Reseña: Principito Debe Morir, de Carmen Moreno

En el planeta Núcleo vive el Principito con su madre Sara Connor. Una madre que no le cuenta toda la verdad. El día que ella desaparezca en una misión y la Rosa Ventae sea robada, él emprenderá un viaje a la Tierra para proteger a la rosa.

Carmen Moreno regresa al origen para dar respuestas a la obra de El Principito de Saint-Exupéry. Su estilo es la poesía pura que prescinde del mensaje centrándose en la musicalidad y armonía de la palabra, lo cual se refleja en la presente narración. Sin ninguna duda, debo destacar su escritura imaginativa, poética, con un punto burlón que hace que no caigas en el aburrimiento mientras vas pasando páginas. La autora presenta de una manera fresca lo que ya conocemos al tiempo que conserva la esencia del niño que vino a la Tierra.

Parece una historia sencilla, pero nada más lejos de la realidad. Mezclando distopía, con aventuras, ternura, acción con trozos crueles, nos lleva de regreso a los capítulos originales de El Principito, pero transformando a sus personajes. ¿Por qué es tan importante la Rosa? Es fascinante el mundo que creó la autora, dando la sensación que estamos leyendo un posible futuro donde existen unos monos cibernéticos perversos creados genéticamente, aunque tu cabeza ve un mundo real y eso rompe todos los esquemas que tenías en mente.

Esperemos que en nuestro futuro hayamos evolucionado como un pueblo más allá del racismo o la opresión. En esta historia, esto no ha sucedido. El futuro se lee como nuestro presente, con señales de advertencias. La autora explora la injusticia social y la opresión del gobierno sin repercusión. Un gobierno arbitrario, que no se sujeta a la ley. Sin control, insta a los lectores a despertar a esta realidad y por defecto el lector se dará cuenta de las discrepancias en nuestra propia historia actual. No hay ningún futuro, estamos en el mundo que ya conocemos.

Ciencia Ficción con armas desconocidas, pero sin naves espaciales. Entonces, ¿cómo logra El Principito llegar a la Tierra? Carmen Moreno con una narración vertiginosa nos va metiendo en otras sub-tramas llenas de saltos en el tiempo, necesarios para entender las lagunas de la historia. Aun así, nos quedaremos con la sensación de querer más respuestas. No es una novela en su sentido más estricto, usa otros estilos, mezclando referencias literarias y cinematográficas con personajes tan reales como León Werth. Además, no faltarán malvados perversos a los que odiar, amigos inolvidables y lo que más duele, la traición.

Me ha gustado, en ningún momento he sentido que necesitaba recordar algún detalle de la obra auténtica. Se lee por sí sola, es divertida, original con momentos de puro terror y una gran crítica social. He disfrutado de todo lo que iba descubriendo dentro de un entramado que esconde la creación de otra raza. No esperéis una historia de avanzar pasando capítulos, este libro se escribió para que seáis cómplices de lo que vayáis leyendo. ¿De dónde vienen los Walkers? ¿Morirá de nuevo El Principito? Os animo a leerlo, porque aparte de encontraros con una historia fascinante en la cual nuestro protagonista descubrirá que no es quién cree ser, cerraréis el libro despacio con esa angustia que da leer entre líneas y comprender lo que nos dejó escrito.

One comment

  1. Rosa María dice:

    Qué reseña más buena, Soraya. Con lo que me ha gustado siempre El Principito, me llama la atención este libro de Carmen, así que voy a ver si lo pillo pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *