Archive for enero 2012

Reseña: Tangram, de Juan Carlos Márquez

La editorial Salto de Página se está convirtiendo en una de las mayores sorpresas en clave literaria de los últimos meses, al menos para mí. No cesan en su empeño (desde aquí espero que no dejen de hacerlo) de editar autores y títulos magníficos como el que hoy me trae por aquí. En esta ocasión, voy a hablaros del libro Tangram de Juan Carlos Márquez, autor que desconocía totalmente.

Este joven escritor se ha ganado cierto prestigio con sus relatos y hace bien poquito, decidió dar el gran salto a la novela con notables resultados, viendo el resultado final. Tangram se articula a través de siete relatos o historias autoconclusivas, los cuales al final del libro se entrecruzan, dando lugar a una historia tipo ‘Vidas Cruzadas’ muy bien hilvanada. No voy a desgranar los siete relatos uno a uno, porque la magia de ellos está en el puzzle que ha creado el autor al final del libro, y hay demasiado riesgo de contar algun detalle que rompa ese suspense, incluyendo el juego literario de su propio título.

Uno de los aspectos más importantes que se pueden comprobar en sus páginas es el estilo tan depurado que tiene el autor, con un desplieque de recursos tan precisos como la hoja de un bisturí y que se nota que le ha dedicado muchísimo tiempo a que no falte ni sobre nada, todo está en su sitio. Otra de las características que me ha llamado la atención es la nomenclatura que Juan Carlos Márquez le dá a cada uno de los siete relatos con los nombres de las piezas del Tangram (juego chino muy antiguo): un cuadrado, cinco triángulos y un paralelogramo, dando como resultado un empaque muy visual de estas figuras geométricas, encajando todas sus piezas al final, como ya he comentado anteriormente.

Anunciar también que la novela ha sido galardonada con el Premio sIntagma 2011 concedido por la librería almeriense del mismo nombre, premio muy merecido y que ayuda a que novelas como ésta y otras muchas de autores semidesconocidos con gran calidad se den a conocer entre un público más mayoritario, constatando lo que muchos ya sabemos: la altísima calidad que están alcanzando nuestros escritores patrios no envidian para nada a la de otros ya totalmente consagrados, nacionales o internacionales.

Desde aquí, mi más sincera recomendación para lectores inquietos que quieran leer algo diferente. Seguro que más tarde me lo agradecen.

Reseña: Lady Almina y la verdadera Downtown Abbey, de la Condesa de Carnarvon

Uno de los más recientes éxitos televisivos llegados desde el Reino Unido ha sido la excelente serie Downton Abbey, que en sus (hasta la fecha) dos temporadas emitidas nos ha ofrecido una mirada extraordinariamente bien ambientada a lo que era la vida en una gran mansión solariega inglesa a principios del siglo XX.

Fruto de la magnífica acogida que los espectadores han brindado a la serie, se han editado en su país de origen unos cuantos libros que aspiran a participar de un modo u otro de su popularidad para vender un buen número de ejemplares. Ahora, gracias a la labor editorial de Suma de letras, tenemos la oportunidad de disfrutar con la lectura de Lady Almina y la verdadera Downton Abbey, una obra que posee numerosos alicientes, más allá de su relación con la producción televisiva, que la hacen sumamente interesante.

El libro narra la vida de Almina, hija ilegítima de un adinerado banquero, que contrajo matrimonio a los diecinueve años con el quinto lord Carnarvon. Tras la boda (que benefició económicamente al noble, muy necesitado de dinero), la joven Almina se trasladó a su suntuosa nueva residencia: Highclere Castle, la mansión que millones de espectadores conocemos como Downton Abbey. Allí asumirá con orgullo su nuevo papel como condesa, y compaginará una vida plagada de lujos con una vena humanitaria que le granjeará el respeto y la admiración de sus semejantes.

A lo largo de las páginas de este interesante libro, escrito por la actual condesa de Carnarvon, asistiremos al ocaso de la era victoriana y a la tragedia que supuso para Inglaterra la Primera Guerra Mundial. Seremos testigos privilegiados de acontecimientos históricos tan relevantes como lo fue el descubrimiento de la tumba de Tutankamón (hecho que haría pasar a la historia a lord Carnarvon, patrocinador de Howard Carter y fallecido poco después del hallazgo, algo que siempre se ha querido asociar a una “maldición” faraónica), y también conoceremos los enormes esfuerzos por parte de lady Almina para transformar Highclere Castle en un hospital durante la guerra (algo que ha recogido de forma bastante fidedigna la serie televisiva). Realizaremos, en suma, un recorrido por un tiempo y una forma de vida que siempre han fascinado a personas de todo el mundo, cuyo encanto no hace sino acrecentarse con el paso de los años.

Lady Almina y la verdadera Downton Abbey está narrado con soltura y acaba sabiendo a poco. La excelente edición de Suma de letras viene acompañada por numerosas fotografías que complementan a la perfección el texto. Quizá haya quien piense que se trata de una obra oportunista pero, sea ese el caso o no, de lo que no cabe duda es de que ofrece una lectura más que recomendable.

Reseña: No podrás salir, de Damien Wake

¡Vuelven los Bolsilibros! Por si no os habíais enterado, 23 Escalones retoma el formato y espíritu de los clásicos Bolsilibros de Brugera en su colección Pulp Fiction. El escritor Darío Vilas es el encargado de la colección y ya hay varios títulos disponibles, aparte del primer libro, Revividos, del mítico Ralph Barby.

Pero el título que aquí nos ocupa es el segundo de la colección, No podrás salir, de Damien Wake. Empecé a leerlo en el trayecto en tren de Salamanca a Córdoba y cuando todavía no había llegado a Madrid ya me lo había terminado. Y no solo porque el formato en sí de estos libros sea corto, sino porque la historia engancha, y lo hace a base de casquería literaria, ni más ni menos. En esta novela no hay que buscarle tres pies al gato, no los necesita. Un asesino en serie asola los montes de Gran Canaria y un policía, “el rojo” debe pararle antes de que siga con sus atroces crímenes. Entre las páginas de esta novelita solo encontrarás desmembramientos, hachazos varios, decapitaciones, asesinos que son primos hermanos de Jason, familias frikis peores que los de La casa de los mil cadáveres, un poco de sexo sugerido “guarrindongui” y mucha mucha mala leche. Y es que aquí utilizaría el símil que hizo en su día el maestro Stephen King, este tipo de literatura es como el McDonalds a la gastronomía. Pero por Dios, qué bien sienta una buena hamburguesa de vez en cuando.

El precio del libro es igualmente atrayente, ya que solo cuestan tres euros y medio, y es una gozada poder volver a disfrutar de este tipo de historias desenfadadas que solo aspira a hacernos pasar un buen rato sin la necesidad de permanecer en nuestra memoria.

Reseña: El pequeño hoplita, de Arturo Pérez-Reverte y Fernando Vicente

Fue una enorme ilusión encontrar las pasadas navidades este libro. Me sorprendí al encontrar al archiconocido Arturo Pérez-Reverte en un libro infantil dónde se plasmaba la historia de un niño en la famosa batalla de las Termópilas. ¡Tenía que ser mío! ¡Tenía que ser mío! Yo, enamorado lector de tantas y tantas batallas que… (Uy, uy, que me pierdo).

En El pequeño hoplita, Arturo Pérez-Reverte con la ayuda de las magníficas imágenes de Fernando Vicente, nos ofrece un maravilloso álbum ilustrado para los más pequeños de la casa. Y no tan pequeños, claro está, porque como os he dicho, lo deseé en cuanto lo vi.

El pequeño hoplita narra la historia de la batalla de las Termópilas, pero tras la mirada de un niño que, testigo de todo, vivirá para contar lo que allí ocurrió. Una historia sobre el valor y la libertad, con un lenguaje sencillo adaptado para los más pequeños. Un auténtico espectáculo visual si se lee en voz alta mientras se mira las ilustraciones.

Dicho tomo está incluido en una nueva colección que ha lanzado Editorial Alfaguara, con la que se pretende acercar la prosa de grandes escritores contemporáneos a los más pequeños. Una opción muy a tener en cuenta para nuestros hijos y un detalle precioso si se usa como regalo.

Desde aquí darle la enhorabuena a Fernando Vicente, Pérez-Reverte y Alfaguara.

Reseña: Otto, el oso de libro, de Kate Cleminson

Me alegra saber, que los libros infantiles siguen potenciando el valor de la amistad porque es algo que se pierde con el paso de los años en un mundo cada vez más distante y frío, sobre todo cuando llegamos a cierta edad adulta.

La autora de cuentos infantiles Kate Cleminson ha creado un bonito álbum ilustrado con un personaje muy especial. Otto es un oso que vive en un libro. Dentro de él hace vida y cuando decide salir fuera, vive cantidad de aventuras cuando los humanos no lo ven. Le gusta explorar todo a su alrededor, todas las habitaciones posibles: mirar las fotos de sus dueños, jugar con juguetes, leer otros libros, bailar y lo mejor de todo, escribir.

Pero de pronto, el día menos esperado, la familia con la que vive se muda a otra casa y, Otto y su libro, es abandonado junto a todos los otros tomos que frecuentan las estanterías de la casa que ahora ha quedado vacía. ¿Qué ocurrirá con Otto ahora que está sólo y abandonado? Os contaré un secreto: Otto no piensa rendirse.

Soy de esos soñadores que se introduce en las secciones de títulos infantiles de las librerías para volver a sentir la magia de los primeros libros. Observo a los más pequeños que por allí deambulan y sonrió al ver como ciertas portadas y ciertas historias, los atrapan. Y sus papás o mamás tienen que tirar de ellos para poder llevarlos a casa.

Otto, El Oso de Libro es uno de ellos.

Reseña: La ira de los ángeles, de Alden Bell

La joven Temple solo tiene quince años. Nacida una década después de que el mundo se viera asolado por el surgimiento de los zombis, es una superviviente nata para la que los muertos vivientes no suponen una amenaza, ya que sabe perfectamente cómo enfrentarse a ellos. Sin embargo, será tras abandonar el islote donde ha pasado algunas semanas en soledad y ser admitida en una comunidad de supervivientes cuando se enfrente al monstruo más peligroso de todos: el ser humano.

Tras matar a un hombre que pretendía violarla, Temple abandonará su nuevo refugio huyendo de la ira de Moses, el hermano del difunto, e iniciará un viaje que la pondrá en contacto con diversos supervivientes (uno de los cuales pasará a acompañarla durante el resto de la novela) y la enfrentará a peligros inesperados. Sin embargo, de lo que no podrá huir es de los demonios que anidan en su interior.

Ya he comentado en diversas ocasiones que, últimamente, se están publicando numerosas novelas englobables dentro del subgénero “de zombis” que se valen de dicha temática para presentar historias en las que los muertos vivientes son lo de menos. La ira de los ángeles es el último ejemplo de ese tipo de libros que he leído, ya que la presencia de revividos en la trama resulta en cierto modo meramente anecdótica, y lo que interesa a Alden Bell es narrarnos la historia de Temple, un personaje fascinante que, en el fondo, resulta ser mucho más peligrosa que los zombis.

La novela, escrita en un estilo peculiar (sobre todo en lo que a la reproducción de diálogos se refiere) y cargada de imágenes poéticas, avanza a un ritmo tan ligero que sus escasas trescientas páginas se acaban en un suspiro. No me extraña que, según he podido leer en la página oficial del autor, no falte demasiado para que la veamos convertida en película.

En un mercado en el que abundan las historias sobre muertos vivientes resulta difícil distinguir entre libros que meramente aprovechan la favorable coyuntura editorial y que pasarán pronto al olvido, y obras con un valor intrínseco que va más allá de lo anecdótico y merecen formar parte de ese reducido grupo de historias que vale la pena revisar cada cierto tiempo. En mi opinión, La ira de los ángeles es una novela que pertenece con claridad a ese segundo grupo.

Recomendable, pues, para todo aquel que disfrute con una buena lectura, sea o no aficionado al género zombi.

Reseña: El asombroso Hombre-Lobo, de Robert Kirkman

Por fin, he tenido la oportunidad de leer algo de Robert Kirkman diferente a los tan conocidos The Walking Dead. Y lo cierto es que me ha gustado. El Asombroso Hombre-Lobo es la nueva serie de Robert Kirkman que nos trae la editorial Planeta DeAgostini Cómics. Se acaba de publicar en calidad de tomo los primeros seis números de la serie; suficientes, para arrancar una historia que traerá de cabeza a muchos seguidores.

En El Asombroso Hombre-Lobo, un padre de familia, durante una tarde de paseo, es atacado y se encuentra muy malherido por lo que supone el ataque de un oso. El caso es que se recupera rápidamente y empieza “a sentirse” diferente. Hasta aquí suponéis bien, sí, claro, lo ha mordido un hombre lobo y está sufriendo las consecuencias… Pero no le ha mordido un hombre lobo cualquiera, le ha mordido un Antigüo. Y a partir de ahora, será un ser dependiente de la luna llena pero mucho más ambicioso y poderoso. Tanto que decide hacer el bien y actuar como superhéroe por las calles de la ciudad, guiado por un extraño viejo que aparece de la nada para amaestrarlo en el uso de sus nuevos poderes. Todo ello en una ciudad llena de héroes y villanos de la más diversa índole…

Robert Kirkman es el nuevo socio de Image Cómics. Se ha convertido en un joven autor aficionado al cómic. Su idea principal es crear un producto interesante y divertido. Sin darle más vueltas al asunto. Su creatividad busca sobre todo el entretenimiento y aporta nuevos retos al mundo del cómic, cosa que se agradece. Los ingredientes son los de siempre, pero poco a poco va aportando nuevas especias y aliñando un contenido nuevo, dando otro rumbo a la trama. Bien mezclado, sale una buena serie. Unos personajes que aún tienen que dar mucho de sí y que guardan más de un secreto en la mente del autor. Estoy seguro. El Asombroso Hombre-Lobo es acción, ritmo frenético y personajes admirables. Pero sobre todo es diferente.

Tan diferente que gusta.

Reseña: Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven, de Albert Espinosa

Tenía muchas ganas de hincarle el diente a esta novela, me habían hablado mucho y muy bien de ella, la verdad. Así que tras devorarla en una sola noche (no es muy extensa) puedo hablaros por fin de este canto a la reflexión. Porque sí, porque eso es al fin y al cabo.

Un canto a la vida en sí mismo, donde se nos narra la historia de Dani. Dani es detective, se dedica a encontrar niños perdidos, porque él de pequeño también se perdió, aunque no físicamente. Su mente adolescente era un batiburrillo de sentimientos a punto de explotar, nada en la vida parece sonreírle, no había sol en su horizonte, solo nubarrones que amenazaban con tormenta, y al final… se perdió.

Aunque la historia comienza con un Dani adulto, cuarentón. Tras una discusión con su pareja que termina en ruptura decide aceptar el caso de un pequeño niño desaparecido en la isla de Capri. Todo apunta al secuestro de un pederasta, y para alejarse de su amada, el detective decide volver a una isla que tiene mucho en común con su pasado. Cuando él era un niño, estaba perdido y conoció a cierto hombre y cierto saco de boxear.

Durante la narración, Espinosa nos presenta a una serie de personajes que enseñarán lecciones muy valiosas al pequeño y adulto Dani, lecciones que le servirían para afrontar la vida, el amor o la muerte, la amistad y la felicidad. Aunque hay un orden cronológico corriente, el autor va y viene en el tiempo “caprichosamente” para mantener con cierta curiosidad al lector. No por la intriga del secuestro del pequeño de Capri, sino para profundizar más en la vida y los aprendizajes del propio Dani.

Albert Espinosa usa una prosa sencilla, capítulos muy cortos (con títulos originales y reflexivos) y habla de tú a tú al lector. Es un amigo contándote una buena historia. Como dije al principio, la novela se bebe, no solo porque no sea muy extensa sino porque entra bien, como un buen vino que te deja una resaca de sentimientos de cuidado. El resto de personajes, el señor Martín o George, rezuman sabiduría y son de los que permanecen en la memoria por un tiempo, así como alguna de las reflexiones con las que nos ha querido obsequiar el autor.

Cierro la reseña comentando que el libro lleva más de catorce ediciones, y que Albert (también guionista) consiguió hace poco que Spielberg se interesara por uno de sus trabajos, comprándole los derechos y haciendo la adaptación americana.

Felicidades.

Reseña: Unos asesinatos muy reales, de Charlaine Harris

Aurora Teagarden es una joven bibliotecaria en la pequeña ciudad de Lawrenceton, Georgia. También es miembro del club Real Murders (“asesinatos auténticos”), una peculiar asociación cuyos socios sienten fascinación por los crímenes clásicos.

La noche en la que, en la tradicional reunión mensual del club, le toca a ella dar una charla sobre un crimen en particular, el asesinato de una de las socias de Real Murders tomará por sorpresa al grupo, sobre todo cuando se compruebe que dicho asesinato ha sido perpetrado para que se asemeje a aquel que Aurora iba a exponer en la reunión. A esa muerte le seguirán varias más, siempre imitando crímenes célebres. Y a la angustia de no saber quién será el siguiente se suma la sospecha de que el culpable de las muertes es uno de los socios de Real Murders.

Charlaine Harris es tremendamente popular gracias a la exitosa serie protagonizada por la camarera telépata Sookie Stackhouse y vampiros varios, que pronto alcanzará la docena de títulos y que ha dado pie a la popular serie televisiva True Blood. Sin embargo, antes de dedicarse al género vampírico, Harris inició su carrera literaria con una serie de novelas de misterio protagonizadas por Aurora “Roa” Teagarden, la primera de las cuales es esta que nos ocupa, publicada en 1990.

Los crímenes que se suceden a lo largo de Unos asesinatos muy reales son cada vez más brutales, y el final pillará por sorpresa a más de un lector (a pesar de que la autora, en la buena tradición del género, aporta los datos necesarios para que descubramos al culpable si prestamos mucha atención a los detalles). No obstante, la trama criminal está salpicada de escenas de lo más cotidiano, con abundancia de momentos protagonizados por la familia y amigos de Aurora y, sobre todo, por sus intereses amorosos.

Y es que la pequeña Aurora (mide metro cincuenta) se siente atraída por Robin Crusoe (sic), un famoso escritor de novelas de misterio que acaba de trasladarse a la ciudad, y por Arthur Smith, miembro de Real Murders y policía encargado de la investigación de los asesinatos. Y ambos se sienten atraídos por ella, así que en esta primera novela se perfila un peculiar triángulo amoroso que, sin duda, dará juego en posteriores entregas de la serie.

Afortunadamente, Suma de Letras ha publicado al mismo tiempo las dos primeras partes de las ocho de la que consta, de momento, la serie. Así que ya está disponible La paciencia de los huesos, la segunda novela protagonizada por Aurora Teagarden (cuya reseña no tardará en aparecer en esta misma página), así que quienes tenemos ganas de saber qué le depara el futuro a la joven bibliotecaria de Lawrenceton no tenemos que esperar. De hecho, o mucho me equivoco o la serie entera no tardará demasiado en estar publicada en castellano al completo.

Reseña: Doctor Mortis, de Alfons Figueras

El Patito Editorial nos trae Doctor Mortis, un álbum de cómic mudo que me ha hecho recordar una de las mejores épocas de mi vida; cuando el terror visitaba cada librería, cada kiosco, cada rincón en el que se pusiera en un nivel alto y destacado (o al menos, mis ojos inocentes así lo veían) a cualquier tipo de lectura en el que hubiera suspense.

Tenía mucha culpa de ello la obra de Alfons Figueras, uno de los grandes autores españoles que preparaba unas contraportadas finales para ejemplares tan místicos en mi recuerdo como lo fueron Dossier Negro, Vampus, Rufus o Famous Monsters. Grandes revistas entre las que me perdí fácilmente y cuyas pesadillas disfruté como un soñador más de once años, amante de las historias de terror.

Doctor Mortis aporta una extensa colección de historietas y viñetas de humor negro que el autor realizó en la década de los setenta para Selecciones Ilustradas de Josep Toutain, y que servían de contrapunto a los relatos que, distribuidos por Warren y en menor medida por Skywald, se publicaron entonces en España bajo las cabeceras de las mejores revista-cómics de terror del momento.

Doctor Mortis comienza a publicarse con el número 1, septiembre de 1971, y lo hace de forma intermitente hasta su cierre. En este magnífico tomo que publica El Patito Editorial están presentes todas las características del tebeo de Figueras: los personajes, protagonistas y secundarios, extraídos de los frankenstein y de otros filmes de la Universal; el dibujo en blanco y negro, de fuerte carga expresionista; un corrosivo y socarrón humor negro, que no ahorra en detalles crueles propios del Grand Guignol; la ausencia total de sonido, trasunto del cine mudo, sólo roto por la onomatopeya, de la que Figueras es un maestro.

Alfons Figueras (Vilanova i la Geltrú, 1922), es uno de los grandes clásicos de la historieta española, con una dilatada carrera que se extiende desde los años 40 hasta finales del pasado siglo XX. Gran conocedor de la cultura popular de su tiempo, todas esas referencias se combinan con una maestría gráfica sin par y un personalísimo sentido del humor, para dar lugar a una de las obras más originales y diferenciadas de nuestro tebeo. Sus personajes han visto la luz en cabeceras tan importantes como Chicos, Pulgarcito o Mata Ratos, en numerosos monográficos y también diariamente en periódicos como Avui o La Vanguardia, conformando un coherente universo ficcional que se mantiene tan fresco y actual como en el momento en que fue dibujado.