Reseña: La Llamada de Cthulhu (Ilustrado), de H.P. Lovecraft y François Baranger

Grandes ediciones atractivas a los ojos. Lienzos fantásticos para con nuestros gustos. Obras geniales en ediciones diferentes y rara vez reeditables para mostrar y vislumbrar de vez en cuando; pero también esas mismas que tienen desencuentros con nuestras bibliotecas. ¿Problema? Su enorme tamaño. Teniendo claro que el contenido es bueno, entonces nos vamos a la balanza: ¿enormes y atractivas ya que son ilustradas o pequeñas e insignificantes dónde el ojo no disfruta del todo? Supongo que estaremos todos de acuerdo en que una ilustración goza de más brío cuanto mayor es su tamaño. Luego estará bien o mal dibujada, gustará o no gustará el estilo, pero caballo grande ande o no ande, ¿no?

La Llamada de Cthulhu inaugura la nueva colección Ilustrados Minotauro. Por lo visto adaptará relatos clásicos en formato álbum ilustrado. En mi opinión, una genial idea pues si algo se hace de este modo, en solitario como que se queda cojo. Lo explico: no es lo mismo tener esta maravilla (encontrarle el sitio adecuado) en nuestra biblioteca y que permanezca ahí al margen mirando de soslayo a sus hermanos pequeños. No es lo mismo que complementarlo con toda una serie de obras, relatos indispensables de leer cada poco, como es el caso del título que os reseño hoy. El Gran Cthulhu, el ser más aberrante, majestuoso, poderoso y terrorífico de esos seres llamados Primigenios (The Great Old Ones) que habitaron la Tierra una vez, mucho antes de que la humanidad apareciera, ahora mediante ciertos seres humanos tienen intentos presentes por recuperarla. El Gran Cthulhu. Un ser siempre presente en la literatura de Lovecraft, alrededor del cual creó toda una mitología de horror contando con personajes científicos, detectives, adoradores y toda clase de casos extraños con los años 20 del pasado siglo como telón de fondo. Emitiendo esa decadencia, caos primordial y pesimismo del que dicen que Lovecraft gozó en vida. El espacio-tiempo entrelazado y una delga linea rozando la locura.

Con este relato, Lovecraft escribe en los años venite una de las historias más famosas de la literatura fantástica americana. Cthulhu, el Gran Antiguo, que sueña y espera en el fondo de los negros abismos oceánicos, se convertirá por sí solo en el símbolo de todo el universo que crea el autor de Providence. Decidme ahora que amante de la literatura de Terror no ha leído alguna vez a Lovecrafto si me apuras, algo referenciado, pues muchos autores siguieron su línea, lo homenajean, incluso en la actualidad. No existe. Un autor con muchos más amantes que detractores, aunque su obra goza del reconocimiento de todos. François Baranger, ilustrador reconocido por su talento para la ilustración, en especial dentro del cine y los videojuegos (Harry Potter, Furia de Titanes, La Bella y la Bestia), anda tras los lápices de esta obra ciclópea, dando visual a lo que el maestro de Providence propuso. Una obra que abre nada más y nada menos que con una introducción del gran John Howe, uno de los tres pilares ilustrativos de la obra de J.R.R. Tolkien.

La Llamada de Cthulhu es un relato con estructura de novela corta publicado por primera vez en 1928 en la revista pulp Weird Tales. Cuenta con dos tramas aunque parece que un mismo narrador da congruencia a lo que se cuenta siguiendo el orden en que él mismo va descubriendo la verdad. Comienza con la muerte de un eminente profesor de la Universidad Brown (Providence), y el estudio de unos documentos que incluyen un informe sobre un ataque perpetrado por una secta. Una investigación sobre los miembros de la secta saca a la luz algunas pistas sobre la horrorosa criatura que veneran, y que supuestamente descansa en profundo sueño en la ciudad sumergida de R´lyeh. La segunda parte de la historia empieza con el cuaderno de bitácora del primer oficial de un barco que descubre la ciudad hundida.

Después de “desayunarme” esta joyita. Uno ya no tiene remedio. Sabe que sólo volverá a esta historia en esta edición. Es lo que tiene acostumbrarse a lo bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *