Reseña: Batman. Grotesk, de John Ostrander y Tom Mandrake

Batman: Grotesk es un mini tomito en tapa dura que recoge uno de los arcos argumentales más curiosos de la serie regular de Batman. ECC Ediciones acaba de lanzarlo dentro de su nueva colección o recopilación de frontal superior amarillo, como la llamo yo. Si alguien se pregunta a qué vienen estos nuevos tomos, ha de saber que corresponden a la colección denominada Batman Saga; ediciones que centran una idea, un todo, en el que El Caballero Oscuro está celebrando en 2019 sus ochenta años de existencia. Es así que DC Cómics (y ECC en nuestro país) dan la oportunidad a muchos lectores de descubrir (o redescubrir), al superhéroe más molón, en especial, para viejóvenes lectores. De vuelta a la aventura, Grotesk empieza con un suspense tremendo: unos policías recibiendo una llamada sobre extraños ruidos en el exterior, para salir y encontrar a un hombre en llamas que pide un «¡Por favor, matadme!». A partir de entonces, todo el mundo tratará de averiguar de dónde venía ese tipo. Mientras tanto, en su vuelto nocturno, Batman se topa con un tipo que se llama a sí mismo Grotesk. El Caballero Oscuro sabe que ha matado a varias personas, así que decide acabar con él…

Encontramos en Batman: Grotesk una historia de calidad escrita por John Ostrander con el maravilloso arte de Tom Mandrake. Dicho guión fue publicado originalmente entre los números #659 y #662 de la serie regular. Los primeros números de 2007. Algo debió ocurrir con Grant Morrison (guionista encargado del momento), pues DC coló esta historia de cuatro número con otros autores en mitad de secuencia, pues la historia sigue al Batman e Hijo, primer guión de Morrison como escritor habitual de la serie de Batman. La historia se interrumpe con Grotesk.

A lo que vamos, las portadas de Grotesk no atraen. Simples y decir nada. Pero os aseguro que lo que encontraréis en el interior, lo cambia todo. Una historia de Ostrander bastante profunda en el que todo se centra en Grotesk, el nombre que se le ha dado al asesino que ataca a personas en Gotham City. La ciudad está bajo una fuerte tormenta de invierno cuando Grotesk ataca, cuerpos desollados, sangre y pieles en las aceras… Batman y la policía luchan por encontrar conexión entre las víctimas. El orejas picudas sigue a Amina Franklin. Su hermano murió recientemente. Pero sospecha que ella no cuenta toda la verdad sobre el suceso. Vemos así que hay matones molestando a Amina, insistiendo en que se les devuelve la pasta que su hermano les debía cuando Batman la rescata para descubrir que hay un tema oculto detrás. Un proyecto en el que hermano de Amina estaba trabajando. Donde la robótica y la cibernética, disputas entre cirujanos rivales y mafiosos rusos y japoneses tienen mucho que decir.

Un regreso al caos, a la locura, a la desazón, y a los objetivos personales por encima de todo. Incluso de la propia familia. Una serie de extraños asesinatos que se caracterizan por lo cruento. Un buen debut de John Ostrander y Tom Mandrake intentando hacerse hueco entre los muchos autores que han tratado al Caballero Oscuro. Una historia repleta de giros y tensión que no deja descansar a Bruce Wayne, ni a los lectores, hasta la última página, como bien asegura su sinopsis.

Un guión que se recoge en la recomendable colección Batman Saga, que es en esencia, la recuperación de toda la trayectoria moderna del protector de Gotham. Unos tomos donde apreciar las características principales en las que se mueve el Caballero Oscuro de pocos años atrás hasta el día de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *