Tag Archive for Juan José Castillo

Reseña: La Estación de la Calle Perdido, de China Miéville

laestaciondelacalleperdidoEmpecé a leer La Estación de la Calle Perdido en primer lugar como un descanso de la Ciencia Ficción típica a la que últimamente le estoy dando caña. En segundo lugar, porque siempre me sonó interesante el titulo, me la recomendaron en su día y Nova CF (la línea editorial de Ediciones B especializada en CF) la acaba de reeditar en un formato genial y económico. Terminé de leer La Estación de la Calle Perdido, un tiempo sorprendentemente corto después de sus ochocientas páginas; encontrándolo como una de las mejores historias, una de las tramas más chulas, más extrañas e impresionantes que he leído en mi vida. Sin duda, uno de los títulos que a partir de ahora voy a recomendar a todo aquel que me pregunte por grandes obras de CF que me haya leído.

Mi explicación de lo que acabo de vivir sería algo así:

«Hola, estás ubicado en una ciudad llamada Nueva Crobuzon donde hay humanos, pero también otras razas como seres con forma de cactus, o ranas que fabrican agua, así como robots y cyborgs que funcionan a vapor. Aunque también hay magos y científicos. Por cierto, uno de esos científicos se decide a ayudar a un pájaro lisiado, lo ayuda a volar de nuevo, pero por accidente libera una plaga de polillas transdimensionales en la gran ciudad y dichas aberraciones comienzan a devorar las mentes de la gente… Oh, pero el científico tiene una relación extraña con una fémina, cuya cabeza es de escarabajo y hace esculturas con sus propios escupitajos…». Y es en este punto donde los que me pidieron recomendación dirán ¡¡¿Eiiiiin?!!, y honestamente no podré culparlos. Yo ya me hubiera reído un rato sobre lo que me estaban contando si no supiera todo lo que hay detrás, lo que viene después y la alta calidad de enganche con la que China Miéville atrapa al lector con la que es una de sus obras más reconocidas.

Hace tiempo que suelo decir que Miéville es para mí el mejor escritor británico e innovador del momento. Y eso que aún no había leído esta su obra magna. Sí que devoré en su día Embassytown, Kraken y Un Lun Dun. La confección de mundos paralelos, la ficción, la crítica sobre el marxismo y el derecho internacional sale adelante en sus obras. ¿La fórmula? La estructura de la trama y el impulso de una novela de Ciencia Ficción, resplandeciendo por su originalidad. Libros de China Miéville como El Rey Rata, La cicatriz o Los últimos días de Nueva París, recién editado también por Nova CF; están en mi objetivo ya. Más de lo bueno.

Realmente no hay forma de explicar adecuadamente, ni el escenario, ni la trama central de La Estación de la Calle Perdido. Lo mejor es leerlo, sentarte, vivirlo, degustarlo. Meterte en el argumento de todas-todas sin que lo que te haya dicho yo antes, suene a que vas a tener “cierto viaje” de sustancias alucinógenas. Pese a la genial ambientación y la cantidad de diferencias (originalidades para mí) que mete, vas a encontrar una trama coherente. Miéville, sin embargo, no sólo logra hacer un mundo totalmente único, también crea un argumento aparentemente absurdo y los une increíblemente bien. También lo narra con belleza, hace que brilla la oscuridad, hay sentido del humor y un estilo descriptivo atmosférico que es realmente brillante.

Al principio del libro Miéville cita a Mervin Peake como un autor que lo ha influenciado. Como siempre amó su ritmo magnífico y su instinto artístico para con el lenguaje y la descripción. Los que hayan leído a Peake, verán obvio que Miéville “se fija” en él. Al igual que la enorme presencia en el libro de Peake es el castillo de Gormenghast, la gran ciudad de Nueva Crobuzon aquí te observa siempre, siempre, siempre. Además de que es terriblemente grande, estamos continuamente siendo introducidos a nuevas vistas, nuevos distritos y nuevas culturas en esta metrópolis arenosa (se agradece el mapa que se añade al comienzo). Todo representado de forma grotesca en ocasiones pero también labrando poesía con ello. Las riquezas del parlamento corrupto, sus maquinaciones, el barrio bohemio de los artistas, una extraña universidad llena de estudiantes y prejuicios, guetos raciales, diversas clases de miseria y degradación, son elegidos con mucho gusto y con más frecuencia de las que suele haber en este tipo de género. Siendo sincero, a menudo me encontraba con la necesidad de dejar de leer, vencido por emociones que van desde el horror a la repugnancia, de la compasión a la fascinación, cortando todo con la extraña belleza del libro. Como escritor es de esos títulos que te agobian por que te preguntas como algo así no se te ocurrió a ti, o en este caso, pienso que jamás seré capaz de escribir algo así.

La Estación de la Calle Perdido fue nominada para el Premio Nebula y Hugo como Mejor Novela en 2002. Ganó el Premio de Derleth de la Sociedad Británica de la Fantasía en ese año y ganó el Arthur C. Clarke en 2001 y el Ignotus en 2002. EL gran Michael Moorcock la pone a parir de bien. Yo no iba a ser menos.

Reseña: Mouse Guard. Leyendas de la Guardia Volumen Tres, de David Petersen y VVAA

leyendasdelaguardia3Las fábulas ofrecidas en la serie Mouse Guard nos recuerda el gran momento que vive la Fantasía. La moral, la acción, la aventura y las reflexiones de nuestra propia humanidad vienen reflejados de forma genial en este espejo distorsionado que nos transforma, nos ilusiona, nos convierte de hombres a ratones. Mouse Guard narra la historia de la Guardia Ratón y los territorios conquistados en su mundo conocido. Magníficamente bien detallados aparecen sus enclaves, asentamientos y fronteras, más allá de los cuales, poco más conocen.

Leyendas de la Guardia cuenta relatos basados en La Guardia Ratón, que es quién vela por la seguridad de la población y mantiene alejados a sus ancestrales enemigos: serpientes, lobos, comadrejas y demás depredadores superiores… Los caminos son difíciles, los asaltantes están al acecho, son malos tiempos. No puedo creer que hayan pasado ya casi diez años desde que David Petersen creara Mouse Guard, una de las series de cómics más originales y más atractivas de la actualidad. No importa lo que esté pasando, leyendasdelaguardia3_01te gustará, no importa que pienses a primera vista que son pequeños álbumes ilustrados para niños. Para nada. En gran medida, si eres o fuiste seguidor alguna vez de El Señor de los Anillos o Crónicas de la Dragonlance, o te molan las aventuras de fantasía épica en este sentido; Mouse Guard es indispensable para ti.

Este año, para celebrar el décimo aniversario de lo que es ya toda una franquicia destacable, nos lanza este tercer volumen de su exitosa serie Leyendas de la Guardia, leyendasdelaguardia3_02ideada en especial para publicar relatos sobre estos personajes, en colaboración con toda una variedad de ilustradores o guionistas profesionales. La historia se centra en una taberna local donde la June, la dueña, atiende a sus demandantes. Un lugar donde si el cliente no puede pagar su deuda, deberá competir por contar una de las mejores historias de la noche. Así quedaran totalmente en paz.

La calidad de las historias contada por los ratones pone de manifiesto la esencia de la época en la que Mouse Guard mueve su arte. Son narraciones ricas llenas de encanto, encontramos una combinación de hermoso dibujo y gran historia contada con una semejanza alta al éxito que David Petersen consiguió con su serie regular. En la taberna del callejón de June, en la ciudad ratón de Barkstone, los ratones se reúnen para disfrutar de la hospitalidad de su dueña. June ha decidido hacer de nuevo una competición en la que el ganador verá su deuda perdonada. Trece historias donde se abre con la genial El ganso y el fantasma que cuenta la historia de un granjero cuyas tiendas están siendo asaltadas por un ganso persistente, por lo que pide ayuda a un miembro de la Guardia Ratón para sacarle del apuro.

leyendasdelaguardia3_04Le siguen toda una serie de tramas a cual más ingeniosa o atractiva, donde destaca El ratón y la luna, con guion y dibujo del gran Scottie Young, basada en las típicas preguntas trascendentales que los hijos les hacen a sus padres. En ocasiones, tramas que recuerdan al “más dulce” Tim Burton, con los ojos huecos de sus personajes o historias minimalistas con mucho corazón como El maestro armero, donde un armero con grandes habilidades pone todo su amor y pasión en cada traje elaborado. Tramas con bastante profundidad y moralidad que dan regusto a una buena sentada de lectura.

leyendasdelaguardia3_03Mouse Guard, Otoño 1152, fue el primero de los éxitos de David Petersen. Una serie premiada con el Eisner 2008 a la mejor obra recopilada. Después llegó Leyendas de la Guardia, que se llevó el Eisner 2011 a la mejor antología. Y ahora recién publicada viene su tercer volumen. Como siempre, una genial edición de Norma Editorial con bellísimas ilustraciones, pin-ups, apéndices explicativos y un genial plano de la taberna donde se suceden los hechos. Otro volumen entretenido, indispensable para seguidores de una de las sagas de cómics más originales de todos los tiempos.

Reseña: Marvel Saga. The Punisher. Madre Rusia, de Garth Ennis, Braithwaite, Reinhold y Treviño

Punisher_madre_rusiaCiertos desconocidos creen que cuando recomiendo algo con tanta ansia, con tanto ímpetu, es por que soy así de entusiasmista, de forofo, de influencer… Es en esos momentos cuando (mi madre siempre decía: «tienes tan buena memoria, de lo rencoroso que eres»), y les recuerdo a esos sin fe: “Eh, ¿y qué tal con el Punisher MAX, de Ennis, a ti que nunca te gustó el personaje que incluso lo odiabas y decías que estaba sobrevalorado?”.

¿El Castigador, de Garth Ennis, ahora en la económica y genial edición Marvel Saga? Buah…, indispensable no, lo siguiente. Hace varios años, el personaje estaba totalmente acabado, los guionistas encargados de escribir sus historias no sabían muy bien que hacer para “salvarlo”. Incluso decidieron (¡viva la pepa!) otorgarle una especie de súper poderes donados por unos ángeles que… Bah, no tiene sentido ni mencionarlo. Fue entonces cuando alguien con dos dedos de frente decidió atar cabos y decir: «Eh tío, conocéis a Garth Ennis, ese tío…, sí ese tío, macho. ¡Ese Punisher_madre_rusia02tío!». Y ese tío, resulta ser perfecto para la colección.

Garth Ennis, un guionista no demasiado aficionado al genero súper heroico que vio algo en el viejo Punisher, algo viejo a lo Caballero Oscuro. El tipo de personaje que mola, sin moral, despiadado y violento, que ya está de vuelta de todo. Y empezando de cero (nada de mierdas de arcángeles con el dedito alzado) regenera a un tipo cabreado con todos dispuesto a matar…, mejor dicho, asesinar con vehemencia a cualquier criminal que se cruce en su camino. Armas por doquier. Lo primero que noté en estos volúmenes es como Garth Ennis se siente libre (más aún) para contar historias. Un mundo sangriento en el que se mueve como pez en el agua. Un lugar sin reglas. Aquí encuentras a un personaje impertérrito que atiende a su amor por la violencia, la locura, el lenguaje asqueroso Punisher_madre_rusia03y las historias de guerra son para él, cuentos de niños…, que desea rememorar. Un Frank Castle envejecido en tiempo real. Para mí, esto hace que gane bastante el personaje.

Madre Rusia es el cuarto tomo dedicado a englobar la consagrada serie que partió del sello Marvel Knights y que desembarcó en la llamada Línea MAX, una línea enfocada a lectores adultos donde poder guionizar con mucha más libertad, a este Punisher que desde luego no es para todos los públicos. Pero mola. Hoy en día, de qué nos vamos a asustar. Todo lo contrario. Mola. Una serie que tanto éxito tuvo y que tantas ganas teníamos los comiqueros que se reeditara en un honorable formato.

En Madre Rusia se cuenta como una noche Frank persigue a un viejo criminal que una vez escapó de él hace años y fue a la cárcel en su lugar. Fue un asesinato y se ocupó de la prostitución infantil y salió de la Punisher_madre_rusia00prisión después de sólo dos años. Después de acabar con él, Frank se encuentra con un viejo conocido, Nick Furia. Le revela que fue él quien estableció la liberación del hombre que Frank mató para contactarlo. Revela también que está trabajando para el ejército y ofrece a Frank un trabajo: en las montañas Byrranga de Rusia hubo un científico llamado Stenkov que creó un virus carnívoro llamado “Barbarroja”. Un virus capaz de devorar la carne humana en cuestión de minutos. El científico fue capturado y encarcelado, pero murió, y su hija Galina Stenkov posee el virus en su cuerpo; pero es inmune debido al Punisher_madre_rusia01constante bombardeo de antídotos a la que fue sometida. Ahí que recuperar a esa chica.

Esta serie es la prueba irrefutable de que Garth Ennis estaba destinado a escribir El Castigador. Y mientras unos pocos se han acercado (Jason Aaron, por ejemplo), creo que ya nadie le quitará el trono al que realmente definió al personaje. Garth Ennis llevará por siempre esa corona. Lo mejor es que me dicen que la serie tiene una gran comienzo pero que después se pone aún mejor. Y digo yo, ¿es eso posible? De momento, lo es. Y todo el camino ya ha valido mucho la pena.

Que me quiten lo bailao.

Reseña: El Otoño Cubano, de Morten Hesseldahl y Henrik Rehr

elotoñocubanoAlgo sabía sobre estos momentos político-comunistas de la historia, pero no tanto como para no interesarme por ella al ver que Ponent Mon publicaba la obra de estos dos daneses que ha dado tanto que hablar. En la información está el poder, dicen. O el regusto de pasarlo bien leyendo una historia a través de otros, añado yo. Ya sea como persona, periodista o fenómeno, hasta que leí este cómic no me enteré de ciertas cosas. Y quizás me ha gustado tanto por acercarme a ella sin tener ideas preconcebidas.

Morten Hesseldahl y Henrik Rehr nos acercan la historia del periodista y autor danés Jan Stage. Testigo de primera mano de la Revolución Cubana y sus consecuencias. Una historia de idealismos que mueren, de revoluciones que se desvanecen y de sueños que se convierten en pesadillas. El punto focal es la supuesta participación de Jan como conductor del proyecto de acabar con la vida del cónsul de Bolivia en Alemania. El motivo del asesinato fue vengarse del cónsul, que estaba elotoñocubano02tras un famoso asesinato, el del ex oficial de inteligencia de Quintailla, el gran Che Guevara. Investigando un poco, te percatas que probablemente sea cierto que Jan condujera el coche esa noche. Pero el grado en el que el resto de la historia es verídica, es más difícil de averiguar. Es lo bueno de estos cómics semi-históricos; te ponen en situación y en la incongruencia de saber la verdad verdadera, como dijo aquel.

Contiene a su vez, tantos ideales machistas como la novela final que escribiera Jan Guillou. Todas sus etapas resumidas en un cómic de tan solo ochenta páginas que deja con ganas de más. Que contiene mucho más que todo ese viaje iniciático hacia el terrorismo desmesurado y la reputación de inyectar sus propias historias periodísticas, descripciones atmosféricas y similares. Que no siempre se corresponden con la realidad observable, pero que acercan los eventos al lector de una forma más cercana.

elotoñocubano03Con un dibujo no muy a la altura de lo propuesto, el guion de El Otoño Cubano sí que consigue un exitoso enganche para atraer al lector de forma textual. La historia de este cómic es de esas que merecen la pena por el guion, por lo que se cuenta, además rápidamente percibes que está construida como una cebolla. En capas. De esas que mola ir quitando poco a poco, soportando el escozor en los ojos. Pese a gozar de la prototípica situación de alguien narrando lo ocurrido en su lecho de muerte, comentando los acontecimientos de su vida como activista de la izquierda en una joven Cuba; en temas políticos, pocos temas se me ocurren más interesantes independientemente de la ideología de cada uno.

Luego está el propio informe y sus flashbacks y forwards. La trama central y el tipo de dimensión en la que el surrealismo toma el papel principal, siempre con esa atmósfera noir en la que se encuentra lo acontecido. Y momentos crueles que te dejan de una piedra como el fin de la revolucionaria alemana Monika Ertl.

elotoñocubano04Morten Hesseldahl fue editor de Jan, el protagonista de esta trama. Reunificó muchas de sus conversaciones antes de sacar El Otoño Cubano a la luz. En los medios dijo, que para bien o para mal, esta era la historia que le habían contado. Buscó para el proyecto a Henrik Rehr que ya había ilustrado La Primavera de Cuba, otra obra que trata el fanatismo político extremo. Juntos trabajaron en varios cómics como Dinamarca Ocupada, obra que ansío leer algún día. Contar además que Henrik Rehr reside en Nueva York. Consiguió un gran éxito internacional con uno de los álbumes ilustrados más vendidos de la historia. El del ataque terrorista contra el World Trade Center en 2001.

Reseña: Doctor Rorschach, de Vaïnui de Castelbajac

doctorrorschachVaïnui de Castelbajac es directora de animación e ilustradora. Hace vida en París. Después de estudiar diseño gráfico en el Instituto Lab de la capital francesa, ejerció durante ocho años como directora artística en una agencia de publicidad, antes de dedicarse por completo a su gran pasión: ilustrar. Ahora trabaja regularmente en revistas, con diferentes editoriales y marcas.

En septiembre de 2013 publicó su primer cómic y ahora por fin Planeta Cómic nos lo trae para que podamos disfrutar de la ironía, el sarcasmo, el mejor humor bufonesco del gran Doctor Rorschach. Una obra donde muy coloridos y diferentes personajes vienen a tumbarse al sofá del celebérrimo médico, psicoanalista inmutable y concentrado en sus escritos doctor.

Don Limpio sufre de trastorno obsesivo compulsivo, la desesperación de un ciempiés por ser capaz de aprovechar cada paso que da, un cepillo de dientes que perdió su vida profesional, un mundo bipolar de varios seres y enseres que tienen mucho que decir en una sola frase…

doctorrorschach02¡Los trastornos psicológicos más hilarantes!

Todo sucede en el mundo del sofá del Doctor Rorschach. Un verdadero espectáculo de objetos de todo tipo que, de prestar sus voces, vienen confiar en sus neurosis, sus complejos, su malestar o sus difíciles relaciones respecto a su entorno. Una terapia que se lleva a cabo de forma individual, en familia o en grupo. La depravación expresa sobre todo manteniendo sus principios donde el paciente pregunta o el doctor responde.

Toda una serie de gags con los que pasar un buen rato de lectura.

Reseña: Lobo. Se pira a Hollywood, de Alan Grant, Carlos Ezquerra, Kevin O´Neill y VVAA

lobo_sepiraahollywoodUn mortal cazador de recompensas que no cree en ninguna ley, bueno sí, en la que sus músculos y puños puedan aportar. ¿Su propio código de honor? Miedito da, Lobo mola por muchas cosas: por su independentismo, por lo malvado de su look ochentero-motero-heavy-metalero… Es el último czarniano, y no es el único por casualidad, se ha cargado a todos los demás seres de su raza por el bien, por el regusto, de quedar el único. Como personaje diferente, molón, de culto, sería la mejor palabra que lo define; ha gozado de una gran variedad de autores y se ha intentado colar en varios crossovers y macroeventos sin mucho éxito, en mi opinión. Repito: lo que gusta de Lobo es su yerma y solitaria identidad. Por eso su mejor época, la más molona es ésta que está editando ECC Ediciones en sus ya consagrados geniales formatos en cartoné.

lobo_sepiraahollywood02Una época gloriosa donde el gran Alan Grant (buen apellido) se rodea de un enorme elenco de dibujantes para hacer las delicias de los amantes del humor negro. Once dibujantes le acompañan: Vince Giarrano (Batman: Knightfall), Christian Alamy (Green Lantern), Carl Critchlow (Juez Dredd), Steve Ellis (Green Lantern), Frank Gomez (Kamandi), Kevin O´Neill (La Liga de los Hombres Extraordinarios), Martin Emond (White Trash), Robert McCallum (Juez Dredd), Kieron Dwyer (Capitán América) y Alex Horley (Sharky); con especial mención al siempre magnífico y paisano nuestro Carlos Ezquerra, al que sigo siempre desde su magnífico Juez Dredd.

Lobo: Se pira a Hollywood reúne los números del #22 al #27 de la serie pero también los especiales Lobo Annual 3, Lobo goes to Hollywood, Lobo: I quit y uno de los números con los que más me he partido la caja: Bounty Hunting for Fun and Profit. Y abre el tomo I quit (Lo dejo) donde se “ilumina” bajo su propio riesgo Lobo y donde hace una apuesta con su amigo Jonas a que puede dejar de fumar. Y bueno, Lobo no es, digamos, más agradable de tratar durante la retirada de la nicotina…, si ya para los humanos es un suplicio… Un tomo donde encontramos lobo_sepiraahollywood04así en general a Lobo haciendo sus pinitos en el cine con un montón de referencias humorísticas a personajes, actores y directores conocidos del séptimo arte. Pero sin dejar lo que verdaderamente le concierne: ser un buen cazarrecompensas paso a paso y con ejemplos didácticos y violentos. Celebrando por el camino un cumpleaños de lo más brutal, erótico-festivo y viajando en el tiempo, sudándosela todas las realidades alternativas que pueda estropear y haciendo aparición estelar en el festival de motoristas más salvaje del universo.

lobo_sepiraahollywood03Entre las novedades de cada mes siempre hay tomitos-joya (como ya sabéis que los llamo) de los que merece la pena hablar y dar a conocer por su contenido. Tomos bastante económicos, con guiones y dibujos muy por encima de su precio. Insisto: cómics que merecen la pena destacar. Ejemplo de ello es, al igual que alguno de sus anteriores, Lobo: Se pira a Hollywood. Lobo es un personaje que hace honor a la palabra «macarra». Desdichado y desenfrenado, del que siempre da gusto saber de él.

Cada poco, unos cuantos números, devorar tomos así de macarreo y risas, llenan el alma. Nuestro alma salvaje, esa que deseamos liberar en breve para no saturarnos, con el triste día a día de trabajo, vida casera y más trabajo, nos atañe. lobo_sepiraahollywood05Un personaje con el que te ríes, disfrutas viéndolo dar palos y todo lo que puedas imaginar.

Lobo se introdujo – aunque inicialmente rara vez se utiliza – como villano “hardboiled” en la década de los 80s. Donde salía publicado, lo petaba. Hacía honor a su estereotipo de chaqueta de cuero, amante del Metal chulesco, mentón manchado de cerveza, ese tipo odioso, todo lleno de músculos, que podías encontrarte en la carretera montado en una Harley o en un bar de ambiente. Lobo: Se pira a Hollywood muestra todo eso y además está lleno de gore y diversión. Aboga por el cine gore…, y es imposible aburrirse con este personaje que nunca debe faltar en ninguna cómicteca que se precie.

¡Y cómo posa el tío!

 

Reseña: El Boxeador, de Manolo Carot y Rubén del Rincón

el-boxeadorEn este gran momento comiquero tanto nacional como internacional, aparecen historias súper gustosas de leer como El Boxeador, de Manolo Carot (Man) y Rubén del Rincón. Un tándem que se enfrentan a un gran reto, al igual que los protagonistas de la historia, un duelo sobre la  autodeterminación y el libre albedrío por despertar. Narrativa enfocada a ensalzar el valor de lo humano por encima de cualquier otra cosa. Las virtudes y los defectos de los protagonistas. Un enfrentamiento de autores con el deporte, la metáfora, el poder general e iniciativa que todos llevamos dentro a la espera de encontrar el camino adecuado. Desarrollado y realizado como crecimiento personal, como refuerzo de los personajes, una obra virtuosa que muestra la verdad de la vida. Como el deporte se les suele dar de miedo a la clase trabajadora, pero de la que también gozan los bienaventurados del dinero.

En este genial tomazo original que publica Ediciones La Cúpula, Manolo Carot y Rubén del Rincón cuentan, cada uno por su lado (sí, el cómic se divide en dos, cada uno con su portada inversamente opuesta al otro), la historia de dos boxeadores- Por separado, para hacerlos verter como colofón en un combate final que cambiará el-boxeador03sus vidas para siempre.

Comienzan cada uno con un relato de sus vidas y con un previo enfrentamiento en la lucha de ser ellos mismos. La historia se presenta en tan solo dos colores (rojo y negro) y desde la primera página estás enganchado a cada trama por la genial atracción de decorado y situación a la que te someten los autores. A un lado del cuadrilátero Rafa, un chaval sin familia, sin pasado y aparentemente sin futuro con la “dulce necesidad” de sobrevivir. En el polo opuesto Héctor, que lo tiene todo, pero es un superdotado aburrido con un camino labrado en la vida de antemano. El pijo al que todos hemos conocido, al que casi todos los que rodean (sin pasta), detestan. Dos boxeadores procedentes de distintas clases sociales que encuentran en dicha competición la forma de seguir adelante con sus vidas.

el-boxeador02El boxeo es mucho más que un par de tíos dándose de leches en un cuadrilátero. Es un deporte y como todos, necesitas de una constancia, de un trabajo para articular a la perfección todas esas destrezas y golpes técnicos que te pueden llevar a la victoria. Toda una serie de rasgos narrativos e ilustrativos que Carot y Del Rincón llevan demasiado bien en El Boxeador.

Los dos recorrerán caminos muy distintos para alzarse con el máximo galardón. Te sentirás más identificado con uno que con otro, es obvio, sin embargo, yo he llegado a sentir afinidad por ambos. La dureza de crecer en las calles, la fuerza bruta como elemento indispensable para el-boxeador2no ser machacado en los barrios bajos, el alejamiento en ciertos momentos de los que te rodean, la debilidad oculta que nunca debe ser mostrada… En la muestra de estos aspectos, es donde este cómic brilla como una astro a punto de explotar. Una supernova roja y negra.

El Boxeador ha sido para mí un total descubrimiento. Con sus momentos épicos y emocionales como una historia así requiere. Pero también una obra donde he sabido apreciar la construcción de personajes, el enfoque de un mundillo que siempre me atrajo y la forma de desarrollar un cómic a la altura de las más grandes obras de este país. Y bellamente editado en formato apaisado con ambas portadas simulando los carteles vintages del deporte de puños alzados.

Una joyita en toda regla.

Reseña: 47 Ronin, de Tamenaga Shunsui. Edición Especial con Grabados de Utagawa Kumiyoshi

47roninUna oda al bien, a la indulgencia, al honor por encima de todo. La vida no vale nada sin honor, sin unos principios, un ronin no era un tipo cualquiera. Anteponía su vida por las costumbres, si se tenía que ir al “otro lado” lo haría como un verdadero señor y excepcionalmente por su maestro.

Algo dentro de mí, quería que me gustara 47 Ronin. Y dicho esto, me maravilló. Ideal para mostrar a alguien que haya dejado de creer en la fidelidad del hombre, de un caballero honrado hasta el final de sus días… No podía faltar en Satori Ediciones la mejor edición hasta la fecha de 47 Ronin, de Tamenaga Shunsui (1790-1844), célebre escritor del periodo Edo al que se considera el Charles Dickens o Walter Scott nipón. Una obra inspirada en el hecho real acaecido en 1703, la crónica de una larga venganza perpetuada por unos fieles samuráis, los 47 que ejecutan la rotura, el rencor de vengar la injusta muerte de su daimio (señor feudal).

La historia de los 47 Ronin es muy conocida por aquellos amantes de la lectura trascendental o fans del arte japonés. Para el mundo ilustrado en general. Nos presenta al Señor Asano, un daimio que fue convocado al palacio del Shogun y rápidamente se encontró, sin comerlo ni beberlo, inmerso en intrigas de corte y política. Las cosas van rápidamente de mal en peor y Asano se encuentra en una situación precaria. En un simple capítulo suficiente de apertura, el lector se da cuenta perfectamente de que el «soborno», siempre ha acompañando al hombre desde el principio de los tiempos. Y hace que Kira, uno de los altos cargos del Shogun, le pida dinero a Asano por uno de los actos naturales a los que puede acceder cualquier señor. Dado que Asano no accede a lo que intenta la sabandija de Kira, éste lo va maltratando psicológicamente hasta que estalla y arremete contra él. Una de las leyes del shogunato dice que no se puede blandir la espada dentro de palacio y mucho menos usarla contra alguien de la corte. Así que Asano es castigado por la ofensa y lo obligan a cometer seppuku, o para que lo entendáis mejor: hacerse el hara-kiri. Sin embargo, un compañero sabía lo que sucedía y siendo testigo, avisa al palacio de Asano en su ciudad y a sus hombres. El Shogun va a confiscar todas las tierras y a deshacer el reino de Asano. Sus samuráis, en especial el jefe de ellos, no se quedaran quietos.

Piensan limpiar el nombre de su señor.

Satori Ediciones se marca un enorme tanto, publicando de nuevo esta obra pero incluyendo en dicho tomo la colección de grabados ilustrados del gran Utagawa Kumiyoshi a todo color. Una edición indispensable para los amantes de la obra. Una más, pero una diferente, épica, ilustrativa y esencial. Uno los relatos más conocidos (si no el que más) de la historia japonesa. La leyenda de los 47 Ronin y su épica misión para vengar a su malogrado maestro ha traspasado los limites de la conciencia humana. Narrada una y otra vez a través de los años, esta leyenda llega por fin en un gloriosa edición a nuestras librerías. Un formato perfecto para una historia épica e inspiradora. Una trama que recordarás muy de vez en cuando, que te fustigarás por no haber sabido de ella antes. Aunque dudo que seáis tan ceporros como yo que ni siquiera había visto el famoso film de Hiroshi Inagaki de 1962 (no el actual de Keanu Reaves, La leyenda del samurái que poco tiene que ver).

La historia de los leales samuráis de Ako. 47 Ronin es la crónica magistral de la gesta más célebre de la historia japonesa, un episodio que ha conformado la peculiar identidad del País del Sol Naciente generación tras generación. Más que el relato de una venganza, 47 Ronin se ha convertido en leyenda nacional japonesa pues en ella se condensan los valores que han dado forma a la figura del “verdadero japonés”, descendiente de aquellos grandes samuráis.

Una novela de aventuras, trágica y emocionante, que combina el exotismo nipón con pinceladas de los grandes autores clásicos occidentales de la época.

Reseña: La Canción de las Sombras, de John Connolly

lacanciondelassombrasMe parece increíble la habilidad que tiene John Connolly para reinventarse en cada novela. Para hacer que una serie, con un mismo personaje, no decaiga a pesar de los años y los relatos vividos. La primera gran obra de John Connolly fue Todo lo que muere. Leerla, fue para mí un cambio de perspectiva en el personaje clásico del investigador privado; muchas veces, demasiadas veces, la recuerdo. Charlie Parker, alias «Bird», inspector de policía de Nueva York, retirado, se convirtió desde entonces en uno de mis personajes favoritos. A partir de ahí, he querido seguir todos sus pasos en la medida de lo posible pues seguirlo a él, a veces era como seguirme a mi mismo.

Su modo de narrar, incluso en los comienzos, me encanta y te engancha en nada a la historia de manera fútil e insaciable. Las novelas protagonizadas por Parker las tenemos a la orden del día en nuestras librerías gracias a Tusquets Editores, una editorial con una labor encomiable desde tiempos pretéritos. Sin embargo, no sé por qué, tengo la sensación de que en este país, las novelas de Charlie Parker, son casi de culto; no se habla de ellas todo lo que se deberían hablar. Navegan en ese mar de lectores que casi dan un brinco cuando se enteran de que el que tienen enfrente las leyó…, pero lo ocultan. No me cabe duda de que si Charlie Parker viera la luz con acierto en la pequeña o gran pantalla, las novelas despegarían hacia los cielos de forma inconmensurable.

En La Canción de las Sombras, encontramos nazis, recuerdos innombrables y un ser emergente de la oscuridad, que ronda al personaje icónico de Connolly, el cual anda recuperándose de un golpe casi fatal. Parker, el ex detective de la policía y detective privado, vive encerrado en una casa de playa alquilada en Boreas, en la rocosa costa de Maine. Louis y Angel, socios de Parker (que son mortales como personajes pero una pareja inmortal para el propio lector que los conoce), han ayudado a su amigo a instalarse en lo que debería ser un lugar tranquilo para recuperarse de aquel ataque que casi lo mata. Pero él es Charlie Parker, y en las manos capaces de Connolly, nada es tan simple: un cadáver aparece en la orilla cerca de la playa donde vive.

Parker cruza una cuantas palabras con el jefe de policía de Boreas, Cory Bloom, y se encuentra con sus vecinas Ruth Winter y su hija enferma, Amanda. El cuerpo es identificado como el de Bruno Perlman, un extraño con un papel escrito en yiddish (lengua hablada por los judíos de origen alemán) en su coche. Mientras tanto, por otro lado, dos viejos nazis han sido capturados en el país. Uno de ellos está inculpando nombres de lo lindo. Hace referencia sobre todo, a un hombre torcido, vicioso, y despreciable que mataba a diestro y siniestro como si de una orgía de sangre se tratara…

Combinando una fascinante información poco conocida acerca de los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial, empieza una nueva lucha de Parker por recuperar algún tipo de normalidad en su vida. Connolly mezcla una historia sin fisuras con una voz narrativa que es bastante diferente a cualquier otra. Tiene la habilidad para infundir en sus thrillers el suficiente horror sobrenatural para que te interese pero sin que sus novelas se puedan categorizar de Terror; que ya sabemos que a la gente de a pie asusta o huye de reconocer que lee dicho género… La obra de este autor irlandés, afincado en Maine, ha dado en llamarse género policíaco o negro, sin embargo, yo creo que es una forma de evadir la idea que os acabo de decir.

En fin, La Canción de las Sombras habla del dolor, el miedo y la oportunidad de los malos, de por muy pequeña que sea; de hacer daño. El odio, el rencor, infundir congoja a los débiles por encima de todo. Mientras leo las novelas de Connolly me suele pasar que recuerdo mucho mi querida USA y lo diferente que es la vida allí. Los problemas en muy poco tiempo se hacen enormes. El mal siempre está presente y lo sobrenatural ronda un porcentaje muy alto en las casas viejas. Los muertos del pasado regresan con facilidad. La gente no tiene miedo de escuchar lo que tienen que decir. Donde se perpetuó un crimen no se puede vivir.

Connolly lo demuestra en novelas como esta.

Reseña: Stern. El Sepulturero, El Borracho y el Asesino, de Fréderic y Julien Maffre

sternEn el mundo del western, uno de los personajes que más ha molado siempre ha sido el sepulturero, el enterrador, me gusta más llamarlo así. Una profesión que ni siquiera se sabe hoy en día si es una profesión o no. Parece tabú: «Oiga mire, nunca he estado en paro, trabajo como sepulturero». Mmm, no sé, no sé, pero es que en el Viejo Oeste, mola mogollón esa ocupación. Así como mola que en español tengamos varias palabras para definirlo y apenas se use o cueste encontrar dicha categoría como contrato de trabajo… En fin, en el Viejo Oeste hasta los taberneros molan, como no lo van a hacer los empresarios de pompas fúnebres si tienen un futuro “brillante” por delante…

Y es el personaje principal usado, el centro de una historia escrita por Frédéric Maffre, una saga al parecer basada en el personaje de Stern; traído a la vida por su hermano, Julien. Un primer volumen que como stern01_02buen éxito de la BD nos trae Norma Editorial entre sus novedades. Un comienzo de serie con una historia que evoca al mejor Sergio Leone: El Sepulturero, El Borracho y el Asesino.

Bien situada la historia al final de la Guerra Civil, un asesinato en un pueblo aislado pone en tela de juicio a unos pasantes del sitio más transitado del lugar. ¿Cuál? Venga, lo sabéis… El burdel. Y entramos así en Kansas, 1880, Elijah Stern es el funerario local, lleva una existencia tranquila, beata, puritana casi mojigata; solitaria, hasta que le hacen un encargo algo curioso. Acaban de encontrar muerto en el burdel al señor Charles Bening junto a su favorita prostituta negra. Su stern01_00esposa e hija solicitan a Stern, que no solo le hagan la autopsia. Quieren que lo disequen. Un improvisado forense descubre que la muerte es natural y nada parece implicar otra cosa, pero Stern encuentra en la cara del fallecido una curiosa piedra incrustada. Ni se imagina todo lo que empezará a descubrir a partir de aquí.

Una investigación en la que se señala a las minorías raciales a las primeras de cambio, como solían hacer algunos incluso los sheriffs que no tenían dos dedos de frente. A los más débiles. Pero Stern demostrará (pasividad mediante) que el más incauto está perdido si de él depende la investigación.

stern01_03Pasando de las jerarquías y de las artesanías de los westerns tradicionales, este tándem familiar de hermanos galos se marcan una serie que promete bastante con un enterrador en el papel principal, incluso sin el sombrero y sin buitre flotando a su alrededor. Stern no es una excepción, lleva el traje negro sí y la circunstancia es evidente, con esa profesión tiene que ser un tío solitario, amargado, un raruno de la vida con el que apenas se puede tener una conversación. Sin embargo, es discreto, muy listo (como lector asiduo que es) y siempre dispuesto a ayudar. Y guarda un terrible secreto que sin duda, determinará el final de la trama.

stern01_04El Sepulturero, el Borracho y el Asesino a pesar de anunciarse como serie, cuenta con un  primer tomo que cierra como si de único guion se tratara. ¡La curiosidad es enemiga de la conciencia Stern! Frédéric y Julien Maffre recuperan la figura marginal y misteriosa del sepulturero, y ofrecen un wéstern clásico pero con personajes atípicos. En una entrevista le preguntaban a los autores si después de Jonas Crow y Elijah Stern, tenían intención de lanzar a través de los cómics un resurgimiento de las funerarias. Rieron. Parecían encantados con este tipo de personajes. Al igual que yo.

Stern: El Sepulturero, El Borracho y el Asesino mantiene los códigos de género, pero con el mérito y la inteligencia para mezclar una investigación detectivesca, todo bajo una forma lenta, sin apenas violencia, esa stern01_01tan odiada por la pasada guerra. En conjunto, una obra que está bastante bien, una decoración, un ambiente sencillo con paleta de colores claros que refuerzan la inmersión en el Viejo Oeste.

Ese que muchos soñamos visitar.