Archive for Cómics

Reseña: Jonas Fink (Integral). Una Vida Interrumpida, de Vittorio Giordino

Finales de los 50 es cuando Jonas Fink, un checo de trece años, ve como su padre es arrestado sin motivo aparente. La diferencia es ser un medio burgués cultivado que quizás represente la antítesis del considerado nuevo gobierno comunista checoslovaco. Poco después, la madre de Jonás, ha empezado a sufrir una especie de bullying rural que termina por llevar a la familia a la precariedad. Incluso el mismo Jonás no se libra; sus compañeros de escuela empiezan a alejarse gradualmente de él, sus estudios sin interrumpidos continuamente y esto afectará a su progreso hacia la universidad.

Vittorio Giardino, el autor italiano más importante de las últimas décadas, ha dedicado a esta obra más de veinte años. Y se nota. Se percibe una obra magníficamente labrada, en la que nos lleva desde el costumbrismo hasta la unión de lazos, la esperanza de una revolución que era inevitable para evitar un totalitarismo en un momento histórico para uno de los países del Este de Europa. Una ruptura que cambió la vida de muchos inocentes…, para bien o para mal. Y es ahí donde Giardino con una cruel y realista visión de lo que pudo, y sin duda, ocurrió, nos hace una crítica del régimen de terror que reinaba al otro lado del muro.

Norma Editorial recopila en un portentoso integral los tres álbumes que conformaron la serie-vida de Jonas Fink. La Infancia, La Adolescencia, La Juventud y El Librero de Praga son los diferentes títulos que comprenden el tomo, aunque que duda cabe que es solo una historia en sí. Una magnífica edición integral, una de las cumbres del cómic europeo que por fin he podido leer y que todo aquel que ande interesado en los duros periodos de posguerra, intentos de dictadura y sublevaciones, sin duda, debe leer. Pues como si una buena película de época se tratara -al estilo de la genial La Famiglia, de Ettore Scola-, viajamos a unos años (no muy lejanos) donde la inteligencia intentaba sobreponerse al conservadurismo y la atadura.

Vivimos así el crecimiento de Jonas Fink, y como con diecisiete años se enamora de Tatiana, la hija de un diplomático ruso estacionado en Praga y como dicha relación le traerá unos cuantos quebraderos de cabeza. Sufrimientos y deseos de libertad de una generación que intentaba crecer bajo el yugo, donde sin ser consciente del peligro, Jonas estrecha lazos con un grupo de inconformistas que le llevarán al intenso y luminoso periodo del 68. Una serie de pinturas crueles que comienzan con el verdadero coraje de la madre de Jonas, donde vemos crecer gradualmente al protagonista, una historia hermosa en cuanto a ejemplo de lucha. Totalmente fiel a lo que pudo ser la vida de un intelectual inflexible tras la Cortina de Hierro.

De Jonas Fink: Una Vida Interrumpida recuerdo algo curioso. A un amigo belga que tengo, residente en Toulouse y amante como pocos del cómic europeo, el cual siempre andaba molesto por la espera de la conclusión de este cómic que llegó (agarraos): ¡Veinte años después! El último álbum podrían haberlo titulado LA ESPERA, decía, jajaj… El maestro Giardino fue fiel al realismo y tomó nuevamente el destino de su héroe veinte años después, para contar en El Librero de Praga, lo que ocurrió con ese padre encarcelado por actividad revolucionaria, con el amor juvenil de Jonas, o su idea de marcharse-unirse a la Rusia con la que compartía tantas ideas. Agosto de 1968, Jonas Fink tiene casi treinta años, una librería y una novia. Mientras un viento de libertad ha estado soplando sobre la región comunista desde la última primavera, el pasado del joven resurge con la vuelta de su amor. Y todo cambiará para siempre. Y todos pagarán el precio en diferentes grados.

Una pepita. Una maravilla. Una edición integral para perderte en una historia de las que uno recuerda y la recomienda. Aunque para algunos fans de entonces, la dichosa espera los dejara fríos, a mí sí que me encantado el cierre que Vittorio Giardino da a la historia. Inolvidable. Probablemente mi mejor lectura de cómic europeo de los últimos años.

Reseña: Infinity 8. El Evangelio según Emma, de Lewis Trondheim, Olivier Balez y Fabien Vehlmann

Ningún miedo a decir que el cómic de publicación actual de Ciencia Ficción con el que más estoy disfrutando es sin duda, Infinity 8. Una obraza-serie-independiente-por-tomo que está publicando Dibbuks en nuestro país, y que en el país vecino ha llegado a ver la luz su octavo tomo. Aquí, ahora, el tercero. Y digo por fin, por que es un titulo con el que hasta el momento lo he pasado tan bien que es acabarlo y desear tener-leer-ver qué propone el siguiente. Y no sé si es algo significativo o ya mencionado por la editorial pero curiosamente cada seis meses, aparece un nuevo título. El Evangelio según Emma, la chulada de la que os voy a hablar hoy.

Siempre brindo por la CF, sobre todo, si va mezclada con el humor. Lo he dicho en cantidad de ocasiones. De hecho, uno de los dos relatos premiados que he escrito por el momento (y creo recordar que el único de CF pura), se basa en esta ecuación: CF + Humor irónico. Menudo cóctel explosivo, si está bien hecho. Como ejemplo, obras literarias de éxito como Marciano vete a casa, de Fredric Brown o Guía del Autoestopista Galáctico, de Douglas Adams. A eso me refiero. Y en esa carretera andan de momento los argumentos que voy encontrando en los tomos de Infinity 8. Donde sigo leyendo esta serie (con especial gusto por el trabajo de Lewis Trondheim) con la esperanza finalmente de que esto nunca termine.

Vuelve a surcar el espacio la monstruosa nave Infinity 8. Ésta vez con una nueva protagonista femenina después de las pifias misionísticas de las agentes Yoko y Stella. Aunque sí que es cierto que sus desventuras no fueron en vano (los necrófagos y los aspirantes nazis ahora están neutralizados); por lo que el campo está libre para que se active un nuevo período de tiempo y un nuevo agente. En esta ocasión, el Capitán escoge a Emma O’Mara, una fémina con un irreprochable historial y un respeto por las tradiciones que la convierten en una verdadera leyenda. Tal vez, la persona idónea para este nuevo encuentro marco temporal. Pero quizás no todo sea lo que parece… Ya saben, aunque la mona se vista de seda…

Emma O’Mara: pacifista, piadosa, respetuosa de las tradiciones, una verdadera leyenda de las fuerzas del orden y determinación es… Pero las convicciones más sinceras son a veces las más peligrosas. Bajo ese caparazón de agente irreprochable, Emma espera su momento. De hecho, ella sabía que el Capitán la elegiría. Y luego ya veremos si eso… Si el deseado reinicio se lleva a cabo… Si no es por no ir… Es que… Por que en teoría este debe ser el último y… Según se dice, en algún lugar entre tanto muerto, debe hallarse el último evangelio de Tholman. El fragmento faltante de la escritura sagrada que finalmente unirá a los adeptos del profeta y terminará la Guerra Santa. Encuentras una aguja, en un pajar-necrópolis lleno de tesoros y ladrones de tumbas con los que Emma hará…

Hackeos psíquicos, Dios en persona, trescientos cincuenta cambios de trajes y unos cuantos miles de millones de suicidios. La serie toma un giro más profundo y dramático sin dejar de lado el humor, la acción y el suspense.

Me gustó saber antes de leerlo, que el talentoso creador Fabien Vehlmann ayudó a Trondheim con el guión. Y se nota. Aunque la historia es un poco menos hilarante que las dos anteriores (Amor y Cadáveres y Regreso al Führer), se tocan temas de pensamiento actual con puntos relevantes como la conciliación de la fe y las reglas de vida en sociedad. Así como el respeto (o no) de los dogmas religiosos que tan poco combinan con esta nuestra sociedad moderna. Y no hace falta decir que estos encuentros y desencuentros están más a la orden del día que nunca. Y aunque los dibujos de Olivier Balez pueden resultar con un primer vistazo un poco underground, en mi opinión, no desentonan con lo que Infinity 8 suele proponer al lector: Risas y desvarío.

Y un mensaje subliminal que da que pensar.

Reseña: Howard Flynn (Integral), de William Vance y Yves Duval

Para los amantes del cómic clásico, aquel con el que muchos crecimos bajo los ojos de nuestros padres, tíos o abuelos; llega otra joyita nostálgica de la mano de Ponent Mon en nuestro país. El relato completo en un solo volumen de todas las aventuras literarias y en cómic de un enérgico oficial de la Royal Navy como es el teniente Howard Flynn. Quién, recién llegado a la High Naval School, se embarca en un buque de la Royal Navy. Y donde después de un tumultuoso aprendizaje, lo harán responsable de bastantes misiones peligrosas. Howard Flynn fue un cómic creado por el dibujante William Vance tras un guión de Yves Duval, donde se narra las aventuras navales de un oficial de la Royal Navy británica a finales del siglo XVIII. Cuando William Vance en 1964 dejó de trabajar en publicidad, estuvo dibujando casi dos años un buen cúmulo de historias para la famosa revista Tintin. Howard Flynn fue su primera serie propia. Sin embargo, ya conocemos a Yves Duval, un grande del noveno arte al otro lado de los Pirineos, un guionista que ya llevaba años también en el famoso magazine y que es el autor de numerosas historias.

A diferencia de algunas de la época, Howard Flynn se reafirma desde el principio como un cómic de aventuras en el sentido completo de la palabra. La serie se crea como un serial regular en la revista, seguido de tres aventuras completas más algunas tiras cómicas que se elaboran entre 1964 y 1968. Más un cuento largo en 1970 y otro en 1973, donde Flynn vive varias aventuras tanto en mar como en tierra, escapa de traiciones, frustra complots e intrigas y llega a convertirse en comandante de su propia nave.

La Primera Travesía (1964) es un bonito álbum-comienzo donde descubrir con gusto el dibujo de Vance en sus primeros años. Junto a su personaje, también un joven teniente Howard Flynn, hacen su primer viaje en barco, encontrándose con un, a priori, aburrido comandante, que le prepara una malvada trampa. En Al Abordaje (1964/65) encontramos a Flynn, que esta vez sale al mar pero con la misión de supervisar a la hija de un gobernador. Con un consecuente problema al encuentro con unos piratas. Tras estas dos primeras aventuras largas, y siguiendo un magnífico orden cronológico de publicación, se aportan tres aventuras cortas (Cabeza de Hierro (1967), El Sobrino del Almirante (1967) y Misión Diplomática (1968)) donde conocemos a un Flynn bastante más maduro y certero. Pero es en El Traidor ataca a Medianoche (1968), la siguiente aventura que se aporta y en blanco y negro ya que se publicó dentro de una Tintin Selection (una revista trimestral que recogía los éxitos del magazine) donde descubrimos la faceta de duro investigador en el que se convierte. Junto a una curiosa joya y un distinguido Almirante, como protagonistas principales.

La Garra del Tigre es el tercer y último álbum de las aventuras de Howard Flynn que se publicó en cómic. Lugar en el que ver claramente como Howard Flynn es descendiente directo de Bruce J. Hawker (la gran obra de Duval), pues una enorme particularidad reside en La Garra del Tigre que lo relaciona con Los Torturadores de la Noche y su continuación. Las similitudes son numerosas: el fondo de Londres, el secuestro, un grupo con máscaras, un oficial naval en peligro…Para cerrar una historia muy buena por la que sólo contar con ella merece la compra. Especialmente para los amantes de Vance, el cual muestra un avance y un final de tomo con unas viñetas increíbles.

Se percibe que nuestro William Vance (residente en España por un tiempo) fue un apasionado de la historia de la marina de vela. Diría que el éxito de esta obra se basa en una documentación sólida e imágenes reales y espléndidas. Para encontrarnos con un integral que además cuenta al final con un par de narraciones literarias (El Oro del Constellation y Rumbo a Nazaré), dos relatos que poco tienen que envidiar a clásicos de la literatura como La Isla del Tesoro. Además de un espléndido gráfico del H.M.S Victory, el enorme navío británico de primera clase que en la aventuras de Howard Flynn aparece.

Reseña: Batman. Joker. La Muerte de la Familia, de Scott Snyder, Greg Capullo y VVAA

ECC Ediciones lleva unos meses desarrollando el proyecto “Batman Saga”, coincidiendo con el 80º Aniversario del Caballero Oscuro. Es en esencia, la recuperación de toda la trayectoria moderna del protector de Gotham, desde la etapa de Grant Morrison (Wonder Woman: Tierra Uno) hasta el presente, con Tom King (Mr. Miracle) a los mandos de la serie mensual de la franquicia. Unos tomos que estoy intentando leer tranquilito y sin prisas, para enterarme de cosas y volver a disfrutar si me topo con algún número ya leído. Batman Saga: un diseño y una presentación comunes para todas las entregas (que ya sabéis como somos), que quedan de maravilla en nuestra cómicteca. Y poder seguir desde el principio una cronología moderna de Batman para todos aquellos que suelen pasar del ochenteo y noventeo, y quieren algo actual del orejas picudas.

Joker: La Muerte de la Familia se centra en un regreso temido por todos. Después de desaparecer por un año y dejar su rostro andrajoso en la pared de Arkham Asylum como un regalo de despedida, el Joker finalmente aparece en la Gotham de 2012. Y como no es solamente el villano más grande de la franquicia, sino el más “reconocido” de los cómics de superhéroes en general, DC Comics decidió hacer todo un evento con esta vuelta. Así que vais a toparos aquí con toda una serie de cómics de diferentes cabeceras donde el Joker perseguirá de diferentes formas a la Bat-familia. Todo un evento creado además por el actual gurú y gran inspirador como es el maestro Scott Snyder. Y si bien la historia de Snyder de 2015 fue una maravilla (podéis ver mi reseña en http://cronicasliterarias.com/2015/12/02/resena-batman-la-muerte-de-la-familia-de-scott-snyder-tynion-iv-greg-capullo-y-jock/), sí que es cierto que habla de toda una serie de hechos bastante complicados. No obstante, siempre es “agradable” ver al Joker ponerse a la vanguardia en una trama. Y eso precisamente es lo que nos lleva a una serie de historias muy entretenidas que se entrelazan con un enfoque que quizás es mejor comentarlos por separado.

Detective Comics #15-#16. A John Layman y su equipo de Detective Comics se les ocurre una inteligente historia lateral que se refleja en estos dos números. Centrada en los efectos que tiene sobre los criminales y los ciudadanos de Gotham el volver a saber del Payaso Loco más aterrador de su mundo. Caras pintadas en su honor, así como el Joker siendo capaz de enloquecer a un médico de Arkham…

Catwoman #13-#14. Donde vemos como el Joker desafía a Catwoman a un juego de ajedrez con toda la ciudad en jaque. Ann Nocenti en estado puro. Suicide Squad #14-#15. Harley Quinn jugó un pequeño papel en la narrativa de Scott Snyder. Adam Glass expande eso aquí. Batgirl #13-#16. Estos cómics de Gail Simone son tan buenos que justifican todo el evento en su conjunto. Tiene sentido, después de todo, ya que Simone ayudó a transformar a Batgirl en una de las mejores series que actualmente se publican. La vuelta del Joker obviamente sacude a Bárbara y todo empeora cuando este secuestra a su madre… Nightwing #15-#16. La historia de La Muerte de la Familia que trata Kyle Higgins es realmente dura. Sin mucho spoiler, los personajes principales de la mitología Nightwing de Higgins mueren en medio de un complot del Joker muy elaborado. Capucha Roja y los Forajidos #15-#16 y Teen Titans #15-#16. He aquí una cosa extraña: un crossover dentro de un crossover. Por el motivo que sea, los equipos Teen Titans y Red Hood los Forajidos deciden combinar sus problemas cuando el Joker secuestra a los dos antiguos Robins y los obliga a luchar entre sí. Batman y Robin #15-#16. Una pequeña historia espeluznante que se siente más como parte del arco general de Snyder en lugar de una historia separada de Joker. Mención especial a los dibujazos de Patrick Gleason.

Además de compilar todas las historias anteriores, ECC Ediciones incluye un Epílogo que deja un genial sabor de boca. Así queda un tomo tan entretenido como medianamente bueno para hacerte disfrutar de unas cuantas sentadas.

Reseña: Giant, de Mikaël

Mikaël es un autor relativamente jóven, pero de los más completos que existen en la BD. Un franco-canadiense nacido en 1974, un autor autodidacta que desde su debut en 2001 con Savane, El Misterio de los Atikas, no ha parado. Yo lo descubrí en el primero de sus titulos para adultos llamado Rapa Nui, y desde entonces he intentado seguirle la pista. Y me encontré con que Norma Editorial ha dado el primer paso con este autor al traernos su más reciente trabajo. Un destacable díptico recogido en un sólo volumen como debe ser. Obras que se deben leer de un tirón. Lo que decía… Giant es un excelente díptico de Mikaël. Un autor con un auténtico don para mostrar el costumbrismo, la auténtica vida cotidiana, muy a lo Eisner en La Vida en la Gran Ciudad.

Personajes que se desarrollan a través de sus desventuras con autenticidad y equilibrio, pues Mikaël nos dice más de lo que escribe, dibuja y colorea. Es capaz de convertir una historia como Giant en una conmovedora historia humana. Con el incentivo de estar inmediatamente inmersos en la historia y atrapados en la emoción que surge de ella. Y con un dibujo que transcribe con precisión la Nueva York de los años 30, con unos gloriosos colores como configuración cercana a esa dura época.

Nueva York, 1932. Jack Jordan, apodado Gigante, es un tipo enorme que por culpa de su corpulencia es denostado en los barrios bajos de casi cualquier que transite. Un suceso, un momento para olvidar lo perseguirá de por vida…, aunque termina siendo rescatado por sus colegas que también trabajan en la construcción del Rockefeller Center, el gigante rascacielos que sueña con ser el más poderoso y enorme de Manhattan. Por otro lado, Mary Ann Murphy llega con sus tres hijos a Ellis Island, la puerta de entrada al Nuevo Mundo, con su enorme departamento de inmigración y cuarentenas. La joven madre está pensando en encontrar a Ryan, su esposo, quien dejó Irlanda unos años antes. Aunque se topa con que está enterrado en el cementerio de Queens. El enorme Jack Jordan tuvo como encargo informarla. Pero no pudo resolverlo. Y con la viuda comenzó una correspondencia en la que curiosamente le dijo algo nada cierto. Una verdad que explotará con su llegada.

En la segunda parte, Mikaël, ilustrador de libros infantiles y diseñador de Promise, retoma sus personajes donde los dejó en el anterior: el Gigante oscuro, el coloso que ensambla las vigas de metal con virtuosismo, Dan, el charlatán y la juguetona y diva Betty, que busca una buena juerga. Pero también Robert Bishop, el apuntador alcohólico, y Dorothea MacPhail, la ambiciosa fotógrafa. Una unión de personajes que crece alrededor de una titánica construcción, símbolo de una Norteamérica en auge, que lleva como estigma en sus cimientos la sangre de todos aquellos que abandonaron su tierra natal (guerra fratricida, hambre, pobreza), seguir adelante. Fueron esos trabajadores quienes sufrieron la peor parte de una Gran Depresión de la que por supuesto, no tuvieron la culpa.

Destinos individuales chocando, heridas que no cierran, personas anónimas unidas para construir el mito estadounidense a la vez que se enfrentan a su pasado, a sus miedos, a su cobardía. Cruzar un océano no es suficiente para sanar pues una mentira siempre es una amenaza y la risa solo erosiona la miseria como el tiempo hace con las astillas de un madero. Mikaël realiza con Giant, un trabajo enorme que se aprecia a todos los niveles. Desde el punto de vista humano, interesa y hace que te identifiques con ciertos momentos y personajes. La narración que integra en los intercambios epistolares destila humor, gravedad y reflexión. La esperanza de una redención. Dos álbumes magníficos recogidos en uno solo. Una historia, un homenaje a héroes en la sombra de los que muy pocos se acuerdan. Un cómic maravilloso con mi amada Nueva York como escenario. Ni que decir tiene que Giant, me ha tocado la patata.

Reseña: La Primavera del Comisario Ricciardi. La Condena de Sangre, de Maurizio de Giovanni, Brancato y Stellato

Entre los grupos editoriales de Panini Cómics y Sergio Bonelli Editore hubo un acuerdo con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español. Obras que se esperaban hace tiempo, pues muy buenos titulos brotaron de la tierra de la pasta y la pizza durante un tiempo. Desde entonces, ya han aterrizado tres obras. Primavera del 68 creo que no es mi tipo de cómic, aunque no descarto leerlo algún día. ¡Pero mamma mía!, lo que disfruté con Dragonero. El primero de todos, un buen relato de fantasía épica con una presentación a todo color enriquecida, ya que estos fueron obras en sus inicios elaboradas en blanco y negro.

Después de devorar dicho tomo, tenía ganas de más y me enteré que el siguiente en publicación era La Primavera del Comisario Ricciardi: La Condena Sangre, otro de los recomendados de la Bonelli, esta vez tocando el género negro y/o detectivesco. Uno de los cuatro casos protagonizados por el famoso Comisario Ricciardi. ¿Cómo? Ricciardi. Un personaje creado por el escritor napolitano Maurizio De Giovanni. Un comisario de policía, protagonista de algunas novelas de detectives y cómics ambientados en los años treinta del pasado siglo. Pero no en cualquier lugar, durante los años más fascistas de la ciudad de Nápoles. Hasta aquí todo muy liviano, o mejor dicho, casi normal en este tipo de obras; un entorno de asesinatos con un lugar de fondo político inestable. Normal no, pero algo visto sí. Pero, ¿y si os dijera algo curioso y para mí súper chulo sobre Ricciardi? Ahí voy: Ricciardi tiene un don. Algo que lo diferencia de los demás. Tiene el poder percibir las últimas palabras y las últimas sensaciones de las víctimas que han sufrido una muerte violenta (tanto accidentes como homicidios), cuyo fantasma ve en el lugar donde dicho ser perdió la vida… ¡Wow! Un poder que descubrió cuando era niño, cuando, caminando por los viñedos que pertenecían a su familia, encontró el cuerpo de un granjero que luego fue descubierto por otro campesino. No obstante, saber de estos males, le hace vivir en un constante ambiente de tristeza, ya sabéis, rodeado de presencias de cuerpos destrozados en accidentes y sobre todo, esas ansiadas últimas solicitudes de ayuda que nunca llegaron…

Pero en una de sus investigaciones, conoce al brigadier Maione que vive en los barrios españoles y lo suele ayudar bastante después de que su hijo también policía, fuera asesinado y Ricciardi le contara sus últimas palabras. Otros personajes destacables son el médico racional y antifascista Modo quien es médico forense y el femminiello (una figura típica de la cultura popular napolitana tradicional, un hombre homosexual con marcada expresividad femenina) Bambinella, que le suele contar los alcahueteos de la ciudad.

Ricciardi está convencido de que, en la base de cada crimen, el motivo del culpable se puede reducir a dos razones: el hambre o el amor. Cuando trata con un caso, no deja de trabajar en él hasta resolverlo. Ricciardi tiene un profundo sentido de la justicia que lo impulsa a investigar a fondo todas las facetas de un caso, incluso después de obtener una confesión del presunto delincuente. Jamás de los jamases enviará a un inocente a la cárcel. Inteligente, recto y con gran intuición es un personaje que deseo seguir leyendo. Así que animo muy mucho a Joseba Basalo (Editor de los Bonelli para Panini Cómics) a seguir trayéndonos más títulos del personaje…, aunque parece que sí por que para mayo Panini ya ha anunciado el siguiento tomo. 

Un personaje molón que en apariencia no tiene interés en su carrera, razón para ser bien considerado por sus superiores ya que así, a menudo, pueden tomar el mérito de sus éxitos, como suele hacer el asistente del jefe Garzo. La Primavera del Comisario Ricciardi: La Condena Sangre se centra específicamente en la segunda investigación. Un caso terrible donde la adivina Carmela Calise es descuartizada en su casa de Nápoles. Abril de 1931. Con su habilidad de médium llenaba de ilusiones a muchos pero también irritaba a otros. El Comisario Ricciardi pondrá rostro a su asesino… Amantes del género negro, os presento a un personaje original como pocos.

Reseña: Liga de la Justicia Oscura (Integral). A Oscuras, de Peter Milligan, Lemire, Janín y VVAA

El que está puesto en los cómics a día de hoy suele pensar: “De un guión donde participe Jeff Lemire y Peter Milligan, no puede salir nada malo”. Es normal pensarlo. Estamos ante dos grandes del guión. Sin embargo, también tienen su derecho a la macarrada, y dicho momento lo tuvieron con su participación dentro de la serie regular de la  La Liga de la Justicia Oscura, donde vertieron sus ideas del momento con ciertos toques de originalidad.

Una saga diferente. Un titulo nuevo del que dependerían otros muchos números posteriores de diferentes sagas. Una serie de las más esperadas del nuevo Universo DC, que ECC Ediciones ha traído para nosotros en esta nueva oleada de cómics integrales en formato ligero y que tan bien quedan en nuestras cómictecas.

Recordemos que hace unos cinco años Batman y Green Lantern tuvieron que pedir ayuda a Superman por el descubrimiento de un extraño artefacto alienígena. Aquella historia deparó en los comienzos de lo que hoy conocemos la Liga de la Justicia. Una formación que deslumbró al mundo entero pues, cuando hay problemas de índole mundial, la Liga de la Justicia es toda una garantía. Pero hay otros temas que la ONU lleva planteándose hace tiempo. Se necesita un grupo de otras personalidades, otros modos de ver el mundo y lo que hay más allá; retener las fuerzas malévolas que habitan en las entrañas de éste. Una nueva Liga formada por héroes expertos en hechos inexplicables, pues la amenaza está aquí, no fuera, la tenemos cerca, muy cerca, como ese ente femenino llamado La Encantadora que ha comenzado a azotar nuestras vidas con desgracias y males internos para todos los seres humanos…

Dibujado por Mikel Janín (Batman) y escrito por Peter Milligan (Hellblazer), Jeff Lemire (Animal Man) y Ray Fawkes (Constantine), tenemos disponible este mar de aventuras sobrenaturales en los que me he perdido durante un tiempo. Un volumen íntegro donde ECC recopila todos los números de Justice League Dark (#1 al #21), más el primer especial anual, el número #0 y también I, Vampire #7 y #8, ilustrados por Andrea Sorrentino (Green Arrow), por lo que concierne a la trama central. En Liga de la Justicia Oscura: A Oscuras vamos a vivir una serie de extraños encuentros, terroríficos a más no poder. Diría que como casi nunca se habían visto en el Universo DC. Una serie donde se ha conseguido reunir a personajes tan reconocidos como Deadman, Shade, John Constantine, Madame Xanadú o Zatanna… Una serie muy esperada por muchos de nosotros y ahora en un formato súper llevadero para disfrutar/pasarlo mal en cualquier sitio.

Como os decía al principio, detrás de lo mayormente acontecido aquí está Peter Milligan, un guionista de los grandes que ésta vez hace de las suyas y crea una historia diferente. Un inicio que va tomando forma y que hay que entenderlo con el paso de los números y no habiendo leído tres o cuatro grapas para desecharlo a las primeras de cambio como sé que hicieron algunos. Pero es que encima el dibujo es increíblemente bueno. Se encarga Mikel Janín, dibujante muy detallista que se alza junto al colorista Ulises Arreola para crear una odisea de momentazos y batallas bien entonadas. Os gustará saber que también Shade el Hombre Cambiante y futuros grandes personajes como La Cosa del Pantano o Frankenstein se unirán a un grupo imprevisible que en ocasiones no tendrán otra que colaborar con ARGUS, la agencia gubernamental dirigida por Steve Trevor.

En definitiva, una macarrada. Lo leído, me gusta definirlo así. Una serie muy a tener en cuenta, si te mola el Universo DC en general, sus villanos, aquellos personajes que sólo tuvieron vida unos cuantos números en una serie regular; unos personajes DC cuanto menos curiosos que dan para cantidad de situaciones de lo más rocambolescas. Recordad que contamos aquí con el gran John Constantine, ¿eh? Caso aparte, lo sé. Uno de los gloriosos que tuvo la serie regular más larga de la historia… Así que una buena trama con la que me quedé a gusto. Una saga contra La Encantadora digna de recuerdo.

De esos cómics que saboreas justo al final, después de lo vivido, cuando tu mente empieza a relacionar ciertos hechos y hace ¡Caracrocker! Por eso, yo sí que la recomiendo.

Reseña: Negalyod, de Vincent Perriot

Es buena señal que un álbum que ha gustado mucho en el cómic europeo a finales de 2018 llegue Norma Editorial y tan solo unos meses después, nos lo publique en español. En un mundo donde la globalización va siendo cada vez mayor, viene siendo más y más importante para los que nos gusta estar al día sobre libros, pelis y cómics; que por ejemplo, obras como Negalyod se puedan disfrutar fácilmente. Pues, ¿a quién no le gusta ser uno de los primeros en disfrutar de lo mejor?

La Ciencia Ficción bien hecha en el mundo del noveno arte es toda una delicia. Negalyod es un ejemplo curioso además, pues además de contar con una buena idea, el autor revelación Vincent Perriot nos ofrece una apasionante fábula política en la que conviven con maestría las referencias a clásicos western como Blueberry o grandes de la CF visual como la saga fílmica de Mad Max. Así lo atestigua la sinopsis editorial, y creo que casi no se podría definir mejor.

Negalyod cuenta como lo que queda de humanidad sobrevive reunido alrededor de los nodos de la red planetaria de acueductos. Aquí es donde el agua necesaria para la vida es transportada y distribuida. En otros lugares, el desierto se extiende hasta donde el ojo puede ver y solo unos pocos pastores se atreven a enfrentarse a las llanuras y el Sol. Llegará una tragedia, la matanza de su rebaño, para que Jarri Tchepalt se atreva a aventurarse en esos agregados urbanos donde la mayoría de la gente (sobreviviente) hace vida. Pero Jarri no va de visita, ni siquiera por subsistencia, Jarri va a vengarse de los que mataron a sus animales…

Hace bastante tiempo que los 80 vuelven a estar de moda, no sólo en los cómics. Sobre todo, en temática para cine y series de televisión. Vincent Perriot propone toda una “ochentada” en Negalyod y muchos sabemos que bien conseguido, es un pelotazo. Mola. Aunque Negalyod no deja de ser un thriller futurista, muestra espectáculo, y se nota a leguas (en viñetas y giros argumentales) que es todo un homenaje a la mejor década friki de la historia. De hecho, el trasfondo es perfecto, el camino, la búsqueda, a aventura…, contamos aquí con emocionantes escenas y unos decorados sublimes. Ciudades en decadencia, naturaleza demacrada, monumentos evocadores, el diseñador ha utilizado toda inspiración y hace un homenaje impresionante a cantidad de buenas obras apocalípticas.

La Red controla el agua. La Red controla a los humanos. Jarri Tchepalt tendrá que enfrentarse a La Red, esa malvada organización que controla con mano de hierro el destino de la humanidad. Un poco de Mad Max, un poco de western a lo Jeremiah Johnson y un buen revoltijo de ingredientes Moebius para cerrar el paquete. Los amantes de las referencias estarán encantados de encontrar algunos detalles. ¡Además, hay dinosaurios! Clichés que afortunadamente para el lector, el autor los maneja con eficiencia y un cierto dominio. Las escenas en el desierto se alternan con las de la ciudad. Algo más de doscientas páginas sumergido en un mundo post-apocalíptico codeándonos con humanos en declive, dinosaurios, barcos, robots e inteligencia artificial por un tubo. Una historia que desafía el lugar del hombre en relación con sus semejantes, en un mundo en crisis que necesita más del esfuerzo mutuo de sus anfitriones para sobrevivir, que la guerra entre las diferentes clases sociales.

Potente, tenso y de gran riqueza estética. De las obras que no me atrevo a contaros casi nada para que la disfrutéis al máximo. ¿Estamos ante un álbum-blockbuster de los que se disfrutan de una sentada? ¿Alguien ya ha acuñado ese término? Por que sin duda Negalyod lo es. Un álbum-blockbuster totalmente recomendable y palomitero. Como para perdérselo.

Reseña: WildC.A.T.S (Integral), de Jim Lee

La verdad es que sorprende el saber que el primer número de WildC.A.T.S se publicó en 1992, viendo la calidad gráfica que atesora. Podría ser perfectamente un tipo de serie ilustrada hoy mismo o dentro de diez años si me lo permitís, y nadie con conocimiento lo dudaría. Y lo curioso es que todo comenzó con Alan Moore, resurrector de series muertas, como los WildC.A.T.S; un grupo de superhéroes encuadrado en el Universo Wildstorm, que fue el sello original de la recién creada editorial independiente Image Comics. Pero Jim Lee es el verdadero artífice aquí, no obstante, y por si alguien no lo conociera aún, Lee es un ilustrador y guionista coreano-estadounidense, que saltó a la fama con títulos de Marvel como los X-Men en los años 90. Pero más conocida es su faceta de co-creador del sello Wildstorm de Image Comics, pues en 1992 Jim Lee dejó Marvel Comics junto a Todd McFarlane, Jim Valentino, Marc Silvestri y Rob Liefeld para formar Image Comics. Donde lanzaron toda una serie de títulos exitosos, entre ellos WildC.A.T.S. y Gen13 como los más punteros. Cómics del Universo Wildstorm que al poco fueron criticados por su alto uso de la violencia, sexualidad y su preferencia por el arte en lugar de la historia. Pero a los que éramos jóvenes en los 90 nos encantaban. Las altas ventas le dieron la razón a Lee y posteriormente vendió el sello a DC, donde actuó como Director Editorial y donde es desde 2010, coeditor de DC Cómics.

Estamos de enhorabuena si editoriales como ECC Ediciones empiezan a publicar los famosos ABSOLUTE que se publican de ciertos autores y títulos en USA. Ahora, toda la carrera en los WildC.A.T.S de Jim Lee, recopilados por primera vez en un solo volumen. Un buen tocho de aventuras con la continuidad bien elaborada, mezclando la serie regular WildC.A.T.S: Covert Action Teams con el famoso arco Instinto Asesino y los eventos que dieron lugar a WorldStorm. Es decir, la etapa completa de Jim Lee (Batman: Silencio, Superman: Por el mañana, entre otras muchas) al frente de WildC.A.T.S. Un volumen imprescindible que además incluye bocetos, diseños conceptuales, portadas alternativas, guiones y el ya mítico crossover WildC.A.T.S./X-Men: The Silver Age.

¿Y qué encontramos? Pues caña noventera de la buena. Un diminuto hombre sin hogar se despierta un día y se da cuenta de que en realidad es un señor de la guerra alienígena inmortal que ha estado en guerra durante milenios. Jacob Marlowe forma el escuadrón súper-humano secreto conocido como WildC.A.T.s. La idea, luchar contra las hordas daemonitas. A medida que la historia se desarrolla, cada vez más “jugadores” se sienten atraídos hacia el juego. El escenario está listo para la batalla final por el futuro de la humanidad. Convertidos en la última línea de defensa de la humanidad, Spartan, Maul, Zealot, Grifter, Warblade y Void intentarán salvar al mundo de la inminente invasión. No obstante, el ser llamado El Cabal anhela capturar a una mujer joven que posea la virtud de ver la verdadera forma de los daemonitas. Y los daemonitas empiezan a sospechar que esta señorita de algún modo podría ser capaz de destruirlos. Desafortunadamente para ellos, los WildC.A.T.S también van detrás de esta joven a la que llaman Voodoo. Necesitan ese poder en el bando de los buenos. Las dos facciones convergen en el lugar donde trabaja la chica, un bar de striptease cerca de Washington, y ahí comienza la batalla… La primera. Pues esto no ha hecho más que empezar y aunque en la primera emergen victoriosos los WildC.A.T.S, incluso ganando nuevos miembros para la contienda (un tipo que es capaz de detonarse a sí mismo, arrasando todo a su alrededor); como os decía, esto es solo el principio.

Y como contaba el maestro Sun Tzu en su gran manual El Arte de la Guerra: «Ganar una batalla, ni mucho menos es ganar la guerra». De hecho, alego yo, no es nada bueno ganar la primera si se pierden gran cantidad de bajas. Las victorias pírricas no son nada aconsejables. Ya andas en desventaja y recuperarse se hace duro.

Los WildC.A.T.S, de Jim Lee en un único tomo. Una volumen que esperaba ver hace tiempo por estos lares. Para mí, la mejor serie del Universo WildStorm. Un buen cómic y tomaco de superhéroes con el que disfrutar del buen pijameo. Cierto que el dibujo supera en mucho al guión, pero eso no quiere decir (en este caso) que la idea, el argumento propuesto, no mole. Quién no soñó alguna vez con dibujar como Jim Lee…

Reseña: American Gods. Sombras, de Neil Gaiman, P. Craig Russell, Scott Hampton y VVAA

Con el ansia de saber más, de querer más, uno recurre a casi todo. Si para colmo toda una serie de factores buenos se dan, se hace indispensable en este caso para mí, leer una obra que encima viene de la mano de un autor como Neil Gaiman. El mismo autor principal de la idea en novela que secundado por otros grandes autores de cómic como Craig P. Russell y Scott Hampton, sacan adelante un titulo de tal calibre. En fin, que era inevitable que yo quisiera tener/leer sí o sí American Gods: Sombras.

Planeta Cómic acaba de publicar esta recopilación de la miniserie a la que se llamó en primer lugar American Gods: Sombras. Tomo recopilatorio del primer arco que adapta al cómic la famosa novela de Gaiman. Una historia que en su día se hiciera con los más prestigiosos premios de género como el Hugo, Stoker, Locus, World Fantasy y Nebula. Ahí es nada. Los mejores premios de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror a nivel mundial. Además, de ser convertida a serie de televisión por el canal Starz, la cual hace tiempo que se puede ver por estos lares. Alucinante, es una palabra que define bastante bien a esta historia. Lo supe cuando leí la novela, cuando visioné la serie de TV y ahora que he disfrutado con este arco argumental pasado a novela gráfica.

Para los que no sepáis nada: Sombra Moon acaba de salir de la cárcel, solo para descubrir que su esposa ha muerto. Desolado y sin saber a dónde ir, se encuentra con el misterioso Mr. Wednesday, quien lo contrata para que le sirva de guardaespaldas. Empujando a un poco creyente Sombra a un mundo gobernado por lo sobrenatural, donde los fantasmas del pasado regresan y una guerra inminente entre dioses antiguos y nuevos parece a punto de estallar; y junto a ese enigmático viejo señor Wednesday, irán teniendo toda una serie de encuentros y desencuentros con seres en apariencia humanos, los cuales bajo su piel cuentan con algo más que eso.

Después de un extraño encuentro con su esposa muerta, Sombra Moon está ansioso por huir de Eagle Point y dejar atrás su pasado. En Chicago, se le presenta a una familia excéntrica que parece ser una parte clave de los misteriosos planes del Sr. Wednesday. Una noche mientras duerme, Sombra se despierta con la visita de una de las tres hermanas. Zorya Polunochnaya. El Consejo de las Hermanas de la Medianoche es etéreo y extraño, pero vital… Y Sombra parece no saber separar la realidad del mundo de los sueños ya. Hecho que se convierte en un problema. Los fenómenos inexplicables que está viviendo, uno tras otro, afectan a Sombra Moon en este tan duro viaje por toda Norteamérica. Se cuenta además con cierta atracción surrealista al viaje en carretera de la que uno empieza a no poder desengancharse. Nancy y el carrusel más grande del mundo, Mr. Wednesday intentando reunir a sus amigos dioses para luchar, Sombra secuestrado e interrogado por unos violentos Hombres de Negro, un bosque aparentemente desidioso donde un ave parlante le da consejo de con quién debe hablar… Junto al protagonista, estás a punto de conocer a los dioses más extraños hasta el momento de los que hayas oído hablar jamás.

American Gods: Sombras recopila los nueve primeros números de la serie que Planeta Cómic cerrará en tres tomos. Contiene además bocetos, diseños de personajes y cubiertas de, entre otros, David Mack, Glenn Fabry, Becky Cloonan, Skottie Young, Fábio Moon y Dave McKean. Es decir, calidad ilustrada por los cuatro costados. La publicación de la novela American Gods fue un boom cuando llegó a las librerías por primera vez. Alabada por la crítica, la última novela de éxito del genial guionista de cómics Neil Gaiman, se convirtió en poco tiempo en un reclamo para leer, y poder regresar así, a una maravillosa historia de fantasía inmiscuida en el mundo real.

Un genial reflejo, quizás actualizado, de lo que fuera su genial serie, la gloriosa y eterna Sandman. Historias que nos marcaron de por vida.