *