Archive for Juan José Castillo

Reseña: Red Road. Primera Época, de Derib

RedRoadMás western. Y es que cuando uno se engancha a este género, ya casi que no puede parar. En especial, si se toca el tema o síndrome amerindio como bien explica Élan Noir (antiguo jefe Sioux, chamán y curandero) en el magnífico y completo Preludio que se marca al inicio de este integral del Red Road de Derib que acaba de publicar Ponent Mon entre sus novedades.

¿Y quién es Derib? Un clásico autor suizo que ha trabajado en un enorme variedad de obras y que destacó sobre todo cuando en 1970 creó al pequeño Yakari, un pequeño indio que prometía un futuro brillante en los cómics para jóvenes y adolescentes. Después vinieron más éxitos. Un western semi-realista creado en 1972 que a muchos os sonará: RedRoad01Buddy Longway; sobre todo, por que a día de hoy Ponent Mon ya cuenta con dos integrales en su haber. En definitiva, un género cuya bienvenida entre aplausos fue provocando que Derib encaminara un poco su carrera en los 80s hacia el género western tan de moda por esos años (y por estos). Con la genial idea de centrarse en los indios, vistos desde dentro y como protagonistas, como ocurre con los álbumes que hoy os propongo.

Red Road – Primera Época recoge los tres primeros álbumes de Celui qui est né deux fois (El Que Nació Dos Veces), nombre original de Red Road. Episodios y vida de un nativo original donde se mostraban fuertes y en su sitio, la cultura nativa original del norte de América. Agua de Lluvia es el título que da inicio a los primeros años. En un pueblo indio, un niño acaba de nacer. Su nombre será Agua de Lluvia, en memoria a la enorme tormenta que retumbó ese día. La dulzura acuna las primeras lunas del niño, pero muy rápidamente, es la violencia la que enfrentará a una familia diezmada. Agua de Lluvia es adoptado por el chamán de otra tribu y en su nueva aldea, se RedRoad22interesará cada vez más en las actividades del curandero, que se prepara para cumplir su propio destino. El espíritu de Wakantanka está con él. Agua de Lluvia se convertirá en El Que Nació Dos Veces.

La Danza del Sol se centra en el proceso. El adolescente no entendió ciertas cosas acerca de su nuevo nombre y termina recibiendo algunas respuestas. Este álbum es el paso a la edad adulta, marcado por el cambio de nombre. Agua de Lluvia busca su camino para enfrentarse a la naturaleza y a las pruebas de vida, usando en pelea singular sus posibilidades de suerte, casualidad y destino. Aunque esto no evitará la dolorosa pérdida de un ser querido. Y de un bisonte desempeñando un papel determinante en la trama. Si la muerte está muy presente o amenazante, la valentía de Agua de Lluvia le llevará a participar en la famosa danza.

El Árbol de la Vida marca el final de la primera época. Este álbum editado en 1984, muestra a El Que Nació Dos Veces en su papel de curandero. Después de haber aprendido mucho con su maestro y abuelo adoptivo, el joven se convierte en el curandero de la tribu. El fuego sigue siendo su amigo y tiene Red Road_T1 Inside pages_edu.inddvisiones que le permiten hacer predicciones, ya sean felices o de advertencia. Predice un invierno difícil, alentando a sus hermanos a redoblar su entusiasmo por la caza de bisontes. Su visión de la llegada del hombre blanco, muy inquietante, desafortunadamente lo deja sin medios de reacción e incluso demasiado ingenuo, porque confía demasiado en la práctica de los intercambios. Lo que le vale en particular el reconocimiento eterno de los Ciervos Rojos… Un genial álbum donde entendemos algunos de los porqués las tribus indias competían entre sí.

Un integral de una primera época indispensable. Un genial tomo que ilustra perfectamente las palabras de Derib: “Toda vida tiene un significado. Todos deben trabajar en sí mismos para descubrir el significado único y personal de su vida…». Además de contar con un hermoso trabajo de colores naturales, donde Derib muestra su poderío gráfico.

RedRoad222Para apreciar verdaderamente esta serie, debemos aceptar las creencias de los indios, especialmente la estrecha conexión de estos hombres con el elemento natural. Queda el toque sobrenatural que va más allá y que Derib obviamente sostiene. Pero Derib vuelve a ser maestro dibujando la naturaleza: caza, persecuciones, ritos de iniciación y algunos paisajes a página completa. Una segunda lectura (como hice casi al momento de acabarlo), permite apreciar mejor su talento como narrador a través de cada viñeta.

Reseña: Kairos, de Ulysse Malassagne

kairosNatural como la vida misma es encontrar una historia diferente que sorprende, donde menos te los esperas. Últimamente, casi cualquier desafío o mínima señal de que algo me puede gustar, me gusta. Es en esos resquicios, en esos breves instantes, que… can you feel it! Y si con ellos conozco a jóvenes autores que vienen pisando fuerte en la BD, pues claro que puedo sentirlo. Y tanto. Y eso que las portada del tomo que acaba de publicar Norma Editorial sobre Kairos no es especialmente llamativo a espuertas; pero no sé, esos personajes de toque fantástico me decían algo…

Ulysse Malassagne es un joven autor (y ahora no asustaros) de tan solo veintidós años. Esto duele. Pero a la vez alegra ver lo que viene en camino en el mundo del noveno arte. Ulysse lleva publicadas solo kairos02tres obritas (que intentaré leer) en el mercado del cómic europeo hasta llegar a Kairos, la cual acaba de aterrizar en nuestras librerías. Director, guionista, animador, diseñador, autor de cómics, Ulysse Malassagne parece gozar a su pronta edad de una amplia gama de talentos. Originario de Aurillac, este joven entusiasta de los cómics fue descubierto por profesionales, después de ser seleccionado en el concurso Jóvenes Talentos del Festival de Angoulême en 2008. Después del pelotazo que fue su Jade en 2013, en ese año también sacó el primer álbum de Kairos. Volumen que nos trae Norma Editorial recopilado y que hoy os reseño. Un relato repleto de acción ambientado en un mundo medieval poblado por extraños monstruos que es a la vez un cautivador retrato de una relación de amor en dificultades.

kairos01¿Pero qué es Kairos? Pues una de las hermosas sorpresas de este final de año, título a degustar en la sempiterna categoría de “álbumes legibles para todoslos públicos”. Una trama bastante clásica, pero cuyo nudo y desenlace llega a rozar lo tierno y lo más importate: evoca a un lugar muy común que todos conocemos, por que ya hemos estado allí. Oculta un acceso a un mundo paralelo. Aquel con quien sentiste más complicidad e intimidad resulta ser un personaje fantástico. La abertura, el pasaporte, la revelación, que está oculta a la vista de insensatos, mas, una noche de insomnio y luna llena, mientras que el gesto adoptado por Nills no parece tan lejos del sonambulismo; algo irracional lo empuja hacia -en sentido figurado- su destino.

kairos04La tentación renace entonces para imaginar (aunque yo pondría la mano en el fuego por ello), que no solo en sueños y desvaríos los tipos comunes se convierten en héroes cuando tienen que volar al rescate de su princesa. Amantes. La perspectiva de pasar un momento a solas con Anaëlle en una casa perdida en medio del bosque a Nills le hace feliz. Sin embargo, ni la cabaña, ni la joven, aún han revelado su verdadera identidad. Ya la primera noche, todo cambia y Nills se sumerge en un extraño mundo del que volverá o quizás no merezca la pena volver.

El estilo de Ulysse Malassagne tiene el don de devolver al lector a los sentimientos mostrados en su niñez. Aparte de dos escenas con diálogos al final del volumen para iluminar al espectador sobre el pasado y las motivaciones de este mundo de estas extrañas criaturas, la narrativa adopta una kairos03referencia con un trasfondo bastante adulto y que hace pensar.

El ilustrador y animador francés ofrece un relato cautivador en muchos sentidos y con bastantes apuntes a lo que tener una relación seria supone.

Autor a seguir.

Reseña: Batman. Harvest Breed, de George Pratt

batman_harvestbreedVolver a la fuente marchita. A disfrutar del mejor Caballero Oscuro en investigaciones entre tinieblas, cementerios, gatos y gotas de sangre que antes no estaban ahí en esa cripta. Este tipo de cómics de Batman son los que me atraen, y es ver una de esas portadas, dibujo y guión de George Pratt, con ese toque de vampirismo comiquero semi-surrealista a lo 30 Días de Noche; que uno saliva y decide ir a por él. Por que sencillamente no dejas de pensar en él.

Bruce Wayne es torturado por sangrientas pesadillas de demonios y sacrificios. Vuelve esa casi premonición que parecía estar desarrollándose en el personaje en los comiqueros años dos miles. Mientras tanto, un asesino en serie intenta recrear un ritual de asesinato basado en los puntos de una cruz. Tal ritual se ha intentado muchas veces a lo batman_harvestbreed03largo de la historia, pero en esta ocasión en particular, los riesgos parecen ser mucho más altos y mucho más personales. Solo una niña llamada Luci Boudreaux, fugitiva y sobreviviente al infierno de la única guerra que ha perdido oficialmente los USA, parece tener una respuesta al dilema.

Batman: Harvest Breed es todo oscuro, extraño y maravilloso… En ciertos aspectos. El maestro ilustrador George Pratt volvía a su Vietnam, regresó para sacar adelante este thriller sobrenatural protagonizado por el Caballero Oscuro, aunque lo cierto es que no todo el mundo quedó contento. Los fans esperaban una obra cumbre, algo glorioso como el nivel superior alcanzado con Enemy Ace: War Idyll. Pero, ¡ay friends! No siempre todas las nueces están tan buenas. De hecho, la mayoría tienen más o menos el mismo sabor. Todo es cuestión de la pasión que tengáis por ellas.

batman_harvestbreed02En definitiva, encontré una muy digna historia en Batman: Harvest Breed. Una mezcolanza, quizás un poco cóctel, que pudiera descolocar al aficionado más clásico del orejas picudas o al que no quiere ver género de Terror ni en pintura, nunca mejor dicho. Pero como no es mi caso (ni creo que el mucho de ustedes) deciros que disfruté en bastantes puntos con este batiburrillo, este Bloody Mary fresquito y oscuro de veteranos de guerra, sacerdotes vudú, curanderos, demonios y una fuerte tensión entre Batman y el comisario Gordon que no había visto hasta ahora. Tanto como para verlos llegar casi a las manos.

Una serie de asesinatos rituales en Gotham y Bats descubriendo una puerta al Infierno. Esta es una de esas historias de brujería y vudú que nos encanta a cierto selecto grupo de seguidores. Con ideas chulas como un curandero que consiguió una sustancia prohibida en Vietnam con la idea de hacer el batman_harvestbreed01Bien pero con tanto Mal a su alrededor acosándole que difícil salir indemne.

El arte aquí es muy similar en algunos aspectos al toque Dave McKean o Ashley Wood. Nos movemos entre lo abstracto y lo bellamente dibujado sin perder el ritmo. Misticismo entre oscuridad que increpan nuestra tranquilidad lectora. Y entre tanta oscuridad, un Caballero Oscuro que debe encontrar una manera de recuperar sus sentidos y resolver un caso. Uno de esos que rara vez puede ganar.

Reseña: Ken Parker (Tomos 11 y 12), de Berardi, Milazzo, Mantero, Marraffa y Alessandrini

kenparker111Aunque no sean seriales, ni tengan continuidad, dentro de sus posibilidades, el buen lector nunca deja de lado ciertas obras. En especial, si son títulos fácilmente digeribles, con buena calidad, un tema que a uno cada vez le gusta más (¿la edad?) y sobre todo, si además de todas estas virtudes gozan con la cualidad de ser llevaderas. Es decir, capaces de ser leídas en cualquier… (y digo cualquiera) de los lugares posibles para leer. Es lo que me ocurre con estos tomitos que ECC Cómics sigue publicando sobre la magna obra del spaguetti-western en cómic como es Ken Parker; que uno es capaz de: en el metro, salas de espera o incluso a la espera de que salgan los niños del cole o en cualquier tiempo muerto que se precie; uno (o yo y así no generalizo demasiado), es capaz de disfrutar de estas historias. Y es que kenparker1105se disfrutan tanto y se leen tan rápidamente que hoy no me queda otra que reseñaros dos tomitos a la vez. Es fácil. Cayeron a la vez.

Dos tomos, cuatro títulos. Dos volúmenes que contienen los números #11 y #12 de Ken Parker, publicados originalmente entre los meses de junio, agosto, septiembre y noviembre de 1979. En estos episodios, Giancarlo Berardi formó equipo creativo con el también guionista Maurizio Mantero y con los dibujantes Bruno Marraffa (Mister No) y Giancarlo Alessandrini (Martin Mystére), ensanchando los límites de una leyenda del Oeste. Y a su precio, yo digo: ¿se puede dar más por menos?

kenparker1102Justicia Divina nos traslada a Lawton, Oklahoma, donde conocemos que Alice Mclean ha sido asesinada y todas las flechas apuntan como sospechoso al soldado Lyman Ames. Como es habitual en estos casos, Parker se cruza en la intriga y su investigación tensa las relaciones entre la pequeña comunidad ganadera y un fuerte cercano. Revelando un secreto del que Ken Parker será testigo.

El Día en que Ardió Chattanooga es una de las historias que más me han molado. Y eso que ya llevo unas cuantas a mis espaldas. Todo sucede con esos buenos robos de bancos que tienen los westerns, no obstante, a la misma vez, se da un incendio en el pueblo y esto hace que la atención se desvié hacia el fuego. ¿Un mal mayor o un mal menor intencionado? ¿Hay que arrimar el hombro contra los atracadores o contra el incendio? Una muy buena historia.

kenparker112El tomo número #12 abre con La Reina del Misuri. Una trama donde ves que los años van pasando y que el personaje crece…, junto a ti si lo vienes siguiendo desde el tomo uno, claro. Su nomadismo, su eterno viajar, lleva a Ken Parker hasta las aguas del Mississippi y a encontrarse con el “Missouri Queen”, un barco a vapor que pese a navegar aguas tranquilas, a bordo lleva una enorme entre sus tripulantes. Un lío en el que Parker no le queda otra que mediar.

En las Tierras de Montana es el punto más lejano donde he visto a Parker actuar. La llegada a un rancho con una trifulca (qué raro), el rancho de los habitantes Doble T. Un lugar al que curiosamente llega nuestro protagonista llevado tras una estampida de caballos. La llegada a un estado de puro western, semienterrado entre las Montañas Rocosas, con un apodo sobre todo los demás (Treasure State) que hace presagiar, lo que vienen aquí buscando ciertos maleantes.

Ken Parker cumpliendo cuatro décadas y siendo recuperado así cada titulo. El día que un tomo de Ken Parker no me guste os prometo que lo sabréis. Pero hoy no es ese día. Y aunque siempre aprovecho kenparker1104para reivindicar que se hubiera merecido una edición de todos sus números, uno a uno, en tamaño cómic europeo, a color y a poder ser económicos; tampoco desmerezco estas ediciones de ECC tan llevaderas y degustables a su modo. Dije, digo y seguiré diciendo que es una de las mejores obras de la historia del noveno arte. Además, de la extensa galería de artistas italianos que me ha descubierto.

Reseña: El Fin del Imperio, de John Scalzi

elfindelimperioCon el paso de los años, desde Robert A. Heinlein e Isaac Asimov hasta Gene Roddenberry y George Lucas (y así sucesivamente), uno descubre que es narrativa básica repetir una y otra vez en la Ciencia Ficción, el deseo humano de alcanzar las estrellas. Mas, si se vuelve y es con calidad bienvenido sea. El Fin del Imperio, de John Scalzi, es una de las narrativas de hiperespacio revisionistas más importantes que se han presentado en la actualidad. Vio la luz en 2017 y se alzó con el Premio Locus a Mejor Novela el año pasado. John Scalzi, un pedazo de autor que ha llegado para quedarse, perturba en El Fin del Imperio, y con supuestos fáciles, el tema del hiperespacio del que tanto se habló en la Edad de Oro de la CF.

Las primeras historias publicadas de John Scalzi fueron sus novelas denominadas La Vieja Guardia. Historias donde se reclutaban a ciudadanos de setenta años o más de la Tierra para unirse a las fuerzas de defensa de colonias humanas en el espacio exterior. Se marchaban para nunca volver, pero eso les alargaba la vida. Mucha gente observó en dichos libros similitudes intencionadas sobre el gran clásico Starship Troopers, pero con un toque original que lo volvia factible. Estoy de acuerdo. Nada de plagio, más bien homenaje, ¡y qué homenaje! Por que dichas novelas son joyas en sí mismas, indispensables para todo aficionado a la buena CF.

John Scalzi nació en 1969 y es un escritor estadounidense, escritor online y expresidente de la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de América. Es sobre todo conocido, por las novelas que os comentaba antes: La Vieja Guardia, una trilogía, cuyos títulos de forma independiente han sido todas nominadas a los Premios Hugo. El autor ya había ganado el Hugo al Mejor Fanwriter en 2008 basado predominantemente en su blog. Además uno de los últimos libros que leí suyo, Redshirts, una comedia hilarante, se llevó el Premio Hugo 2013 a mejor novela del año.

¿Y por qué os cuento todo esto? Para qué veáis la poderosa predisposición y ansia que siento cada vez que una nueva obra de Scalzi llega aquí. Y como siento el deseo de contarlo cada vez que disfruto tanto. Y bueno, ¿qué encontramos en El Fin del Imperio? Aunque ediciones Minotauro da una sinopsis bastante extensa y acertada, yo empezaré diciendo que sobre todo, es una novela basada en una premisa singularmente intrigante. En un futuro muy lejano, en la humanidad existe un imperio interplanetario llamado la Interdependencia, sus puestos avanzados conectados por el Flujo: una serie de corrientes espacio-temporales naturales que facilitan el viaje rápido entre diferentes partes del Universo. Como el Flujo existe sin preocuparse por las preferencias planetarias humanas, y como la ruta del Flujo a la Tierra se perdió hace siglos, la mayoría de la gente vive bajo suelo en ciertos hábitats planetarios o en estaciones espaciales a lo largo de estas rutas que el Flujo mantiene conectadas. Hay comercio, viajes controlados por el gremio aristocrático y las familias solo existen en mundos verdaderamente  habitables. Pero hay un planeta llamado Fin, llamado así porque es el reino más distante de la Interdependencia, al que solo se puede acceder mediante un solo par de flujos. Y ahora el Flujo ha comenzado a moverse. Durante mucho tiempo fue estable. Pero se acabó, está colapsado y sin él, la supervivencia de toda la Interdependencia, de los planetas aislados y las vidas que ocupan, en definitiva, de la raza humana; todo-todito-todo llegará a su fin. Tres individuos. Un científico, el capitán de una nave espacial y la emperox de la Interdependencia tienen en sus manos salvar la raza.

La historia comienza con un prólogo, y dios sabe que Scalzi es bueno en eso. El capitán Arullos Gineos, ya lidiando con un motín… Los homenajes son evidentes, pero repito, mientas sean a obras gloriosas y estén bien hechos, es decir, que paseen por distinta acera a la del plagio, para mí son bienvenidos Y eso lo hace muy bien Scalzi. Así que me percaté de como El Fin del Imperio combina elementos de la Fundación de Asimov con el Dune de Herbert, o la serie Culture (La Cultura, no sé si aquí se tradujo así), de Ian Banks. Un buen sandwich mixto de tres pisos. Una manera que me pareció encantadora como fanático del género. Me gustaron las referencias a El Colapso; Scalzi describe muy bien “Ese viejo futuro de la Edad de Oro” en unos ocho puntos. Además, la versión del hiperespacio que encontramos aquí (llamada Flujo) no es simplemente una “velocidad fantástica sino una especie de extraña formación físico-ontológica que se esconde bajo el espacio tridimensional. ¡¿Cómo?! No os preocupéis, Scalzi no es de los que rallan. Lo describe muy bien. Dadle una oportunidad y lo veréis.

El Fin del Imperio gusta, deleita y está llena de buenos momentos. Ciencia Ficción que mola.

Reseña: Muerte. A las Puertas de la Muerte, de Jill Thompson

ALasPuertasDeLaMuerteEn ocasiones, uno se pone con un título únicamente atraído por el autor. Es un mal que nos ha llegado a todos. Un mal bueno en mayor medida, ya que si se cumplen los pronósticos tenemos cierta calidad asegurada para con nosotros mismos. Habiendo sido fan del Sandman, del Neil Gaiman, me atrevería a decir (sin ser obstinado) que fui uno de los primeros de este país que lo disfrutó y lo recomendó a sus amigos en su día; uno que ha sufrido tanto de ver que aquello, el eje principal, terminó. Así que no queda otra que devorar todo cuanto haga referencia a una de las mejores obras del noveno arte que jamás se han escrito. Volver a ese perfume. No obstante, si volvemos a la primera frase de la reseña, aquí el autor al que hago referencia no es el señor Gaiman, sino la ALasPuertasDeLaMuerte02premiada y en boca de muchos, Jill Thompson.

Acreditada como guionista, colorista, entintadora, pero principalmente como ilustradora; Jill es la artista femenina más conocida actualmente en el mundo de los cómics. Goza de un Premio Eisner y precisamente el año pasado estuvo firmando en el Salón del Cómic de Barcelona. Una autora que ha ascendido como Flash en un mundo tan dominado por hombres. Aclamada por su trabajo en Wonder Woman, La Cosa del Pantano, Los Invisibles, Los Libros de la Magia, Fábulas y Orquídea Negra, desvió un poco su atención hacia el mundo de Sandman y creó la peculiar miniserie Finals, donde también se encargó de escribir y dibujar la novela gráfica Dead Boy Detectives, centrada en los personajes que en su día presentaron Gaiman, Matt Wagner y Malcolm Jones III.

ECC Ediciones tiene en su catálogo varias obras de esta magnifica autora. El Libro de los Cuentos Perdidos (una socarrona reinterpretación de los personajes creados por Neil Gaiman), un Especial Grandes Autores de Vértigo sobre su propia obra que me encantó. Y algunos Grandes Autores de ALasPuertasDeLaMuerte04Wonder Woman junto a los dioses de esto George Pérez y John Byrne. Así que de un modo u otro llegué, me sentí atraído, por este tomito llamado Muerte: A las Puertas de la Muerte, cuyo argumento me sonaba…. Veréis, he leído tanto y sobre tan diferentes cosas que cuando algo me suena, intento evitarlo. Me digo a mí mismo que el subconsciente juega con los miles de argumentos de mi cabeza y los relaciona de algún modo. Y así me engaña. Sin embargo, si el run-run sigue, me informo. Aunque me espero a leerlo para no decepcionarme, si es que hay decepcionarse.

Y así era. Lo narrado e ilustrado en Muerte: A las Puertas de la Muerte no es otra cosa que la reescritura (en formato manga) del prólogo narrado por Muerte en Estación de Nieblas de la serie The Sandman. Aunque en el nuevo contenido, hay algunos grandes momentos, y Muerte está tan bien llevada como lo hiciera Gaiman en su día.

ALasPuertasDeLaMuerte01Y si no eres tan fan, ¿qué encuentras? La fiesta del Infierno. Literalmente. La sinopsis lo cuenta muy bien. Muerte, la chica gótica favorita de muchos (me incluyo), es prácticamente expulsada de su propio reino después que sus hermanas Delirio y Desesperación organicen una fiesta salvaje en su casa. Lucifer, Lucero del Alba y Rey del Inframundo, abdica y deja el trono. Deja la llave a Sandman (hermano de Muerte) y Sandman no sabe qué hacer. Los seres más repugnantes pueden abandonar ese lugar. Pero esa es casi otra historia y fue contada en otro lugar. Aquí el problema es para Muerte. Cantidad de seres en su apartamento liándola. De ella dependerá la situación.

Con el encanto del manga, ese estilo artístico que atrae, además de un formato ligero casi de usar y tirar; Muerte: A las Puertas de la Muerte me ha sacado una sonrisa. No esperes un brillo excepcional a nivel ALasPuertasDeLaMuerte03de The Sandman u otras miniseries de Muerte. Pero muy recomendable esta “anécdota” para fanáticos de la serie o para los que disfruten como yo de ver a un Eterno en mitad de un lío tan costumbrista como es cuidar de tu casa sea como y pese a quién venga.

Reseña: Carne de Patíbulo (Integral), de François Capuron, Fred Duval, Jarzaguet e Isabelle Rabarot

Carne de patíbulo cover.inddPonent Mon y sus continuas joyitas del Oeste… Dice la sinopsis editorial de Carne de Patíbulo:

«Al final de la Guerra Civil, la familia Granger va en busca de un tesoro escondido por su difunto padre. Pero, ¡cuidado! ¡El camino está lleno de trampas! Por el honor, por la libertad, por venganza o por un puñado de dólares, cuatro destinos se unen en una horda que cabalga furiosa hacia lo más profundo de un Tennessee devastado por la guerra. Cuatro destinos en un único camino, el que conduce hacia el oeste, donde es inevitable transgredir todas las leyes…». Y yo añado más, y no para engancharos así por las buenas, si no para que veáis como atrae por sí sola esta trama que bien pudiera hacer salivar a Tarantino en una de sus tardes de carnedepatibulo01sofá.

Una excelente sinopsis que abre un serial de cuatro álbumes que Ponent Mon nos trae en un sendo integral, de esos que nos gusta tener en una buena edición de europeo para disfrutar en esos momentos de “tranquilidad” en el que deseamos perdernos entre tiros, traiciones inesperadas y enfrentamientos en puebluchos de mala muerte.

El Jardín de Lis abre el tomo, donde nos trasladamos a 1865 en unos Estados Unidos con su Guerra Civil tocando a su fin. Una señora, Madame Granger, tiene un solo objetivo: encontrar a su esposo, prisionero de los norteños. Pero está detenida en Fort MacLaglen y como puede, resiste los duros interrogatorios de los casacas azules. No obstante, está decidida a llegar tan lejos como para robar los Carne de patíbulo inside pages_edu+.indddólares destinados a la reparación de la iglesia de Church Hill; un atraco organizado junto a su familia, cuyas ganancias se utilizarán para formar un ejército y sacar al cabeza de familia de su cautiverio.

Le sigue La Brigada de Hierro. Y en el lío: el amor debe triunfar. ¿El acaudalamiento, el tesoro, los dineros? Quizás perseguirlo conduzca a una verdadera masacre. Una segunda historia emocionante que concluye el primer ciclo de manera excelente. Sin embargo, a lo largo de este segundo álbum se van gestando ciertos resquicios que te dejarán lo suficientemente intrigado como para ponerte rápidamente con…

Seis Secretos. Aquí la historia parece tomar otro giro y el destino se esfuerza por cruzar las vidas de los diferentes protagonistas. Mucho mejor para nosotros, para entender esos resquicios de los que os hablaba antes. Un tercer volumen excelente. Todo lo que se exigen en los western clásicos lo encontraréis en Seis Secretos: título atractivo, amor, traición, violencia, el poder del dinero… Y donde la alianza entre Lopeman, Shannon y Nathanael promete un emocionante cuarto episodio como es…

Kansas River, donde Wallace Lopeman cobra total importancia. Un volumen con un poco menos de intensidad que sus predecesores pero dispuesto a cerrar una saga de cuatro volúmenes de muy buen carnedepatibulo05nivel. Una atmósfera bien montada, y donde se nos encamina a compadecernos de Lopeman, de este tipo que se puede llegar a odiar fácilmente al principio de la saga.

Escrita por François Capuron y Fred Duval, e inteligentemente ilustrada por Fabrice Jarzaguet con un toque muy particular que me encanta -ilustrador que descubrí en su día en el díptico Bunker Baby Doll-, en Carne de Patíbulo destaca bastante también el color que aporta Isabelle Rabarot. Tan logrado, que me hizo interesarme por ella y buscar las obras en las que trabajó.

Hubo un tiempo no muy lejano en los que los amantes del western, se sentían perjudicados por la pequeña cantidad de novedades de este género que se editaban. Con el paso de la odiosa de crisis y del aquel seco y frío invierno de cuatro años, vienen buenos tiempos donde editoriales como Ponent Mon destacan con títulos que casi cada mes, sirven en plato caliente, alimento para los fans de uno de carnedepatibulo06los géneros que más fuerte empujón han dado al mundo del cine. En resumen, Carne de Patíbulo tiene todo lo que pedimos algunos al género. Incluso ese tono a Blueberry en ciertos detalles de argumento y dibujo, que gusta ver. Homenajes que siempre gusta encontrar. Una excelente sorpresa. ¡El Norte contra el Sur! Y desde hace mucho, una historia que hace hincapié en que los monstruos estaban en el tan nombrado Norte.

Reseña: Motor Girl, de Terry Moore

motorgirlLa última de las obras que me quedaban por reseñar de Terry Moore, era Motor Girl. Aunque me hubiera gustado devorarla en una mejor edición, más grande al menos para poder disfrutar de los dibujazos de Moore, la cuestión indispensable era leer toda la serie de un tirón. Y eso sí se puede hacer en este mini tomo recién publicado por Norma Editorial. Los diez números que completaron la serie, aquí se hallan. Terry Moore regresando a una genial historia (con protagonista femenina muy lograda como le caracteriza) después de deleitarnos/me con Strangers in paradise, Echo y Rachel Rising; una de las obras de cómic de Terror que más me han gustado últimamente y que más alto ha quedado en mi ranking desde entonces.

motorgirl01Una trama de superación, fantasía y estrés postraumático, dice la sinopsis. Pero yo vi algo más que eso. Una Samantha con una vida de lo más peculiar, realista y en un principio típica en los mil y un lugares de la América profunda. Una de esas personas de vida conservadora, rutinaria, hasta que… Pues sí, hasta que un OVNI se estrella contra su depósito de chatarra y todo cambia. Y ella no se asusta, Samantha goza de esa felicidad de tener que hacer reparaciones y enviar a esos “pequeños visitantes” de vuelta. Hasta que (ya sabéis), el gobierno y el ejército entran en escena y todo se tuerce.

Originariamente, Motor Girl se publicó en dos tomitos. Uno llamado Real Life, donde conocemos a los personajes, Samantha y su amigo gorila imaginario Mike, y como reparan la nave y se ganan el corazón del pequeño piloto verde llamado Bik. Aunque también entra en escena un magnate industrial deseoso de apoderarse de su propiedad para poder instalar su nueva arma anti-ovnis precisamente en ese lugar. Por supuesto, Samantha se dispone a detenerlo. Números del #1 al #5.

motorgirl04Y un segundo, llamado No Man Left Behind (Nadie quedará atrás) donde la historia está más que encaminada y la reclusa vida de Samantha Locklear se ha vuelto del revés, y la ayuda al alienígena y la tensión, trae terribles recuerdos a Samantha; tales como la guerra en Irak, el niño pequeño conectado a una bomba, el gorila al que le confiaron su cuidado… La tensión y la vuelta al enfrentamiento que hacen que líneas entre realidad y fantasía se disipen. Y Sam tenga que comenzar a centrarse y decidir si elegir esa operación de rescate, o llevar adelante su promesa de no dejar a ningún hombre atrás.

¿Quién salvará a Sam del trastorno de estrés postraumático y la metralla que amenazan su vida? Cuando la conozcas, sabrás que ella misma es capaz. De eso y mucho más. En definitiva, Terry motorgirl05Moore en otra fascinante historia con la que he disfrutado a tope. Este tío es un genio. Un creador original, independiente, de los que cuesta encontrar; cuyo mérito reside en la calidad de sus obras y en la autosuficiencia para sacarlas adelante solo. Un genio.

Reseña: Star Wars. Obi-Wan & Anakin, de Charles Soule, Marco Checchetto y Andres Mossa

starwars_obiwan&anakinQueda mucho por contar. Esa es la sensación que uno tiene cada vez que aborda algún libro o cómic del Universo Expandido de Star Wars. Los “haters” pueden decir que es cuestión de exprimir la franquicia, solo eso, pero los que gustamos de ello simplemente nos proponemos disfrutar y absorber mucho de esa idea en la que se basa todo el Universo Expandido. ¿Cuál? Los What if? temporales. ¿Y si aquel Jedi no hubiera muerto por haber tomado ese camino? ¿Qué ocurrió entre tal y tal saga después de…? Antes de que el mejor Jedi de todos los tiempos muriera, ¿qué tal si ahondamos en lo mal que lo pasaron en uno de sus viajes a aquel planeta? Fulano, mengano, zutano  incluso perengano, tienen su historia.

starwars_obiwan&anakin03Planeta Cómic fue la encargada de hacerse con esta inmensa franquicia tras el éxito de las nuevas pelis. Debemos agradecerles poder disfrutar de estas novelas, cómics y miniseries que publican cada poco. Los nuevos cómics decidieron sacarlos primeramente en grapa. Algo que a día de hoy… uuff, para mí no son desde luego. Ya pasé por eso. Yo disfruto más con estos tomitos recopilatorios de cinco o seis números con los que ponerme y devorar la historia de un tirón. Además, lo bueno es la variedad. La cantidad de héroes y aventuras diferentes que hemos podido disfrutar los que seguimos estos comics con tenacidad. Y en la bienvenida variedad es donde entra la reseña de hoy.

Star Wars: Obi-Wan & Anakin es el primer cómic de Marvel que sucede durante la Precuela. Mejor dicho, transcurre entre el Episodio I y II, un período un poco turbio incluso en el antiguo Universo Expandido. Una obra que reúne a dos creadores veteranos en la franquicia Star Wars, para explorar lo que posiblemente sea la amistad más importante de toda la saga. Una que sabemos que se deteriorará hasta el infinito, pero que en sus inicios, molaba ver.

starwars_obiwan&anakin02 Obi-Wan & Anakin recorre algunos años después de los eventos de La Amenaza Fantasma. Con Obi-Wan haciendo todo lo posible para guiar a su alumno cada vez más poderoso y cada vez más testarudo. Ambos son enviados a un remoto planeta para una misión donde prima el mantenimiento de la paz que, de manera rápida y predecible, sale mal. Un enfoque del guión no muy lineal, con cierto énfasis en flashbacks, nos llevan de la mano al principio. Antes de su heroísmo militar en las Guerras Clon, antes de su trágica batalla en Mustafar, y muchas décadas antes de su enfrentamiento final en la Estrella de la Muerte, eran el Maestro Obi-Wan Kenobi y su padawan Skywalker los que resplandecían con sus apariciones. Ahora, varados en un mundo desconocido de tecnología extraña, primitiva y nativos peligrosos se preguntan a sí mismos… ¿por qué fueron llamados a este mundo? Y sobre todo: ¿por qué han terminado luchando en diferentes bandos?

El guionista Charles Soule (Poe Dameron, Darth Vader: Lord Oscuro) y el ilustrador Marco Checchetto (Rumbo a Star Wars: El Despertar de la Fuerza, Capitana Phasma, Star Wars: La Ciudadela de los starwars_obiwan&anakin01Gritos) nos traen una historia de tejemanejes entre dos Jedis en el apogeo de su poder. Una historia que marca y es ideal para olerte lo que años después sucedería. Un cómic donde importa más la caracterización que la trama; sabemos dónde terminarán los dos personajes pero aquí se explora un poquito más su relación en ese período poco conocido donde gusta ver como ya se estaba gestando la génesis del gran Darth Vader.

Fácil ubicarse, fácil disfrutar, recomendable para los muy fans de ambos personajes.

Reseña: Colder Ómnibus, de Paul Tobin, Juan Ferreyra y Nate Piekos

Colder_omnibusUn ómnibus está más allá de un integral. Suena mejor la palabra que lo define e incluso le da prestigio. O eso reclama el eco. Para mí lo tiene. Un término que determina que contiene todo-todito-todo del titulo recogido y en un solo volumen. Y si es una obra que ha molado, de Terror, gustoso y recordatorio de momentos donde lo leíste; miras ese ómnibus en tu cómicteca con orgullo, incluso acaricias su lomo cuando pasas cerca y… Ah, me puede.

Me puede el haber leído, gozar, tener, poseer, este ómnibus de Colder que Medusa Cómics trae entre sus últimas novedades. Colder fue una miniserie lanzada en cinco números que, tras su éxito, también se convirtió en la primera parte de una trilogía escrita por Paul Tobin, colder03ilustrada por Juan Ferreyra, con tipografías de Nate Piekos, que al otro lado del charco fue editada por Dark Horse Comics.

Colder es un cómic de Terror centrado en la locura, en la pérdida de ésta, un mundo en el que viven abiertamente seres no cuerdos y donde Declan Thomas posee una temperatura corporal tan baja que ni siquiera debiera estar vivo. Declan no ha dicho nada en los últimos cinco años, pero un día decide que es hora de volver a hablar. Sigo: Colder, la primera miniserie, habla sobre todo de Declan. Un tipo que se enfría, que nunca enferma, ni siente dolor, también un ex-recluso de un manicomio que fue destruido en un incendio. Tiene la capacidad de meterse en la locura de una persona, recorrerla, y a veces, curarla. Sin embargo, lo que ansia es curarse a sí mismo. Pero el tiempo se acaba, porque cuando su temperatura llegue a cero… Bueno, ya sabéis.

Con esta premisa Paul Tobin saca adelante una trama la mar de original. Eso sí, para estómagos duros, fáciles de encontrar dentro de los lectores que amamos el género de Terror. Declan Thomas luchando contra esa colder06horribles criaturas que anidan en la enajenación de hombres y mujeres. Donde se topa con una presencia demoníaca, escondida en el mundo real, que ha decidido ir a por él.

La siguiente miniserie que contiene el tomo es Colder: Mala Semilla. Otros cinco números (tónica que parece ideal para esta serie), donde vemos que la “vida” de Declan Thomas continúa después de… Ups, ¡nada de spoilers! Solo diré que los extraños poderes de Declan continúan desarrollándose, ofreciéndole una conexión profunda con la naturaleza de cada locura. Una secuela aclamada por la crítica donde encontramos a un Declan que insiste en curar a otros de su mal. Hecho que le llevará a causar un espantoso caos entre los ciudadanos de Boston.

Colder: La Última Cena es la tercera parte de la serie. También dividida en cinco ejemplares en lo que fue su formato en grapa en su día, cuenta como Declan ha pasado de ser una persona noble a ser un héroe reacio. colder05Quizás es que sabe que esa monstruosa criatura, la que no consigue matar, sigue revoloteando libremente entre Boston y una realidad desordenada y oscura conocida como el Mundo Hambriento. Uniendo a seres de locura con un solo propósito: Matarlo y consumir su alma.

Un magnífico ómnibus que contiene además bastantes extras interesantes. Un extenso sketchbook donde disfrutar de bocetos y anotaciones, del arte de Juan Ferreyra. Unas tiras cómicas dedicadas al mejor género de Terror. Cena de Amigos, un relato corto del propio guionista Paul Tobin basado en el mundo de Colder y ¿Los monstruos tienen pesadillas?, otro aporte del guionista a modo de informe médico, dedicado a algunos pacientes que tienen mucho que decir aún.

colder09He disfrutado como un cosaco, como un poseso, pues eso: Colder Ómnibus. Una magnifica edición que si os soy sincero no esperaba disfrutar tanto. Con ese toque insinuado, con ese personaje con sombrero y de larga sombra que recuerda al mejor de los malvados creados en su día por Stephen King o Joe Hill (que por cierto recomienda el tomo); o incluso recordé la sensación de pavor que me produjo aquel ser medio consumido de la terrible Poltergeist II, en cierto modo parecido a… Mejor no pronunciar su nombre.

Un tomo para acariciar… la locura.