Archive for Harper Collins

Reseña: Una buena chica, de Mary Kubica

unabuenachicaNos encontramos ante un libro que me sedujo desde su portada. Hay algo en esos ojos azules que me arrastró de forma imparable hacia él, me hizo cogerlo entre las manos y ojear la sinopsis. Lo siguiente que supe es que estaba haciendo cola en la caja y lo llevaba en una mano mientras sacaba la cartera con la otra. Sí, esos ojos azules me embrujaron.

Tengo cosas buenas que decir de Una buena chica y también otras que no son tan buenas. Para empezar, lo haré por las cosas positivas. Estamos ante un libro narrado a tres voces, desde el punto de vista de tres personajes que cuentan lo que ocurre en primera persona del presente.

El punto de partida de la trama es la desaparición (secuestro) de una joven llamada Mia Dennet, hija de un prestigioso juez. Los personajes a los que seguimos son Eve, la madre de Mia, Gabe, el policía encargado del caso, y Colin, el hombre que se ha llevado a la chica. Además, para liar más la madeja, los capítulos del libro bailan sin orden aparente entre el “antes” (desde el secuestro de Mia) y el “después” (una vez Mia regresa a su hogar, sufriendo amnesia y diciendo llamarse Chloe).

Nada de lo que he dicho es un spoiler. De hecho, todo esto se percibe en las primeras cuarenta páginas. Por tanto, lo que queda por descubrir es: ¿Por qué Colin se llevó a Mia? ¿A dónde se la llevó? ¿Qué ocurrió allí, tan traumático, para que ella ahora no lo recuerde?

Sin duda, el misterio que Mary Kubica teje alrededor de la desaparición de Mia resulta intrigante y fascinante. No estamos ante una novela llena de tensión y con dosis de investigación intensa. Aquí no hay acción, la mayor parte de la historia es un retrato psicológico de los personajes hábilmente dibujado entre la narración de los hechos. Y sinceramente, en ese aspecto tengo que aplaudir a la autora porque cumple con su objetivo con creces. La historia te mantiene atento, tenso, y preguntándote qué demonios está ocurriendo. Y se reserva un pequeño giro final que le da sentido a muchas de las cosas que… bueno, es mejor no seguir hablando.

Sin embargo, Una buena chica no es perfecto. Todo lo que tiene de bueno a mi parecer se ve empañado por una narración que en momentos se vuelve incómoda. La primera persona del presente es un recurso peligroso, sirve muy bien para situar al lector y hacerle partícipe de lo que ocurre, pero cuando se empeña en narrar acciones sin importancia de alguno de los personajes se convierte en un engorro. Sinceramente, hay momento en que “abro la puerta del armario, cojo una taza, la lleno de agua y bebo. Miro hacia el salón, hago esto y lo otro”… Uf.

Por suerte, no es algo que esté presente en todo momento, pero sí que cuando aparece a mí se me hacía molesto.