Archive for Cómics

Reseña: Aquaman. Inframundo, de Dan Abnett y Stjepan Šejić

Hoy uno ideal para estas calores que nos azotan… El guionista principal de Aquaman en Renacimiento, Dan Abnett, junto con el dibujante Stjepan Šejić, saca a todos del agua en Aquaman: Inframundo. Conocido por varios de sus trabajos en DC Comics y Marvel, Dan Abnett también es famoso por sus novelas dentro de la franquicia Warhammer. Tiene el don. Y lo demuestra con sus tramas en Aquaman: Inframundo recurriendo a algunos de los elementos más importantes del personaje y su mitología, pero además aporta historias convincentes que hierven con potencial. Brinda a los lectores una razón para amar al personaje y su atractiva ciudad de Atlantis.

Aquaman: Inframundo es sin duda, una oportunidad de entrar al mundo de este icono DC. ECC Ediciones publica en tomo recopilatorio este arco argumental súper entretenido. En mi opinión, un logro grandioso para el medio donde presenta a sus fans lo que sin duda es una aventura submarina inolvidable. Una historia que se desarrolló en los números del #25 al #30 de la nueva serie regular. Pero, ¿de qué trata, te preguntas?

Aquaman: Inframundo explora el reinado del Rey Rath en Atlantis, mientras que el Viejo Rey se presume muerto. A medida que surgen rumores de los rincones más oscuros del mar sobre un posible impostor, el clima dentro del reino hierve de impaciencia por saber. Al decretar la conjuración de un campo de fuerza tecno-mágico atlante para proteger la ciudad de amenazas externas, se nota una segregación absoluta dentro de la famosa civilización subacuática. Sin embargo, los rumores sobre la supervivencia del ex rey Arthur llegan a la superficie. Y a Mera (de luto y exiliada, la esposa del Viejo Rey), esos rumores le dan fuerza para hacer cualquier cosa con tal de reunirse con su amor perdido…

Una trama que trata una sublevación inminente, aunque lo más importante es que invita a una reflexión sobre las cualidades necesarias para ser rey; aventurándose también en una mirada más cercana a las comunidades marginadas y los problemas subyacentes de corrupción y prejuicio que rigen dentro de una poderosa ciudad. Dan Abnett toca las notas correctas en Aquaman: Inframundo. Hay muchos personajes recurrentes de la historia del héroe integrados en este arco, pero no se les arroja sin contexto y caracterización compleja. La introducción de un misterioso y silencioso aliado es un regalo para los fans, ya que este personaje nació con encanto y encarna intriga.

Con una excelente recapitulación de eventos pasados perfectamente entrelazados en la narrativa, la historia fluye con un ritmo perfecto y te lleva fácilmente a dicho mundo. Una historia que aborda heroísmo y marginación, ya que refleja las alianzas y amenazas actuales dentro del reino atlántico. Y con un final que provoca escalofríos, que genera desesperación en el lector.

Mucho que alabar en este trabajo.

Reseña: Batman. El Reinado del Terror, de Mike W. Barr y José Luís García-López

Aventuritas cortas que uno lee en nada y dejan con ganas de más, también las hay en el mundo del Caballero Oscuro. Cerradas además y que como en Batman: El Reinado del Terror, uno desearía que se expandieran de algún modo. ¿Qué ocurre? Que hablamos de un Elseworlds, el denominado aquí Otros Mundos, ese sello alternativo creado por DC Cómics y que trae a nuestro país ECC Ediciones entre sus variadas publicaciones. Lugar donde descubrir historias la mar de interesantes, donde tienen cabida además tramas que pudieron ser y no fueron, en épocas que pudieron ser y no fueron, con personajes que…, bueno, para algunos, que nos cuenten algo nuevo sobre personajes que una vez vivieron aventuras alternativas o se quedaron a un soplido de convertirse en un personaje totalmente diferente a lo que son ahora; nos mola.

Se finiquitan en un solo volumen. Es fácil, cuando alguien me dice que quiere leer algo diferente sobre Superman, Wonder Woman o Batman, y tiendo a aconsejarles un Otros Mundos. Les saco uno de mi cómicteca, y tan solo el saber sobre qué tratan, los atrapa.

En Batman: El Reinado del Terror nos topamos con un Bruce Wayne como hombre de honor en el país vecino durante la época de la Revolución Francesa. Asqueado por lo que le ocurre a la tierra que ama, es un caballero que se disfraza de murciélago para liberar a inocentes de la guillotina, o la Cuchilla de la Muerte como la llamaban los lugareños de entonces. Bruce se ve obligado a actuar entonces contra un genio de la estrategia como es Hervé Deinte (Dos Caras), un tipo asustado por la guerra hasta que revela su identidad. En uno de sus enfrentamientos Batman muy cerca de la muerte, es rescatado por un extraño ser disfrazado que…

A partir de ahí, todo son intrigas a descubrir…

Además, en Batman: El Reinado del Terror, el equipo creativo hace un trabajo sobresaliente en bastantes aspectos. Mike W. Barr crea un guión chulo y nuestro paisano José Luís García-López como siempre lo borda, con un dibujazo ideal para la época que se propone. El entorno creado, recrea una verdadera aventura pulp que labra un What if…?, atractivo como poco.

Historias genuinamente llamativas y que avanzan a buen ritmo. Lo mínimo que yo le pido a un cómic.

Reseña: The Kitchen, de Ollie Masters, Ming Doyle y Jordie Bellaire

La mayoría de los cómics tienden a un concepto elevado que los alimenta. Un giro que revela que los personajes viven en un mundo elevado donde los lectores no pueden predecir lo que sucederá después. Pero las reglas siguen cambiando, y así es como definimos los personajes que leemos. El elenco de Fábulas, por ejemplo, podría enfrentarse a casi cualquier cosa que se le venga encima. En cada número, la capacidad para soportar lo fantástico es uno de sus rasgos principales. Por el contrario, una de las últimas series joyitas publicadas en Vertigo, la denominada The Kitchen, se desarrolla en un mundo totalmente real y sin filtros, donde los personajes y el entorno se sienten auténticos y completos y… «podría pasarte a ti». El eje central de esta serie de ocho números es que parte de una premisa relativamente poco notable y poco a poco, saca lo mejor de ella.

ECC Ediciones publica el integral de esta serie, obra de un buen equipo creativo como son Ollie Masters, Ming Doyle y Jordie Bellaire. The Kitchen sorprende por su concepto:  una tragicomedia de género negro que…, bueno, así a priori, algo que Michael Gambon y Julie Walters podrían haber interpretado hace veinticinco años, pero con un sentido actualizado y contemporáneo. En lugar del típico joven embravecido, aquí tenemos tres mujeres muy enfurecidas, en un entorno nada seguro como fue la Hell’s Kitchen (suburbio de Manhattan en Nueva York) en la década de los 70. Hielo en los corazones y fuego en sus puños, The Kitchen promete desde la primera página.

Comenzamos con tres mujeres, todas ellas esposas de mafiosos, y con sus maridos siendo detenidos después de un ataque premeditado. Por lo que estas féminas se ven obligadas a tomar un papel proactivo en el mantenimiento de su poder. ¿Papel qué? Significa salir a la calle, cobrar deudas y mantener una autoridad sobre todas las personas que deben dinero a sus esposos. Siguiendo esta premisa, la serie se desarrolla de forma lenta, pero metódica, y casi cada nueva escena te pondrá nervioso por los acontecimientos que se van dando con el paso de las páginas. Entras en situaciones cada vez más tensas y la desesperación y frustración alcanzan cotas muy altas para dichas mujeres.

The Kitchen es género negro en estado puro. Tres mujeres obligadas a una situación difícil, donde tienen que agudizarse o ser expulsadas de la ciudad. Es tan simple como eso. Pero la historia es tratada de tal modo que quedas enganchado por saber su final. En una apertura rápida, vemos a los maridos cagándola, cárcel, ser sentenciados, un guión que transmite tremendamente bien una sensación de cansancio laboral diario que arroja sensación de vacío… Ver como gente de carácter tranquilo se convierte de la noche a la mañana en personas temibles, realistas, atractivas y con problemas a la espera. La tensión aumenta de forma lenta pero inquietante, algo que me recordó bastante al ritmo de la serie Boardwalk Empire; una comunidad que se siente apartada, agotada y desvanecida. Tres esposos desaparecidos proyectando una profunda sombra.

The Kitchen es de esas obras diferentes. Algo que perfectamente podría haber escrito Ed Brubaker, el considerado maestro del género negro en el mundo del cómic actual. Una serie que tuvo su huequito en Vértigo, con un enfoque silencioso y discreto que narra el mundo del crimen en formato cómic, algo no muy fácil de encontrar en el cómic americano de hoy en día. Ah, y por cierto, tendréis The Kitchen (La Cocina del Infierno) en cines para octubre.

Reseña: Marvel Limited Edition. Espíritus de Venganza, de VVAA

Cierto y verdad es, que los Marvel Limited Edition empezaron pegando muy fuerte en nuestro país dentro del público deseoso de integrales de clásicos y cositas inencontrables. Y ahora se ha convertido en objetivo directo de buenos lectores que sólo desean tener una buena edición de lo mejor de lo mejor. Los MLE es esa línea que recopila cómics clásicos Marvel de personajes menos populares para la chavalería de hoy, consistente en tomos a color o blanco y negro y en tapa dura. Unos buenos tochales. Lo más importante es que son ediciones limitadas y numeradas de mil quinientos ejemplares… Es decir, la probabilidad de que te quedes sin estas joyitas, si tardas mucho, es alta. Y aunque si somos sinceros, no todos te interesarán, si eres un verdadero amante del cómic y/o fuiste niño en los 80s, contraíste la maldición. Los querrás todos.

Uno de esos fuertemente indispensables ha sido publicado este mes de calores que se va. MLE: Espíritus de Venganza contiene todo-todito-todo de una serie, de una saga de acción, locura y terror, que en el mundo del noveno arte tiene su huequito en el corazón de muchos. Diría que la historia más recomendada con El Motorista Fantasma entre sus protagonistas. Y antes que nada, toca redimirme un poco, dar un paso atrás en mis opiniones y decir a voz en grito: «¡Maldición, a principios de los 90 aún había buenos cómics!». Parece ser que en aquella década, auge de especuladores, explosión masiva de tiendas de cómics (y cierres posteriores de las mismas), bolsas de plástico, Rob Liefeld y superhéroes mega-musculosos introducidos en guiones -muchos- sin sentido; resulta que hubo supervivientes de la mejor década para cine, cómics y música como fueron los 80s.

De esta obra leí algunos números en su día gracias a un amigo, pero apenas recordaba nada. Y ahora que he tenido oportunidad, resulta que La Llegada de los Hijos de la Noche (Midnight Sons) no me ha decepcionado un ápice. Una saga que brilla en la oscuridad por los cuatro costados. Y ahora no sé si es por que estaba ansioso por volver a visitarla (un crossover en seis partes que forma la columna vertebral de este Marvel Limited Edition) o por volver a tener ante mis ojos a los seres más macabros y reaccionarios que uno puede encontrar dentro del Universo Marvel. En serio, me parece que no hay mejor momento para disfrutar de esta espeluznante obra, ahora que los días empiezan a hacerse más cortos y la noche conquista minutos al día.

La linea editorial creada por Panini Cómics y SD publica esta maravilla que es MLE: Espíritus de Venganza. Un tomaco que contiene los números precedentes (Ghost Rider #28, #31) a los dos arcos argumentales importantes (La Llegada de los Hijos de la Medianoche y Espíritus de Veneno) así como números relevantes a la propuesta general (Morbius: The Living Vampire #1, Darkhold: Pages From The Book Of Sins #1, Nightstalkers #1, Web of Spider-Man #95-#96 y material de Midnight Sons Unlimited #1). Donde Johnny Blaze y Dan Ketch recorren juntos las calles, como los Espíritus de la Venganza, mientras los Hijos de la Medianoche se alzan para afrontar una amenaza que surge bajo el alma de la ciudad. El Motorista Fantasma original se une a su sucesor y a compañeros como Morbius, Blade y los Cazadores de Vampiros en la lucha contra Lilith y su terrorífico linaje. Las cosas comienzan con el Motorista Fantasma y Dan Ketch separados. Ketch está en una especie de limbo/purgatorio al borde de la muerte, pero él y Ghost Rider todavía tienen una especie de conexión. Es a través de esta conexión que Ghost Rider ve fragmentos de una visión de Lilith, Madre y Señora de los Demonios. El Mal está regresando. Y con planes de hacer algo terriblemente demoníaco. En este punto, nuestros antihéroes se unen y… El Doctor Extraño sirve como una especie de Observador o Beholder para estos tipos sobrenaturales que se han reunido. Sabe lo que está sucediendo, lo que va a suceder, si no ayuda. Tirará de las cuerdas. Tiene planes oscuros para poder detener al mal encarnado llamado Lilith. ¿Lo conseguirán? Tendrás que leerlo/vivirlo. Aunque ya os adelanto que las consecuencias serán desastrosas.

Howard Mackie, Len Kaminski, D. G. Chichester, Andy Kubert, Adam Kubert, Ron Wagner y Ron Garney; autores crema de la época en un volumen de unas cuatrocientas paginas. Donde pasarás por argumentos similares a pelis psicodélicas de los años 60, el cine de acción de los 70 y esos vampiros sexys de los 80 (a lo Jóvenes Ocultos). Un sándwich mixto delicioso con súper poderes en derredor. Maldita sea, ha sido terriblemente divertido. Que el ritmo no pare. Uno de los tomos recomedables del año.

Reseña: Wonder Woman y la Liga de la Justicia Oscura. La Hora Bruja, de James Tynion IV, Jesús Merino y VVAA

En apenas dos meses, la noche lo gobernará todo, el viento silbará en los aleros, las ramas de los árboles caerán desnudas y en forma de garras, y la niebla dará paso a la luna llena para ir revelando una inminente y gélida ventisca… Entonces, será el momento perfecto para un crossover atrevido y perturbador como es La Hora Bruja. Donde poder saber de (si no la conocéis aún) la Liga de la Justicia Oscura.

En La Hora Bruja encontraréis un guión, una ambientación, donde James Tynion IV nos lleva al final de un dramático primer arco. Pues, cuando nos reunimos con ellos, la Liga de la Justicia Oscura todavía se está recuperando del mal enfrentado en los eventos del volumen anterior. Intentan recomponerse para ser de nuevo un equipo a tener en cuenta. Se hallan retenidos en el sótano del Salón de la Justicia.

Es raro que un gran evento aterrice en una serie de esta forma, pero me gustó el hecho de que, de buenas a primeras, se arme la marimorena. Alimentar rápidamente la emoción que uno busca en esta época de querer pensar poco, y abrir rápidamente posibilidades a historias futuras. Constantine, Zatanna, el Detective Chimp tendrán como refuerzo a una Wonder Woman desatada, en un volumen que recopila al completo el cruce entre las series originales del nuevo universo de Wonder Woman y Justice League Dark. Dónde sabremos que, mucho antes de convertirse en Chica Maravilla, cuando era la única niña de Isla Paraíso, Diana recibió la marca de Hécate, Diosa de la Brujería. Y sin ser consciente de lo ocurrido, el problema nos devuelve a la actualidad (donde terminó el flashback anterior), con Diana huyendo de las brujas a través de los bosques de Themyscira. Una voz poética, imparcial y evocadora narrada como solo Tinion IV sabe hacer.

El presagio y la narración de la trama ayudan a construir una Hécate como una amenaza muy digna. Indudablemente poderosa, es sin duda la atracción de la historia. Su discurso sobrecogedor me recuerda a Encantadora en el film de Escuadrón Suicida, inmersa en un total desdén contra la humanidad.

James Tynion IV (Batman: Detective Comics), Jesús Merino (Astro City), Álvaro Martínez (Batman Eterno) y Emanuela Lupacchino (Starfire). El dibujo del crossover tiene altibajos pero siempre con una media, en general, alta. Aunque el trabajo de Merino no es tan espeluznante o gótico como el de Martínez Bueno, sí sabe representar el mundo en el que vivimos la aventura. Hécate, la diosa bruja de la magia, siempre supo que llegaría un día en que los monstruos de los que robó su magia regresarían. Ahora debe activar a los demás brujos, almas de las cuales usurpaba reservas de poder. ¿Y cuál es el más poderoso de todos? ¡Wonder Woman!

Un evento en cinco partes que reescribirá el futuro de los héroes mágicos de DC. Un genial acercamiento al mundo de la Liga de la Justicia Oscura con excepcional atención al detalle. Esto es La Hora Bruja.

Reseña: Transmetropolitan. Libro 01, de Warren Ellis, Darick Robertson y VVAA

Situado algunos siglos más allá del actual, Warren Ellis y Darick Robertson nos presentan una obra del cómic emblemática. Un titulo tan original como apabullador. Una obra que pone nuevamente en librerías ECC Ediciones, avalada con el sello Vértigo, una editorial a la cual el mundo del cómic debe mucho. Y es que Warren Ellis ha sido siempre un guionista impresionante. Pero tened muy claro que con Transmetropolitan, Ellis se catapultó al cielo de los mejores guionistas del noveno arte.

Transcurridos cinco años desde que inició su autoimpuesto retiro en las montañas, el periodista Spider Jerusalem se ve obligado a regresar a la Ciudad para cumplir el contrato firmado con la editorial Driven Press. Según los términos del acuerdo por el que recibió un suculento adelanto (del cual apenas conserva recuerdo), debe escribir dos libros más. Sin blanca y privado de acceso a los «feeds» de noticias, para poder documentarse decide retomar el ejercicio del periodismo en el diario La Palabra. Armado con un portátil y un lenguaje corrosivo, se convierte en el azote de los poderosos; denunciando abusos, mentiras de líderes religiosos, presentadores televisivos… e incluso del presidente de la nación.

Esto dice la sinopsis editorial pero hay más, mucho más. Por un precio genial, un primer volumen integral (que llegará hasta cinco) el cual comprende nada más y nada menos que los doce primeros números de la serie; se podría decir que nueve independientes más el maravilloso arco de tres números Hiélame con tu beso. Sarcasmo, ironía y humor negro a tutiplen. Cada número engancha de tal manera, a pesar de sus desvaríos, que se vuelve súper genial leerlo por primera vez y también rememorarlo. Ideal además ahora que estamos en semi-elecciones generales y constantes noticias de corrupción política. Maravilla ideada en una USA del futuro abocada a un mundo peor. Asesinatos fáciles, drogas evasivas al alcance de todos, la independencia humana y el alejamiento de la manada como ilusión; la nueva escoria. Un mundo de “haterismo” hacia lo social que hará que te identifiques totalmente con Spider Jeresulem. La falsedad continua.

Como voy a dejar de leer esta joya del cómic que es Transmetropolitan. Diferente, futurista, con mucho de actualidad pese a sus años, uno de los mil cómics que deberías leer antes de morir. ECC Ediciones empeñada en que leamos lo mejor de lo mejor reedita esta obra en magníficos integrales que en un formato así, tienen inevitablemente su hueco en cualquier cómicteca. La felicidad, los buenos tiempos del sello Vértigo, el gusto por el Mal y las cabronadas. No me canso, ni me cansaré jamás, de recomendar Transmetropolitan a todo el que quiera consejo sobre una buena lectura cañera.

Indispensable. Un fuerte volumen, no para débiles de corazón. Guiones que se mueven en un mundo cyberpunk, tan cerca de ese futuro cercano que nos espera. En palabras del gran Spider Jerusalem: «Ser un cabrón, funciona». Un enfoque salvaje, divertido, que te hace ver el poderío que tiene un periodismo bien elaborado. Divertido para nosotros, incluso cuando contemplamos como él se va deprimiendo y encabronando cada vez más.

Hablamos de una de las obras más sonadas de Warren Ellis (Planetary, otra joya), pero también un cómic de culto. Una intensa sátira sobre la sociedad y todo lo malo que va de la mano. El ser humano es dañino por naturaleza. Terrible, si pillas la metáfora.

Reseña: Black Magick. El Despertar, de Greg Rucka, Nicola Scott y Chiara Arena

Si uno va a lo seguro en los cómics, es difícil equivocarse. En el sentido que, me refiero a…, bueno, digamos que en este arte se suele confirmar la teoría de «autor famoso, altas probabilidades de buen guión». Norma es esa editorial que nunca me cansaré de decir que es sinónimo de calidad. Tiene ahora entre sus novedades el primer volumen de Black Magick, que recopila los números del #1 al #5 del nuevo éxito de Greg Rucka. Con Nicola Scott al dibujo y la asistencia al color de Chiara Arena. Una obra que con poco que sepas sobre ella, te interesará. ME pasó. La primera frase que leí de Black Magick fue un tweet de Image Cómics donde decía: «Atrévase a seguir un procedimiento policial con dosis de ritual y hechos paranormales». Rápidamente me vino a la mente: ¿Un caso a lo True Detective de su magnífica primera temporada? ¡Lo quiero!

Greg Rucka regresa al noveno arte con una serie en la que mezcla género policíaco (lo que mejor se le da) y hechos sobrenaturales. El lugar al que nos trasportan es Portsmouth, donde en mitad de la noche se interrumpe una reunión de brujas. Rowan Black se excusa con disimulo de dicho ritual para dirigirse a su otra vocación. Como detective, tiene que resolver un secuestro con negociación de rehenes que está dando. Un secuestrador que no conoce, pero que parece conocerla bien. Esta es solo la primera de muchas coincidencias escalofriantes a la que se enfrentará. Rowan, que hasta ahora se contentaba con ser policía durante el día y echar un rato en sus actividades nocturnas, parece que van a por ella. Aparte del inicio curioso, algunas runas menores y cierto glamour, no vemos nada demasiado extraño en este primer número. Hasta que llegamos al final con una escena totalmente aterradora… De otro mundo.

Parte procedimiento policial, parte thriller sobrenatural, el primer volumen de Black Magick destaca en todos los niveles. Me atrevería a decir que de los guiones de Rucka que más enganchan desde el principio. Rowan Black es un personaje tremendamente atractivo. ¿Una bruja practicante en el Departamento de Policía de Porthmouth? Esto da para serie de TV. De hecho, diría que la escala de grises y tintada por el artista Nicola Scott, incita a eso. Un espectáculo a la vista, ideal para el ambiente que propone Rucka.

Black Magick: El Despertar es brujería contemporánea.., y algo más sutil que eso. Rowan siempre ha luchado por mantener ambos aspectos de su vida separados, y cuando se convierte en el objetivo de una misteriosa organización con un gran interés en lo sobrenatural, todo lo que aprecia se ve amenazado. Con impresionantes cliffhangers nos enfrentamos a un primer volumen que va de menos a más con cada número (y recordad que este TPB trae los cinco primeros). Puede que no hayan creado un nuevo género, pero las pocas obras que hay, seguro que las han redefinido.

Black Magick es absolutamente fascinante y una de mis mejores lecturas en lo que va de año. De esos cómics que uno le pide y le pide a la editorial por redes sociales para cuándo el siguiente. E insiste, aún sabiendo que todo lleva proceso, tiempo, a la hora de cruzar el charco. Obviamente, deseando saber más.

Reseña: Veneno. Noches de Venganza/Guerra de Simbiontes, de Mackie, Lim y Randall

Lo mío con Veneno (Venom) es un interés semi-amoroso. Como todo villano me es atractivo, especialmente, a muy pocos de Marvel se le puede ver la maldad con la que este ser actúa. Pero sin duda, mi débil excusa para continuar leyendo sus mejores historias, sus mejores arcos argumentales ahora que Panini Cómics los vuelve a poner en el candelero, es obviamente el tremendo arte de Ron Lim.

Veneno: Noches de Venganza/Guerra de Simbiontes es el 100% Marvel HC que os traigo hoy. El mismo que recopila nada más y nada menos que Venom: Nights Of Vengeance 1-4 y Separation Anxiety 1-4 USA. Las que son para mí, las dos mejores miniseries del personaje leídas hasta ahora. Buenos arcos en los que es protagonista el alienígena con apariciones finales de Beck Underwood, el amor de Veneno, aunque en estas historias Mackie la describe un tanto irracional o como alguien que simplemente no será compatible con él nunca. Por eso, al principio Venom se sale de su camino, no ser violento se convierte en un objetivo (al menos, para los superhéroes standard). Y entonces se topa con una disputa entre un hombre sin hogar llamado Sean Knight y un agente del gobierno, Michael Badilino (Venganza, en su forma humana), y en lugar de apresurarse a juzgar, Venom los toma prisioneros para que puedan resolver sus cosas cara a cara. Pero esto todavía no es lo suficientemente bueno para Beck…

Primer contacto para dos seres que están destinados a seguir el mismo camino. Uno es un simbionte alienígena, enemigo eterno de Spiderman. El otro es un hombre roto, que hizo un trato con el diablo por poder destruir a El Motorista Fantasma. Pero cuando son atacados por los Stalkers (Imitadores), Venom y Venganza demostrarán que son dos almas tan oscuras, con las que nunca-nunca deberías meterte. En primer lugar irán a por los enemigos de ambos y en la última trama, Eddie Brock, separado del simbionte, se propone educar a cinco nuevas criaturas alienígenas, pues hay alguien que ha decidido asesinarlos a todos.

Sorprendido me hallo de haber disfrutado tanto con este 100% Marvel HC. Aunque después no tanto, al saber que están considerados en USA como los mejores arcos de Venom. Por lo que este tomo se convierte en imprescindible si te interesa el personaje. Un 2×1 totalmente recomendable; más de doscientas páginas de pura acción, sangre y garras abriendo entrañas. Veo curioso que este mes haga justo un año que leí la última aventura de Veneno. Llegaba a los cines el film y ansiado por saber más, me hice con Veneno: Protector Letal, que lo recién editaba Panini. Desde entonces he estado pensando en leer más, por que las sensaciones fueron muy buenas. Ha pasado un año, y serendipia agostil o no, he vuelto a disfrutar con Eddie Brock y sus maldades. Ambos guiones de Howard Mackie con el completísimo dibujo del maestro Ron Lim (El Guantelete del Infinito).

Vuelvo a quedar prendado y satisfecho con una lectura Marvel veraniega.

Reseña: Batman. El Guante Negro, de Grant Morrison, J.H. Williams III, Tony S. Daniel y Ryan Benjamin

A los buenos seguidores de Batman no les descubriré nada si les digo que la primera etapa de Grant Morrison con el orejas picudas merece mucho la pena. Los acontecimientos que en su conjunto se llamaron Batman R.I.P. además, es un claro ejemplo de comienzo, nudo y desenlace adictivos que en definitiva, es lo mínimo que uno exige a un buen cómic de superhéroes. Batman: El Guante Negro es el primer tomo de lo comentado y ECC Ediciones acaba de lanzarlo dentro de su nueva colección o recopilación de frontal superior amarillo. Si sois lectores asiduos de nuestra web de reseñas, sabréis que lo he comentado varias veces. Pero por si alguien se pregunta a qué vienen estos nuevos tomos, ha de saber que corresponden a la colección denominada Batman Saga; ediciones que centran una idea, un todo, en el que El Caballero Oscuro celebra este mismo 2019 sus ochenta años de existencia. Recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales. Así que DC Cómics (y ECC en nuestro país) dan la oportunidad a muchos lectores de descubrir o redescubrir al superhéroe más molón y más seguido por todos los viejóvenes lectores.

Batman: El Guante Negro es el preámbulo a Batman R.I.P., donde Morrison puso rumbo firme a su definitiva etapa con el Caballero Oscuro. Un tomito que contiene los números #667-#669, #672-#675 USA, que en su día siguieran la serie regular de Batman. Los tres primeros números es un arco argumental de aventuras total. La Isla del Señor Mayhew. Donde el Club de Héroes es invitado a pasar un fin de semana de relax, buena comida y buenas charlas. No obstante, un visitante inesperado tiene otros planes para dicha reunión. Todos: Batman, Robin y el resto del Club de Héroes atrapados y a merced de un loco en la isla de Mister Mayhew, muy a lo Ágata Christie. Y así quedas atrapado. Con el primer número. En una isla repleta de elaboradas trampas mortales. E incluso cuando el villano detrás de toda la trama comienza a explicar sus motivos retorcidos.

El cuartel general de la policía de Gotham está intranquilo. Cierto Batman ha comenzado a matar policías. Mientras tanto, Jim Gordon cuenta su historia y ofrece un premio: la vida de ese Caballero Oscuro a cambio de las vidas de sus compañeros policías. Y es que tras la reciente resurrección de Ra’s al Ghul, el cuerpo del verdadero Batman yace en coma, más cerca de la muerte que de otra cosa. Y en el proceso, su mente delirante viaja a una aventura decisiva para un joven Bruce Wayne; la incansable búsqueda del asesino de sus padres. Un relato en retrospectiva que retoma un ritual que cambiará su vida para siempre.

El magistral J.H. Williams III (Promethea, Sandman: Obertura) pone ilustraciones a esta trama, junto a un genial equipo que cuenta con Tony S. Daniel (Escuadrón Suicida) y Ryan Benjamin (La Odisea de las Amazonas), para completar un dibujo inconmensurable en este principio del fin de Grant Morrison con el personaje.

Reseña: Décadas. Marvel en los Años 70. La Legión de los Monstruos, de VVAA

Gracias a la genial labor editorial que estamos viviendo, se va haciendo cada vez más fácil obtener todo lo que uno deseaba volver a leer/tener de sus personajes Marvel favoritos. Destacable la eficaz labor de Panini Cómics en nuestro país y sus constantes ediciones y reediciones en diferentes formatos de lo mejor de lo mejor. Y a diferentes precios y presentaciones; para que cada lector se pueda adaptar a lo que pueda. A mí por ejemplo me están encantando las curiosas ediciones denominadas Décadas que están sacando. Cada mes, una diferente, un tomo dedicado a lo que en dichas décadas triunfó dentro de La Casa de las Ideas. ¿Y por qué me encanta? Porque un amante del género de Terror como yo, recuerda como Marvel intentó en los 70s dar un empuje a todos aquellos interesados en los monstruos clásicos. La edad dorada del Hombre-Cosa, Morbius, el Motorista Fantasma, Drácula, Frankenstein… buah, maravilla tras maravilla. Además, entre los Marvel Limited Edition publicados ya, con joyas como Vampire Tales, El Monstruo de Frankenstein, Tales of the Zombie, Hombre-Lobo…; buah, buah, buah, esto se vuelve un disfrute constante.

Decidme: ¿cómo alguien de mi calaña no iba a desear muy mucho poder volve a esa maravilla que fue La Legión de los Monstruos, cuarenta y tantos años después? Un magazine que recopilaba historias interesantes cuando el reinado de los monstruos, y las revistas en blanco y negro lo petaban. Tras el siempre odioso recuerdo del Cómic Code, surgió la revista Legion of Monsters, lugar donde leer buenas historias con grandes autores e ilustradores detrás. Evocadoras tramas con los iconos del mejor género de todos como punto central. Historias protagonizadas por Drácula, el monstruo de Frankenstein, el cazador de vampiros Blade, el Hombre-Cosa, Morbius, el Motorista Fantasma y algunos más. Pero lo más importante de todo, cuentos de terror nunca antes reimpresos. Y desde el principio, una atractiva e influyente introducción de Jess Harrold, donde deja claro que estas historias son solo para adultos (obviamente, habla de los 70s, hoy en día un niño se reiría de estas prohibiciones); donde encontraréis historias con mujeres escasamente vestidas, se derrama sangre y los personajes tienen alguna que otra conversación incómoda. Guiones para adultos no recatados. Pero lo que mola, lo que mola de verdad, es que muchas de estas historias se leen bien y tu mente casi que te traslada a la grandeza del cine de serie B de aquellos años.

La historia de apertura, donde el monstruo de Frankenstein se inmiscuye en una fiesta de disfraces y todo termina trágicamente. Esa trama donde el Hombre-Cosa se enamora y es trágicamente desechado por su propia gente y por la humanidad. Narraciones psicológicamente perturbadoras donde se hace bastante entretenido encontrar a Morbius en una historia de terror oscura y sombría representado como una víctima, un monstruo y a veces, incluso un héroe. Y más. Bastante más. El genial Blade de los cómics, un personaje no muy diferente de la versión de Guillermo del Toro, que aparece como intrépido héroe dotado de poderosas armas y chaqueta de cuero y gafas grandes. Y una historia de superhéroes en color con los potentes Ghost Rider y Jack Russell (mi favorito Hombre Lobo) dándolo todo.

Un enfoque, una edición para no perdérsela. Con grandes maestros detrás que incluye artículos y ensayos tan magníficos como el de Ralph Macchio (que a día de hoy sigue escribiendo introducciones en Marvel), donde describe un poco de la historia del porqué Marvel decidió encaminarse hacia los míticos monstruos de siempre. Anécdotas que involucran a grandes como Stan Lee y Marv Wolfman.

Maravilloso.