Archive for febrero 2012

Reseña: Los cinco horribles, de Wolf Erlbruch

Hay niños que les lloran a sus madres para que les compren caramelos. Otros lloran a moco tendido por intentar conseguir un nuevo juguete que sale en la tele. Yo lloraba y me agarraba a la pierna de mi madre por un libro. Cada sábado, cuando íbamos a hacer la compra semanal al hipermercado, mientras mi madre debatía entre coger carne de cerdo o de ternera, yo me perdía entre la calle de los libros. Soñaba entre tantas letras. Sentado en el suelo, sólo me levantaba para coger otro libro. Mi sueño era poseer muchas historias. Cuantas más mejor. Al menos, durante el tiempo que duraba la visita al hipermercado…

Entonces cogía uno y lo apretaba sobre mi pecho. No lo soltaba, mientras buscaba a mi madre y su carrito. Lucharía por el libro, insistiría una y otra vez para que mi madre accediera a comprarme ése… Ésa semana. Y no eran libros cualesquiera, eran libros de miedo, o al menos, simpatizantes, ya me entendéis. Teniendo en cuenta de que por entonces yo podría tener unos ocho años, eran libros como Los cinco horribles.

En Los cinco horribles, cinco animales de lo más variopinto y feos, se van encontrando y descubren que hay algo que les une: su aspecto genera el rechazo de todos los demás. Sin embargo, intentan no estar todo el rato lamentándose y mientras debaten, se dan cuenta de que poseen unas capacidades creativas muy buenas. Desde manejar como nadie el arte musical hasta desenvolverse muy bien en la cocina. Son entretenimientos que gustan y que les salvarán de su aislamiento forzado. Mientras unos tocan el saxofón, otros se ponen a hacer tortitas con chocolate. ¿En qué acabará todo esto?

Wolf Erlbruch aporta en Los cinco horribles un gran sentido del humor y sentimientos de ternura. Estamos ante un álbum ilustrado de mucha importancia para los que dudan de si verdaderamente están solos o tienen que dar solamente un pasito para estar rodeado de las mejores amistades que se puedan tener. Es también la lucha por superar dificultades. Trama que puede detectar cualquier niño que lea Los cinco horribles. Para colmo, las ilustraciones que aporta en ceras de colores, recortadas y pegadas sobre fondos suaves, son muy divertidas y componen un escenario ideal para perderse en la historia.

Un libro para entender el valor de la amistad. Aquella que tienes cerca y ni siquiera notas.

Reseña: Luna fría, de Jeffery Deaver

El criminólogo tetrapléjico Lincoln Rhyme, ayudado por su compañera Amelia Sachs y el resto de su equipo, debe enfrentarse a un cruel asesino en serie autodenominado “el Relojero”. Al mismo tiempo, Sachs lleva a cabo una investigación sobre un supuesto suicidio que parece tener relación con una trama de corrupción policial.

Ambas investigaciones resultarán ser más complejas de lo que cabría esperar en un principio, y a lo largo de la novela se sucederán los giros sorprendentes y las revelaciones inesperadas. Al final, ¿estarán los intelectos de Rhyme y Sachs a al altura de los desafíos a los que se enfrentan? ¿Será capaz el Relojero de derrotar al criminólogo en una frenética partida de ajedrez con numerosas vidas en juego?

Luna fría es la séptima novela de la exitosa serie protagonizada por Lincoln Rhyme, iniciada en 1997 con El coleccionista de huesos (protagonizada en la pantalla grande por Denzel Washington), cuyas entregas previas han sido publicadas en castellano y que cuenta con otras dos pendientes de traducción (The Broken Window y The Burning Wire).

Reconozco que llevaba tiempo con ganas de leer alguno de los libros de Deaver, y esta obra magníficamente editada por Umbriel (editorial que también publicó el anterior trabajo del autor, Carta blanca, la más reciente novela protagonizada por James Bond) me ha descubierto a un escritor sumamente interesante, con una habilidad tremenda para desarrollar una trama compleja sin aturdir en ningún momento al lector. Salpicada de constantes sorpresas, la historia narrada en Luna fría atrapa desde la primera página, y el Relojero se revela como uno de los personajes más interesantes cuyas andanzas haya podido leer últimamente.

Con referencias abundantes e instructivas sobre la investigación forense, Deaver también recurre a un personaje experto en cinestesia, esa peculiar ciencia que analiza e interpreta la gestualidad humana (tal y como podemos observar en la serie Miénteme, protagonizada por un enorme Tim Roth). Las diversas aportaciones de la agente del CBI Kathryn Dance resultarán fundamentales en numerosas ocasiones a lo largo de la novela.

Dotada de un potencial cinematográfico extraordinario (uno se pregunta por qué no ha habido más películas adaptando las restantes aventuras de Lincoln Rhyme), Luna fría es una novela excelente casi imposible de soltar, que satisfará a todo aficionado a la buena novela policíaca, sobre todo a aquel que disfrute con las historias con un fuerte componente CSI.

Reseña: Bajo el hielo, de Bernard Minier

Cuentan que es el debut de Bernard Minier como novelista…, pues menudo debut.

Estamos ante una estupendísima historia construida de forma minuciosa y con cierta precisión técnica. Además, la atmósfera creada, el frío, el ambiente extremo es aún más gélido si cabe con ese entorno nevado como es el paisaje pirenaico donde se desarrolla.

Me ha hecho pensar mucho en la novela nórdica muy en boga y cómo esa cuestión de pueblecito aislado y vastos parajes casi olvidados, pueden ser un buen marco para trama de intriga bien documentada.

Bajo el hielo logra el suspense con un buen personaje llevado como es la psicóloga Diane Berg, que aporta una cariñosa simpatía y te identificas con sus actos cuando llega a su nuevo trabajo. Un edificio sobre la roca, un estandarte sobre las montañas y la arboleda como es un portentoso psiquiátrico, ubicado en un pueblecito aislado de los Pirineos. Dónde, nada más y nada menos, recluyen a asesinos muy peligrosos. Martin Servaz es el policía con el que iremos de la mano también por esos angostos pasillos y seguiremos la investigación de una forma inquietante. Un policía que vive muy al límite cada situación y que es vital para la resolución de la historia que, sin duda, es de lo mejor que he leído una primera novela en mucho tiempo. Poco a poco, descubriremos detalles de sus vidas. También aparecen personajes muy destacables como la capitana Ziegler, Esperandieu o el doctor Xavier. ¿Qué como empieza? Uf, eso es lo mejor. Todo comienza con la aparición de un caballo muerto, abierto en canal y colgado en lo alto del teleférico que sube a la central hidroeléctrica. ¿Quién puede? ¿Quién tiene la fuerza necesaria? ¿Quién?

Hay novelas que llaman la atención desde la primera vez que lees su sipnosis. Si no compras el libro, se quedan grabadas en ti como una quemadura. Como diciendo léeme, cúrame, échame Linitul. La misma portada de un libro puede hacer esa función en un lector asíduo. Te llaman. Porque sabes que hay algo en esa historia que deseas descubrir por ti mismo. Bajo el hielo, posee todo esto de lo que hablo. Es por esa razón que no quiero desvelar nada más de la trama. Hay que vivirla. Leerla es vivirla. Porque Minier consigue una novela de las que se recuerdan para siempre. Y de las que dentro de muy poco, probablemente, esté en los cines.

Una trama compleja, intrigante y un enigma que engancha. Totalmente recomendable para leer junto a la estufa. Sabiendo que fuera, hace frío, la novela alcanza su mázima. Lectura indispensable.

Reseña: Los gatitos dormilones, de Paul, Daurio y Guillon

Existen pocos libros que con muy poco desprendan  tanta ternura. El librito del que os hablo hoy es uno de ellos. Es una historia corta y parece simple pero es natural como la vida misma.

La labor de una madre, el trabajo que hacen sin pedir nada a cambio, sabemos que es algo que nos toca el corazón. Una madre siempre estará ahí para sufrir junto a nosotros, para hacernos reír y sobre todo, para disminuir el efecto y quitar importancia a lo que nos preocupa.

Los gatitos dormilones, habla de ello. Tres gatitos no quieren dormir. ¿Y qué hace mamá gata? Les cepilla el pelaje para que se acurruquen y les entre sueño. ¿Nada? Les da un poco de leche y les canta una nana. Los tres gatitos la miran, sonríen, orgullosos de ella. La quieren y saben que mañana por la mañana estará ahí, a su vera. Entonces caen dormidos en un sueño profundo y dulce.

Los gatitos dormilones es un libro muy conocido entre los niños y los papás de Estados Unidos. Tanto que ha tenido su momento de gloria en el cine como ya habréis adivinado algunos, en una de las escenas de la película Gru, mi villano favorito, donde el malvado y reticente protagonista accede a leerles éste librito a sus tres nuevas hijas.

El libro incluye las tres marionetas de dedo y puedes encontrarlo ya en todas las librerías. Pero sobre todo incluye lo que os decía al principio:

Ternura.

Reseña: Century: 1969, de Alan Moore y Kevin O´Neill

Alan Moore regresa, después de doce años, con el grupo de investigadores que tanta fama le dio, pero con el que se rejuvenece a sí mismo y plantea vivir una de las épocas más gloriosas de la especie humana: La era de Acuario. Si la primera entrega de The League of Extraordinary Gentlemen transcurría a finales del siglo XIX, ahora es el turno del siglo XX y su época hippie, dónde descubriremos un amplio abanico de posibilidades y nos encontraremos con personajes tan atractivos como James Bond, Orlando, Mackie el Navaja, Lime o Jenny la Pirata. El cómic sigue manteniendo ese tono añil y misterioso. Entre otras cosas, gusta ver como Mina Harker se toma un alucinógeno y la reacción que esto produce, por ejemplo.

En Century: 1969, el villano  al que se enfrentan es Oliver Haddo, el protagonista de El Mago de Somerset Maugham. Alan Moore vuelve a desestabilizar nuestra paz interior con un personaje que tiene mucho juego. Consideren que Maugham basó a Oliver Haddo en el conocido y enigmático y satanista y real, Aleister Crowley. Otra curiosidad es que aparece en el cómic Terner, el personaje que interpretó Mick Jagger en la película Performance. En todo caso, en Century: 1969, Haddo quiere engendrar un “hijo de la luna”, una especie de venida del nuevo Mesías y no desiste en su labor, de hecho, sigue intentándolo usando el cuerpo de otra persona. Se intercambia con él porque está demasiado viejo, aunque parece que el tema, en el viejo edificio Dakota de Nueva York,no funciona. Así que Haddo vuelve a Inglaterra y conoce a Mick Jagger, el cual canta delante de él una canción titulada Sympathy for the Devil (¿Habéis visto alguna vez un cómic con una sección karaoke?), y ve la lúz. Haddo tiene un candidato nuevo: Mick Jagger. Ahí es nada…

Century: 1969 tiene intereses más profundos. Se presiente una buena época mediante los nuevos personajes de Moore. Me inquieta saber muchas cosas. Como por ejemplo, qué ocurrirá con el viajero del tiempo, Andrew Norton, un personaje de Ian Sinclair, que se le presenta a Mina como un ser espectral e incoloro, y soltando palabras místicas, cada cual más enigmática. Me encantan esos detallitos. Y otros como no parar de nombrar a personajes que sí que existen o existieron en nuestro mundo real como John Lennon, Anton La Vey o mi querido Jorge Luis Borges.

Century: 1969 no dejará indiferente al gran aficionado al cómic.

Reseña: Cuentos negros, de Ambrose Bierce

Para hablar de esta obra quizá deberíamos hablar antes del autor. Ambrose Bierce, escritor y periodista estadounidense nacido en 1842, era temido por sus feroces artículos y críticas, e incluso cuando abordaba la ficción, como en estos cuentos que se reseñan, no podía dejar de lado la sátira hacia la política, la religión, la familia o simplemente hacia el género humano. Y es que no vivió una infancia feliz y el hecho de que se fuera muy joven a la guerra y viera las barbaridades de las que es capaz el ser humano, no contribuyó a apaciguar su carácter agrio y descreído. Tanto es así, que cuando dejó el ejército y se convirtió en periodista, no pudo por más que escribir con un estilo pesimista y bastante macabro. Algo que pronto le granjeó muchos enemigos y el apodo de Ambrose “amargo” Bierce.

Pues bien, puestos en antecedentes, nos centraremos en esta pequeña joya. Alianza editorial nos presenta en formato bolsillo la antología Cuentos negros, de Bierce, con la traducción y edición de Aitor Ibarrola-Armendáriz. La verdad es que es de agradecer un libro así, pues en nuestro país no se le ha hecho mucha justicia a este autor y no goza de la misma fama que otros escritores a los que inspiró, como Lovecraft, que tuvo muy buenas palabras hacia él. De hecho, conocí a Ambrose Bierce por primera vez al leer Los Mitos de Cthulhu, donde se encuentra uno de sus relatos más conocidos, Un habitante de Carcosa.

La antología se abre con una semblanza muy interesante sobre Abrose G. Bierce, donde se nos pone en antecedentes de quién es el autor, para pasar directamente a una selección de catorce cuentos oscuros (que no de terror), entre ellos su celebérrimo Aceite de perro, uno de los relatos que quizá puedan impactar más al lector, junto a Mi asesinato favorito, y no me refiero solo al lector puritano precisamente. Porque, siendo sinceros, aquel que quiera conocer el arte de Bierce deberá asistir a asesinatos de bebés, parricidios o crímenes conyugales con un estilo detallado y cargado de verdadero humor negro. Y es que los personajes protagónicos de Bierce, que siempre narra sus cuentos en primera persona (quizá por lo identificado que se siente con ellos) gozan además de una falta completa de moralidad y no ven en sus hechos falta grave, aunque se trate de los asesinatos más terribles.

Bierce tiene un estilo claro y conciso, sin un exceso de floritura, algo de lo que se pecaba en su época. Es gracias a ese estilo directo, que sus narrados crímenes impactan más al lector, que los recibe como derechazos en su moralidad. Además, en esta obra se han traducido algunos de sus textos menos conocidos y no por ello peores (no se pierdan la joya Los-Que-Ya-Se-Han-Ido).

Y como colofón final al libro, Aitor Ibarrola-Armendáriz nos dedica unas palabras sobre estos Cuentos Negros. En definitiva, un clásico que deberíamos entender para comprender a la perfección el significado de la palabra “sátira”. También recomendar la película “Gringo viejo”, protagonizada por un gran Gregory Peck y una soberbia Jane Fonda, donde se nos narra -de forma totalmente ficticia pues es un misterio todavía- la posible muerte de Ambrose “Bitter” Bierce.

Reseña: El mapa del cielo, de Félix J. Palma

¿Qué puede llegar a hacerse por amor? ¿Puede lograrse lo imposible? Esa es, al menos, la intención de Montgomery Gilmore, un millonario decidido a convertir en realidad el deseo de la joven Emma Harlow: reproducir fielmente la invasión marciana narrada por H. G. Wells en La guerra de los mundos. Una tarea titánica a la que Gilmore dedicará todos sus esfuerzos, ya que sólo si tiene éxito en su empresa accederá la señorita Harlow  a concederle su mano.

En el párrafo anterior se condensa el núcleo de El mapa del cielo, pero lo expuesto no es más que la punta del proverbial iceberg. En la excelente novela de Félix J. Palma se narran muchas más historias: la odisea del navío Annawan en la Antártida, donde su tripulación tendrá que enfrentarse a una criatura procedente de otro mundo; una invasión alienígena real y terrible, que devastará Londres; un futuro (uno de tantos posibles futuros) en el que dicha invasión tendrá éxito y los humanos supervivientes vivirán en la más penosa esclavitud. Y todo ello ambientado en el siglo XIX, particularmente en la época Victoriana, y narrado con un apropiado estilo deliciosamente decimonónico.

Entre las páginas de El mapa del cielo nos esperan personajes ficticios, pero también figuras históricas como el gran H. G. Wells (coprotagonista en realidad de buena parte de la novela) o cierto inmortal escritor norteamericano cuyo nombre no mencionaré, pero que el lector avezado pronto descubrirá, sin duda. Entre los personajes literarios creados por Félix J. Palma reaparecerá alguno de los que protagonizaron su anterior novela, El mapa del tiempo, que todavía no he leído pero que pronto tendré en mis manos. No obstante, por lo que he podido averiguar, no es necesario conocer la obra previa para disfrutar de la que aquí se comenta.

Félix J. Palma demuestra en esta novela ser un narrador con un talento extraordinario y un bagaje muy amplio a sus espaldas. Hace falta ser un tipo muy particular de escritor para ser capaz de  combinar con acierto elementos tan diversos y personajes tan dispares con la maestría de la que hace gala el autor sanluqueño. Y hay que tener una habilidad fuera de serie para conseguir, por ejemplo, recontar una de las mejores (si no la mejor) películas de John Carpenter de un modo tan fresco, logrando que sea una pieza que encaje a la perfección en el complejo puzzle que acaba siendo El mapa del cielo.

Hay pocos autores como Félix J. Palma, y haber descubierto su obra con una novela tan brillante me ha regalado una de las mejores lecturas de mi vida. Ahora, mientras aguardo la aparición de esa tercera entrega de su Trilogía Victoriana (¿de qué será el mapa en esta ocasión, Félix?), me resta el consuelo de saber que, además de El mapa del tiempo, todavía me quedan un par de novelas más y cinco recopilaciones de relatos por descubrir.

Algo me dice que me aguarda un futuro plagado de maravillas literarias…

Reseña: Gataca, de Franck Thilliez

Ha pasado un año desde que la tragedia se cebara en Lucie Henebelle, tragedia intuida al final de El síndrome E y que, además de hacer que abandonase su trabajo como policía, motivó una amarga separación del comisario Franck Sharko.

Sharko, por su parte, es una sombra del hombre que fue. Degradado por propia voluntad para poder volver a encargarse de investigar a pie de calle, su trabajo es lo único que (a duras penas) le mantiene con vida.

El suicidio de un asesino de niños en su propia celda por un lado, y el asesinato de una joven estudiante de biología por otro, harán que Henebelle y Sharko inicien sendas investigaciones que acabarán por solaparse, propiciando un reencuentro que, quizá, guarde la llave de la redención para ambos.

Al final, una vez más, los dos investigadores se enfrentarán al mal en su forma más pura. Un mal que acecha en nuestro propio interior, codificado en la interminable sucesión de letras (ACGT) que conforman nuestro genoma.

No he revelado demasiado del argumento de esta extraordinaria novela porque considero que es fundamental que el lector se acerque a ella con el mínimo posible de información sobre la misma. Si con El síndrome E Franck Thilliez nos ofreció una novela intensa y fascinante, con Gataca demuestra ser uno de los autores de literatura policíaca más en forma de la actualidad.

Todo en Gataca es extraordinario: la interesante trama (plagada de revelaciones impactantes), las investigaciones llevadas a cabo por Henebelle y Sharko (narradas con un pulso magistral) y, sobre todo, los propios personajes, dos seres destrozados por la crueldad del destino pero que se sobreponen a sus desgracias personales para desentrañar los misterios que se ocultan tras los crímenes que se suceden en la novela.

Como bien indica Thilliez en una nota a los lectores, no es indispensable haber leido El síndrome E para disfrutar plenamente con Gataca. No obstante, teniendo en cuenta que ambas novelas conforman lo que el propio autor denomina un “díptico consagrado a la violencia”, recomiendo encarecidamente a quien tenga la intención de hacerse con su última que adquiera también la anterior. Le garantizo que no lo lamentará.

Reseña: El prisionero del cielo, de Carlos Ruiz Zafón

Carlos Ruíz Zafón marcó un hito al vender más de un millón de ejemplares de La sombra del viento. Novela que le encumbró y convirtió en uno de los máximos representantes de la literatura española contemporánea. La segunda parte, El juego del ángel, arrasó también en ventas, con la aprobación de crítica y público. Curiosamente el libro se abre con extractos de reseñas de medios nacionales e internacionales, incluso unas palabras de Stephen King alabando los méritos de La sombra del viento.

Pues bien, hace poco vio la luz la tercera parte de esta serie de libros cuyo eje principal es El cementerio de libros olvidados, ese sitio donde a todos los amantes de los libros nos gustaría visitar. En esta historia retomamos los personajes de la primera parte algunos años después de los sucesos acaecidos en La sombra del viento, aunque también se mencionan algunos de la segunda parte, pero son Daniel Sempere y su padre y, sobre todo Fermín, los protagonistas absolutos. Zafón elige la narración desde el punto de vista de Daniel, aunque la historia de esta novela es básicamente la de Fermín (lo que es todo un acierto). Ese gran Fermín Romero de Torres, personaje carismático y enternecedor donde los haya, y del que poco conocemos de su pasado, y es que resulta que este simpático y elocuente personaje tiene una historia muy misteriosa a sus espaldas. Al inicio de la narración, un desconocido anciano hará acto de presencia en la librería Sempere e hijo preguntando por él, y esto dará pie a Fermín para contar su historia durante la posguerra civil española. Cuando los hombres de poder cometían terribles crímenes que quedaron ocultos por miedo y silencios comprados.

Pero lo peor de todo es que durante esta narración, Daniel conocerá un secreto que le guardaban hasta entonces y que tiene mucho que ver con él y su familia. Un secreto terrible que despertará en él sentimientos hasta ahora desconocidos. Zafón, con maestría, estilo directo y buen pulso, vuelve a adentrarse en esa Barcelona a veces mágica a veces terrible, en este caso la de finales de los años cincuenta. Esta tercera parte, además, hace de puente ante una cuarta novela, pues el final está claramente orientado hacia ese sentido y la cosa promete.

Aunque en teoría son libros independientes y donde en cada uno se cuenta una historia diferente, existe una interconectividad entre todos, como dije al principio. Yo recomiendo seguir el orden de publicación y espero tener pronto noticias de esa cuarta parte.

Reseña: Let´s Pacheco! y Reunion, de Manel Fontdevila

Hoy vengo a recomendaros dos referencias que no pueden pasarse por alto del pasado 2011. La editorial ¡Caramba! editó a finales del 2011 su primera novela gráfica, Let’s Pacheco!, después del éxito cosechado con su primera referencia, la revista de humor ‘¡Caramba!’ (que desde aquí recomiendo fervientemente), colaborando en ella lo más granado de nuestra escena comiquera en clave de humor.

En Let’s Pacheco!, las hermanas Pacheco nos narran las peculiaridades de su familia en el transcurso de una semana, exactamente las vacaciones de Navidad; Son 72 páginas que pasan volando, todo debido a la buena conexión existente entre las dos hermanas almerienses (una al guión y otra al dibujo).

Toda la gestación para ésta novela gráfica se fraguó en las tiras diarias que empezaron a publicar a través de su webcómic (www.letspacheco.com), cosechando críticas muy positivas y un éxito increíble.

Para esta recopilación han separado sus vivencias por días de la semana y por la cantidad de jamón que vá quedando conforme van pasando los días (detalle que me ha encantado); Entre los acontecimientos familiares que salen a la luz en sus páginas, nos podemos ver reflejados en su inmensa mayoría, y eso es un plus para el lector que se acerque a la obra como proceso de identificación.

Un detalle importante es que todo lo que se encuentra en el tomo es material totalmente inédito, nunca antes publicado en su webcómic que unido a la edición en cartoné tan cuidada con papel de excelente calidad, coronan una lectura muy interesante de una de las editoriales que más sorpresas nos vá a deparar en el 2012 y que sólo por haber nacido en tiempos de crisis merece nuestra admiración y respecto.

Continuamos con otra de las novedades que editó la misma editorial en Octubre del 2011: Reunión de Manel Fontdevila, uno de los autores más prolíficos y respetados de nuestra escena: Creador de La Parejita S.A y de las tiras también publicadas en El Jueves, Para tí que eres joven, al igual que autor absoluto de uno de los mejores cómics que pueden pasar por tus manos, el injustamente desapercibido Súper Puta.

En esta nueva referencia de ¡Caramba!, nos encontramos una selección de bocetos extraídos directamente de la libreta personal del autor de distinta índole: chistes improvisados, apuntes de nuestra realidad más cercana y también extraídos de las reuniones de prensa….Todo pasado por el estilo tan peculiar de Fontdevila (y dibujado a boli) que hace de ello una lectura imprescindible.

De esta manera tan curiosa y original podemos disfrutar del talento de Fontdevila para repasar exhaustivamente la actualidad de los últimos cinco años, haciendo hincapié en temas tan candentes como ETA, la política en general, La Monarquía….Y perdernos, ya de paso, por los diferentes bocetos de mujeres muy provocativas que salpican casi todo el recorrido de la libreta.

Si aún no teneis razones suficientes para haceros con él, por la edición en sí merece ya la pena su adquisición: Publicada como una libreta con su espiral y todo, con maquetación sobresaliente y papel de altísima calidad, lo convierte en pieza de coleccionista que no debe faltar en la comicteca de todo buen aficionado al noveno arte que se precie.