Archive for Juan José Castillo

Reseña: The Brave and the Bold. Batman y Wonder Woman, de Liam Sharp y Rómulo Fajardo Jr.

Siguiendo con lo épico, uno va leyendo por temporadas lo que el cuerpo le pide. Puedo saltar (sin saltar en realidad) de una novela pulp a cómics de Conan, de un clásico superheróico a una biografía histórica, o de una historia de Terror a relatos costumbristas de Virginia Woolf. Topándome entre tantas letras y viñetas con algunas historias similares aunque cada una en su ramal. The Brave and the Bold: Batman y Wonder Woman es una miniserie de seis números, una de esas aleatoriedades que se le ocurren a un autor un día, e intentan llevarla a buen término con mucho énfasis. Un mundo de mitos celtas donde si bien Wonder Woman puede tener cabida fácil, que esté el orejas picudas como que no cuadra mucho… Pero sólo al principio. Pues como saben los que leen mis reseñas de vez en cuando, me suele suceder con ciertas obras que me sorprenden. Y es que me ha encantado esta miniserie desde el principio. De hecho, hacía años que no leía una tan buena historia tan atípica con personajes tan icónicos como protagonistas.

The Brave and the Bold: Batman y Wonder Woman es una mezcla fantástica de folklore irlandés, misterio, asesinatos y superhéroes sacados de su casillero habitual. Unos reinos fantásticos a los que nos traslada Liam Sharp que escribe y dibuja la obra en su mayoria; autor al que he decidido seguirle la pista desde ya. La mitología celta como base, un escenario atípico para Batman como os decía, donde Sharpe abarca las raíces detectivescas del personaje para mezclarlo con otro que conoce muy bien: la Chica Maravilla, cuya serie regular llevó junto a Greg Rucka en Renacimiento.

¿Qué encontramos? Directamente os diría que nos enfrentamos al asesinato de un dios celta cuyas secuelas pueden conducir a una guerra entre dos mundos. El místico y faérico. Abrir para desgracia de todos una brecha entre dos planos totalmente alejados por una causa mayor. Las deidades irlandesas se han recluido en un mundo mágico donde se ha desatado un conflicto terrible y Cernunnos, Dios de la Fertilidad, pide a Wonder Woman que encuentre al asesino para mantener la paz. Mientras tanto, Batman investiga extraños sucesos en Gotham. Es cuando Diana piensa en Bruce Wayne y solicita ayuda al que llaman mejor detective del mundo. Y resulta que ambos se dan cuenta que sus casos pueden estar conectados. En un mundo donde las normas de investigación no se aplican y cualquier pista puede ser oscurecida por los encantos y la magia, ambos deberán confiar (demasiado) el uno en el otro para llegar a una conclusión. Pero en Tir Na Nóg nada es lo que parece y a medida que la investigación continúa se revelan nuevos sospechosos a cual más peligroso que el anterior. Elatha puede haber sido el rey más reciente de Tir Na Nóg en morir, pero parece ser que la muerte nunca se aleja demasiado de ese trono… Quién tomará la corona y gobernará Tir Na Nóg por toda la eternidad, es tal vez la más difícil decisión de todas.

Con tan poderosos personajes principales y magníficas ilustraciones, The Brave and the Bold: Batman y Wonder Woman se convierte en una trama que mola casi desde el principio. Estuve ansioso desde muy pronto por llegar al final, saber si sería lo que me temía o me sorprendería. Fue lo que me temía. Pero me gustó que fuera así. Aunque es de esas historias que no quería que terminara. Es entonces que investigo sobre la obra un poco más, y me entero que este no es realmente el final. Aunque la trama se cierra, es tan solo un primer acto de un enorme evento místico del que espero en breve poder seguir leyendo.

Reseña: Conan El Bárbaro. Ómnibus 1, de Roy Thomas, Barry Windsor-Smith y VVAA

Lo llevo diciendo un tiempo, y desde ese tiempo, vamos viendo como se publica uno y otro integral a cual más apetecible. Más que nada porque son títulos que engloban grandes épocas y personajes con los que hemos crecido y disfrutado un montón. De los que obviamente, queremos tenerlo todo-todito-todo de ellos. Grandes etapas además que si bien no caben en un sólo integral se recogen en dos o tres. Series completas en definitiva, que jamás pensamos que volveríamos a tener (después de que nuestras madres hicieran justicia, «limpieza», tras nuestro crecimiento), y que ahora de unos años hasta ahora ciertas editoriales nos vienen repartiendo crema para que volvamos a tener en nuestras cómictecas lo mejor de lo mejor. Como por ejemplo, lo que acaba de hacer Panini Cómics editando el portentoso ómnibus contenedor de los veintiséis primeros números (más un par de Savage Tales) de la primera etapa Marvel en la que Conan El Bárbaro se abría paso en la Casa de las Ideas. Empezando así un nuevo éxito dentro del mundo del noveno arte.

Y es que ayer mismo os lo decía: Roy Thomas (1940) nació con ese don de saber trasladar a un guión de cómic, gloriosos personajes literarios. Combinar historia, ficción y obras imperecederas. Roy Thomas, fue el primero en suceder al ya desaparecido Stan Lee como redactor jefe en Marvel. Fue en 1972. Pero Thomas ya había lanzado al mercado su Conan El Bárbaro, un titulo que aunque empezó con muy pocas ventas, poco a poco empezó a alcanzar éxito con las adaptaciones de historias del pulp original que Thomas introducía. Además venían dibujadas de la mano del Barry Windsor-Smith, un ilustrador británico que se había presentando en las oficinas de Marvel Cómics pidiendo trabajo y al que después de impresionar a Roy Thomas con el encargo de un número para X-Men, se le asignó la tarea de llevar la serie del cimerio. Adaptaciones como Clavos Rojos, La Torre del Elefante o La Hija del Gigante Helado son obras donde Barry Smith demuestró después sus más altas cotas de preciosismo, evolución y originalidad.

Panini Cómics lo hace una vez más. Nos trae rauda una obra-compendio que vio la luz en USA el pasado enero de 2019. Un lugar donde revivir las primeras hazañas de Conan en reinos fantásticos de una época pretérita. Descubrir o ver nuevamente (por que os confieso que tan solo pude tener en su día unos números sueltos de esta colección), como se convierte en ladrón, asesino y sobre todo, en leyenda. En la que es para muchos la mejor mejor saga de la historia de la Espada y Brujería. Sabremos de un nacido directamente en el campo de batalla. En las tierras congeladas de Cimmeria, Conan se abre camino a través de los indómitos reinos de los hyborianos, sin escatimar su ira contra hombre, mujer o mago. Aventuras que se convierten en leyenda y en recuerdos de buenos momentos lectores. La creación icónica de Robert E. Howard llevada a los cuatro colores con un trabajo que estableció nuevos estándares en cuanto a guiones de cómics. Primera hazañas en las que vivir junto a Conan como se aventura desde su tierra natal y va perfeccionando sus habilidades como ladrón y asesino, como os decía, pero también como mercenario, pirata y sobre todo, el gran guerrero que es.

Hace unos meses se dio una enorme primicia: los derechos de Conan regresaban a Marvel después de una larga temporada en Dark Horse. Noticia que causó un gran revuelo por que muchos sabíamos que eso significaba que vendrían grandes nuevas propuestas y sobre todo, “rescates” (que es lo que me mola) del personaje. El primer fruto de esta revivida relación viene en formato ómnibus, este genial tomo que os reseño hoy, una serie completamente remasterizada, con algunas ilustraciones restauradas para que coincidan con la majestuosidad de las ediciones originales. Además de cada episodio, portada, artículos, cada sección editorial de entonces… Una edición fiel al original hasta el más mínimo detalle con multitud de reveladores extras difíciles de encontrar.

Roy Thomas escribió cientos de historias de Conan entre cómic-books a color y revistas en blanco y negro. Creó junto a Barry Smith a la deseable y siempre sensual Red Sonja. En Marvel además, ayudó a crear nuevos personajes como Puño de Hierro, Hermano Vudú o el Motorista Fantasma. También tuvo cierto papel en la sombra en la creación de los nuevos X-Men, esos que sí alcanzaron el éxito. Y fue gracias a él que Marvel compró los derechos para adaptar Star Wars al noveno arte, sin los que, según Jim Shooter, Marvel hubiera tenido que cerrar por culpa de la crisis de principios de los 80s. No obstante, con cantidad de obras en su haber, Roy Thomas pasará a la historia por llevar (con maestría) a Conan El Bárbaro al formato cómic. Toda una serie de historias que amplían la cronología establecida por su creador literario Robert E. Howard. ¿Me vais a decir de verdad que no queréis disfrutar del don de Thomas, totalmente culpable de poner de moda la Espada y Brujería en los cómics?

¡Feliz San Jordi!

Reseña: Vlad Drácula, de Roy Thomas y Esteban Maroto

Otra de las joyitas que ha publicado Planeta Cómic en el presente mes es Vlad Drácula, de los maestros Roy Thomas y Esteban Maroto. Como ya os comentaba en la reseña de Creepshow, otra de las chuladas editadas con especial atención al amante del cómic y género de Terror, en general. Lo más increíble de todo es como a día de hoy, una nueva historia sobre Drácula, una historia que muchos nos sabemos de peh a pah, manida en ocasiones y cuyas diferentes versiones suelen ser chusta, resulta que aún se pueden seguir encontrando detallitos interesantes en algunas obras diferentes, y eso que os hablo de un cómic de los años 90.

Tres grapas que Planeta Cómic ahora publica de forma íntegra, en tapa dura, en un volumen al que sólo se le podría achacar un defecto: el color. Por que esto se publicó originalmente en color. No obstante, el editor de Planeta (ese al que le agradecemos los rescates de títulos así) añade una Nota al principio donde aclara que dicha edición se ha llevado a cabo desde una restauración directa de los originales del maestro Esteban Maroto. Por lo que se concurre en dos temas: los originales obviamente están en blanco y negro, hecho que repercute en una mayor calidad de los grabados. Y que según comenta hay tres páginas perdidas de esos originales por lo que se ha recurrido al escaneo para poder presentar la obra al completo. Y no pasa nada. Se dice, se aclara y se disfruta igual. Siendo sinceros, hasta Transilvania llegamos…

A lo que vamos: Vlad Drácula es una vez más una inclinación del maestro Roy Thomas por combinar historia, ficción y una obra imperecedera. Y lo hace otra vez, bien. Metiendo detalles chulos como os decía como por ejemplo que Vlad era el segundo hijo de tres hermanos, para después enfatizar en el conflicto cristiano/musulmán que desgarró Europa en el siglo XV creando un portentoso drama sazonado de grandes y épicos conflictos a los que Maroto pone imagen. Lienzos más bien. Vlad Drácula es una obra directa, sencilla, que aporta muy buenos datos e ilustraciones a la archiconocida historia del chupasangres más famoso de todos los tiempos. En un primer lugar, se nos cuenta la infancia y un temprano reinado de Vlad el Empalador, después se nos lleva a la guerra que dicho monarca tuvo que acometer contra invasores turcos, la construcción del castillo Drácula y el descenso de Vlad hacia los dominios de la máxima crueldad. Para dedicarnos un cierre con los últimos días del Empalador y el oscuro relato de su origen vampírico.

Vlad Drácula (Vlad the Impaler) vio la luz por primera vez en 1992, poco después de que la editorial Topps lanzara una miniserie adaptando la película Drácula, de Bram Stoker. Todo un bombazo que gustó mucho en especial a seguidores de Mike Mignola (una obra que por cierto Norma Editorial acaba de anunciar su reedición), pero Vlad Drácula fue reimpreso en 1995 como The Drácula Chronicles cuando Marvel tuvo un atracón de vampiros con su línea Midnight Sons, incluyendo NightStalkers, Morbius, una nueva miniserie de Blade así como reimpresiones de todos los cruces de Drácula con los X-Men , Silver Surfer, Spider-Man y Dr Strange, entre otros.

Ahora es Planeta Cómic quien publica esta versión del legendario vampiro. Historia a la que deberíais echar un vistazo, pues leer a Roy Thomas y vislumbrar lo que Esteban Maroto es capaz de hacer con el carboncillo no es ninguna nimiedad. Como os comentaba, con detalles muy interesantes que gustan. Os pondré un poco de sangre-miel en los labios: Se explican por qué el «histórico» Drácula, que todavía está en su tumba, es tan diferente a las muchas encarnaciones posteriores que hemos visto en la cultura pop vampírica… ¡A tope!

Reseña: Astro City. Y al final…, de Kurt Busiek, Brent Anderson y Mike Norton

Continúo. Como dejarla. Como no continuar disfrutando de la que es para mí la mejor serie de cómic de superhéroes de toda la historia, y no me canso de decirlo. Por su genialidad, por su independencia, diferencias y originalidad con cada guión. Astro City es amigos, la mejor serie regular de cómics de superhéroes de toda la historia. Trata y trató desde su número #1 sobre las personas. Esa es su fuerza. Ese es su gancho. Astro City explora cómo las personas -gente común, héroes y/o villanos-, reaccionan a las tramas que azotan su mundo, su ciudad y alrededores. La mayor parte de las características físicas: los barrios, las calles y los negocios de la ciudad, así como otras localidades de ficción en este mundo, llevan el nombre de las personas o últimos caracteres asociados con la industria del cómic o su historia. Por ejemplo, la penitenciaría cercana, similar a la famosa Alcatraz, la denominada Biro Island, es una referencia a los cómics del creador Charles Biro, quien es conocido por una serie de cómics del reino del crimen. Y decenas de detalles así. Por eso y por muchos momentos vividos, lo tengo claro, cuando me preguntan por mi serie de cómics favorita.

Astro City me marcó desde muy pronto. Me atrajo una bellísima portada allá por finales de los 90 y sin saber qué trataba, sabía que me iba a molar. Han salido un par de ediciones desde entonces, pero ha sido ECC Ediciones en mi opinión, la que ha sabido darle el tono adecuado para el mejor disfrute: geniales tomitos en tapa dura que atrapan arcos argumentales completos, además de ser tomos livianos, llevaderos, que son económicamente asequibles. Con un lomo multicolor ideal para cómictecas.

Astro City: Y al final…, es el volumen diecisiete de la colección y tal como indica su titulo, contiene los números que llegan al final de la serie. Teniendo siempre en cuenta que se pueden leer de forma independiente, este tomo abarca los números del #47 al #52 de la colección, donde se cierra una serie memorable, aunque después llegarían algunas historias sueltas.

Y al final… contempla tres historias. Un perrito muy guay nos cuenta la vida de Andy, un ladrón de poca monta que sobrevive dando palos en casas y escapando a los mafiosos a los que debe dinero. Su vida cambiará totalmente el día en que roba una joya mágica en una mansión donde ningún ladrón debiera haber entrado… Conoceréis aquí al superhéroe más inusual de toda la serie. La historia de Resistencia está en los titulares de todo el país. Y un reportero está decidido a descubrir la verdad, no simplemente a denunciarla, sino a encontrar a su padre desaparecido. Una historia de protesta, poder, amor y pérdida. Y un héroe enigmático y cambiante. En Y al final…, Michael Tenicek trata de sobrevivir a un pasado que nunca existió. Perdió su mundo hace años. Ahora puede perder otro, ya que su vida normal toma un giro demoledor. Un final centrado en un solo personaje. Uno de los importantes. Considerada por muchos la mejor historia de Astro City.

El maestro guionista Kurt Busiek y el dibujante Brent Anderson (Batman: Black and White) se asocian con el artista Mike Norton (Batman/Superman) para cerrar por todo lo alto esta brillante etapa de la multipremiada serie. Astro City contiene un gran elenco de personajes. La mayoría de ellos viven dentro de Astro City, un centro para los seres súper poderosos pero también para la mayoría de las historias que tienen lugar allí. Algunos argumentos se cuentan desde el punto de vista de los héroes, otros desde la mirada de la gente de a pie, en otros los protagonistas son los villanos o criminales…, y esto, realmente, es por lo que Astro City es súper recomendable y brillante, se mire por donde se mire. En cincuenta y dos números no he encontrado en esta serie una historia como mínimo digna de leer. Decidme entonces si no es para encumbrarla.

Reseña: ¡Conoce a las Súper-Mascotas!, de Sarah Hines Stephens y Art Baltazar

Hace tiempo que ECC Ediciones nos va trayendo cómics súper chulos para nuestros pequeños. Para compartir incluso. Ya que algunas de sus tramas son más que divertidas. Se disfrutan con los peques de muy diversas formas: leyendo, comentándolas, dibujándolas… Las más conocidas, a los más pequeños, o se las lees tú mismo o tendrán un enorme valor si ellos mismos son capaces de hacerlo. Pero que duda cabe que a uno termina picándole la curiosidad por saber qué se cuece, de qué ríe o porqué está tan ensimismado/a, que uno se lo termina leyendo. Me ocurrió con DC Súper Mascotas: ¡Conoce a las Súper-Mascotas! Y aunque fue raro por que nos pusimos con él pensando que sería para niños de más avanzada edad (unos 8-12 años) resultó ser ideal para bastante más pequeños (diría que 4-6 a lo sumo), pese a que en definitiva, la historia se disfruta igual.

Una muy buena publicación. De esos cómics que podemos leer y releer, y disfrutar junto a esas personitas (¡algunas no tan pequeñas!) que quizás sean nuevos en el mundo del cómic de superhéroes… O no tanto. Por que descubres que tienen bastante memoria y llegan a saber sobre superhéores más que tú. Esos mismos que quedarán literalmente enganchados con aventuras así, de golpe y porrazo, las Súper-Mascotas de DC Comics entrando en acción. En este caso, con dos graciosas historias que te sacarán una sonrisa a ti y a los más pequeños. Donde recrearnos en una broma que el pez del Joker trata de gastar a Ace, el Batsabueso, con la ayuda de los Pingüinos del Pingüino. O ver como a Destructo, la mascota de Lex Luthor, le da celos lo bien que se lo pasan B’dg, Ace y Krypto en el parque y se dispone a «borrar del mapa» a las Súper-Mascotas para siempre…

Tengo que reconocer que tengo cierta debilidad por todas y cada una de las ilustraciones de Art Baltazar. Me ocurre lo mismo con Skotie Young en el caso de Marvel. Son dibujos que parecen sencillos, de personajes que amamos, pero de sencillos hay bastante poco. Hay que sacar adelante esos trazos de la nada, convertir a tus héroes favoritos en bosquejos que a la vez sean atractivos a los ojos. Para nada es fácil.

Y como todo superhéroe necesita una Súper-Mascota, en DC Súper Mascotas: ¡Conoce a las Súper-Mascotas! vamos a encontrarnos una serie de la que seguramente querremos más. Saber en profundidad de Krypto, el leal perro de Superman, saber más de Ace, el heroico perro de Batman… Con unos guiones maravillosos para el target al que van dirigidos. Sarah Hines Stephens a los guiones, junto a las geniales ilustraciones del multipremiado en los Eisner, Art Baltazar. Las Súper-Mascotas complacerá a los verdaderos amantes del cómic, tanto jóvenes como mayores. Insisto.

Reseña: CapaBlanca Volumen I, de Joan Mundet

Panini Cómics acaba de publicar dentro de su sello independiente Evolution Comics un primer integral de la serie Capablanca, del genial ilustrador Joan Mundet. Un buen primer volumen integral con historias del personaje ahora tan en boga del autor catalán. Una obra que muchos esperábamos leer en un bonita edición en tapa dura, a color, con una estructura y papel magnífico tal y como se merece disfrutar de estas historias. Llega por fin a nuestro país un primer volumen en formato ideal, después de su éxito en Italia, aunque aquí ya era publicada en blanco y negro por Amaníaco Ediciones.

Este primer volumen de Capablanca contiene en su interior tres novelas gráficas que no son otra que pura aventura, recreación histórica, espadeo y libertinaje. Correcto, es lo que estáis pensando, todo con un tono muy a lo Capitán Alatriste. Pero en otros detrimentos se las ve y se las desea Joan Muntada, un anti-héroe medio que bambolea en la Cataluña y España de inicios del siglo XVII. Un tiempo en el que las calles de Barcelona son pisadas por Miguel de Cervantes, el bandolero Perot Rocaguinarda, el capitán Alonso de Contreras o el conquistador Juan de Orpín. Y es obvio que el autor sepa manejar bien estos lares, pues ya fue recreador gráfico de las portadas del Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte, e incluso adaptó al cómic dos de sus títulos con guiones de Carlos Giménez.

A Cara o Cruz es la primera de las aventuras. Nos trasladamos a Llacera (un pueblo de Barcelona) donde comienza sus andaduras un joven Joan Muntada el cual se cruza con los últimos días del bandolero Caracreu. Joan es un chaval que va recibiendo palos de la vida a la vez que se hace hombre. Una madre que hace años que no ve muere en circunstancias nefastas. En su vida se cruzan familiares, amigos y conocidos, el secretario Gaspar, Jerónima, Sebastià, Janot…; que conformarán sus primeras experiencias en la vida. La llegada de Don Rodrigo de Ucero le aporta un grado de libertad y conocimiento al muchacho, sin embargo, no todo es felicidad, pues el bandolero Caracreu hace aparición con un secreto tras él que nadie espera. Además de repartir maldad allá por donde pasa. Caracreu adopta como sirviente a Joan, quién acumulará conocimiento, vileza y un nuevo modo de ver la vida. En Dos Muertes, Joan sigue malviviendo en Llacera, no obstante, el recuerdo de lo ocurrido con Don Rodrigo le persigue y después de una trifulca con Sebastià, se ve obligado a huir a la Barcelona de la época. Un mundo totalmente diferente, abierto a cantidad de posibilidades tanto buenas como malas para la supervivencia. Y donde la muerte de un amigo desencadena una tragedia en la que Joan Muntada se ve envuelto sin remedio. El Pozo del Olvido es la tercera novela gráfica y última que encontramos en el tomo. Donde Joan, el jovenzuelo bastardo, es condenado por un delito que no cometió e intenta sobrevivir en una cárcel de las duras-duras de la época.

Contó el autor Joan Mundet en una interesante entrevista que le hicieron en zendalibros.com que Capablanca está basado ligeramente en un bandolero de leyenda de la comarca donde vivía. Sin datos históricos concretos, sí que encontró información de un bandolero llamado Joan Muntada que efectivamente existió. Se topó con una gran referencia en su labor de investigación: estaba en la lista de bandoleros de Perot Rocaguinarda que fueron perdonados a cambio de servir durante diez años en el tercio en Italia. Esto le gustó y a partir de entonces, decidió utilizar la fabulación para unir a los dos personajes. Al legendario y al real, y así recrear la hipotética vida de un pícaro-bandolero-soldado del siglo XVII al que terminarán por llamar Joan Capablanca.

Joan Mundet es responsable de haber dibujado las imágenes más creíbles del rostro, cuerpo, manera de moverse y actuar, así como del entorno y de las situaciones vividas del Capitán Alatriste. Borda esta temática. Y es en Capablanca donde esplende con una serie propia, una nueva urbe, un nuevo entorno donde pícaros, carceleros, bandoleros, engaños y traiciones, cobran vida.

Reseña: La Llamada de Cthulhu (Ilustrado), de H.P. Lovecraft y François Baranger

Grandes ediciones atractivas a los ojos. Lienzos fantásticos para con nuestros gustos. Obras geniales en ediciones diferentes y rara vez reeditables para mostrar y vislumbrar de vez en cuando; pero también esas mismas que tienen desencuentros con nuestras bibliotecas. ¿Problema? Su enorme tamaño. Teniendo claro que el contenido es bueno, entonces nos vamos a la balanza: ¿enormes y atractivas ya que son ilustradas o pequeñas e insignificantes dónde el ojo no disfruta del todo? Supongo que estaremos todos de acuerdo en que una ilustración goza de más brío cuanto mayor es su tamaño. Luego estará bien o mal dibujada, gustará o no gustará el estilo, pero caballo grande ande o no ande, ¿no?

La Llamada de Cthulhu inaugura la nueva colección Ilustrados Minotauro. Por lo visto adaptará relatos clásicos en formato álbum ilustrado. En mi opinión, una genial idea pues si algo se hace de este modo, en solitario como que se queda cojo. Lo explico: no es lo mismo tener esta maravilla (encontrarle el sitio adecuado) en nuestra biblioteca y que permanezca ahí al margen mirando de soslayo a sus hermanos pequeños. No es lo mismo que complementarlo con toda una serie de obras, relatos indispensables de leer cada poco, como es el caso del título que os reseño hoy. El Gran Cthulhu, el ser más aberrante, majestuoso, poderoso y terrorífico de esos seres llamados Primigenios (The Great Old Ones) que habitaron la Tierra una vez, mucho antes de que la humanidad apareciera, ahora mediante ciertos seres humanos tienen intentos presentes por recuperarla. El Gran Cthulhu. Un ser siempre presente en la literatura de Lovecraft, alrededor del cual creó toda una mitología de horror contando con personajes científicos, detectives, adoradores y toda clase de casos extraños con los años 20 del pasado siglo como telón de fondo. Emitiendo esa decadencia, caos primordial y pesimismo del que dicen que Lovecraft gozó en vida. El espacio-tiempo entrelazado y una delga linea rozando la locura.

Con este relato, Lovecraft escribe en los años venite una de las historias más famosas de la literatura fantástica americana. Cthulhu, el Gran Antiguo, que sueña y espera en el fondo de los negros abismos oceánicos, se convertirá por sí solo en el símbolo de todo el universo que crea el autor de Providence. Decidme ahora que amante de la literatura de Terror no ha leído alguna vez a Lovecrafto si me apuras, algo referenciado, pues muchos autores siguieron su línea, lo homenajean, incluso en la actualidad. No existe. Un autor con muchos más amantes que detractores, aunque su obra goza del reconocimiento de todos. François Baranger, ilustrador reconocido por su talento para la ilustración, en especial dentro del cine y los videojuegos (Harry Potter, Furia de Titanes, La Bella y la Bestia), anda tras los lápices de esta obra ciclópea, dando visual a lo que el maestro de Providence propuso. Una obra que abre nada más y nada menos que con una introducción del gran John Howe, uno de los tres pilares ilustrativos de la obra de J.R.R. Tolkien.

La Llamada de Cthulhu es un relato con estructura de novela corta publicado por primera vez en 1928 en la revista pulp Weird Tales. Cuenta con dos tramas aunque parece que un mismo narrador da congruencia a lo que se cuenta siguiendo el orden en que él mismo va descubriendo la verdad. Comienza con la muerte de un eminente profesor de la Universidad Brown (Providence), y el estudio de unos documentos que incluyen un informe sobre un ataque perpetrado por una secta. Una investigación sobre los miembros de la secta saca a la luz algunas pistas sobre la horrorosa criatura que veneran, y que supuestamente descansa en profundo sueño en la ciudad sumergida de R´lyeh. La segunda parte de la historia empieza con el cuaderno de bitácora del primer oficial de un barco que descubre la ciudad hundida.

Después de “desayunarme” esta joyita. Uno ya no tiene remedio. Sabe que sólo volverá a esta historia en esta edición. Es lo que tiene acostumbrarse a lo bueno.

Reseña: Aliens. Segundo Asalto, de Dan Jurgens, Kevin Nowlan, Chuck Dixon, Rick Leonardi y VVAA

A muchos es ponernos el tema Aliens casi en cualquier contexto, y hacernos (dicho vulgarmente) el culo Pepsi-Cola. La saga de Alien es una saga cinematográfica de Ciencia Ficción y Terror que en 1979 dio un tremendo pelotazo con enorme éxito tanto entre los que amamos el género fantástico, como los que no. Un diseño fantástico de seres y entornos creados por la genialidad del pintor y escultor suizo H.R. Giger, que dieron lugar a un primer film llamado Alien, el Octavo Pasajero y partir de ahí tres secuelas y dos precuelas que en mi opinión van empeorando con cada nueva entrega. No obstante, Alien y Aliens (la segunda parte) son dos viejas glorias del cine que hay que revisitar como mínimo una vez al año. Y bueno, ya sabéis, esto deparó en cómics, libros y videojuegos basados en la franquicia. Donde curiosamente sí que se encuentran cositas muy dignas.

Pues eso, el culo hecho Pepsi-Cola al ver publicado un tomo llamado Aliens: Segundo Asalto donde se recoge el pacto que DC Comics hizo con Dark Horse para publicar las miniseries Superman vs Aliens, Superman vs Aliens II: God War y Green Lantern versus Aliens. Trabajos además de gente conocida del noveno arte como Dan Jurgens, Kevin Nowlan, Chuck Dixon o Rick Leonardi, entre otros.

Empieza con lo mejor. En Superman vs Aliens la Corporación Lex convoca a Clark Kent y Lois Lane para informar sobre su reciente descubrimiento: un asteroide se dirige hacia la Tierra y no parece nada común. Da la sensación de estar enviando además una señal de socorro que, solamente Clark parece escucha. Y la reconoce como ¿kryptoniana? La batalla con los Aliens y los ciudadanos de Argo tendrán como protagonistas a Superman y Kara. Y a un alien “adulto” que los pondrá en jaque.

En Green Lantern versus Aliens todo se reduce a esto: Kyle Rayner ha recuperado su anillo de poder, y bien que lo necesitará cuando se enfrente a la madre de todos los aliens…, pero, ¿es el increíble poder del anillo suficiente para derrotar a toda una reina Alien? ¿Y cómo acabará Kyle con la amenaza alienígena para siempre? ¿Tomará el camino «noble» de su predecesor, Hal Jordan?

Superman vs Aliens 2: God War es la última miniserie de cuatro números que trae el volumen. Donde Superman se enfrenta una vez más a la eterna ferocidad de los Aliens, pero esta vez sumada a la maldad de Darkseid y sus leales secuaces de Apokolips. Pues cuando una nave (que lleva una cría Alien) se estrella en sus dominios, parece haber encontrado finalmente la clave para crear un ejército implacable e indestructible. Superman, los Nuevos Dioses, incluyendo a Orion y al Alto Padre, una aventura cuanto menos curiosa.

Los monstruos que atormentaron a la teniente Ripley no son un enemigo fácil de batir. Lo sabemos. Matar solo a uno ya es toda una heroicidad. Pues imaginaros a cientos más garrapateando por paredes, techo, suelo…, y una mamá irritada por la muerte de sus crías y por que alguien ha tenido la genial idea de desestabilizar su lugar de crianza. Superhéroes, dioses, da igual. Aquí toca sufrir. Muertes a cascoporro y aventuras que, cuanto más lejos de la Tierra mejor. ¿Habrá un tercer asalto?

Reseña: Creepshow, de Stephen King y Bernie Wrightson

Nunca es tarde si la dicha es buena. O mejor dicho, si la lectura lo es. O mejor aún, si el sueño, si el anhelo se cumple. Ese mismo de tener entre manos algo que tanto deseaste en tu niñez. Algo que en cuanto viste, querías, que en cuanto te enteraste de que se publicaba encantado te hallas.. Y te preguntabas: ¿Y si existe? ¿Y si realmente ese cómic, del mismo modo que lo tiene el niño de la peli, existe, y yo como amante del género de Terror desde que tengo uso razón lo pudiera adquirir? El anhelo. Porque idéntico-idéntico no existía. ¿Tarde? ¿Tenerlo más de treinta años después? Da igual. Pocos pueden estar más felices que yo con un ejemplar de Creepshow entre las manos. Indispensable cómic para los amantes del género que adapta la película de George Romero Creepshow de 1982. Con el guión del rey del Terror, el maestro de muchos escritores de hoy en día, Stephen King. Y agárrense los machos, con el dibujazo del dios ilustrador de lo macabro y recientemente desaparecido Bernie Wrightson. Creador de La Cosa del Pantano y autor de tantas historias en Creepy, Batman: La Secta…, entre otras muchas. Y por supuesto, de la joya ilustrada del Frankenstein, de Mary Shelley que esperemos que alguien reedite algún día.

Planeta Cómic puede ser perfectamente la editorial que más sorpresas traiga cada no mucho al amante del cómic de Terror. Después de la indispensable colección en tapa dura de todos los Creepys y Eeries, ha publicado chuladas como Vampirella, Uzumaki o una considerable ya cantidad de obras de otro maestro guionista-ilustrador como es Richard Corben (Sombras en la Tumba, El Dios Rata, Los Espíritus de los Muertos). Imagino que alguien en dicha editorial es amante como nosotros del mejor género del mundo. Y nos quiere. Es por ello que siempre-siempre hay que tener un ojo puesto en sus novedades. Y entre las novedades de abril publican Creepshow, el cómic de Terror que adapta todas las historias de la maravillosa película de culto, una antología de miedo dirigida por George A. Romero (La noche de los muertos vivientes, creador del género zombie en el cine); y además lo hace exactamente igual a como el cómic aparecía en el film de la mano de un raro niño rubio (¿el hijo de Stephen King?) el cual anda con deseos de hacer cosas malvadas. En definitiva, un enorme tributo a mis amados cómics de la EC de los años 50, aquellos tan atacados por el Cómic Code.

Creepshow contiene cinco macabras historias de Terror puro. El Día del Padre, versa sobre una hija y los herederos de un señor rico y déspota sufrirán su «vuelta”. Cuenta con la escena más conocida de toda la franquicia: ¡¡qUiEro mI tArTAaa!! La Solitaria Muerte de Jordy Verrill, cuenta muy al estilo de la CF de la primera mitad del siglo XX, como un solitario granjero (Stephen King) sufrirá las consecuencias de un extraño meteorito caído en sus tierras. Uno de mis relatos favoritos. La Caja nos describe un misterioso tesoro oculto en una Universidad, el cual será usado para los malvados planes de alguien que no ama demasiado a su esposa. Con final muy a lo Hitchcock, otro de mis favoritos. La Marea trata sobre la venganza y el adulterio. Y de los más macabros planes que muchos urdirían para ejecutar la venganza. Genial comienzo que recuerdo haber visto en el trailer cuando era pequeño.

Y cierra el típico relato más que aterrador, repugnante, en especial para todos aquellos (¿el 98% de la población?) que no soportan el tema cucarachas. Después de leer La Invasión de las Cucarachas más de uno se rascará y mirará en lugares de vuestra casa,donde antes no habíais mirado. Solo por si acaso.

Algunos de estos ya eran cuentos previos de King. Los otros fueron escritos expresamente para el film. Un homenaje, una joyita, un éxito que dio a lugar a un Creepshow 2. Otra película de muy alto nivel terrorífico, con historias inolvidables que ojalá vean la luz también en formato cómic. Yo lo espero. Sería un sueño hecho realidad.

Reseña: Aquaman, de Peter David, Martin Egeland, Kirk Jarvinen, Jim Calafiore y VVAA

Que se publicara el Aquaman de Peter David era cuestión de tiempo. Los que estamos al día, lo sabemos. Lo mismo que vamos intuyendo que hace ya bastante que las editoriales punteras del mercado de cómics de nuestro país como Panini o ECC, ya sí son conscientes que tienen que contentar con sus novedades, tanto a nuevos como a viejovenes. Era cuestión de tiempo. Y ya que se le hace “un favor” al viejoven, que menos que traer lo mejor de lo mejor como es el caso de esta obra.

Los que alabamos al maestro Peter David, lo hacemos especialmente por su trabajo con Hulk y Aquaman. Donde en mi opinión soltó un derroche de inspiración maravilloso. Con nuestro héroe acuático fue en agosto de 1994 cuando la serie de Aquaman (el Volumen 5) fue a parar a sus manos junto a uno de mis ilustradores favoritos de la infancia, el señor Martin Egeland. Aunque poco después fuera sustituido por Jim Calafiore, regalándonos también una de las mejores visualizaciones del personaje. Y todo en unos deprimentes años noventa donde raro era el titulo que destacaba por su guión en el mundo de los superhéroes. Años de especulaciones con cantidad de números uno, espectaculares portadas con brillitos, personajes mega-musculosos y armas enormes como sus propios cuerpos… Violencia a cascoporro. Una década donde primaba más lo visual que lo narrado. No obstante, el Aquaman, de Peter David fue una de las pocas joyas que brillaron entre tanto fango. Considerada una obra de culto desde entonces, ya que no es un personaje puntero en los USA, siempre considerado héroe menor… Pero a partir de aquí, y de chuladas como Las Crónicas de Atlantis (con un Aquaman morenazo y el tremendo dibujo de Esteban Maroto: http://cronicasliterarias.com/2018/03/12/resena-aquaman-las-cronicas-de-atlantis-de-peter-david-esteban-maroto-y-vvaa/); la cosa empezó a cambiar.

Según anuncia ECC Ediciones, en tan sólo tres volúmenes tendremos recopilada esta maravilla dedicada al Rey de los Siete Mares. Cuarenta y seis números, cuatro especiales y una miniserie a modo de prólogo, que restauró la dignidad del personaje. En este inicio se recoge la miniserie de cuatro números El Tiempo y la Marea; y luego los dieciséis primeros números de la serie regular más el Aquaman Annual #1. Llevándonos en primer lugar a un perdido arrecife donde un desolado Aquaman está usando sus poderes para sobrevivir. Pero Aqualad, su antiguo pupilo, lo rescata de su retiro espiritual para investigar juntos el hundimiento de un submarino atómico. Esto les lleva a una feroz batalla con el villano Caribdis, que tiene como rehén a alguien muy importante para el Rey del Mar. Todo resulta un plan para atraerlos…

Pero más. Mucho más. Aquaman debe salvar a Aqualad, Dolphin y a sí mismo. Luego se propone fabricar su propio símbolo haciendo un arpón de retazos para reemplazar su mano faltante. Así que le pide a Vulko que cree un modelo improvisado para adaptarse a las características adicionales que poseía. Mientras tanto, Porm y varios delfines son capturados por pescadores japoneses con fines experimentales. Aquaman se enfrenta al Almirante Strom, con Superboy de por medio. Hace su aparición Lobo que tras una intriga espacial con los delfines, acaba dando leña. Se habla también de Inupiat, un pueblecito de Alaska que está teniendo problemas con un monstruo marino (me encantó) y donde Aquaman, Aqualad y Dolphin se enfrentan a Strom. Y más: Aquaman exigiendo respuestas a su padre Atlan, Aqualad regresando a Atlantis para interrogar a Vulko sobre su visión de Tula y aprendiendo la leyenda de los magos atlantes que habían dominado hacía mucho la resurrección de los muertos, Los Seis Profundos haciéndole una oferta a Aquaman y a su espíritu afín… Un no parar.

Porque estas aventuras son eso en definitiva: un buen cúmulo de buenas aventuras una tras otra. Ramales de guión que se entrecruzan y tarde o temprano se abrazan. Donde se nota una gran expectativa y un enorme trabajo detrás, por sacar adelante algo nuevo y diferente en años duros. Con rumores curiosos que uno se entera como que DC Cómics impuso a Peter David que su Aquaman tenía que perder una mano por que estaba de moda esa tendencia. Los volvía “más oscuros” y desatados. Seres atormentados, de pasado trágico que atraían al público de entonces. Larga melena, barba, perder su reino, su familia y una de sus manos… ¡Toma ya! My friends, impactante ver como la pierde.

El conocido Aquaman, de Peter David, ya está en la orilla. No os lo perdáis por nada del mundo.