Warning: include_once(/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362

Warning: include_once(): Failed opening '/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.3') in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362
Reseñas | Crónicas Literarias

Tag Archive for Reseñas

Reseña: Páginas desde el Averno, de Víctor Castillo Rodríguez

El horror tiene una historia profunda y rica. Antes de Edgar Allan Poe, los autores llenaban sus plumas con terribles pensamientos para publicar en papel. El horror moderno demuestra que los lectores aman el terror, seguimos buscando historias que nos mantenga la luz de nuestro cuarto encendida hasta la salida del sol. Los últimos cuarenta años han traído muchas maravillosas obras de terror. En la cima reinan King, Straub, Barker, entre otros, pero no son pilares solitarios en un páramo literario. El género del horror es más como un barrio bullicioso en una ciudad. Aquí hay una introducción para autores con unas obras fantásticas con las que quizás no estés familiarizado…

Víctor Castillo, dentro de una narrativa brillante, ofrece una breve pero detallada imagen del terror contemporáneo anglosajón en los años 70, 80 y 90. Con un trabajo bien documentado nos da una idea, no sólo de las obras mismas, sino del mundo que las rodea. Los detalles sobre el escritor o las películas inspiradas en la historia de terror original, en verdad, ofrece una imagen íntegra para que comprendamos a esos autores.

El libro se complementa con láminas en las que podremos ver las portadas de los principales libros que comenta. Vais a leer un ensayo sobre esos escritores de terror de aquellos años que llegaron a ser publicados en español. Yo, que ya peino canas, puedo deciros sin que me tiemble el pulso, que todo lo que narra es tan cierto como que mañana saldrá de nuevo el sol. Hombres o mujeres que, aun triunfando, desaparecieron, editoriales que no terminaban de encontrarles lectores, y es que el mundo del terror en este país sigue teniendo una asignatura pendiente.

Nos hablará sobre James Herbert, Graham Masterton, John Farris, Robert McCammon, Richard Laymon, Jack Ketchum, Shaun Hutson, Kathe Koja y Poppy Z. Brite. Cada uno de ellos en su estilo triunfó o pasó sin pena ni gloria, pero sus libros hoy en día se siguen comentando y son buscados en foros de segunda mano. Alguno llegó a escribir auténticos bestsellers, otro destacó por ser muy gore… Terminará con Poppy Z. Brite cuyas obras más famosas tratan el tema del vampirismo.

Si adentrarse en este mundo para muchos desconocido no fuera suficiente, podremos leer un relato inédito publicado hasta ahora en España de la mano de Graham Masterton titulado Debajodelacama. Después de leerlo dudo que volváis a sentiros seguros en vuestro descanso.

Dicen que las historias de terror son como telas opacas que ponemos sobre los espejos para no ver reflejados en ellos nuestro lado más oscuro. Vosotros amigos lectores tenéis la oportunidad de levantar una esquina de ese tejido y poder leer, tomar apuntes de títulos buscando un terror viejo e interesante. Estoy segura que no os arrepentiréis.

Reseña: Un Día de Nieve, de Ichiyō Higuchi

Ichiyō Higuchi es considerada la primera escritora japonesa moderna y un ejemplo de las mujeres de su tiempo. Vivió en la época Meiji, murió joven, a los veinticuatro años y este libro contiene seis hermosos relatos suyos.

Hay pocos momentos tan bellos como una puesta de sol. Es algo más que los colores brillantes que pintan el cielo. Esto ocurre también con la llegada de la madrugada. Las últimas notas musicales siguen resonando después de que los instrumentos estén en silencio. Ichiyō Higuchi entiende esto y lo utiliza en la melancolía de sus creaciones como el dominio de alguien que comprende de manera innata el matiz de la tristeza. Sus personajes reflejan esto. Escribe sobre la traición, maldiciones, jóvenes perdidos en venganzas retorcidas, corazones dejando todo por amor; Ichiyō destila el dolor del ser humano en su esencia. Nos muestra la impotencia del hombre contra el destino y, sin embargo, hay un fondo de dulzura que lo compensa todo. Porque un poco de sal en una herida puede ser doloroso, pero si se le añade a una comida le da sabor. De la misma forma nuestra autora crea en sus relatos una intensa experiencia equilibrando ingeniosamente lo amargo y lo bello.

Ella establece un gran tapiz de la existencia común. Toma la vida cotidiana en la ciudad de Tokio enfocándola en resaltar la belleza de cada uno. Los momentos difíciles de la vida dan forma a los personajes de su historia, cambiando a las personas y exponiendo los elementos hermosos de la humanidad. Seis historias escritas en presente y en tercera persona En Un ermitaño, el artista rozará la locura por sentirse engañado. Un día de nieve, es una historia que se inunda por el sentimiento del remordimiento. El son del koto se distribuye en dos partes: en la primera, un niño abandonado se acercará a la mala vida. Luego sabremos de una joven que toca el koto en una misteriosa casa decrépita en la que habitan unos seres. Noches oscuras es un melodrama triste donde nos narran sobre unos helechos que cubren el tejado de una antigua mansión. En Un alma perdida, una mujer cuya familia le prohíbe relacionarse con aquel que ama. Cerraremos el libro leyendo el más profundo de todos. En Quién siembra vientos…, se exponen temas como la posición de la mujer en aquellos tiempos, también se criticará el restablecimiento de la era Meiji por parte de ciertos políticos y un estudio del sistema familiar de entonces.

Satori Ediciones de nuevo nos trajo una joya desde las tierras del sol naciente. Ichiyō Higuchi dio una nueva visión a los lectores de Japón con sus delicadas palabras que exploran íntimamente nuestra naturaleza interior. Estoy segura que se adentrará hasta el fondo de vuestro corazón como lo hizo con el mío.

Maravilloso.

Reseña: A Walk Through Hell, de Garth Ennis y Goran Sudzuka

Dime mira este cómic y me interesaré. Dime género de Terror y querré saber de qué va. Dime Garth Ennis aliñando la ensalada, y sin tener la más mínima idea, haré todo lo posible por leerlo. En estas máximas se basaba mi gran interés por leer A Walk Through Hell, una de las novedades de este mes de Planeta Cómic. Un nuevo tipo de historia de Terror en la USA moderna, guionizada por Garth Ennis (Predicador, The Boys, Crossed) y dibujada por Goran Sudzuka (Y: El Último Hombre, Hellblazer). Ahí es nada. Un primer tomito que recopila entero el primer arco argumental de la serie que se desarrolló en los números del #1 al #5. Una muy interesante serie que me ha sorprendido.

Según me cuentan, este año el listón está increíblemente alto respecto a los cómics de Terror en USA. Magnífica idea, pues significa que todo o casi todo, con cuenta gotas sí, pero llegará a este lado del charco. También me cuentan mis contactos que A Walk Through Hell es uno de los títulos, uno de los mejores contendientes de dicha refriega. Me advirtieron también (la sangre siempre intentado proteger como si yo fuera novato en esto), que tuviera cuidado. Cuentan que A Walk Through Hell combina lo mejor de las casas encantadas, el horror sobrenatural y psicológico; que golpea con un fuerte final. Que chungo, si te pilla desprevenido. Una visión implacable del infierno personal. Ese vacío oscuro y desesperado que si te alcanza, puede hundir tu raciocinio lentamente. Veremos.

En A Walk Through Hell, los agentes especiales Shaw y McGregor viven el día a día normalmente con casos rutinarios. Tal como le gusta a Shaw, que se acerca a los cuarenta y quemada profesionalmente, los espantosos recuerdos de su última investigación siguen acechándole en las sombras. McGregor es más joven, más comprometido con el trabajo, aferrado al idealismo de un novato. Bien. Hasta que abrimos el cómic y el paseo por el infierno comienza con una fuerte escena. Una familia que pasea por lo que parece ser un centro comercial en Navidad, una sensación incómoda de que algo está a punto de salir terriblemente (y dado el pedigrí del guionista), horriblemente mal. La familia Hunzikker se abre paso hasta que la charla se silencia cuando un hombre aparece ante ellos con una pistola y dispara a la señora Hunzikker que lleva a su bebé colgada en su cangurito. Acto seguido, el pistolero continúa disparando a los desafortunados compradores que ese día decidieron ir de compras. El asesino se quita la vida y el señor Hunzikker tendrá que vivir con ese dolor el resto de la suya. Una pesadilla que la agente Shaw está reviviendo, mientras se retuerce en la cama ante este horror que fue su último caso. Pero su compañer,o el agente McGregor ya la espera en la puerta.

Garth Ennis comienza esta serie estableciendo dos protagonistas: uno atrapado en el dolor del pasado y otro como el soñador inquieto ante su nuevo trabajo. La pareja se reúne con otro par de agentes que trabajan en un caso, se separan, y luego llega una llamada de que los agentes que conocieron han desaparecido en un almacén de Long Beach. Van allí para ver qué está pasando y…, todo empieza a relacionarse de forma monstruosa con los horrores del pasado. Tanto que quedas atrapado con una trama altamente adictiva bajo un Mal inesperado.

Y todo se resume a: ¿Te gusta el horror? ¿Te gusta Garth Ennis? En caso afirmativo toca entonces abrocharse el cinturón por que te va a encantar A Walk Through Hell. Otra serie súper recomendable de Aftershock.

Reseña: El Negociado del Yin y el Yang, de Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza comenzó la trilogía de Las Tres Leyes del Movimiento con El Rey Recibe. Hoy vengo a comentar la segunda parte que acaba de salir. En El Negociado del Yin y el Yang seguiremos con humor los principales acontecimientos de la segunda mitad del siglo XX: históricos y sociales. También recorre la historia de las distintas vanguardistas tras la guerra y el desplazamiento de París o Berlín o Viena como centro de las mismas en favor de Nueva York o Londres. Es un libro que simula ser historia real, aunque sea algo imaginario. Sigue un estilo realista en ambientación salpicando el texto con algunos hechos y personajes reales. Todo comienza en la primavera de 1975: Franco se está muriendo y ante este cambio político Rufo Batalla decide regresar de nuevo a Barcelona tras un tiempo viviendo en Nueva York. Pero ese viaje deberá paralizarse ante una propuesta del príncipe Tadeusz Maria Clementij Tukuulo. ¿Y qué desea este príncipe? Pues ni más ni menos que un disparatado plan de reconquista del trono de Livonia, un país hoy inexistente. Le pedirá que suplante su personalidad y lleve una misteriosa misión en Tokio donde deberá entregar una carta. Lo que no sabe es, que esa aventura le llevará a otros lugares apartados de la civilización.

Estamos ante una historia rápida que avanza junto a un protagonista y un mundo que no para de cambiar. Rufo Batalla, protagonista principal, nos narra siempre en primera persona el cómo vivió en la colonia española de Nueva York, la muerte del dictador Franco. Por medio de otros personajes, incluso cartas que éstos le escriben, tendremos un recuerdo de lo que fue la Guerra Civil y más tarde la transición. Momentos que el autor aviva con comentarios muy interesantes y polémicos. Su propósito es comentar el significado que tuvo la muerte de Franco para su generación desde varios puntos de vista. Todo ello con las fachadas de la Quinta Avenida de fondo. Pero el viaje a Tokio cambiará la actitud y pasaremos a momentos alocados de mucha risa. Todavía rio al recordar el asunto de las reverencias…

En Asía el tiempo discurre de otra manera llevando a situaciones muy divertidas. Aparcar el coche lejos de donde iban, en un sitio gratis de la calle; aprenderá que la belleza no es importante; lo fundamental es la armonía. También tocará el tema religioso. De Tokio viajaremos a Bangkok viviendo más momentos disparatados mientras Mendoza nos habla de un Vietnam abandonado a su suerte, un Mao agonizando, la Unión Soviética oxidada entre varios asuntos más… Con el fin de la alocada aventura a la que no le faltará un desafortunado incidente, el libro dará otro giro, pero sin perder la sonrisa. Sabremos de una Barcelona que respira aires de liberación o ese Madrid con atentados. Comunismo, capitalismo, la Cuba de Fidel Castro y la España del Rey Juan Carlos en la que según cuentan solo trabajan los tontos. Todo un recorrido a lo que nos han contado y algunos hemos vivido. Removiéndonos una época con acontecimientos sociales destacados. Y una historia de aventuras de fondo repleta de humor.

El yin y el yang dicen los orientales que son unas fuerzas invisibles que sin ser nosotros conscientes nos llevan de un lado para otro. Así lo vio Eduardo Mendoza, así lo recordó, y así nos lo dejó contado con esa prosa suya refinada, insuperable.

Reseña: Yo Soy Suicida, de Tom King, Mitch Gerads y VVAA

Uno siempre continúa con lo bueno. Intenta al menos no dejarlo pasar mucho tiempo pues lo necesita cada poco. Y si es el listo, lo raciona para que el disfrute se alargue como mantequilla extendida sobre demasiado pan. Si nos referimos al último Batman, todas las flechas apuntan a un sólo maestro. La aclamada etapa del guionista Tom King. Uno de los autores de cómic más vendidos actualmente, según las listas de best-sellers del New York Times. Sí friends, por que este hombre ya hizo maravillas dentro del cómic de pijameo antes que naciera La Visión y/o Mr. Milagro. Este genial autor lo bordó, nada más y nada menos que con el Caballero Oscuro.

Yo Soy Suicida es un arco argumental de seis números que vio la luz dentro del genial evento Renacimiento de DC. Comprendió desde el número #9 al #15 y ahora ECC Ediciones lo recoge en un solo tomito de forma magnífica para degustarlo de un tirón. Dentro de la colección Batman Saga (la de la franja amarilla, como yo la llamo) y que no me canso de recomendar cada vez que alguien me pregunta con qué ponerse si quiere volver o empezar de nuevo con el orejas picudas. Eso sí, siempre que intenten evitar colecciones abiertas.

Pues friend, Batman Saga es un mundo a descubrir para ti.

Y así, después de los terribles acontecimientos de Yo Soy Gotham y La Noche de los Hombres Monstruo, se nos cuenta que Batman, en realidad, siempre ha estado loco. Pero, ¿y eso? Esto es Yo Soy Suicida. Para detener a Roger Hayden, el Psicopirata, y salvar a Gotham Girl, Batman tendrá que tratar con el equipo de Amanda Waller para conseguir entrar en la prisión más impenetrable del mundo. Robarle ese botín preciado que es Bane. Y el Caballero Oscuro ahora tiene su equipo, pero ¿estarán listos para la misión más peligrosa de sus vidas? Mientras el mejor detective del mundo prepara a su escuadrón para infiltrarse en Santa Prisca, y sumergirse en la boca del lobo, su equipo de inadaptados sufrirá traición y salvajismo. No todos saldrán con vida. Batman y los restos de su equipo cara a cara con Bane y el Psicopirata en una batalla final en Santa Prisca, es lo más épico que he leído en muchos meses.

En realidad, Yo Soy Suicida comprende hasta el número #14, sin embargo, el último número incluido aquí, se sale ya del arco y se centra en un problema con Selina Kyle. Ese eterno debate de, ¿es villana o heroína? ¿Tiene doble personalidad? ¿Pueden Batman y Catwoman estar del mismo bando alguna vez? Tom King y Mitch Gerads (El Sheriff de Babilonia, Vigilante: Southland), una vez más, en un numerito que muestra una historia que con muy poco, engancha.

Al completo, un tomo súper recomendable.

Reseña: Las Historias Jamás Contadas de la Patrulla X, de Chris Claremont, John Bolton y VVAA

Uno de los omnibus más esperados dentro de la colección Marvel Gold con la que nos deleita Panini Cómics cada mes, era sin duda Las Historias Jamás Contadas de La Patrulla-X. Que contiene los diecinueve primeros números (¡Sí, 19!) de la gran serie Classic X-Men que viera la luz en el glorioso año 1986. La denominada Segunda Génesis que nos enganchó a tantos, una serie que añadía nuevo material, alucinantes ilustraciones de Arthur Adams y guiones de Chris Claremont y John Bolton. Una colección que con este primer gran volumen pretende recuperar todo el material de Classic X-Men, la que es para muchos, la joya corona del tema mutante.

Y ha llegado. Por fin, disponible en tapa dura, Las Historias Jamás Contadas Volumen 1. Tomo ideal para ingresar a esas mentes nuevas, abiertas pero también nostálgicas con ganas de buen cómic de pijameo. Un serial indispensable que desde ya recomiendo a todo aquel que me pregunta, aprovechando que vuelve a estar en el candelero. Además, de contar con un formato ideal para meterse entre pecho y espalda horas de diversión lectora.

Como se anunciaba en su día, una trama estupenda para ingresar en una Patrulla X completamente diferente (dejando claro que los inicios de los X-Men fueron duros); aquí te meten de lleno en un grupo potente, en plena acción, y con guiones adictivos desde la primera página. Se detecta un ente mutante en Krakoa, la Patrulla X sale a investigar y cuando regresan… ¡el Profesor X reúne un nuevo equipo de X-Men! La historia, escrita por Chris Claremont e ilustrada por John Bolton, vislumbra épica en casi cada página. Si nos molaba leer un inicio de serie donde el superhéroe nos mostraba quién era y cómo/dónde/porqué tenia súper poderes; aquí estos maravillosos autores nos involucran en una especie de casting y nos muestran virtudes y desasosiegos de cada uno.

Tras el rescate del nuevo equipo tras enfrentarse a toda una isla, ya en la mansión, Xavier observa mentalmente a todos desde su estudio. Havok y Polaris hablan de abandonar el grupo y volver ahora que parece que hay otros “titulares” y ellos realmente nunca quisieron ser héroes. (Cuando empiezan a besarse, el profesor deja de ver). Por otro lado, Cíclope revisa la última misión. Piensa en los errores mientras Jean intenta animarlo en vano. Entonces Jean piensa en él y como se amaban antes, pero Cíclope apenas repara ya en ella… Xavier tampoco puede hacer nada. Banshee está en la sala tocando el piano mientras Coloso dibuja. Rondador Nocturno aparece desde las sombras, asustando a Coloso. El Hombre de Hielo también entra en la habitación largando impropedios sobre ellos dos (¡un demonio y un rojo!). No quiere más mutantes en la Patrulla X. Ave de Trueno está en otra habitación pensando en cómo el nuevo equipo tiene que aprender mucho aún de los viejos. Y aunque el Hombre de Hielo le grita y lo congela alegando que hay que echar a unos cuantos, Ave de Trueno se libera y grita que nada debe cambiar.

Así empieza un maremágnum de tramas, discusiones y alegatos que en cada número nos llevarán a un nuevo desafío. Siempre sin desgranarse del todo, de todas estas historias costumbristas de vida en común. Obviamente, el objetivo era mostrarnos, que aunque mutados, seguían siendo humanos. Aventuras de grupo, independientes o con algunos tandem, una enorme variabilidad de historias hasta la llegada de un poderoso e irritado Magneto que provocará unión, ante una amenaza mayor. Que por cierto es el número final de este tomo. Desde los albores de Marvel Age of Comics, la compañía contaba con una gran virtud. Ofrecer reimpresiones de historias, de personajes anteriores, con la idea de mantener a nuevos lectores informados. Pero en 1986, la Casa de las Ideas ofreció algo audaz y diferente. Creó una serie que además aportaba material nuevo, esencial, para que incluso los viejos lectores tuvieran que comprarlo. Classic X-Men (Las Historias Jamás Contadas de la Patrulla X) presentaba nuevas tramas y por qué no decirlo, nuevos puntos de vista de casi cada uno de los personajes. Y todo bajo las maravillosas portadas de Art Adams (y más tarde, Steve Lightle).

Guiones súper atractivos a cada ejemplar con un Chris Claremont on fire! y un John Bolton enfatizando, presagiando o profundizando lo que sucedía con sus magníficas viñetas. Todo un material entrelazado e incluido en este prime tochaco, indispensable para cualquier amante del mundo mutante que se precie.

Reseña: Íncubos, de Michele Penco

Ahora que ya ha pasado la tormenta, os hablaré sobre una de las lecturas terroríficas que devoré la noche de Halloween. Normalmente, retomo algún libro o cómic que me maravilla y alguna que otra novedad de Terror (difíciles de encontrar hoy en día) que me guardo para dicha noche de brujas. Muy pocos días antes, la siempre recomendable editorial Ponent Mon, entre sus muchos títulos de cómic europeo, lanzaba como novedad Íncubos, de Michele Penco. Como bien se dice en una de las introducciones: «… en su insistencia por traernos los mejores artistas del fumetto». El mejor cómic italiano que se precie.

El horror desconocido, cósmico y siempre atractivo de la obra de H.P. Lovecraft junto al estilo meticuloso y evocador del señor Penco. Íncubos es una obra que aprovecha al máximo el legado dejado por el de Providence. Se desliza de forma cercana por el terror lovecraftiano que todos conocemos y logra inquietar incluso a los lectores de siempre que ya sabemos de los conceptos y la dinámica con los que trabajaba el recluido H.P. Pero sin duda, una de las ventajas de Íncubos es el componente gráfico. Los lápices de Michele Penco son un plus de alto nivel, capaz de aumentar aún más la efectividad de la historia. Aprovechando al máximo en ciertas escenas la “sugerencia” del gran terror cósmico.

En Íncubos encontraremos un artista víctima de una pesadilla interminable. Un pueblo gobernado por monstruosas criaturas y una verdad macabra que se esconde tras la realización de una pintura. Pero también un hombre perdido, obsesionado por una figura que se le aparece en sueños. Cuatro historias originales inspiradas en la obra de Lovecraft. Un viaje a los confines misteriosos del sueño; esa dimensión oscura e indefinible, a la que todos accedemos cada noche, en lugares y situaciones de las que nos resulta imposible salir…

Michele Penco nació en Pisa en 1982. Un autor prometedor que ya mete cabeza en el mejor cómic europeo. En 2009 con la Asociación Cultural Double Shot, publicó Íncubos, su obra debut. Una colección de cuentos de ese mundo onírico y terrible que inventó el de Providence, que trae a nuesto país Ponent Mon.

El mundo de horror construido por las historias de H.P. Lovecraft sigue siendo uno de los más queridos por millones de lectores, pero al mismo tiempo sigue siendo uno de los estilos más difíciles de imitar. Michele Penco intenta seguir sus huellas, ilustrando macabras y misteriosas escenas, en un homenaje que funciona. Si amas este tipo de Terror, este álbum te puede aportar grandes momentos de horror entre claroscuros y cierto tono cubista.

Reseña: El Incienso de los Espíritus, de Victoria Álvarez

Estamos ante el final de una trilogía simplemente inolvidable. Podéis leer las reseñas de los otros volúmenes en esta misma web. La Ciudad de las Sombras y El Príncipe de los Prodigios se cierra con El Incienso de los Espíritus. Todos ellos se pueden leer de forma individual, cada uno es una aventura diferente protagonizada por Helena Lennox, su familia y el hombre que ama. Helena es una mujer anciana que vive a orillas del río Nilo y le está narrando a una periodista su pasado. Os animo a empezar por el primer volumen. Son historias maravillosas. Hoy vengo a comentaros el último, pues en los dos primeros recorrimos la India y Nápoles y ahora viajaremos a la capital del imperio del sol naciente, Tokio. Que todavía arrastra la catástrofe de el gran terremoto de Kantō.

1924. En Nueva York, Lionel, padre de Helena, se encuentra bastante depresivo. Ella, para intentar animarlo, se pone en contacto con el Museo Británico para que les den una misión. Consistirá en custodiar unos antiguos kimonos que pertenecen a la familia Matsudaira, saga familiar de samuráis, amenazada sin saber quién los está intimidando. También fabrican unos populares inciensos. Cuenta la leyenda que te puedes comunicar con el espíritu de aquél que desees volver a ver cuándo los enciendes. Nos adentraremos así en los años 20 de un país que deseaba una parte modernizarse y otra seguir con lo tradicional. Victoria Álvarez es una maestra de la ambientación, ya lo demostró en sus otros libros, pero aquí se supera de forma extraordinaria. Logra capturar la atmósfera presentando todos los detalles.

No es fácil entender lo japonés. Tienen ese extraño sentido de la sumisión y de lo retorcido, encasillados en ceremoniales y reglas cívicas estrictas. Pero dicha autora nos sumerge en el misterioso mundo de los espíritus japoneses, para dejar narrado tan digno trabajo. Se documentó en los cuentos tradicionales sobre espectros y apariciones del escritor Lafcadio Hearn. En esta historia, nos sólo enseña a Helena a tener la mente abierta a otras culturas y creencias, desea dejar ese mismo mensaje a sus lectores. Unos personajes bien evolucionados, mucho más maduros, aprendiendo de los errores y viéndose envueltos en intrigas, política, guerras entre empresas y asesinatos. A la vez que tienen sus propios problemas personales.

Novela impecablemente bien escrita, buscando que el lector disfrute y llena de aventuras tocando lo sobrenatural. Mentiras que esconden una conspiración entre las sombras. Secretos demasiado tiempo callados. Descubrir que se oculta detrás de esos crímenes mientras intentan salvar sus vidas. Un teatro encantado, donde hay que dar vida en el escenario a Oiwa; el espíritu de una mujer que busca venganza desde la muerte, vestida con el kimono funerario. Giros sorprendentes que rompen lo que tenías en mente, antiguos personajes que regresan para cerrarlo todo. Bushido, el código de los samuráis, geishas, tazas humeantes de la ceremonia del té, fantasmas y el perfume del incienso embriagando la novela hasta la última página. Un final majestuoso, donde resaltar la presentación del libro con capítulos de dibujos de cerezos en flor e ilustraciones en blanco y negro, por Lehanan Aida.

Reseña: Las Aventuras de Enola Holmes, de Nancy Springer y Elena Blasco

En formato visual aún no ha llegado. Pero ya sabéis como va esto: en cuanto asome por la cartelera Milly Bobby Brown, todos, o muchos papa y mamá, querrán comprar este titulo para sus hijos. Por que Las Aventuras de Enola Holmes es una serie de seis libros de la escritora estadounidense Nancy Springer que trata sobre la hermana pequeña del detective Sherlock Homes, Enola, una joven de catorce años con tramas y personajes que hacen referencia a la obra del gran Sir Arthur Conan Doyle. Aunque este personaje es creación de la autora.

Mi hija y yo hemos podido disfrutar mucho de este carismático personaje, ahora en formato cómic, gracias a su publicación en editorial Bruguera, la cual ha editado ya dos primeros álbumes bastante chulos. Pasan a las viñetas de la mano de la siempre estupenda Serena Blasco, diplomada en Artes aplicadas y diseñadora gráfica, que firmó su primer álbum ilustrado en 2014, con las historietas de Lili Chantilly. Otra muy buena recomendación.

Enola Holmes y el Misterio de la Doble Desaparición cuenta como la hermana pequeña del célebre detective, descubre que su madre ha desaparecido y presiente que solo ella podrá encontrarla. Ingeniosa y astuta (¡como un Holmes!), en el momento en que sus hermanos deciden mandarla a un internado, huye de la mansión familiar con el propósito de dar con el paradero de personas desaparecidas y, por supuesto, su madre. Una enérgica carrera contra el misterio con toda una familia pisándole los talones.

En Enola Holmes y el sorprendente Caso de Lady Alistair seguimos en Londres en 1889. A raíz de la desaparición de su madre, Enola ha decidido vivir sola. Y tras una identidad falsa, monta un despacho Especialista en Desapariciones. Para su sorpresa, su primer cliente es… ¡el mismísimo Doctor Watson! Que anda buscándola, pero por suerte no la reconoce. ¡Maravilloso! Enola se interesa por un caso que le cuenta Watson: la desaparición de la hija de un barón, una adolescente de armas tomar.

Los libros inspirados en el universo de Sherlock Holmes siempre son atractivos. Con el toque adecuado, cualquier tipo de público los puede disfrutar. La idea de Nancy Springer me pareció maravillosa en cuanto la conocí: ¿La hermana pequeña del señor Holmes? ¡Qué guay! Sabía que mi niña la iba a disfrutar. Y, por supuesto, yo.

Bien, las previsiones se cumplieron. La marca de todo buen misterio es la capacidad del autor para que el lector piense como el detective. Aquí se consigue. Y que ni decir tiene, que saber que el año pasado se adquirieron los derechos para adaptar la saga al cine, que sería protagonizada por la carismática niña de Stranger Things y que Henry Cavill (¡Superman!) será su hermano Sherlock Holmes; ha podido ser una de las mejores noticias frikis que le he dado a mi peque.

Reseña: Prodigy. El Mal en la Tierra, de Mark Millar y Rafael Albuquerque

La fiabilidad respecto al gusto que proporciona Mark Millar con cada nueva obra empieza a ser molesta. El tío se jacta de forma sin vergüenza de sus nuevos proyectos, su inminente éxito y es asomarse por los medios para promocionarlo; y le sale bien. Demasiado bien. Por que encima tiene razón. Forma dueto con el dibujante que más le conviene a su historia y como si de un alocado joven Stan Lee se tratara, crea una irónica parodia de sí mismo durante la publicidad. Millar exagera su éxito tan claramente que puede parecer arrogancia, pero repito, el tío lo clava.

Como era de esperar Panini Cómics nos trae Prodigy. La nueva serie de Mark Millar y Rafael Albuquerque, cómic que llevo siguiendo sus pasos en redes sociales desde hace meses. Sobre todo, en Twitter, donde Albuquerque es muy activo con sus trabajos y muestra bocetos cada no mucho. Como a muchos que estáis leyendo esta reseña, la portada de Prodigy me cautivó. Incluso antes de saber qué tratataba. Se podría decir que estaba deseando leerlo gracias al dibujante y no al guionista. ¡Chúpate esa, Millar!

Prodigy: El Mal en la Tierra nos habla de Edison Crane, el hombre más inteligente del mundo, científico ganador de un Premio Nobel, genio compositor, atleta olímpico, experto en ocultismo… ¿El Hombre del Mañana? Se ha convertido en un polímata que usa su brillantez para el bien de la humanidad. Los gobiernos de la Tierra solicitan su ayuda constantemente. Y como su mente brillante necesita ser desafiada constantemente pues a: evitar la destrucción planetaria, resolver extraños misterios, realizar las acrobacias más desafiantes… La historia comienza con dos episodios de la juventud de Crane. Básicamente travesuras de una edad temprana que sirven para presentarnos sus habilidades y su carácter. No spoilearé nada más, pero diré que si bien el primer escenario es bastante predecible, encontré el segundo la mar de inteligente y original. Además, me provocó risas, cosa que hacía tiempo (¿años?) que no me sucedía con un cómic. Después de estos flashbacks, la serie salta de sopetón a extraños sucesos en Australia que indican la amenaza de una realidad paralela. Una curiosa agente de la CIA (la protagonista femenina de la serie) hace su aparición para burlarse de alguna manera sobre relacionar estos hechos con conspiraciones sin sentido.

Prodigy: El Mal en la Tierra contiene los primeros seis números de una serie palomitera, de lectura rápida, gracias al enganche que siempre consigue Millar con un argumento diferente, fresco y hecho para -ya normal en él-, su conversión a contexto cinematográfico. Sabemos que Millar siempre tiende a que esto se tenga en cuenta. Pero aquí este detalle esplende. Y se sabe que Netflix anda de por medio.

En mi caso, soy fan total del trabajo de Albuquerque desde que leí su gran Blue Beetle. Albuquerque hace que me deleite con sus coloridas ilustraciones, esas mismas que engrandecen muy mucho la historia que tocan. Pero Mark Millar tiene el don. Nos da títulos originales que uno siempre desea probar y no se puede negar el talento de este hombre. Crea conceptos dinámicos y los explota con economía y estilo. Bastante impresionantes en su simplicidad: presenta a los personajes, el trasfondo y luego los configura para dejar al lector sentado frente a las viñetas un buen rato. Muy pocos tienen ese poder.