Reseña: La Leyenda del Hechicero. El Aprendiz, de Taran Matharu

la-leyenda-del-hechiceroLa historia de Taran Matharu es la que sueñan cientos de escritores, sino miles. Comenzó colgando fragmentos de una historia en wattpad (una red social para escritores y lectores, resumiendo mucho su funcionamiento) y tuvo un éxito arrollador, de más de seis millones y medio de impactos, cientos de fans y un contrato millonario para publicar en papel aquella historia de fantasía.

La leyenda del hechicero es una buena historia, eso vaya por delante, y está dirigida a un público joven o poco versado en el género. Esto lo comento porque para los lectores ávidos de fantasía la historia se les va a quedar bastante justa, lo cual no quita que siga siendo disfrutable. Todo el comienzo, con el protagonista en su pueblo, Pelt, y la forma en que se hace con un libro que será el que le cambie la vida, atrapa con facilidad al lector. Utiliza la consabida técnica de comenzar con un personaje ajeno a todo el mundo de magia y guerra en el que nos vamos a ir metiendo, para que el lector descubra todos los recovecos de Hominum de su mano.

Lo mejor de esta historia es la facilidad que Taran Matharu demuestra tener para enganchar y hacer que quieras saber más. Acompañaremos a Fletcher desde Pelt hasta la Academia Volcans, donde tendrá que desarrollar sus habilidades como hechicero con el objetivo de convertirse en mago de batalla, una de las posiciones más importantes de la guerra que los humanos libran contra los orcos desde hace miles de años.

Sí, el universo que ha creado Matharu es inmenso.

Y llegamos a conocer bastante de él. No todo de forma “presencial”, pues en realidad el viaje de Fletcher va desde Pelt a la academia Volcans sin apenas recorrer el mundo, pero sí llegamos a saber, de oídas, sobre acontecimientos que tienen lugar en el frente y en otras ciudades. De hecho, creo que lo que más afecta al libro, a peor, es la certeza de saber que la historia no se cerrará en este libro. A medida que avanza, y más asuntos, amistades y rivalidades va adquiriendo Fletcher, más sabes como lector que no va a dar tiempo a cerrar todo. Estamos, por tanto, ante el primer volumen de una saga de la que, en este momento, no sé deciros cuántos libros tendrá, ni si veremos los siguientes volúmenes pronto.

Podría señalar también que en algunos pasajes la acción se me volvió demasiado infantil. Tal vez tenga que ver más con el público objetivo de la novela y con que a mí ya se me cuenta en otra generación, pero no me parece un punto que desmerezca la obra. Aunque, eso sí, creo que falla en su intento de dotar a la historia de un componente político. Las tramas de conspiración, que tan bien funcionan en otras sagas fantásticas, aquí parecen metidas un poco con calzador, sin que lleguen a ser relevantes en ningún momento, y por tanto carecen de interés alguno.

Ahora bien, todo lo que rodea al mundo de los hechiceros, todo lo que se menciona sobre la guerra con los orcos, eso sí es fascinante. De eso sí me he quedado con muchas ganas de saber más.

Ah, y la recta final del libro, el torneo de aprendices… bueno, épica pura. De esa que uno desea ver convertida en celuloide.

Se podría sacar una buena película de aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *