Reseña: El Secreto de la Ventriloquia, de Jon Padgett

Elegido Mejor Libro de Ficción 2016 por Rue Morgue Magazine.

Ganador del Golden Ghoul Award for Fiction en 2016.

Jon Padgett, aparte de escritor, es ventrílocuo profesional. Aunque según dice el libro, no practicante. ¿Qué más nos da que no lo sea? Sabe de ese mundo desde pequeño, somos nosotros los que deberemos comprender. Después de cerrar el libro entendí que un muñeco de ventriloquia es como tener una casa vacía con la puerta abierta. Cada vez que la traspasemos, nos vamos a preguntar si alguien se ha mudado. Observaremos las ventanas vacías al igual que si estudiáramos los ojos de cristal de uno de esos muñecos. Buscamos la vida y esperamos no ver nada. Padgett es un escritor estadounidense impregnado de la rica cultura de Nueva Orleans, donde reside. Su primer libro de cuentos, El Secreto de la Ventriloquia, refleja el pozo insondable de la experiencia de su mundo diario. Con estas siete historias más una obra teatral de un acto y una meditación guiada para experimentar el horror de la existencia consciente, nos adentrará en un lugar donde la realidad no es sólida. Pudiendo emigrar a nuevas formas tan fácilmente como cambia una oruga a mariposa.

En El Secreto de la Ventriloquia, el lector se establecerá en un viaje de terror retorcido y oscuro, pues para algo dicho autor es estudioso de la obra del maestro Thomas Ligotti. Historias que están conectadas, y aunque alguna no tiene ese fondo sobrenatural, su fundamento es el mismo. Algunos de estos relatos se moverán en torno al arte y la ciencia de los ventrílocuos. Padgett aporta un nuevo grado de terror, de eso no tengáis ninguna duda, no es el horror tradicional, es un nivel más profundo, que en cierta forma violenta nuestra manera de entender la realidad.

Cuentos extraños, algunos basados en hechos reales, como un hermano buscando venganza. ¿Acaso el asesinato no acaba siendo algo necesario si con ello te salva la vida? En el pantano cubierto solo hay una norma que debes cumplir y dice así: NO TOCAR. Pero ¿qué es lo que no debes tocar? Qué importa eso en realidad, porque es un viaje que no te puedes perder… Un hombre limpiando el suelo de su cama encontrará una cinta adhesiva colgada de su somier. De allí dentro sacará las hojas de un diario que narran un terror inconcebible. Un muñeco revelará su propio ser en veinte simples pasos. Un desastre medioambiental donde los muertos chillan. Y más historias que no debo revelaros porque para los que buscáis solo una historia de miedo, estas historias os confundirán. Pues el trabajo de Padgett, aparte del horror, es para aquellos que buscan el misterio de la existencia, el dolor y la aceptación. Hay mucha angustia en todos ellos pues nuestro autor pone de relieve una realidad escalofriante explorando la búsqueda de toda la humanidad que comparte con el todo, para llevar a los fragmentos de la psique un patrón coherente. Y lo que vamos a encontrarnos es un intento desesperado por alcanzar esta misma unidad. Bien podría decirnos que, de libros como éste, es donde nacen las más escalofriantes pesadillas humanas.

Una portada inquietante de Pablo Caballo, que sabe captar con ella lo que encontraréis en el interior. Un libro al que no le hacen justicia mis palabras, donde las ilustraciones y su encuadernación terminan por rematar una joya. Solo puedo aplaudirlo e inclinarme ante este gran escritor.

One comment

  1. Rosa María dice:

    Muy buena reseña, Soraya, aunque miedo me da adentrarme entre esas páginas. Los muñecos me aterran y si encima los hacen hablar, para qué te cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *