Reseña: Transmetropolitan. Libro 01, de Warren Ellis, Darick Robertson y VVAA

Situado algunos siglos más allá del actual, Warren Ellis y Darick Robertson nos presentan una obra del cómic emblemática. Un titulo tan original como apabullador. Una obra que pone nuevamente en librerías ECC Ediciones, avalada con el sello Vértigo, una editorial a la cual el mundo del cómic debe mucho. Y es que Warren Ellis ha sido siempre un guionista impresionante. Pero tened muy claro que con Transmetropolitan, Ellis se catapultó al cielo de los mejores guionistas del noveno arte.

Transcurridos cinco años desde que inició su autoimpuesto retiro en las montañas, el periodista Spider Jerusalem se ve obligado a regresar a la Ciudad para cumplir el contrato firmado con la editorial Driven Press. Según los términos del acuerdo por el que recibió un suculento adelanto (del cual apenas conserva recuerdo), debe escribir dos libros más. Sin blanca y privado de acceso a los «feeds» de noticias, para poder documentarse decide retomar el ejercicio del periodismo en el diario La Palabra. Armado con un portátil y un lenguaje corrosivo, se convierte en el azote de los poderosos; denunciando abusos, mentiras de líderes religiosos, presentadores televisivos… e incluso del presidente de la nación.

Esto dice la sinopsis editorial pero hay más, mucho más. Por un precio genial, un primer volumen integral (que llegará hasta cinco) el cual comprende nada más y nada menos que los doce primeros números de la serie; se podría decir que nueve independientes más el maravilloso arco de tres números Hiélame con tu beso. Sarcasmo, ironía y humor negro a tutiplen. Cada número engancha de tal manera, a pesar de sus desvaríos, que se vuelve súper genial leerlo por primera vez y también rememorarlo. Ideal además ahora que estamos en semi-elecciones generales y constantes noticias de corrupción política. Maravilla ideada en una USA del futuro abocada a un mundo peor. Asesinatos fáciles, drogas evasivas al alcance de todos, la independencia humana y el alejamiento de la manada como ilusión; la nueva escoria. Un mundo de “haterismo” hacia lo social que hará que te identifiques totalmente con Spider Jeresulem. La falsedad continua.

Como voy a dejar de leer esta joya del cómic que es Transmetropolitan. Diferente, futurista, con mucho de actualidad pese a sus años, uno de los mil cómics que deberías leer antes de morir. ECC Ediciones empeñada en que leamos lo mejor de lo mejor reedita esta obra en magníficos integrales que en un formato así, tienen inevitablemente su hueco en cualquier cómicteca. La felicidad, los buenos tiempos del sello Vértigo, el gusto por el Mal y las cabronadas. No me canso, ni me cansaré jamás, de recomendar Transmetropolitan a todo el que quiera consejo sobre una buena lectura cañera.

Indispensable. Un fuerte volumen, no para débiles de corazón. Guiones que se mueven en un mundo cyberpunk, tan cerca de ese futuro cercano que nos espera. En palabras del gran Spider Jerusalem: «Ser un cabrón, funciona». Un enfoque salvaje, divertido, que te hace ver el poderío que tiene un periodismo bien elaborado. Divertido para nosotros, incluso cuando contemplamos como él se va deprimiendo y encabronando cada vez más.

Hablamos de una de las obras más sonadas de Warren Ellis (Planetary, otra joya), pero también un cómic de culto. Una intensa sátira sobre la sociedad y todo lo malo que va de la mano. El ser humano es dañino por naturaleza. Terrible, si pillas la metáfora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *